Enlaces accesibilidad

Desestimada la demanda de un representante contra Laporta

  • El ex presidente del Barça denuncia "maniobras indecentes de Rosell y su junta"
  • En la vista, Laporta admitió haber cobrado 10,15 millones por asesoramiento

Por
LAPORTA DECLARA ANTE EL JUEZ
El expresidente del FC Barcelona Joan Laporta, junto a su abogado Xavier Arbos (i), durante el juicio que se sigue contra él. EFE EFE/Alejandro García

La juez María José Ortega ha desestimado una demanda presentada contra el abogado y político Joan Laporta, expresidente del FC Barcelona, interpuesta por el representante de jugadores Bayram Tutumlu, quien le reclamaba unos 2,5 millones de euros por todas las operaciones que realizó la entidad catalana y algunos de sus jugadores en la república de Uzbekistán.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la juez ha desestimado la demanda y absuelve a los demandados "de todo pronunciamiento en contra y condenado a la actora al pago de las costas devengadas".

Tutumlu reclamaba el diez por ciento de los negocios que se movieron entre el Barcelona y Uzbekistán, mientras Laporta fue presidente del club catalán.

En su perfil en Facebook, Laporta se congratula de la decisión judicial, a la cual la parte demandante ya ha anunciado que recurrirá y para ello dispone de veinte días.

"La verdad ha ganado. Los mentirosos oportunistas han perdido y la caverna no se ha salido con la suya. La lucha contra los indecentes continúa, siempre con la verdad y la razón como argumentos para la búsqueda de una justicia merecida", asegura Laporta en un comentario realizado en la citada red social.

El expresidente azulgrana asegura que seguirá "luchando para que las maniobras indecentes del actual presidente del Barça y su junta", así como de algunos medios que considera contrarios a su personas "no consigan ensuciar el trabajo que hicimos para conseguir el mejor Barça de la historia".

La denuncia contra Laporta arranca de la exigencia de Tutumlu cobrar una comisión, tras supuestos acuerdos verbales con Laporta, ya que garantiza que fue él quien le puso en contacto con los empresarios uzbekos.

Negocios en Uzbekistán

Bayram Tutumlu denunció públicamente que Laporta "robó" al Barcelona 8,2 millones de euros y que, además, "estafó a sus propios jugadores" al embolsarse determinadas cantidades que les hubieran correspondido en un acuerdo que firmó en abril de 2008 con dirigentes de la República de Uzbekistán.

Tutumlu siempre ha defendido que fue él quien conectó a Laporta con el magnate uzbeko Miraldil Djalalov, con quien cerró, por 5 millones de euros, un acuerdo por el cual el Barça debía disputar dos partidos amistosos con el Budyonkor y enviaría a aquel país a varios de sus jugadores para que participaran en un 'clínic' promocional.

"Laporta cobró una comisión de 3 millones de euros que recibió mediante una transferencia a una cuenta de su despacho de abogados (Laporta & Arbós) del BBVA desde un banco suizo", aseguró Tutumlu, quien no aportó ninguna prueba documental del supuesto acuerdo.

"Después de su viaje a Uzbekistán se compró un ático en la Diagonal que vale dos o tres millones de euros. Si era presidente del Barça, ¿de dónde ha sacado todo ese dinero?", se ha preguntado.

Según Tutumlu, el propio Laporta le apartó de aquella operación "y colocó de testaferro" al ex eriodista Joan Patsy, "a quien le tocó la lotería cuando le envió a Uzbekistán" en su lugar.

10,15 millones por asesoramiento

En el juicio, que se celebró a mediados del mes pasado, Joan Laporta reconoció haber cobrado 10,15 millones de euros a través de su despacho de abogados por asesorar al magnate uzbeko Miradil Djalalov mientras era el máximo mandatario de la entidad azulgrana.

Laporta declaró que su bufete facturó a través de Laporta & Arbós Advocats Associats dicha cantidad a Zeromax, empresa propiedad de Djalalov, "por la prestación de servicios de consultoría empresarial durante tres años".

En la vista, Tutumlu aseguró que fue él quién organizó y pagó (cerca de 1.200 euros) la cena del Via Veneto en la que Laporta y Djalalov se conocieron en mayo de 2008, y que el expresidente del club catalán le prometió un comisión por los negocios que hicieran juntos.

Sin embargo, Joan Laporta lo negó todo ante la jueza: "Este individuo, el señor Tutumlu, es un oportunista de esos que hay en el mundo del fútbol para ver qué pillan. Se dedicaba a enredar a todo el mundo. Solo me reuní con él dos veces, por cortesía y ante su insistencia, y no le prometí absolutamente nada".
También en la vista, Laporta se atribuyó todo el mérito de esta segunda operación.

"Logré convencer a los de Zeromax para que firmaran un contrato de 5 millones por jugar dos amistosos y hacer un 'stage' en Barcelona. Conseguimos un contrato buenísimo, ya que cobramos 3 millones en el momento de la firma y pactamos otros 2 por un segundo amistoso que finalmente no se llegó a celebrar", subrayó.

Deportes

anterior siguiente