Enlaces accesibilidad

Mundial 2014 | Estados Unidos 2 - Portugal 2

Portugal vuelve a la vida en el último suspiro

  • Un gol de Varela en el minuto 94 mantiene a los lusos en el Mundial
  • Portugal empata (2-2) ante un Estados Unidos muy superior
  • El pase a octavos se decidirá en el último encuentro de la fase de grupos
  • Datos y estadísticas del Estados Unidos 2 - Portugal 2

Por
Momento en el que Varela marca el gol del empate (2-2) para Portugal.
Momento en el que Varela marca el gol del empate (2-2) para Portugal. REUTERS REUTERS
  • Ficha técnica:


2. Estados Unidos: Howard; Johnson, Cameron, Besler, Beasley; Bedoya (Yedlin, m.72), Beckerman, Bradley, Jones, Zusi (González, m.90); y Dempsey (Wondolowski, m.87).
Seleccionador: Jurgen Klinsmann.
2. Portugal: Beto; Joao Pereira, Bruno Alves, Neto, André Almeida (William Carvalho, m.46); Miguel Veloso, Raúl Meireles (Silvestre Varela, mn.69), Joao Pereira; Nani, Hélder Postiga (Éder, m.16) y Cristiano Ronaldo.
Seleccionador: Paulo Bento.

Goles: 0-1, m.5: Nani. 1-1, m.64: Jones. 2-1, m.81: Dempsey. 2-2, m.94: Varela.
Árbitro: Néstor Pitana (ARG) amonestó a Jermaine Jones.
Incidencias: Partido de la segunda jornada del grupo G jugado en el estadio Arena da Amazonia, de Manaos.

La selección portuguesa de fútbol ha salvado los muebles en el último suspiro contra Estados Unidos (2-2), gracias a un gol de Varela en el minuto 94, y sigue con vida en el Mundial de Brasil 2014. Tendrá la clasificación muy complicada, porque necesita golear a Ghana en el último partido y además que no empaten Alemania y Estados Unidos, un resultado que les sirve a ambos para pasar a octavos.[Datos y estadísticas del Estados Unidos 2 - Portugal 2].

El partido fue de ida y vuelta para los hombres de Paulo Bento. Muy pronto los portugueses se pusieron por delante. En el minuto 4 de juego, Nani se encontró con un balón dentro del área rival, tras un mal despeje de la defensa estadounidense, y el jugador del Manchester United fusiló sin contemplaciones al guardameta Howard.

El balón apenas había rodado sobre el césped de Manaos y Portugal ya contaba con un gol a favor. Lejos de venirse abajo con el tanto encajado, la selección norteamericana se hizo con las riendas y encontró ese fútbol alegre con el que ha cuajado una gran fase de clasificación y también venció a Ghana.

Los jugadores dirigidos por Jürgen Klinsmann manejaban la pelota a su antojo, con la calidad y la rapidez de contragolpe que le faltaba a Portugal. Bradley y sobre todo Dempsey eran sus principales referencias ofensivas. Las ocasiones claras se sucedieron para el combinado estadounidense, que no se cansaba de acosar la portería de Beto. El portero sevillista, que sustituía al lesionado Rui Patricio, se mostró muy seguro ante las primeras acometidas.

Las alarmas saltaron en las filas portuguesas porque Cristiano Ronaldo se echó la mano al muslo en un par de ocasiones. Finalmente, las molestias no fueron a más, pero el madridista, epicentro absoluto de la selección ibérica, apenas dio señales de vida hasta la última jugada.

El mejor jugador portugués hasta el momento, Nani, tuvo el segundo gol en el minuto 44, con un disparo potente que pegó en el poste estadounidense. El rechace lo recogió Eder pero el portero Howard mandó la pelota fuera con una gran intervención. Habiendo sido inferior, Portugal se iba al descanso con un gol y casi con otro.

Parada técnica para rehidratarse

Como nota curiosa de la primera mitad, el árbitro argentino Néstor Pitana decidió detener el juego en el minuto 39, para que los jugadores pudieran rehidratarse ante el intenso calor de Manaos. Se trataba de la primera parada técnica que decide un árbitro durante el Mundial, una nueva norma de la FIFA que se cumple cuando la temperatura excede el nivel considerado como recomendable por los médicos.

En el arranque de la segunda mitad, Portugal dio signos de mejoría, pero Estados Unidos siguió llevando la iniciativa. En el minuto 54, el equipo de Klinsmann dispuso de otra gran oportunidad. Johnson lanzó una carrera endiablada por la banda derecha, recogió el balón en la línea de fondo, y asistió a Bradley para que rematase a placer. Con Beto ya batido, fue el defensa valencianista Ricardo Costa, bajo palos, quien salvó con el muslo un gol cantado.

Tres goles más

Estados Unidos estaba siendo mejor que su rival y el tanto del empate no tardó en llegar. En el minuto 63, tras un saque de esquina, Jones recogió el balón en la frontal del área y con un potente disparo sorprendió a Beto, que se quedó mirando cómo entraba la pelota. 1-1 en el marcador y Estados Unidos amenazaba con repatriar a Portugal a las primeras de cambio.

La amenaza tomó cuerpo en el minuto 81, cuando Dempsey se aprovechó de la falta de intensidad defensiva de los portugueses y remató con el pecho un contragolpe para establecer el 2-1. Portugal tenía poco más de diez minutos por delante para buscar el gol que les mantuviese dentro del Mundial.

El resultado hacía justicia a un soberbio partido de Estados Unidos y a la pasividad portuguesa. Pero aún no estaba dicha la última palabra y en el minuto 94, cuando el colegiado Néstor Pitana tenía ya casi el silbato entre los labios para pitar el final, un cabezazo de Varela devolvía a la vida a la selección de Paulo Bento. La asistencia, magistral, tenía la firma de Cristiano Ronaldo. Era prácticamente lo único que había hecho bien en todo el partido.

 

Deportes

anterior siguiente