Viaje al centro de la tele La 1

Viaje al centro de la tele

Lunes a jueves a las 22.10 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3643980
Para todos los públicos Viaje al centro de la tele - Más parte de tu vida - ver ahora
Transcripción completa

¿Quién dijo que segundas partes siempre fuesen malas?

Esto no me lo decís en la calle. En "Viaje al centro de la tele",

nunca hemos pensado esto, y por eso, hoy volvemos a abrir

el cajón de los recuerdos con momentos inolvidables

de la televisión, que en nuestro programa, parte de tu vida,

no encontraron su hueco. ¿Esto qué es?

-El programa es de casi todos.

Rebuscando en ese cajón, podemos comprobar que por mucho tiempo

que pase, hay sketches de humor que siempre estarán vivos.

Te gustará el programa, Honorato.

Series que trajeron a este mundo personajes

que son como de nuestra familia.

La televisión me ha dado muchas vidas.

Concursos y programas, convertidos hoy en leyendas televisivas.

¿Quién sabe dónde?

Grandes momentos de la historia, que gracias a TVE hemos vivido

casi en primera persona.

Observen ustedes el pie, ahí está.

Y sobre todo, situaciones delirantes que ni un formateo

podría borrar de nuestra mente, porque sencillamente, es imposible.

Me echaron droga

en el colacao.

Dame la mandanga y déjame de tema,

dame el chocolate, que me ponga bien.

Tomen asiento, porque viene uno de esos viajes de lágrima fácil.

Hoy lloraréis mucho, de risa...

(RÍE)

Sí, pero también de emoción.

Vamos de excursión...

¡Dentro vídeo!

Tan ocurrente, tan singular. Tan él, tan seguro, tan casual.

Tan sorprendente, tan superguay. Tan guay que a su lado,

resulta francamente... insubstancial.

¡Qué grande eres, Dieguito!

¿Os imagináis qué hubiese sido de nosotros sin TVE?

Pues que no habríamos podido vivir acontecimientos históricos

tal y como lo hemos hecho, desde una zona privilegiada,

y casi, como si estuviésemos allí mismo.

Observen ustedes el pie, ahí está. Ahí está.

-Usted tiene que decir: "Este es un pequeño paso para el hombre",

caminando por el decorado, "pero un gran paso para la humanidad".

-El pie, lentamente, muy lentamente, el pie de un astronauta...

-Cinco y acción.

-Es un pequeño paso, esto es un pequeño paso.

y esto, un gran paso.

Es un pequeño paso. -No, no, no.

-Ahí está, las imágenes hablan por sí solas.

-¿Conferencia con la NASA? Sí, dígame.

Por supuesto, le envío el material lo antes posible.

-El ginecólogo pudo darle el primer niño nacido en la historia

que fue concebido fuera del cuerpo de su madre.

Y hasta que no se conocieron los detalles de aquel nacimiento,

mucha gente creyó que los padres habían puesto

un nombre un poco extraño a aquella niña, Probeta.

Bueno, en realidad no se llamaba así, pero aunque aún no lo sabía,

durante toda su vida iba a tener que convivir con ese sobrenombre.

Qué cruz. Bueno, para ella, y algún niño más, como Victoria Ana,

la primera en nacer gracias a la fecundación in vitro en España.

Para lo que os vamos a contar ahora, debéis tener en cuenta

que por entonces a los españoles no nos daban casi nunca

ni el premio de consolación.

Nos costaba un mundo ganar una competición,

como para pedir ser los reyes del Universo.

Bueno, en este caso, la reina.

En Filipinas, en su capital, Manila, se celebró la elección

de Miss Universo a la que corresponden estas imágenes.

El título fue para la representante española, Amparo Muñoz Quesada.

-¡Diego, qué grande eres!

Otra estrella, que en este caso acabó estrellada,

pero que por entonces era toda una celebridad,

su fichaje por el Barcelona fue todo un acontecimiento.

Muy bien al balón, es un guerrero.

Sí, y eso que en aquella época solo se dedicaba a jugar al fútbol.

Esto, tomándolo con calma, es muy lindo.

Con el tiempo perdió la calma, pero aquí somos tan buena gente,

que el Sevilla lo rescató para el fútbol en el 92,

tras cumplir, eso sí, una sanción por dopaje.

Aquel año en el que en España nos subimos al tren de la modernidad,

el AVE llegó a nuestro país, un día que los primeros viajeros

recordarán para toda la vida. Esta señora, sobre todo.

¿Por qué han perdido el tren? -Porque no encontrábamos la entrada.

Por una vez, el eslogan decía la verdad: "Puntualidad meridiana".

Lo de la velocidad también nos llamaba la atención,

normal, aquí nunca habíamos estado en la pole position hasta este año.

Ves que realmente es de alta velocidad.

-Antes, oye, que te quedabas así en el andén, y decían:

"El tren número 27...". -"Estacionado en vía 3".

-"Va a efectuar su salida". Ahora, ya no.

Ahora dice: "Mec, mec".

-La verdad es que me ha sorprendido que fuera esto tan rápido.

-Porque antes decías: "Mira, mi pueblo". Ahora, no.

Ahora tienes que decir: "Mi pue...".

-Y ha pasado. -Y ha pasado.

Es que hay personas que son exigentes hasta la extenuación.

Sin ninguna sala de espera,

sentado en el suelo, porque estaba todo completamente lleno.

-Deja que desear alguno de los servicios.

-¿Qué le parece el baño, que en los set trenes siempre parece...?

-Una maravilla. Muy limpito, y muy bien.

Hombre, era el primer viaje, qué imagen daríamos si ese día

ya el baño no hubiera estado limpio.

Cuéntame alguna anécdota, algo chisposillo.

Es que no tengo ni ganas de preguntar.

-¿Cómo? -No tengo ni ganas de preguntar.

Como veis, el trayecto era emocionante para todos,

menos para nuestra compañera, a quien le hubiese gustado

más quedarse en su casita.

A 230 m de altura, hemos podido comprobar

cómo desde el edificio "Wilson" todavía sale humo.

Windsor, es Windsor. La torre que en 2005 comenzó a arder de madrugada,

en pleno centro de Madrid.

Un misterio desde el principio, porque algunos vecinos

dijeron ver sombras minutos antes de que se iniciase el incendio.

Fumando espero, al hombre quien yo quiero,

tras los cristales de alegres ventanales.

Volvemos a los 80 para recordar a Chu-Lin,

no se trata del campeón de kárate chino de la época,

sino del primer oso panda nacido en cautividad en Europa.

Las manos hacia arriba, las manos hacia abajo,

como los gorilas, ¡uh, uh, uh, uh!

Proseguimos con este minibloque de animales,

Copito de Nieve fue, y a día de hoy sigue siendo,

el único gorila albino conocido del mundo.

Es un dato que llama mucho la atención, aunque no sé si llama más

la atención este otro dato: tuvo 22 hijos, 11 nietos, y tres bisnietos.

Escarceos,

digamos amorosos,

bueno, amorosos o,

magreadores, no lo sé.

Quizá en este caso un poco de todo, Camilo.

¿Ves?, lo del mono Paco ya estaba más claro.

(HABLA EN GALLEGO)

-Porque hay una vieja norma, que cada cual se corre como puede.

¡Madre mía con estas bestias!

Algún secreto tendrían que tener para aguantar este ritmo.

En Bruselas tuvo que ser, en la capital europea

se anunció ayer a bombo y platillo que la Viagra,

esa pastilla milagrosa, fija, brilla y da esplendor

a las partes nobles masculinas, acaba de ser autorizada

en toda la Comunidad Europea.

Desde aquel año, la Viagra se convirtió para muchos

en compañera de viaje, ¿verdad, Enrique?

En los momentos íntimos, Enrique tiene un as en la manga.

Un as de color azul que refuerza su virilidad.

-¿Ustedes sabían que a Enrique le gusta la Viagra?

-No, no es que me guste, es que la necesito.

-¿Y por qué? (PÚBLICO RÍE)

¿Y por qué?

(RÍE)

-Me hace sentirme más macho.

Yo lo que hago es una vez a la semana, 200-300 mg.

-¡Dios mío, virgen Santa!

-Un equipo de investigación escocés ha reproducido una oveja

exactamente igual a otra. La clonación de la oveja Dolly

abrió un debate sobre qué podría significar en caso de hacerlo

con humanos, y yo estoy entre dos aguas.

Si imagino que me clonan, por un lado me alegra,

porque no tendría que venir a doblar esto, y me quedo en casa,

pero por otro lado, claro, cobraría el clon.

El caso es que de momento solo se ha experimentado con animales,

por eso me imaginaba lo mío, porque estamos ahí cerca.

(Balidos)

Vamos de excursión...

No sé si son canciones para la historia,

pero sí son para recordar.

En nuestros viajes, hemos hecho listas de melodías inolvidables,

pero no una de músicas y actuaciones realmente bizarras, extrañas,

auténticas, llamadlas como queráis. Lo que no me negaréis

es que cualquiera de esas palabras encaja perfectamente

para definir lo que vamos a ver.

(Canción en inglés)

Ver a los Simpson en TVE me trae a la memoria

que una vez tuvimos sus derechos, madre mía, y los dejamos escapar,

porque un iluminado dijo que no tenían futuro.

Seguramente fue el mismo que dijo que los Beatles no triunfarían,

muy español todo, tanto o más que Gibraltar.

Esta es la verdad, la pura verdad,

esta es la verdad, sobre Gibraltar.

Si por entonces se estilaba aquello de "La letra, con sangre entra",

en este caso se podría decir que José Luis lo transformó en algo así

como "La letra, con música entra", porque en poco más de dos minutos,

resumía la historia de Gibraltar.

Unos años más tarde, por un tratado,

hacemos concesiones en Gibraltar,

dándole a los ingleses varias atribuciones,

pero sin posesión territorial.

¿Dónde puedes acabar tú? ¿Quién sabe?

¿Quién sabe, yo? Sabemos dónde empezamos,

pero no dónde acabamos. (RÍE)

Efectivamente, Perico Fernández, por ejemplo, empezó como boxeador,

y luego se pasó a la canción.

Fuera de combate, tú me tiene sin vivir.

Déjame que yo sea campeón,

lucharé en el peso del amor.

Quiero ganar, y conquistar tu corazón.

Suponemos que Perico encima del ring se movía más rápido

por el temor de ser golpeado, yo creo que cantando así,

también en algún escenario le va a venir bien el juego de piernas.

Desde que te conocí.

Y ahora nos vamos al mundo rural.

¿Qué se puede hacer con el vino la taberna?

¡Hay que beberlo, hay que orinarlo!

-¿Qué se puede hacer con las mozas casaderas?

¡Hay que ligarlas, hay que tocarlas!

Hay que ligarlas, sí, pero Andrés ya sabe que eso se hace con estilo.

Ya vuelve Gigi el Amoroso,

por donde va, con su mirar causa destrozo.

La historia de un conquistador que se va a currar a Alemania.

Mira, han pasado más de 40 años, y seguimos igual.

Conoció a una alemana un poco casquivana,

y le propuso ir a su país.

"Porque allí ganarás, y un dinero ahorrarás",

le repetía ella sin cesar.

Y ahora, dos canciones que tienen que ver con...

Que tiene algo que ver con el rollo.

Eso, Mercedes, con el rollo, pero mejor oírlas,

porque creo que en este caso sobran las palabras,

un mano a mano entre Micky y el Fary.

Enrollar puede con todo, hoy la gente se coloca,

y se les llama pasotas. ¡En el rollo está la solución!

-Que dame la mandanga y déjame de tema,

dame el chocolate, que me ponga bien.

Dame de la negra, que hace buen olor,

que con la maría vaya colocón.

Cogí el coche, me fui a una esquina, paré allí el auto,

y empecé a escribir el tema. Fíjate cómo sería,

a la media hora lo tenía escrito.

-Dame la mandanga y déjame de tema,

dame el chocolate, que me ponga bien.

Dame de la negra, que hace buen olor,

que con la maría vaya colocón.

Los de Desmadre 75 también se iban de viaje,

pero ellos, nada de mandanga ni rollos de esos,

mucho mejor con bocadillos, tortillas,

y siendo buenos niños y niñas.

Vamos de excursión, en la mochila, la tortilla y el jamón.

Vamos de excursión, bien aprendida la cartilla y el catón.

No está pasando, es una pesadilla... (RÍE)

A los hermanos Calatrava les dio por ir de excursión, pero a la Luna.

Es una versión muy bizarra de "Space oddity", de David Bowie.

Es que nosotros nos basamos en canciones de éxito,

aprovechamos los éxitos de los demás para que sean más éxitos.

Si se atreve a consumar esta misión,

abra la escotilla, y salga al exterior.

-Atención, control, aquí habla Tom, voy a intentar salir.

Como veis, todos los artistas que están en este bloque

tienen una cosa en común,

han sido libres para hacer lo que han querido.

Libérate.

Tú, libérate.

Ser sexual no es un delito, no lo calles lanza el grito, ¡Yyyyyy!

Ay, libérate.

Ay, libérate.

Si estás vivo y no estás muerto, a darle gusto al cuerpo.

Y ahora, uno de los primeros flashmob de la historia.

Viva la gente,

la hay donde quiera que vas.

Viva la gente,

es lo que nos gusta más.

¡Viva la gente!, sí, y viva aquellos directores de programas

sin los cuales no podríamos tener en el archivo actuaciones

de este auténtico bizarrismo nacional.

Me voy a bailar con los pitufos, bailo y bailo sin descansar,

bailo, bailo, me voy a bailar...

Para hacer esto que he hecho, que me la he jugado...

Un humorista es como una aspirina, solo que funciona más rápido,

y no le faltaba razón al que lo dijo, el gran Groucho Marx.

Como ejemplo, los monstruos que vienen en este bloque,

la escuela de la que tanto hemos bebido.

Coñac

La Parra.

El que lo bebe, la agarra.

(RÍE)

(EBRIO) Cuando usted destape una botella de coñac La Parra,

tire el corcho bien lejos, para no poder taparla.

Qué aroma.

Una copa de coñac La Parra les llevará al país de la fantasía.

Ojo con el alcohol, siempre con moderación, amigos,

pero cuidado también con las magdalenas.

Sí, con las magdalenas, porque también se te pueden indigestar.

Y si no, que se lo digan a Andrés Pajares.

Vasito de leche caliente para la señora.

-Y una magdalena.

-Fijo que lo piden.

No ha venido ni un camión, y no tengo ni una magdalena, señora.

-Tráigame un café con leche. -¿Frío, o caliente?

-Caliente. -Disculpe las molestias,

café con leche caliente para la señora.

-Y una magdalena. -No me ha debido entender la señora,

que le dicho yo que no había magdalenas.

Té caliente para la señora. -Y una magdalena.

-¡Que no ha venido el camión!

-Está bien, no me traiga nada. -No tenía que haber venido yo.

-O si no, mejor dicho, tráigame una magdalena sola.

(GRITA)

Entendemos a Pajares, no es fácil aguantar

que se rían de uno a la cara, he dicho que no es fácil,

pero no que sea imposible.

Para muestra, el sentido del humor que demostró Jesús Hermida

cuando en su día Martes y 13 le imitaron delante de sus barbas.

Su programa, nuestro, vuestro programa, y al que ha venido...

-Bueno, el programa es de todos. -No, no.

El programa es de casi todos, por lo menos, de todos...

-¿De casi, o de todos? -De todos los que nos ven.

Ya que ha venido, ¿a qué ha venido?

(RÍE)

(Aplausos)

-Qué barbaridad.

-Parodiar, distorsionar es saludable, señoras y señores.

Javier Gurruchaga hablaba con conocimiento de causa.

No sé si...

Traigo un regalito para ti, te va a encantar,

qué arte tienes, un regalito, unos calcetines.

Mira qué bonito.

-¿Qué hacemos?

-No han cortado.

Estamos en directo, señoras y señores...

Hace un tiempo, increíblemente, amigos,

se podía fumar en televisión. Ahora, por suerte, no,

algo que hubiese supuesto un problema para Eugenio,

ese hombre a un cigarro pegado,

a él, la cajetilla le salía a una media de 10 chistes, más o menos.

Y ahora, con la alegría que me caracteriza...

voy a dar comienzo. Saben que diu que es un tío

que iba corriendo detrás de un autobús, y le dice un peatón:

"No corra, que no lo va a alcanzar".

"Pues lo tendré que intentar, porque soy el conductor".

(Risas, aplausos)

Una ovación merecida, como las que recibía Lina Morgan,

ella por una parte, y sus piernas por otra,

porque vaya piernas, tenían vida propia, eran elásticas.

Es indiscutible.

(CANTA) "Ha dicho mi madre...".

Tengo que reconocer que conmigo se han portado siempre muy bien.

Menos mal, hija, estaba yo preocupada, por Dios.

-Fue un pronto. -Espera, que no te veo.

(Risas)

Me han respetado muchísimo.

Lejos de este mar, del mar, del mar.

El médico dice que la solución está más abajo.

(Risas)

Creo que ha valido la pena tenerlas un poco rotas.

-Te gustará el programa, Honorato.

-Seguro.

(ASIENTE)

Está dedicado a las mujeres...

Todas las noches lo mismo,

y más le valía a Honorato tener la boca cerrada.

Si tú siempre has sido muy mujeriego, Honorato.

No, Honorato.

Tú ya te has comido dos huevos duros al mediodía.

El régimen es el régimen, Honorato.

El hombre, que no tenía ni voz, ni voto.

Ay, Honorato, para una vez que abres la boca,

la que te cayó encima.

Di algo, Honorato, di lo que te parece,

yo haré lo que lo quieras, Honorato.

-¡Mierda! -¿Has dicho Andorra, Honorato?

(Risas)

Bueno, pues iremos a Andorra.

¿Y qué puedo decir de Tony Leblanc? Me considero de su familia.

De su familia adoptiva, pero de su familia, al fin y al cabo.

¿Cree que comerse una manzana así, sin más ni más, tiene algún mérito?

-Una manzana entera. -¡Arte puro!

¡Interpretación fuera de serie!

No quedamos fijo que fuese una cosa cómica,

sino algo que no estuviese hecho en TVE.

(Risas)

Un lujo haber podido compartir mesa y mantel contigo.

Yo me tengo que marchar, adiós.

(Aplausos)

Cuántas historias hemos vivido al lado de estos personajes,

con ellos hemos llorado, reído, y también sufrido.

Ya no piensas en nada.

Solo en dormir.

-Bienvenidos a "Historias para no dormir".

-¿Les gustaría volver a sufrir alguna de estas historias?

Era abrirse esa puerta, ya fuese en blanco y negro, o en color,

y encogerse todos en el sofá, como si por hacer eso,

fueses a sentir menos pánico.

Pero que no "panda el cúnico", que no cunda el pánico.

(GRITA)

Pues cundía, vaya que cundía,

te entraban ganas de salir escopetado del salón,

pero claro, las historias estaban tan bien contadas,

que era imposible despegarse del televisor.

Corrió a meterse de nuevo en el televisor.

-Enrique...

nadie pudo salir del televisor.

-Pero si yo estuve luchando con él.

Amigo, para tener el cerebro podrido hay que consumir mucha televisión.

La televisión se ha metido en mí, necesito saber el desenlace

de todos esos problemas.

Solo de la ingeniosa mente de un visionario como Chicho,

podían salir guiones con esta maestría.

¿Qué daño puede hacer un televisor?

(Grito)

Una agonía muy recordada fue la muerte de Santa Teresa de Jesús.

Dios lo habrá dispuesto así.

Ya se sabe: el hombre propone, y Dios dispone.

Y aunque ya se sabía su destino, la gente se quedó enganchada.

Al fin,

hija de la Iglesia.

Y de un amor, a otro. Ahora, uno de esos que parecen imposibles,

el de Gonzalo y Margarita en "Águila Roja",

de los de no acabarse nunca.

Aunque si lo que estáis viendo es la enésima reemisión

de este capítulo dentro de dos años, igual ya se han divorciado.

(Beso)

Si es que Gonzalo juega a dos bandas, unas veces es él,

otras es Águila Roja, normal que al final se acabe liando consigo mismo.

¿He besado a Margarita? -Como si no fuera a haber mañana.

-No lo olvides. Me gustaría que fueras mi esposa.

No lo olvides. Me gustaría que fueras mi esposa.

Y para una vez que el chico pone en orden su cabeza,

va Margarita, y decide plantarle el mismísimo día de la boda.

Curro Jiménez también cabalgaba mucho, y muy bien,

pero también tenía tiempo para otras cosas.

¿Por qué lo supone?

-Se la ve con mando, como se la ve guapa.

Ay, bandolero, te las sabías todas.

Ahora bien, siempre tenías que vigilar tus espaldas,

porque estaban los franceses pisándote los talones.

Y ahora lo siguen haciendo con otros mitos de nuestro país,

y si no, que se lo pregunten a Nadal o Contador,

que llevan años teniendo a los franceses a rebufo.

(Disparos)

¿Acaso insinúas que esto es un jamón?

-Lo parece, la primera vista...

-¿Dónde se ve que esto es un jamón?

Esto es una guitarra flamenca.

(Guitarra)

-¡Olé!

-Diles que no disparen.

(HABLA EN FRANCÉS)

-Eso es un queso, ¿no? -Eso es un cajón.

Inculto, gabacho.

(Cajón)

(Risas)

Hay presentadoras de todo tipo, pueden gustar más, o menos,

pero si me preguntan cuál ha podido ser la más surrealista,

yo creo que me quedaría con la entrañable doña Adelaida,

una señora que se encargaba de presentar los culebrones

de principios de los años 90, como si estuviese en el salón de su casa.

Y como están en una situación tan precaria, porque ya saben ustedes

las vicisitudes que está pasando la casa Victoria, ¿no?

Entre pinchos, fiestas y viajes,

Adelaida se plantaba delante de la cámara durante dos minutos,

para ponernos al día de la vida de los personajes,

y de paso, de la suya también.

Ay, mi amiga África, qué pesada está,

ahora dice que la que le preocupa es doña Puri.

Además, donde mi tía Rogelia se estropeó ayer el vídeo,

y yo ver solamente "Cristal" una vez, ni hablar.

-Vas a tener que fiarme otra vez. -Eso está hecho.

Un monumento había que hacerle a este limpiabotas,

porque aparte de hacer su trabajo, ejercía de psicólogo,

una paciencia infinita que tuvo el hombre con Juncal.

Me quedé como sin sangre en las venas.

¿A ti te parece cabal?

A mí, sí.

A Juncal, Búfalo le daba la vida.

También le ayudaba en la tapita y el vinito, obviamente.

¿Cuándo empezó a tocar? -¿Qué tocaban?

-¿Qué van a tocar, maestro?

"El gato montés".

-¿Qué le parecería si ahora jugásemos?

Toca ahora, amigos, probar suerte, lo que han hecho los participantes

que han pasado por los concursos de TVE.

Y si lo que cuenta es intentarlo, aquí somos unos expertos.

En "Un millón para el mejor", había gente que hacía un poco de todo,

desde bricolaje... Luego le toca arreglar una silla,

y lo hace colosal.

A tiro con arco.

A veces, Joaquín Prat les instaba a resolver situaciones

con las que se podían encontrar en la vida real.

¿Cómo resolvería este problema para ir correctamente vestido a la fiesta?

En estos programas dicen que el jurado lo pasa mal,

una leyenda urbana como tantas otras, no siempre es así.

El jurado creo que está degustando muy agradablemente este cóctel.

"El Grand Prix", la máxima expresión de: "Como mi pueblo, ninguno".

¡Llega esta chica...!

Con pruebas donde se demostraba... Se demostraba...

Bueno, que en España nos las ingeniamos como podemos,

para salir adelante.

Hay que dosificar las fuerzas, poco a poco.

Si todos recordamos "El Grand Prix", es por las vaquillas.

Primera caída, segunda caída...

-Tranquilo, Manuel, ¿qué piensa usted hacer?

(Mugido)

No, Manuel...

La verdad, nos hemos reído mucho, pero hay veces que es mejor

no reírse, si quieres ganar, claro.

"No te rías, que es peor", yo concursé la primera semana,

como no estaban familiarizados con la mecánica los humoristas,

se mosqueaban cuando el concursante no se reía.

A mí, casi me pegan en el pasillo.

La señora Sarita Montiel.

(Aplausos)

Que esta tarde...

Esta tarde no ha venido, pero les envía muchos recuerdos.

-¡Uy, la bicicleta, de momento la bicicleta!

De momento, el ejercicio está asegurado.

Queda una casilla, vamos a ver si combinamos un premio doble.

¡El radiocasete!

Ya veis, siempre he sido afortunado, una bicicleta y un radiocasete.

En "No te rías, que es peor", se trataba de intentar

hacer frente al humor, ni una mueca, vamos.

Los concursantes tenían que hacer un Indurain,

eso ya lo hemos explicado en otro programa,

o sea, no mover ni una facción de la cara.

Sé cuatro palabras en inglés: Metro Goldwyn Mayer.

-¿Y la cuarta? La cuarta...

(RUGE)

-Preparado, dispuesto, ya. Venga, en marcha.

Lo de "Si lo sé, no vengo" era un estrés constante,

si ya de por sí estar a una cosa es difícil,

imaginaos estar a dos.

A la vez que el concursante hacía una prueba,

debía contestar preguntas. Atención, pregunta.

-Elija. -Viena y Roma.

-¿Qué personaje de dibujos animados reconoce con esta música?

Incluso en alguna fase del concurso tenía que estar a tres o más bandas,

esto era la explotación del concursante, hombre.

¡Tiempo! -¡Tiempo, déjelo, al estrado!

Cante. (CANTA) -"Cartagenera morena...".

-Y a por otra prueba, adelante.

Estoy convencido de que Jordi Hurtado tiene algún secreto,

y no lo del tan manido chiste de su longevidad, sino de su pasión.

Qué energía la de este hombre, por favor.

¡Venga, animando al concursante, que ya tiene cuatro!

(TARAREA)

Ya, ya, ya. ¡Muy bien, ya tiene una!

Vamos a ver dónde puede ir. ¿China? -China.

-Enhorabuena, feliz viaje a China.

Menos mal que era el conductor del programa,

y no el que se llevaba el premio.

Ni que el premio fuese para él, vamos a ver, esto es devoción

por el trabajo, claro que sí, un auténtico ejemplo.

Jugamos.

Otro ejemplo, estos de profesionalidad,

Isabel Gemio y Julia Otero.

Las dos dieron sus primeros pasos en "3 × 4",

los concursantes tenían que estar con los cinco sentidos muy puestos.

Una. -El número 1.

-El 9.

Y una vez destapado el número, empezaba el juego.

A veces, la misión era encontrar a alguien que te echase un cable

al otro lado del teléfono.

No siempre se conseguía, aunque pareciese que el concursante

había llamado al sitio adecuado.

¿Usted es del Departamento de Cultura?

(Teléfono comunicando)

Ya, lo digo porque eres tú el que...

El Departamento de Cultura.

Me preocupa esto, ¿eh?

-Es que si es Departamento de Cultura...

Pues sí, Isabel, y nos sigue preocupando, años y años después.

El caso es que allí el concursante no podía ni relajarse un segundo,

bueno, solo con las actuaciones musicales.

(CANTAN EN INGLÉS)

Sé que tengo algunos enemigos,

pero esta noche no podrán contar conmigo,

porque voy a convertirme en hombre lobo,

me he jurado a mí mismo que no dormiré solo.

Porque hoy...

De hoy no pasa,

y voy a pasármelo bien.

Que sean muy felices.

(LOS TRES) ¡Buenos días, "Cajón..."!

(TODOS) "¡...desastre!".

Aquí, en TVE, hemos puesto en marcha programas de todo tipo,

y para todos los públicos.

Hemos sido los encargados de abrir el camino a los que vinieron luego,

algo así como lo que hicieron allá por los años 80

los expedicionarios de "Al filo de lo imposible",

abrir caminos inexplorados.

Notamos cómo la respiración se hace más profunda,

y los latidos del corazón aumentan en frecuencia.

Bueno, yo no sé, pero la verdad es que es agobiante,

esta gente vivía demasiado al filo, ¿no?

Al fi... Al filo, claro, por eso se llamaba así el programa.

Han sido unos segundos terribles.

Por un instante, los planos del ala han rozado literalmente la pared.

En el fondo, creo que hay que estar un poco colgados

para afrontar estos retos.

Colgados... Un chiste de escalada, fácil.

Está muy, muy, muy peligroso, ¿eh? -No te lo comas todo, que te conozco.

En este caso sí están haciendo algo normal,

lo que hacemos todos el fin de semana,

quedar para tomar un pincho, aunque el lugar escogido

ya no sea tan habitual; me quedo con el bar de debajo de mi casa.

Yo prefiero tener los pies en el suelo, la verdad,

aunque estén llenos de cáscara de gamba.

No hacemos nada por evitar ese problema.

Si ya lo decía Ramón Sánchez Ocaña, "Más vale prevenir".

Si escuchasen sus consejos, y los del resto de médicos

que pasaban por allí, quizás alguno de los amigos de "Al filo",

se bajarían del carro.

¿Pensó alguna vez dejar de fumar? -Sí, va a llover.

-"Perjudical". -En realidad, no sé por qué fumo.

-"Perjudical".

Ocaña y sus colaboradores nos ponían al día

de todo aquello relacionado con la salud,

también fueron los primeros en enseñarnos qué es lo que comíamos,

aunque a veces es mejor no saberlo, la verdad.

La naranja es muy rica en vitamina C.

También Paco Costas nos intentó convencer

de que más vale prevenir antes que lamentar, y claro,

viendo las imágenes, cualquiera no atendía a sus indicaciones.

Primero, mirar.

Después, adelantar.

Sus muchos años de carné no le habían enseñado

que no se puede frenar violentamente en una curva

bajo ningún concepto.

Pero Paco siempre nos daba una segunda oportunidad.

Concedamos a nuestro protagonista una segunda oportunidad.

(Música)

Pero no olvidemos que en la vida real

no vamos a tener esta segunda oportunidad.

Los accidentes siguen ocurriendo, pero en aquella época,

¿cómo no iban a existir?, si los coches parecían de serie B,

y dentro podían viajar hasta 10 personas y el perro.

Con las maletas en la baca, porque no cabían en el maletero,

y además, la mayoría iban sin cinturón, a pelo.

También os digo que el coche de la cabecera

lo debía de conducir alguien sin muchos reflejos,

porque la verdad, la recta, corta, lo que se dice corta, no es.

Vamos, que tiempo le sobraba para reaccionar.

Más servicio público, el de Paco Lobatón

y su "¿Quién sabe dónde?".

Estamos seguros de que juntos acortaremos la distancia

que nos separa de los desaparecidos.

Ciertamente, se consiguió en muchas ocasiones.

Muy contenta, porque ha venido a casa.

-Qué momento, ¿verdad?

Adelante.

(Música emotiva)

Qué momento, ¿verdad?

¿Quién no lloró alguna vez con aquel programa?,

si además, como es normal, la dirección potenciaba

emocionantes momentos constantemente.

A sus puestos.

-Empiezan "Los Lunnis". -Sí.

Cambiamos de tercio, si no, nos podemos pasar

con la lagrimilla unos minutos más.

Ponemos otro tipo de música.

Buena alimentación, necesitó a mogollón,

por la tarde y la mañana, para una vida sana.

Con este ritmo es más llevadera la vida sana.

Claro que sí. A Los Lunnis siempre les ha gustado la música,

y han llegado tan alto, que hasta artistas de talla internacional

han cantado con ellos.

(CANTA EN INGLÉS)

Somos Coldplay.

Nos gustan Los Lunnis.

(Inglés)

Son muchos los famosos que han caído en sus redes.

Los Lunnis te hemos alunizado. -¡Anda!

¿Y qué significa alunizar? -Pues...

Te hemos añadido de Los Lunnis y ahora eres uno de los nuestros.

Volverá, seguro que volverá.

Yo sigo sintiendo, te echo de menos,

que acabe en mi soledad.

Tengo...

Tengo la camisa negra porque negra tengo el alma,

yo por ti perdí la calma y casi pierdo hasta mi cama.

Con ellos, los niños han aprendido de todo.

(HABLA EN INGLÉS)

Buenas noches, hasta mañana,

Los Lunnis y los niños nos vamos a la cama.

Este programa es un desastre.

Hombre, dicho así suena mal.

Se refería Miriam al nombre del programa.

¡Buenos días, cajón...! (TODOS) ¡Desastre!

Un cajón donde cabía de todo. Desde series...

(SOLLOZA) Es que tengo muy mala suerte.

A actuaciones de todo tipo de artistas.

El teatro es maravilloso. Magnífico.

Manualidades, documentales y hasta juegos.

Normal que hubiese tanta variedad de contenido.

Si se llamaba "Cajón desastre".

Dime tú si no cómo llenar las tres horas que duraba la emisión.

Algunas cosas raras tenían que verse por allí.

Porque, no me negaréis,

que un teatro de hortalizas es muy normal.

Cuando nos llegue la hora podremos retirarnos tranquilos.

Era un programa para niños.

También para adultos fans de Miriam Díaz Aroca,

entre los que yo me incluía.

(Inglés)

No os mováis.

-¿Os gusta mi casa?

Otro contenedor, el de Raffaella.

Diferente estilo, pero donde también podíamos ver de todo.

Tú lo que quieres que me coma el tigre, que me coma el tigre.

Pero no seas violento, por Dios. -¿Por qué?

-Por Dios. -¿Por qué?

-Por Dios. -¿Por qué?

-Por Dios. -Por Dios.

-¿Por qué?

-Yo a ti te voy a poner en un lugar cerrado.

-Hola, Raffaella.

Me diréis que dormir a Maradona no tiene mérito.

¿Le habrían dado alguna pastilla? Personaje...

Es un hombre...

-Si fuera la parte del cuerpo, una parte del cuerpo,

¿cuál sería?

-Sería un glúteo.

Bamboleo, bambolea.

Porque mi vida yo la prefiero...

vivir así.

No he vuelto a entrar en una cabina telefónica ni quiero.

En mi juventud perdí muchos amigos porque si surgía algún imprevisto,

me negaba a hacer llamadas.

Todo después de haber visto este telefilm

que se le ocurrió a una mente que solo puede denominarse perversa.

¿A quién se le ocurre cerrar en ese habitáculo

a José Luis López Vázquez? ¿A quién?

No todo es cuestión de fuerza, es cuestión de habilidad.

Lo que me extraña es que José Luis luego se pasase a anunciar

acciones de Telefónica.

Allí todo el mundo iba a echar una mano,

pero no había manera.

Y es que no era una película americana al uso.

Aviso, spoiler.

Aquello no podía acabar bien, aviso, spoiler...

Y no lo hizo, claro.

Tienes razón. -Sí, perdón. Lo había olvidado.

"Estudio 1" fue en su momento la cantera de infinidad de actores.

Era un villano rico...

-¡Ginés! -Sí.

-Ay, perdón, perdón...

¿Qué, qué decir? (RÍE)

Doña Inés... Ginés...

-De este modo, pasó a mis labios

el pecado que los vuestros han contraído.

-Ay, de mí... El señor es este.

-Tirando viene algún corzo.

(Música)

¡Ay!

¡Madre mía!

¡Parece que me han matado!

Aunque era un programa de debate,

en "La clave" también había espectáculo.

Era como una reunión de amigos con un ambiente ameno y coloquial.

Y cargado, muy cargado de humo.

(CANTA) "Señoras y señores. Muy buenas noches y tal.

Estamos en el aire con la clave una vez más".

El debate siempre estaba servido.

Allí se hablaba de todo, sin tapujos.

Creo que... -Creo que...

-Pues yo creo que... -Yo creo que...

-Bueno, siempre se nota la diferencia.

-Ya nadie se disputa la palabra agresivamente.

El resto, cada uno interviene cuando quiere

y dice lo que le parece.

-En mi vida he visto una marranada como esta.

Hay gente que va por la vida haciendo lo que quiere.

Que está muy bien eso, aunque creo que en ocasiones,

es mejor pensárselo dos veces.

Pedro Ruiz, por ejemplo.

No se cortó un pelo a la hora de cortejar

a Estefanía de Mónaco.

Aunque, oye, por probar que no quede.

(CANTA) "Estefanía mía, novia del cielo.

Que llevas a los hombres besando el suelo.

Estefanía mía, cosita guapa.

A los guapos del mundo borras del mapa".

Estefanía quedó tan tocada que su vida amorosa

se convirtió en un auténtico caos.

Luego le regaló un caballo.

Bien es verdad que no siempre se tiene en un plató

a toda una princesa.

Por eso ese día hay que tirar la casa por la ventana.

(Inglés)

Mariló no es una presentadora cualquiera de televisión...

Hasta los más grandes tienen un pasado.

Que se lo digan a Mariló Montero.

Perdonen, pero Mariló está absolutamente en trance.

La he hipnotizado unos minutos antes de comenzar nuestro número.

-¿Y qué tengo que hacer? -¿Cómo te llamas?

-Mariló. -¿Y qué tengo que hacer?

-¿Cuántos años tienes? -24.

-¿Y qué tengo que hacer? -Esto era todo.

Yo comprendo que el número no tiene mucha gracia.

Pero la realidad es que en este mundo del espectáculo

no hay sitio para todos, y la mayoría,

después de su minuto de gloria, se quedan por el camino.

(AÚLLA)

En aquel programa intervenía el doctor Rosado,

que supuestamente, también sabía solucionar

muchos problemas de salud con remedios que,

a ver cómo podrías denominarlos... Un tanto excéntricos.

Dejémoslo ahí.

Primero sé que estará mojado.

Séquenla bien para que tenga más efecto...

En este punto del centro de la cabeza lo que deben hacer es,

con tres o cuatro pitillos, dar cuatro o cinco quemaduras

en ese punto...

Yo, por ejemplo, tengo aquí este bolígrafo.

A mí ahora me está sangrando la nariz.

Entonces, yo lo que haría era... levantar el labio...

-Situarlo horizontalmente. -Horizontalmente.

Y dejarlo así.

Apretar profundamente hacia abajo. -¿Durante cuánto tiempo?

-En medio minuto se ha quitado.

Me parece que os habéis hecho una idea de la medicina

que proponía el doctor Rosado.

Ahora unos momentitos de violencia y tensión.

En un encadenado de golpes, que si no llega a ser

por los asistentes, no sabemos cómo hubiese acabado.

(Gritos)

¡Sinvergüenza!

-¡A la cárcel!

-¡Agresor!

-Que te pego, leche. Que te pego.

-De los comportamientos humanos absurdos, que hay varios,

este no solamente es absurdo, sino que llega a ser dañino.

-Eres un chorizo...

-"Que no panda el cúnico".

-¡Ya te dije que cuando quieras!

-Desgraciado...

¡Que no me nombres más!

¡Que no me nombres más, cobarde, que eres un cobarde!

-Como la frase esa de: "Venga, lo peor ha pasado ya".

Bastante más amor desprendía otra inolvidable escena futbolística.

La de Michel con Valderrama.

Si es que las cosas con cariño se llevan mucho mejor.

Antes de cerrar este apartado pseudodeportivo,

Ruiz Mateos otra vez.

Porque él y el espectáculo siempre han ido de la mano.

¡Estoy temblando de miedo!

(CANTAN) "Volver...

Volver".

-Qué dirán mis nietos cuando sean mayores.

Qué clase de abuelo tenía. Un bandido, un malhechor.

-Apaguen las luces, póngase cómodos, porque hoy es un día especial.

Tan especiales como tus corbatas.

En el caso de Luis Agilé, el tamaño sí importaba.

Eran largas y llamaban la atención.

Yo soy el compositor, el letrista, y el cantante.

Así salías al escenario, Luis.

No tenías ni tiempo para mirarte al espejo.

Te ponías la primera corbata que tienes a mano.

Aparte de esto,

gracias a Dios,

la vida pasa felizmente si hay amor.

Si hay amor.

Alguna cadena privada nos ha acostumbrado

a los rifirrafes televisivos.

Pero imaginados que en aquel entonces se saliera de lo habitual.

Particularmente, este muchacho pues...

-¿Cómo que este muchacho?

-Te sigo, porque eres un muchacho joven.

El programa se llamaba "Directísimo"

y estos se lo tomaron al pie de la letra.

Date un poquito...

Bueno, muchacho no. O los respetas o no.

-Un momento... Si me permiten.

-Tranquilo, Manuel. ¿Qué empieza usted a hacer?

-¿Pasarme de qué? -Sí, de muchacho...

-Palomo, Palomo...

Yo soy un tío...

-Oye, ten cuidado. -¿Me permitís los dos un poquito?

-En la puerta...

En la puerta no, delante de la gente. -Eso sí, eso sí.

-Manuel, ya está...

(Aplausos)

Otra de toros pero con menos tensión.

La Pulga y la Meritona.

Dos señoras a las que ni un miura podría frenar.

Han corrido todos los encierros desde los últimos...

¿Cuántos años?

-Toda la vida.

Desde que hemos sido jovencitas.

-Yo estando buena aunque sea por encima de las estrellas.

-¿Están solteras? -Estamos casadas?

-¿Y él corre también o no?

-Él corre en la cantina, en los vasos de vino...

(Risas)

No sé qué va a decir su marido si nos está escuchando...

-Mi marido... Sí que nos va a escuchar ahora...

¿Qué hora es?

-Las 11:50... -Pues ya está durmiendo.

Me está calentando la cama.

Anda, y poco calentita que la voy a tener.

Ahora Jesús Gil.

De nuevo soltándose, esta vez no el puño, si no la lengua.

En frente Moncho Alpuente, que tampoco se la mordió.

La universidad de Deusto.

-Dios mío, hasta la universidad de Deusto.

-Pero cállate, baboso. Estamos hablando de cosas serias.

-Lávese usted la boca...

-En lugar de doctor honoris causa en Deusto,

le harán veterinario honoris causa.

-¿Cuántos pisos tienes? -¿Qué te importa lo que tengo yo?

-A Hacienda a lo mejor sí.

-El coeficiente intelectual de mi caballo...

-Es superior al suyo... -Al tuyo.

-La historia que les vamos a contar ahora es bastante extraña.

Os pongo en situación.

Un hombre contrata los servicios de unas prostitutas

que, supuestamente, le terminan robando

una buena cantidad de dinero. Hasta ahí todo muy serio.

No tanto la manera de contar los hechos de José Tojeiro,

el protagonista hoy ya mítico.

Veo que eran voluntarios.

No había problema, pero, naturalmente, yo les pagaba por ello.

Me echaron droga en el Cola-Cao.

Yo soy aquel negrito...

Que yo noté que dormía muchas horas.

Es imposible que yo duerma pocas horas.

Por cierto, que ya tiene guasa que el pueblo de José se llame Cariño.

Eran tres buscando domicilios para hacer la "circuitacción"

pero no hubo...

Si no por robar.

Le robaron, pero se lo pasó muy bien.

Según nos ha explicado bastante gráficamente.

Y de fenómenos extraños reales pasamos a los paranormales.

El líder de la Moraleda, Jaín.

23 de agosto de 1971.

María Gómez Cámara cocinaba unos pimientos para su marido.

No hablamos de los pimientos de María,

aunque aún no entiendo la relevancia del dato en esta historia,

sino que nos referimos a las caras que esta señora se encontró

en el suelo de su casa aquel día.

Poco a poco en el suelo empezó a aparecer toda la familia

con sus amigos y demás. Una tras otra.

El caso es que han intentado deshacerse de ellas

por todos los medios, pero no ha habido manera.

Las caras siempre vuelven a aparecer.

Le echaron un líquido, lejía, cosas.

La cara cada vez se veía mejor.

-Acaba de entrar un frío que pela.

Incluso muchos expertos han dormido allí

para intentar descifrar lo que ocurre.

Vamos, no me pillan durmiendo ahí ni de broma.

Ni durmiendo, ni viviendo, ni arrimándome a 100 km.

Un halito de aire frío atravesaba a la estancia.

Popularmente, este brusco cambio de temperatura

se atribuye a la manifestación de fantasmas.

A eso o a que la calefacción fallaba.

Yo lo atribuyo más a esto último, pero ellos son los que más saben.

Y más fantasmas de los de verdad, dicen.

Los del palacio de Linares.

Cuentan que por ahí también se pasean.

A lo mejor soy irónico y desafiante, crecido, meo colonia.

-Si tengo que meter una nota a mi año, del uno al 10, 11.

-Yo pienso que puedes ser rico, guapo, puede ser un gran jugador.

Las personas tienen envidia de mí.

-No me arrepiento para nada. Lo volvería a hacer una y mil veces.

Otras caras.

Otros rostros.

También dan cierto miedo,

pero en esta ocasión son de este mundo.

Me duele la cara de ser tan guapo.

Manoli Carrasco, presidenta de ASCO.

Asociación de Socorro a las Caras Horrorosas".

¿Muecas? No, gracias.

-Ya está.

Para entregar este premio voy a llamar, nada más y nada menos,

que a miss España.

Hay que tener mala baba para que la encargada de dar el premio

en aquel concurso de feos sea miss España.

Alberto, ¿nos puedes presentar tu plato, por favor?

-El plato se llama "León come gamba".

Aquí Alberto.

Un concursante de "MasterChef" tirándose a la piscina.

No literal, como Camilo José Cela.

Sino en sentido figurado.

Y la apuesta le salió rana.

Bueno, le salió "León come gamba", para ser exactos.

El humor es importante en la cocina, ¿no?

Pero ahora que veo esto, el humor no me sale por ningún sitio.

Lo siento.

¿Tú te comerías una patata cruda en un supuesto gazpacho

de fresas y tomate?

-No tendría que estar cruda la patata.

-Tú no has entendido nada.

Has metido la gamba, gamba, gamba.

En mi vida he visto una marrana como esta,

y tú, que me la intentes colar.

-Estoy un poco hasta los huevos de este tipo de comentarios.

Pero vamos, que como cualquier persona.

-No, no, no.

-Aniuska, cuéntanos. ¿Cómo se llama tu plato?

-El nombre lo dice. Se llama bomba de sangre.

He tenido una guerra con el plato.

-Claro que has tenido una guerra con el plato.

Y con la cocina.

Acompáñame un poquito, Aniuska.

Esto parece el título de una película de Tarantino.

Es una película gore.

Esas películas que aparecen...

"Has visto lo que ha hecho la guarra de tu hija".

-Jo, qué paliza.

-A mí me recuerda a los chicos del maíz.

-Probemos. -Esto es un desastre absoluto.

-Si eres inteligente, lo mejor que puedes aprender hoy

es a gestionar el fracaso. -Jo, qué paliza.

-Os aseguramos que esto no era ninguna inocentada.

No estaba preparado.

Ahora, una pregunta.

¿Lo de María Teresa Campos y Jesús Hermida?

¿Eso ficción o realidad?

-Siete u ocho meses estoy aquí aguantando.

-Usted no estaba al principio con nosotros.

-No, no, señor.

Llevo menos tiempo sufriendo.

-¿O sea que sus derechos son relativos?

-Mire usted, mis derechos están en el Estatuto de los Trabajadores.

Yo tengo derecho a un mes de vacaciones.

Yo no me he ido mi mes de agosto.

Porque le pido a usted el 24 de diciembre,

usted, que tiene la malísima costumbre,

que aprovecho para decírselo porque estoy lanzada,

tiene la costumbre de regañar a la gente en directo,

cosa que está muy feo.

No me puede decir que le sienta mal que me haya ido el día 24,

que es el único día del año que le he pedido a usted irme

y no se lo he pedido por mí.

Usted tiene que armármela en directo.

-Aquí estábamos todos el día 24.

Y usted es el primero que tiene que estar

porque cobra usted muchísimo.

-Perdón, se me ha caído un pendiente. Ha caído por ahí.

No sé, pero no se puede perder.

Bueno. Ustedes me lo van a devolver porque mi trabajito me ha costado.

Muchas gracias de todo corazón.

Pero el pendiente, Íñigo, no lo quiero perder, por favor.

Hay entrevistas complicadas,

pero hacérsela al que piensas que va a ser tu futuro marido

puede ser que sea la que se lleve la palma.

¿Puedo tutearte? -Sí.

-El hecho de ser reconocido me ha ayudado a esperar menos.

-¿Ah, sí? -Sí.

Como veis, Ana Obregón sufrió aquella noche

el síndrome del embobamiento.

Ese que todos tenemos al principio de una relación.

Lo que se viene a llamar la risa tonta.

Si uno mide más de 1,80 está jodido.

-No se puede decir eso...

Yo no te he enseñado a decir eso en español, por favor.

-El español que he aprendido lo he aprendido contigo.

-No es verdad.

No vale.

Corten.

Sí, amigos. Como habéis visto en este viaje,

el archivo es inmisericorde y además nos dejamos títere con cabeza.

Los que nos seguís programa tras programa, ya lo sabéis.

Ahora corred, corred.

Corred la voz porque aquí las máquinas

nunca dejan de funcionar.

Para nosotros, la televisión es una necesidad casi vital.

Por eso podéis estar casi seguros que en el próximo

"Viaje al centro de la tele"

os volveremos a dejar con la boca abierta.

Recuerden que esta, sin duda, será la imagen de su vida.

-Tres, dos, uno...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Más parte de tu vida

Viaje al centro de la tele - Más parte de tu vida

23 jun 2016

Un nuevo viaje por los momentos estelares de Televisón Española. Sucesos, música y personajes que han dejado huella en nuestras vidas. El incendio del edifico Windsor, el primer bebé probeta, las caras de Bélmez, el pendiente perdido de Lola Flores y mucho, mucho más.

ver más sobre "Viaje al centro de la tele - Más parte de tu vida" ver menos sobre "Viaje al centro de la tele - Más parte de tu vida"

Los últimos 232 programas de Viaje al centro de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Recomendaciones de usuarios