www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4313362
Para todos los públicos Zoom Tendencias - Sevilla - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Vive aires de cambio.

Nos lo habían dicho y eso nos ha animado a volver.

Como colofón, ha sido elegida la ciudad

a la que los viajeros de todo el mundo

deberían viajar en 2018.

deberían viajar en 2018.

Así que, "Zoom tendencias" llega a la capital andaluza

con muchas ganas de sentirla, pero también, de esbozar novedades.

Las gastronómicas pasan por el mundo de las tapas de altos vuelos,

del pescado con mayúsculas y de un restaurante que reivindica

el producto marca Sevilla en mesa y mantel,

algo que parece que ha quedado en desuso.

Disfrutamos del Palacio de Dueñas. Antonio Machado primero

y en los últimos tiempos, la duquesa de Alba

lo han vivido y le han dado fama.

Otra de las joyas que nos aguarda es el Palacio Arzobispal,

acaba de abrir sus puertas.

Una antigua miniciudad que ahora podemos pisar, conocer y admirar.

De sus paredes cuelgan obras del pintor sevillano Murillo

entre otros muchos artistas.

Recorrer Sevilla en bici se impone. Su diseño urbanístico lo facilita.

A la hora de alojarnos

elegimos este espacio histórico en su estructura,

pero con una filosofía divertida en su ambiente y en su diseño

y saludable en sus desayunos kilómetro cero.

Desde su azotea se vislumbra la imponente Giralda.

Una imagen que protagoniza la terraza de este hotel,

que nos anima a cenar o a ponernos en manos de una osteópata

y relajarnos junto a la piscina.

Para muchos el embrujo que desprende Sevilla

la convierte en la ciudad más bonita del mundo.

Puede ser.

Sevilla nos recibe con una temperatura más que agradable.

Los veintitantos grados nos permiten pasear por el corazón de la ciudad

con verdadero placer.

Lo mismo le sucede a los muchos viajeros,

que, llegados de otros países, recorren deslumbrados

el conjunto histórico de la capital andaluza,

presidido por la Giralda,

el verdadero símbolo de la aclamada Sevilla.

"Lonely planet", la que para muchos es la Biblia

del viajero independiente, ha elegido a esta ciudad

como la mejor del mundo para ser visitada en 2018

por la transformación que ha sufrido en los últimos 10 años.

La publicación destaca que ha pasado de ser una urbe

congestionada por el tráfico y dormida en los laureles,

a una ciudad llena de bicis y tranvías

y con ganas de regalar brillo a su pasado artístico.

El corazón de la ciudad aparece plagado de hoteles.

El fenómeno ha crecido en los últimos años.

Los hostels también empiezan a dejarse ver.

Seguimos andando hasta situarnos en la calle Segovias.

Aquí se localiza este alojamiento al que cuesta llegar en coche

por lo estrechas que son las calles del barrio

que más fama regala a Sevilla.

Nada más llegar, enseguida nos animan a subir a su azotea.

La terraza se ha convertido en uno de los sitios de moda

entre los propios sevillanos, aunque también se acercan

muchos de los viajeros que se alojan en el propio hotel.

Cuando llegamos, aún es de día.

La primera sorpresa nos la llevamos al ver el masaje

que reciben dos personas alojadas en el hotel.

Sin duda, el mayor privilegio es poder recibirlo

mientras se contempla lo más castizo de Sevilla.

Estamos haciendo un masaje a través de la presión

con aceites esenciales que hemos creado nosotros.

Como veis, cada aceite tiene un nombre diferente,

en lo que es Sevilla, a lo que refiere a Sevilla.

Y para acabar, lo que hacemos es que relajamos al paciente

con este ambiente que tenemos en nuestra ciudad.

Dicen que esta es una de las dos terrazas de moda

de la capital andaluza.

Diego Ortega, el dueño de este alojamiento,

y Paco Gil, un agitador del mundo de la hostelería,

se han aliado con las ganas de dar otro aire la ciudad.

Bueno, llevamos tiempo con este hotel en el barrio de Santa Cruz

y lo que teníamos claro es que queríamos una Sevilla distinta,

moderna, ágil, como cualquier capital europea.

Entonces, bueno, conocí a Paco, que hicimos un par experiencias

con "food market" y "food trucks" y demás

y a partir de ahí empezamos y él es el líder luego de esta locura

que hay aquí en el cielo de Sevilla.

-Bueno, es locura, pero más loco estaba él,

que confío en mí para esto.

Al fin y al cabo aquí, fue una idea que pretendimos

crear algo distinto en Sevilla, un concepto más moderno,

más actual y sobre todo enfocarlo un poco en ser distintos.

Es como una maldición...

La música en directo y en especial, el mundo del flamenco

están muy presentes en esta azotea.

Hemos llegado pronto, así que asistimos al ensayo de los músicos.

Aquí ha actuado Farruquito, uno de los grandes del baile.

Hoy cantan Virginia Fernández, la Pipi, y Carrasquilla.

Contigo aprendí

a ver la luz del otro lado de la Luna.

Contigo aprendí

que tu presencia yo no la cambio por ninguna.

Los fogones también están presentes en esta terraza.

La cocina internacional se impone.

Pues mira, hoy mismo tenemos crudités de verduras con pan de pita.

Podríamos continuar con el wok de fideos chinos y pollo dulce

con verduritas al horno y podríamos finalizar también

con el Pollo Teriyaki,

con verduras también salteadas a baja temperatura.

Y de postre, quien quiera. Si quiere, un daikiri de limón.

Entramos en el interior del hotel.

Diego Ortega nos cuenta que tiene muy clara

la filosofía que debe gastar un alojamiento

que se esconde en uno de los edificios más hermosos de Sevilla.

Este hotel es el tercer patio del Palacio Arzobispal de Sevilla,

justo al lado de la catedral. Entonces, la idea que teníamos

era reconvertirlo completamente. Hacer un hotel muy moderno,

donde mezclásemos la parte antigua de Sevilla

con la modernidad y con la línea actual

que puede ser en Sevilla o en Nueva York o en Londres.

Al día siguiente, a primera hora de la mañana,

aún no ha amanecido hoy, pero Márquez,

la mano derecha de Diego Ortega en el hotel,

nos cuenta que también han querido darle la vuelta a los desayunos.

Una tendencia al alza en los alojamientos

que cuidan el origen de los productos

con los que elaboran sus propuestas gastronómicas.

Con una limonada casera, que es nuestra especialidad

porque traemos los limones del Palacio Arzobispal,

o cualquier zumo de los que hace Silvia,

que son depurativos con mezclas de frutas,

por supuesto, es imprescindible un pan de la provincia de Sevilla,

de Marchena, de La Algaba, acompañado de un jamón ibérico

de la sierra de Sevilla.

La mermelada de naranja amarga es de nuestros naranjos,

que tenemos aquí en el jardín, y nuestro proveedor de café

es de Alcalá de Guadaira. Nos trae un grano recién tostado.

"Good morning". (TODOS) -"Good morning".

(HABLA EN INGLÉS)

Antes de seguir el recorrido por Sevilla

disfrutamos de esta secuencia en la que el guía, Rubén Méndez,

recibe a un grupo de viajeros que se alojan en el hotel.

(HABLAN EN INGLÉS)

(Música)

A primera hora de la mañana salimos a pasear

por los alrededores de este alojamiento.

Queremos callejear por Santa Cruz,

uno de los barrios más auténticos de Sevilla.

Esta zona empezó a recuperarse en los años 90

y su radio de acción llega hasta la Giralda.

Pedro Márquez nos acompaña y nos descubre

una plaza que para muchos pasa desapercibida.

Estamos en la placita de Cristo Rey, una placita semipública

en el corazón del barrio de Santa Cruz,

donde tenemos a nuestra espalda la Hermandad de Santa Cruz

y aquí, en este lado, el colegio parroquial de San Isidoro.

Es una pequeña plaza, muy poco conocida,

que, por supuesto, cuenta con naranjos,

con empedrado original y un crucero de forjas en su esquina.

Pedro nos confía otra de sus plazas secretas,

la de de Santa Marta, que como todas,

tienen un diseño que las hace inconfundibles.

Paseamos por la calle Argote de Molina,

esquina con Placentines.

Es media tarde y aparece repleta de terrazas

que se alejan de la imagen más tradicional.

En ese aire de cambios, Sevilla hace guiños a antiguos y modernos,

pasado y presente sacan a relucir lo mejor de cada uno

bajo la atenta mirada de su omnipresente diseño urbanístico.

El hotel del que os hemos hablado hace unos minutos

se esconde en una de las antiguas casas

que conforman el Palacio Arzobispal.

"Zoom tendencias" entra en este edificio

símbolo de la fe cristiana.

Acaba de abrir sus puertas por primera vez, es una microciudad.

En la zona que ahora ocupa el hotel vivían los sacerdotes.

Nada más entrar, descubrimos su escalinata central

de mármoles de colores y que suma tres siglos de historia.

Esta es una joya de todo el barroco español,

pintado por Espinal, un pintor muy prestigioso

y son unos frescos comparables a lo que hay

en el casón del Buen Retiro de Madrid, o al Escorial.

Están inspirados en la técnica

y en todo lo que hacía Luca Giordano y es, una maravilla,

que es únicamente aquí el sitio donde lo podemos contemplar.

Este palacio es uno de los muchos edificios con solera

que dan arte y poderío a Sevilla.

Todo esto lo sabemos por boca de su ecónomo, Alberto Benito.

Él se ocupa de la gestión económica, pero también,

junto al arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo,

están dando vida a un palacio del que quieren mostrar sus tesoros.

De la capilla barroca del siglo XVII lo más significativo

es que ahí estuvo rezando San Juan Pablo II

con motivo de la visita del año 82.

Y aquí podemos ver el báculo que utilizó,

en el salón, el trono de madera que se hizo especialmente

para la ocasión, ha quedado aquí como un vestigio de esa visita.

Y aquí pasamos al salón del trono que, bueno, es un tema totalmente...

Queda para visitas excepcionales.

Vienen en Navidad, vienen en alguna ocasión especial,

y hay los últimos retratos

de los tres últimos arzobispos de la diócesis.

Lo tenemos ahí como decoración.

Recorremos ahora la galería de los retratos

de los arzobispos que han pasado por la ciudad.

La capital andaluza celebra el 400 aniversario

del nacimiento de su pintor barroco Esteban Murillo.

Este palacio contiene alguna de sus obras más brillantes,

como "La Aparición de la Virgen a fray Juan de Quirós".

Y este otro, "La Virgen entregando el rosario a Santo Domingo".

A su lado, aparecen dos pinturas de Zurbarán

de las cinco que acoge este edificio,

como "Las lágrimas de San Pedro".

Seguimos paseando

por algunas de las calles más conocidas de la ciudad

respirando y sintiendo al duende que desprende esta Sevilla

que, como os decíamos al inicio, empieza a renovar argumentos,

también los gastronómicos.

La provincia suma más de 7000 espacios entre restaurantes y bares.

Nos acercamos a la sevillana calle Orfila.

Aquí se localiza la antigua ermita de San Andrés,

fundada en la primera mitad del siglo XVI.

Junto a la iglesia, "Zoom tendencias" descubre

uno de los últimos restaurantes en romper moldes en la ciudad.

Lo regenta Juan Luis Fernández, un restaurador que se abastece

de pescados de las lonjas gaditanas de Rota, Chipiona y Conil.

Las piezas que elige las deja que reposen en cámara,

como ocurre con las carnes.

Su recetario de pescados se nutre de pez limón, urtas,

pargos, lenguados...

Los mariscos los trae de Huelva,

y la concha le llega de las costas gallegas.

Juan Luis nos cuenta que es quinta generación,

así que tenía clara su apuesta por un pescado de alta calidad.

Lo considero uno de los mayores tesoros gastronómicos

que tenemos en Andalucía. Es un auténtico placer

disfrutar de productos como el carabinero, un pargo,

o menos conocidos como un borriquete.

Además, Sevilla, nunca fue un lugar muy apreciado por sus pescados

y creo que ahora lo vamos a conseguir.

El diseño del pequeño espacio también es cuenta suya.

Tenía muy claro cómo lo quería, hasta la puerta de los baños

rinden homenaje a las cámaras frigoríficas

que guardan el pescado.

Sus platos pasan por esta parrilla que maneja el jefe de cocina,

Marcos Nieto, a la vista de los clientes.

Luego, tener un buen fuego que lo preparamos hace una hora,

con anterioridad para tener la llama a punto,

y a partir de ahí, conocemos que el pescado está hecho

porque lo tocamos, metemos el dedo y entra en la carne.

Una vez así, lo sacamos y lo podemos servir.

Juan Luis convoca a su equipo cada mañana.

Nos dice que la organización y la limpieza son fundamentales.

Bueno, chicos, recordad que tenemos hoy una alergia en la mesa número 5,

que a la mesa número 4 viene Luis Miguel

y que salga el servicio correcto, como todos los días, ¿vale?

Vamos a darle caña.

-Bueno, empezamos con un entrante frío, ¿vale?

Sería un tartar de gambas, lo aliñamos un poquito

seguimos con una crema de patata, tinta de calamar y huevo de choco,

y cómo no, terminar con un pescado a la brasa.

En este caso es un abadejo, que lo hacemos en tres partes:

medio lomo frito, medio lomo al carbón

y sacamos el despiece de la barriga.

A solo unos pocos metros de la calle José Gestoso,

localizamos esta librería que nace gracias a una cooperativa

de la que forman parte tres de las mujeres que estamos viendo.

Nos cuentan que la idea nació en 2008,

con las ganas de que el libro fuera el vertebrador de este espacio

en el que además de la lectura se puede tomar algo.

Los viajes fueron su origen y siguen estando muy presentes.

Como también lo están las editoriales independientes.

Aquí podemos leer todos los libros que aparecen expuestos.

Localizamos la calle Arce,

otra de las zonas con ambiente de Sevilla.

Visitamos otro de esos espacios clásicos

que basan su propuesta gastronómica en el mundo del cerdo.

Ahora también muda la piel con un diseño

que hace honor a la Sierra de Aracena.

Jabugo, aquí el corte de jamón se deja admirar.

Estos jamones están criados solamente en montanera, comen bellota,

se han criado en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Y los criamos como si fuesen la niña de nuestros ojos.

Cogemos el coche, nos alejamos de Sevilla,

ponemos rumbo a Utrera.

Se nos hace tarde y solo nos da tiempo a contemplar

la estampa que presentan el castillo amurallado

y la iglesia de Santiago, situada en la parte más alta de la ciudad,

es de estilo gótico.

Nos acercamos ahora a la antigua judería.

Nos dicen que aquí se encuentra el templo de las tapas

de la provincia sevillana.

Entramos en este espacio escondido en un edificio histórico,

que antes fue hospicio, sinagoga e iglesia.

Todo eso nos lo cuentan Mario Ríos y Curro Noriega.

Los dos se han convertido en los magos de las tapas.

Pequeñas porciones de alta cocina que desde la libertad

dan un juego infinito.

Un manjar, nos insisten,

al que no se le da el debido reconocimiento.

Nosotros partimos siempre de la tradición.

Lo único que hacemos es poner en valor los productos autóctonos,

kilómetro cero, y lo que intentamos es hacer un poco...

Resurgir un poco de la tapa y poner en valor este producto,

que además, creemos que es una de las formas

en la que España ha contribuido a la gastronomía internacional.

Mario nos cuenta que empezó en esto de los fogones por puro azar.

Enseguida se enganchó a la cocina, estudio, viajó

y lo sigue haciendo para empaparse de lo mejor que regala cada país.

Eso le ayuda junto a Curro a crear nuevos sabores.

Ahora los dos imparten clases en una escuela de alta hostelería

en la provincia de Sevilla.

Pues nosotros, nuestra propuesta sería empezar con un gazpachuelo,

con un tartar de gambas de Huelva,

con unas aceitunas de Utrera, una variedad autóctona que tenemos,

seguiríamos con unas huevas de trucha, coco y lima,

seguiríamos a continuación con unos chipirones

rellenos de una butifarra del Perol, continuaríamos con nuestra imagen,

que al final es un timbal de habitas con una yemita de corral,

y para finalizar, un guiño hacia la confitería utrerana,

que es un pionono de cordero con jugo de tomate al palo cortado.

Volvemos a Sevilla. Hoy nos hemos propuesto

recorrer y sentir la capital hispalense en bici,

Una tendencia que se impone con fuerza desde hace unos años.

Hemos quedado con Félix Caballero, lleva poco tiempo como guía.

Hoy debe acompañar a estos cuatro viajeros llegados de Londres

a recorrer la ciudad.

Se trata de dar a conocer las pequeñas historias

y leyendas de Sevilla, pero también, lo más novedoso.

Vale, chicos, hoy vamos a conocer un sitio nuevo,

que no conocéis todavía, es la Alameda de Hércules,

un sitio de moda ahora en Sevilla. Y vamos a probar algo diferente.

Sin duda, el clima, su red de carriles bici,

la superficie llana, ayudan a descubrir

cualquiera de sus rincones.

Las principales rutas arrancan a orillas del Guadalquivir,

enmarcado por el icónico barrio de Triana.

Vale, aquí tenemos el puente conocido como el Puente de Triana.

Lo hizo Eiffel, el mismo chico que hizo

la Torre Eiffel en París.

Y une el barrio de Triana, con esta parte,

que ya nos lleva hasta el centro de Sevilla.

Continuamos cerca del río disfrutando de las vistas

y seguimos hasta la Alameda.

El final de la ruta, como señala Félix, es la Alameda de Hércules,

una zona que hasta finales de la década de los 90 era marginal

y que desde hace unos cinco años se ha convertido

en el barrio de moda de Sevilla.

Aquí se construyó

uno de los primeros jardines públicos Europa.

Ahora, aparece plagado de restaurantes y tiendas.

Con la bici habéis visto cómo hemos hecho este recorrido,

que podemos llegar a muchos sitios más escondiditos aquí en Sevilla,

ver sitios que se están perdiendo un poco

y que de nuevo están empezando a resurgir,

como estamos aquí en la Alameda, sitios más alternativos,

diferentes y que los turistas a veces,

por culpa de ir siempre en coche, se lo pierden.

Nos situamos en la plaza de San Sebastián,

junto a la estación de autobuses y los juzgados.

"Zoom tendencias" tiene cita con otro de los grandes conocedores

de la gastronomía sevillana. Es Pedro Sánchez Cuerda.

Su familia empezó hace 85 años en el mundo de los fogones.

Ahora suma nada menos que siete restaurantes.

Todos son de corte muy distinto.

Este que acaba de inaugurar, nos dice con orgullo Pedro,

es el más arriesgado.

Aspira a conseguir la estrella Michelin.

Lo hace con una apuesta muy clara:

se aleja de la filosofía del gastrobar

y prefiere una puesta en escena como las de antes.

En cuanto a la cocina, aquí manda el producto de la campiña sevillana.

Bueno, queríamos que se respirara Sevilla al 100%.

Desde la vajilla, que, como verás, es de la Cartuja

y que nuestros invitados más ilustres firman,

hasta los productos, que son de toda la provincia de Sevilla,

la historia de Sevilla, que queda reflejada

en todas nuestras recetas y, como no podía ser de otra forma,

terminamos con los vinos, que son pura cepa.

Antonio Bort es el cocinero en que se apoya

el nuevo espacio de Pedro Sánchez.

Juntos aspiran a crear una nueva cultura gastronómica.

Quieren empezar de menos a más, ir poco a poco.

El cocinero sevillano, que ha pasado por muchos fogones,

nos asegura que esta cocina está por descubrir.

Pues comenzaremos con nuestro olivo, que tenemos nuestras "papas aliñás",

tapa súper clásica sevillana,

nuestro plato de chicharrones

y una regañá suflada de sobrasada de Sevilla.

Continuaremos con nuestra lubina con jugo menudo,

la lubina es de la desembocadura del río Guadalquivir,

y continuaremos con nuestras gambas al ajillo versionadas,

cocinadas delante del cliente, al momento,

Y terminaríamos con nuestro cochinillo de la sierra de Sevilla,

puré de ajo y zanahoria a la vainilla.

Y como sorpresa final nuestra vela comestible,

que se unta un pan de aceite de oliva.

Pedro Sánchez mira con nostalgia alguno de los documentos

que acreditan su pasado,

tan vinculado con la restauración sevillana.

Ha sido hasta hace muy poco

presidente de la asociación de restaurantes de su ciudad,

así que conoce bien los pasos que se están haciendo por avanzar

y lograr que Sevilla alcance el protagonismo que le corresponde.

