Anterior Zidane, Luis Enrique, Simeone, Guardiola y Mourinho candidatos a mejor técnico Siguiente El factor Asensio fulminó al Barça Arriba Ir arriba
Alberto Contador gana la etapa reina y es más líder de la Vuelta
Vuelta a España 2014 | Etapa 16

Contador deja prácticamente sentenciada la Vuelta 2014 en La Farrapona

  • El de Pinto, líder de la carrera, gana la etapa reina y aumenta su liderato

  • Froome se aúpa al tercer puesto del podio gracias a su ataque a falta de 6 km.

  • Brambilla y Rovny protagonizan una pelea en plena ascensión al San Lorenzo

|

Golpe a la carrera de Alberto Contador. El de Pinto ha sido el único capaz de aguantar el ataque de Chris Froome en la ascensión final a La Farrapona y le ha rematado en los últimos metros para ganar la etapa y aumentar más su ventaja en la clasificación general antes de afrontar la recta final de la Vuelta 2014.

Contador llegó a la meta en solitario por delante de Froome. En la meta la diferencia fue de 14 segundos. Luego cruzaron el italiano De Marchi, a 48 segundos; Alejandro Valverde, a 53''; y Joaquim 'Purito' Rodríguez, a 57''. Esto pone en peligro el segundo puesto de Valverde, segundo ahora a 1'36''. Froome es tercero a 1'39''.

La etapa estaba marcada en rojo como la más esperada por los aficionados. Tres puertos de primera categoría y uno de segunda encadenados, más un final en la cima de La Farrapona, de categoría especial.

Era el territorio idóneo para un movimiento desde lejos que diera un vuelco a la carrera pero no hubo movimientos de los gallos hasta la ascensión final.

Antes de llegar a Somiedo, Katusha había comandado el pelotón pero su ritmo no seleccionaba, simplemente estaban al frente para intentar que la ventaja de la fuga no aumentara demasiado.

En esa fuga rodaban 13 corredores, entre ellos los españoles Peio Bilbao y Luis León Sánchez, ambos del equipo Caja Rural.

Al que sí que hacía daño ese ritmo cansino era a Rigoberto Urán (Omega). El colombiano arrastra una bronquitis en los últimos días y no era capaz de seguir el ritmo. Se quedó con dos compañeros en la subida del Cordal, logró enlazar en el descenso hasta que volvió a quedarse en el siguiente puerto. Su coraje le hizo no bajarse de la bicicleta y continuar en carrera a pesar de que llegara con más de quince minutos de retraso a meta.

Sky fue el único animador de la etapa

En la subida al Alto de San Lorenzo el ritmo cambió gracias al Sky. El equipo de Froome cambió la marcha al frente del pelotón condenando así a los fugados.

Mientras en la fuga se vivió el momento más desagradable de la Vuelta 2014, cuando el italiano Gianluca Brambilla (Omega Pharma) y el ruso Ivan Rovny (Tinkoff-Saxo) se liaron a puñetazos en la bici. Ambos corredores acabarían siendo expulsados de la carrera cuando la etapa llegaba a las rampas de La Farrapona.

Rovny y Brambilla se pelean sobre la bicicleta en la Vuelta a España 2014

En ese momento Brambilla rodaba en cabeza junto a su compañero Poels y al italiano De Marchi (Cannondale), que más tarde se iría solo. Su ventaja sobre el grupo de favoritos era inferior a los dos minutos. Estaba muy difícil que pudiera llegar a meta en solitario.

En el momento decisivo, en los últimos siete kilómetros, se puso Mikel Nieve al frente del pelotón. Era ya el último compañero que le quedaba a Froome. El esfuerzo del corredor navarro dejó el grupo en menos de una decena de corredores.

El esfuerzo de Nieve se complementó con el hachazo de su compañero británico a cuatro kilómetros y medio para la cima. El único que le pudo aguantar la rueda fue el líder Alberto Contador. Por detrás se quedaban 'Purito', Valverde y Aru; incapaces de seguir el ritmo de Froome.

No fue el único cambio de ritmo de Froome ya que trató de descolgar al líder un par de ocasiones más. Contador no solo aguantó los envites sino que, a falta de un kilómetro, lanzó su ataque y se fue solo para levantar los brazos en meta y disparar al aire de nuevo.

La Vuelta disfrutará el martes de la segunda jornada de descanso antes de adentrarse en Galicia.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente