www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5369030
Para todos los públicos Viaje al centro de la tele - Grandes éxitos: Mañanas de primera - ver ahora
Transcripción completa

Por increíble que os parezca a los más jóvenes,

hasta 1986 ponías la tele por la mañana

y te salía una cosa muy amena que se llamaba "Carta de ajuste".

Sí, sí, la tele cerraba por la noche y no abría hasta el mediodía,

pero un día alguien dijo:

Hola, muy buenos días.

Y ahí nació uno de los grandes géneros televisivos,

los magacines matinales.

Hoy vamos a viajar a la historia de las mañanas de TVE.

Muchas gracias. -Bueno, ¿empezamos?

-Son las 8:30. -Son las 9:05 y 49 segundos.

-Son las 11:05 minutos. -Son las 11:06 minutos.

-Son las 11:19. -11:31, una hora menos en Canarias.

-Cuando faltan dos minutos para ser mediodía, las 12

aquí, en el área europea... -Las 12:00, la hora meridiana.

-A ver qué hora es. La una menos algo.

-Son las 13:25, y un poquito más.

-Las tantas, tardísimo, madre mía.

Espectacular.

Espectacular, espectacular.

Sensacional.

Está el "Arma letal 1", "Arma letal 2",

¿viene usted hoy desarmado?

-Sí, sí, tengo mi arma, desde luego, siempre la llevo conmigo, ¿eh?

Bueno, no es ese tipo de cosas... Bueno, en fin, en fin.

Cuidado, que la gente está mirando.

-No se preocupe, porque yo haré lo posible

por que usted no tenga que usarla.

-Déjeme que le pida que nos enseñe la colita.

-¿La colita? -Sí, sí, la colita.

-¿A estas horas? -Sí, por favor.

-¿Usted le permitiría alguna vez a alguna mujer

que le cortara su coleta, con perdón?

Sex o no sex, es la cuestión.

Pistolas, colitas, ¿a horas tan tempranas?

Parece que la connotación sexual de la palabra "mañanero"

nació en la tele.

Vamos a hablar de otro tipo de enemigos

que tienen que ver con el sexo. Sí, sí, no se me asuste.

-Una solución para el estrés es... -Hacer el amor al derecho y al revés.

-A veces, a veces eso causa más estrés...

-No, yo creo que eso relaja muchísimo siempre.

Y sobre todo, te deja una piel divina.

-¿Ah, sí? -La vida se ha vuelto un poco,

¿cómo era? Compulsivamente orgásmica o algo así has dicho.

-Sí, la gente busca sensaciones muy fuertes, muy rápido.

-La primavera, la sangre altera. -Nos está hablando de orgasmos,

de masturbaciones... -¿Es que usted no los ha tenido?

-De penes, de clítoris. -¿Tampoco los ha tenido?

-Hombre, clítoris, no, que yo sepa. -Me imagino, señor Arozamena,

que usted, que sepamos, usted sí que lo tiene,

lo que pasa que usted tiene un clítoris desarrollado

que es su pene. -¿Ah, no me diga?

Mírame y dime qué es lo que ves.

Esa mujer que perdiste una vez.

Es importante que se tengan algunos conceptos clave.

Yo sé que hay que hacerlo para tener hijos, ¿eh?

-Hombre, vamos a ver... Vamos a ver...

Mira las señoras cómo miran.

-Ese día fue al cole.

-Esa elección se la aprendió. Si eso se nace sabiendo, ¿o no?

Cuando tú vas, yo vengo de allí.

Cuando yo voy, tú todavía estás aquí.

Crees que me puedes confundir.

Días felices de la primera edición de "Operación triunfo".

¡Ay! Eran los tiempos precobra.

Ahora me gustas más.

Y es que no me fío porque sé que tú me engañarás.

Como no me voy a enamorar de Bisbal, por Dios.

Es tan mono, es que están estupendo y es que es un chico que te mueres.

Todo el día con él.

Chenoa, ¿cómo no te vas a enamorar de él? Dímelo que sí.

-Pues... La verdad... (RÍE)

La verdad es que ahora mismo... -O si no, me lo pido.

(RÍEN)

(ESTORNUDA) ¡Vaya!

Quiero pintar con tus besos...

Bisbal estornuda, no sabemos si por alergia.

Buscar abrigo en tu cuerpo,

en la noche eterna de tu juventud.

Está claro que tener pareja puede ser complicado.

¿No tienes novio? -Yo no.

Ni falta que me hace.

-Será porque no quieres. -Nada.

Y tú tampoco, ¿no? (RÍEN)

Aquí la que pregunta hoy soy yo. -¡Ah, Vale, vale.

Ámame esta noche con loca pasión.

Algunos lo intentan hasta en horas de trabajo.

-No, yo te miro si lo haces.

-¿Solo mirar? -Sí, sí.

Bueno, y te aplaudo y te animo. -O sea, que eres un poco voyeur.

-No, hombre, no. Un poco tímida en el fondo.

-Qué va. ¿Qué signo eres? -Libra.

Soy libra.

-¿Qué teléfono tienes? Digo...

Si hablamos de ligar, hay que recurrir al maestro, y lo sabes.

Encima, si le pones delante un desfile de piernas,

es tentar a la fiera.

Mirad, mirad qué carita se le pone.

Pero seamos serios. Hablemos del amor verdadero.

(Música nupcial)

Pues fíjate que creíamos que el matrimonio no iba a durar mucho.

-¿Decimos la verdad?

Ella yo estamos separados desde el segundo día.

-Por cuestiones fiscales. -Sí. Lo que pasa que lo...

Por nuestros hijos y eso... -Sí, sí.

-Lo vamos ocultando.

Yo creo que, cuando dos personas empiezan a convivir,

son dos personas, nunca mejor dicho, cada una de su padre y de su madre,

con una serie de manías,

y todo eso lleva un proceso de adaptación,

lleva un proceso de adaptación,

y para mí, desde luego, no fue el primer año de matrimonio,

ni mucho menos, el mejor.

Aquí llega David Hansel... Hasel... Eh... Hasen...

Bueno, el de "El coche fantástico",

que, encima, se animaba a cantar el tío.

Ya no estás más a mi lado, corazón.

En el alma solo tengo soledad.

Y si yo no puedo verte

porque Dios me hizo quererte

para hacerme sufrir más.

Pero aunque Nieves Herrero le pusiese ojitos,

nunca tendrá la presencia de nuestros ídolos.

(Música)

El Raphael con la PH no me lo quita nadie ya.

Yo me gané esa PH.

Y es más importante para mí esa PH, que cualquier otra cosa en el mundo.

Me va, me va, me va, me va, me va.

Me va la vida, me va la gente, de aquí y de allá.

Me va la fiesta, la madrugada, me va el cantar.

Me va el color natural.

Me va, me va...

Por muy estrechas que sean, no dejan de ser humanos.

De vez en cuando, escuchaba,

mal escuchado,

que Picasso era un sinvergüenza porque se había ido de mi país.

Escuchaba también que Buñuel

era otro sinvergüenza porque se había ido de nuestro país.

Yo imagino que, en muchas de nuestras casas en España,

hoy se escuchará que Julio Iglesias es un sinvergüenza

porque se ha ido de su país, pero no soy un sinvergüenza.

Yo he salido de España, no me he ido de España,

sino que he salido de España para aprender.

Los hay más desagradecidos.

Ben Johnson era todo un ídolo en 1988.

El hombre más rápido del mundo.

Luego se descubrió que se dopaba.

Hermida se quedó con un palmo de narices el pobre,

cuando rechazó la silla que regalaba a todos los invitados

y encima le confesó la verdadera razón de estar en el plató.

Ha tenido la gentileza de venir aquí, simplemente, por venir aquí.

(HABLAN EN INGLÉS)

¡Ah! Tenemos... Sí, sí, sí. Ahora...

(HABLAN EN INGLÉS)

¡Ja! Que le llevase al aeropuerto. Que se hubiese ido corriendo.

Además, hay que tener cuidado con los aeropuertos y los aviones.

Usted o su familia tenían que hacer un viaje desde Lisboa

y tenían reservado un billete en un cierto avión que iba a Londres.

-Sí. -Y tuvieron un presentimiento.

-Yo iba al colegio y cambiaron el billete

y es el avión que mató a Leslie Howard.

-¿A Leslie Howard? ¿El de "Lo que el viento se llevó"?

-Entonces, por azar de la vida, no lo cogí.

Las alturas son peligrosas.

Y no estar a la altura también.

Fíjate, vean ustedes lo bajito que soy yo.

¿Se da cuenta ustedes?

Lo único subirme a un sitio... -Aquí.

-Sujétame que me la doy. -Sí.

Esto no creas que compañeros tuyos lo harían.

-Nadie se atreve.

-Me han hecho entrevistas que me han dicho:

"Ni se te ocurra ponerte de pie". -Nada, seguimos así la entrevista.

(Música)

4 por 1 es 4, 4 por 2 son 8, 4 por 3 son 12 y me llevo una.

¡Hola! -"¿Sí?"

-¡Hola! -¡Oiga!

-¿Con quién hablo? ¡Oiga! -Sí, diga.

-Soy Mayra Gómez Kemp, del "un, dos, tres".

-Y yo soy Rocío Jurado.

(HABLAN A LA VEZ)

Oiga, que soy Mayra Gómez Kemp, del "Un, dos, tres".

-Y yo les digo que soy Rocío Jurado, ya está bien de cachondeíto.

Resulta que llegan aquí,

llevan ya nueve veces llamando con el mismo nombre.

A veces, la tele se parece mucho a la radio.

No hay magazine que se precie

que no tenga llamadas de los espectadores.

-Pues yo quería decirle

que yo estoy casada durante 22 años. -22.

-Y hago el amor todos los días. -Bendita seas, María.

Pues yo le aplaudo. Yo le aplaudo, María.

-Tiene gripe, un día ha trabajado mucho, tiene un disgusto... Nada.

-No, cuando tengo gripe,

se conoce que con los calores me da mejor.

-¡Ah! -Ojo al parche.

Al principio se vive intensamente.

Puedes vernos y a la vez hacer otras cosas.

-Claro. Limpio el polvo de salón, luego me vengo aquí.

Estoy con las tres televisiones encendidas.

-¡Ah, estupendo! Muy bien.

La hidroeléctrica te lo va a agradecer muchísimo.

Luego surgen las dudas. Me llamarás, ¿no?

-¿Pero el viernes me llamarán?

-Claro, hombre. Si eso ya es suyo. Lo que está detrás es suyo.

No se va a mover. Ya le he dicho que tenemos un notario vigilando.

-¿Pero el viernes me llamarán? -Que sí, que sí, no se preocupe.

Al final, llega la infidelidad.

¿Estás viendo algo o qué? -Sí, la faena.

-Estás viendo la faena. ¿Solamente la faena?

-Y viendo Telecinco también estoy.

-¡Ah! Pues nada. -Señora, entonces...

Pues ha perdido usted por ver eso 100 000 Pts.

-100 000 Pts.

Si hay alguien que sabía bien lo que se podría sufrir con las llamadas,

ese era Manuel Torreiglesias.

¿Ramona? Ramona, buenos días.

No decirme que esté si es que no está.

Eh... Compañeros, no pasa nada.

Tenemos a Maribel, de Medina del Campo.

Y a Luz María, de Albacete.

No, me dicen que el teléfono, de momento...

Todos los teléfonos. -"No, mira".

-A ver, ¿quién eres? -"Mari Carmen, de Barcelona.

Pero como no habla las otras dos señoras, te hablo yo".

-¡Ah! Fenomenal.

Antes, don Ángel, salud y buenos días.

-"Buenos días". -No, no. ¿Usted es don Ángel?

-"No". -¿Quién es usted?

-"Mari Carmen". -Mari Carmen, pues espere.

Espere un momentito. Don Ángel, usted estreñido.

Hombre, tampoco hay que insultar.

Y cosas tan sencillas como hacer de vientre...

Qué obsesión.

Peor que la del vientre es la sordera.

María del Pilar, ¿está usted ahí? -"Sí, estoy aquí".

-¿Quiere bajar el volumen de su televisor, si es tan amable?

-"Sí, un momento".

-Y me escucha a través de... -"Por el teléfono".

-Vamos a ver, la respuesta, María Pilar, amigas y amigos...

-"Don Manuel, apenas le oigo por el teléfono

por eso tenían la voz un poco más fuerte".

-Bueno, pero ahora me oye bien, ¿verdad?

-"No".

Acabaría antes vendiendo sonotones.

Hay que tener paciencia.

¿La tiene a mano la pomada?

-"Sí, la tengo, pero tengo que ir a buscarla".

-¿Pero cuánto tarda? ¿Media hora? -"No, qué va".

-¿Cuánto? -"Un momentín".

-Bueno, vaya a por ella, nos lo dice

y mientras tanto yo anuncio que, tal como les prometí...

-"Sí".

-El próximo... Vaya a por la pomada. -"Vale".

-"Buenos días. ¿Quién es?" -¿Tiene usted pelos en la lengua?

-"¿Eh?" -¿Tiene usted pelos en la lengua?

-"¿Y usted dónde los tiene?" -Pues muchos sitios.

¿Tiene usted pelos en la lengua? -"¿Usted los tiene, maja?"

-Pues yo sí, algunas veces.

Pero le pregunto otra vez, ¿tiene usted pelos en la lengua?

-"Que se los pele, maja, con salfumán".

Continúa rondando el peligro,

pero ahora de nuevo para la portería española

hay un momento casi trágico

porque dos goles ya no habría quien los levantara.

Peligro que se cernía sobre su marco...

Tantas horas de directo siempre dejan momentos curiosos.

¿Qué digo momentos? Momentazos.

Esto es un transistor.

¿Usted me dice que es capaz de comerse cosas?

-Sí. -A ver, cómaseme algo del transistor.

¿Y esto está bueno?

A veces se pueden producir situaciones difíciles de digerir.

Bueno, ¿y eso que has querido decirnos?

¿Qué nos has cantado? Tradúceme. -¿Qué?

-¿Me traduces al español o no me quieres traducir?

-Yo no entiendo.

-Te esperamos siempre. -Cuando usted quiera.

-¡Uy! Que me ha llamado de usted.

-No, pero digo usted por respeto, no por edad.

-Pues ni respeto ni nada. -Perdone, perdone.

¡Ah, perdón! -Me llamo Laura.

Qué barbaridad. (RÍEN)

No me provoque que, cuando salga de aquí,

cuando me vaya a casa, me voy a acordar de usted.

Me voy a... Ya me entiende usted. -¿Qué es un huevo?

-Me voy a ordeñar yo solo.

-Pero bueno, con 46 años, está usted...

-Con 46 años estoy sin tocar.

Públicamente. ¿A dónde tengo que mirar?

Virgen no sé, porque yo me masturbo, las cosas claras.

¿Pero quién no tiene fantasías? Hasta Nieves Herrero.

Es una cosa que he deseado siempre, portarme mal para que alguien

me pusiera unas esposas. -Ojo al parche.

-¿Me pone las esposas antes de portarme mal?

-Ahora mismo. Primero te tengo que cachear

para hacer las cosas como tienen que ser.

-Que sean como tengan que ser, por favor.

-¿Te cacheo primero? -Vamos allá, Paloma.

-Espérate, a ver dónde me meto esto.

-Es lo que hace con las mujeres. -Sí.

-Porque está siempre... -Cuando las detengo.

Doña Rogelia es mía.

-Qué achuchón. -¡Es mía! No la suelto.

La pasión puede surgir con quien menos se espera.

Aquí vemos a Hermida más entregado con Doña Rogelia

que cuando retransmitió la llegada del hombre a la Luna.

¡Bonico! -¡Ay!

-Cagüen la leche. -¡Hija de mi vida!

-Qué alegría me da verte en persona. Estás más gordo.

-Doña Rogelia... -¡Mira lo que hace!

¡Mira lo que hace, mira lo que hace!

-Tiemblo.

Imitar a Michael Jackson no era fácil,

pero más difícil era ver a los imitadores

y el imitado más famosos de la historia de la tele juntos.

Naturalmente...

(Risas)

Obvio...

-Me lo temía.

Me lo temía.

-Eso no lo sé hacer yo.

(Risas)

Si crees que a mí me vas a ganar en eso, vamos...

(RÍEN)

Señoras, señores, quiero presentarles a nuestro público.

-Hola a todos. Hola a todos.

Qué tempranito. Pero ¿a qué se está bien

en un estudio de televisión temprano?

-¿De dónde vienen?

¿Qué sería, amigos, de un programa de mañana

sin ese público llegado desde toda la geografía española?

El público que nos llega en este momento

se nos había perdido.

A veces vienen de tan lejos, que llegan tarde.

No pasa nada, este es un programa en directo,

es Navidad, las carreteras están más atascadas...

-Ahora duérmanse profundamente. Tres. Le volveré a hablar...

Dispuestos a, ya que vienen una vez a la tele,

participar en todo lo que haga falta.

Despierte ya. Bien.

Isabel, mira. ¿Puedes mirar a la cámara?

-Un momento, que me espabile.

-Ah, sí. (RÍEN)

-Mira, con estas gafas se ve a la gente desnuda,

sin ropa. -¡Uy! A ver que vea a Pepe.

(RÍEN Y APLAUDEN) -Mira, póntelas.

-¿Dónde está? -Aquí.

Ahora. (GRITA)

-Ojo al parche.

-¡Saturia Sánchez la Descuartizadora de Marchagaz

y Asunción Méndez Puño de Hierro!

(Música)

En lugar de estar sentados, van dando vueltas por el estudio.

(RÍEN) -Venga, bajen.

Y si encima se les da confianza

y se les deja tomar posesión del plató,

ya no hay quien los pare.

Como estas señoras, que se abalanzan sobre el artista

cual grupis adolescentes.

Aunque a veces es como el cole, y hay que poner orden.

Y para eso, nadie mejor que la seño Terelu.

Ustedes no paran, ¿eh?

Ustedes: "Tacataca, tacataca, tacataca", ¿eh?

(RÍEN)

¿Es esa señora? ¿Eh? Le voy a regañar yo a usted, señora.

Antes, el público de las mañanas era mayoritariamente femenino.

Buenos días, ¿eh? Buenos días a todas, a todas.

¿Digo: "A todas"? Sí. No puedo decir: "A todos".

(RÍEN) -No, a todas, ¿no?

Es "todas", "todas", "todas". -Quería preguntar...

-Estás muy guapa. ¿Fuiste a la peluquería antes de venir?

Antes no, ayer. -Ayer, sí, señor.

¿Qué vamos a ver hoy en ese desfile que vais a ofrecer a nuestro público,

a vuestro querido público? -Hoy te vamos a presentar,

dentro de nuestra línea Rompe y Rasga,

que iniciamos hace unas semanas,

unos los modelos para las fiestas señaladas,

o sea, para las fiestas de fechas tradicionales de este país.

Hay secciones que no pueden faltar

en un "magazine" matinal que se precie.

Una es la moda. Y siempre la recordarán...

Y viva España.

El modelo de ceremonia titulado Delirio procesional.

El abrigo está confeccionado en "mouton dore" negro.

El niño lleva un traje de nazareno modelo Paquirrín.

El cirio es un diseño...

Desfilando con más o menos garbo descubrimos a rostros muy famosos.

¡Penélope!

(Música)

(Silbido admirativo)

Luego veremos cómo el marido de Penélope

también empezó en la televisión matinal.

Y entre las modelos maravillosas que ella siempre trae,

está esa gran novedad de nuestra querida Rociito Carrasco

con sus 16 años.

(Canción en inglés)

Siempre me siento nerviosa, ¿no?

Porque, además, como lo he hecho pocas veces y eso,

pues me siento nerviosa, muy nerviosa.

-Maestro, por favor, ráfaga musical de concurso.

Concurso importante.

Y, por supuesto, la alegría y el alboroto de los concursos.

Vamos a ver si sabéis lo que vais a tocar.

-¡Uy, uy! ¡Uy! -¡Tiempo! ¡Tiempo!

¡Muy bien, muy bien, Pablo! ¡Perfecto!

Benito cupón, bendito cupón,

que de la miseria a mí me sacó.

Benito cupón, bendito cupón,

tengo más dinero que el rey Salomón.

Si había presupuesto,

tenía que gastarse como si no hubiese un mañana.

20. -25 000.

-30. -35.

-40. -¡100 000 pesetas!

-¡Se ha llevado usted

1 150 000 pesetas! -¡1 150 000 pesetas!

-Se ha llevado 3 050 000 pesetas. -¡Olé!

-Se ha llevado usted 2 650 000 pesetas.

-¡Anda! ¡Olé! ¡Qué alegría, qué alegría!

Que me ha tocado el Cuponazo.

Lo de darle la vuelta a la tortilla nos viene muy bien

para pasar a otra de las secciones estrella

de la programación matinal, la cocina..

¿Qué se hace? ¿Se bate todo con la...?

Que me salpicas, hija.

-Esto está caliente, ¿no? -Está caliente.

-Lo primero... -¡Coño, me he quemado! ¡Uy! ¡Perdón!

(RÍE) -¡Oh, oh!

-Ojo al parche.

Pollo asado, asado, asado, asado

con ensalada.

Buen menú, buen menú...

Las recetas se fueron sofisticado cosa seria.

O no.

Están las almejas, que son muy bajas en calorías,

ya lo hemos visto antes. (MARILÓ RÍE)

-Mariló, ven aquí.

-Yo no entiendo. -Ven aquí.

-Hoy no hago la comida. -Mariló, ven aquí.

-¿Qué vitaminas tiene el nabo?

(MARILÓ RÍE) -¿El nabo?

Pues mira, es muy blanquito, tiene mucha fibra,

se digiere mal... (MARILÓ RÍE)

-Y puede producir flatulencia.

(MARILÓ RÍE) (RÍEN)

-¿Qué hago con la patata? -Miguel, por favor.

A ver, Mariló. No puede, o sea... (RÍE)

-Lleva 10 minutos para picar esas judías.

-Esto es de lo bueno lo mejor, y de lo mejor...

(AMBAS) Lo superior.

-A esa tortilla de patatas, si la metes entre pan

y le pones así como una capa de pimientos fritos...

Tortilla de patata, pimientos fritos,

y aprietas bien apretadito ese bocadillo,

no sabes lo que es. -He tenido una visión ahora mismo...

(LAURA RÍE) -Creía ver a Laura Arguiñano ...

(RÍEN)

Si hay un hombre que ha sido pionero

y ha marcado estilo en la cocina televisiva,

ese es Carlos Arguiñano.

Hola, soy Carlos Arguiñano,

y a partir de hoy, de lunes a viernes,

todos los días vamos a cocinar en esta, nuestra cocina.

Todo lo que nada, corre o vuela, a la cazuela.

Manolo, ¿tienes mil duros? Y yo: "¿Dónde? ¿Dónde?".

Rico, rico, y con fundamento. Pero, sobre todo, con perejil.

Un poquito de perejil que tengo por aquí fresco, fresco.

Le espolvoreamos un poquitín de perejil...

Encima de cada huevito.

Ahí tenemos, perejil con fundamento.

(Música)

Espectacular.

¿Que tal, mi querida amiga? ¿Cómo se encuentra esta mañana?

Me voy a permitir suponer que esta mañana se encuentra usted

francamente bien.

Jesús Hermida era capaz de hipnotizarnos

dándole vueltas a una gomita.

¿Por qué te has ido de la mañana y me has dejado a mí?

-Porque uno no se puede quedar asentado en un sitio,

es decir, agarrado a la silla diciendo: "Esto es mío.

Ya lo hice, ya todo me va muy bien.

Vamos a continuar así hasta que la muerte nos separe".

Al menos, no es mi estilo.

-La mañana...

Uhm... -La mañana es un cohete.

Hay que decirle a la gente y a ti mismo:

"Despierta, que está el sol", es decir, merece la pena vivirlo.

(IMITA A HERMIDA) -Estaba allí cenando y me encontré a un señor,

a un gran cineasta, como es el señor Woody Allen,

que departía en una mesa con el gran músico Leonard Bernstein.

(IMITA A AROZAMENA) Gracias, Jesús. Gracias por esas explicaciones,

por tu rollo que nos has metido y toda esa palabrería,

que a veces es divertida, otras veces, también.

Hermida y Arozamena,

no se sabe a cuál de los dos le gusta gustaba más hablar.

Siempre quedarán recuerdos.

Los años... No pesáis nada, dicho sea de paso.

-Muchas gracias. -Porque media nalga

la tengo en el sillón. -Será por eso, claro.

-Claro. ¿O no lo notas? -Pesáis la mitad.

En el fondo, los presentadores de un "magazine"

son como niños. Les gusta jugar, cantar, bailar...

Y uno de los más juguetones, Pepe Navarro.

Mire cómo palpita mi corazón.

(RÍE) ¿Qué les parece mi corazón?

-Eres más guapa en persona. (RÍE) -Y más delgada, dilo.

-Ya te lo habrán dicho. -Dilo: "Más delgada".

Como han pasado los años

y no ha cambiado las cosas,

y aquí estamos con ustedes,

por aquí pasa la vida

como la primera vez.

Y María Teresa, siempre dispuesta a sacar su vena artística.

Los años...

Tenemos el gusto de tener con nosotros a su alteza real

la princesa Diana de Gales.

(ACENTO INGLÉS) -Qué pesados ustedes, periodistas.

Pesados. Seguir siempre.

Querer sacarte "topless" y yo no tener "less".

-No hay nada que la retenga aquí.

(SOLLOZA) -No tiene nada por qué vivir.

-Mire abajo. (SOLLOZA)

Otros no estaban para tanta fiesta,

si no, que se lo digan a Manolo Giménez, excomisario y...

Comenzamos con una trágica noticia.

Porque todos los casos que yo cuento, más o menos, son dramáticos.

Salvajemente violada.

Con una noticia mala, yo diría muy mala.

Un asesinato terrible...

Lo apuñaló, lo mató,

y guardó el cadáver metido dentro de un armario,

bien emparedado.

-¡Ay, mi chiquitín, que se ha quitado los calcetines!

¡Ay! ¡Bonito mío!

Y no podemos olvidarnos de la espontaneidad de Mariló,

una auténtica agitadora de las redes sociales.

Está feo estar con el zapato en la mano.

(RÍEN)

-Pero me estaba quitando la arenilla del pinrel.

-¿Qué tal, Mariló? ¿Cómo estás? -Para comerme, ¿y tú?

Oye, Bronto, yo tengo un problema, es que yo soy navarra,

y estoy acostumbrada a ver a los cochinillos

aplastados y muy curruscados.

-Yo este te lo arreglo en dos minutos.

Le doy un biberón y se me convierte en un lechal.

-Ojo al parche.

-Vamos a hacer un poquito de magia.

Creo que está en el mismo sitio. Julia, ¿estás por ahí, en el Nilo?

Mírala. -Ahí seguimos, en el Miño.

-Ah, en el Miño. -Sí, exactamente...

-Digo: "En el Nilo", que veía...

(RÍEN) -Me he acordado ahora yo

del documental que estuve viendo este fin de semana en La2,

que se conté a María Casado.

(RÍEN) -¡No, no, no!

-Podíamos jugar al fútbol... -Enséñame la bolica, David.

¡Jolín, enseñadme músculos!

Enseñadme músculos, si no, no tiene gracia el directo.

Quítate la camiseta

a ver qué mono llevas, que no te veo yo qué mono es ese.

¿Es bueno? ¿Hace sudar?

-Mariló, ¿qué pasa últimamente? ¿Hace mucho que...?

(RÍEN) -¿...no das un paseíto?

(RÍEN Y APLAUDEN)

-Soy divertida, no meto la pata,

a pesar de que digan lo contrario...

¿Sabes cómo funciona un pene? -Yo...

(RÍEN)

...creo que sí.

Creo que sí. -Igual te llevas una sorpresa.

-Bueno, si es agradable, no hay ningún problema.

(RÍEN)

(Música)

Espectacular.

(Canción en inglés)

Otra figura imprescindible de los matinales

son los colaboradores.

Algunas, sin negarles méritos profesionales,

tenían cierto enchufe,

ser hijas de la jefa.

María Teresa nos dio a Terelu,

y Laura, a Lara.

Dime. -Feliz cumpleaños.

-¡Ay, no me lo creo! (RÍEN)

-¿Cuántos cumples, hija? -25.

Y no me hagáis rimas, por favor, con el 25.

(RÍE)

Pero basta ya de tanta tontería.

Hoy voy a ir al grano,

te voy a meter mano.

Para convertirse en presentador estrella,

primero hay que ser colaborador.

Aunque veo que María Teresa no era muy colaborativa a veces.

Lo digo por las broncas.

Te voy a dar la espalda.

Saben ustedes que esta chica da ahora un sillón...

Al ama de casa. -¡"Un sillón"! ¡Un millón, rica!

-Un sillón. Pobrecilla.

(RÍE) Emilio...

Mire, mis derechos están en el Estatuto de los Trabajadores...

-La señorita Soriano... -Tengo derecho a vacaciones,

y no me he ido mi mes de agosto. Y porque le pido a usted

el 24 de diciembre... Usted, que tiene la mala costumbre,

que aprovecho para decirlo porque estoy lanzada,

tiene la costumbre de regañar en directo, cosa muy fea...

No me puede decir que le sienta mal que me vaya el 24,

que es el único día del año que yo le he pedido irme.

No se lo pedí por mí. -Si quiere irse del programa...

-Perfectamente. -Hace bien.

Márchese. -Me parece muy bien.

-Ya está bien. -Es él.

No es un pájaro.

No es un avión.

Es...

¡Superman!

(Música Superman)

¡Ahí lo tienen!

¡El hombre que tantas vidas salvó!

¡Que tantos obstáculos venció!

-¡Cuidado! -¡Es él!

Y aquí tenemos lo prometido, el marido de Penélope.

Primera aparición del gran Javier Bardem ante una cámara.

Recoged los dientes.

(Risas)

Este es Mickey,

el chaval de la familia. Tiene...

Eh... ¿Qué edad tenías, Mickey? -19 años.

Inés Ballester, antes de ser la cara visible,

durante muchos años de las mañanas...

Nos informa desde Valencia Inés Ballester. Buenos días.

-Muy buenos días. Pues también en Valencia,

y, por suerte, podemos decir que están ya totalmente extinguidos.

No solo este, sino todos los incendios

que se originaron ayer en la Comunidad Valenciana.

-La vamos a conocer con el nombre de Maria Pau.

Podemos traducir por Mari Paz, pero nos gusta más Maria Pau.

De manera que aquí tienen ustedes, señorita Herrera,

aquí tienen ustedes a nuestra nueva compañera.

(Aplausos)

-¡Menos mal que has venido!

¡Menos mal! -Que vayan bien las vacaciones.

(RÍE) -Gracias.

(Música)

Cualquier cosa puede pasar.

Un señor doctor puede acabar de bailarín,

y un joven y tímido presentador

puede acabar convertido en señor político.

¿Le llamamos señor Cantó? No suena muy bien, ¿verdad?

-¿Señor Cantó? -No suena muy bien, ¿verdad, Marta?

-Queda mayor. -¿Cómo le llamamos?

Vamos a decidir, Marta... Aquí cada uno tenemos...

Por ejemplo, señorita tal, señor tal,

don Alfredo... ¿Cómo le llamamos a Toni a partir de hoy?

¿Simplemente Tony?

-Tonito, Toni.

-¿Tonito? ¿Tonito, Tonito? -¡No!

Desde que estás en este programa

y desde que te veo aquí, en el estudio,

y desde que veo el brillo de los focos en tus ojos,

tengo una razón nueva para venir aquí a trabajar y...

(RÍE) -Es que, de verdad, lo tienes fatal.

Me sabe mal, ¿no? Pero es que no... No...

Quizá si hubieras ido por otro camino

y lo hubieras intentado de otra manera. No se te da muy...

-No he dicho que llevabas la bragueta abierta

ayer cuando te pillaron las cámaras.

(RÍEN) -¿Que llevaba la bragueta abierta?

-Vamos a mirar.

Algún colaborador hacía o decía lo que no se atrevía el presentador.

Me acuerdo que decían: "Vamos a ver el felpudo de la Cantudo".

-¡Uy, por Dios! Tú que...

-La gente iba y lo veía. -Lo tuyo es una cosa...

Irían a ver el felpudo de mi casa, que es muy bonito.

Es que algún problema tiene la cerradura, ¿eh?

-Un momento, porque... ¿Puedo pasar, Parada?

-Claro, pase usted. -Estas cosas...

Ahora llego yo y la abro y, ¿qué pasa?

-Algo tiene ahí la cerradura que no abre.

¿Ves? No, no abre. -Bueno, yo creo que...

Yo creo que no abre la cerradura.

Esto me ha salido estupendamente todos los días.

¡Ay, "la magia del directo", que dicen!

Una magia que suele consistir en que si algo puede fallar,

fallará seguro.

Que lo hago yo.

Sujeta tu el micrófono... Ya verás tú como saco yo...

(RÍEN)

-¡Que tenga yo problemas con las bolas!

-Dentro de una instalación de televisión,

el control central es el corazón.

Y al corazón le faltaron los impulsos eléctricos,

no han vuelto hasta hace apenas un par de minutos,

y, por tanto, no hemos podido tener el encuentro con ustedes.

(Interferencias)

Estoy separada, pero en el hecho de que estoy en una...

-Ya han visto lo que ha pasado.

Hemos tenido problemas de tensión...

-"Meigas fóra".

Manuel Torreiglesias solía usar esta expresión tan gallega

para conjurar posibles fallos.

Aunque no parece que a él le diese mucho resultado.

(Interferencias)

Bueno, un segundito.

Compañeros de realización, tranquilidad.

No tenemos preparado un vídeo que en este mo...

Bueno, estaba preparado, pero bueno, son...

Toquemos madera. "Meigas fóra".

Las historias del primer día...

De momento, va por la calle...

Intentando... ¿Se nos fue el vídeo?

De nuevo... A ver. Por favor...

A ver si tenemos el vídeo preparado, compañeros de realización.

Eh... Se...

..."escachifó" la máquina de vídeo.

-Cuando quieran, pinchan la otra canción.

-Vamos a la otra canción.

(Canción en playback)

(CANTA) ¡Vívela...! -¡Un momento, un momento!

-Si... -Un momento, que nos han...

¡Hombre, no! -Está clarísimo que esto es playback.

-Pues claro que es playback.

Por favor, señores, ¿quieren ustedes estar tranquilos?

Que yo estoy más tranquilo que nadie. Tranquilos, no pasa nada,

esto es un programa en directo. Uno se pone el micro...

No se pongan nerviosos.

(MEGAFONÍA) "No hace falta el micrófono,

funciona...". -Si la vida es muy fácil, señores.

La vida hay que tomarla con una cierta tranquilidad.

Las personas que hablan al fondo, ¡hagan el favor de callarse!

¡Hagan el favor de callarse!

Es la segunda vez que lo digo esta mañana.

Es decir, si alguien quiere hablar, que salga del estudio y vaya fuera.

Me gustaría no tener que hacer esto en directo,

pero es que es insoportable el ruido, y eso perjudica a todos.

Un plató de televisión con varias horas de directo

no deja de ser un poco la casa de los líos

o el camarote de los hermanos Marx.

Hasta mañana, que estamos aquí... Yo no sé dónde estoy.

Estamos aquí. ¡Estamos aquí!

¡Aquí estoy!

-¿Ustedes ven...?

¡Eh! ¡Eh!

Ustedes me siguen, ¿verdad?

Bueno... Pepe.

(CHISTA)

(RÍE)

-¡Venga, profesora!

-¡Ay, si creí que no estaba en pantalla! Perdónenme.

-Tenéis un estrés en este programa, unas carreras...

-¡Pero qué va! -Me han pegado tres empujones.

"Corre para dentro". "Dale el micrófono".

"¡Quítate la camisa!". Digo: "¿Qué camisa?".

El otro gran peligro es que te entre la risa.

¡José Manuel!

(RÍE) -Que po...

Que podemos ir a los tribunales.

(ACENTO) -¿Qué es lo que está pasando aquí?

(RÍEN)

(ACENTO) -Nada, madre, yo venía buscando a la profesora Martínez

y me encontré con que...

(RÍE) La alumna Guzmán no sabía hacer el ejercicio.

Eso es todo. (RÍEN)

(RÍE) -¡No puedo!

(ACENTO) Si no fuéramos tan pobres, y hubiera un teléfono aquí,

yo llamaría...

(Risas y aplausos)

¡Bravo!

-De todas maneras, yo voy a llamar.

(Risas)

Pero, en el fondo, no hay de qué preocuparse.

En televisión todo tiene remedio.

O no. ¡Socorro!

Estas son las mañanitas... Sí, amiguitos,

las mañanitas, como diría María Dolores Pradera,

han pasado de ser los programas para las amas de casa,

a las que llamaban marujas,

a convertirse en la tele más auténtica.

Horas de puro directo y con todos los géneros.

Así que, valga desde aquí nuestro programa de hoy

como homenaje a los pioneros de las mañanas.

Nosotros, que también somos muy auténticos,

nos vemos en el próximo "Viaje".

La luna ya se metió.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Grandes éxitos: Mañanas de primera

Viaje al centro de la tele - Grandes éxitos: Mañanas de primera

20 ago 2019

Un viaje matutino por los programas que triunfaron en las mañanas de Televisión Española. Programas presentados por Jesús Hermida, Laura Valenzuela, Joaquín Arozamena, Pepe Navarro, María Teresa Campos y otros muchos.

ver más sobre "Viaje al centro de la tele - Grandes éxitos: Mañanas de primera" ver menos sobre "Viaje al centro de la tele - Grandes éxitos: Mañanas de primera"
Programas completos (166)
Clips

Los últimos 343 programas de Viaje al centro de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios