Vuelta a España 2012 | Archivo

Cuando las Vueltas se decidían gracias a la táctica del Kelme y de la ONCE

  • Ambos plantearon una carrera valiente en los 90' y primeros años del 2000
  • Manolo Saiz y Vicente Belda implantaron su forma de ser a sus equipos
  • Todo el archivo de la Vuelta ciclista a España en RTVE.es
Ampliar fotoImagen de Joseba Beloki (ONCE) y Aitor González (Kelme) durante la Vuelta a España 2002.

Imagen de Joseba Beloki (ONCE) y Aitor González (Kelme) durante la Vuelta a España 2002.RTVE.es

ADRIÁN CAMPOS 

La Vuelta ciclista a España 2012 está siendo una de las más emocionantes que se recuerdan pero aún así no faltan los que echan de menos un ciclismo más táctico, un ciclismo que no espera a los últimos kilómetros de la etapa para que se encienda la mecha. [Todo el archivo de la Vuelta ciclista a España en RTVE.es]

Llega a la última semana y la victoria final dependerá de las piernas de los favoritos y la táctica que sigan ellos y sus equipos, es decir, el Saxo Bank de Alberto Contador, el Movistar de Alejandro Valverde y el Katusha de Joaquim Rodríguez.

Lejos parecen quedar ya aquellas ediciones de la Vuelta en el que los equipos Banesto (actual Movistar) luchaba con los ya desaparecidos Kelme y ONCE por la victoria final.

La forma de plantear las carreras ahora me aburre más

El que fuera director del equipo Kelme desde el año 2000, el alicantino Vicente Belda piensa que con el tiempo el ciclismo se ha vuelto más aburrido y más táctico: "La forma de plantear las carreras ahora me aburre más, existe un cambio significativo con nuestros años. También es verdad que los recorridos tienen que acompañar a los equipos y en los últimos años se hacen etapas más pensadas par el lucimiento en los últimos 40km. Así la gente prefiere no ver los primeros kilómetros de la jornada ya que piensan que esa película ya la han visto antes".

Ahora se realizan carreras más controladas

Sin embargo el ex director de la ONCE Manolo Saiz no es de la misma opinión: "El ciclismo antes era mucho más táctico y se aprovechaban todos los factores, todos los puertos, el viento… Además se realizaban ataques desde más lejos, ahora se realizan carreras más controladas y los favoritos se mueven en los últimos Kilómetros, aun así no pienso que sea más aburrido ahora que antes, la subida a Peña Cabarga de Cobo y Froome del año pasado vale por una Vuelta entera”.

Siguiendo estas palabras en la década de los 90’ y principios del 2000 encontramos dos ejemplos de cómo afrontar La Vuelta a España dando un gran espectáculo. Con estos dos equipos a los que sus directores imprimieron su carácter en carrera.

A pesar de tener filosofías distintas, ambos ofrecían un ciclismo arriesgado y valiente y consiguieron hacer vibrar a los seguidores de la Vuelta, durante estos años.

Las escaramuzas del Kelme

El equipo Kelme con Álvaro Pino como director primero y con Vicente Belda después, basaba su táctica en animar la carrera. Con una visión arriesgada y combativa basada en las escaramuzas, un equipo que siempre ponía en apuros a los más grandes.

Era un equipo que se lanzaba al ataque desde la misma línea de salida, hasta la llegada final. Con tácticas como la de enviar a un par de segundas espadas a la fuga para que al atacar el líder del equipo pudieran llevarlo a rueda aunque solo fuera 200 metros.

El propio Vicente Belda reconocía que "siempre es importante tener a los corredores bien colocados en la general para poder atacar con ellos y así hacer trabajar al pelotón y poder llegar a pie de puerto con el equipo del líder desarmado para que no puedan ayudarlo en la montaña. Esto en la actualidad no ocurre".

También hay que destacar que en este conjunto todos los corredores tenían una función y todos podían lucirse de alguna forma en la Vuelta. Gracias a ello, junto a una gran política de base, lograron grandes resultados en esta carrera e incluso llego a vencer en el año 2000 con un joven Roberto Heras.

La Vuelta a España de 2002 que finalmente gano el Kelme con Aitor González llego en un año duro en el que en el propio equipo se formaron dos facciones "tuvimos que hacer dos grupos uno para Aitor y otro para el resto, ya que hubo una división. Aitor tuvo que ganarse los galones ese año para que todo el equipo remara en su dirección".

Tal es la diferencia para Vicente Belda entre el ciclismo de esos años con el de ahora que no ve a ningún conjunto que se les parezca "en la forma de competir, a lo mejor un poco el Europcar con Thomas Voeckler en la forma de pelear", asegura.

El querer controlar todo de la ONCE

El ya mencionado, Manolo Saiz, que fue director del equipo ONCE, consiguió alzarse con la victoria final de esta carrera en cuatro ocasiones. Melcior Mauri fue el primero del equipo en vencer en la edición del 1991; Laurent Jalabert en el 1995 y el suizo Alex Zulle en el los años 96 y 97.

Para el director todas fueron igual de importantes pero cada una fue diferente: "La de Mauri fue la primera lo que dio un impulso al equipo, la de Jalabert, por su parte sobresale porque fue muy simbólica con un ataque muy planificado a 90 Km. de meta y Alex Zulle ganó dos muy importantes, también. Incluso la Vuelta a España que perdió Benjamín Nozal la disfruté como amante del ciclismo que soy, fue un gran espectáculo".

Éramos un equipo creativo y que buscábamos dar la sorpresa

La escuadra basaba su forma de correr en un gran control, así lo reconoce el de Torrelavega: "El equipo ONCE controlaba las carreras por que nos gustaba atacar, éramos un equipo creativo y que buscábamos dar la sorpresa. Atacábamos incluso llevando el maillot de líder en la Vuelta".

Queríamos mostrar que el equipo era casi como una gran familia

También, por ejemplo si las condiciones de la etapa lo requerían, todo el equipo se ponía a tirar del pelotón para reventar a los rivales. "Queríamos demostrar una gran unidad de equipo, nos llamaban la apisonadora amarilla y queríamos mostrar que el equipo era casi como una gran familia".

Como una gran familia que era la escuadra, fueron importantes las concentraciones, ya que fue uno de los primeros en realizarlas e impulsarlas finalmente en el ciclismo profesional antes de las grandes carreras: "Eran unas concentraciones basadas en la convivencia a diferencia de lo que se hace hoy en día que son más individualistas", explica Saiz. Estas concentraciones eran muy importantes. "Cuando un equipo esta concentrado junto, el corredor ve el sufrimiento de sus compañeros por lo que puede sacrificarse más por los demás, ayuda a hacer grupo y eso nos ha ayudado a pasar momentos muy difíciles que también los hemos vivido".

Un factor común: lucha y pundonor

Aunque cada uno afrontaba la competición de una manera distinta teniendo en cuenta sus características y sus posibilidades, ya que la ONCE era una escuadra potente económicamente y el KELME, el equipo más mas modesto ambos equipos compartieron un factor común, sus ganas de hacer algo grande y no escatimar en esfuerzos para ello.

Un ciclismo de pundonor y coraje al que cada vez estamos menos acostumbrados.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Las 'guerreras' se quedan a las puertas del oro

ANTONIO SERRANO

Noruega se ha llevado la final tras superar a España en una final muy igualada (28-25). Las chicas de Jorge Dueñas se tienen que conformar con la plata.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Tenso recuento en las presidenciales de Túnez

La candidatura del laico Essebsi proclama su victoria sin esperar los resultados oficiales. Su rival y candidato a la reelección descalifica esas declaraciones.

­ ­ ­ ­

El Gobierno Vasco plantea a ETA otra verificación para un desarme "rápido"

El Ejecutivo de Urkullu lamenta que ETA no haya avanzado en su desarme. Este plan es una respuesta al último comunicado de los actuales verificadores.

­ ­ ­ ­
El Supremo sentencia que los derechos laborales de un convenio se mantienen aunque éste expire

El Supremo sentencia que los derechos laborales de un convenio se mantienen aunque éste expire

El tribunal entiende que se convierten en derechos individuales del trabajador. Rompe con la limitación a un año de la 'ultraactividad' de los convenios que establecía la reforma laboral de 2012.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Bunbury dice 'hasta luego' con un poderoso concierto en Madrid

En 2015 se alejará de los escenarios. No defraudan su voz imparable y una puesta en escena abrumadora.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

El invierno llega a medianoche y durará casi 89 días

El invierno de 2014-2015 comienza este lunes a las 00.03 hora oficial peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, una estación que durará 88 días y 23 horas, y terminará el 20 de marzo con el comienzo de la primavera.

Espacio reservado para promoción
cid:55812