Anterior El Tribunal Administrativo del Deporte abre expediente a Villar por unanimidad Siguiente Juan Luis Larrea, nuevo presidente de la RFEF Arriba Ir arriba
El centrocampista de Alemania, Toni Kroos (d), controla la pelota ante la mirada de Bruno Soriano.
El centrocampista de Alemania, Toni Kroos (d), controla la pelota ante la mirada de Bruno Soriano. EFE EFE
España 0 - Alemania 1 | Amistoso

Las claves del España 0 - Alemania 1; dos campeonas, pasadas por agua

|

Alemania se impuso a España 0-1 en Balaídos (Vigo) rompiendo así la racha del combinado español en casa frente a la 'Mannschaft'. El duelo entre las dos últimas campeonas del mundo se saldó con revancha para los germanos gracias a un solitario y postrero gol de Kroos.

El partido tuvo una serie de condicionantes:

Lluvia

Un aguacero cayó de forma incesante sobre el césped de Balaídos, cuyo drenaje aguantó bien. Sin embargo, la humedad hizo que el balón rodara más rápido, se vieran más imprecisiones y la posesión estuviera equilibrada entre dos equipos que buscan el balón.

Kroos

Además de ser el autor del gol de la victoria, el mediocentro del Real Madrid ejemplificó el encuentro de su equipo. Fue de menos a más en cuanto a presencia y encontró el premio en los instantes finales.

Kiko Casilla

La mala suerte se cebó con el meta del Espanyol en su debut. Sustituyó a Casillas, quien antes evitó el gol en una clara ocasión de Götze. El cancerbero 'perico' sufrió en el gol el efecto de la lluvia sobre el césped. El balón le botó delante, cogió velocidad y falló el despeje.

Khedira

Aunque el gol fue de su compañero Kroos, el también madridista fue el líder de Alemania en la segunda parte. Acostumbrado a un rol secundario en el Madrid, demuestra mejor su potencial en la selección, donde es uno de los fijos de Löw.

Isco

El centrocampista malagueño fue de más a menos, al revés que Kroos. Todos los balones de ataque de España pasaban por sus botas en la primera parte. En la segunda acusó el esfuerzo y su presencia fue más intermitente.

Löw

El técnico alemán le ganó la partida a su colega Del Bosque. Apostó por un bloque 3-4-3, se mantuvo fiel a su estilo y solo introdujo cambios cuando lo creyó necesario. Buscó la regularidad y encontró el premio.

Del Bosque

Al contrario que su homólogo, el técnico salmantino quiso repartir minutos y planteó el partido como una prueba para los más jóvenes. El de Casilla por Casillas fue ejemplo de lo erróneo de sus rotaciones.

Nolito

Era el héroe local; era su día. El delantero del Celta fue uno de los más participativos de España en los 70 minutos que estuvo sobre el césped y el que tuvo las ocasiones más claras. Fue sustituido para darle una ovación, pero el premio que se merecía era el gol que no llegó.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente