Enlaces accesibilidad

Champions League 2011-2012 | Valencia 1-1 Chelsea

El Valencia sufre en Mestalla pero rasca un empate contra el Chelsea

  • Soldado anuló el gol de Lampard al empatar de penalti en el minuto 85' (1-1)
  • El portero brasileño Diego Alves reivindicó la titularidad con un partidazo
  • El Valencia es tercero del Grupo E por detrás de Chelsea (4) y Leverkusen (3)
  • Así te hemos contado el Valencia 1-1 Chelsea

Por
Empate y aire para el Valencia

En los minutos finales y gracias a un inconmensurable Diego Alves pero el Valencia ha conseguido arañar un empate ante el rival más duro del Grupo E. Soldado de penalti fue el autor de un gol que sirve al conjunto 'che' para no descolgarse después del empate de la primera jornada y de la victoria del Leverkusen. [Así te hemos contado el Valencia 1-1 Chelsea]

Soldado firma el empate (1-1)

No ha sido nada fácil y más cuando un equipo como el Chelsea se adelanta en el marcador y en la portería tiene al portero Cech. Pero esta vez en la otra portería también había un coloso capaz de evitar con sus paradas la derrota y de espolear así a los suyos. El partido dependió tanto de las manos que el penalti decisivo llegó gracias a una estúpida mano de Kalou que el colegiado italiano Razzoli acertó a ver.

Tal vez se debió a la maldición que tiene el Valencia con los equipos británicos pero se hacía raro que la afición valencianista no recibiera a un miura de la Champions con el estadio lleno. Pocos partidos con más atractivo a priori van a llegar a la capital del Turia y el equipo de Emery necesita de su afición para soñar con algo en esta Champions.

La dificultad del choque quedó patente desde el pitido inicial. El Valencia se mostraba muy nervioso en la retaguardia, con imprecisiones que eran el origen de todas las acciones de peligro del Chelsea.

Poco a poco y de la mano de Banega y Canales, el Valencia se fue metiendo en el partido. El miedo en el cuerpo de los ingleses llegaba siempre gracias a las aproximaciones por banda izquierda de Mathieu y de Jordi Alba. Quedaba claro que la estrategia que puso en aprietos al Barça en Liga era la escogida de nuevo por Emery.

La lucha pasó a ser de poder a poder entre los dos equipos, especialmente en la zona medular. La diferencia de que Mestalla no viera un partidazo como ante el Barça estaba en el ritmo de balón, no había espacios y los dos artilleros, Fernando Torres y Soldado no eran capaces de concluir los ataques y eso que no pararon de desmarcarse y de ofrecerse en toda la primera mitad.

Todo esto explicaba que los dos equipos se fueran al vestuario con unas estadísticas tan bajas: un tiro entre los tres palos del Valencia por uno de los 'blue'.

El desgaste físico abrió huecos en la segunda mitad

La segunda parte arrancó de la misma manera que finalizó la primera, el ritmo de los dos equipos era demasiado lento. La cosa pudo haber cambiado en dos minutos locos en los que Diego Alves hizo que Mestalla entera se rindiera ante el portero ‘che’. Hasta en cuatro ocasiones demostró sus reflejos el brasileño para evitar el gol inglés. A partir de entonces se vivió otro partido.

Eran demasiadas las veces que el cántaro había ido a la fuente y el Chelsea es uno de los grandes, de los que no perdonan. Corría el minuto 55 cuando cayó el primer gol, obra de Lampard. El veterano centrocampista acertó a rematar un centro desde la derecha de Malouda ante el que nada pudo hacer Alves que se encontraba obstaculizado. A la quinta tuvo que claudicar.

Mata: "Ha sido un día muy especial para mí"

La reacción que buscaba Emery se llamaba Piatti. Tal vez llegaba tarde pero la sustitución de Mathieu por el argentino concedió un pequeño empujón a los valencianistas. Soldado apareció para poner en aprietos a Cech pero el guardameta checo se mostró seguro tanto ante el delantero como ante Piatti en el minuto 70.

Vilas Boas no tocaba su esquema, dio entrada a Meireles para mantener el control en el centro del campo y sustituyó a Torres por Anelka, delantero por delantero. Emery por su parte echaba toda la carne en el asador con la entrada de Feghouli y Jonás en lugar de Pablo y Banega.

De ahí al final, el Valencia lo intentó todo. Con más corazón que cabeza pero es que enfrente siempre aparecía Cech para sacar las manos.

Precisamente una mano de Kalou al saque de córner concedió al Valencia la oportunidad de lograr un empate. El colegiado Rizzoli acertó y Soldado tranformaba la ocasión en gol engañando a Cech.

@@MEDIA@@

Solo quedaban cinco minutos para el final, el empate parecía seguro pero tuvo que aparecer de nuevo Diego Alves en un mano a mano con Anelka para asegurar el punto.

El partido se cerró finalmente con los aplausos para Alves y el cabreo de los jugadores del Chelsea con el árbitro que no permitió el saque de una falta. El exvalencianista Mata pudo desquitarse del enfado y su consiguiente amarilla con los aplausos de una parroquia que agradeció sus años en Valencia con una gran ovación.

@@MEDIA@@

Deportes

anterior siguiente