Viaje al centro de la tele La 1

Viaje al centro de la tele

Lunes a jueves a las 22.10 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4146584
Para todos los públicos Viaje al centro de la tele - Especial Un, dos, tres (1ª parte) - ver ahora
Transcripción completa

Hoy el programa empieza así.

Un, dos, tres...

Que den un paso al frente...

Piticlín, piticlín.

Que levanten la mano...

¡Ave, César!

O que digan simplemente...

Uh.

Quienes no tengan un solo recuerdo del "Un, dos, tres".

Ale hop. Ale hop.

Un, dos, tres.

Fue y será para siempre el concurso de los concursos;

el espectáculo con mayúsculas.

¿Por qué será?

¡No, hija, no!

Técnicas en erótica...

Hoy viajamos al centro de los grandes premios y del humor;

de la risa contagiosa de Mayra...

(RÍE)

Del sufrimiento de los sufridores;

de los apartamentos en Torrevieja.

Así que subíos que empezamos ya.

Y hasta ahí puedo leer.

Y que ojalá el "Un, dos, tres" les guste otra vez.

Vamos con el "Un, dos, tres"...

Tan ocurrente, tan singular.

Tan él, tan seguro, tan casual.

Tan sorprendente, tan superguay.

Tan guay que a su lado

resultas francamente

insustancial.

(TODOS) ¡22, 22, 22!

¿Tenéis hijos, Francisca?

-Sí, tenemos un niño de nueve meses. Y es curioso

porque ha empezado a decir papá, mamá y 22.

Empezamos en familia. Ni los bebés se escaparon

del hechizo del Dúo Sacapuntas.

Aquello estaba de siberianos... (TODOS) -¡Abarrotado!

Ay... ¡Eh!

(TODOS) ¡"Arsa"!

¿Karpov se ha llevado en Sevilla de millones?

(TODOS) ¡22, 22, 22, 22, 22!

Y en su honor llegan a "Viaje al centro de la tele"...

22 momentazos inolvidables del "Un, dos, tres".

Se llama Sabrina.

Ay, así fue nuestra primera cita con ella, la conocimos

y ya nada volvió a ser lo mismo.

(CANTA EN INGLÉS)

(CANTA "BOYS")

Ojú, ojú.

Y la pena que me da que la foto haya salido bien

en la portada del disco. -¿Y eso le da pena?

-Tenía que haber salido movida. (CANTA "BOYS")

Y ya que estamos con el tema,

nunca se cotizaron tan caros unos sujetadores.

Les va a corresponder 50 000 pesetas por cada sujetador

que puedan traer a la mesa. ¡Ya!

¡Venga, sujetadores fuera!

¡Otro!

(Silbidos)

¡Tiempo!

Los sujetadores a 50 000.

Siete, ocho...

Pero la ropa interior masculina, ya fuera slip, bóxer o tanga,

a medio millón de pesetas.

Tienen 30 segundos para que Pablo

se despoje de sus calzoncillos...

(RÍEN)

Sin quitarse los pantalones.

Y el tiempo comienza, ¡ya!

Llega un documento inclasificable y no le hemos elegido

por su calidad musical. Hugo Silva cantando a dúo

como Las Amistades Peligrosas y haciendo chistes con el micro.

Y cortar el freno de tus emociones.

Y estar muy mal visto

entre tus relaciones.

Si tu padre es rico

y tu madre es guapa.

Que a ti te llamen princesa

y a mí me llamen gualtrapa.

Una pena, Hugo, si te lo hubieses tomado en serio,

podías haberle hecho sombra a Alejandro. Mira, ahí le tenemos.

Todavía se peinaba con gomina y llevaba chaleco.

Es que estaban de moda.

Se le apagó la luz, tembló.

Le cerraron las cortinas.

Y escuchó pasar la vida

y el suave latido de su corazón.

La indirecta comprendida.

Una torpe despedida

de la niña de su vida.

Imaginad una canción despojada de su música.

Hawái, Bombay...

La letra simplemente recitada se convierte en poesía.

"A la luz del flexo nos dimos un beso.

Hazme el amor frente al ventilador".

Claramente es el caso de Mecano.

Y al untarme el bronceador me pregunto

cuándo podré ir a Bombay, ay.

Sigamos con cantantes.

Paz, tú nos presentas a la pareja número uno.

-Cómo no. Alaska y el Fary.

Son amigos y residentes en Madrid.

La extraña pareja, cada uno de su padre y de su madre.

Pero ellos hicieron lo que pudieron.

Utensilios para comer y beber. Por ejemplo, las copas.

Un, dos, tres, responda otra vez.

-Las copas. -El vino.

El vino, el vino... -El vino.

El Fary empieza muy fino, se ve que le gusta el vino.

Y ahora dos chistes de regalo, así, por la patilla.

"Usted perdone, me debe tres meses de alquiler".

Vale, está usted perdonado.

Dice que era un tío tan gafe, tan gafe,

que se sentó en un pajar y se clavó la aguja.

Tiene una cara tan seria, que lo miro y me da la risa.

Y no puedo parar.

Así que me da la risa.

Porque esto es muy serio. (RÍE)

Esto... esto es muy serio.

¿Os acordáis de la serie "V"? Extraterrestres que eran lagartos

y que comían ratones, ¡ah!

Hasta sacaron gominolas con forma de rata.

A Pepe da Rosa se le revolvió el estómago

y le dedicó un tanguillo de Cádiz.

Con el toma y toma; con el dale y dale.

Hay ciertas personas que son animales.

Ya no hay que fiarse de tu semejante,

que puede el vecino

ser un visitante.

Hablando de visitantes, hasta el "Un, dos, tres"

llegaron seres de lejanas galaxias.

Ya los hubiese querido para sí el doctor Jiménez del Oso.

¿Dónde estás E.T.?

En mi casa.

¿Dónde estás E.T.?

Teléfono.

¿Dónde te has metido?

Quiero ser tu amigo.

¿Dónde estás E.T.?

Teléfono.

Pero ¿es E.T. o los Gremlins después de mojarles?

Y para hombres de otro planeta...

¡Anthony Blake!

Lo mismo te adivina lo que estás pensando,

que acierta el Gordo de la Lotería a dos viajantes,

que para una bala con la boca.

¡Fuego!

(Disparo)

Madre mía.

Ha sido exclusivamente producto de su imaginación.

No le den más vueltas, no tiene sentido.

Para vueltas las de la bota y bota.

Me acuerdo que me hice una con una piedra y una cuerda,

un auténtico desastre.

(Música)

En el "Un, dos, tres" todo era fiesta, diversión,

algarabía, buen rollo... Bueno, no siempre,

había momentos de tensión durante la grabación del programa

de los que damos cuenta en esta toma falsa.

Pero si tardan más de los 15 segundos,

pierden las 5000 pesetas y las entregan a la Banca.

-Y dejan de jugar, Silvia.

-Sí. Esas 5000... -No, no puede ser, Silvita.

Si tú lo que quieres es salir mona y sonriente,

me parece muy bien, que para eso tenemos

a los fotógrafos de las revistas del corazón.

Pero si quieres triunfar en el programa,

lo importante es lo que dices. -Ya, ya.

-Ya, ya, no.

Y ahora el recuerdo para tres grandes,

tres maestros de los concursos, tres apellidos:

Estadella, Prat y Romero.

Doy más premios yo que él.

Yo más cultura que tú.

Yo doy premios, lujo y show.

Jordi Estadella precisamente entregó el mayor premio

de la historia del "Un, dos, tres", ahí es nada.

¡Este coche!

¡Cinco millones de pesetas!

Y pueden ir muchas veces y volver,

¡a un maravilloso apartamento en Jávea!

También han ganado, ¡este maravilloso viaje!

Por si quieren imitar a un becerro, acaba de corresponderles,

arriba, chicas,

¡esta ordeñadora automática!

A los concursantes se les quedó cara de mala leche.

Si vaca, vaca; si coche, coche; si ordeñadora, ordeñadora.

De vacas va la cosa, ya lo dijo el gran maestro del suspense:

"Nunca trabaje ni con animales ni con niños".

¡Venga! (MUGE)

¿Cómo se puede ser algo así?

(BALBUCEA)

¡Desgraciá'!

(BALBUCEA)

Y eso no se hace.

(TODOS) ¡Hace!

(FARFULLA)

(RÍEN)

Como veis, el grandísimo Antonio Ozores

no fue el único que necesitó subtítulos

y traducción simultánea, todo junto.

¿Y qué pasaría si juntásemos en una coctelera

el talento de Tricicle y los éxitos de Julio Iglesias?

Solo pueden salir cosas buenas.

Y es que yo

amo la vida, amo el amor.

Soy un truhán, soy un señor

algo bohemio y soñador.

Oh, oh, oh.

(TODOS) ¡Tres, dos, uno!

Para cuenta atrás, la de los melenudos suecos Europe.

(CANTAN EN INGLÉS)

Venga, dejad ya de hacer que tocáis la guitarra

y dar cabezazos en el aire de un lado a otro. ¡Qué chiquillos!

Señoras y señores,

¡Cher!

(CANTA EN INGLÉS)

Y el momentazo número 22.

¡22, 22, 22!

El día en que conseguí hacer mi sueño realidad

y salí en el "Un, dos, tres". No me lo tengáis en cuenta.

Pero usted es Santiago Segura, ¿no? -No, soy Mohamed

y estoy promocionando el cine en Bagdad, "Mil y una noches".

-¡No!

¡Acabáis de ganar este coche!

¡Este coche!

¡Cinco millones de pesetas!

¡Este encendedor que pertenece a este coche!

Cuánta alegría, qué emociones a flor de piel.

La de veces que he trasnochado sobre el sofá

esperando a ver si se llevaban el coche.

Con esta alegría os decimos hasta el próximo viernes aquí,

en "Un, dos, tres".

Y esto solo era el final, pero antes había mucho más,

mil y una sorpresas e historias.

Soy el Boom.

Soy el Crack.

Os queremos divertir.

Con estrellas

o estrellados.

Hoy en vuestra tele

va a empezar la fiesta,

¡el show del "Un, dos, tres"!

Muy buenas noches y gracias por estar una noche más

con nosotros aquí en nuestro "Un, dos, tres".

¡Eh! ¡Olé!

¡Mira! ¡Olé!

Nadie bajaba las escaleras como ella,

con el permiso de Concha Velasco, claro.

Aunque no siempre lo tuvo tan fácil.

Mayra aquel día casi muere devorada por las fauces del público infantil.

¡Uh!

Y es que los niños son imprevisibles.

Yo, sin ir más lejos, un día mi madre no me dejaba

ver el "Un, dos, tres" y amenacé con saltar por la ventana.

Claro, me salí con la mía.

Les rogamos presten atención,

ya que pronto se levantará

el telón.

El programa siempre empezaba a tope, con mucha energía.

Buenas noches, Lydia. (HABLA ALEMÁN)

¡Hola, chicas, buenas noches!

(TODAS) -Buenas noches, buenas noches, buenas noches.

¿Cómo va todo, bien?

(TODOS) -¡Bien!

¡Pues me lo vais a demostrar aplaudiendo a Estopa!

Por lo menos reconoce cuál es tu fuente de energía.

Que siempre te imaginas el mundo al revés,

una cárcel sin salida;

una manera tonta de pasar con pena y sin gloria.

Pero ya a nadie le importa

cómo acabará tu historia.

Lo dicho, con mucha energía y con un poquito de mal rollo.

Ana, tome nota, que la primera fase de la pregunta

la pagaremos a 1000 pesetas. -¡De acuerdo, estupendo!

-¿Qué ha dicho? ¡No!

¡Eso no, Kiko! ¡Eso sería horrible!

Ahí está la parte negativa del programa.

Yo también soy hombre de honor y cumplo.

El adiós de don Cicuta dejó un vacío de poder

y en nuestros corazones.

He decidido declararme en monoparo laboral.

Eso sí, sus descendientes, los Tacañones, llegaron arrasando.

Buenas noches.

Pero, por lo menos, podían presentarse.

-Mi nombre, profesor Lápiz, ¡profesor!

-Rácano Junior, hijo del famoso don Rácano.

-Don Estrecho, para servirle y cortarle.

Y de los Tacañones a las Tacañonas.

La tercera generación aterrizó en plan Atila.

Gracias. -¡Pero bueno!

¡Señoras! ¿Señoras o señoritas?

Dispuestas a no dejar títere con cabeza.

¡Voy a dar la nota y toda la partitura!

Presente de indicativo del verbo correr.

-Yo corro, tú corres, él corre, nosotros corremos,

vosotros corréis y ellos corren. -Más despacio, más despacio.

-Yo ando, tú andas, él anda...

Anda, vamos; anda, vamos. Anda, vamos otra vez.

Las Hurtado llegaron a grabar hasta su propia canción,

al más puro estilo de las famosas muñecas de Navidad.

Si te quiero y tú me quieres,

Todos nos querremos más.

No dejemos de querernos

y seremos muchos más.

Las Tacañonas, o las Hurtado, tanto monta, monta tanto,

fueron el terror, la pesadilla de los concursantes.

¡Chubascos en Cataluña! -¡Uh!

-¡Nieve en la zona pirenaica!

¡Frío polar en Extremadura! -¡Ay, qué frío en Extremadura!

-¡Mucho frío en Extremadura!

Pero pasados los años, una herencia millonaria

convirtió a las Tacañonas en derrochonas.

(TODAS) ¡Menos mal!

Y dejaron de ser de la Virgen del Puño Cerrado

para pulirse las tarjetas sin ningún miramiento.

¿Nos la compramos?

(TODAS) -Nos la compramos.

-¡Eh, paren ustedes! Eso sí que no

porque la presentadora no está en venta.

Te presento a...

Gregoria Álvaro y Sigifredo Arranz.

Son amigos y residentes en Madrid.

Son amigos y residentes en Tarragona.

Son amigos y residentes en Sevilla.

Tenían solo 45 segundos.

Gloria, por favor.

-Muchísima suerte. -Gracias.

Una cifra de dinero por respuesta correcta y nervios,

muchos nervios.

Ya que el programa va de cuentos, hablemos de ellos.

Por 100 pesetas.

Por 790 pesetas.

Por 9,85 euros debéis decirnos...

Oficios que intervienen en la construcción

y puesta a punto de una casa. Por ejemplo, el albañil.

Un, dos, tres, responda otra vez.

-El albañil. -El albañil.

-El carpintero. -El carpintero.

(Cucú)

-El ladrillo. -Un ladrillo.

-¡Cielo santo, que estropicio,

ladrillo no es un oficio!

Me pongo de pie. Me pongo de pie.

Me vuelvo a sentar. Me vuelvo a sentar.

Porque a los oficios vamos a jugar.

Tres respuestas acertadas...

a 2,32 euros...

1160 pesetas.

Muy bien.

"Garbo" dice de mí

que tengo un novio marqués.

¿Cómo que un novio marqués? Si entráis en mi sueño de los 80,

el novio de Lydia Bosch era yo. Aún llevo su foto en mi cartera.

Esa sonrisa, esa melena...

Tienen 15 segundos para conseguir que todo el público

saque la lengua e intente tocarse la nariz con la punta de la misma.

Chicho le cambió el apellido y le cambió la vida.

Lydia Bosch había empezado una gran carrera de fondo

hasta la meta del éxito.

Nadie aquí se puede distraer

ni conversar.

Más de cien mil ojos espiándote

para informar.

Y ahí estoy yo de adolescente, intentando estudiar, pero no,

pensaba en ella 80 veces al día. Imposible concentrarse.

Y de una pareja bien avenida en mis sueños,

a otra que acabó tirándose los trastos,

pero a la cabeza.

De Amistades Peligrosas, "Africanos en Madrid".

El pecado de ser africanos en Madrid.

Abrí los ojos para ver

que no llega el sol aquí.

El pecado de ser ébano, sangre y marfil.

Si miras bajo tu piel, hay un mismo corazón.

Aparte del llamativo color plata de las mangas de Alberto Comesaña,

aquí veis que entre ellos hubo mucho roce...

en todos los sentidos.

Ya acabó

el relax.

No me metes mano

en el sofá.

Deja de gandulear

y calienta el motor de tu cuerpo...

Ya sé que no viene a cuento,

pero llega el momento de ponernos en forma.

(TODAS) Y un y dos y tres y cuatro.

Os presento a nuestra monitora,

nos hará sudar pero bien la gota gorda.

En forma,

tu cuerpo voy esculpiendo.

Como un tren te vas poniendo

con mi clase de aerobic.

Más bien sería una clase de "aerobibi".

(RÍE) Toma chiste de Todo a cien.

Y estos también están enganchados a las clases colectivas.

Vuela, vuela.

Verás que todo es posible.

Vuela.

Despierta tu mente.

Lara Dibildos y Jesús Vázquez,

que son amigos y residentes en Madrid.

Más famosos, ahora como concursantes.

Nos vamos al cine con Lara Dibildos y Jesús Vázquez.

Títulos de películas extranjeras. Por ejemplo, "Casablanca".

Un, dos, tres, responda otra vez.

-"Casablanca". -"Casablanca".

-"Lo que el viento se llevó". -"Lo que el viento se llevó".

-"Superman". -"Superman".

-"Batman". -"Batman".

-Eh...

Aprovechamos el momento para gritar a los cuatro vientos:

¡Lara, hija mía, hay que ir más al cine!

Con su pantalla ideal y el cartel.

Esta vida llena de luz.

Ven, acércate ya

y vente al cine.

Hola.

-Buenas noches, Bombi. -Ni buenas noches ni nada, Mayra.

Estoy harta de que los hombres se acerquen

con sus complejos de peluqueros. -¿De peluqueros?

-Claro, no hacen más que tomarme el pelo.

¡Y eso duele!

No olvidaré el día en que la Bombi encontró un empleo de masajista

después de meses en la lista del paro.

Y mi primer cliente fue un abuelete de casi 90 años.

El abuelete entró en la salita, se desnudó

y ahí empezó el problema. -Pero ¿qué problema?

-Que tuve que decirle a gritos: "¡Señor, señor,

recuerde que soy yo la que da los masajes!".

Pero el abuelete no me entendía. ¿Por qué será?

Seguimos "on fire".

El "Un, dos, tres" nos ofreció momentos sexis imborrables.

Atención, coleccionistas de calendarios.

(Música)

Samantha Fox está con nosotros, que ha venido a cantar.

Pero, Mayra, pues claro, ¿a qué iba a venir? A cantar.

(CANTA EN INGLÉS)

Y un viernes, el plató del "Un, dos, tres"

se llenó de largas melenas y músculos bien puestos.

Músculos que tenemos todos, ¿eh? Pero no voy por ahí exhibiéndolos.

Más que nada para no impresionar.

(CANTAN EN INGLÉS)

Para bailar la bamba...

¿Es un pájaro? ¿Es un avión?

No, es súper Nina.

Soy la Superjusticiera,

lucho por el bien.

Con las manos soy de cera,

aunque sean cien.

Entrené en artes marciales,

llegué en naves espaciales.

Es un ciclón,

una chica boom.

Antes de ir a Eurovisión,

antes de ser la directora de la academia de triunfitos,

Nina ya había mordido la manzana del éxito

en el "Un, dos, tres".

Eva,

de una costilla fue a nacer

para hacer feliz a Adán.

Eva,

yo soy la primera mujer.

Sherlock Holmes va por ti.

Sherlock Holmes.

Y no hay forma de huir

porque puedes pervertir.

Cada paso que das

es algo elemental.

Con policías así, te dan ganas de que te detengan,

te esposen y qué sé yo.

El concursante de la subasta de aquel día,

por lo menos se llevó su premio.

Contra la mesa, abre las piernas.

Vamos, vamos, más, más.

¡Oh!

Bueno,

está,

está limpio. -Vale.

Y ahora a cuadrarse,

que tras la Policía llegan los militares.

Olé Olé.

Esta Luna en ruinas sabe qué pasó.

Mira mi uniforme, mi honor me lo cosió.

Fui un mal soldado, me vendí.

Pero al final he vuelto a ti.

Por ti, Lili Marleen.

Por ti, Lili Marleen.

Nunca pensó Norma Duval que entraría en un plató

subida en una alfombra voladora. Claro, es que ella es más

de zapatos voladores. Si no, que le pregunten a Jesús Mariñas.

(RÍE)

Me llena

Alí Babá de ilusiones

con sus 40 ladrones.

Y al mirarme

me estremezco.

Los que estáis aquí y los de casa,

¡disfrutemos con Chenoa!

Sí, amigos. Chenoa también nos regaló

su particular danza de los siete velos.

Debo dejarle y no puedo evitarle.

Como un imán él me aleja y me atrae.

Debo dejarle y no puedo escaparme.

Tú eres mi karma y en tu cruz me clavaste.

Por favor, ¿tenéis algo contra el mareo?

Es que seguir estas caderas tiene efectos secundarios.

Puestos a pedir, voy a pedir.

Cuatro diamantes, fíjate bien.

¿Quieres nombrar una carta?

Si no nombras nada, ¿sabes qué pasa? Que ni cambia ni nada.

Claro, te quedas ahí callado.

(TARAREA)

Juan Tamariz, uno de los mejores ilusionistas de España

y quizá el más enloquecido.

Pero para mago Chicho,

que una noche sacó de la chistera a las conejitas de Playboy.

No hagas el loro porque eres un conejo.

No, hombre, no me refiero a estas, digo las de verdad:

las de carne, hueso y algún otro material de plástico.

(CANTAN EN INGLÉS)

Yo soy la más famosa, ¡sí!

Fotografiada.

Las verdades duelen, pero hay que decirlas.

Paula Vázquez empezó en el "Un, dos, tres" por enchufe.

Y esta chica alta, rubia, maravillosa que inspira e irradia simpatía

es mi sobrina y se llama Paula Vázquez.

¡Bienvenida!

Ja, la sobrina del presentador, así cualquiera.

Hay que aclarar que todo fue por exigencias del guión.

Eso sí, llegó como una locomotora.

Uh, uh.

Chuqu, chuqu, chu...

Paula está como un auténtico tren

y es una mujer con carácter, de armas tomar.

Los materiales que hay aquí son inflamables.

-¿Qué? -Si no deja de fumar,

puede haber un incendio y hay mucha gente.

¿Quiere que llame a Seguridad? -Llame a quien quiera.

-Seguridad, por favor.

-Déjeme, señorita.

(GRITAN)

-Bueno, colegas, ya sabéis,

fumar perjudica...

seriamente la salud.

Hola, tío. -Hola, Mari Luz.

Imaginaba que eras tú. Mari Luz, es...

Es mi sobrina.

Vaya etapa de enchufismos la del 93-94.

¡Otra sobrina del presentador!

Me llamo Mari Luz Paz

y tengo poderes paranormales.

¡Hola, papá, mamá, familia!

Os mando un saludo desde el "Un, dos, tres".

(CON VOZ DISTORSIONADA) Hola,

yo también os mando un saludo desde aquí.

Muy requetebuenas, de verdad, pero así de gordas.

Buenas noches y muchas gracias.

Miriam Díaz-Aroca, pura energía.

Muchas cosas que decir y poco tiempo.

Resultado: nada bueno.

No sé si se lió con las palabras o con los números.

O con todo.

Y se han quedado... Bueno, van en...

Qué mal. ¡En el segundo lugar quiero decir!

Es decir... Uy, por Dios, de verdad, de verdad.

De verdad son las ocho respuestas que acertaron Inma y Carlos

y les han excitado mucho. Son 200... No.

¡2440 pesetas!

Y es que cuando la lengua se retuerce, no hay nada que hacer.

Hablando de lenguas, llega Charito Muchamarcha,

la muchacha más dicharachera del 83.

Antes de que los telediarios se llenasen de chorizos,

Charito ya hablaba con la Ch.

Chicho, soy Charito Muchamarcha, la chavala del 83.

Y engancho un chollo provechoso, cosecharé muchos cheques

que derrocharé a troche y moche. Chicho, no me tronches esta dicha.

-¡Llévensela, por favor! Llévensela.

-¡Machista, machista, charlatán!

Charito Muchamarcha desde Argentina.

Y desde Francia, Marlene Mourreau. ¡Oh la la!

(Música)

(GRITAN)

(RÍE)

Camilo Sesto.

No me digas adiós jamás.

No te quiero perder jamás, jamás.

Hay que ver cómo aguanta la mirada el tío.

Y cómo le brilla el pelo.

"Para Silvia, mi pequeña gacela catalana.

Con amor, Camilo".

-Sí, con amor, con mucho amor.

-Con amor. -Bueno...

Es que lo he escrito yo.

Silvita Marsó, así la llamaba Chicho.

Desde el minuto uno se convirtió en una de las secretarias

favoritas del público. Normal.

Mis compañeras me han encargado que les diga

que haremos todo lo posible por no defraudarles.

Técnicas en erótica,

sin IVA y sin derecho a una pensión.

De noche y día apechugando el relente.

Estimulando al cliente a ligar. ¡Ay!

Un, dos, tres.

Un, dos, tres.

Piticlín, piticlín.

Cuidado con el escalón, mamá.

(TODOS) No pasa nada.

Soy Kimberley Fionna Manning, Kim para los amigos.

Habrá emoción, regalos y buen humor.

Porque la eliminatoria comienza... ya.

La tierra es redonda y se demuestra así.

¡Ay qué pena...!

Yo les ofrezco cien mil pesetas y nos olvidamos.

  • Especial Un, dos, tres (1ª parte)

Viaje al centro de la tele - Especial Un, dos, tres (1ª parte)

02 ago 2017

Viaje a través del archivo de TVE, en el que podemos ver los cambios ocurridos en la sociedad española.

ver más sobre "Viaje al centro de la tele - Especial Un, dos, tres (1ª parte)" ver menos sobre "Viaje al centro de la tele - Especial Un, dos, tres (1ª parte)"
Programas completos (107)

Los últimos 254 programas de Viaje al centro de la tele

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos