www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4857502
Para todos los públicos Zoom Tendencias - León abre sus puertas. Gaditanos en Madrid - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Es otro de los destinos de nuestro país

al que no nos habíamos acercado.

"Zoom Tendencias" viaja a León

con las ganas de indagar de cerca sus fogones.

Llevan tradición sus tapas y su despensa rica en embutidos

y famosa por su botillo.

Un restaurante con Estrella Michelin,

el más barato de España,

nos muestra las novedades de la cocina leonesa.

El tapeo lo saboreamos en los espacios de corte diferente,

pero con un denominador común: manda el producto de calidad.

La modernista Casa Botines diseñada por Gaudí,

el Museo de Arte Contemporáneo y la casa burguesa

de la ilustrada familia Sierra Pambley

son las direcciones artísticas que nos han deslumbrado

de una ciudad que se esfuerza por abrir sus puertas

y mostrarnos sus secretos del pasado y del siglo XXI.

(Música)

Una urbe como esta, alegre y animosa en su ambiente,

también invita a la calma que desprende

la Real Colegiata de San Isidoro, convertida en un alojamiento

en el que se hospedan viajeros y en especial norteamericanos

que llegan atraídos por el Camino de Santiago.

# Si todo es mentira

# y la mentira soy yo... #

(Música)

Atravesamos algunas de las estrechas calles de León

hasta situarnos en un edificio desde cuyos altos

podemos avistar el skyline de la ciudad.

Desde hace unos cinco años vive una época dorada.

Parada en el Camino de Santiago,

una ruta que atrae a muchos viajeros,

también extranjeros,

una gastronomía que da pasos de modernidad

y la llegada del tren de alta velocidad

son los ingredientes que permiten que la capital leonesa

suba a enteros como destino turístico.

Al fondo estamos viendo el parque de La Candamia,

un pinar muy importante donde todo el mundo practica deporte

y prueba de ello son las miles de actividades deportivas.

Es una ciudad que ha contenido durante 2000 años de historia

saber conjugar la modernidad con esa historia;

la gran actividad cultural y su encanto

en el que disfrutamos de la calle.

Subimos ahora a la terraza de uno de los restaurantes

más novedosos de León.

Desde aquí contemplamos algunos de los edificios

más destacados de la capital leonesa.

Imponente ahí se encuentra la catedral.

Y si giramos a la izquierda, podemos ver San Isidoro

que en estos últimos años ha ganado gran importancia

la pieza del cáliz de doña Urraca.

También podemos ver la Casa Botines de Gaudí.

Y ya por el gran entramado de calles podemos ver los cubos de la muralla,

que tiene mucho encanto caminar alrededor.

Paseamos por los alrededores

de la Capital Española de la Gastronomía.

Nos detenemos ahora en la calle Cervantes,

una de las más efervescentes y dirección imprescindible

a la hora de tapear.

"Zoom Tendencias" visita uno de los últimos espacios

en renovar el escenario gastronómico leonés

y uno de los que ha apoyado la capitalidad gastronómica.

(Música)

Sí, claro, es una gran oportunidad para León,

para mostrar ese producto quizá desconocido,

pero que en los últimos años están trabajando los cocineros

de una forma formidable y muy creativa

en ejemplos como el que tenéis aquí.

Es la contraposición de lo tradicional con lo moderno.

Su dueña, Belén, junto a sus tres socios

destacan la idea de que pasado y presente

se llevan bien en los fogones.

En el piso superior se encuentra la tienda-restaurante

de cocina 100% japonesa que se ha instalado en León.

Más tarde seguiremos destripando más direcciones gastro.

Ahora "Zoom Tendencias" se dirige a uno de los lugares

que más brilla en León.

Acaba de abrir sus puertas, cumple nada menos

que 125 años de vida.

Es la huella de Gaudí en la capital leonesa.

Conocer Casa Botines es sentirse en un edificio

del barcelonés Paseo de Gracia.

A finales del siglo XIX, un joven arquitecto

que nunca había salido de Barcelona cruzó la península

para construir en León un almacén de tejidos.

Su nombre era Antoni Gaudí

y el edificio sería la Casa Botines,

el primero de vecinos que se construye

en la capital leonesa.

Una casa burguesa de estilo barcelonés

en la que destacan sus escaleras de madera y forja;

el diseño de sus descansillos o las ventanas de guillotina.

Desde alguna de ellas se puede contemplar

la catedral de nuevo.

Gaudí tenía un carácter introvertido, austero;

era un hombre muy religioso que venía de una Barcelona

en la cual había sufrido un desamor.

Y cuando llega a León, lejos de su Mediterráneo y de su luz,

decide levantar su primer edificio de viviendas

en tan solo diez meses.

Algo por lo que fue muy criticado porque decían

que el edificio, Casa Botines, se caería.

Y después de 125 años aquí tenemos la prueba

de que tenemos uno de los mejores edificios de León.

Volvemos a la calle Cervantes.

Entramos en uno de los lugares más concurridos de la ciudad,

un clásico al que pocos se resisten.

Su barra hace pleno a diario.

Al frente se encuentra Javier Gómez, un leonés

que lleva toda su vida vinculado al mundo de la hostelería.

Dice que León es pura fiesta

y eso es lo que pretende con su local, regalar ambiente.

Su pasión por Cádiz, en especial por Sanlúcar de Barrameda,

se deja notar en la música, los motivos taurinos y la cocina.

Sus paredes siempre aparecen vestidas de arte,

las obras están a la venta.

# Con quien tú sientes, # al que siempre cuentas

# y nunca le mientes. # Te prometo ser... #

Efectivamente, como me tira tanto lo del sur y también Madrid,

pues he hecho una mezcla de Andalucía, de Madrid

y de nuestras cosas particulares de León

con la cocina tan buena que tenemos, esos pucheros tan ricos;

con esa materia prima tan exquisita que tenemos.

Y hemos querido todo eso mezclarlo, aunarlo

para que nuestros clientes se sientan aquí a gusto

y tratados con una confianza exquisita.

# Cuando no nos ve nadie... #

Callejear por León es fácil,

el casco histórico es muy manejable.

Así que se puede deambular

y dejarse llevar por su historia sin mucho esfuerzo.

Nos acercamos en coche al colorista y singular

Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León,

una visita imprescindible.

Se levantó en el barrio de Eras de Renueva,

uno de los de mayor dinamismo de la capital leonesa.

Diseñado por Luis Mansilla y Emilio Tuñón,

su construcción removió los cimientos de León.

Los arquitectos trataron de emular

las vidrieras góticas de la catedral.

Sí, bueno, el museo para León ha significado muchas cosas.

Es como una ventana abierta o una puerta

a la modernidad, al cambio, a la transformación;

a la innovación y a la creatividad.

El museo tiene una importante colección

de arte contemporáneo de más de mil piezas

a nivel internacional.

Pero sobre todo, el trabajo que hacemos

son exposiciones temporales

en las que solemos trabajar un tema de debate

de la agenda del arte de la sociedad contemporánea.

En este caso es una exposición colectiva

que tiene que ver con la ecología, la naturaleza

y el respeto al medioambiente.

(Música)

Paseamos ahora por los alrededores del río Bernesga,

atraviesa toda la capital.

Sus dos orillas dan forma a la zona verde más grande

con que cuenta León.

Desde hace unos años se puede pasear,

correr en bici o practicar running.

Para cruzar de una margen a otra del río

existen varias pasarelas peatonales y puentes para el tráfico,

siendo el más significativo el Puente de los Leones

a través del cual se accede a la calle

más importante de la ciudad: Ordoño II.

En esta zona de la calle Campanillas

se encuentra un restaurante con Estrella Michelin

y no solo eso, también presume de ser

el Michelin más barato de España.

Nos reciben sus dueños Yolanda León y Juanjo Pérez,

una pareja que se conoció en los fogones

del maestro Arzak y hasta ahora.

Tras pasar por algunos de los restaurantes

más afamados de nuestro país,

se aventuraron a crear su propio espacio.

Una cocina a la vista, un salón para apenas 30 personas;

menú degustación que renuevan con frecuencia

y producto marca León son las coordenadas que les mueven.

Voy a poner aquí los paquetitos que hemos hecho con cecina de chivo,

producto típico de la montaña leonesa

con ese sabor ahumado.

Una especie de empanadilla con wantón.

Aquí les servimos la sopa

hecha con castaña asada del Bierzo

y con caldo de pollo súper rico, cebolla.

La castaña le da ese sabor especial de la tierra de aquí.

Y al asarlas en el horno, sale la sopita de castaña asada

que sale muy rica.

Es que invierno hueles una castaña asada

en la calle la Rúa con los castañeros y no es igual.

Echaríamos ya la sopita de castaña al plato bien calentita

con los sofritos de cecina de chivo.

Emplean productos de la tierra y se abastecen

de la Plaza Mayor leonesa.

Luego ellos imprimen la creatividad.

Empezamos por la lengua:

carpaccio de lengua con puerros gratinados.

Continuamos con el plato de cuchara,

una crema caliente de castaña del Bierzo

acompañada de unos crujientes de cecina de chivo de la montaña.

Aquí normalmente no tenemos pescado, pero hemos hecho una raya

con una salsa de caquis y garbanzos de León Pico Pardal.

Y terminamos con el postre: un postre de chocolate

con trampantojos de trufas y sin trampantojo,

que sería la trufa de Castilla y León.

(Música)

En pleno casco histórico, frente a la catedral,

localizamos la Casa Sierra Pambley,

es otro de los lugares que merece la pena conocer.

Se trata de un edificio de fachada amarilla

propiedad de una familia ilustrada que mejoró la calidad de vida

de los vecinos de León.

Su casa de tres plantas, que puede ser visitada,

nos permite comprobar cómo vivía una familia burguesa

y progresista del XIX.

Estamos en el comedor de la casa de los Sierra Pambley en León

de mediados del siglo XIX.

Podemos ver en este comedor los viajes que ellos hicieron

a través de piezas que trajeron de otros países,

como la vajilla inglesa que tenemos sobre las mesas.

Un mobiliario sencillo; en esta sala hay innovaciones

como distintos sistemas de iluminación

como esta lámpara de aceite que tenemos en la sala.

Don Segundo Sierra Pambley, un leonés nacido en 1807,

construyó la mansión pensando en habitarla

con su sobrina Victorina con quien planeaba casarse.

La sobrina al final lo rechazó, pero la casa ya estaba construida.

La casa se divide en dos alturas.

La segunda dedicada a la vida social,

como el salón de invitados que estamos viendo.

Al acabar el almuerzo o la cena, los hombres se dirigían

a la sala de juegos y las mujeres a la sala de compañías.

Las habitaciones que ocupaba la familia

se encuentran en la primera planta.

Estamos en la habitación principal de la casa

con mobiliario muy moderno

y con una zona de aseo que es uno de los avances

que trae don Segundo Sierra a esta casa de León.

Podemos ver bañeras o zonas de aseo en todas las habitaciones

e incluso el antecedente de los retretes.

(Música)

A última hora de la tarde nos encaminamos

a la calle de la Rúa;

aquí se encuentra otro de los lugares de tapeo

que más está dándose a hablar en León.

Es lunes, pero no importa, su barra se llena todos los días.

Los fines de semana, nos cuenta su dueño, Rubén Lera,

pueden acercarse hasta 4000 personas.

La clave del éxito, nos asegura,

es pelear por la calidad y no por la cantidad.

Intentamos dar las tapas hechas en el momento

para el servicio, tanto de la mañana o de la noche,

en la hora del vino, típica en León;

para que no pierdan ni color ni sabor ni textura.

Sobre todo con producto de León

y que prime la calidad, no la cantidad.

Rubén defiende el tapeo siempre que prevalezca el buen producto.

Nos insiste en que alcanzar la capitalidad gastronómica

debe exigir a la hostelería leonesa la máxima calidad.

Sus propuestas son tapas y raciones.

Seguimos en el Barrio Húmedo.

Nos acercamos a una de las tabernas tradicionales de León.

En la plaza de San Marcelo se encuentra este espacio

de larga tradición regentado por Arturo Suárez.

En León decimos que nos presta salir a tomar el vino.

A mediodía, después de trabajar, por la tarde se sale a tomar;

de lunes a domingo, aquí es así.

Y nos gusta mucho en invierno las tapitas calientes de León;

en verano otro tipo de tapas más frescas.

Pero sobre todo cosas de la tierra y producto de aquí de León.

Como veis, en León cualquier día es bueno

para salir a tapear o a alternar

y hay clásicos que no pueden faltar.

Mira, la esencia de León, no puede faltar nunca

en una buena mesa que se precie nuestros embutidos

como son el chorizo, el jamón, los quesos de León;

la cecina por supuesto, la cecina de vaca.

Continuamos con la lengua de ternera curada

con pimientos asados del Bierzo.

Otra cosa que se precie, una buena croqueta casera,

en este caso son de cecina.

Y luego la morcilla de León es un plato insignia.

(Música)

Seguimos en el corazón de la capital leonesa.

Nos detenemos en la plaza de Santo Martino.

Tenemos previsto conocer un alojamiento muy singular

y no es hablar por hablar,

se trata de la Real Colegiata de San Isidoro.

Una zona del monumental edificio sirve desde hace cinco años

de hospedería religiosa.

Hace poco más de diez que empezó como Casa de la Espiritualidad.

Eso animó a los ocho canónigos que gestionan el hotel

a abrir sus puertas a los viajeros que aspirasen a vivir

una experiencia austera.

Estamos en un lugar único donde la historia de León cobra vida;

estamos en un lugar milenario.

Aquí se narró el reino de León, estamos en un antiguo monasterio.

La gente que viene, el viajero busca la paz, el sosiego, la calma

y lo encontrará en un lugar religioso

cargado de experiencias.

Las primeras habitaciones que se abrieron al público

eran las antiguas celdas de los frailes

que habitaban la Real Colegiata.

En 2016 se habilitaron 12 habitaciones

con un tinte más actual.

Reciben el nombre de los meses que aparecen

en el calendario agrícola de San Isidoro.

Alberto Martínez, el director del hotel,

nos cuenta que reciben una media de 32 000 viajeros al año,

un 65% son extranjeros.

(Música)

Descubrimos ahora algunos de los lugares

más singulares del antiguo monasterio.

El coro de la basílica muestra la noble sencillez

arquitectónica del románico.

Estamos en el lugar más especial de la Colegiata,

estamos en el coro de la basílica, el corazón del románico.

Y es donde descansan los restos de San Isidoro.

Tiene la peculiaridad esta basílica de que permanece

abierta al culto las 24 horas del día.

Salimos a la calle solo unos pocos metros

hasta llegar al Museo de San Isidoro.

El edificio que vamos a ver forma parte de la Real Colegiata.

Entramos con las ganas de ver el cáliz de doña Urraca.

Algunos historiadores lo relacionan con el Santo Grial.

Doña Urraca es uno de los personajes femeninos

más importantes de la Edad media.

Sobre todo una mujer muy luchadora para el reino de León.

Ella nos donó esta pieza de orfebrería medieval maravillosa

de oro y piedras preciosas que decoran estos cuencos de ónix

y que los últimos estudios de investigación

relacionan con el Santo Grial.

Vamos a caminar un poco por este claustro románico

y ahora vamos a ver una copia que hemos hecho aumentada del cáliz.

Espero que podáis disfrutar de ello porque, bueno,

para nosotros es un asunto novedoso

que esperamos que a la gente le guste.

¡Esa imagen ya vale más que mil palabras!

Estoy bebiendo del cáliz, del Santo Grial.

El museo aún nos depara más belleza,

la cumbre de la pintura románica.

Estamos en la Capilla Sixtina del arte románico,

un lugar único en el mundo.

Las pinturas están datadas en el siglo XI

y las podemos observar en el lugar en el que fueron pintadas tal cual,

con sus colores originales porque nunca han sido restauradas,

en un perfecto estado de conservación.

(Música)

Abandonamos la Real Colegiata

y la fastuosa Catedral de Santa María,

uno de los templos góticos más refinados de España

y el monumento más visitado de León.

# Me sigues gustando... #

Nos vamos con buen sabor de boca,

el que nos deja esta ciudad que quiere traspasar fronteras

con sus fogones y que también sorprende

con el mundo artístico del pasado y del presente.

# De demostrarlo.

# Me sigues gustando.

# Te sigo soñando. #

(Música)

# Vamos corriendo por la vía... #

Será por azar o afinidad o porque los madrileños

disfrutan con las exquisiteces culinarias de Cádiz.

En pleno barrio de El Retiro encontramos tres espacios

en pocos metros que comparten orígenes

y una clientela fiel a una gastronomía

que presume de elaboraciones.

Comenzamos nuestra ruta en este espacio

que nace de la inspiración de cuatro socios

amigos y apasionados de los platos gaditanos.

Juntos se propusieron llevar a Madrid

los sabores y las recetas que ya triunfaban

en los espacios de Zahara de los Atunes.

A la cabeza del proyecto el chef Javier Álvarez

maneja con creatividad el producto estrella de su despensa.

Trabajamos con el atún salvaje de almadraba,

que es el atún que pasa del Atlántico al Mediterráneo

y justo se coge en Zahara de los Atunes

que es donde empezamos.

Aquí tenemos una de las partes.

Esta es la facera, que es la parte de la cabeza,

es el moflete.

Esto lo utilizamos en porciones largas.

Luego tendríamos las costillas de atún,

que es la parte de la espina y que no se utilizaba antes.

Y esta es la parte más conocida que es el descargamento,

que es la parte con la que se hacen casi todos los crudos y semicrudos;

es la parte del lomo.

Nos gusta mucho fusionarlo con tendencias, técnicas

o productos de otros países.

Entonces intentamos no clasificarlos;

no ponernos etiquetas.

Una cocina sin complejos, nos dice el chef,

para disfrutarla en el ambiente informal

y divertido que les caracteriza.

Buscamos lo más desenfadado porque es así como somos.

Tenemos ese espíritu gamberro

y la idea era hacer un lugar informal,

de ahí los grafitis y el tipo de decoración.

Pero lo importante de todo para nosotros es el producto

y el buen comer, que la gente venga a disfrutar.

De hecho me gusta la gente "disfrutona"

y el hecho de que no haya protocolos,

que no haya formalidades;

simplemente que la gente se siente a disfrutar

y que viva una experiencia.

Una declaración de intenciones que se plasma

en cada uno de sus platos abiertos a diferentes sabores del mundo.

# Aquí no vale na'... #

Nos gusta recordar un poco todos nuestros viajes

y todos los productos en cada uno de los platos que hacemos.

Aquí os presentaría las costillas de atún

con salsa hoisin, que sería una salsa barbacoa.

Pasaríamos a lo que es un taco de camarón,

que sería una fusión Méjico-Cádiz levemente picante

con ese recuerdo de tortilla de camarón.

El pulpo quemao' sobre causa peruana

con una salsa tipakay.

Esto es un recuerdo de Tailandia.

Y aquí terminaríamos con lo que es la pornografía de atún,

que es un poco el atún en todas nuestras versiones.

Continuamos en este barrio, pulmón verde de la capital,

para encontrar a pocos metros otro espacio

donde también reina el espíritu gaditano.

Trabajamos mayoritariamente producto de Cádiz.

Por supuesto la insignia de la casa que es el atún rojo de almadraba;

trabajamos con productos de Barbate.

Cuando está en temporada usamos fresco

y cuando no, pues con el 60 grados.

Trabajamos lonja directa con Conil o con Sanlúcar.

Por ejemplo tenemos este plato de pulpitos,

una cosa muy de temporada y que no hay siempre.

Es una carta por lo tanto que va cambiando.

Trabajamos también otras zonas, tenemos setas de Soria por ejemplo.

José Fuentes combina su trabajo en Madrid

con los fogones de su otro restaurante

en Zahara de los Atunes.

Con la inventiva y la libertad culinaria por bandera

y su experiencia en cocinas peruanas, chinas e italianas,

el chef no pone fronteras a sus creaciones.

Este es nuestro lema: "En la cocina creemos".

Es un poco nuestra forma de hacer las cosas.

Tenemos una carta que no está definida

porque lo que nos gusta es cocinar con cariño.

Nos da igual hacer un plato tradicional

o más moderno o un plato más de fusión.

Lo que sí llevamos a cabo es que es Cádiz viajado por el mundo.

Es decir, trabajamos todo el producto de Cádiz

y casi todos los platos tienen raíces gaditanas

o son referentes en Cádiz interpretados a nuestra manera.

Una carta cambiante para degustar en forma de raciones o tapas

en su planta inferior o más pausada en la parte de arriba.

# Que debajo de un olivo # el mundo se ve mejor... #

Tenemos tres platos que definen muy bien nuestro estilo de cocina.

Es una versión de la tortilla de camarón,

que es un plato muy canalla y que me gusta mucho

porque se come con las manos; con una salsita agripicante,

pones un poco de lima y directo a la boca.

Este es un plato que también está muy de moda:

atún crudo, atún marinado, que llevamos diez años haciéndolo

y que no podemos quitarlo de la carta porque nos matarían,

vienen preguntando siempre por él.

Y este es un plato que es un clásico de barra,

un boquerón en vinagre, pero en este caso vinagre de jazmín

y lleva pepino y pomelo. Es un plato un poco más elegante.

La coctelería de autor, las mesas altas

y una cocina abierta a la barra dan personalidad y ambiente

a este espacio donde se evocan los sabores marinos

de la costa de Cádiz.

Visitamos un tercer espacio en la misma zona de El Retiro

donde la familia Moreno, gaditanos de pura cepa

y orgullosos de su origen,

estaban convencidos de que sus recetas tradicionales

tenían un hueco en la capital.

Cuando llegamos a Madrid en 2013, habíamos debatido muy levemente

qué propuesta íbamos a hacer.

Y llegamos a la conclusión que queríamos que fuera

cocina y productos de la provincia de Cádiz.

Entendemos que venimos de una provincia muy rica

teniendo en cuenta que tiene dos mares

que nos ofrecen productos de todo tipo y una sierra muy buena.

Procuramos ser muy honestos en nuestras propuestas

básicamente con productos traídos desde Cádiz

y elaborados en la forma gaditana.

Como veis, es un pisto tradicional.

Unas buenas hortalizas las regamos con manzanilla de la tierra.

Y poco más, un pisto no tiene más historia.

En este caso nos ceñimos a lo que es la receta tradicional,

como nos enseñaron nuestras abuelas.

Recetas genuinas del sur que realzan su sabor

con los vinos de Cádiz.

De los que Pepe, el patriarca, es un auténtico experto.

EnCádiz mayormente la uva que más se cultiva

es la uva palomino.

El primer producto cronológico que sale de esta uva

es el vino de mesa; es un vino fino que tiene menos barrica,

un poco más de barrica después.

Después pasamos a la estrella de la provincia de Cádiz

que es la manzanilla. Tenemos tres grados de manzanilla:

manzanilla fina, manzanilla en rama y manzanilla en rama pasada.

Este color pertenece a la manzanilla en rama pasada

que es una exquisitez, muy buena.

Y después ya nos metemos en la gama de vinos generosos.

Empezamos con el más básico que es el moscatel,

un vino dulce muy agradable, muy joven,

y terminamos con la joya de la corona,

según mi entender y el de muchos, que es el palo cortado.

Diego, el chef de la familia, nos cuenta estar familiarizado

desde pequeño con los fogones; platos de fuego lento

y con un producto que resume la esencia de su tierra.

Hemos empezado con un salmorejo

que regamos con aceite de oliva picual;

le ponemos un trozo de melva canutera.

Tenemos un poquito de cazón en adobo,

aquí es una de las especialidades; está bastante suave y muy rico.

Y hemos puesto para terminar atún rojo

con huevo frito de dos yemas y pisto casero.

Los solemos partir como si fueran unos huevos rotos

delante del cliente;

mezclamos y con un bollo de pan estamos aviados.

Terminamos con un postre casero totalmente,

apto para celíacos en este caso,

que lleva una base de galleta, coco y canela.

Lo rematamos con un merengue y en medio lleva una crema de limón.

Una cocina gaditana que ha conquistado

este barrio madrileño con el atún de almadraba

como protagonista de un recetario

que admite desde la cocina de la abuela

a la creatividad de los innovadores y los chefs

que no olvidan la raíz marinera del sur

ni los aires de Cádiz.

# Escúchame una cosa.

# Vuela, vuela con las estrellas.

# Vuelo con mi mare, # vuelo con ella... #

Estoy estudiando para ser actriz.

¿Has estado en París?

Nunca he ido a ninguna parte.

Lo único que sé es que quiero sentir cosas.

La peli protagonizada

por Kate Winslet y Leonardo DiCaprio

muestra que estar casada no significa ser feliz.

Algo así nos hace ver "El placer de vivir sola",

el libro de Marjorie Hillis,

un texto que supone un canto a la liberación de la mujer

en los años 30.

Y que después de pasar de generación en generación,

su sabiduría inspira a entender el placer de vivir sin pareja

como elección, no como castigo.

(Música)

# Que tal vez hay café.

# Y no sé cómo explicarte

# que cada noche # me quedo despierta

# soñando soñar contigo. #

Nevy son Blanca y Yarea y se presentan como banda

con este divertido tema,

el primero con el que empiezan a trabajar juntas.

Dicen que cuentan de una manera distinta

algo tan habitual como empezar a ilusionarse con alguien.

# Ahora dudo si es real # o es verdad que imaginé.

# Ahora mismo tengo insomnio # y no es por el café. #

# Tal vez hay café.

# Y no sé cómo llevarte... #

"Invisibles" es la suma de obras escultóricas

que Jaume Plensa nos invita a conocer en la expo

que se puede ver estos días en el Museo Reina Sofía.

El artista barcelonés muestra obras construidas

por mallas de acero que dibujan en el espacio

los rostros inacabados de gran formato

suspendidas en el aire.

Los diseños aparecen atravesados por la luz

y detenidos en el tiempo.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • León abre sus puertas. Gaditanos en Madrid

Zoom Tendencias - León abre sus puertas. Gaditanos en Madrid

25 nov 2018

Programa que recoge las tendencias actuales sobre viajes, gastronomía y aspectos lúdicos. Hoy viajamos a León.

ver más sobre "Zoom Tendencias - León abre sus puertas. Gaditanos en Madrid" ver menos sobre "Zoom Tendencias - León abre sus puertas. Gaditanos en Madrid"

Los últimos 480 programas de Zoom Tendencias

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos