arriba Ir arriba
cerrar

Trabajadores chinos concentrados en el exterior de una fábrica de Denso Co. Ltd. en Guangzhou, en el sur de China. La huelga de estos empleados del suministrador de algunas partes de sus automóviles ha obligado a la empresa japonesa Toyota a suspender este martes la producción en la planta de ensamblaje que posee en China. Ha sido el último eslabón de una serie de paros realizados por empleados de varias multinacionales presentes en el país asiático.