Enlaces accesibilidad

Guardiola responde a Ibrahimovic: "Siempre hay jugador y persona, y la persona va delante"

  • 'Ibra' asegura desconocer el problema y que es el entrenador el que no le quiere
  • "Al menos no ha salido a hablar su representante", comentó irónico Guardiola

Por
El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola saluda al delantero brasileño del AC. Milan, Ronaldinho Gaucho, al ser éste sustituído en el partido, correspondiente a la edición 45 del trofeo Joan Gamper, que enfrentó a ambos equipos en el Camp Nou.
El entrenador del FC Barcelona, Pep Guardiola saluda al delantero brasileño del AC. Milan, Ronaldinho Gaucho, al ser éste sustituído en el partido, correspondiente a la edición 45 del trofeo Joan Gamper, que enfrentó a ambos equipos en el Camp Nou. noticias

El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, ha explicado que "siempre hay una razón para todas las cosas" al ser preguntado sobre las críticas de Zlatan Ibrahimovic, que había admitido previamente su falta de comunicación con el técnico, y ha asegurado que debe trabajar "para recuperar" al sueco.

Ibrahimovic y su representante, Mino Raiola, han declarado abiertamente la guerra a Pep Guardiola, bien con la intención de forzar su traspaso a otro club o bien por una cuestión exclusivamente personal entre el sueco y su técnico.

Si hace escasos días el representante de Ibra, Mino Raiola, se descolgó con unas declaraciones en las que aseguraba que "Guardiola no es como la gente creee y que tiene problemas consigo mismo" ayer fue el delantero sueco quien cargó frontalmente contra su entrenador y sostiene que, "Es el entrenador, Guardiola, el que no me quiere en este equipo. No sé cuál es el problema".

Si en los últimos seis meses he hablado dos veces con él, siempre hay una razón, no toca explicarla ahora, pero soy un entrenador supercomunicativo. Por el bien del club, no la explicaré ahora, en todo caso, cuando toque", ha explicado.

Guardiola también ha insistido en que su obligación es "intentar recuperar" al jugador, especialmente si continúa en el club a partir del 31 de agosto, cuando se cierre el mercado. "Hablaré con él del porqué de las cosas", ha añadido.

Además, el entrenador ha dicho que "antes que el jugador, va la persona", en referencia a la actitud del jugador, y ha lamentado que el delantero no haya participado en la celebración del Gamper.

Guardiola ha asumido la cuestión de Ibrahimovic como "un problema interno" que debe resolver en los próximos días y no ha especificado cuántas posibilidades hay de que el sueco continúe en el Barça. También ha asegurado que el 'caso Ibrahimovic' "no tiene nada que ver con lo de Samuel Eto'o", el jugador que abandonó el Barcelona después de que Guardiola dijese que no tenía 'feeling' con él.

"Al menos, no ha salido a hablar su representante", ha valorado Guardiola, irónico sobre las últimas palabras del agente del jugador, en las que criticaba la habitual suplencia del sueco.

Mi puerta del vestuario siempre está abierta. Siempre hay una razón pero me la guardo para mí

Para intentar solucionar su distanciamiento con Ibrahimovic, Guardiola ha adelantado que volverá a hablar "una tercera vez" con el jugador, "porque así ya tienes más información con respecto a la segunda vez", y también ha subrayado que la puerta de su despacho "siempre está abierta" y que él es entrenador "del Barcelona, no del jugador".

Asimismo, ha asegurado que no tiene "ningún reproche que hacerle a Ibrahimovic en cuanto a su trabajo en los entrenamientos, pero hay una persona antes que el jugador", sin ofrecer más detalles sobre su problema con el sueco.

"No todo depende de mí en este club, yo doy mi opinión al club, pero el secretario técnico y el presidente están por encima de mí, hay cosas que se pueden hacer y otras que no", ha añadido Guardiola.

Ayer, Ibrahimovic, que no celebró con el resto de sus compañeros el trofeo Joan Gamper, hizo estas declaraciones, tras cinco meses de silencio, a los periodistas italianos desplazados a la ciudad condal, lo que no parce casual, ya que, en estos momentos Milan y Barça negocian el pase del sueco a la entidad 'rossoneri'. Un Joan Gamper que se adjudicó el Barça en los penaltis, tras terminar los 90 minutos con empate a uno en el marcador y que sirvió, además, para homenajear a Ronaldinho.

En estos momentos el fichaje, o la cesión, de Ibrahimovic al Milan sólo cuenta a su favor con la voluntad de los clubes, ya que, a nivel económico las posturas están bastante distantes. El Barça, que pagó una fortuna por él la temporada pasada quiere recuperar una buena parte de la inversión realizada. Por su parte, el Milan no atraviesa por su mejor etapa económica y no puede hacer frente ni al precio del traspaso que le piden ni a la ficha del jugador.

"Es una negociación difícil, las partes están aún muy lejos de un acuerdo y estamos todavía en la fase de calentamiento", reconoció el agente del futbolista.

Las directivas de Milan y Barcelona se reunieron ayer en la ciudad española para tratar el futuro del delantero sueco poco antes de que ambos equipos disputaran el Trofeo Gamper aunque, de momento, no parecen haber llegado a ningún acuerdo.

El propio vicepresidente del Milan, Adriano Galliani, explicó ayer que el fichaje de Ibrahimovic "es una operación muy compleja y muy costosa", y reconoció que la cuestión económica es el principal problema para cerrar la operación.

Según publica hoy el diario deportivo italiano "La Gazzetta dello Sport", el Barcelona habría pedido cincuenta millones de euros al Milan para ceder al futbolista sueco, una cifra que el equipo italiano no está dispuesto a pagar.

Ambas partes mantendrán hoy un segundo encuentro en Barcelona, según confirmó ayer el propio Galliani.

"Ibrahimovic está siguiendo el desarrollo de las negociaciones. Será una semana larga, de encuentros y reuniones pero, por suerte, no tiene (Ibrahimovic) a un equipo que le pida irse, así que está tranquilo", añadió Raiola.

Deportes

anterior siguiente