Enlaces accesibilidad

Fallece el ex ciclista Laurent Fignon

  • El corredor francés muere a los 50 años al no superar un cáncer digestivo
  • En la actualidad, el ex ciclista trabajaba como asesor de la televisión francesa
  • Fue ganador del Tour en 1983 y 1984, y se recuerda su rivalidad con Lemond

Por
Hasta siempre Laurent Fignon

El ex ciclista francés Laurent Fignon, doble vencedor del Tour de Francia en 1983 y 1984 ha muerto este martes a consecuencia de un cáncer de páncreas, según ha anunciado la televisión francesa 'France 2', donde el corredor ejercía como consejero para el Tour.

Laurent Fignon, al que se recuerda sobre la bicicleta con una coleta rubia y gafas -lo que le hizo merecedor del apodo de "El profesor"- se encontraba ingresado en estado crítico al no servirle el tratamiento de quimioterapia al que estaba sometiéndose.

Fignon, de 50 años, había anunciado en un libro publicado en junio de 2009 que sufría un cáncer digestivo avanzado. A pesar de la enfermedad, había seguido trabajando como asesor de la dirección del Tour de Francia en las ediciones de 2009 y 2010.

En ese mismo libro, titulado "Éramos jóvenes y despreocupados", Fignon también había reconocido haber consumido anfetaminas y cortisonas cuando era ciclista profesional, aunque ello no tenía ninguna relación con su enfermedad.

Dos victorias en el Tour, y un tercero perdido por 8 segundos

Laurent Fignon fue ciclista profesional desde 1982 a 1993, y además de ganar dos ediciones del Tour de Francia (1983 y 1984) con el equipo Renault, también fue vencedor de un Giro (1989), en el que fue también segundo en 1984, y numerosas clásicas, como la Milan-Sanremo, en dos ocasiones, o la Flecha-Valona, hasta sumar un total de 80 victorias en su carrera.

Vistió 22 días el maillot amarillo del Tour, donde ganó nueve etapas en todas sus participaciones. Fue el Tour sin duda su carrera favorita, que ganó por primera vez con 23 años y en la temporada de su debut como profesional, convirtiéndose en uno de los ganadores más jóvenes de la historia de la ronda gala. Al año siguiente, ganó a la leyenda viva del ciclismo galo, Bernard Hinault, que no había participado en la edición anterior.

En los 80 se le recuerda por vivir una gran rivalidad ciclista en el Tour con otro gran icono francés, Bernard Hinault, al que sucedió en el olimpo de los Campos Elíseos, si bien las lesiones -en 1985 no pudo correr e Hinault logró su ansiado quinto Tour-, la enfermedad o incluso la sanción por consumo de anfetaminas (1987) le impidieron tener continuidad en el podio. 

Pero, sobre todo, en la memoria de los aficionados al ciclismo permanece el Tour que perdió por 8 segundos en 1989 ante el estadounidense Lemond en la última etapa, una malhadada contrarreloj en París, la que fue la diferencia más pequeña registrada en la larga historia del Tour.

Lemond vuelve a ganar (89)

Rebelde, orgulloso, inconformista

Fignon era un corredor aguerrido, "rebelde, orgulloso", con carácter, que gustaba de atacar en todos los terrenos, "incluso en los avituallamientos", recuerda Pedro Delgado en TVE. Y también con un punto de mal genio y que le granjeó incluso el "odio" de los aficionados españoles, como cuando escupió a la cámara de Televisión Española en el Tour de 1989.

El ex campeón del Tour y doble de la Vuelta a España, recordó su último encuentro con Fignon en Francia, el pasado mes de julio.  "En la etapa de Mende me lo encontré en un atasco y aprovechamos para hablar un rato. Le quedaba poca voz, pero de aspecto le vi fenomenal. Le vi peor el año pasado. Guardo de él una visión positiva", comentó de un ciclista al que consideraba "rival y amigo", con el que siguió coincidiendo años después de colgar ambos la bicicleta en su labor como comentaristas televisivos.

"Para mí era verdaderamente un hombre único", ha evocado Greg Lemond sobre su rival. "Para mí, ha sido uno de los mejores corredores de los últimos 35 ó 40 años. En 1989, yo por encima de él en el podio, me sentía mal".

"Era uno de los héroes del ciclismo de los años 80 y 90 justo después y durante Bernard Hinault", ha declarado el ex director del Tour, Jean Marie Leblanc. "Lo que más me marcó fue su primera victoria en 1983, una victoria juvenil, de la improvisación, del talento, de la audacia".

"Era el testimonio de dos generaciones, Bernard Hinault era el último mohicano de la gran generación de campeones clásicos y Laurent Fignon fue el precursor del campeón moderno, con más impertinencia, más romanticismo", aseguró Leblanc.

Deportes

anterior siguiente