www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4657140
Para todos los públicos Zoom Tendencias - 08/07/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

Hemos ido varias veces,

lo que no quiere decir que deje de sorprendernos.

"Zoom tendencias" se acerca a la provincia de Pontevedra

a disfrutar de las vistas que regala el río Miño

y de lo nuevo de la zona.

(Música)

Descubrimos dos de sus pazos.

El primero esconde una bodega cuyos vinos

forman parte de la denominación de origen Rías Baixas

y en la que practicar enoturismo.

El otro pazo se incluye en la ruta de las camelias,

aunque su jardín botánico abarca otras muchas variedades.

(Música)

En Cambados recorremos la torre de San Sadurniño,

un lugar mágico con mucha historia detrás.

(Música)

A la hora de comer, nos vamos al restaurante de Yayo Daporta,

uno de los cocineros que pega fuerte en España

y con clara apuesta por la materia prima de Galicia.

Por último, nos alojamos en un pequeño hotel

situado en la zona de ambiente de Cambados.

Sus dueños nos cuentan que lo han rehabilitado hace poco

y que, sobre todo, han querido dotarlo de calidez.

El mundo del arte lo firma Manolo Paz.

Ha creado una fundación que se localiza en pleno campo.

Sus esculturas miran al mar.

(Música)

Llegamos a Cambados en coche,

una villa conocida como la capital del Albariño

y también por sus numerosos pazos señoriales.

El de Fefiñáns es el más conocido.

Se encuentra en la plaza del mismo nombre.

Su construcción es una de las más hermosas de Galicia.

Nos acercamos ahora uno de los lugares

más impactantes de nuestro recorrido,

las ruinas de Santa Mariña Dozo, la patrona de Cambados.

Son los restos que quedan de la antigua iglesia gótica marinera

y dan cobijo al cementerio parroquial.

Su visita forma parte de la ruta melancólica

al estar contemplado como uno de los cementerios singulares europeos.

La iglesia fue de culto hasta mediados de siglo XIX.

Luego se utilizó como cementerio.

Al final, la falta de sitio

ha impedido que haya más enterramientos.

(Música)

Cambiamos de escenario.

Desde Cambados, pero al otro lado de la ría,

se divisa el puerto de O Grove y las bateas.

Nos acercamos ahora a la torre de San Sadurniño,

a las afueras de Cambados, en el barrio marinero de Santo Tomé.

Cuenta la historia que, hace unos 1000 años,

protegió la villa de Cambados.

También fue un asentamiento

y después un faro para los barcos mercantes.

(Música)

Al parecer, en este mágico lugar

nació la antigua villa pontevedresa de Cambados.

Cuando la marea baja, se puede acceder a la playa de Mouta,

un lugar privilegiado para contemplar la puesta de sol.

(Música)

Nos situamos ahora en la calle Hospital,

una vía que debe su nombre a la existencia en el lugar

de un hospital de enfermos de cólera y peste.

En esta céntrica zona de Cambados,

"Zoom tendencias" localiza este edificio de piedra del siglo XVI

en el que se esconde el restaurante de Yayo Daporta,

uno de los pocos cocineros en la zona

que cuelga una estrella Michelin.

Ostenta el mérito

de ser el primer chef más joven de la historia en lograrlo.

(Música)

Quiero que el cliente sienta dónde está por lo que percibe.

Va a probar, sobre todo, marisco.

Cambados es un pueblo que se dedica al cultivo y a la extracción.

Y eso es lo que ofrecemos, básicamente,

en cada uno de los bocados.

(Música)

Yayo nos cuenta que lo suyo es una apuesta clara por la cocina gallega,

pero con otro aire.

(Música)

Algo fundamental en Cambados son las ostras.

Por eso empezaríamos con un ceviche de ostras.

Ostras cultivadas en cuerda aquí en Cambados.

Pasaríamos a un fondo marino,

que es una representación de todos los mariscos

que se pueden encontrar, tanto en la carta como en esta comarca.

Percebe, berberecho...

Es un sabor muy potente a mar, a yodo.

Y, por último, pasaríamos a nuestra versión de vieira a la gallega.

Un producto también emblemático de aquí del pueblo.

-Nuestro homenaje.

Es un cóctel que servimos en dos temperaturas,

y en una copa tenemos un granizado. Lo vamos a completar

con esta espuma en caliente.

(Música)

En el salón del restaurante descubrimos la cava.

La hermana de Yayo se ocupa de dar a elegir a cada cliente

los vinos de esta zona.

Si queréis un tinto, aquí en esta zona,

yo destacaría, sobre todo, la Ribeira Sacra,

que son los vinos emblemáticos en tinto en Galicia.

Pero no olvidemos el resto de denominaciones de origen,

como los vinos del Ribeiro, Monterrey, Valdeorras,

y sobre todo, muy especial es para mí los Rías Baixas tintos,

con Caíño, Loureiro...

Y la variedad Espadeiro,

que es la variedad del valle de Salnés.

(Música)

Nos situamos ahora en el corazón de Cambados,

junto al pazo de Fefiñáns.

En la calle Real,

"Zoom tendencias" localiza este alojamiento

que se esconde en un antiguo edificio del siglo XIX.

(Música)

Sus dueños, Manuel Ribadomar y Lola Blanco,

se han ocupado de restaurarlo.

Nada más entrar, descubrimos la recepción,

y después el patio central,

sobre el que se instalan las siete habitaciones

que ocupan el hotel que rehabilitaron en 2011.

Las paredes aparecen forradas de vieiras.

Estos dos balcones corresponden a dos de las estancias.

Nos costó un poquito porque queríamos unas antigüedades

y unos rincones bonitos. Lo pensamos muchísimo.

Era una ilusión grandísima.

Todas las noches hablábamos del proyecto y cómo va a ser

y queremos esto en esta esquina, esto para aquí, esto para aquí.

Muchas cosas ya son de una tienda que teníamos de antigüedades.

Y nos encantó hacer esta obra.

(Música)

La conservación de la piedra en algunas de sus paredes

nos transporta a la casa original.

Algunas de las habitaciones son con vistas a la calle Real.

(Música)

Lola y Manuel nos cuentan que son de Cambados de toda la vida.

Manuel es conocido por su restaurante,

uno de los que tiene más historia en la villa.

En 2010, se animaron a restaurar esta casa

en la que vivió su familia y también ellos y sus tres hijos.

En 1950, mis padres compraron esta casa

y la dedicaron a hospedaje.

Por aquí pasaron los más importantes del pueblo,

el párroco, el teniente de la Guardia Civil,

el de la caja de ahorros y todos.

Y después siguieron ya con el hospedaje

y aquí había 14 habitaciones.

Y aquí fue donde mi mujer y yo

pasamos la luna de miel en esta habitación.

A primera hora de la tarde,

tenemos cita en un museo de arte contemporáneo.

Hemos quedado en vernos con Manolo Paz,

el escultor que ha creado la fundación que lleva su nombre.

El artista, nacido en esta villa, nos recibe en su casa

con ganas de contarnos cómo inició esta aventura

que le ha permitido almacenar gran parte de sus obras

en esta explanada con vistas al mar y que es el terruño de sus padres.

Esta ventana nos permite ver la desembocadura del río Umia,

en donde se une la agua dulce con la agua salada,

y ese encuentro. Con motivo de eso,

yo hice este grupo de menhires, de una altura de 6 m,

y llevan una ventana

y cada ventana nos ayuda a ver un paisaje del Salnés.

Manolo, junto a su perro Rocco,

nos habla del libro que se ha publicado con sus esculturas.

Mientras nos enseña su fundación,

nos cuenta que la idea de crear este museo

surgió después de haber vivido en Japón primero

y en Nueva York después.

En la ciudad de los rascacielos es cuando se plantea volver a Cambados

y mostrar sus obras en la finca de sus padres,

que ocupa 15 000 m².

Pues fue un sueño hecho realidad,

aquí en el pueblo de Cambados, en donde yo nací,

y empecé a poner las esculturas por aquí,

y parecía que iban cogiendo raíz

y que estaban mejorando según va pasando el tiempo.

Y eso me animó a realizar este sueño

que siempre había pensado.

Al día siguiente, a primera hora de la mañana,

salimos de Cambados en dirección a Sobreira,

en el concello de Meis.

Nuestra próxima cita nos permitirá disfrutar de la ruta de los pazos

y también nos permitirá avistar algún conejo. Por aquí hay muchos.

"Zoom tendencias" visita el pazo de la Saleta,

conocido por sus camelias.

Nos reciben Blanca y Silvia, madre e hija.

Hace alrededor de 20 años que se hicieron con este pazo.

(Música)

Mi marido se entusiasmó para poder restaurar la casa y la capilla,

que se estaban cayendo.

Porque esto es un pazo de labranza.

Y a mí me entusiasmó el jardín.

El jardín tenía 400 especies de todo el mundo

y nosotros ahora tenemos 800.

Y era lo que yo quería, ampliar el jardín

y llevar una vida totalmente campestre aquí.

(Música)

Como todos los pazos tiene su hórreo y su capilla,

en este caso, dedicada a la Virgen de la Saleta.

La fachada aparece blasonada

y en su interior se encuentra este retablo de 1870.

Blanca y Silvia se encargan de hacer los honores a las visitas

y mostrarles las 20 hectáreas que ocupan el jardín botánico

y el bosque repleto de alcornoques, eucaliptos y robles.

El palomar lo abrimos al público en el año 2014.

Ha sido limpiado, le hemos puesto suelo

y, ahora, lo hemos habilitado como pequeña bodega.

Porque, la verdad, si lo ves, es octagonal.

Aquí se ve redondo, pero es como un gran botellero.

Nos cuentan que vienen más viajeros de fuera,

en especial de Norteamérica, que de España.

Muchos de esos viajeros norteamericanos son aficionados

al paisajismo y llegan con las ganas de conocer de primera mano

este jardín inglés. La diseñó el británico Robert Gimson

en 1968. Compró el pazo con las ganas de practicar

su gran pasión, la jardinería. Ahora, las gallegas Blanca y Silvia

se dedican a engrandecer el jardín botánico

que inició Robert Gimson.

Esto es... Va a ser impresionante.

Figúrate, yo creo que esto no lo tiene nadie.

-No, esto es un geranio del Cáucaso, pero vamos a tener que cuidarlo

muchísimo para que esto vaya adelante.

Cada una de las plantas que vemos lleva su etiqueta

para ser reconocida. Solo en camelias suman más

de 200 variedades.

Es un jardín de estilo inglés, lo primero, entonces,

las camelias están repartidas y crecen de otra manera

porque no se podan. Existe una colección muy importante

de camelias y camelias que solo vais a poder ver en este jardín.

Por ejemplo, esta camelia... Bueno, que ya es verano,

la camelia es una flor de invierno, pero todavía conservamos camelias.

En concreto, esta es muy bonita. Es un capullo de camelia Black Lace.

Nos dirigimos ahora al condado de Tea,

la capital del vino.

Se localiza a muy pocos kilómetros de la frontera

entre España y Portugal.

(Música)

En Salvaterra de Miño, a solo 17 km de Portugal,

"Zoom tendencias" visita una de las ocho bodegas

que integran la ruta de las Rías Baixas.

Aquí hemos quedado con su propietario,

Pelayo de la Mata, un riojano dueño

de otras dos bodegas, una en Ribera del Duero

y la otra en su tierra, hasta que a principios de 2000

se animó a elaborar otros sabores. Alguien me habló de este viñedo

como productor de grandes vinos. Y yo vine aquí a visitarlo,

me quedé fascinado por su belleza. Yo creo que fue el embrujo del Miño

el que me hizo pensar que mis vinos tenían que elaborarse aquí.

Pelayo de la Mata se enamoró de estas tierras

que se sitúan frente a Lapela, un pueblo que ya pertenece

a Portugal.

La finca aparece presidida por este pazo construido en 1591.

Durante unos años, fue propiedad de los Pereira de Castro,

de sangre medio portuguesa, medio española.

Después, otras cuatro familias se han hecho cargo de estas tierras.

La última reconstruyó el pazo en 1988.

Pelayo de la Mata añadió a la finca de viñedos este jardín

en el que, además de los nenúfares, aparece esta antigua prensa de uvas

que pertenecía a la antigua bodega.

La devoción de los gallegos hace que cualquier pazo

tenga dos elementos fundamentales religiosos.

Uno es el "cruceiro" y, en este caso, la ermita del siglo XV,

dedicada a san Mauro, que da nombre al pazo

y donde tenemos autorizado el culto. Sí, la capilla, como te decía,

está dedicada a san Mauro. Es un santo muy venerado en la zona

y milagrero, como llaman aquí. Y la gente viene a pedirle

para la curación de enfermedades reumáticas.

(Música)

Pelayo de la Mata ha confiado sus viñedos a Susana Pérez,

una enóloga nacida en esta tierra que bordea Portugal.

Aquí jugaba de cría y aquí empezó a recoger sarmientos.

En esta época, ya ha cuajado la cosecha.

Ya tenemos las uvas casi en tamaño guisante y están creciendo muy bien.

Solamente queda que tomen tamaño y que empiecen a enverar.

Ahora está volcada en este proyecto,

lo que más le gusta es elaborar un vino propio.

Los viñedos bajan hasta el río Miño, forman un anfiteatro

de amplias terrazas orientadas al mediodía.

Aquí pueden ver nuestro viñedo. Se trata de 20 hectáreas

de viñedo propio, albariño y un poco de loureiro.

Lo interesante de nuestro viñedo es la orientación,

que da muy buena madurez y, sobre todo, el suelo.

Susana Pérez se encarga, en algunas ocasiones,

de mostrar a los viajeros las bondades de la bodega.

Todo comenzó en el año 1988 con nuestra primera cosecha

del Pazo de San Mauro. Es albariño 100 %,

una uva muy propia de Galicia, muy intensa, muy aromática,

muy frutal y con mucha complejidad. Luego, tenemos el San Amaro,

año 2002 la primera cosecha. Albariño, loureiro...

Y una complejidad impresionante en boca.

Muy sedoso y muy aromático.

Pelayo de la Mata nos muestra otra de las zonas del pazo,

la que nos lleva al interior de la bodega.

Después de tantos años de profesión, nos habla de lo que significa ser

bodeguero en nuestro país.

Es un oficio duro y exigente

que consiste, básicamente, en el compromiso con el cultivo

del viñedo para obtener los mejores vinos.

Hoy, que estamos en el siglo XXI,

hay que tratar de darlos a conocer al mundo.

La provincia de Pontevedra se muestra al viajero

como un festín de sabores. Su vigoroso paisaje,

su historia marinera y, en los últimos tiempos,

su cocina enaltecida y sus vinos de nuevo cuño

convierten a esta tierra en un destino infalible.

Y más si, como a nosotros, nos acompaña su luz de sol a sol.

(Música)

Disfrutar de la alta cocina en un museo es una tendencia mundial

a la que también se apuntan las pinacotecas españolas.

"Zoom tendencias" descubre el corazón gastronómico

del Reina Sofía y del Thyssen.

Más de tres millones de visitantes recorren cada año

las colecciones de este museo madrileño.

Un ambiente cosmopolita e internacional

que también se respira en este multiespacio dirigido

por Javier Muñoz-Calero.

Hemos querido crear un multiespacio donde tuviera cabida

todo el mundo, donde pudieran pasar clientes que vengan con una maleta,

que se vayan de Madrid, o gente que llega,

gente que viene con niños al museo, turistas nacionales

o internacionales... Por eso, hemos intentado llegar

a todo ese público tanto con la carta,

haciendo una carta más internacional y fusión donde llegue

a todos los gustos.

Sus propuestas, nos dice el chef,

abarcan desde desayunos internacionales al brunch diario

y una carta bistró para el mediodía. Javier Muñoz-Calero despliega

su creatividad en las cenas con platos donde, nos dice,

manda el producto.

Como estamos en un museo, nuestra propuesta gastronómica

ha sido inspirada en un Pantone de colores, texturas y sabores.

Aquí tenemos una simple introducción a lo que hacemos en nuestra carta.

Como veis, buscamos siempre cosas cítricas, de mucho sabor...

Pulpo de Kalamata, poke, mucho colorido, texturas...

Y aquí tenemos un plato un poco deconstruido,

lo que es un "lemon curd", buscando, como decimos, texturas.

La música en directo y la coctelería juegan un papel importante

para conseguir una atmósfera lúdica y animada durante todo el día.

Es un cóctel creado por mí.

Lleva limón japonés, base de ginebra y melón...

Inspirado por Japón.

Se llama Dreams o lo puedes llamar "sueño".

Muy cerca del Reina Sofía, en el paseo del Prado,

llegamos al Museo Thyssen, en pleno Triángulo del Arte.

Aquí, la propuesta veraniega se reparte

en varias terrazas en altura, donde tomarse un respiro,

compartir un picoteo o degustar platos ligeros ideados

por el madrileño Daniel Napal.

Las Terrazas es un sitio mucho más lúdico que El Mirador.

Es un sitio de está abierto desde por la mañana.

Puedes desayunar, puedes tomarte un café

o puedes tomarte unos platos mucho más divertidos.

Por ejemplo, una burrata o un taco de pato confitado con cítricos.

O sea, son platos mucho más para tapear, más distendidos,

más para pasar el tiempo y estar relajados viendo

este maravilloso museo y este jardín.

Acompañamos a Daniel a los fogones porque en la quinta planta del museo

encontramos este espacio efímero con vistas al cielo de Madrid.

El chef nos cuenta que su carta se basa

en productos mediterráneos y de temporada,

a los que aporta su toque personal.

Es una cocina muy fresca, para verano,

para estar en una terraza, para un sitio tan especial

como el Thyssen y como esta terraza que tenemos, que es efímera,

solo dura el verano. Es un ceviche de chipirones ibéricos,

un tataki de bonito con fresas estofadas

y una cumberland de naranja. Y finalizaríamos

con un kit-kat de carnes melosas con un arroz venere

y con un toque muy especial, sobre todo,

por sus vegetales violetas. Conscientes del poder

de seducción de la gastronomía, hoy, los grandes museos

apuestan por unir al arte el placer de la cocina.

(Música)

"Zoom tendencias" viaja a Bilbao, una ciudad que ha revivido

desde la llegada del Museo Guggenheim

y la recuperación de su ría.

De una urbe industrial y en decadencia en los años 90,

Bilbao apostó por regenerarse y cambiar su fisonomía

gracias a la arquitectura de autor con nuevos edificios,

la ría como eje vertebrador de la ciudad

y una oferta culinaria envidiable.

Quiero el aroma y el calor, lo que me dio...

Una transformación que ha puesto en el mapa internacional

a esta capital vasca como destino gastronómico,

cultural y turístico.

Una evolución que han vivido en primera persona Fernando Canales

y Mikel Población, dos chefs que nos van a descubrir

la riqueza culinaria de su tierra y de las algas de la costa cántabra.

Tesoros del mar que se transforman en bocados exquisitos

en su restaurante de alta cocina vasca.

Yo solo soy el que llegó...

En el barrio del Ensanche, Fernando y Mikel acaban de estrenar

su espacio culinario con dos ambientes.

Para encontrarme, búscame.

El restaurante Etxanobe tiene 500 metros

y lo hemos dividido en dos espacios. Un espacio que se llama La Despensa

porque está todo a la vista. Y es un espacio más contemporáneo,

más casual, más informal... Con cocina de gran producto,

es como en la cocina del Etxanobe de toda la vida.

Tenemos sopas, guisos..., la gran cocina vasca,

una cámara de maduración de carnes, la "dry aged", pescados del día...

Es un sitio donde incluso los camareros participan del ambiente,

parece New York... Es el restaurante del siglo XXI.

Y el Atelier, digamos que en el Atelier yo soy chef

y aquí, en La Despensa, soy cocinero. En el Atelier, donde soy chef,

donde somos chefs Mikel y yo, transformamos la realidad.

Es un espacio más formal, más gastronómico...

con un tempo más pausado, donde la gente principalmente

va a hablar de comida.

Socios y amigos de larga trayectoria profesional,

estos dos chefs buscan, nos dicen, la excelencia en el producto.

A sus fogones llega la materia prima seleccionada por ellos mismos.

Buscamos lo mejor de lo mejor a través del producto, por supuesto,

de la singularidad del producto y de la combinación del producto

con pequeños matices. Tanto Mikel como yo

somos unas personas hipersensibles y nos damos cuenta de cosas,

desgraciadamente, que mucha gente no se da cuenta

y que nos hace buscar una delicadeza superior...

Comprometidos con la sostenibilidad y la naturaleza,

viajamos con ellos a 70 km de Bilbao para surtir su despensa de algas.

Atravesamos las marismas de un parque natural

y los acantilados de la costa cántabra...

Hasta llegar a una zona casi salvaje donde la marea baja

nos descubre un sorprenderte huerto marino.

(Música)

Estamos en una zona del cantábrico que es mágica y muy singular.

Es la zona de Noja, el pueblo de Noja,

y la zona del Pinedo, cerca de la playa de Trengandín.

Es un sitio donde, cuando baja la marea mucho,

salen las algas de una manera tremenda.

Salen las algas en la arena, como vamos a ver ahora,

y también en las rocas, donde vamos a ir a ver.

El alga codium, el tesoro de la cocina japonesa.

Se puede comer cruda y en tempura y sabor a mar impresionante.

Aquí tenemos el agar-agar, Gelidium, para un caldo de pescado,

es el mejor fumet del mundo. Aquí tenemos el alga kombu,

en este caso, roja, que sirve para hacer infusionanda

el caldo dashi junto con atún o más matices.

Y aquí tenemos el musgo de Irlanda, que es el producto

que más carragenato tiene. Sirve para gelificar

y para hacer las esferificaciones. Tesoros... aquí... a pie de mar.

Nos guía entre las rocas Javier Ruiz,

un chef experto en la zona, que ha descubierto

a los dos cocineros vizcaínos la riqueza marina de esta zona.

Dejamos atrás la costa y los paisajes de Cantabria

para regresar a Bilbao, al elegante barrio del Ensanche,

donde Fernando y Mikel dirigen su nuevo espacio gastronómico.

Lo que hay que hacer ahora, simplemente, limpiar el exceso

de arena que puedan tener. Para ello, lo que hacemos

es coger el alga, meterla en un barreño con agua dulce,

escurrirla un poco...

Y ese exceso de arena se quedará en el fondo del barreño.

Y acto seguido, las ponemos en una bandeja con papel absorbente

para, luego, meterlas ya en un táper y ponerlas en una cámara

durante una semana o semana y media. Como mínimo,

estas aguantan dos semanas. Es el codium,

es el alga con sabor más salino del mar.

Y lo vamos a hacer en tempura. Entonces, lo único

que tenemos que hacer es separar las ramitas,

pasarlas por la tempura, escurrir un poquito

y, acto seguido, echar a freír.

¿Qué le va a aportar al alga? Le va a aportar crujiente.

Este alga también se puede comer en crudo...,

pero para ensaladas, sobre todo.

Las algas forman parte de esta cocina de autor

y de producto, donde el chef, nos dice,

busca realzar los delicados matices y sabores de cada plato.

Lasaña de anchoas, un plato terriblemente mediterráneo,

que es muy fresco y que es plato estrella del restaurante.

Alga codium en tempura,

un contraste de la tempura frita con la jugosidad del mar en la boca.

Un caldo dashi hecho con hongos y que lleva también unas palomitas

de alga kombu, impresionante. Y aquí tenemos un plato estrella

en el restaurante, que son unas zamburiñas.

Esto sí que es un chute de yodo.

Sin perder la esencia de la gastronomía vasca,

Fernando y Mikel nos aseguran que, en su evolución culinaria,

el entorno y la naturaleza tienen mucho que ver.

(Música)

Pero aún me queda historia por contar

mientras todo queda atrás con tu decisión.

Roi Méndez ha lanzado su primer single al mercado,

"Por una vez más". El cantante gallego,

concursante de "OT 2017", no tiene intención, por el momento,

de publicar disco, pero sí de colaborar con alguno

de los que fueron sus compañeros en el concurso de televisión.

Por una vez más...

La República Democrática Alemana concede a Wilhelm Powileit

la Estrella de Oro de la Amistad entre Pueblos.

-Gracias, la pondré en la caja de las chapas.

La peli protagonizada por Bruno Ganz está basada

en la novela de Eugen Ruge. El autor de los Urales

retrata con brío la vida de una familia de la RDA

durante la segunda mitad del siglo XX,

desde la década de los 50 pasando por 1989

en que se produjo la caída del Muro o, lo que es lo mismo,

desde los abuelos comunistas hasta nieto,

cada vez más incómodo con la patria electa de sus antepasados.

(Música)

Os hablamos de una expo muy gastro.

Barcelona acoge la primera exposición internacional

dedicada a la relación que Picasso mantenía con la cocina

y su universo.

Esta muestra une, por primera vez, el arte del gran artista malagueño

con la creatividad culinaria de Ferran Adrià.

(Continúa la música)

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Zoom Tendencias - 08/07/18

Zoom Tendencias - 08/07/18

08 jul 2018

Programa que recoge las tendencias actuales sobre viajes, gastronomía y aspectos lúdicos.

ver más sobre "Zoom Tendencias - 08/07/18 " ver menos sobre "Zoom Tendencias - 08/07/18 "

Los últimos 481 programas de Zoom Tendencias

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios