Anterior El Valencia ficha al central brasileño Ardellan Santos por cinco campañas Siguiente Soldado enchufa al Villarreal Arriba
Resumen del Uruguay 2-3 Alemania

Cuatro años después, Alemania vuelve a ser tercera en una Copa del Mundo

|

La final de consolación, el partido que ningún equipo quiere jugar ha sido un encuentro entretenido, en el que hemos visto cinco goles.

Al final, el pulpo Paul acertó cuando predijo que el equipo alemán sería tercero, aunque de inicio parecía que los uruguayos deseaban más ese puesto. De hecho, los charrúas que saltaban al campo con el once titular, han tirado más a puerta y lo han intentado hasta el último minuto, cuando Diego Forlán ha estrellado el Jabulani en el larguero.

Sin embargo son los alemanes, con mayor capacidad resolutiva en la jugadas aisladas, quienes se terminan quedando con el tercer puesto. Repiten por tanto con su última actuación en una copa del Mundo cuando también ganaron la final de consolación en el Mundial 2006 ante Portugal.

Goles sin ansiedad

Uruguayos y alemanes comenzaron jugando sin prisas, pero con intensidad.

Los hombres de Löw tenían el balón y comenzaron a tocarla como les gusta. Uruguay, que en Sudáfrica ha vuelto a la primera línea del futbol mundial, la tenía menos y parecía esperar sus opciones a la contra. En general, se diría que ambos conjuntos afrontaban el partido sabiendo que era de trámite pero con intención de ganarlo.

En el minuto 18 los alemanes aprovecharon un error de Muslera y se adelantaron en el  marcador. Schweinsteiger lanzó desde medio el campo, pero el meta charrúa despeja, aunque la bola queda suelta en el área y Müller, que no desaprovecha esas ocasiones, adelantó a los alemanes a puerta vacía.

El delantero, que volvía después de no haber jugado ante España marcaba así su quinto gol y ponía la lucha por el pichichi aún más reñida.

Ahora el conjunto teutón tenía el partido como le gusta, listo para matar a la contra, pero los de Óscar Tabarez supieron reponerse.Tuvieron varias internadas buenas, pero finalmente fue en una contra muy organizada como consiguieron el empate.

Luis Suárez robó el balón y se lo pusó magistralmente a Edinson Cavani. El jugador, que rapidamente se plantó ante Butt y consiguió el empate para los uruguayos con el que se llegó al final del primer tiempo.

Uruguay saltó a por el bronce

El conjunto charrúa parecía tener argumentos para llevarse la victoria y comenzó la reanudación con un juego potente y peligrosos disparos.

En la segunda ocasión que tuvieron, Diego Forlán adelantó a los suyos tras un córner sacado por Egidio Arévalo. El uruguayo, remontaba el partido para los suyos y anotaba su quinto tanto, empatando en la lucha por el pichichi con Villa, Sneijder y Müller.[Ver estadísticas]

Pero Alemania empató enseguida. En una acción en la que Muslera no estuvo acertado, Jansen, de cabeza, estableció la igualada tan sólo cuatro minutos después.

A partir de ahí, vimos jugadas vibrantes en ambas porterías. El encuentro era de ida y vuelta y cualquier podia sentenciar al contragolpe.

Sin embargo, el gol de la victoria germana llegó en una jugada embarullada . Özil saca de córner sin encontrar rematador a la primera, finalmente es Khedira el que remata de cabeza y consigue el definitivo 2-3, que daba la victoria a los alemanes, cuando apenas quedaban diez minutos para el final.

Uruguay no se rindió, pero ya sólo quedaba recurrir a la herócia. Y casi lo tuvo. En la prolongación una falta lanzada por Forlán se estrelló en el larguero, sin que diera tiempo para más.

Así pues, caras de tristeza en los uruguayos, que deseaban el tercer puesto.

Alemania por su parte, vuelve a repetir lo que ya hizo en su mundial, pero nos deja con la sensación de que esta nueva generación de futbolistas germanos, puede conseguir algo más.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente