Enlaces accesibilidad

Lorenzo puso la guinda al dominio español

Ver también: Especial MotoGP

Por
Lorenzo, emperador en Francia

El motociclismo español está de enhorabuena. El Gran Premio de Francia en el circuito de Le Mans certificó el dominio de los nuestros en el arranque de esta temporada 2010 con otro triplete: Pol Espargaró (125 cc), Toni Elías (Moto2) y Jorge Lorenzo (MotoGP).

Parecía difícil que después de lo visto en Jerez, en el GP de España, se repitiera otro fin de semana con tres victorias españolas, pero se logró por segunda vez en la temporada, de forma consecutiva, y la quinta en la historia.

El buen momento viene refrendado con la clasificación de los campeonatos mundiales de cada categoría, donde mandan Lorenzo (MotoGP), Elías (Moto2) y Nico Terol (125 cc).

En el octavo de litro, el dominio español es aún mayor que en el resto de categorías. Cinco pilotos aspiran a alzarse con el título de campeón del mundo y en las tres carreras disputadas hasta el momento sólo se ha visto a los nuestros sobre el podio. Nueve de nueve.

Si ampliamos la racha a la última carrera del pasado campeonato, el GP de la Comunidad Valenciana, encontramos tres tripletes en cuatro grandes premios, es decir, diez carreras de doce ganadas por españoles. Tan sólo en Qatar se escaparon las victorias en MotoGP (Valentino Rossi) y Moto2 (Shoya Tomizawa).

Hay que remontarse a 2006 para encontrar el segundo triplete español. Ocurrió en el GP de Gran Bretaña y entonces las victorias fueron para Bautista (125 cc), Lorenzo (250 cc) y Dani Pedrosa (MotoGP). La anterior, la primera, fue precisamente en Le Mans en 2003, con Pedrosa (125 cc), Elías (250 cc) y Sete Gibernau (MotoGP).

Con estos números, parece difícil que se escape la victoria en la general en alguna de las tres categorías, sobre todo en 125 cc. Sólo en 2008 se rompió la racha de ver a un español celebrar un título mundial en por lo menos una de las cilindradas.

No sería descabellado pensar en el triplete también en el Mundial. La última vez que un español ganó en la segunda cilindrada, entonces 250 cc, fue precisamente Jorge Lorenzo (2006), el actual líder de MotoGP.

Es precisamente la máxima categoría la que más se resiste. El último y hasta la fecha único mundial español se celebró cuando todavía era 500 cc. Corría el año 1999 y lo ganó Álex Crivillé, un mundial para la historia.

Deportes

anterior siguiente