www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4713358
Para todos los públicos Viaje al centro de la tele - Sigue cantando conmigo (Primera  parte) - ver ahora
Transcripción completa

Esta noche les he preparado una sorpresa.

El que canta su mal espanta.

Por eso, amigo de "Viaje al centro de la tele",

hoy te propongo que cantemos hasta quedarnos sin voz.

¿Cómo es posible morir

si en este mundo no has logrado vivir?

Y lo vamos a hacer en muy buena compañía.

Recordando más de cien duetos.

"Help", ayúdame.

En tu amistad, he puesto toda mi fe.

Demostraremos que en la música, uno más uno suman mucho más dos.

Si están en sus casas y les apetece bailar con su pareja,

es el momento adecuado.

Prepara tu garganta, afina tu corazón,

sigue cantando conmigo.

Espectacular.

¡Oh, oh, oh, oh, oh, oh!

¡Oh, oh, oh, oh, oh!

¡Oh, oh, oh, oh, oh!

Espectacular, espectacular.

Sensacional.

El dueto tiene el don de colmar de magia a quien lo practica.

Cantar es como el amor,

se puede hacer solo, pero con gente es más divertido.

Los Rodríguez y Coque Malla tienen muy claro

que con amigos, todo es mucho mejor.

Hace calor, hace calor.

Estaba esperando que cantes mi canción

y que abras esa botella y brindemos por ella

y hagamos el amor en el balcón.

Mi corazón, ah, mi corazón,

es un músculo sano, pero necesita acción.

Dame paz y dame guerra y un dulce colocón

y yo te entregaré lo mejor.

Cuando cantas con otro, se te pega algo suyo.

Le pasa a Sergio Dalma,

que se pone a cantar con Alaska y entra en trance,

como si le hubiera poseído un electroduende.

No me arrepiento, volvería a hacerlo,

son los celos.

No, no me arrepiento,

volvería a hacerlo, son los celos.

No.

La magia de la canción es capaz de unir al ilustre Antonio Molina

y a Bisbal.

Dicen que son mineros,

pero yo a David, como mucho, lo veo buscando la mina para el lapicero.

Soy minero,

y templé mi corazón con pico y barrena.

Soy minero,

y con caña, vino y ron, me quito las penas.

Soy barrenero porque a mí nada me espanta.

María Dolores Pradera y Enrique Urquijo

nos desean que nos vaya bonito y lo hacen así de hermoso.

Cuántas cosas quedaron prendidas

hasta dentro del fondo de mi alma.

Cuántas luces dejaste encendidas.

Yo no sé, yo no sé...

yo no sé cómo voy a apagarlas.

Yo le pido a Dios

que la guerra no me sea indiferente.

Es un monstruo grande y pisa fuerte

toda la pobre inocencia de la gente.

¿No os pasa que, a veces, decís:

"Qué pena que estas dos artistas no hayan cantado juntas"?

La tele permite que Lola Flores y Malú

firmen este temazo.

Ay, pena,

penita, pena, pena.

Pena de mi corazón.

Que te corre por las venas, pena,

con la fuerza de un ciclón.

Oh, no, yo no soy como piensas,

soy para ti la desconocida.

Son engañosas las apariencias,

soy para ti la desconocida.

El dueto traspasa fronteras y océanos.

Aquí lo tenemos respirando

los aires "guacachones" de México lindo.

Me gustas mucho.

Me gustas mucho tú.

Tarde o temprano, seré tuya;

mío tú serás.

Si ves que te cansas mucho en una canción,

el dueto es ideal para que vayas a los cómodo.

Germán Coppini no se complica y colabora con Alaska

cantando un par de frases.

Lo bueno, si breve, corto.

Bailando,

me paso el día bailando.

Y los vecinos, mientras tanto,

no paran de molestar.

Una rareza:

se juntan Los Cantores de Híspalis con Jimmy Fontana

y se entienden a la primera, como Messi con Iniesta.

El mundo,

si tú lo quieres, te lo entrego.

La blanca luna, el sol y el cielo.

Y el universo te daré.

Por tu querer.

El dueto predispone a cantarle a temas profundos.

Enrique del Pozo y Susana, por ejemplo,

reflexionan aquí sobre la circunferencia

y sus secretos geométricos.

Baila con el hula hoop.

Baila con el hula hoop.

Baila con el hula hoop.

Segu la la.

Baila con el hula hoop.

Baila con el hula hoop.

Baila con el hula hoop.

Segu la la.

Baila con el hula hoop.

Baila con el hula hoop.

Baila con el hula hoop.

Segu la la.

Existe el dueto de corte moral,

como el que conforman Teddy Bautista y Miguel Ríos.

En el estribillo,

nos invitan a ser tan buenos como las lentejas de la abuela.

(CANTAN EN INGLÉS)

(CANTAN EN INGLÉS)

Imaginaos qué pasaría si uniesen sus fuerzas

un camaleón y una replicante de "Blade Runner".

Pues que sale algo tan mágico

como lo que hacen aquí Annie Lennox y David Bowie.

Los dos podrían pasar, eso sí,

perfectamente por villanos en una peli de Batman.

(Música)

Espectacular.

Ver a los amigos nos pone contentos, sobre todo si no les debemos dinero.

Y así, con el corazón lleno de alegría,

la vida pasa mejor.

como si no existieran ni el dolor ni el IVA.

En lo más profundo del archivo de Televisión Española,

palpita este "Corazón contento" de Marisol y Palito Ortega.

Tengo el corazón contento,

el corazón contento, lleno de alegría.

Solo quisiera que sepas.

Pa pa pa pa.

Que nunca quise así.

Pa pa pa pa.

Que mi vida comienza cuando te conocí.

Que Joaquín Sabina te escriba una canción

es como si Messi te llama un domingo por la mañana

para echar un partidillo. Lo máximo.

Y el colmo es que, además de regalarte sus versos,

los cante contigo.

Estoy tratando de decirte

que me desespero de esperarte.

Que no salgo a buscarte porque...

sé que corro el riesgo de encontrarte.

Que me sigo mordiendo noche y día

las uñas del rencor.

Que te sigo debiendo todavía

una canción de amor.

Tiene uno de esos filos, el último.

El último de la fila, hombre, que venga.

Es bueno dejarse llevar por el instinto.

Es lo que hace Enrique Urquijo, de Los Secretos,

que ve a Manolo García entre el público

y siente el impulso de invitarlo a subir al escenario.

Y no amanece

en tu cara.

Y no amanece

en tu espalda.

Y no amanece

en casa.

Al cante de Pastora Soler se une el baile de Tomasito

y el resultado es un prodigio estético.

Dámelo ya, sí, que cuanto antes pasemos este trance, mejor.

Ay, ay, ay.

Ay, qué puntito tiene la noche.

Ay, cosas buenas tiene Hasan en los jardines de palacio.

Ay, ay, ay.

Ay, qué puntito tiene la noche.

Ay, cosas buenas tiene Hasan en los jardines de palacio.

Por la raja de tu falda, yo

tuve un piñazo con un Seat Panda.

Por la raja de tu falda,

yo tuve un piñazo con un Seat Panda.

Un efecto secundario de pasar por "Operación Triunfo"

es que se te olvida hablar y ya lo dices todo cantando.

Los chicos de Fórmula Abierta, por ejemplo,

versionan en grupo de modo compulsivo.

Aserejé, ja deje tejebe tude jebere.

Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí.

Aserejé, ja deje tejebe tude jebere.

Sebiunouba majabi an de bugui an de buididipí.

Como una ola tu amor llegó a mi vida,

como una ola de fuerza desmedida.

Sentí en mis labios tus labios de amapola.

Como una ola.

Y me escapé...

Para los amanes del surf,

a ver quién es capaz de cabalgar a lomos de este pedazo de ola

que se forma cuando cantan juntas Rocío Jurado y Rosa López.

Como una ola,

se fue tu amor como una ola.

Nunca te avergüences de lo que hiciste

por culpa de aquella botella de tequila.

A Antonio Banderas y a David Bisbal

los posee el espíritu del mariachi y no sienten remordimiento alguno.

Ay, ay, ay, ay.

Ay, ay, mi amor.

Ay, mi morena de mi corazón.

Ay, ay, ay, ay.

Ay, ay, amor.

Ay, mi morena de mi corazón.

¡U, u, uy!

¿Dónde vas con mantón de manila?

¿Dónde vas con vestido chiné?

El dueto permite cumplir sueños.

Vemos a Julio Iglesias con cara de estar en las nubes.

No es para menos, después de muchos años intentándolo,

por fin consigue cantar con doña Rogelia.

La canción se burla del tiempo.

Al piano se sienta Bebo Valdés, al cante Diego el Cigala,

y los dos lloran lágrimas tan negras,

que son la envidia de todos los góticos

con Tim Burton a la cabeza.

Y aunque tú

me has echado en el abandono,

Y aunque tú

mataste mis ilusiones.

En vez...

de maldecirte con justo encono,

y en mis sueños te colmo,

y en mis sueños te colmo

de bendiciones.

Miau...

Montserrat Caballé y Concha Velasco llevan el dueto al extremo.

Se vuelven dos gatas que se baten en un duelo de maullidos.

Miaaaaaau.

Otro dueto que hizo historia: Elton John y Kiki Dee.

Rompieron de emoción todos los corazones en 1976.

(CANTAN EN INGLÉS)

(Música)

Espectacular.

Cantar en compañía

hace que el ambiente se ponga más caldeado

que Alfredo Landa en la Costa del Sol en los años 60.

Anda, dime lo que sientes.

No temas si me matas.

Que yo solo entiendo

tus labios como espadas.

Y ven

a mis brazos,

dejemos los datos,

seamos un cuerpo

enamorado.

Otra ventaja de ir a dúo

es que tus posibilidades de ligar esa noche se multiplican.

En cualquier garito normal,

si aparecen Miguel Río y Los Secretos cantando juntos,

la masacre de amor está garantizada.

Comentó por ahí

que yo era un chaval ordinario.

Pero cómo explicar que me vuelvo vulgar

al bajarme de cada escenario.

Pero cómo explicar que me vuelvo vulgar

al bajarme de cada escenario.

Julio Iglesias y el cantante francés Johnny Halliday

mantienen una conversación profunda.

-¿Eres mujeriego? -Mmm...

La charla se convierte

en un mano a mano entre dos seductores

que van de románticos.

Como noche, como sueño,

son los ojos negros de mi amor.

Manuela.

(TARAREAN)

Manuela...

Se puede cantar con otro y hacerlo des-pa-ci-to,

como demuestran Luis Fonsi y Marta Sánchez.

Como lluvia eterna,

quiero estar mojada.

Como lluvia fresca,

que no ha tocado nada.

Moja mi corazón.

Moja mi corazón.

Deja que me ahogue

con las gotas de tu amor.

Rocío Dúrcal siempre te lleva a su terreno.

Aquí la escuchamos llevándose al huerto musical a Roberto Carlos,

un brasileño cantando con aires de ranchera.

Siempre he sido como soy,

un bohemio, un soñador, de la vida enamorado.

Y te quiero a mi manera.

No me pidas que yo cambie

si me quieres a tu lado.

Si tú piensas en volver,

si tú quieres

que yo vuelva.

Para actuar juntos, hay que acercarse,

eso nadie lo pone en duda.

La cuestión es: ¿hasta dónde hay que llevar esa cercanía?

Sara Montiel y Francisco ponen a prueba todos los límites.

Como decía Groucho Marx:

"Señora, si me acerco más, le voy a dar la espalda".

Acércate más.

Y más y más...

Pero mucho más.

Yo, a Francisco, le conozco de cuando era pequeñito.

Vale, vale, Sara, que nadie te había pedido explicaciones.

Y he seguido su carrera siempre muy interesada en ella.

Pierde toda vergüenza,

súbete a la mesa y deja salir al animal musical que llevas dentro

y que puede rugir como un puma.

Llévatela contigo que a mí también me vuelve loco,

también la quiero conquistar,

pero es tan brava que, al final, no puedo yo tampoco.

Torero,

para estar a su lado, hay que ser torero. ¡Olé!

Y medir la distancia que va a su cuerpo.

No hay que andar confiado ya en su terreno porque...

porque pueden herirte

sus ojos negros.

Rosa León y José María Cano

se marcan un homenaje a Rafael Alberti.

Ojo, que hay que ponerse de acuerdo

en quién va por alto y quién hace los graves.

Qué humilde estaba la mar.

Él cómo la gobernaba.

Tan dulce era su cantar, su cantar.

que el aire se enajenaba, se enajenaba,

se enajenaba.

La nostalgia de los domingos por la tarde

resulta más llevadera con compañía.

Luis Aguilé añora a Cuba

y para cantarle se une a Sylvie Vartan.

Cuando salí de Cuba,

dejé mi vida, dejé mi amor.

Cuando salí de Cuba,

dejé enterrado mi corazón.

Llega la hora de bailar pegaditos, una lenta.

Eydie Gormé y Roberto Carlos se ponen íntimos

y son capaces de emocionar incluso a los porteros de discoteca.

Yo quiero olvidar

pero insisto.

Preciso pensar

que yo existo.

Yo existo.

Yo existo.

Nos gusta la sal y la pimienta.

Cuando llega el verano y los rayos de sol calientan ánimos,

Jordi Estadella, Bermúdez y Esther Arroyo

saltan como auténticos diablos.

Un rayo de sol, oh, oh, oh.

Me trajo tu amor, oh, oh, oh.

Un rayo de sol, oh, oh, oh.

A mi corazón, oh, oh, oh.

Llegó y me dio tu querer

que tanto y tanto busqué y al fin tendré.

Hasta los "singles", los que viven solos,

van a bailar una lenta abrazados a su propia sombra

cuando escuchen a Serrat y a Pasión Vega

interpretando esta canción.

Una vez amén,

si algún día,

después de amarme.

Fue por tu amor,

Lucía.

Lucía.

Mirad lo contenta que está Lolita, claro,

como que se ha hecho novia de Armando Manzanero.

Es un noviazgo artístico de esos que duran cinco minutos,

pero hay amores que eso es, en realidad, lo que duran.

Ay, somos novios,

mantenemos un cariño limpio y puro.

Como todos,

procuramos el momento más oscuro.

Para hablarnos,

para darnos el más dulce de los besos

y recordarte qué color son los cerezos.

Sin hacer más comentarios, ay, somos novios.

Un dueto vestido de negro,

Nuria Fergó y Manu Tenorio se declaran su amor profesional

y aportan su esfuerzo para que aumenten los nacimientos.

Quiéreme... Quiéreme...

Como se quiere por primera vez, quiéreme.

Quiéreme para los restos de la vida.

Quiéreme como sé que tú lo hacías.

Quiéreme de noche, quiéreme de día.

Porque te querré...

Dicen los que dicen que saben de música

que España se estremece cuando Amaia y Alfred

se sientan al piano, pues bien,

os dejamos aquí esto para que decidáis

si los expertos pueden tener razón.

(CANTAN EN INGLÉS)

El dueto hace que sus componentes

se pongan más tiernos que los hijos cuando piden la paga semanal.

Aquí vemos a Rocío Jurado y a Jaime Morey

que pasarían desapercibidos en una fábrica de azúcar.

Contigo iré

donde me lleves tú.

Mi luz será

reflejo de tu luz.

A ver si nos toca algo loco en la lotería de los duetos.

¡Premio! Gracita Morales y Micky.

Viva el surrealismo.

Yo soy el caballero que con más finura

baila en los salones "comm'il faut".

Siendo tan cursi querer presumir.

Y las niñas se dislocan por quererme hacer tilín.

Sí, atención,

me piden que hagamos algo para elevar el índice de natalidad,

que anda algo flojillo,

Marchando un bolerazo cantado a dúo por Lucho Gatica y Dyango.

Más allá de tus labios.

Más allá de tus labios...

El sol y las estrellas.

Contigo en la distancia,

amada mía.

Amada mía.

Estoy...

(Música)

Espectacular.

Lo de la canción en pareja tiene también sus riesgos.

Porque puedes entregarte

más que un murciano cuidando su huerta

y quedarte sin aire en los pulmones.

La Unión y Maná.

Como quisiera poder vivir sin aire.

Cómo quisiera calmar mi aflicción.

Como quisiera poder vivir sin agua.

Me encantaría robar tu corazón.

Cantar a dúo cansa.

Por eso los grandes, como Julio Iglesias y Patty Pravo,

echan mano del sofá, hay que estar cómodos,

que el programa es largo.

No, muchacho, no.

Tú no conseguirás

que yo sea una más

de quien te puedas burlar.

Oh, no. Oh, no.

Se dice que la persona a la que se le ocurrió

que Robbie Williams y Dani Martín cantaran juntos

es la misma que propuso comer melón con jamón,

Son elementos que no tienen nada que ver a priori,

pero, oye, la cosa funciona.

(CANTAN EN INGLÉS)

Un dueto puede convertirse en un duelo.

Por ejemplo, entre Tahúres Zurdos y Murray Head

se establece una competición para ver quién canta más agudo.

¡Rápido, retirad todas las copas de cristal!

En tu corazón.

En tu corazón.

En tu corazón.

En tu corazón.

En tu corazón.

En tu corazón.

Yo sé que no estoy solo.

Oh, oh, oh, oh, no.

Si unes a Los Morancos y a la Niña Pastori

y los pones a cantar "La Zarzamora",

ten en cuenta que no puedes conducir maquinaria pesada

y que no debes mezclarlo con otro medicamento.

Por lo demás, todo bien.

¿Otra vez? ¿Otra vez me...?

¿Quién será quien la enamora?

(TARAREA)

(CANTA EN "SPANGLISH")

María de la O,

qué desgraciadita, gitana, tú eres,

teniéndolo tó'.

Te quieres reír,

y hasta los ojitos los tienes morados

de tanto sufrir.

Los clásicos se cantan sentados y al ralentí,

como hacen Paquita Rico e Isabel Pantoja.

Cuando se tiene arte, se puede hacer de todo

y hacerlo bien.

Que fue mi querer.

Joaquín Sabina y Fito Páez

acabaron su relación de una forma "pistolar".

Que quiere decir que no fue con epístolas sino con pistolas.

Dormir contigo es estar solo dos veces.

Es la soledad al cuadrado.

Todos los sábados son martes y trece.

Todo el año llueve sobre mojado.

Luna llena,

invisibles son los hilos que manejas.

Luna llena,

siempre envuelta

en un halo de lunática tristeza.

El puenting de los duetos, lo más arriesgado,

es hacerlo con italianos.

Nosotros tenemos a un hombre capaz de cantar de tú a tú con ellos:

Sergio Dalma, que está hecho de otra pasta.

Cantaré.

Diré a la lluvia que al caer,

amaine el soplo del viento.

Que el cielo sea solo azul.

Y me sonrías tú.

Por mucho que nos duela, debemos admitir que Sergio Dalma

tiene un enganche sobrehumano a los duetos.

Amigo Sergio, tienes que proponerte dejar de cantar con todo el mundo.

No lo volveré a hacer más.

No lo volveré a hacer más.

No, no te creemos, Sergio.

Pero piensa que de los duetos también se sale.

Yo sé que hay mucha gente que no se lanza

porque tiene miedo de no saberse la letra.

¡Que eso no os frene!

Mira, María del Monte demuestra

que puede cantar estando más perdida

que un mimo en un juicio oral.

Qué sabe nadie.

Qué sabe nadie.

Qué sabe nadie.

Lo que me gusta o no me gusta de este mundo.

Qué sabe nadie.

Lo que prefiero o no prefiero en el amor.

Atención ahora, diabéticos,

se puede subir una subida de dulzura generalizada

en toda la audiencia.

Más allá del chiste, qué bien suenan estas palabras de amor

en boca de Amaya y Rosa León.

Palabras de amor sencillas y tiernas

que echamos al vuelo por primera vez.

Apenas tuvimos tiempo de aprenderlas.

Recién despertábamos de la niñez.

A ver si nos toca algo loco en la lotería de los duetos.

Qué cosa fuera la maza sin cantera.

Qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera.

Qué cosa fuera la maza sin cantera.

Existe la tendencia de ponerse melancólico

cuando nos juntamos con amigos.

Pero hay que tirar a la tristeza por la ventana.

Cualquier tiempo pasado fue... anterior.

Sacude el polvo de tu corazón,

no esperes a que den las doce.

Cualquier tiempo pasado fue peor,

más viejos éramos entonces.

Ahí siguen, la Caballé y la Velasco, a maullido limpio.

¿Habéis llegado a algún acuerdo?

Miau.

Miaaaau.

No puedo vivir sin ti,

no hay manera.

No puedo estar sin ti,

no hay manera.

Coque Malla y Annie B Sweet,

otros dos que se quedaron enganchados a esto.

Es como quedarse atrapado en el Museo del Prado

o en el bar de la esquina.

Y yo

que llevo escrito en la cara

mil guerras y una ganada

que es estar dentro de ti.

Solo pienso en ti.

Juntos de la mano,

se les ve por el jardín.

Junto a la estación, hoy lloraré igual que un niño.

¿Por qué te vas?

¿Por qué te vas?

(TARAREAN)

Amigos para siempre.

(CANTAN EN INGLÉS)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Sigue cantando conmigo (Primera parte)

Viaje al centro de la tele - Sigue cantando conmigo (Primera parte)

29 ago 2018

Primera parte de un embriagador viaje a través de los mejores duetos de la televisión. Alaska y Sergio Dalma, Ana Belén y Antonio Flores, Annie Lennox y David Bowie, David Bisbal y Antonio Banderas, Serrat y Estopa y Miguel Ríos y Los Secretos, entre otros muchos

ver más sobre "Viaje al centro de la tele - Sigue cantando conmigo (Primera parte) " ver menos sobre "Viaje al centro de la tele - Sigue cantando conmigo (Primera parte) "
Programas completos (138)

Los últimos 285 programas de Viaje al centro de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios