Enlaces accesibilidad

Fútbol | Sudáfrica 1 - España 0

España hace todavía más feliz a Sudáfrica con su derrota ante los Bafana Bafana

  • España decepciona en su regreso al Soccer City de Johannesburgo
  • Un solitario gol de Parker (min. 56) decide el partido a favor de Sudáfrica
  • El portero del FC Barcelona Víctor Valdés abandona lesionado el partido
  • Así hemos narrado el Sudáfrica 1 - España 0 en RTVE.es

Por
Monreal (izda) pelea por el control del balón con el sudafricano Daylon Claasen durante el partido.
Monreal (izda) pelea por el control del balón con el sudafricano Daylon Claasen durante el partido. EFE EFE

Ficha técnica:

1 - Sudáfrica: Khune; Nthethe, Ngcongca, Khumalo (Xulu, m.46), Matlaba; Furman, Jali, Manyisa (Zungu, m.62), Claasen (Tshabalala, m.46), Rantie; y Parker (Patosi, m.90).

0 - España: Casillas (Víctor Valdés, m.46 (Reina, m.80)); Arbeloa, Albiol, Sergio Ramos, Monreal; Xabi Alonso (Navas, m.61), Busquets, Iniesta (Koke, m.74); Pedro (Mata, m.61), Villa (Negredo, m.57) y Llorente (Cazorla, m.46).

Goles:

1-0, m.56: Parker.

En 2010 toda Sudáfrica vibró con España y con su victoria en el Mundial. Ahora tocaba visitar aquella tierra y a aquella gente para devolver el favor en forma de partido amistoso. Todo estaba en el guión excepto caer derrotados ante los Bafana Bafana y llevar así de nuevo el éxtasis al estadio Soccer City de Johannesburgo. [Así hemos narrado el Sudáfrica 1 - España 0 en RTVE.es]

La selección española no ha podido con la selección sudafricana en uno de los partidos más grises de la Roja desde que Vicente del Bosque llegó al banquillo. El solitario gol de Parker decanta para los africanos un partido del que Víctor Valdés se llevará el peor recuerdo después de tener que retirarse lesionado en el minuto 75.

El partido tenía todos los ingredientes para ver un bonito espectáculo ya que España volvía al estadio donde tocó la gloria y enfrente estaba un equipo sudafricano en el que brotaba el descaro. La única pega estaba en las gradas del Soccer City ya que no llenaron hasta que en el descanso se abrieron las puertas para todo el mundo.

Los afortunados pudieron colarse y, sobre todo, pudieron perderse una primera parte horrible, especialmente por culpa de una insulsa y desdibujada España.

El equipo titular de Del Bosque lucía 10 jugadores que aquel 11 de julio inolvidable del 2010 pasaron a la historia. El único invitado era Monreal en el lateral zurdo, posición que en aquella final ocupó Capdevila.

A los tres minutos de partido Villa adelantó a España pero el gol no subió al marcador y es que el asturiano venía del fuera de juego. Este gran arranque fue un espejismo ya que la Roja estuvo irreconocible durante la primera hora de partido.

Ante la presión de los Bafana Bafana, España dominaba la posesión pero su juego era lento, ineficaz. La distancia entre las líneas era demasiado grande y de ahí que las mejores ocasiones fueran para los locales.

La primera acabó con el balón en el larguero de Casillas después de que el disparo de Manyisa fuera desviado por Sergio Ramos en el minuto 17. La segunda exigió al capitán meter los puños para despejar el remate de Parker.

La única ocasión de peligro de España estuvo en la cabeza de Llorente en el 26’. El delantero no acertó con su cabezazo al centro de Pedro desde la derecha a pesar de rematar solo y sin oposición.

El gol de Sudáfrica hizo justicia

En el descanso, Casillas y Llorente se quedaron en los vestuarios para dejar su puesto a Valdés y a Cazorla. El equipo notó los cambios, especialmente a la hora de presionar a los Bafana Bafana y Monreal tuvo el gol en sus botas al primer minuto. Sin embargo no estuvo fino en el mano a mano y el guardameta Khunte salvó el empate a cero.

El que perdona lo paga y así fue ya que seis minutos después llegaría el único gol del partido obra de Parker en un mano a mano similar al de Monreal. El jugador sudafricano sí acertó a evitar al cancerbero con una vaselina y la fiesta llegaba a las gradas del estadio.

El gol hacía justicia y Del Bosque lo sabía. El salmantino introdujo los cuatro cambios que le quedaban dando entrada a Negredo, Navas, Mata y Koke.

Con las sustituciones llegaron los mejores minutos de la Roja con Iniesta como abanderado. Sudáfrica se vio embotellada pero supo mantener su ventaja.

La inercia del partido se vio interrumpida por la lesión de Víctor Valdés cuando el reloj marcaba el minuto 75. El portero del FC Barcelona se echó al suelo y tuvo que ser ayudado para abandonar el césped. Su retirada montó el lío ya que el banquillo español solicitó al sudafricano que se permitiera la entrada de Reina a pesar de haber consumido los seis cambios. En el banquillo local no sentó bien la idea pero finalmente el árbitro accedió a que Arbeloa no acabara el partido como portero y Reina saltó al terreno de juego en el minuto 80.

Precisamente Reina se convirtió en protagonista al evitar con sus paradas el segundo gol de Sudáfrica, especialmente la ejecutada en el mano a mano ante Rantie.

En el otro lado, con España volcada a la desesperada en el descuento, Khune evitó el empate ante el remate de Albiol en el 94'.

Deportes

anterior siguiente