Anterior El factor Asensio fulminó al Barça Siguiente El mundo del deporte condena el atentado de las Ramblas de Barcelona Arriba Ir arriba
Los jugadores de la selección belga sub-21 celebran uno de sus goles frente a la selección española.
Los jugadores de la selección belga sub-21 celebran uno de sus goles frente a la selección española. EFE EFE
España 1 - Bégica 4

La nueva hornada de España sub-21 debuta sin suerte y con goleada en contra

  • Los de Celades, sin suerte, caen en Ferrol 1-4 frente a Bégica

  • La falta de puntería, los postes y la pegada del rival lastraron a la Rojita

|

Ficha técnica:

1 - España: Kepa (Whalley, min.46); Jonny, David Costas (Camarasa, min.65), Pablo Íñiguez (Jaime Sánchez, min.86), Gayá; Saúl Ñíguez, Sergi Samper; Munir (Carlos Castro, min.65), Denis Suárez (Unai López, min.78), Moi Gómez (Álvaro Medrán, min.46); y Sandro (Deulofeu, min.46).

4 - Bélgica: Roef; Thomas Foket (Castagne, min.84), Dendoncker, Heylen, Jordan Lukaku; Ibrahima Cissé (Benito Raman, min.34), Youri Tielemans; Kayembe (Bongonda, min.75), Junior Malanda, Musonda (El Messaouidi, min.84); y Kabasele (Mbombo, min.70).

Goles: 

0-1, min.15: Kabasele.
0-2, min.36: Tielemans.
1-2, min.49: Munir.
1-3, min.57: Kayembe.
1-4, min.75: Benito Raman.
 

La nueva hornada de la selección española sub-21, con jugadores nacidos a partir de enero de 1994, ha debutado sin fortuna y con una goleada en contra ante Bélgica en el campo de A Malata, en Ferrol, donde la falta de puntería, los postes y la pegada del rival amargaron el debut del equipo de Albert Celades, que se encogió bajo la lluvia.

En un día histórico para Ferrol, que acogió por primera vez un encuentro internacional de fútbol, debutaron con la sub-21 Óscar Whalley, del Zaragoza; David Costas, del Celta; Jaime Sánchez y Álvaro Medrán, del Real Madrid; Sergi Samper, del Barcelona; Moi Gómez, del Villarreal; Víctor Camarasa, del Levante; y Carlos Castro, del Sporting, pero no pudieron hacerlo con buen pie.

Fue la primera toma de contacto para esta generación de futbolistas que recogen el testigo de la que el mes pasado no logró clasificarse para defender título en el Campeonato de Europa del próximo año ni optar a estar en los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

Los inicios siempre son difíciles y para la nueva 'Rojita', que se estrenará en partido oficial en septiembre de 2015 con la fase de clasificación para el europeo de 2017, no fue una excepción ante Bélgica, que también abre etapa y no tardó en demostrar su físico y pegada en Ferrol. Los belgas se encontraron con Kepa a los cuatro minutos en un disparo de Kayembe y también a los quince tras un pase de Musonda a Kabasele, que se plantó delante del portero del Athletic pero no fue capaz de superarlo.

Los dos jugadores de Johan Whalem se quitaron la espina segundos después tras una pérdida de Sandro Ramírez que aprovechó Musonda para conectar de nuevo con el delantero del Anderlecht, que esta vez sí vio puerta con un lanzamiento ajustado a la izquierda de Kepa.

España despertó entonces con las subidas del valencianista Gayá, las transiciones en el centro del campo de Denis SuárezMoi Gómez y Munir, que inició el partido como extremo derecho, y el remate de Sandro, que disparó al lateral de la red en la primera combinación exitosa de los pupilos de Albert Celades.

Hasta el ecuador del primer tiempo, la selección firmó sus mejores momentos, pero ni Gayá ni Sandro definieron ante Davy Roef y la furia española decayó bajo la lluvia con la pólvora mojada.

La falta de acierto de los españoles recibió, además, el castigo de uno de los jugadores con mayor proyección de los belgas, el centrocampista Youri Tielemans, al que se le ha relacionado con grandes clubes del fútbol europeo y que sorprendió a Kepa con un zapatazo impecable desde unos 25 metros que se coló por la escuadra.

España no tenía suerte en A Malata y, por si había alguna duda, se disipó antes del descanso con un cabezazo de Saúl y una volea de Sandro en la misma jugada y con idéntico destino: el larguero de la portería belga.

Celades, que había sorprendido con la suplencia de Deulofeu, movió banquillo en el descanso y España, con el jugador del Sevilla y el madridista Álvaro Medrán en escena y con Munir en punta en detrimento del desafortunado Sandro, se metió en el partido en cuatro minutos con un tanto del delantero del Barcelona.

La buena pinta que tenía en ese momento la selección se diluyó por la falta de entendimiento de los centrales, de la que sacó partido Joris Kayembe para batir a uno de los debutantes, Óscar Whalley, que había sustituido a Kepa.

Celades aportó al cóctel más debutantes, Camarasa y Carlos Castro, que había entrado en la convocatoria por la baja de Samu Castillejo, pero España, que tuvo la posesión, apenas encontró fisuras en el equipo belga y, aún encima, se llevó el cuarto de la noche, un golazo de Benito Raman, que encontró la escuadra desde el flanco zurdo.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente