www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5370049
Para todos los públicos Viaje al centro de la tele - Grandes éxitos: Te echo de menos - ver ahora
Transcripción completa

Hoy, amigos, nuestro capítulo viaja muy alto,

por encima de las nubes, al mismo cielo, más allá,

al firmamento. Allí, sin duda, estarán nuestras estrellas,

protagonistas del programa de hoy.

Son personajes inolvidables

que nos han dejado en estos últimos años.

¿Nos vamos a poner tristes, nostálgicos?

No, no, no, fieles al espíritu de nuestros viajes,

los vamos a recordar con alegría, que es lo que se merecen

quienes nos hicieron disfrutar de grandes momentos.

¡Al ataquerl!

Espectacular.

Espectacular, espectacular.

Sensacional.

(Música)

Hicieron grande la pequeña pantalla.

Muchos de ellos fueron pioneros, se inventaron cómo hacer la tele

en nuestro país.

¿No sabes que la televisión idiotiza, bloquea la creatividad,

incita al consumo y destroza la conversación familiar?

Como Joaquín Luqui, daba igual que te hablase de los Rolling Stones

que de la Pantoja, con su particular entonación,

te contagiaba el entusiasmo musical.

Hemos buceado en el amplísimo archivo de TVE,

y vas a flipar con lo que hemos encontrado

en lo musical y en lo social, incluso.

Y para entusiasmo, el de Fernando Argenta.

¿La música clásica aburre los críos? Toma "Conciertazo".

Había más marcha que en un after.

¡Viva la orquesta filarmónica de Madrid!

(NIÑOS) -¡Viva!

-Viva "El conciertazo". (NIÑOS) -¡Viva!

-¡Viva la música clásica! (NIÑOS) -¡Viva!

Aunque para after, "La edad de oro".

Si la famosa movida madrileña tuvo una cronista,

esa fue Paloma Chamorro.

Buenas noches, este programa que hoy empieza a emitirse en directo

desde el estudio 1 de Prado del Rey...

Dar las gracias a todos los que nos han apoyado,

a todos los que han colaborado con nosotros,

y muy especialmente, a quienes nos han atacado,

a quienes nos han boicoteado,

a quienes han hecho todo lo posible porque "La edad de oro"

dejara de existir.

(VOZ DISTORSIONADA) Adiós, han sido nuestro mejor estímulo.

Volveremos a encontrarnos con todos muy pronto.

(RÍE)

Y no siempre llevó ese peinado.

Resulta que me han dicho que es bastante inteligente,

me gustaría mucho más que me dijera, que me preguntara

qué hay de nuevo, señor, divino Dalí.

-¿Qué hay de nuevo, divino Dalí?

(Música)

(CANTAN) "Dicen que allá en Roma, al despertarse su santidad,

siempre una paloma en su ventana oye cantar...".

De una Paloma a otra. La frase coloquial dice eso de:

"Ser más papista que el papa", cuando debería decir

"Ser más papista que la Borrero".

Televisión Española. -Española.

-Sí. ¿Cuándo viene a España?

¿Podremos tenerle muchos días? -No se sabe.

Depende del superior.

-"¡Oh, Dio mío!".

¿Lo has traído aquí? -No, ha venido solo.

Qué dolor, qué dolor, dentro de un armario,

qué dolor, qué... ¿Sí?

Sí, "sono" Raffaella, Raffaella Carrá.

-¿Nunca has pensado de hacerte monja? -Ay, no.

-Nos acaban de tirar unas bombas, una bomba de gas.

Están reprimiendo, nos están reprimiendo con gases.

Me ha pegado un tiro, macho.

-¿Qué pasa, te han pegado un tiro?

Miguel de la Quadra Salcedo lo mismo se iba de reportero

a una guerra que cazaba una anaconda, actuaba en un circo

o batía el récord de lanzamiento de jabalina.

Un auténtico macho alfa.

Alfa, beta y gamma.

Comer una persona a otra. -¡Ah!

-No, comer no he visto, me han contado

que cuáles eran las partes mejores para comer, eso, sí.

Por ejemplo, de las partes, el bocata di cardinali del hombre

es esta parte de los pulgares, y me decían a mí

de los lóbulos de las orejas, ¿no?

-"Guarrerida" española después de las comidas.

-¿Y a qué sabe, no te han dicho? -Sí, es una carne un poco insípida,

entre ternera y cerdo, ¿no? Una cosa así.

-¿Salada o sosa? -Sosa, sosa.

No la carne del negro, no sé si será igual,

a mí me han contado, la carne del blanco, ¿no?

-Esto no me gusta nada.

-¡Ay, San Pedro, ya lo ha comido! -¡Da stop!

-Lo ha cogido, sí, lo ha cogido.

-Miguel. -¿Sí?

-¿Ya has terminado de alimentar a las focas?

-Sí, estamos subiendo ya hacia el helicóptero,

es que nos cierra el paso una muy grande.

¡Fuera, fuera, fuera! -Una muy grande.

¡Valerio Lazarov!

(Música)

Entra en ese momento el equipo de TVE que tenemos el gusto de presentarles.

A la cabeza, el guionista y director Valerio Lazarov.

-El Lázaro ese, el gachó ese,

que de pronto te hace así con el televisor...

Y te pega en todas las narices, y de repente, te lo quita,

y después otra vez, te lo pone en las narices,

te lo quita...

¿Y así todo el rato hasta que te deja más mareado que un barco?

-Ese es.

No hay uno solo de nuestros viajes

en que nos salga alguna imagen que lleve su particular firma.

Y cuando ves una, ya no la olvidas.

Ya sabéis, la televisión psicotrópica.

¡Uf!

-Me llamo José María Íñigo.

Yo empecé en TVE en el año 1968,

con un programa que se llamaba "Último grito".

Hola, buenas noches, y bienvenidos a "Estudio abierto".

(Música)

Buenas noches, eh, Julio, aquí.

No sé qué va a decir su marido si nos está escuchando...

-¿Mi marido? Pues sí que nos va a escuchar ahora.

¿Qué hora es? -Las 11:50, aproximadamente.

-Pues ya está durmiendo, me está calentando la cama

para cuando yo vaya.

-Pero el pendiente, Íñigo, no los quiero perder, ¿eh? Por favor.

-La tele tenía mucha fuerza en esa época, realmente

decir que venías de TVE,

te permitía conseguir cosas inauditas.

-Que se funde el metal.

-Efectivamente, no hay calor.

(Música)

Tenemos todo para triunfar, una buena canción,

una excelente intérprete...

(CANTA EN INGLÉS)

No es en realidad una despedida, sino un hasta luego, un hasta pronto.

-Yo anoche, cuando dormía, soñé, bendita ilusión,

que un trabajo me salía fuera de televisión.

La tele era divertida porque había tipos como él.

Yo es que aún pienso que Ignacio no se ha podido ir.

Que tiene que ser alguno de sus juegos.

Y sin embargo...

Y sin embargo, insisto...

-Te quiero.

¿No es verdad, Pastora mía, que en este mundo traidor

no tienes nada mejor que mi grata compañía?

-Mira, no solamente no es verdad, sino además, qué pinta

tan impresentable tienes. -¡Pardiez, lo que me temía!

No acepta mi compañía.

-¿Araña? -No, gato.

-¡Uf!

Esto no me gusta nada.

Espectacular.

Van a poner el grito en el cielo, bueno, el grito, no, su voz,

su afinada voz, con ella, nos conquistaron.

Como Junior, que formó pareja musical con Juan Pardo,

y no solo musical con Rocío Dúrcal.

Recuerda, te quiero,

recuerda, te espero.

Y pídeme el alma,

mi cuerpo y mi razón.

En silencio, mi voz se llevó,

abrazando tu sonrisa,

y fue, como sabes,

que eras mía.

Llegaste a mi camino

como un paisaje nuevo...

Y seguimos con parejas.

Eduardo Rodrigo fue más conocido por ser el marido de Teresa Rabal.

De tu pelo, recuerdo tu sonrisa,

jugándome en las sienes,

el amor que nació

de los dos en silencio,

y gritamos después a los vientos.

Y qué decir de Sergio, a pesar de ser de Bilbao,

le tocó asumir toda su vida lo de ser Sergio, el de Estíbaliz.

Volverás,

ahora que el tren se detiene,

que ya ha nevado en tus sienes,

volverás, volverás,

Te escribía versos, dime niña, quién era,

quién te mandaba flores por primavera,

quién cada 9 de noviembre,

como siempre, sin tarjeta, sin,

te mandaba un ramito de violetas, sí.

Quizá, a esas alturas, alguien aún no sepa por qué

le llamaban Manzanita. Ahí va.

Cuando yo tenía 12 o 13 años, trabajaba en el tablao

de Manolo Caracol,

y entonces, era muy tímido,

me ponía colorado por cualquier cosa que me pasaba,

y me empezaron a llamar manzanita, que parecía una manzanita,

y así me he quedado.

Y lirios de nieve,

por el silencio puro de tu frente,

ay...

Morente fue uno de los grandes renovadores del flamenco,

y para mayor renovación, nos dejó a su hija, Estrella.

(CANTAN FLAMENCO)

Pero de todas maneras,

tocar madera.

Tocar madera.

Tocar madera.

Tocar madera.

Pasión gitana y sangre española,

cuando estoy contigo a solas.

Pasión gitana y sangre española,

y el mundo en una caracola.

Manolo Tena componía tantas y tan buenas canciones

que tenía para dar y tomar al resto de artistas.

Bueno, he tenido la suerte de componer canciones

para Ana Belén, Luz Casal, Joaquín Sabina, Ramoncín,

Los Secretos...

Empalamiento, lapidamiento,

inmersión, crucifixión, desuello, descuartizamiento,

todas son dignas de admiración.

Pero dejadme, ay, que yo prefiera

la hoguera, la hoguera, la hoguera.

La hoguera tiene, qué se yo,

que solo lo tiene la hoguera.

Otro genial cachondo ilustrado que se nos fue.

Me cuesta entender ese empeño de la gente más divertida

en darnos estos disgustos.

Será que a mí me ha picado la tarántula dañina,

y estoy todita enfermá por su sangre calentina.

Qué decir de Marujita Díaz, cantaba bien,

pero lo que más molaba era la juerga que llevaba encima.

Y qué buen ojo tenía.

Que te pica, que te pica, te pica, te pica, te pica,

que te pica, que te pica, te pica, te pica, te pica y picó.

¿Por qué no quieres conmigo?

-Porque ahora me puedo permitir el lujo de elegir y tú me das asco.

Ni de criado te querría.

Interpretar buenos personajes convierte a actores y actrices

en inmortales, vale, no literalmente, porque si no,

no saldrían en este programa, pero en nuestra memoria

sí permanecen eternamente.

¿Este cuello? -¿Qué?

-¿Qué pasa con el cuello? -Este cuello está arrugado.

-¿Cómo que está arrugado? Mire, perdone que le diga,

ayer he planchado yo esta camisa y de arruga nada, ¿eh?

-Yo no digo que no haya planchado usted, pero este cuello

está arrugado, vaya si está arrugado.

Terele Pávez que esperar a sus 75 años

para que le reconocieran su trabajo con un Goya.

¿Sabes la cara que tienes que poner si no te lo dan? Te aprendes eso.

Yo ya sabes que dicen... Fulanita de tal.

Eso ya lo tienes...

Entonces, ya estás muy preparada.

Pero claro, oyes tu nombre, y entonces...

-No tienes preparada la cara. -Y entonces, una cosa muy...

Pero a mí lo que sí me sorprendió fue la forma, no el Goya.

Lo que ocurrió, vamos, fue una cosa tan sumamente hermosa,

eso fue lo que a mí me... No lo quiero ni tocar.

Porque hablar de ello... -Puesta en pie.

Federico Luppi, un pedazo de actor,

aunque eso de darle un premio llamado Concha

a un actor argentino...

Era difícil explicar que te dieran ese premio.

-Una interminable retahíla de bromas en Argentina referido a eso,

todas las mañanas el teléfono, me llamaban para despertarme

con un tipo de bromas similares. ¿Qué te pareció? ¿Estaba buena?

¿Tenía buen olor? ¿Estaba húmeda?

-En Argentina, de manera coloquial o callejera,

se refiere uno al órgano sexual femenino como concha.

-Un "fistro" vaginal de los puntos de mira.

-Entonces, cuando le dan la Concha de plata a la peli, complicado.

La Concha de oro.

-El aprender, el agarrar aquí es coger,

en Argentina implica el acto sexual.

También motivo de enorme cantidad de bromas, y de...

-Sí, allí no se puede coger el autobús.

(RÍE) -Claro, claro. Se puede, pero es un poco perverso.

-Hola, vieja. ¿Qué haces?

-Pues ya ves, aquí, al calor del flexo,

a ver si me pongo morena. -Pues sí,

parece un poco más morenita que el otro día.

-Negra es lo que estoy.

Sus apariciones no tenían nada de secundarias,

Chus Lampreave, con unos segundos, solo unos instantes,

era capaz de conquistar al público.

Un accidente, ya, chocó con un tío, qué mala suerte,

no llevaría ropa puesta, pobrecilla,

¡y zas! La habrán indemnizado.

-Chus, trabajas mucho ahora con Pedro Almodóvar.

-Sí, trabajo mucho con él y me encanta.

Lleva su nombre tatuado

en la caricia de su piel,

a fuego lento lo ha marcado,

y para siempre irá con él.

Para ser buen reportero y adquirir celebridad.

Hubo un tiempo en que muchos españoles

tenían el aspecto de Saza, con su bigotito, su cara seria,

pero no eran tan graciosos como él.

De ese modo sale bien una interviú.

Este jersey que está perpetrando, ¿es un regalo para su nieto?

-Sí, claro. ¿Qué creía? -Más que un regalo,

parece una venganza. ¿Qué es lo que le ha hecho a usted el chaval?

¿Acaso le tiró la dentadura postiza a la basura?

-Oiga... -A callar, Concha.

Cuando llegó el divorcio a España fue un escándalo,

porque muchos pensaron que sería el fin del sagrado matrimonio.

Con mucha vista, Ana Diosdado supo aprovechar aquel momento

para crear una serie que marcó época, "Anillos de oro".

¿Ustedes son laboralistas? -No, tenemos otra especialidad.

-¿Y cuál es su especialidad? -Divorcios.

-¿Cómo ha dicho? -Divorcios,

vamos a ocuparnos en tramitar divorcios.

-¡Fuera, fuera de esta casa, fuera!

-La verdad es que me siento como el cazador que mato a la mamá de Bambi,

todo el mundo me odia.

Está claro que eso no ocurría en la vida real,

Ángel de Andrés se hacía querer.

¡Paco, Paquito, fenómeno de la naturaleza!

¡Soy feliz! -¿Sí, qué, qué dices?

-Si fueras más guapo, te besaría.

Pero no, gracias por lo que has hecho por mí.

-Pero bueno.

Mujer, mujer.

Lo de ser un galán de la escena suena un poco demodé,

palabra que también suena anticuada, pero es que antes lo petaban,

y Osinaga era uno de los más grandes.

-¿Para qué sirve? -Mira, le das así, con el palo,

y te vas a correr a la calle con él. -Pues vaya rollo.

-No es rollo, si es muy entretenido, además vale para el hula hop.

-¿El qué? -El hula hop. Mira, te enseño.

Mariví Bilbao se fumaba cada papel con tanto desparpajo...

Me acuerdo de cuando era niña, tengo una memoria yo...

De elefante.

-¡Dios mío!

-Consultaré con mis colegas.

Pero si de mí depende, no tendrán ustedes esa jornada.

Además...

No harán ustedes nada, ¡nada!

Todo es cuestión de boquilla y nada más.

Anden, váyanse.

Uno de los grandes papeles de Fernando Guillén

fue en la serie "La saga de los Rius",

pero para saga, la que creó él, los Guillén Cuervo.

En el guion ponía: "Sale por derecha con Fernando Guillén".

-Sí, pero Fernando Guillén también eres tú.

-No, yo soy Cuervo, soy un Cuervo,

Fernando Guillén eres tú. -Pues ya estamos todos.

-Falta la madre que nos parió, que no ha podido venir. Madre...

A ver, dice la Wikipedia en todas las películas

por las que Álex Angulo fue nominado al Goya,

siempre actúo junto a Santiago Segura.

Claro, actuando a mi lado, cualquier actor parece mejor,

pero aún así, no se lo dieron. ¿Cómo puede ser?

Pues desde aquí, se lo damos.

No lo he hecho tan mal, ¿no?

(BOSTEZA) Ay, buenos días.

Buenos días, niños.

Buenas tardes, buenas noches.

No queremos crear traumas infantiles a toda una generación,

pero hay que decirlo,

el alma que daba vida a la gallina Caponata, ha muerto.

Bueno, no estamos haciendo teoría teológica,

sino que nos referimos a la gran actriz

que se metía dentro de ese disfraz y le daba voz, Enma Cohen.

(Música)

Lo de morirse, nos guste o no, hay que aceptarlo con deportividad.

La misma que demostraron nuestros siguientes protagonistas.

Como Ángel Nieto, que triunfó en el motociclismo

cuando era mucho más peligroso que ahora.

La cruel paradoja del destino hizo que perdiese la vida

en un accidente de tráfico. Para no ponernos trágicos,

recuperamos este momento en el que nos contagia su risa.

Y el correr ahora en... en sidecar es...

¿Quizá que con los años te da miedo conducir solo?

(RÍE) -Por eso voy acompañado.

-¿Cómo coño me va a dar miedo mi moto, tío?

¿Están grabando? -Sí.

-¿Estáis grabando? -Sí.

(RÍE) -Hombre, no sé.

-¿No sería mejor que el casco del piloto y copiloto

tuviera una mayor penetración aerodinámica, es decir,

que terminara en punta como los capuchones de los nazarenos

en las procesiones de Semana Santa en Sevilla?

(RÍE)

¿Vais a emplear materiales especiales en este chasis,

que hablabas que era un poco revolucionario?

-Sí, todo de avión. Todo de avión.

-¿Los telémetro y todo esto...? -Todo, todo de avión.

(Risas)

Qué bonito.

Sin dejar el mundo del motor, recordamos a una mujer

que nos dio un ejemplo de superación.

Te hemos salvado la vida.

Eh... No sé si recuerdas que tuviste un grave accidente,

pero estás aquí con nosotros. Ha sido muy duro,

pero estamos felices de eso, de haberte podido salvar la vida,

pero tenemos que decirte que... que has perdido el ojo.

Siempre he sido coqueta, así que lo del parche de color

me anima y bueno, pues, mira, ya lo utilizo

casi como un complemento, aunque suene frívolo.

-Hola, amigos. Soy Álvaro Bultó y vengo a presentaros

un nuevo programa de televisión, "Ushuaia".

-Álvaro salta.

No consigue derivar como es debido.

(Música)

Abre cerca de la pared y en mala posición.

Ha tenido suerte.

-Vamos a comenzar el programa esta noche,

si ustedes les parece bien,

con una actuación musical. Una actuación musical,

dicho sea de paso, un tanto insólita. Porque insólito es lo que ustedes

van a escuchar y lo que ustedes van a ver.

Fuera de combate desde que te conocí.

Ser boxeador es lo que tiene, que uno se atreve con todo.

Perico Fernández, un buen día, decidió cantar.

Déjame que yo sea campeón.

Lucharé en el peso del amor.

Yo quiero ganar y conquistar tu corazón.

Lo de cambiar de actividad se lo tomó más en serio

Palomo Linares, que se cortó la coleta y se puso a pintar.

Imaginamos que no con la coleta. Yo, ahora, estoy plenamente dedicado

a la pintura. -Ahora mismo, te sientes pintor.

-En estos momentos, me siento más pintor que torero.

-El hijo de un zapatero de Linares, de Jaén, hoy multimillonario,

contraía matrimonio en la iglesia de los Jerónimos,

precisamente donde se casan los reyes de España,

con una señorita colombiana, Marina Danko,

heredera del rey del café. Fervor popular, tumulto callejero...

y una fiesta que, dicen, le costó al torero más de 150 000 dólares.

-Una amiga suya vino a pedirme un autógrafo y le dije

que no se lo daba o que se lo daba si me presentaba a su amiga.

Entonces, era Marina, hoy mi mujer. Y nos dejó una sonora bronca

con otro torero que, hoy en día, habría sido un vídeo

de lo más viral. Estate un poquito ahí, muchacho.

-Sí... Bueno, muchacho no. O respetas o no nos respetamos, ¿eh?

-Un momento, si me permiten... -No te vayas a pasar.

-Si me permiten... -¿Pasarme de qué?

-Sí, de muchacho, nada. -Palomo...

-Tú sabes que de muchacho yo nada.

-Palomo... -Tú sabes que yo soy un tío...

a lo mejor más que tú. 20 millones de veces.

-Se refiere a la edad. -Oye, ten cuidado.

-No te vayas a pasar, ¿eh?

(CHISTA) Un momento. -De muchacho, nada.

-Me voy a cagar en tus muelas. -Si me permitís...

-Aquí hay... -Si me permitís los dos...

-Aquí hay 14-15 millones de habitantes...

-Mucha gente. No me llames muchacho.

-Otra cosa, mira... -¿Me permitís los dos, por favor,

un momentito? -Ahora, si quieres,

en la puerta, nos partimos la boca, no delante de la gente.

No merece la pena. -Eso sí.

(Música animada)

Y vamos, cómo no, con el fútbol. A Quini le llamaban el Brujo.

A veces me preguntaban que cómo íbamos a quedar,

cuántos goles iba a meter... Y he acertado muchas veces.

Entonces, entonces empezaron "este debe ser brujo".

Fue secuestrado en una época en que los futbolistas

aún no eran multimillonarios por los que se pagaban

cifras astronómicas. Me tocó a mí.

Como vosotros me estáis cogiendo a mí ahora para esto.

(RÍE)

¿No es verdad?

Decís por simpatía y tal. Ya está el Quini aquí.

Pues ellos, a lo mejor, me cogieron por simpatía también.

Dijeron: "Bueno, este va de bueno". Que no soy tan bueno como me pintan,

pero creen que soy bueno y, hala, de vacaciones 25 días.

(Risas)

(Estruendo)

Y un holandés que fue uno de los responsables de modernizar

el fútbol español. Eso sí, nunca consiguió modernizar

su español.

Cruyff, evidentemente, para la mayoría de la gente

del mundo del fútbol es el rey. ¿Tú te consideras el rey?

-Yo no. Eso lo considera la gente, yo solo juego al fútbol.

Y la gente necesita a alguien... Otra persona perseguiría un ídolo

y buscan uno. -Se dice que,

en tus tiempos de jugador, fumabas un cigarrillo en el descanso.

¿Esto es verdad? -Verás, como siempre,

se exageran las cosas. -Pero como a mí me gusta fumar

después del partido era el momento más bonito.

-¿Y a tus jugadores? -No, no. Es imposible.

-A estos no les dejas fumar. -No...

-O sea, que de jugador a entrenador se ven las cosas distintas.

-Claro, el oficio es distinto.

(Golpes)

El fútbol me lo ha dado todo en la vida.

En cambio, fumar casi me lo quita.

(Música)

Espectacular...

Buenas tardes, señora ministra, la unidad de Honores está dispuesta

para hacer revista.

(Música solemne)

Hay cambios hacia la modernidad en la historia de un país

que como mejor se entienden es con una imagen.

Una mujer, ministra de Defensa, y pasando revista a las tropas

con su barriga de embarazada es una de ellas.

(Murmullo)

Dije después... puedo prometer y prometo...

Quizá, para los más jóvenes, Adolfo Suárez sea el nombre

de un aeropuerto...

(SUSPIRA)

Pero fue el primer presidente de nuestra democracia.

Y, encima, el tío era guapo. Tiene fama de tener

un físico superior, digamos, como salud...

Un aguante físico, mejor dicho, ¿no? Iba a decirle un físico superior

a los mortales, figúrese... -Qué cosas.

-Fíjese, qué piropazo le acababa de echar yo, ¿eh?

Digo un aguante... -Me iba a subir la moral...

-Se planta, si hace falta. O sea, eso que llaman...

Puede quedar feo, perdone que le diga, pero chulo.

O sea, una persona que...

(RÍE)

Usted sabe qué dicen de usted eso. -Bueno, pueden decirlo.

Sin embargo, yo creo que soy bastante normalito.

-Eso no es verdad. -Sí. Normal, lo que pasa...

-Usted no cree que es bastante normalito.

-Sí, sí lo creo. -Otra cosa es qué entendemos

por normalidad. A lo mejor, es que hay menos normales

de los que creemos. Mal que les pese a ambos,

Ruiz Mateos y Miguel Boyer quedarán para siempre unidos en la historia

y en nuestra memoria. Yo es que no me canso de ver ese...

(IMITA) "Que te pego, leche". Con el puñito preparado

para salir como un resorte. Que te pego, leche.

Que te pego... Que te pego, leche.

-Te voy a hacer pupita en el "diodeno" vaginal.

Qué linda está la mañana

en que vengo a saludarte. ¡Bestia con "B" de borrico,

con "B" de bruto y con "B" de Boyer! Si pudiera volar,

me metería por una ventana de esas. Y empezaría a ver expedientes

de tanta gente indefensa que hay. Y como tercera en discordia,

la omnipresente Isabel Preysler. Mi mujer venía de otro mundo...

Nunca se había preocupado de la política.

Sus matrimonios anteriores eran completamente distintos al mío.

Unidos de verdad estaban Bimba Bosé y David Delfín,

tanto que incluso nos dejaron con pocos meses de diferencia.

¿Qué va a ser de ti?

¿Qué va a ser de ti?

Panteras son, vigilan mi destierro...

Hay que conocer a David y todo su entorno, su mundo...

para poderle definir a él y a su ropa.

¿quién es esa niña que está detrás de ti y que antes ha estado en la mesa?

Esa pequeña, vestida de blanco. -Esta es mi nieta.

-Lo podíamos haber callado, ¿no?

(SONRÍEN)

Te advierto que, además, también sabe cantar.

-No me digas... -Sí, sí.

Tu pecho es...

tan cruel como bendito.

Tu cuerpo, en fin,

Babel y laberinto. ¿Qué va a ser de mí?

¿Qué va a ser de ti? ¿Qué va a ser de mí?

¿Qué va a ser de ti? ¿Qué va a ser de mí?

Entonces, cogíamos los abrigos, que estaban colgados en las perchas,

y nos los poníamos por delante. Entonces, el profesor estaba hablando

y no nos veía porque estábamos detrás de los abrigos.

Nosotros jugábamos a los barcos hablando por las mangas... 8A.

Sus viñetas se pueden encontrar recortadas y pegadas

en paredes de oficinas, neveras... Durante más de 50 años,

Forges consiguió que nos sintiésemos identificados

con sus personajes. Qué decir de este maestro

si es... la imagen de nuestro programa.

Papá, quiero dibujar chistes. Me dijo: "Vale, allá tú,

pero tienes que ser original. Se tiene que ver un dibujo tuyo

a 15 metros". Y siguió leyendo el periódico.

Entonces, a partir de ahí, durante un cierto tiempo,

me pasé... ¡papá! "¿Qué?".

A 15 metros, ¿se ve que el dibujo es mío?

"No". Vale. Así...

Hasta que llegó un día que dijo "sí" y ya está.

-¿Qué? ¿Le pongo? -Mire, no se ofenda, pero no.

No me pone nada. -No, no... Digo que si le pongo

el micro. Tenga, ¿le importa ponérsela mientras se la pongo?

-No, no. Yo no me la pongo. -No, que ya se lo pongo yo,

pero póngasela usted, que me pone. -¿Por qué no se la pone usted?

-No, porque prefiero... Me pone más que se la ponga usted

porque así pienso que le he puesto el micro a una rubia.

-Pues, mire, se lo ha puesto... a un caballero y con barba.

Hala, puerta. Vamos... -Ah...

-Lo que voy a fardar yo...

cuando diga que me ha puesto el micro Charlize Theron.

(Música)

Espectacular.

-¡Crash, crash! Mitad gallego, mitad catalán.

El resultado, un humor socarrón. La tortilla de patata afinaba

y ponía a punto una guitarra ayudado por el palmeo rítmico

de las aceitunas sin hueso. ¡Mira!

(Risas)

Dale, gira que gira. Mirad la tortilla.

Redobles de Saboya. ¿Cómo? Redobles de Saboya.

Y, por supuesto, con su punto "maki".

¡Arriba las manos! ¡Esto es un atraco!

-"Semos" peligrosos.

(ACENTO BRITÁNICO) Cuando en Estados Unidos das propina

1 dólar..., entonces te dicen "thank you very much". ¿Y en España?

-Pues en España, si das 1 peseta, dicen cosas de tu padre,

de tu madre..., en cuanto dejes esa propina.

-Oh, más cariñosos, entonces. OK. -Así es España.

Juanito Navarro, incluso, tuvo tiempo de presentarse

a la presidencia del Real Madrid. Preséntese usted mismo, cateto.

-Cirilo Buero para servirle.

(RÍEN)

Cirilo... ¿qué? -Cirilo Buero.

-Ah, Buero. -Para servirles... a todos ustedes.

A ella más, claro.

Agradecida y emocionada,

solamente puedo decir

gracias venir.

"Agradecida y emocionada", así decía este auténtico himno

que creó Lina Morgan. A ella, habría que decirle

lo de "gracias por venir". Yo hago lo mismo y no se ríen.

-Esto hay que hacerlo así. -¿Cómo hay que hacer?

(Risas)

Entro con el pie derecho al escenario, me santiguo y, además,

le pido a Dios que me salga mejor que nunca.

(Aplausos)

Ay, ay...

Y el final este bloque va dedicado a él,

aunque podríamos dedicarle un programa entero.

Auténtico y genial, creador de un estilo y, sobre todo,

de un lenguaje propio. Tan genuino que, siendo inimitable,

consiguió que lo imitásemos todos los españoles.

Vamos, Chiquito. ¡Al "ataquer"!

Te voy a partir el...

(GRITA)

Y un lago negro, un lago blanco.

No puedo, te das cuen...

Que trabaja menos que el...

Que se llama...

¡Cobarde!

Espérame en el cielo...

Bueno, amigos, hemos llegado al final del programa.

Por cierto, a los protagonistas de nuestro viaje de hoy

queríamos deciros que, si nos habéis estado viendo

desde allá arriba, por favor, mandadnos un poquito de inspiración.

Hoy, más que nunca, la mejor despedida es desearos

larga vida a todos.

Espérame en el cielo...

¡Hasta luego, Lucas!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Grandes éxitos: Te echo de menos

Viaje al centro de la tele - Grandes éxitos: Te echo de menos

22 ago 2019

Viaje simpático y entrañable alrededor de los personajes que nos han dejado en los últimos años: Miguel de la Cuadra Salcedo, José María Íñigo, Manolo Tena, Lina Morgan, Adolfo Suárez, Forges y Chiquito de la Calzada entre otros.

ver más sobre "Viaje al centro de la tele - Grandes éxitos: Te echo de menos" ver menos sobre "Viaje al centro de la tele - Grandes éxitos: Te echo de menos"
Programas completos (166)
Clips

Los últimos 343 programas de Viaje al centro de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios