Anterior El Consejo Superior de Deportes suspende a Villar por un año Siguiente Ángel Nieto, hospitalizado grave tras sufrir un accidente en quad en Ibiza Arriba Ir arriba
El taekwondista Jesús Tortosa, una prematura esperanza en Rio

El taekwondista Jesús Tortosa, una prematura esperanza en Río

  • El madrileño de 18 años se ha clasificado para los Juegos Olímpicos

  • Recién llegado a la elite, ya se pone como objetivo las medallas

|

Cuatro años antes de lo esperado, recién cumplida su mayoría de edad, el taekwondista español Jesús Tortosa ha conseguido su clasificación para los Juegos de Río, donde espera luchar por una nueva medalla para este deporte.

“Ya que se va, hay que intentar conseguir una medalla”, declara a RTVE.es solo tres días después de conseguir el billete para la categoría de menos de 58 kilos en el torneo preolímpico de Estambul, donde confiesa que rompió a llorar porque tenía “mucha tensión acumulada”.

Ahora toca relajarse unos días, y antes de agosto lo más importante será el Campeonato de Europa senior. “Aunque ya no hacen falta puntos para clasificarme, hay que estar arriba en el ranking” de cara a los cruces en los Juegos, explica.

Y es que conoce bien las fortalezas de sus rivales. “Este sistema de clasificación combina ranking y puntos conseguidos en muchas competiciones, así que todos nos hemos encontrado estos dos últimos años”, explica.

Estudia a los rivales... y Finanzas

Entre ellos destaca a Farzan Ashourzadeh Fallah, un iraní que llevaba dos años imbatido hasta que el madrileño lo derrotó el pasado octubre.

Además de su padre Jesús Tortosa, que fue cuarto en los Juegos Olímpicos de Seúl'88 cuando el taekwondo era de exhibición, tiene otro referente: Joel González (-68 kg), actual campeón olímpico, que junto a Eva Calvo (-57 kg) ya había conseguido el billete de forma directa por su posición en la lista mundial a finales del pasado año.

González le ha contado que los Juegos son “una experiencia única que hay que disfrutar porque no se sabe cuándo se va a repetir”. Y eso que hasta hace dos años, cuando despuntó con el bronce en el Campeonato de Europa, no pensaba en llegar a los Juegos de 2016 y se ponía como meta los de 2020.

Tortosa señala a su compañero en el equipo olímpico como ejemplo del potencial de este deporte “espectacular”. La actuación de Joel en Londres 2012 “gustó bastante” al público, pero luego “ha faltado una presencia más continúa” en los medios de comunicación, considera.

Estudiante universitario de Economía y Finanzas, también pide más apoyo de marcas y patrocinadores. Y es consciente de que hay que compaginar el deporte con los estudios, “aunque los dos últimos meses han sido de parón” por la intensidad de la competición.

“Nunca sabes cuándo vas a tener que retirarte”. Llegado el momento espera trabajar en la bolsa, aunque ahora le interesa más bien la cotización de los metales preciosos de Río.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente