Anterior Iniesta y Buffon, sin miedo a la futura retirada y orgullosos de sus carreras Siguiente El Real Madrid busca el pase a octavos y Cristiano, goles contra la ansiedad Arriba Ir arriba
Marc, Tito y Alex, los reyes del motociclismo 2014
MotoGP 2014

Ahora son dos, Alex y Marc Márquez

  • Los hermanos Márquez hacen historia al ganar MotoGP y Moto3

  • Es la primera vez que dos hermanos reinan en el motociclismo mundial

  • Además su amigo 'Tito' Rabat, con quien entrenaban, gana en Moto2

|

La historia en el deporte se escribe siempre en función de los resultados y está claro que si nos ceñimos a éstos ahora son dos, Alex y Marc Márquez, los que continuarán incrementando los libros de las estadísticas en el campeonato del mundo de motociclismo.

Por tercera vez en cinco años todos los campeones del mundo de motociclismo en pista han sido españoles y entre todos ellos uno ha repetido todos las veces, Marc Márquez.

El mayor de los hermanos Márquez batió récords de precocidad desde su llegada al campeonato del mundo y en su última carrera, ayer en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, lo volvió a hacer al sumar trece victorias en una sola temporada y batir la marca de doce que desde 1997 tenía el australiano Mick Doohan.

Pero antes de que Marc Márquez obtuviese un nuevo hito para su carrera deportiva, Alex había logrado el título mundial de la más pequeña de las categorías, el de Moto3, como su hermano hizo en 2010 con el de 125 c.c.

Amigos y campeones

Por primera vez en la historia del mundial de motociclismo, que cuenta con sesenta y seis años de antigüedad, dos hermanos han conseguido proclamarse campeones del mundo y, además, en la misma temporada y en la misma especialidad, la velocidad, pues existen casos en otras disciplinas del motociclismo, pero nunca antes en circuitos de velocidad.

Esa ya es suficiente tarjeta de presentación para los hermanos Márquez, y a ellos se les ha unido Esteve "Tito" Rabat, todos ellos con un nexo en común, habitualmente se entrenan en un pequeño circuito denominado Rufea a pocos kilómetros de la localidad ilerdense de Cervera que disponía de un circuito de motocross y dirt track (otra especialidad de moto que se corre sobre tierra), en la que acabaron haciendo un óvalo al más puro estilo americano.

Este domingo en Valencia prácticamente todos ellos cumplieron con su objetivo, sólo un fallo en el suministro de gasolina de su Kalex evitó que "Tito" Rabat ganase la carrera de Moto2 como gran campeón que es.

Rabat mandó desde la primera a la última vuelta y aunque el suizo Thomas Luthi (Suter) lo intentó, no pudo conseguirlo y sólo de manera inexplicable, incluso para él, que hizo gestos ostensibles de no comprender lo que había sucedido, acabó imponiéndose en la última carrera del año frente al campeón del mundo.

Mucho más emocionante resultó la prueba de Moto3, por lo desconocido de su desenlace y por el brío y esfuerzo que todos pusieron en pista, pilotos y marcas, pues desde las primeras vueltas quedó claro que tanto Honda como KTM arengaron a todos sus pilotos y equipos para hacer campeones, respectivamente, a Alex Márquez y Jack Miller.

Y los pilotos cumplieron, todos en mayor o menor medida, pues el objetivo de Miller era ganar y lo hizo, mientras que el de Alex Márquez era acabar en el podio y también lo consiguió.

Miller tuvo una ayuda inestimable en Isaac Viñales, que le dejó ganar la carrera, y en Danny Kent, que hizo todo lo que pudo para frenar a Alex Márquez, pero éste tuvo aún un respaldo más eficaz de Efrén Vázquez y de su propio compañero en el equipo Estrella Galicia, que le entregaron casi en bandeja el título mundial.

Vázquez, que ha pasado de estar fuera del campeonato a ser "objeto de deseo" por parte de Honda, supo romper el "grupo KTM" cuando hizo falta, como también saltó a la palestra Alex Rins para romper el "acoso" de los pilotos KTM sobre Alex Márquez, quien en las últimas vueltas pudo respirar tranquilo y contener los envites finales de Kent.

La victoria de Marc Márquez en MotoGP no dejó lugar a la duda. Salió bien, esperó tranquilo para controlar un pavimento un tanto deslizante por algunas tímidas gotas de lluvia que le podían forzar a cometer un error y cuando lo tuvo claro sentenció su decimotercera victoria de la temporada.

Segundo error garrafal de la temporada para Jorge Lorenzo, quien a la "fulgurante salida" de Austin, ahora puede sumar su apresurado e innecesario cambio de moto durante la carrera, lo que a la postre le abocó a la retirada.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente