Anterior Muguruza doblega a Bellis de madrugada Siguiente De Gea evita la victoria del Sevilla ante el United Arriba Ir arriba
Momento en el que Fernando Torres anota de cabeza el segundo gol de España.
Momento en el que Fernando Torres anota de cabeza el segundo gol de España. REUTERS REUTERS
Copa Confederaciones | Nigeria 0-3 España

España contiene a Nigeria y se cita con Italia

  • Jordi Alba, en dos ocasiones, y Torres, anotaron los tantos

  • Nigeria plantó cara a la Roja durante una gran primera mitad

  • Datos y estadísticas del Nigeria 0-3 España

  • España - Italia en vivo, próximo jueves a las 21:00h. en RTVE.es

|

Ficha técnica:

3 - España: Víctor Valdés; Arbeloa, Sergio Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Xavi; Iniesta, Cesc (Silva, m.54), Pedro (Villa, m.75); y Soldado (Fernando Torres, m.60).

0 - Nigeria: Vincent Enyeama; Efe Ambrose, Kenneth Omeruo (Egwuekwe, m.12), Godfrey Oboabona, Uwa Echiejile; Ogude, Obi Mikel, Sunday Mba (John Igu, m.63); Ideye, Ahmed Musa y Akpala (Muhammad, m.71).

Goles: 1-0, m.3: Jordi Alba. 2-0, m.62: Torres. 3-0, m.89: Jordi Alba.

Árbitro: Joel Aguilar (El Salvador).

Incidencias: partido de la tercera y última jornada del Grupo B de la Copa Confederaciones disputado en el estadio Castelão ante unos 44.000 espectadores.

España ha solventado su partido más difícil, contra una potente Nigeria, ante la que aprendieron a sufrir para mantenerse en pie, tumbar a las 'Águilas' y confirmar un liderato de grupo que los empareja con Italia en las semifinales del próximo jueves. [Datos y estadísticas del Nigeria 0-3 España]

Cierra así la Roja una primera fase impecable, con tres victorias en tres partidos, 15 goles a favor y uno en contra, y la sensación de ser la selección más en forma del torneo. Tras su primorosa primera mitad contra Uruguay y la salvaje goleada a la débil Tahití, España ha cerrado la fase de grupos con una victoria más complicada de lo que indica el resultado.

El resultado y el inicio del partido resultan engañosos y en ellos se esfuma la buena cara de la campeona de África, que sorprendió con su presión en toda la cancha y su fuerza en la vanguardia. Por suerte, cuando llegó el vendaval nigeriano, España ya mandaba en el marcador por 0-1 gracias al gol de Jordi Alba en el minuto 3 de partido.

La selección empezó como un tiro, volcada en busca del gol pivotando sobre un celestial Iniesta que enseñó el primer número de su recital a los sesenta segundos de partido, cuando se coló en el área rival con un caño. Nigeria respondió rápido con un disparo de Ideye, y, acto seguido, España combinó al primer toque e Iniesta encontró la carrera de Jordi Alba, que anotó el primero de la noche.

Corrían los mejores minutos para España, que pudo aumentar la ventaja por medio de Cesc o por un penalti sobre Pedro que no señaló el colegiado Joel Aguilar. El azulgrana protagonizó una rápida contra que acabó por los suelos en el área tras ser agarrado claramente.

España no consiguió un segundo tanto y Nigeria se vino arriba, gracias a su presión alta, que provocó errores defensivos de España. Los africanos se hicieron con el balón y llegaron en tromba a la portería de Víctor Valdés, con ocasiones de Obi Mikel, Mba o Akpala. Con Mosa en la manija, los nigerianos hicieron sudar a la selección.

Nigeria se desinfla y España remata el partido

Los de Del Bosque, por su parte, intentaron aprovechar los huecos que dejaba una Nigeria volcada al ataque pero partida de medio campo para atrás. Así, Soldado dispuso de dos buenas ocasiones que marró con disparos rasos que blocó sin problemas Enyama, aunque la oportunidad más clara fue para Cesc, que estrelló contra el palo un remate a bocajarro tras pase del propio Soldado.

La selección española mantuvo el 0-1 hasta el final de la primera parte y superó los mejores minutos de Nigeria, que se desinfló completamente en la segunda parte. Después de una gran carrera de Musa y un error garrafal de Ideye en el remate, los africanos dejaron hacer a España. Y los nuestros, con el balón en su poder, controlaron el partido a su antojo hasta que consiguieron ampliar la ventaja en el marcador.

Del Bosque movió banquillo y, tras el cambio obligado de Cesc -con un golpe de calor- por Silva, dio entrada a Torres por Soldado, y el fuenlabreño no tardó ni un minuto en colocar en balón en la red. Con un cabezazo precioso tras una jugada bien trenzada por España, el delantero del Chelsea puso el 0-2 en el luminoso de Fortaleza.

El gol apagó definitivamente a Nigeria, que sufrió las lindezas de Iniesta, desatado, en plena forma. Con la velocidad de crucero puesta, España dejó correr los minutos y todavía tuvo tiempo de hacer un tercer tanto, obra de nuevo del rapidísimo Jordi Alba, que 'pinchó' un balón largo, regateó al portero y marcó a placer, sellando una victoria más difícil de lo esperado para España.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente