Enlaces accesibilidad

Final Champions 2011 | Barcelona 3-1 Manchester

Los disturbios por la victoria del Barça acaban con 84 detenidos por los Mossos

Por
Miles de aficionados celebran el triunfo del Barça en la fuente de Canaletas
Miles de aficionados celebran el triunfo del Barça en la fuente de Canaletas EFE EFE

Un total de 84 personas han sido detenidas en Barcelona acusadas de delitos de desórdenes públicos, lanzamiento de objetos, daños al mobiliario urbano y atentado a los agentes de la autoridad durante la celebración de la victoria del Barça de la Champions League.

Éste es el balance final de los detenidos por los disturbios que siguieron a la victoria del Fútbol Club Barcelona y que se concentraron en las calles del centro de la ciudad, en los alrededores de Plaça Catalunya, según han informado los Mossos d'Esquadra en un comunicado.

Además, un total de 37 agentes de la policía autonómica han resultado heridos, y uno de ellos ha tenido que ser trasladado a un centro hospitalario para recibir atención médica, aunque su estado no es grave.

50.000 personas en las calles

Hasta 50.000 personas se han concentrado esta madrugada en el centro de Barcelona, entre Plaça Catalunya, Rambles, Arc de Triomf y las calles cercanas para celebrar la victoria del Barça frente al Manchester United en Londres, que le ha dado su cuarta copa de la Champions League.

Los disturbios que comenzaron en la calle Pelayo, vecina de la plaza Catalunya y de la fuente de Canaletes, escenario de celebración culé, se propagaron luego, con cargas policiales, hacia otras zonas de los alrededores de la céntrica plaza de la capital catalana con estampidas, momentos de caos y de confusión.

Los incidentes, que han provocado unos 90 heridos, dos de ellos de gravedad, esquivaron, sin embargo, el centro de la explanada donde han acampado una nueva noche unas 2.000 personas, para continuar así con la protesta que emprendieron hace casi dos semanas.

Cerca del movimiento 15-M

En la cercana plaza de Catalunya siguen acampados los miembros del movimiento reivindicativo 15-M que decidieron, al final de la tarde del sábado, en asamblea, pasar otra noche en el lugar, pese a los riesgos que puede generar la enorme concentración de personas y eventuales disturbios que suelen ensombrecer esas celebraciones.

Los miembros del movimiento reivindicativo, que volvieron a instalarse tras la actuación policial y recibieron el apoyo de miles de ciudadanos entre el viernes y el sábado, procedían a organizarse, tras pedir que se sacara de la plaza todo lo que pudiera representar un peligro, como objetos inflamables.

Poco después de la medianoche, los acampados han afirmado, mediante mensajes en las redes sociales, que todo estaba tranquilo en el centro de la plaza y que los aficionados del Barça estaban en los alrededores "respetando" su campamento.

Deportes

anterior siguiente