Zoom Tendencias La 2

Zoom Tendencias

Domingos a las 13.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4824234
Para todos los públicos Zoom Tendencias - Comillas, una villa de capricho - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

# Eres para mí, me lo ha dicho...

"Sus edificios modernistas apuntalados por Gaudí

y algunos de sus coetáneos, eclipsan casi todo lo demás.

'Zoom tendencias' tenía ganas de acercarse a Comillas.

La villa cántabra despunta en nuestro país

como uno de los pueblos más bonitos de España.

Además de fascinante construcciones

como la universidad o 'El Capricho' de Gaudí,

recorremos el deslumbrante Parque Natural

de Oyambre."

# ...que me abraza # y sus ojos mirándome.

"Un cielo limpio nos acompaña en esta escapada

en la que descubrimos los fogones de cocineros

con ganas de renovar el panorama 'gastro'.

Samuel Fernández, con su restaurante junto al mar,

y Pilar Vallespín, que acaba de abrir las puertas

de su primer restaurante,

son dos de los cocineros protagonistas."

# ...me lo ha dicho el viento.

"El recetario más tradicional se deja ver

en una casa con años de rodaje

en la que apuestan por pescados y arroces.

Una imagen que nos ha impactado es el Ángel Exterminador.

Preside en cementerio de Comillas,

catalogado como uno de los más hermosos del país.

A la hora de alojarnos, lo hacemos en un hotel

que empieza nueva etapa.

Su dueña, Ana Cuevas, tiene ganas de marcar

la diferencia en una tierra

en la que los cambios se producen muy poco a poco."

# El espejo que da su reflejo # en todo lo pinta tal como es.

# Mi cuerpo que no tiene peso # si escucho tu voz llamándome.

"Algunas de las publicaciones más destacadas

en el mundo de los viajes como 'Lonely Planet',

alzan a Cantabria como uno de los destinos 'top ten'

de regiones europeas de visita obligada.

Cuando una aterriza en estas tierras,

pone la vista, además de en el verdor

de sus apabullantes praderas, en su arquitectura indiana.

Los cántabros que emigraron a América, regresaron

con mucho dinero en el bolsillo

y con ganas de hacerlo notar en su Cantabria natal.

De entre todos, destacó Antonio López,

un chico de 14 años, de origen humilde

que marchó a Cuba, país que le permitió

empezar con sus primeros negocios.

Después, su matrimonio con la catalana Luisa Bru

y su ingenio empresarial le auparon con una gran fortuna

que dejó ver en Comillas con el impulso

de construcciones modernistas.

En este 'repor' os desgranamos

cada uno de los edificios apuntalados

bajo su auspicio.

Subimos un montículo que domina toda Comillas.

Nos dirigimos a la Universidad Pontificia.

Una de las tantas construcciones impulsadas por Antonio López.

Desde 2006, se mantienen las obras de restauración."

Como se puede ver, tanto en la parte exterior

como la interna que veremos, la rehabilitación ha sido costosa.

Partimos de la base que se ha intentado conservar

la mayor parte de lo que había.

Y estamos hablando de un edificio que estuvo los 40 años

prácticamente abandonado, lo que se supone un edificio puesto

al mar, lo que supone su deterioro.

Y la rehabilitación ha sido realmente costosa,

pero creo que ha merecido mucho la pena.

"Aún quedan tres edificios por rehabilitar,

pero son de menor importancia, nos cuenta Manuel Preciado,

que nos invita a conocer instalaciones de la universidad."

Efectivamente, nos encontramos ahora mismo

en el vestíbulo de la universidad.

Y en él, bueno, podemos destacar lo que es el suelo.

Totalmente destrozado en su época y que ha quedado

perfectamente, lo complicado de esta rehabilitación.

Y aquí sí que podríamos destacar el arco que vemos al fondo.

Y que sustenta todo el peso de la escalera.

Ahora nos puede parecer algo habitual y normal.

Pero en su época, hablamos de 1885,

el arquitecto, Domènech i Montaner,

construyó esto sin ningún punto de apoyo.

Los que se burlaban de él, que decían que esto era imposible,

que era como colocarle unos cascabeles a un gato,

a modo de burla, y en su arquitectura parlante,

que era muy dado a ello,

sí que puso el gato, unos cascabeles y el ratón.

"Abandonamos la zona noble,

como nos dice Manuel, llaman al vestíbulo.

Y entramos en el área donde se imparten

las clases de Filología Hispana."

Hombre, salta a la vista el cambio del paso de la zona noble,

arquitectónica, más valiosa a realmente la zona operativa

de la Fundación Comillas y del Centro Universitario.

Realmente aquí es donde se ejerce nuestra actividad.

Lo que hemos visto es la zona arquitectónica más valiosa,

y aquí pasamos a realmente donde está

nuestros alumnos, los profesores y demás.

"Antes de seguir con otra de las construcciones modernistas

que regalan la belleza a la Villa de Comillas,

hacemos una pausa 'gastro'.

La primera cita no tiene lugar en Comillas,

nos alejamos unos pocos kilómetros hasta situarnos en Ruiloba.

Llegamos a la ermita de Nuestra Señora de los Remedios

del siglo XIX situada en un prado

asomado a los acantilados del Cantábrico.

En este paraje privilegiado, "Zoom tendencias"

localiza este restaurante capitaneado

por Samuel Fernández.

Se ha formado con grandes maestros de la cocina

como Martín Berasategui y Jesús Sánchez.

Italia, país en el que trabajó varios años

también le ha dejado poso.

Ahora su espacio 'gastro' se alza como una de las novedades

de la zona."

Pues nuestra cocina es una cocina de producto.

No hay más que ver estos pescados que son de aquí,

un rey, una dorada impresionantes,

tenemos unos quesos buenísimos, una anchoa buenísima.

Y nada, pues a defenderlo, a luchar por ello

y a levantarlo y luego a Cantabria.

"Samuel, a la hora de diseñar el restaurante

hecho a mano del criterio de su madre, Cristina Pérez,

juntos decidieron qué debía desprender calidez

y juntos nos hablan de lo bien que les van las cosas.

El esfuerzo y el entusiasmo, nos reconocen,

está cosechando frutos.

Que vengan de toda Cantabria y en verano

madrileños, vascos, catalanes y riojanos,

a degustar su cocina y en entorno en que se asienta su restaurante,

les hace pensar que van por el buen camino."

Pues mira, te ofrezco la merluza que para mí es

uno de los reyes de los pescados, es impresionante.

La hemos hecho con una ensaladita de patatas.

Y una lombarda salteadita, primero estofada y luego salteadita.

Luego tenemos nuestra cebolla rellena de lechazo,

que hacemos como un puré de patatas.

La glaseamos poco a poco, primero, la cocemos al horno en "papillot".

Y luego por último, con leche de pastos de Cantabria,

nuestro capuchino de leche helada con una espuma de cacao.

"Samuel nos habla del exitoso momento

en que se encuentra la cocina cántabra."

Yo creo que está en uno de sus mejores años,

por los reconocimientos obtenidos

por las guías y demás.

Aparte es que tenemos una tierra preciosa,

un producto increíble y que poco a poco

pues cada vez se acerca más gente a probarlo,

a conocerlo y a visitarlo.

"Como os decía hace unos minutos,

el restaurante de Samuel Fernández se localiza

en Ruiloba, un municipio que aglutina ocho pedanías.

La capital del término lo ostenta

el barrio de la iglesia, es la sede del ayuntamiento.

Su construcción más destacable es su edificio religioso

de estilo barroco y reformado en el siglo XIX.

Seguimos recorrido por Ruiloba,

ahora hacemos parada en otro de sus barrios, Ruilobuca.

Nos dicen que merece la pena acercarse

al Monasterio de las Carmelitas,

un edificio que también dispone de hospedería.

Suelen venir viajeros en busca de retiro espiritual.

Ruiloba también es tierra de viñedos.

Rodeado por los Picos de Europa y el Mar Cantábrico,

localizamos el viñedo de Gabriel Bueno

y su pareja, Esther Olaizola."

Estamos junto al Mar Cantábrico, en el municipio de Ruiloba

en el cual ya en 1.800 ya se dedicaba

todo el mundo al vino hasta que vino la filoxera.

Y ahora mismo despuntamos un poquito más

porque los vinos blancos ya no es como hace años

que eran muy flojitos, ahora ya,

con el tema de las temperaturas subiendo paulatinamente,

ya tienen una elaboración más importante.

"Gabriel ha nacido en estas tierras,

empezaron con dos hectáreas, ahora cultivan siete

y esperan ir sumando."

Al final, nos hemos salido con la nuestra

y hemos hecho todo lo contrario a lo que nos han dicho.

Tanto los senólogos como...

Al final todos los viñedos, yo creo que por norma están ubicados al sur.

Menos los nuestros, que hemos apostado por ubicarlos

al norte para que cojan esa fuerza del viento del norte

y como dice la canción, la bravura que viene del mar.

La verdad que se está notando los salinos de la costa,

que es un vino que por lo visto los sumilleres

dicen que tiene una sanidad perfecta.

"Esther Olaizola se encarga de recibir a los amantes

del enoturismo que quieren descubrir

de cerca unos vinos que empiezan a dar sus primeros pasos.

Nos cuenta que en los últimos años han nacido 15 bodegas."

Bueno, en Cantabria hasta hace 100 años, más o menos,

había mucho cultivo de vino blanco en toda la zona de la costa.

Lo que pasa que a cuenta de la filoxera se perdió

y entonces se dejó de cultivar viñedo.

Desde hace 15 años o así más o menos,

se está recuperando la tradición por medio de diferentes bodegas,

y bueno, el resultado está siendo que son unos vinos ácidos

porque la costa y el tipo de tierra que tenemos

y el tipo de clima es lo que da.

"La donostierra Esther Olaizola es una empresaria

dedicada desde hace años a la distribución del vino.

En especial, a China.

Empezó a relacionarse con un mundo

del que se le animó a producir sus propios vinos

y eso es lo que ha hecho."

Bueno, pues de verdad que es una satisfacción

cuando ves de la prensa salir estos primeros mostos.

De verdad es... Lo que se siente no se puede casi ni explicar.

Luego, a lo largo de los meses,

y luego cuando ya consigues llegar a hacer el "coupage"

y sale un vino que tiene tal aceptación

y que gusta tanto, pues de verdad que es inexplicable, como digo.

Entonces, bueno, decidimos hacer un segundo vino,

un vino más para aperitivos, es mucho más cítrico que el primero,

que es mucho más frutal.

Entonces, bueno, también ha tenido muchísima aceptación.

Y por último, ya llegamos, hicimos este tinto,

que es un 100 % garnacha.

De una bodega, que nos lo hace en una bodega de La Rioja a la vez.

"Nos podemos de nuevo en marcha.

A solo un cuarto de hora, volvemos a situarnos en Comillas.

Seguimos destripando el Modernismo

de una villa de poco más de 2.550 habitantes

y que en verano alcanza los 15.000.

Nuestra próxima cita es 'El Capricho' de Gaudí.

Una casa de verano, que Máximo Díaz de Quijano

encargó diseñar a Gaudí.

A los siete días de vivir en ella, murió inesperadamente.

Desde entonces, ha pasado por diferentes manos,

pero no ha vuelto a ser habitada.

Desde 2010 es un museo cultural."

Comillas, en general, es una "rara avis" de la arquitectura

y "El Capricho", en particular, es algo completamente sorprendente,

ya que un poquito representa el punto de partida de Gaudí,

nos vemos con un Gaudí que tiene apenas 30 años

y que es la primera obra en la cual se va a enfrentar

como gran arquitecto.

De aquí sentarán las bases que van a decidir su arquitectura

en el futuro.

"Muchos se preguntarán por los inicios

del arquitecto Antoni Gaudí con la Villa de Comillas."

Esa es la gran pregunta, cómo llega Gaudí a Comillas.

Gaudí llega a Comillas de la mano de su gran amigo Eusebio Güell,

que es a su tiempo yerno de Antonio López y López

que es el marqués de Comillas,

el marqués de Comillas se encontraba en plena revolución,

transformación de su villa natal, de Comillas,

lo quería convertir en una villa balneario,

y será Eusebio Güell el que recomiende a Gaudí

como arquitecto que participará de la transformación

en diferentes obras, y una será clave, "El Capricho" de Gaudí

que es, digamos, la joya.

"La fachada del edificio diseñado

por el arquitecto Antoni Gaudí destaca por el ladrillo visto,

adornado con franjas de cerámica vidriada

que representan girasoles."

El girasol en "El Capricho" de Gaudí es más que un elemento decorativo,

es toda una alegoría sobre el edificio.

Esta casa es una búsqueda de la luz, y nos habla de cómo Gaudí

quiso adaptar el edificio a las condiciones climáticas.

Un Gaudí mediterráneo se enfrenta a un clima atlántico,

lluvioso, húmedo y lo que hace es crear una casa que ella misma,

es una búsqueda de la luz, el girasol es una planta

que gira por el sol, "El Capricho" es una casa construida

para captar el sol.

"Uno de los elementos destacados en la Torre Minarete.

La primera, de una solución arquitectónica

que se convierte en tendencia al aparecer

después en muchas construcciones."

Bueno, efectivamente, Máximo de Quijano,

el propietario final de esta casa,

como muchos, tenía esa querencia de querer ver el mar.

Gaudí lo que hace es construir un gran mirador, un alminar

desde el cual se domina la costa cantábrica.

Así cada función es un punto de observación del mar.

Lo que pasa que Gaudí aquí introduce un nuevo exotismo,

que es una torre inspirada en una torre persa.

"Las vistas desde la Torre Minarete nos permiten

vislumbrar el 'skyline' de Comillas."

Desde aquí arriba podemos ver casi el resultado de esta revolución

que promueve el marqués de Comillas,

ahí tenéis la Capilla Panteón

que manda construir el marqués al arquitecto Joan Martorell.

Al fondo, sobre aquella loma se puede ver

lo que fue el antiguo Seminario Pontificio,

otro edificio promovido por el marquesado

pero que en este caso lo hace Lluís Domènech i Montaner.

Aquí abajo, debajo del "Capricho" tenemos la casa

en la veranearía el yerno del marqués de Comillas,

Eusebio Güell, el gran amigo de Gaudí.

Y al fondo, justo pegado al mar, tenéis el cementerio de Comillas

que es una de las joyas de este pueblo

y que también lo diseña Domènech i Montaner.

Y que también forma parte de este cambio

que sufre esta villa en el siglo XIX.

"Carlos Mirapeix es responsable de este espacio

desde 2010, nos invita a conocer el interior de esta casa de verano.

Nos habla de cómo Gaudí reflejó la pasión

del propietario por la música en elementos de corte diferente."

Algo tan sencillo como las ventanas,

sirven a Gaudí como lugar perfecto para introducir

una de las metáforas más divertidas del "El Capricho",

que es la de la música.

El dueño de "El Capricho" de Gaudí, Quijano,

era pianista, por eso en las ventanas

lo que hay es un mecanismo de campanas.

(Campanas)

"Se hace de noche y ya no podemos grabar exteriores,

así que indagamos qué se cuece

en este nuevo espacio gastronómico comandado por Pilar Vallespín.

Una bilbaína restauradora de arte

que lo abandonó todo para irse a Nueva York,

una ciudad que la trató más que bien

y en la que se formó como cocinera.

Una profesión en la que vive volcada

junto a su pareja Marcos López,

jefe de sala, antes carpintero y artífice en parte del diseño

de este restaurante."

La segunda planta es un poco la zona de invierno,

más cálida, y como lo que ha sido siempre mi pasión

es el mundo del arte, me apasiona, siempre me ha gustado,

me rodeo de arte siempre en todo lo que hago

y todo lo que puedo hacer.

Entonces, ha sido desde luego una decisión

que no tenía ninguna duda.

"Pilar y Marcos nos cuentan que andaban en busca de buena vida.

Y eso les trajo a Comillas, una villa

que les enamoró desde el primer día.

Llevan muy poco tiempo residiendo aquí,

nos aseguran que se vive más que bien.

Encaran el invierno gastronómico de forma muy diferente al verano,

en el que Comillas aparece atestada de gente de fuera."

Empezaríamos con un sándwich de "pastrami",

preparación americana vestigio de mi educación culinaria de allí.

Pero la carne es de aquí, el pan de aquí.

Y la patata es de Valderredible,

un pueblecito casi al sur con frontera con Burgos

que da una patata increíble.

Luego el sapito que las aguas aquí en el Cantábrico

da un pescado maravilloso

con la granada que está ahora de temporada

y las patatitas a lo pobre,

que van con cebolla también de aquí roja maravillosa.

Y por último, el rabo de toro,

con puré natoso, con puré hecho con patata de aquí,

con mantequilla maravillosa de La Granja de Tudanca

que está aquí al lado.

Y con un rabo de ternera de novilla tudanca

que también es de la zona que tiene

todos estos campos maravillosos para comer.

"Sobre otra colina y como contrapeso

a la antigua Universidad Pontificia se sitúa el Palacio de Sobrellano.

La casa de veraneo de la familia del marqués de Comillas."

Bueno, estamos ante el Palacio de Sobrellano, un palacio de cine.

Ha habido muchos directores que lo han elegido para películas.

Es una palacio que construyó Joan Martorell

por orden del marqués de Comillas.

Tiene un estilo particular, es un estilo modernista

pero también tiene un punto gótico inglés.

Y en su interior, además, tenemos el lujo

de contar con muebles de Antoni Gaudí.

"Belén de Benito es una cántabra

enamorada de Comillas donde estudió durante seis años.

Toda su arquitectura le parece fascinante.

Pero a la hora de elegir, se decanta por el cementerio

al que le da brío el Ángel Exterminador

situado cerca del mar

y sobre una colina que permite avistarlo

desde casi cualquier sitio.

Se construyó sobre una antigua iglesia gótica."

Bueno, estamos en un escenario de cine, de nuevo, aquí en Comillas.

El en cementerio, mirad ese Ángel Exterminador.

A mí de pequeña me fascinaba y me aterrorizaba a parte iguales,

cuando nos bajaban de la universidad a una noche que hacíamos de miedo

con linternas, es un lugar fascinante,

fue un antiguo templo que luego se convirtió

en el cementerio actual que podemos contemplar.

"Nos situamos en el corazón de la Villa de Comillas,

alguno de sus edificios, como el Ayuntamiento,

que antes fue en antiguo hospital, y la Iglesia de San Cristóbal

que el pueblo levantó con sus manos,

forman parte de lo que han bautizado

como 'La ruta del cine'.

Nos acercamos al Puerto Deportivo y de Pesca.

Hasta no hace tanto fue principal puerto

de captura de ballenas.

El cetáceo estaba presente en las costas cantábricas

de noviembre a marzo.

Unas 50 embarcaciones

entre deportivas y de pesca parecen atracadas

en este puerto.

Esperamos la llegada de Luis Moro,

el presidente de la Cofradía d Pescadores

y quinta generación.

En total, hay una treintena de pescadores."

Bueno, pues el pescado que tenemos aquí en Cantabria es magnífico.

Con un sabor peculiar que le da el mar cantábrico.

Hoy hemos ido a Pulpos y bueno, ha estado el día,

traemos sobre 150, 160 kilos.

Y no ha estado mal, no nos podemos quejar.

"El pescado que han capturado se lleva a la lonja

donde lo pesan para llevarlo a Santander, Avilés y Llanes.

Rodaballos, lenguados y rapes

son algunos de los pescados más habituales."

Hoy son pequeños.

Ahora veo que son más pequeños que otras veces, bueno, a ver.

-Ahora. - ...es lo mejor que hay.

Ya va enfriando el agua y lo van notando.

En el momento que enfríe el agua ya van a bajar.

Van a bajar las capturas.

"Desde el puerto, vemos a lo lejos la taberna más antigua de Comillas.

En el Paseo del Muelle, en este edificio

de 1899 se instala esta taberna que abrió sus puertas

en 1917.

Tras pasar por varias manos, ahora es Iñaki Lamadrid

el que se ocupa de la carta sencilla y tradicional.

Otra de las direcciones 'gastro',

que también gasta tradición en Comillas,

es esta casa en la que mandan mariscos

y pescados del Cantábrico

traídos a diario de la lonja, además de arroces."

Esto es un machote, un virrey.

Rodaballo y besugo.

Son pescados de aquí de la lonja, son cocinados

de forma tradicional para sacarles su máximo jugo.

Acompañado siempre de marisco también,

de aquí de la zona del Cantábrico.

Pueden ser almejas, mejillones, navajas.

Y siempre cocina tradicional.

Ana Gravalosa y David García

han recogido el testigo de los padres de Ana

con las ganas de mantener el prestigio

que siempre ha llevado una casa de comidas

que echó a andar en 1979."

Bueno, pues de primero son unas almejas a la sartén,

las almejas es típico de aquí de Cantabria

son naturales de aquí, a la sartén quiere decir que van

con un poquito de ajo y de aceite de oliva.

Después continuamos con unos bocartes,

los bocartes pueden ser rebozados o fritos.

Rebozados también llamados "marinera" y decir que llevan

un toque de huevo y de pan rallado natural

para que sepan que sabe a mar.

Y después terminamos con un arroz.

El arroz también, nosotros necesitamos mucho arroz,

este es con almejas y chipirones, el chipirón es de Comillas,

todo producto fresco.

Lo podemos cambiar también por zamburiñas

para cambiar un poquito todo y que no sea tanta almeja,

pero por lo general, este es el más típico.

"Otra de las grandes sorpresas que nos aguarda

en esta escapada a Cantabria es el Parque Natural de Oyambre.

Un ecosistema de lo más variopinto

que se ha convertido en un buen hogar

para las numerosas especies que anidan en invierno."

Tiene un abanico de posibilidades excepcional.

Tenemos los acantilados.

Tenemos las dunas.

Tenemos la fauna y la flora que eso abarca.

Y luego tenemos la zona de dunas, la vegetación dunar,

que es espectacular.

Y con la obligación de conservar,

aparte de que se puede disfrutar del deporte del golf.

Y de las tablas de surf.

"Nos acercamos al corazón del Parque Natural.

Aquí se encuentra la playa salvaje de Oyambre.

Es donde comienza la desembocadura de la ría de la Rabia.

Su arena blanca y fina

hace que en verano esté muy concurrida."

Tenemos ahí al fondo Picos de Europa.

Con el Naranjo de Bulnes enfrente, que parece una manzanita.

Más a la izquierda tenemos Peña Sagra.

El pico más alto es el Cornón.

Y más a la izquierda tenemos la Sierra del Escudo,

y todo esto rodeado de una zona de campiña,

de ganaderías, de rías, de marismas, pues estupendo.

"El parque natural de Oyambre,

además de regalar olas que permiten surfear,

también goza de un campo de golf de nueve hoyos.

Se diseñó en honor al rey Alfonso XIII

en la primera visita que hizo a Comillas,

y al elegir este lugar como destino de vacaciones."

La razón principal es evidente, el enclave es único.

El medio natural en el que estamos nos invita a ello.

Y sobre todo trasladarnos al golf original,

que es un campo "links" en sus orígenes.

"Nuestra última parada nos lleva a unos 15 kilómetros

de Comillas, a Santillana del Mar.

'Zoom tendencias' llega hasta aquí a la búsqueda

del último alojamiento que suma novedades hoteleras

a una tierra poco atrevida a la hora de innovar.

Ana Cuevas lleva las riendas de este espacio,

que desde 1987 había liderado su padre.

Este año se ha hecho con las riendas y ha decidido darle

un cambio radical."

Fue una cosa muy bonita, porque el día 1 de octubre

abrimos nuestras puertas y regalamos todo lo que teníamos en el hotel.

El día 2 de octubre entraron las palas excavadoras

y comenzó nuestra aventura.

Con ayuda de un arquitecto estupendo,

para mi gusto el mejor de Cantabria, José Ayuso,

una interiorista Eva Garlopa y conmigo como propiedad,

tuvimos un reto, y era hacer en una villa medieval

el primer hotel moderno.

Creo que hemos acertado.

Creo que los viajeros que nos acompañan

cada día lo disfrutan y para mí ha sido todo un éxito.

"Ana recuerda la obsesión de su padre

por los materiales nobles.

Las maderas, la piedra.

Ahora que ha fallecido, nos dice con nostalgia

que espera que la reforma le hubiera gustado."

Mi padre falleció hace poquito tiempo,

le tenemos todos muy presente y la verdad es que me emociona.

Y quería que formase parte de este pequeño rincón

de nuestro parquin, tanto él, como mamá, como toda mi familia.

Y yo creo que se hubiera sorprendido un montón

de ver esta obra y de ver este parquin tan bonito.

"Ana Cuevas nos cuenta que la gran argucia

del arquitecto que le ha dado la vuelta como a un calcetín

al antiguo hotel de su padre,

ha sido aprovechar y dar valor al sótano,

hasta su remodelación, desaprovechado.

Ana Cuevas nos invita a conocer la piscina,

terraza y la zona del 'bring track',

que ha diseñado en la segunda planta.

Algunas de las habitaciones son con vistas

a este área en el que poder tomar algo.

Un planteamiento poco habitual en Cantabria con el que Ana Cuevas

quiere abrir un nuevo camino en el mundo de los alojamientos.

Solo en Santillana del Mar hay cerca de 60."

Tenemos que intentar, los hosteleros por una parte,

y bueno, todos involucrarnos un poquito

y hacer que Cantabria sea distinta,

hacer cosas nuevas, hacer cosas innovadoras,

romper un poco, si queremos un viajero de calidad,

tenemos que empezar por innovar nosotros

e implicarnos al máximo.

Creo que es así.

"Con ganas de innovar, así nos despedimos

de esta tierra cántabra que nos ha deslumbrado

gracias a una villa, Comillas, que además de su paisaje

y el legado de sabios arquitectos modernistas,

representados por el gran Antoni Gaudí,

nos ha mostrado su cara más 'gastro'.

Los fogones encaraman a la modernidad

y los emprendedores que viven aquí durante el año

pelean fuerte por un destino de éxito

de larga duración."

# Y yo sé que tienes # miedo y no es...

"Comillas no es solo para el verano."

# ...para esto # que nos viene sucediendo.

# Tu eres para mí.

# Me lo ha dicho el viento, # eres para mí.

# Lo oigo todo el tiempo, # eres para mí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Comillas, una villa de capricho

Zoom Tendencias - Comillas, una villa de capricho

04 nov 2018

Hoy viajamos a Comillas, una villa de capricho. Recorrido por la arquitectura de Antoni Gaudí. Lo nuevo de su gastronomía.

ver más sobre "Zoom Tendencias - Comillas, una villa de capricho" ver menos sobre "Zoom Tendencias - Comillas, una villa de capricho"
Programas completos (455)

Los últimos 513 programas de Zoom Tendencias

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios