Viaje al centro de la tele La 1

Viaje al centro de la tele

Lunes a jueves a las 22.10 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4681655
Para todos los públicos Viaje al centro de la tele - Mamma mia (1ª parte) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(HABLA EN ITALIANO)

Vamos a disfrutar de una larga lista de canciones de la escuela italiana.

Venid conmigo a recorrer Roma, Venecia, Nápoles, Turín,

Millán, Florencia.

(Canción en italiano)

Todos los caminos conducen a la canción italiana,

¡Viva la Italia! ¡Mamma mía!

(Música cabecera)

Espectacular, espectacular.

Sensacional.

(Aplausos)

Aunque todas las canciones de este programa nos suenan mucho,

existen algunos estribillos

que llevamos tatuados en nuestra memoria.

Dicen que el secreto de ser feliz es no intentarlo,

pero nosotros sabemos que la felicidad consiste

en cerrar los ojos y dejar que suenen

las voces de Romina y Albano.

Esta es nuestra canción

es como el viento, el mar y el sol.

Tiene calor de verdad,

la felicidad.

Esta es nuestra canción,

que lleva en el aire un mensaje de amor

tiene sabor de verdad,

la felicidad.

El corazón se acelera cuando escuchamos a Nicola di Bari

interpretar esta famosa canción.

Hoy mi corazón gitano

se ha vuelto a sentir.

Y quiere volar por siempre muy lejos de ti.

Contigo yo sé que nunca sería feliz.

Por eso no me importa tu dolor

y solo diré adiós.

Jimmy Fontana nos explica que el mundo entero cabe en Italia.

Por cierto, los oculistas de medio planeta

usan esta actuación para graduar la vista.

¿Cuántos Jimmys Fontana ves tú aquí?

El mundo,

llorando ahora yo te busco,

en el silencio yo me pierdo

y no soy nada al verte aquí.

(Canción en italiano)

En la cima de Italia,

junto a Garibaldi y a la mozzarella de Nápoles,

tenemos a Umberto Tozzi.

Gloria,

faltas en el aire,

faltas en el cielo,

queman en tu fuego.

Funden en la nieve,

que congela en mi pecho.

Te espero, Gloria.

Uno de los patriarcas

de los cantantes italianos conocidos en España

es Domenico Modugno.

Él fue de los primeros en enseñarnos esa suavidad a la hora de cantar.

Mirad qué buenos alumnos tenía ya en los 70.

Volaré.

-Oh, oh, oh.

Esto es un coro de moribundos. Más fuerte.

Volaré.

-Oh, oh, oh.

-Cantaré. -Oh, oh, oh.

Ahora parece el coro de la Capilla Sixtina.

(Canción en italiano)

Por cierto, Modugno inventó

eso de estar conectado online con un doctor, tarifa plana.

Por favor, doctor, dígame.

-Esté tranquilo, está fuera de peligro.

Gracias, doctor. Oh, qué alegría.

Si él me faltara, yo moriría.

Italia tiene tres volcanes activos, el Etna, el Vesubio y el Estromboli

y además otros 29 dormidos.

Que haya tantos volcanes ha influido en su manera de cantar.

Los italianos empiezan bajito

y acaban en una gran erupción de voz.

Y déjame gritarte,

quiero desahogarme.

Yo sin tu amor vivir no puedo.

Adriano Pappalardo nos lo muestra recién llegado del campo de béisbol.

Recomencemos.

Recomencemos.

(Música)

Recomencemos.

La fórmula es simple, pero funciona.

Marco Masini la lleva a su máxima expresión.

Primero suave, después los tonos altos.

(Canción en italiano)

Solo porque había perdido la paciencia.

Por vez primera y con unos nervios enormes

está aquí hoy su intérprete. Es Franco Simone.

(CANTA EN ITALIANO)

Un río de lava que lleva décadas haciendo hervir los escenarios.

Franco Simone. Este hombre es capaz de dar un concierto

y arrasar varias Pompeyas.

Cuidado con las explosiones, erupciones y humaredas.

Las emociones pueden hacer que nos explote de alegría

el cuore.

Explota, explótame, explo, explota, explota mi corazón.

Explota, explótame, explo, explota, explota mi corazón.

Lide, lide, lidelai, qué desastre si tú te vas,

explota, explótame, explo, explota, explota mi corazón.

Raffaella Carrá es de otra galaxia.

Con ella nos pasa como con los bombones,

que comer uno solo no es posible.

Porque tenía una mujer. -Qué dolor, qué dolor.

-Dentro de un armario. -Qué dolor, qué dolor.

Porque tenía una mujer. -Qué dolor, qué dolor.

-Dentro de un armario. -Qué dolor, qué dolor.

Y el caradura quería que mi amiga creyera

que sintió mucho frío y que vino el doctor.

Y que después de mirarla, le extendió su receta,

le dijo a la enfermera que le dé calor.

Un maestro en lo de empezar cantando bajito

y acabar a grito pelado es Riccardo Cocciante.

Cuando lo veas sentarse al piano, agárrate algo,

porque se va a producir una conmoción.

Ahora desnúdate,

sabes hacerlo bien

pero ilusiones no,

que ya no caigo más

y te arrepentirás,

cuerpo sin alma.

Y desde la mismísima Pompeya, en las faldas del Vesubio,

nos llega Pino D'Angiò,

capaz de cantar con la gravedad de la lava del volcán

y con la ligereza de la costa de Nápoles.

(CANTA EN ITALIANO)

El mito del cantante italiano que enamora a las mujeres

con su sola presencia sigue siendo cierto.

Aquí vemos a un ejemplar único, Ennio Sangiusto.

(CANTA EN ITALIANO)

Vamos a recorrer Italia como si estuviésemos haciendo el Giro.

La Península Itálica tiene forma de bota

y nosotros vamos a cruzarla de estribillo a estribillo.

(CANTA EN ITALIANO)

En una misma canción, pasamos de la Roma de Eros Ramazotti

a la Módena natal de Luciano Pavarotti.

(CANTA EN ITALIANO)

Una banda nos llega desde Bolonia como la salsa boloñesa.

Con más de 100 millones de discos vendidos.

Se trata de Pooh,

que apenas necesitan un minuto para sobrecogernos.

(CANTAN EN ITALIANO)

A quién se puede culpar.

Qué más da.

Italia también tiene un lado oscuro.

Aquí os muestro al grupo Collage,

que con su tema "Como dos niños" nos lleva a una zona muy melódica,

muy años 70.

Una flor ha caído

y en mi pecho ha prendido.

Nuestros cuerpos se han besado.

Me sonríes y como dos niños

el amor descubrimos.

Por los campos del norte de Italia podemos encontrarnos a Fiordaliso.

Ella es una chica modesta que se conforma con poco.

No pide la luna, sino amor de verdad,

del que acaba compartiendo hipoteca.

Yo no te pido la luna,

tan solo quiero amarte.

Quiero ser esa locura que vibra muy dentro de ti. Na-na.

Yo no te pido la luna,

solo te pido el momento

de rescatar esta piel y robarme esa estrella

que vemos tú y yo al hacer el amor. Na-na.

Dicen que siempre ha habido ricos y pobres.

¡Mamma mía! Eso es verdad en Italia, desde luego,

donde Ricchi y Poveri llevan toda la vida

haciéndonos bailar desde Génova.

Ma-ma-ma. Ma-ma-María-ma.

Ma-ma-ma. Ma-ma-María-ma.

Ma-ma-ma. Ma-ma-María-ma.

Ma-ma-ma. Ma-ma-María-ma.

Canto a tu ritmo en pleno mes de enero.

Es primavera, será porque te amo.

Si estamos juntos no sé ni dónde estamos.

Qué nos importa, será porque te amo.

Vuela que vuela y verás, que no es difícil volar.

Vuela que vuela y veré al mundo loco de atar.

Y canto, canto por ti, por un amor que aparece,

que nace y que crece dentro y fuera de mí.

En Venecia tenemos dos cosas principales,

las góndolas y la "Bambola". La "Bambola" es la canción

de Patty Pravo que nos lleva por las calles de su bella ciudad

como si fuésemos muñecos.

(CANTA EN ITALIANO)

No te acuerdas cuando lloro,

cuando estoy muy triste y sola,

pues solo piensas en ti.

Este es el ombligo del mundo.

¡Oh!

El ombligo del mundo.

Italia es tan hermosa que es fácil que paseando por ella

nos creamos el ombligo del mundo. Le pasa al cantante Jovanotti,

que se inclina a la locura con el mismo ángulo

que la torre de pisa.

Este es el ombligo del mundo, pozo sin fondo de imaginación

donde se funden de un modo perfecto.

Quería experiencia e inclinación.

Desde Milán nos llegan las hermanas Paola y Chiara.

Nos invitan a bailar con estribillo que es tan sencillo

como el funcionamiento de una servilleta.

Vamos a bailar esta vida nueva.

Vamos a bailar. Naia-naia.

Vamos a bailar esta vida nueva.

Vamos a bailar.

Acercaos, acercaos conmigo al escenario.

Vamos a conocer a una mujer que aunque nació en Turín,

italiana de pro, nos canta en francés.

(CANTA EN FRANCÉS)

Claro, como que es Carla Bruni

y le está diciendo francesadas al Sarkozy.

(CANTA EN INGLÉS)

(IMITA ACENTO FRANCÉS) Soy italiana de nacimiento,

pero no sé por qué cuando empecé a cantar lo hice en francés.

Me sale así de dentro y nada, que una va degenerando y bueno,

acabé casada con Nicolás Sarkozy, ya sabéis.

La patria de Enrico Caruso y de Luciano Pavarotti

se resiste a dejar de cantar bien.

Aquí tenemos a la siguiente generación de cantantes líricos.

Se llaman Il Volo y vuelan más allá de las cimas de los Alpes.

(CANTAN EN ITALIANO)

Desde Turín nos llegan los ecos del dúo Righeira,

que nos demostraron que todos los caminos

conducen a la pista de baile.

No tienen dinero, pero sí mucha cara.

No tengo dinero. ¡Oh-oh!

No tengo dinero. ¡No, no, no, no!

No tengo dinero. ¡Oh-oh!

No tengo dinero. ¡No, no, no, no!

Desde Florencia Marco Masini le canta a su princesa.

Si nosotros pusiésemos esa camisa, nos echarían del barrio,

pero si lo hace un italiano eso es estilo.

Ven aquí, princesa, que yo te llevaré

porque habrá en este mundo de mierda

una rosa roja naciendo para ti

y domingos, y sueños que llegan.

Polonia parió al gran Lucio Dalla. Solo por eso hay gente dispuesta

a peregrinar hasta allí. Seamos claros,

Lucio canta muy bonito y, además, era un tipo muy divertido.

(CANTA EN ITALIANO)

Lucio Dalla es un caramelito

para los imitadores como Gigi Sabani.

(CANTA EN ITALIANO)

Buenas noches, Ana. -Hola, Miriam.

-Te voy a presentar a mi compañero Gigi Sabani. Ana Belén.

Y ya que les tenemos aquí... Ya puestos, seguimos un eslabón más

de la cadena porque Gigi Sabani imitando a Lucio Dalla

tiene el arrojo de cantar con Ana Belén. ¡Bravísimo!

Aquí estamos rueda que te rueda,

aunque entrando en la melancolía.

¡Ana Belén!

Little Tony nació en la ciudad de Tívoli,

aunque tuvo la nacionalidad de San Marino,

que es donde nacieron sus padres. Su maestro fue Elvis Presley.

(CANTA EN ITALIANO)

(Música)

Espectacular.

La canción italiana gobierna el mundo

conocido como un poder incontestable.

Ha vuelto el Imperio romano.

La década de los 80 quedó marcada por la aparición de Sabrina Salerno.

Su canción "Boys" hizo que despertarán

legiones de adolescencias.

(CANTA EN INGLÉS)

Estoy bailando.

Con dientes, uñas yo me defiendo.

Y el corazón me late al tiempo de la música.

Y allá el mundo,

que es negro como el mar profundo

cuando estoy bailando

como sonámbula que no despertará.

Y es que en Italia todo es distinto e imperial.

Por ejemplo, los Trolls no son bichos detestables

que insultan en Internet, sino unos cantantes

que se parecen un poco a nuestros Medina Azahara.

¿Dónde está

el pasado que fue

aquella fuerza que sentía

nacer en mí?

¿Dónde está,

dónde puedo encontrar

esa caricia de otoño,

aquel deseo de aventura,

aquella vida que

ya no está?

En la antigüedad Roma mandó a sus cortes a conquistar el mundo.

Hoy en día le basta con enviar a un romano, Eros Ramazzotti.

No necesitar armas, solo un micrófono.

Nada,

nada sin ti.

Ahora

no estás aquí.

Casi seguro que andarás con él.

Y yo soy tonto porque estoy fatal.

Cosa más bella que tú,

cosa más linda que tú.

Única como eres.

Inmensa cuando quieres.

Gracias por existir.

En la era del gimnasio, del running, Fausto Leali sigue apostando

por limitarse a caminar. Este hombre lleva décadas

transitando las calzadas romanas.

Tiene que haber gastado unas cuantas sandalias.

Yo caminaré,

tú me seguirás.

Gozaremos del amor

en el mismo lecho.

Torrebruno se embarcó en un viaje con animales de trapo

y les cantó a los tigres y a los leones del circo romano.

Demostró que se puede ser un dandi en pantalón corto.

Tigres. -Tigres.

-Leones. -Leones.

-Todos quieren ser los campeones.

Tigres. -Tigres.

-Leones. -Leones.

-Todos quieren ser los campeones.

-Solos. La Tierra es como un vestido.

Solos guardándole el corazón

tú y yo.

Solos. 1000 cajas de nuestra cama.

Solos. Ahogándome un poco más.

Solo tú, solo yo.

Sí, sé que tuve la culpa yo.

No me importa pedir perdón.

Lo importante es seguir los dos.

Vivir con la misma ilusión.

Se llama Gary Low. Nació en Roma. Cruzó el Rubicón,

pero hacia afuera para salir de la ciudad eterna

y se convirtió en el César de las pistas de baile.

(CANTA EN INGLÉS)

Colegiala, colegiala, colegiala, linda colegiala.

Colegiala, no seas tan coqueta. Colegiala, decidme que sí.

Colegiala, colegiala, colegiala, linda colegiala.

Colegiala, no seas tan coqueta. Colegiala, decidme que sí.

El corazón de Italia, el Lacio, nos ofrece a Lucio Battisti,

que recuerda lo bueno que es respirar los aires

de la orilla del Tíbet.

(CANTA EN ITALIANO)

(CANTA EN ITALIANO)

Continua Ennio Sangiusto dando la barrila

en la playa con su guitarra.

Hay que reconocerle su insistencia al muchacho.

(CANTA EN ITALIANO)

(CANTA EN ITALIANO)

Se fue, se fue, me quedó solo su veneno.

Se fue y mi amor se cubrió de hielo.

Y si te como a besos, tal vez,

la noche sea más corta, no lo sé.

Yo solo no me basto, quédate

y lléname su espacio. Quédate.

Y mis manos en tu cintura,

pero mírame con dulzor

porque tendrás la aventura de ser tú mi

mejor canción.

Para hacer bien el amor hay que venir al sur.

Lo importante es que lo hagas con quien quieras tú.

Y si te deja no lo pienses más, búscate otro más bueno

vuélvete a enamorar.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mamma mia (1ª parte)

Viaje al centro de la tele - Mamma mia (1ª parte)

01 ago 2018

Primera parte de un divertido, melódico y embriagador viaje por la música italiana que ha triunfado en España. Temas inolvidables de Eros Ramazotti, Luciano Pavarotti, Romina Power y Al Bano, Doménico Modugno, Adriano Papalardo, Raffaella Carrá, Pino D'Angio, Richi e Poverri, Gary Low y muchos más

ver más sobre "Viaje al centro de la tele - Mamma mia (1ª parte)" ver menos sobre "Viaje al centro de la tele - Mamma mia (1ª parte)"
Programas completos (138)

Los últimos 285 programas de Viaje al centro de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios