Enlaces accesibilidad

Tour de Francia 2014 | Etapa 5

Lars Boom vence, Froome abandona y Nibali sale más líder del pavé

  • El holandés ha sido el más fuerte en la temida etapa de los adoquines
  • Chris Froome, vencedor en el Tour de 2013, ha dicho adiós tras una caída
  • Contador (+ 2'53'') y Valverde (+2'28'') se dejan tiempo respecto al líder Nibali

Por
Nibali, más líder del Tour tras la etapa de los adoquines

Jornada épica la que se ha vivido en la quinta jornada del Tour de Francia 2014 de la que hay que sacar tres conclusiones por encima de todas: Chris Froome ha dicho adiós por culpa de otra caída, Vincenzo Nibali se ha afianzado como un gran favortio a ganar la ronda gala y Alberto Contador tendrá que sudar mucho de aquí a París para tener opciones de victoria.

El triunfo de etapa se lo ha llevado el holandés Lars Boom (Belkin) después de una jornada loca sobre el pavé entre Ypres y Arenberg.

Últimos 20 kilómetros de la 5º etapa del Tour 2014 protagonizada por el pavé

La tan esperada etapa de los adoquines ya arrancó marcada por la anulación de dos tramos de pavé (el 5, Mons-en-Pévèle, y el 7, Orchies) por parte de la organización. La razón argumentada se basaba en las malas condiciones en las que se encontraban los tramos por culpa de la incesante lluvia.

Vídeo de la caída y el abandono de Chris Froome en la 5ª etapa del Tour 2014

Antes de que se llegara al primer tramo adoquinado de los siete programados, a falta de 69 kilómetros para la meta, Chris Froome decía adiós a la Grande Boucle después de caerse por segunda vez. El británico, que ya arrastraba magulladuras del martes, no tuvo fuerzas para levantar su bici y recomenzar la marcha, decidió entrar en el coche de su equipo.

En ese momento en el que se atravesaba el primer tramo, en cabeza rodaba una fuga compuesta por Samuel Dumoulin (AG2R), Rein Taaramäe (Cofidis), Lieuwe Westra (Astana), Tony Martin (OPQS), Tony Gallopin (Lotto), Simon Clarke y Matt Hayman (Orica).

En el segundo tramo llegó la rotura de la etapa. Contador se descolgaba de la cabeza del pelotón por culpa del miedo a evitar males mayores y se quedó rezagado respecto al ya grupo intermedio, en el que estaban Cancellara, Sagan, Nibali, Van der Broeck, Talansky y Kwiatkowski. Más atrás aún rodaba Alejandro Valverde, arropado por sus compañeros del Movistar, después de haberse visto involucrado también en una caída.

A partir de entonces y hasta la meta, la ventaja no dejó de crecer y eso que el italiano rozó la caída antes del tercer tramo adoquinado.

Otra de las sorpresas estuvo en el inmovilismo del gran favorito para la etapa, Fabian Cancellara. Tan solo Boom fue capaz de aguantar en cabeza el ritmo de los tres Astana (Nibali, Fulgsang y Westra).

El holandés consiguió dejar atrás a los Astana en el último tramo de pavés para buscar en solitario la victoria, su primer triunfo parcial en el Tour de Francia.

A 19 segundos entraron Fuglsang y Nibali, el otro gran vencedor del día. Valverde logró entrar incluso por delante de Contador. Y es que el de Pinto no tuvo su mejor día. Más allá del pavés, duro para todos, no se encontró bien y llegó a perder contacto en el tramo final del grupo en que se había quedado enmarcado, y suerte tuvo de tener a compañeros del Tinkoff para mermar la pérdida, que fue en meta de 2'54" respecto a Boom (2'35" con Nibali). Valverde ahora es décimo en la general a 2'11".

De entre el resto de candidatos, quien mejor aguantó a Nibali fue el polaco y líder del Omega Michal Kwiatkowski, ahora cuarto en la general a 50 segundos. También el belga Jurgen van den Broeck, que se fue al suelo, sigue sexto a 1'45", mientras que Richie Porte, líder ahora del Sky tras el abandono de Froome, es octavo a 1'54" gracias a la ayuda en el pavés de Geraint Thomas, que le hizo ir de menos a más.

Así concluía la etapa con más emoción y suspense de este Tour, que el jueves volverá a la tranquilidad de una etapa prácticamente llana entre Arras y Reims de 194 kilómetros.

Deportes

anterior siguiente