Anterior Muguruza debutará contra Mónica Puig; Carla Suárez, eliminada Siguiente El Barça sigue enrachado con un Messi imparable Arriba Ir arriba
El base del Real Madrid, Sergio Rodríguez (izda), pelea por el control el balón con el jugador del Zalgiris Kaunas, Lukas Lekavicius
El base del Real Madrid, Sergio Rodríguez (izda), pelea por el control el balón con el jugador del Zalgiris Kaunas, Lukas Lekavicius EFE EFE
Baloncesto | Euroliga

Un intermitente Real Madrid sufre para ganar al Zalgiris

  • El conjunto blanco termina ganando en la cancha de Kaunas por 66-68

  • Un parcial de 12-1 en los últimos minutos salvó a los de Laso

  • El Unicaja relanza su candidatura al Top 16 tras ganar al Cedevita (82-73)

|

Un intermitente Real Madrid logró una apurada victoria en su visita a la siempre difícil cancha del Zalgiris Kaunas que le mantiene como líder del Grupo A, con cinco victorias y una sola derrota, y le abre de par en par las puertas del Top 16.

Pese a presentar el mejor ataque de la competición, con 91,2 puntos de media, el equipo de Pablo Laso no encontró la continuidad en su juego y solo se salvó tras endosarle un parcial de 12-1 en los últimos tres minutos y medio de partido a un rival más acertado desde el exterior, en el que destacó James Anderson, con 21 puntos.

El Madrid arrancó frío y tardó tres minutos en anotar su primera canasta por medio de Sergio Llull. Los lituanos, más entonados, salían veloces al contraataque y Jankunas anotó los dos primeros triples que intentó, dando las primeras ventajas a su equipo.

Poco a poco, los blancos fueron entrando en el partido gracias al trabajo de Bourousis y Maciulis y a su mayor acierto en ataque, lo que coincidió con un bajón de los locales, que empezaron a perder balones, circunstancia que fue aprovechada por el Madrid para endosarle un parcial de 17-2 que le permitió acabar el cuarto con una máxima ventaja de diez puntos (14-24).

El segundo periodo fue muy diferente. A base de triples, las ventajas fueron menguando y dos de Milankis y otros dos de Anderson situaron a los locales a dos puntos (36-38). Javtovas empató a 38 antes de llegar al descanso tras un parcial de 20-8 que dejó todo por resolver en la segunda parte.

Anderson, con catorce puntos, y Jankunas, con diez, destacaron en los primeros veinte minutos en el equipo de Kaunas, que anotó seis de los nueve triples que intentó y dominó el rebote (12-9), mientras que en el Madrid el mejor anotador fue Maciulis, con 9 puntos, y Sergio Rodríguez el jugador más valorado, con 12 tantos.

Laso recurrió al inicio del tercer cuarto al quinteto titular buscando retomar las buenas sensaciones del arranque y su equipo fue recuperando ventajas (42-47, m 24) hasta que cinco puntos seguidos de Anderson y un triple de Jankunas volvieron a situar a los lituanos por delante (52-49, m. 28).

El nuevo arreón de los bálticos -que endosaron un 15-6 en los seis últimos minutos del tercer periodo- dejaron el marcador en 57-53 y mucho por mejorar en un dubitativo equipo español de cara al los diez minutos finales.

Sin tiro exterior por la nula aportación de Rivers y Carroll, los blancos echaron de menos al lesionado Rudy Fernández. Las rotaciones no daban resultado y el Zalgiris siguió sumando y ampliando sus ventajas (63-56 m. 36).

Tres puntos anotados en seis minutos y medio barruntaban un negro panorama hasta que dos triples consecutivos de Llull y Nocioni y otras dos canastas del balear y el argentino despertaron a su equipo y devolvieron la ventaja al Madrid a 44 segundos del final tras un parcial de 0-10 (65-66).

Un tiro libre del Zalguiris empató el partido y dejó a los de Pablo Laso con nueve segundos por jugar. Rodríguez anotó dos tiros libres y Anderson falló el lanzamiento que podría haber forzado la prórroga, decantando el partido a favor de los visitantes.

Unicaja relanza su candidatura al Top 16

El Unicaja de Málaga retomó la senda de la victoria en Euroliga con un triunfo (82-73) este viernes ante el Cedevita Zagreb, en el duelo correspondiente a la sexta jornada de la fase regular, un partido trabajado por los de Joan Plaza que terminaron imponiendo su ley ante el atrevido y joven equipo croata.

El conjunto español arrancó la segunda vuelta de la Euroliga con buen pie, olvidando las derrotas ante CSKA Moscú y Maccabi para ponerse con cuatro victorias en el segundo puesto del Grupo B, empatado con los israelíes y a dos triunfos de los moscovitas, ya clasificados matemáticamente a la siguiente fase.

Los de Plaza dieron un paso de gigante para estar entre los 16 mejores equipos ya que ahora gozan de otras dos victorias de ventaja sobre el ALBA de Berlín, que es cuarto. A pesar de la necesidad de victoria, los locales no lo tuvieron fácil. El triunfo este fin de semana ante el Tenerife devolvió la confianza en el trabajo bien hecho de los malagueños y este viernes de nuevo se vio reflejado ante el Cedevita.

No fue fácil. El atrevido equipo croata plantó cara durante tres cuartos y medio. Unicaja logró controlar el partido con el paso de los minutos pero no fue capaz de frenar el desparpajo visitante, liderado por Ukic (13 puntos y cinco asistencias al descanso) y Gordic. A pesar de los seis rebotes de Golubovic en el primer cuarto, esa faceta también fue para los croatas en la primera mitad, yéndose al descanso tan sólo tres puntos por debajo (44-41).

Los de Plaza terminaron mandando con la aparición de Toolson, en especial en el segundo cuarto, que se unió al propio Golubovic y a los buenos primeros minutos de Vasileiadis. Tras el paso por los vestuarios, Unicaja mejoró en defensa y controló a Ukic, aunque el intercambio de canastas mantuvo igualado el encuentro. Finalmente, en el último cuarto los locales se hicieron fuertes en el rebote gracias a Vázquez y un gran Kuzminskas, dejando la victoria en Málaga ante un ex técnico local, Jasmin Repesa.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente