Anterior Scariolo: "No tenemos a 16 marcianos" Siguiente Zidane: "Benzema sabe que puede dar más" Arriba Ir arriba
Los jugadores del Athletic celebran el gol marcado por su compañero, Iñaki Williams (d) ante el Villarreal.
Los jugadores del Athletic celebran el gol marcado por su compañero, Iñaki Williams (d) ante el Villarreal. EFE EFE
Copa del Rey | Octavos de final

Athletic, Celta y Las Palmas sellan el pase a cuartos de final

  • El solitario gol de Williams decide el partido de vuelta y la eliminatoria (0-1)

  • El Celta solventa el trámite ante el Cádiz y se mete en cuartos de final (2-0)

  • Las Palmas repite victoria y resultado ante un Eibar que no se rindió (3-2)

  • Sigue la jornada de Copa del Rey en vivo en RTVE.es

|

El Athletic de Bilbao se ha impuesto por 0-1 en el estadio de El Madrigal al Villarreal por lo que se clasifica para los cuartos de final de la Copa del Rey. [Sigue la jornada de Copa del Rey en vivo en RTVE.es]

Salió el Athletic desde el principio con más fuerza al campo del Madrigal, lo que le hizo ser dominador del partido desde el pitido inicial. Los de Ernesto Valverde presionaron arriba, logrando desde el primer momento que el joven equipo local no encontrara la posición en el campo y se le notara nervioso. Ello hacía que las llegadas se decantaran de parte de los visitantes, que con balones a Aduriz, y con la velocidad de Williams, generaban problemas.

Daba la sensación de que el gol estaba muy cerca de un equipo, que sin generar grandes ocasiones, si que rondaba el área con asiduidad. Y todo ello llevó a que en una de esas jugadas, Susaeta dejara a Williams mano a mano con Barbosa, para que marcara el primer gol del partido a los veinte minutos.

Los segundos cuarenta y cinco minutos parecían un calco de la primera parte, con un Athletic dominador y un Villarreal sin garra. Pero las cosas cambiaron, ya que los locales aumentaron la presión y la intensidad, lo que equilibraba el partido.

Castillejo intentaba y lograba desbordar por banda, lo que propiciaba que la defensa del Athletic tuviera más problemas. Pero a pesar de esas sensaciones, los locales no llegaban a generar verdadero peligro. Así pasaban los minutos y con ello llegaba el cansancio, por lo que las opciones del Villarreal se iban diluyendo.

Marcelino decidía dar entrada a jugadores como Soldado, Jonathan Dos Santos y Denis Suárez, pero ni con esas llegaba el peligro para los locales. Mientras y a falta de diez minutos, volvían los problemas para Bailly, quien ya acabó la primera parte con problemas en su hombro, que se reproducían en la recta final de la segunda. Una recta final en la que tras un par de llegadas en las que pudo llegar un gol que ilusionara a los aficionados, pero no llegó.

Las Palmas repite victoria y resultado

La UD Las Palmas ganó de nuevo al Eibar por el mismo resultado de la semana pasada en Ipurúa (3-2) en un partido típico de Copa del Rey en el que el equipo vasco llegó a remontar un inverosímil primer tanto local y, por momentos, soñó con la clasificación para cuartos de final.

A pesar de la obligación de ganar por dos goles, el Eibar puso voluntad pero poco acierto en una primera parte en la que nunca exigió a un conjunto isleño con muchos suplentes. Los de Mendilíbar tuvieron más el balón en los primeros minutos pero sus imprecisiones fueron a más conforme avanzaba el periodo. Las Palmas se tomó el partido con la tranquilidad que le daba el resultado de la ida, y así se reflejó en su escasa presión.

El partido transcurría entre las imprecisiones del Eibar, los detalles de Valerón y el despliegue físico de Wakaso cuando se produjo una jugada difícil de ver en el fútbol profesional. Irureta despejó el balón con un pie fuera de banda y se quedó mirando su trayectoria sin regresar a la portería; Wakaso sacó rápido al centro del área donde estaba solo Willian José, y Juncá llegó a tiempo para desplazar al brasileño, pero la pelota dio en la pierna del lateral y se coló en la portería.

La torpeza de Irureta y la astucia de Wakaso ya obligaban al Eibar a marcar tres goles en la segunda parte, sin encajar más. Y los dos primeros los hizo casi del tirón. Tras una durísima entrada de David Simón a Adrián, la falta la sacó Saúl Berjón y Ekiza cruzó el balón de cabeza a la red adelantándose a la defensa. Sin tiempo para asimilarlo, la Unión Deportiva se vio sorprendida un minuto después con un centro de Juncá desde la izquierda hacia Enrich, cuyo primer remate lo rechazó Lizoain, no así el segundo.

Con la eliminatoria en el alambre apareció de nuevo Wakaso con un centro que pasó paralelo por el área hasta que llegó a Momo, con tiempo para controlar el balón y marcar por bajo.

Irureta reflejó en solo unos segundos su noche bipolar: hizo una gran parada a un zurdazo de Willian José y poco después midió muy mal en un centro fácil de Momo y palmeó el balón para dejarlo en las botas de David García, quien marcó entre las piernas de Juncá y acabó con la incertidumbre, si es que había alguna.

El Celta acaba con el Cádiz

El Celta de Vigo volvió a ganar al Cádiz (2-0), esta vez en Balaídos gracias a un gol de penalti del sueco Guidetti en el primer tiempo y otro de Drazic en la recta final del choque, y se aseguró su presencia en los cuartos de final de la Copa de la Rey.

En un partido sin emoción por el 0-3 logrado en el Ramón de Carranza, frente a un rival que llegó a Vigo sin muchos de sus habituales titulares, el equipo gallego despachó el trámite con cierta desgana.

Empezó mucho mejor el Cádiz, apretando a un Celta irreconocible por las numerosas rotaciones realizadas por Berizzo. El Celta era incapaz de adueñarse del duelo y apenas creaba peligro. Pero sobrepasada la media hora de juego se encontró con un penalti de Pol Ballesté sobre John Guidetti que el internacional sueco se encargó de transformar para mantener su idilio con la Copa, donde suma cuatro goles en otros tantos partidos.

El tanto vigués hizo daño al Cádiz, que se descompuso por momentos. Se recompuso el Cádiz tras el paso por los vestuarios y volvió a tener más el balón que el Celta, que se pudo quedar con diez después de que Diego Alende derribase a Román al borde del área. Sánchez Martínez sólo le enseñó la tarjeta amarilla. Esa acción y un libre directo ejecutado por Jandro, que se estrelló contra la red lateral, hicieron reaccionar al Celta. Guidetti, con un disparo que salvó Pol y posterior rechace que se estrelló en el larguero, pudo lograr el segundo de su equipo, que sí conseguiría Drazic, tras picar el balón por encima de Pol, a falta de poco más de diez minutos para el final.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente