Enlaces accesibilidad

El Valencia asalta el fortín de Zorrilla y mantiene el liderato

  • El equipo valencianista gana al Real Valladolid por 0-1
  • Con esta victoria, rompe la racha del Valladolid de 7 partidos sin perder en casa
  • Enlaces relacionados

    Por

    El portugués Manuel Fernandes, con un disparo rotundo e inapelable, ha decantado a favor del Valencia un partido con el que el líder, sólido y práctico, asaltó el "refugio" de Zorrilla, donde el Real Valladolid se había hecho fuerte y acumulaba una secuencia de siete partidos invicto.

    El encuentro aparecía como un choque de trenes, entre otras cosas porque Zorrilla y fortín comenzaban a ser sinónimos. Los de Mendilibar buscaban encadenar su octavo partido sin perder en casa y enfrente aparecía un líder que tampoco conocía la derrota en el presente campeonato. Lo del Valencia forma parte de ese catálogo de cosas inexplicables del fútbol porque sus jugadores son exactamente los mismos que, desdibujados y abatidos, andaban peleando el descenso hace sólo unos meses.

    Y es que los levantinos atesoraban, y atesoran, una asociación ofensiva cargada de viveza, la que forman Mata y Villa. A veces, en ataque, podrían agarrarse a la inspiración de cualquiera de ellos y echarse todos a dormir. Con jugadores así, ni siquiera hoy las bajas de los dos "comandantes" de la zaga, Marchena y Albiol, son una coartada.

    El Valladolid tuvo de nuevo a Ogbeche arriba, un delantero rápido y con buena pinta en lo físico, pero que no lleva adherida la etiqueta de goleador. No es Joseba Llorente, ni siquiera anda cerca. La disparidad del nigeriano con su antecesor condiciona, y mucho, el juego de sus compañeros. Hoy se hizo evidente.

    Muchas entradas por banda de los vallisoletanos, pero ningún fruto en el remate, más que un espectacular "golpeo" de Pedro León (min. 27). Cautela y buena organización del Valencia, pero sin llegadas claras, sólo un balón que sacó Prieto tras una "vaselina" de David Villa (min. 24). Había rigor táctico, buen manejo de balón y dinamismo, pero ni ocasiones, ni goles. El Valladolid dominaba, pero no era capaz de hacer daño en el marcador. Poca cosa para una primera parte sólo plagada de buenas intenciones.

    Golazo de Manuel Fernandes

    Otra "rosca" de Pedro León inauguró la segunda parte. Era un proyecto de gol olímpico que el guardameta brasileño Renán Brito abortó, no sin dificultades. El Valladolid, sin embargo, había salido algo atascado en esta fase, también su rival. El estado del partido lo cambió Manuel Fernandes con un disparo sobrecogedor desde fuera del área. El balón se fue envenenando, cargado de potencia, y sorprendió a Sergio Asenjo. Inapelable. Nada que hacer para impedir el 0-1 (min. 53).

    A partir de ahí, el Valencia quiso ser práctico y lo consiguió, mientras que el Valladolid recurrió al argentino Damián Escudero y el holandés Medunjanin para acometer con más intensidad. Los de Mendilibar llegaron más y opositaron al empate, pero el marcador ya no se movió. El Valencia supo rentabilizar el extraordinario gol de Fernandes y refuerza su liderato.

    Deportes

    anterior siguiente