Enlaces accesibilidad

Eurocopa 2012 | Grecia 1 - Rusia 0

Grecia se clasifica para los cuartos de la Eurocopa ante Rusia que hace las maletas, 1-0

  • Karagounis consigue el gol en el tiempo añadido del primer tiempo
  • El gol de la República Checa manda a casa a Rusia y a Polonia
  • Rusia remató a puerta en 25 ocasiones, por 5 de Grecia
  • Todos los datos y estadísticas del Grecia 1 - Rusia 0

Por
Karagounis celebra tras marcar el 1-0 durante el partido Grecia-Rusia
Karagounis celebra tras marcar el 1-0 durante el partido Grecia-Rusia EFE EFE

Ficha del partido

1 - Grecia: Sifakis; Torosidis, Papastathopoulos, Papadopoulos, Tzavellas; Katsouranis, Maniatis; Salpingidis (Ninis, min. 82), Karagounis (Makos, min. 66), Samaras; Gekas (Holebas, min. 63).

0 - Rusia: Malaféev; Anyukov (Izmayov, min. 80), Ignashévich, Berezutsky, Zhirkov; Shirókov, Denísov, Glushakov (Pogrevnyak, m.71); Dzagóev, Arshavin y Kerzhakov (Pavlyuchenko, m.47).

Goles: 1-0, m.47: Karagounis.

Árbitro: Jonas Eriksson (SUE). Mostró cartulina amarilla a los griegos Karagounis (min. 60) y Holebas (min. 94); y a los rusos Anyukov (min.60) Zhirkov (min. 63), Dzagoev (min. 70) y Pogrevnyak (min. 91).

Incidencias: Último partido del grupo A disputado en el estadio Nacional de Varsovia, ante cerca de 55.000 aficionados, de ellos aproximadamente 20.000 seguidores rusos.

Grecia se ha clasificado para los cuartos de final de la Eurocopa 2012 al ganar a Rusia, 1-0, en el último partido del grupo A. Saltó la gran sorpresa en Estadio Nacional de Varsovia adonde habían acudido 20.000 seguidores rusos para celebrar con su selección la que parecía una fácil clasificación.

El conjunto ruso, entrenado por el holandés Dick Advocaat, disfrutó de numerosas ocasiones en un partido que dominaron desde el principio. Un instante de relajación en el tiempo añadido de la primera parte los ha mandado a casa, Karagounis recibió el balón por la derecha en un saque de banda y con toda la fe y velocidad posibles se plantó delante del portero ruso Malafeev al que le soltó un trallazo imparable.

El resto del partido, al igual que la primera parte, los hombres del portugués Fernando Santos se lo pasaron tejiendo una tupida red alrededor de su portero, Sifakis, que hizo imposible que el balón llegara a las que tenía detrás. La delantera rusa llegó a rematar en 25 ocasiones por 5 de la griega, buscaron el gol teniendo el balón durante más tiempo pero la suerte no ha estado de su lado.

Un bosque defensivo ocultó el brillo ruso

Los helenos arrancaron el partido con fuerza, conscientes de la necesidad de una victoria para optar a los cuartos, siempre con Samaras como su referente para lanzarse al ataque.

En ese potente arranque, los de Santos crearon una buena ocasión con un gran cabezazo de Katsouranis a saque de esquina que obligó al meta Malafeev a tirar de reflejos.

Poco duró la ofensiva griega, que tras los primeros minutos cedió el control del esférico a los pupilos de Advocaat, que tomaron el mando y comenzaron a acercarse con peligro a la meta rival.

El control ruso del esférico se tradujo en una buena ocasión para Arshavin, quien remató a gol desde el área pequeña pero el balón salió muy centrado por fortuna para Sifakis, y en una multitud de disparos que salieron desviados o fueron bien atajados por el portero griego.

¿25 remates rusos por 5 griegos es igual a suerte?

El ataque de Rusia llegaba por el centro y la banda derecha, con Arshavin y el exsevillista Kerzhakov como referentes, mientras Grecia se replegaba para cerrar espacios y salir a la contra.

Así, Rusia puso el juego durante la mayoría del partido, hasta que en una jugada aislada provocada por un mal despeje de Zirkhov en el minuto 47 le cayó al veterano Karagounis, quien desde la banda derecha se plantó en la meta rival y no perdonó el mano a mano con Malaféev.

El gol heleno recordó a la actuación griega en la Eurocopa de 2004, cuando con un juego defensivo y poco vistoso supieron aprovechar los errores rivales para hacerse con el Campeonato.

En la segunda parte se repitió el mismo escenario, con Rusia dominando, insistiendo en atacar pero estrellándose una y otra vez contra una Grecia que defendió con mucho orden, concentración y seguridad.

Siempre a la contra, los griegos reclamaron un penalti en el minuto 60 a Karagounis e incluso pudieron lograr el 2-0 con una falta lanzada por Tzavellas en el 71 que dio en el palo.

El palo fue doble para Rusia porque en ese mismo minuto los checos consiguieron el gol ante Polonia y fue como si hubiera entrado en la portería rusa. La victoria de la República Checa los ha clasificado como primeros del grupo A, ha dejado segundos a Grecia y ha mandado para casa a Rusia.

Deportes

anterior siguiente