Enlaces accesibilidad

La selección de baloncesto asegura una medalla tras la plata agridulce de Cal

  • La selección de baloncesto luchará por el oro
  • El piragüista español tiene que conformarse con la plata
  • Islandia vence a España en balonmano dejándonos fuera de la final
  • Almudena Cid pasa a la final al acabar décima
  • Los errores en el ejercicio del quinteto de gimnasia rítmica les cuesta la final
  • Todavía le queda la final de los 500 metros para hacerse con el oro
  • Las chicas de sincronizada ocupan el segundo lugar en la clasificación
  • El marchador español se queda a un paso de las medallas al acabar cuarto

Por
David Cal, segundo en C-1 1.000 metros
  • La selección de baloncesto a la final
Los de Aíto han sufrido en el último cuarto  hasta batir a lituania, asegurando así la plata olímpica, el hito de la  selección de Los Angeles'84, para soñar con dar un pasito más en la final del próximo domingo en Pekín.

España sufrió lo que no sabe nadie, aguantó un incesante acoso de los bálticos de esquina a esquina del campo, en ataque y en defensa y, con los dientes apretados, se alzó con una victoria impresionante, histórica y que honra como deportistas, compañeros y baloncestistas a sus jugadores.

Los campeones del mundo se toparon con lo previsto: un rival aguerrido, sin complejos físicos, más bien todo lo contrario, dispuesto a pasear el músculo -sobre todo, para contener a Pau Gasol- y con una efectividad desde el perímetro matadora. Se toparon con un hueso muy, muy duro de roer. Tampoco podía ser de otra forma en las semifinales de unos Juegos.

Desde luego, también encontraron el rastro de un jugador de bandera como Sarunas Jasikevicius y una calidad colectiva de altos vuelos en todos los efectivos contrarios para aventurarse en el lanzamiento desde cualquier posición.

España se las verá en la final con el vencedor del duelo Estados Unidos- Argentina.

  • David Cal, sexta medalla de plata para España
El piragüista español David Cal ha terminado segundo en la final de los 1.000 metros en C-1 con un tiempo de 3:52.751, otorgando así a España su duodécima medalla. Cal ha quedado por detrás del húngaro Attila Vajda, que ha remontado tras el paso por los 500 metros para imponerse en la línea de llegada con un tiempo de 3:50.467.

El palista español, tras un mal comienzo, ha ido remontando posiciones, hasta colocarse en segundo lugar hasta el final de la prueba, pero sus esfuerzos no han sido suficientes para superar al deportista húngaro, que le ha arrebatado el título de campeón olímpico.

Cal ha confesado sentirse un poco decepcionado después de los duros esfuerzos que ha realizado durante estos cuatro años de cara a los Juegos, pero esta no será su última participación en Pekín: aún le queda la final de 500 metros, en la cual es de nuevo favorito. "Mañana volveré a intentarlo", ha confesado.

  • En balonmano lucharemos por el bronce
La selección española de balonmano ha perdido su partido de semifinales contra Islandia (30-36) quedando fuera de la final de los Juegos Olímpicos de Pekín, por lo que luchará por la medalla de bronce el próximo domingo contra Croacia, que sucumbió en la otra semifinal contra Francia (25-23).

Los hombres de Juan Carlos Pastor, que nunca lhan llegado a ir por delante en el marcador, volvieron a acusar lagunas defensivas y perdieron la oportunidad de jugar su primera final olímpica. España luchará ahora por repetir su mejor resultado histórico, el bronce conquistado en Atlanta 1996 y Sydney 2000.

Islandia empezó protagonizando "un festival" ante una selección española permeable en defensa y que en ataque parecía haberse quedado todavía en el vestuario, ya que no hubo noticias ofensivas, ni goles españoles hasta el minuto cinco. Un bloqueo mental y ofensivo en toda regla.

El equipo de Juan Carlos Pastor encajó un parcial de 5-0 en los primeros cuatro minutos y el entrenador vallisoletano paró el partido para espabilar al equipo en un tiempo muerto providencial.

  • Almudena Cid hace historia al pasar a la final
La española Almudena Cid disputará la cuarta final olímpica de su carrera, tras terminar en el décimo puesto en la segunda y última jornada de la ronda de clasificación de gimnasia rítmica individual de Pekín 2008.

La vitoriana, que a sus veintiocho años es la más veterana de toda la competición, ha terminado con una puntuación total de 66.825, que la sitúa entre las diez primeras, que acceden a la final. Es un peldaño más en la historia de la gimnasia rítmica. Nunca ninguna gimnasta ha disputado cuatro finales olímpicas.

En Pekín 2008 Almudena Cid ha alimentado su propia leyenda. Ha superado a la undécima, Dinara Gimatova, que obtuvo 66.525 y que parecía una seria amenaza para la vitoriana en una competición en la que en el duelo ruso la ventaja la tomó Evgeniya Kanaeva, por delante de su compatriota Olga Kapranova y de la ucraniana Anna Bessonova, campeona del mundo.

  • Fuera de la final en los conjuntos de gimnasia rítmica
Una mala actuación en el ejercicio combinado de aros y mazas dejó a España fuera de la final de la prueba de conjuntos de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Las juezas no pasaron por alto los errores del ejercicio español, que había puesto sobre el tapiz a Bárbara González, Lara González, Isabel Pagan, Ana María Peláez y Verónica Ruiz. Se quedó fuera Elisabeth Salom.

España había preparado un par de innovaciones en sus ejercicios. Algo más de riesgo para intentar superar el séptimo puesto de Atenas 2004. Sin embargo, el mal desarrollo de la actuación echó al traste con las aspiraciones y con la progresión que había dispuesto este deporte, muy lejos de las excelencias de Atlanta 1996 y que buscaba en Pekín confirmar su crecimiento.

  • Buena actuación del equipo de sincronizada
Las chicas del equipo de natación sincronizada ocupan el segundo lugar en la clasificación tras la valoración del ejercicio técnico, lo que las sitúa en un buen lugar de cara a la consecución de una nueva medalla para España. El equipo español ha obtenido una puntuación de 48.917 en total, con 49.000 en impresión artística y 48.833 en ejecución por un ejercicio con música soul caracterizado por la velocidad y las agrupaciones compactas.

El equipo español, formado por Gemma Mengual, Andrea Fuentes, Alba Cabello, Raquel Corral, Thais Henríquez, Laura López, Paola Tirados e Irina Rodríguez, intentará hacerse con una nueva medalla de sincronizada, la segunda en esta disciplina para España después de la lograda por Gemma Mengual y Andrea Fuentes.

  • García Bragado se queda sin medalla
El atleta español Jesús García Bragado ha terminado cuarto en la prueba de 50 kilómetros marcha, por lo que se ha quedado sin medalla en estos Juegos de Pekín. El veterano marchador, de 39 años, realizó una carrera inteligente, marcando su ritmo de menos a más, lo que le ayudó a superar a diferentes rivales durante la competición.

A pesar de acabar en cuarta posición, el atleta madrileño realizó una gran carrera y superó la posición que ya había alcanzado en los Juegos de Atenas, lo cual era una de sus metas en estos Juegos de Pekín.

El resto de la representación española en marcha, formada por Mikel Odriozola y Santiago Pérez, tampoco ha logrado colarse en los primeros puestos, lo cual deja a la marcha española sin medalla olímpica en Pekín.

  • David Gómez, último en decatlón
El atleta español David Gómez ocupa la última posición en la clasificación general de decatlón tras no llegar a hacer marca en la prueba de pértiga. Durante las primeras pruebas, entre las que destacan los 100 metros lisos, salto de longitud y salto de altura, Gómez no ha conseguido acercarse a las primeras posiciones y sus marcas le han situado en los últimos puestos durante toda la competición.

Deportes

anterior siguiente