Anterior Carolina Marín eliminada en la primera ronda en Odense Siguiente Messi solventa el trámite ante Olympiacos y consolida el liderato del Barça Arriba Ir arriba
Eto'o deja en el Barça una huella imborrable

Un 'león indomable' que deja huella en Barcelona

  • El camerunés ha hecho gala siempre de un fuerte carácter

  • Sus declaraciones incendiaron el vestuario en la época de Rijkaard

  • Desde la llegada de Guardiola han mantenido una tempestuosa relación

|

Ya está confirmado: acuerdo definitivo que vinculará al camerunés con el Inter según ha anunciado a los medios el representante del jugador, Josep Miralles. 10,5 millones de euros serán los que Samuel Eto'o perciba del Inter de Milán por cada una de las cinco temporadas que jugará en el equipo italiano.

Con su marcha, se pone punto y final a una etapa en la que el jugador ha sido uno de los protagonistas más destacados de la historia del equipo culé. Durante ese tiempo el camerunés ha sido el máximo goleador del equipo y sus goles han sido decisivos en la consecución de las dos 'Champions League' con sus goles en ambas finales.

En las últimas declaraciones de Guardiola, se puso de manifiesto las intenciones del club que han estado siempre orientadas esta temporada a deshacerse del delantero. Las malas artes de Laporta, denunciadas por Eto'o cuando el presidente le ofreció una renovación por 'sms' y los coqueteos de Guardiola con Villa (vía Luis Enrique) han sido las gotas que colmaban el vaso de la situación de un jugador que, según su presidente, no le cogía el teléfono para hablar de su futuro.

Antes de aparecer en escena el cambio de cromos entre Inter y Barça, el delantero sonó para varios equipos de la élite europea, entre ellos el Manchester United, Milán o Chelsea, aunque el único que presentó una oferta en firme fue el Manchester City, finalmente rechazada por el propio jugador, esgrimiendo motivos deportivos.

Sobre el intercambio entre Eto'o y el sueco Ibrahimovic ya se rumoreó en los días previos a la final de la Champions en Roma, con el triplete en ciernes. Se espera aún que Eto'o convoque una rueda de prensa en Barcelona en la que se despedirá de la afición blaugrana y en la que seguro que más de una perla saldrá de su boca, ya que si por algo se ha caracterizado Samuel Eto'o es por ser uno de esos jugadores que nunca se ha mordido la lengua.

Tormentosa relación
desde que llegó Guardiola

La llegada de Guardiola no presagiaba nada bueno para Samuel Eto'o y su futuro en el Barça parecía tener los días contados. El propio entrenador confirmó públicamente que no contaba con el 'pichichi' culé.

El camerunés hizo caso omiso a los deseos del club de venderlo y se aferró a su puesto a base de marcar goles en la pretemporada. Al mismo tiempo se iba fraguando una relación bastante estrecha con Guardiola, que ha oscilado entre el amor y el odio.

Con Pep ha tenido encuentros y desencuentros a la vista de todos. Gestos como el abrazo al técnico tras el gol de Gudjohnsen ante el Betis en la primera vuelta, o el abandono de un entrenamiento previo al derby copero ante el Espanyol han sido el precedente del último "¡te lo dije!" que el delantero ha gritado a la cara de Guardiola después de su golazo.

Samuel Eto'o es un delantero con un fuerte carácter, algo que ya se sabe desde su etapa en el Mallorca, pero desde que está en el Barça su temperamento tiene una mayor repercusión. Ya desde su llegada al conjunto culé dejó claro que venía a "correr como un negro para cobrar como un blanco".

Un 'león indomable' desde que llegó a España


El camerunés no se muerde la lengua y no se achica ante nadie, ni directivos ni entrenadores ni compañeros. Tampoco se olvida de sus orígenes madridistas, como cuando marcó un gol en el Bernabéu jugando con el Mallorca y corrió hacia el palco señalando con el dedo. Entonces lo presidía Florentino Pérez.

Las 'puyas' al Madrid volvieron a surgir ya con la camiseta azulgrana, provocando una polémica en la celebración de su primera Liga con el Barça. En la celebración en el Camp Nou, un Eto'o eufórico, micrófono en ristre, le dedicó a su antiguo club una "simpática" canción: "Madrid, c..., saluda al campeón".

Él mismo tuvo que salir a apagar el fuego mediático con otra frase que también ha quedado para las hemerotecas: "He escupido en el plato que me dio de comer". Fin, aparentemente, de la polémica, aunque los madridistas se desquitaron después con: "Eto'o, c..., saluda al campeón".

La conflictividad del camerunés ha salpicado también a su propio vestuario. Cuando se rumoreaba que existía cierto "pique" entre él y Ronaldinho, él se defendía alegando que el brasileño era su "hermano".

Sin embargo, las cosas empezaron a ir mal en el Barça de Rijkaard y los recelos surgieron. Fue el  técnico holandés quien criticó abiertamente a Eto'o por negarse a jugar los minutos finales de un Barça - Racing de febrero 2007, y el delantero explotó.



"Es mala persona quien dice que me negué a jugar", hacia el entrenador, y "si dice que hay que pensar en el grupo, quien tiene que hacerlo es él", hacia su otro "hermano" Ronaldinho, dejando bien claro que ya había una fractura incurable en el vestuario.

Ahora, quién lo iba a decir, Eto'o puede compartir ciudad, estadio y sobre todo rivalidad a muerte con su 'hermano' Ronaldinho.


Más contenidos de Deportes

anterior siguiente