Enlaces accesibilidad

Champions | Olypmique de Lyon 0-2 Real Sociedad

La Real asalta Gerland con dos golazos de Champions

  • La Real gana con una media chilena de Griezmann y una 'bomba' de Seferovic
  • Los donostiarras meten un pie en la fase de grupos de la Champions
  • Datos y estadísticas del Olympique de Lyon 0-2 Real Sociedad

Por
La Real pone pie y medio en la fase de grupos de la Champions

Ficha técnica:

2 - Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Iñigo Martínez, Cadamuro, De la Bella; Bergara, Zurutuza (Rubén Pardo, m.80), Xabi Prieto; Vela, Seferovic (Granero, m.62) y Griezmann (Chory Castro, m.69).

0 - Olympique Lyon: A. Lopes; Miguel Lopes, Bisevac, Fofana, Bedimo, Gonalons, Malbranque (Bahlouli, m.57), Grenier, Benzia (Danic, m. 57), Gourcuff; y Lacazette.

Goles: 0-1, m.17: Griezmann. 1-1, m.50: Seferovic.

Árbitro: Milorad Mazid (Serbia). Expulsó por doble amonestación a Bisevac en el minuto 74. También mostró tarjetas amarillas a Miguel Lopes, Iñigo Martínez, Chory Castro, Xabi Prieto y Zurutuza.

Incidencias: Primer partido de la eliminatoria previa de acceso a la fase de grupos de la Liga de Campeones, disputado en el estadio de Gerland ante 35.000 espectadores, con cerca de 3.000 seguidores de la Real.

Con el mismo fútbol alegre, rápido y efectivo que le permitió ganarse un puesto en Europa esta temporada, la Real Sociedad ha metido un pie en la fase de grupos de la Champions, gracias a un fantástico 0-2, logrado, además, con dos golazos de Griezmann y Seferovic. [Datos y estadísticas del Olympique de Lyon - Real Sociedad]

No pudo irle mejor a la Real en su regreso a la Champions frente al equipo que le sacó de ella en su última participación hace nueve años. Si Arrasate firmaba un empate con goles, y sus jugadores, la gran mayoría sin experiencia en Champions, saltaron algo nerviosos al verde de Gerland, pensar en un 0-2 sonaba a gesta. Y así fue, pero fue una gesta conseguida con una clara superioridad contra su rival.

Superado el vértigo inicial, los jugadores de la Real empezaron a elaborar su fútbol y sorprendieron a un soso Olympique de Lyon, sin ideas en el centro del campo y desarbolado por la velocidad del juego realista. Así, cuando los de Arrasate se lo creyeron se pusieron por delante con un tremendo tanto de media chilena de Griezmann, aumentado en la segunda parte con un golazo de Seferovic desde treinta metros.

Un resultado inapelable que deja la eliminatoria muy bien encarrilada para el conjunto 'txuriurdin', que deberá refrendar en Anoeta su gran partido en Lyon para poder estar en el bombo de la fase de grupos de la Champions el próximo 29 de agosto.

El hambre de la Real

Arropado por 4.000 seguidores, la Real Sociedad empezó muy pronto a buscar un gol a domicilio que 'pagara' el viaje de los suyos. A los cinco minutos, Carlos Vela fue el primero en probar suerte con un disparo al lateral de la red tras una llegada a trompicones de Griezmann. Con más hambre que orden, la Real ya había empezado a comerse a su rival.

Vela, de nuevo, volvió a buscar el tanto y esta vez se encontró con la madera después de un buen contragolpe realista. Los de Arrasate empezaban a gustarse y el Lyon a preocuparse. Sin embargo, se mostraban incapaces de detener a su rival, que encontró la red de Lopes con un remate semiacrobático de Griezmann a pase de Vela en el minuto 17.

El 0-1 acomodó a la Real, que estaba en su salsa, y metió el miedo en el cuerpo al Olympique, que no encontraba por ningún lado a Gourcuff, su jugador más destacado en los últimos partidos. El exmilanista respondió con un disparo que exigió una estirada de Bravo y poco más. Lacazette, punta de los franceses, hizo lo propio pero también sin éxito.

Así, la Real aguantó los débiles intentos locales de empatar y consiguió ampliar la ventaja en una jugada que se inventó Seferovic en el minuto 49 al ver adelantado a Lopes. El suizo mandó una 'bomba' que se coló como un rayo en la portería del Lyon y la grada realista se vino abajo.

El Olympique, esta vez sí, no le quedaba otra, reaccionó y empezó a poner en apuros a la Real, que se defendió con fuerza y contraatacó con peligro durante el resto de partido. El Olympique estuvo a punto de recortar distancias con un cabezazo al travesaño de Gonalons, pero el marcador ya no se movería. NI por esa, ni por la postrera ocasión de Rubén Pardo, cuyo disparo dentro del área se marchó fuera en el 88'.

De esta manera, la Real, en la que debutó Granero, regresa a Anoeta con un colchón de dos goles que se antoja más que suficiente para certificar su billete a la máxima competición europea. El Olympique, tras su decepcionante partido, con roja incluida a Bisevac, deberá hacer una machada en San Sebastián si quiere eliminar a una Real hambrienta de fútbol europeo.

Deportes

anterior siguiente