Pues la verdad es que sí, podemos estar satisfechos

de la variedad y de la cantidad de nuevos conceptos

que hay en la ciudad de Sevilla y de los productos,

los vinos que tenemos, los productores de todo tipo

que van creciendo al amparo de esta nueva realidad de Sevilla

y que nos están permitiendo ponernos a la vanguardia.

Seguimos en el corazón de la capital andaluza.

"Zoom tendencias" visita ahora el Palacio de Dueñas,

la residencia más querida por la duquesa de Alba.

Ella le dio fama en los últimos años

y ahora, su heredero, Carlos Fitz-James Stuart,

quiere rendirle homenaje al permitir abrir sus puertas al público.

Nada más entrar, descubrimos su jardín,

situado en el patio central porticado, el corazón del palacio.

Vamos a ver el patio principal del Palacio de las Dueñas,

en el centro mismo de toda Sevilla.

Se respira tranquilidad, y como veis hay arquitectura

de estilos góticos, mudéjar, siglo XV, siglo XVI,

y también, renacentista del siglo XIX.

La fuente es original también, del siglo XVI,

y los jardines se pusieron en el siglo XIX ya,

con don Jacobo, el padre de la duquesa.

El Palacio de Dueñas pertenece a la casa de Alba desde 1612.

Lo que más valora la familia son los jardines

y las pinturas que se alojan en su interior.

Bien, estamos en la antecapilla,

que es la sala más importante a nivel pictórico

y que distribuye a tres salas en las que podemos tener alusiones

hacia la Feria de Sevilla, la Semana Santa o el flamenco.

Además, tiene unas yeserías

y un artesanado original de la casa del siglo XVI.

Y, bueno, salones impresionantes de la casa.

Así acabamos, en uno de los patios donde madura el limonero

que vio crecer a Antonio Machado

Sevilla se puede sentir en cada uno de sus hermosos patios.

Nos quedan muchos por recorrer. Volveremos.

El año dedicado a Murillo nos anima a descubrir el duende de una ciudad

que se llena de novedades y con un tirón incuestionable.

(Música)

Dejad todos los móviles en el centro de la mesa.

Mensajes, WhatsApps, llamadas, lo que nos llegue,

lo leemos y lo escuchamos todos juntos.

Como no tenemos secretos, ¿no?

"Perfectos desconocidos" es la peli que hemos elegido

para hablaros del libro de la semana,"Esto no es América".

Es la nueva obra de Jordi Puntí, un autor con una gran habilidad

para describir la crisis de pareja.

Como todos sus cuentos, transcurre en las calles de Barcelona,

y como en todos sus cuentos,

la música resuelve muchas situaciones.

(Música)

La exprimera dama francesa canta en inglés

los temas de su nuevo álbum.

Carla Bruni versiona míticas canciones del pop

que le inspiran el concepto francés de amor a primera vista.

(Inglés)

Bohemio, cosmopolita, místico, patriota, filósofo,

así era el inventor del "art nouveau", Alphonse Mucha.

Esas coordenadas marcan la retrospectiva de la expo

que estos días podemos ver en el madrileño Palacio de Gaviria.

Son más de 200 creaciones

que muestran su amor por la familia y por su país.

El artista modernista vivió uno de los momentos más turbulentos

de la historia de Europa.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sevilla, más de moda que nunca

Zoom Tendencias - Sevilla, más de moda que nunca

19 nov 2017

Sevilla vive aires de cambio. Nos lo habían dicho, y eso nos ha animado a volver. Como colofón, ha sido elegida la ciudad a la que los viajeros de todo el mundo deberían viajar en 2018. Así que, Zoom Tendencias llega a la capital andaluza con muchas ganas de sentirla, pero también de desbrozar novedades. Las gastronómicas, pasan por el mundo de las tapas de altos vuelos , del pescado con mayúsculas, y de un restaurante que reivindica el producto marca Sevilla en mesa y mantel, algo que parece que ha quedado en desuso. Disfrutamos del Palacio de Dueñas, Antonio Machado, primero, y en los últimos tiempos, la Duquesa de Alba, lo han vivido, y le han dado fama.

ver más sobre "Zoom Tendencias - Sevilla, más de moda que nunca" ver menos sobre "Zoom Tendencias - Sevilla, más de moda que nunca"
Programas completos (407)

Los últimos 465 programas de Zoom Tendencias

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios