Anterior Pedro abandona la gira asiática del Chelsea tras pasar la noche en el hospital Siguiente París vive otro nuevo episodio de la era Chris Froome Arriba Ir arriba
El base del Real Madrid Sergio Llull (c) ante el pívot nigeriano Shane Lawal (i) y el base estadounidense Jerome Dyson (d),
El base del Real Madrid Sergio Llull (c) ante el pívot nigeriano Shane Lawal (i) y el base estadounidense Jerome Dyson (d), EFE EFE
Baloncesto | Euroliga

El Madrid vuelve a sacar el 'martillo pilón' en la Euroliga

  • El conjunto que dirige Pablo Laso arrolla al Dinamo Sassari por 115-94

  • El marcador engordó por los 30 triples que firmaron ambos equipos

|

Ficha técnica:

115 - Real Madrid (27+30+27+31): Maciulis (6), Nocioni (15), Campazzo (8), Ayón (14) y Llull (15) -equipo inicial-, Carroll (15), Bourousis (2), Rivers (8), Slaughter (4), Reyes (17), Rodríguez (6) y Mejri (5).

94 - Dinamo Sassari (17+25+22+30): Logan (14), Sanders (10), Lawal (12), Dyson (16) y Brooks (4) -equipo inicial-, Sosa (15), Chessa, Sacchetti (3), Vanuzzo y Todic (20).

Árbitros: Ilija Belosevic (SRB), Sinisa Herceg (CRO) y Joseph Bissang (FRA). Sanders (min. 35) fue eliminado por cinco faltas personales.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada del Grupo A de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes de Madrid ante 7.154 espectadores.

El Real Madrid volvió a sacar el martillo pilón para machacar al Dinamo Sassari por 115-94, en la cuarta jornada de la Euroliga, en un partido en el que las defensas brillaron por su ausencia.

Si el pasado jueves el Madrid consiguió la anotación más alta en lo que llevamos de Euroliga, al ganar por 112-83 al Nizhny Novgorod, ante el Dinamo de Cerdeña batió su propio récord.

Pablo Laso decidió dar descanso a Rudy Fernández, sobre todo a su magullado dedo de la mano derecha, e introdujo cambios en el cinco inicial, dando entrada a Facundo Campazzo.

El partido comenzó alocado, tanto que a los tres minutos (11-10) los dos equipos habían mostrado sus principales características. El Madrid su velocidad en ataque y el Dinamo Sassari su facilidad para lanzar y anotar triples.

Eso sí, sin defensas, porque ninguno de los dos equipos mostró el más mínimo interés en ese apartado del juego. Con Andrés Nocioni y Gustavo Ayón dominando los tableros, el Madrid se anotó un parcial de 10-0 en tres minutos y medio (21-10, min. 6,30) con una extremada facilidad, lo que a la larga resultó negativo porque los locales se relajaron.

Los sardos lo fiaron todo a su puntería, porque sin defensa y sin rebote, poco más podían hacer para intentar luchar por una victoria que el Real Madrid agarró decidido desde el comienzo. El primer cuarto finalizó con un 27-17.

Festival de triples

En el primer minuto del segundo periodo Jaycee Carroll, que se estrenó en el partido, descerrajó a los italianos dos triples (33-19) que todavía relajaron más a los locales. Fruto de esa falta de tensión llegó un parcial de 3-10 para los transalpinos, 36-29 (min.13.30) que obligó a Pablo Laso a pedir tiempo muerto para centrar un poco a sus jugadores.

La defensa siguió bajo mínimos, pero los puntos siguieron fluyendo con relativa facilidad, por lo que tampoco hubo necesidad de más. Otro parcial de 13-4 en apenas 3 minutos dejó el marcador con un más claro 53-37 (min. 17.45), finalizando el cuarto con un 57-42.

La efervescencia anotadora del Real Madrid se vio favorecida por la débil defensa italiana, su dominio reboteador (23-12 al descanso), y la diferencia en asistencias, 15-9.

Aún así, el partido no fue vistoso por la facilidad con que caían los puntos en ambos aros. Jerome Dyson y David Logan, con 9 y 8 puntos, respectivamente, fueron los más entonados en el Dinamo Sassari en el ecuador del partido.

Sergio Llull y David Logan fueron los protagonistas del concurso de triples con el que comenzó el tercer acto. Dos triples, a cual más lejano, anotaron ambos, hasta que el internacional español desempató con un tercer tiro desde más allá de los 6,75 metros, poniendo el 68-50 en el marcador (min.22,45).

Marcus Slaughter y Facundo Campazzo también se sumaron al festival con un 'flight' y dos nuevos triples, respectivamente, tras ligeros apuntes defensivos del Real Madrid que sembraron el desconcierto entre los sardos, 78-55 (min. 26,45).

El tercer cuarto concluyó con un claro 84-64, con diez minutos por delante para engordar un marcador a golpe de triples. Hasta 30 se consiguieron en el partido, 16-14 para el Madrid, y con porcentajes muy distintos 16 de 26 (62%) y 14 de 38 (37%) para el Dinamo.

El capitán Felipe Reyes también se dejó ver con su habitual entrega y hasta cinco jugadores, Nocioni, Reyes, Ayón, Carroll y Llull, hicieron anotaciones con dobles dígitos en el 115-94 final.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente