Enlaces accesibilidad

El cadáver de Iñaki se quedará en el Annapurna

Por

"Seguimos de rescate, porque quedan 14 Iñakis en esa montaña y nuestra prioridad es bajarles de ahí a todos. Iñaki ya no está, pero el resto tienen que bajar de ahí". Jorge Nagore, uno de los responsables del equipo de coordinación de rescate del montañero navarro, sólo tiene una prioridad: que todos los montañeros que lo han dado todo para tratar de bajar al pamplonés del Annapurna regresen sanos y salvos al campo base. El tiempo ha empeorado, y muchos de ellos están muy cansados física y anímicamente. "Nosotros nos quedaremos aquí, coordinando el operativo, hasta que tengamos la certeza de que están todos bien y a salvo", dice.

En esas condiciones, ni siquiera es planteable la opción de bajar el cadáver de Iñaki hasta un lugar del que pueda ser evacuado en helicóptero. En la tienda, junto al navarro, sólo está el suizo Ueli Steck, extenuado tras una meteórica ascensión hasta el campo IV y que no ha descansado en toda la noche, para poder suministrar a Iñaki medicamentos cada seis horas y vigilarle continuamente.

Ueli pasará la noche de hoy en el campo IV, junto al cadáver de Iñaki. Mañana por la mañana, si el tiempo lo permite, subirá hasta allí el kazajo Dennis Urubko, para ayudarle a enterrarle y luego comenzar a descender. La familia comparte plenamente la decisión de dejar a Iñaki allí, no sólo para respetar las creencias de Iñaki -que siempre sostuvo que si un día le pasaba algo se quedaría arriba en las montañas- sino para no poner en mayor peligro a sus compañeros.

En el campo III, a 6.400 metros de altura, pasarán la noche Don Bowie y Alexei Bolokov, que también subían al rescate de Iñaki y que no pudieron llegar. El resto de los 14 montañeros y serpas que se habían ofrecido voluntarios para ayudar a bajar a Iñaki del Annapurna intentarán hoy llegar al campo base pese a la tormenta de nieve y la niebla que hay en la zona. 

Muerto tras cuatro días de agonía

El montañero navarro Iñaki Ochoa de Olza falleció esta mañana a 7.400 metros de altura, en la cara sur del Annapurna, al no poder superar las graves lesiones que sufría desde el martes.

Iñaki era uno de los alpinistas españoles más destacados del momento. Nacido en 1967, tenía en su curriculo 15 ascensiones a cumbres de más de ocho mil metros, y sólo le faltaban dos (el Annapurna entre ellos) para convertirse en uno de los pocos alpinistas mundiales -y tercer español- que consigue coronar las 14 cumbres de más de ocho mil metros del planeta. Era un experimentado himalayista, con más de 30 rutas a sus espaldas, y trabajó en varias expediciones del programa Al filo de lo imposible

 

Deportes

anterior siguiente