www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4630333
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Versión española - Castillos de cartón (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

Hola, buenas noches de nuevo.

Dejamos ese pasillo vacío, símbolo probablemente

de profundas soledades,

y regresamos a un plató

donde iniciamos un coloquio que como os decía,

no va a dejar a nadie indiferente.

Le damos de nuevo la bienvenida

a Celia Blanco. Buenas noches. Buenas noches.

Conductora de "Contigo dentro" de la Cadena Ser.

Miguel Vagalume, buenas noches. Buenas noches.

Sexólogo y creador del proyecto "Golfxs con principios"

especializado en identidades, prácticas sexuales

y relaciones no convencionales.

Y por último, Isabel Serrano. Isabel, bienvenida de nuevo.

Psicóloga, terapeuta y directora del centro "En positivo sí",

dedicado a las relaciones personales.

Bueno, chicos, hablábamos mientras veíamos la película

de cómo iba a ser ese desenlace.

Comenzaría hablando de ese desenlace.

Y me gustaba empezar

por un comentario que has hecho tú, Miguel.

Que a mí el final...

Por empezar por algún sitio,

siempre interesa el otro punto de vista.

A mí me parecía...

ese aire melancólico de ella en la habitación,

el pasillo... Tal como está tratado, es como...

Te quedas como vaya, otro proyecto que no ha salido,

que es una sensación que tienes a menudo

cuando estás fuera de la norma,

que intentas un montón de cosas que se complican un montón.

Y un montón de veces se te quedan en la cuneta.

Hay veces que intentas encontrar...

alguna esperanza, algún referente...

Y, claro, si te lo encuentras otra vez y te dicen:

"Ahí acaba, un pasillo vacío...".

Otra vez no funciona, pues...

te deja con el ánimo torcido.

Es cierto que es un final triste.

La sensación es tristeza fundamentalmente.

Pero la tristeza, entendida siempre como emoción negativa,

tiene un aspecto positivo.

La tristeza en definitiva cierra etapas y abre otras.

Lo que te viene a decir es que esta etapa por supuesto

de este tipo de relación parece ser que se termina.

Digo parece ser porque se queda abierto...

Además te deja soñar y fantasear con lo que podrá ser.

Pero pasada una primera etapa inicial en la que pasas mucha pena,

mucha tristeza de que se acaba, tenemos que seguir avanzando.

A mí me gustaba pensar que es el ciclo,

cómo evolucionan las relaciones,

pasamos de una etapa a otra y en ellas pasamos crisis

o a veces pasamos de una relación a otra.

Pero vamos creciendo en las relaciones.

Esto que los protagonistas saben se lo llevan hacia delante.

Pero bien digerido.

Y desde ese punto de vista, ¿habría alguna solución

para recuperar una relación que ha funcionado muy bien

como es esta?

Aunque vaya contracorriente y se salga de la norma, o por eso.

¿Habría soluciones

para recuperar un clímax de relación,

o ya hemos pasado de etapa?

Si el deseo de ambos es un reencuentro, se reencontrarán.

Las parejas, fíjate, cuando evolucionan

pasan por cuatro etapas y la etapa final de las parejas,

de las relaciones me gusta hablar más,

es el reencuentro, o sea que sí es posible.

Sí tenemos esta esperanza al trabajar relaciones,

hay un momento donde pasamos crisis de crecimiento y avanzamos.

Pero es verdad, nuestros deseos,

que no solo el deseo,

en esta película habla mucho del deseo,

pero de los deseos también.

Lo que cada uno desea en la vida, no solo de desear

o poner aquello en el otro.

Nuestros deseos en el proceso se van aclarando cada vez más.

Y el reencuentro tiene que ver cuando yo me he aclarado,

cuando yo sé mucho más lo que quiero.

Porque en la peli experimentan un montón.

No saben donde se meten en el fondo. Y esto me gusta mucho.

Hay momentos en la vida en los que uno experimenta,

le echa valentía y a ver lo que pasa.

Y luego, se va aclarando.

Y yo trabajo relaciones porque creo que es posible el reencuentro.

A veces en la misma relación, y a veces en otra relación.

Fíjate, a mí, después de haberlos escuchado a ellos,

a mí hay una cosa que estoy de acuerdo con Isabel

con que ellos experimentan y están probando.

Primero por la edad que tienen, segundo porque época universitaria

donde somos esponjas y estamos alimentándonos de todo.

A mí me gusta pensar, fíjate, que son capaces

de haber testado en ellos mismos

que son capaces de ir a contracorriente,

capaces de tener otra relación,

que son capaces de querer y dejarse querer

de otra manera muy diferente al resto de las personas.

A mí hay una frase que me encanta y una situación que me fascina

que es cuando Adriana Ugarte, Jose, dice:

"Nos queremos y estoy harta de ocultarlo".

Cuando dice: "Me da igual. Estamos en una fiesta, nos besamos...

Se han quedado todos petrificados mirándonos

por besarnos los tres...".

Y ella cuando va en el taxi dice: "Que les den".

No me apetece que la gente piense que estáis liados.

Y que yo soy la tonta que os trae y os lleva.

Prefiero que sepan la verdad,

que somos novios los tres.

A mí, esa valentía,

que hayan experimentado como dice Isabel,

de haber podido... Yo quiero creer...

que, bueno, es verdad que hay una parte que me hace pensar

si en el fondo no terminamos de dar,

de decir que las cosas raras no funcionan.

Muchas veces esa explicación

te queda si no te la estarán transmitiendo.

Pero a mí me apetece que los tres cogen y deciden

"hemos sido capaces de esto,

a saber... lo que son capaces de hacer después".

¿Sabes qué pasa, Miguel? Que, claro,

lógicamente como no estamos habituados

a salirnos de la norma,

estamos educados en unos principios y hábitos,

que nos impiden vivir el ir a contracorriente

con felicidad y con plenitud.

Porque aparecen,

aparece la necesidad de poseer, aparecen los celos...

Aparecen las inseguridades, aparecen...

Son cosas que no sabemos gestionar.

Hay como un montón de factores

que entran en las relaciones que tienen un montón de dimensiones

que cuestan un montón manejar.

Como comentabas tú,

todo el mundo comemos, pero no todo el mundo sabe cocinar,

y tiene que aprender. -Exactamente.

Precisamente eso, que hay que ir aprendiendo

nuevas maneras... El proyecto mío, por ejemplo,

iba centrado en eso.

Simplemente dar un montón de herramientas

en un montón de direcciones

y que después cada cual vaya eligiendo

dependiendo de su ciudad, de sus situación personal,

de la edad en la que está, de la gente en que se encuentra.

La variedad de situaciones es inmensa.

Entonces que entren y busque lo que se adapta

a cada una de las situaciones.

Pero hay un montón, es muy complejo.

Y el estar fuera de la norma por lo menos ayuda

el tener algunas ayudas o el tener algunas...

pistas. ¿Cuántas formas de poliamor existen?

Pues la contestación típica es de

tantas como personas que lo practican.

O sea, se puede así generalizar

e intentar sacar modelos...

pero después depende mucho de la situación de cada cual.

Del momento que te pilla, si eres más joven, más mayor...

Influyen tantos factores...

qué "tipos", es como complicado resumirlo como en que haya tipos.

Si se habla de poliamor, anarquía relacional,

relaciones conscientes...

Pero hay veces que el ponerle la etiqueta

te complica la vida

porque empiezas a querer encajar en esa norma,

en vez de querer estar fuera de esas normas.

¿Podemos o no podemos, Toni?

¿Sí o no?

De poder, ¿a dónde nos lleva? -Eso.

Pues...

a un sitio que es solo nuestro.

-Evidenciar también otras formas de relación,

como en esta película, como Almudena Grandes con el libro,

me parece que es muy importante,

por nosotros y por las generaciones venideras.

Es decir, yo que tengo casi 46 años,

Chirriaba si no cumplías, o chirría todavía,

si no cumples unas normas.

Llevo 13 años con mi pareja y me preguntan si estoy casada.

Y me preguntan si es mi marido.

Claro que es mi marido, lo único que no tengo es un contrato.

El hecho de evidenciarlas hace que la gente

vea que hay otras posibilidades.

A mí me enseñaron el amor romántico

de las comedias románticas,

siempre tiene que venir un señor a salvarme...

y sacarme de mi podredumbre.

(Música clásica)

(Música animada)

Y no es así. Estas películas lo que te demuestran

es que hay otras maneras de quererse, otras maneras de relacionarse

y otras maneras de respetarse.

Eso también es muy importante.

El hecho de que en una relación no convencional,

como este trío amoroso fantástico,

que sean capaces de hablar de cómo se tienen que respetar

y cómo se tienen que guardar las normas

y establecen las normas.

Pensar que una película te pueda mostrar algo así,

a mí me parece que es una mina.

Pero a pesar de todo sigo estando enamorado de nosotros.

De vosotros conmigo.

De mí con los dos.

De los tres juntos.

Lo que más me gusta de la idea del poliamor es que es libre,

o intenta ser libre.

Hay algunas personas que les encanta definirse en el poliamor,

algunas con las que trabajo, lo cual va bien poliamor.

Pero una de las características es precisamente lo que hablábamos.

Cuando se habla parece que hay muchos ingredientes,

y muchos asuntos que se tratan.

Desde el plano científico no son tantos.

Y en la película se ve muy claro. No son tantos ingredientes.

Parece que hay que combinar tres ingredientes.

La combinación de tres ingredientes da determinadas cosas.

Pero un ingrediente fundamental de las relaciones

es la intimidad, como la capacidad de ser uno mismo.

Y este tipo de relaciones lo que esperan es no estar.

Si me permites haré un apunte sobre el amor romántico que está...

que está teniendo sus crisis.

¡Por fin! ¡Por fin!

No queremos ser una mujer de Walt Disney.

Está dando problemas y se ve cada día.

Uno es ser yo mismo.

En este tipo de relaciones,

y en general hemos de tender

en las relaciones también convencionales, entre dos personas,

es fundamental tener un espacio para ser yo

y permitir al otro ser él.

Y desde allí pasamos al ingrediente dos.

Y es que podemos crear objetivos,

construir proyectos,

podemos comprometernos a nuestra manera.

E ir evaluando. Pero siempre nace de mi idea de ser yo.

Y ahí tenemos el ingrediente de la ensalada, que todo lo une,

es que empezamos a meter afecto,

y sexo por supuesto...

No todos los poliamores llevan sexo, por cierto.

Pero la idea de que se acuerdan estos tres ingredientes.

Y en el poliamor desarrollan mucho la capacidad de identidad,

de lo que quiero, lo que me pasa...

No solo la bonita.

No solo la mejor versión de mí mismo, también la otra parte.

Miguel, llamémosle poliamor para tener un consenso todos

y entendernos, pero has traducido dos libros fundamentales

para entender este concepto. Hablábamos de ellos,

"Ética promiscua" y "Open in up".

De todas formas, Migue, es muy difícil que en una sociedad

como la nuestra tengamos herramientas

para meternos en relaciones no convencionales y vivirlas

de la manera más positiva.

No las tenemos, acabamos ahí de carambola o intuición,

a no ser que nos crucemos con vosotros y nuestra vida cambie.

Eso desde luego.

Es precisamente por eso, no tenemos referentes.

Si te plantas a ver una serie o cualquier película,

simplemente el hecho de que haya personas transexuales,

bisexuales con absoluta normalidad.

Porque cada vez que veo un bisexual

es porque necesitan que sea

o un pendón desorejado o una persona superpromiscua,

o... No... Hay otros modelos de relación.

Y qué bueno, que empecemos a verlos en televisión...

Igual que cuando nos imaginábamos

que éramos la princesa que iban a rescatar,

que pensemos que podemos ser una mujer

que nos enamoremos de dos hombres

y que nos planteemos una relación con dos hombres.

Está muy bien que nos lo cuenten.

No tenemos referentes, pero tenemos,

y eso puedo decir que casi todos, ganas de cambios.

Las relaciones piden a gritos cambios.

No tienen que ir en esta dirección, pueden ir en direcciones diferentes.

Pero es verdad que el amor romántico, exceptuando las primeras fases

en la que estamos enamorados y en esta fase somos uno fusionados,

nos queremos y nadie son sacará de aquí.

Superada esa fase inicial de fueron felices,

el comemos perdices no sabemos,

lo que sí sabemos es que queremos hacer cambios.

La psicología ha estudiado, la psicología del bienestar,

ha estudiado que las relaciones personales,

las relaciones positivas, son una de las mayores

fuentes de bienestar que puede tener el ser humano.

Sabemos que es una buena fuete de referencia.

Tener buenas relaciones nos ayuda a todos.

Pero cómo conseguimos esas relaciones dado que los modelos

estamos viendo que hacen crisis, hay muchas separaciones,

divorcios y muchísimos problemas.

Entonces, las necesidades de cambio están.

Cada uno va negociando.

Sabemos que hay una serie de cosas que funcionan,

pero el amor romántico basado en amor de complementarse,

significa que si tú me tienes que complementar a mí,

lo que te pediré según avanzamos es que no cambies mucho,

porque me complementas.

Qué hace eso, que la relación le cueste trabajo avanzar.

Y todas las relaciones, como todos los seres humanos, tenemos

que avanzar y evolucionar.

Si avanzamos como individuo,

cómo espera que la relación me complemente eternamente.

¿Cómo hago esa transición de "me complementas",

somos uno, al siguiente paso?

Y ahí está la psicología de las relaciones.

Ahora hay mucha investigación hecha,

saben cómo funcionamos cerebro a cerebro.

Además sabemos que nos sincronizamos cerebro a cerebro.

Sabemos que hay formas para hacer este paso.

Me gusta una cosa que habéis dicho por seguir en la diferencia,

y es que la siguiente fase

por la que pasaría una relación convencional,

es empezar a diferenciarse.

Antes éramos uno, pero ahora soy diferente

y me angustio.

Puede ser que busque la relación de manera diferente,

pero intento diferenciarme del otro.

Es una fase importantísima, dar permiso para ser diferente,

no solo a nivel social que está pasando,

también dentro de la relación.

Hay una cosa que plantea la película y a mí me resulta muy curioso

y es que como ellos son jóvenes,

si lo ves desde la perspectiva tengo veintitantos años,

estoy en la universidad, experimento, muy bien.

Pero plántate con 50 años, mírate la película

y plantéate tus propias dudas.

Mira a tu pareja,

mira cómo está construida tu relación,

que esta película sí o sí...

Hay películas que las ves

y automáticamente miras al que vive contigo

y dices:

"Vamos a ver que esto...". Hola...

Empiezas a plantearte cómo es tu relación.

A mí de las cosas

que más me gratifican de "Castillos de cartón"

es que terminas de verla y dices:

"Ostras, estos experimentan, mira lo que les pasa,

pero yo que soy mayor, que estoy cerca de los 50 años,

¿habré experimentado lo suficiente? ¿Habré buscado suficiente?

¿Me habré contestado a las preguntas...?".

Muchas veces no queremos hacer demasiadas preguntas

por no escucharnos a nosotras mismas diciendo:

"¿A mí este señor es el que me gusta?".

Algo así que es muy tonto... ¿O me gusta esta señora?

¿O solo me gusta este señor?

Que es que la posibilidad de por qué

vamos a estar enamorados únicamente de una persona.

¿Quién ha decidido que solamente podemos ser

pareja de una persona?

¿Por qué no me voy a enamorar locamente de más?

¿Por qué una mujer no puede tener dos maridos?

Porque no puede.

¿Pero por qué?

Explícaselo, ¿quieres, Ben?

Me gustaría hacerlo, socio,

pero que me maten si puedo dar una explicación.

Ahora os pregunto a los tres.

¿Pensáis que una relación poliamorosa

responde más a la naturaleza del ser humano?

Creo que volvemos a lo mismo, en una etapa de la vida, sí.

¿Quiere decir que aceptas esta situación?

-Yo la acepto.

Creo que es una solución bonita, práctica...

y muy humana.

Es obrar con sentido común.

-Son construcciones que hacemos en sociedad,

con sujetos que encontramos en sociedad. Da igual que después...

Si estuvieras en no sé qué situación ideal...

pasaría X. Bueno, da igual,

yo donde tengo que aplicar esto es

2018, donde vivo ahora, con la gente que tengo alrededor.

Y es más interesante que eso salga del deseo

de cada una de las personas involucradas,

Que no de... "no, mis instintos me llevan a ser así".

Es como...

Esa argumentación hay veces que acaba derivando en otros líos

más complicados.

-Siento pincharles el globo

a los biologicistas de la promiscuidad,

pero ya han salido los experimentos que demuestran

que el cerebro según va evolucionando...

No recuerdo ahora mismo la científica,

lo saqué en un artículo.

Pero ha descubierto que el cerebro según avanza tiende a la monogamia.

Es decir, que una mayor evolución, no digo el instinto, digo el cerebro.

El cerebro tiende a ser social y a buscar

una pareja, una relación, que no tiene que ser necesariamente,

lo puedes modificar en el tiempo.

Pero la monogamia también

ha encontrado ya su aspecto científico.

Por eso ahora mismo la ciencia está en debate.

Durante tiempo se hablaba de este biologicismo,

de esta forma de...

Y ahora ya han empezado a aparecer los otros experimentos.

Valdría la pena saber que hay dos corrientes en psicología.

Y también valdría la pena hablar de los riesgos y problemas

que suscitan estas relaciones.

Tienen mucho más trabajo.

Lo que te iba a preguntar cuando decías eso,

¿no será que el cerebro lo que es, es que es muy cómodo?

Es mucho más fácil, organizar, con uno que con dos.

Ya cuando empieza a haber más personas,

sí que empiezan muchos más problemas.

Y uno fundamental y con el que hemos crecido,

es que gestionamos fatal los celos.

Claro, claro. Los celos nos han sido transmitidos

como algo incluso heroico.

(OFF) "Jim, por más que se decía que no tenía que estar celoso

reconocía que lo estaba.

Catherine se dio cuenta

y no repitió esa fiesta o experiencia".

Miguel, presiones sociales.

¿Hasta qué punto la carga de las presiones sociales nos impide

extender las alas,

e intentar ser honestos con nosotros mismos?

Vamos...

24/7. ¿Qué ves tú en tu experiencia?

Eso es lo que me encuentro en talleres, consultas...

charlas, donde sea,

lo que suelo avisar es de algo que no se dan cuenta

y, sobre todo, en poliamor y similares

es donde menos se dan cuenta,

es que van a estar yendo a contracorriente

24, 7, 365 días al año.

Le van a estar diciendo todo el mundo:

"Esto no va a funcionar. Esto va a acabar mal.

Si le quisieras de verdad harías X...W.

Y entonces quien ya está fuera de la norma,

si ya eres bisexual,

ya eres practicante de BDSM,

ya estás en otro lío,

ya sabes que te encontrarás a contracorriente.

Pero quienes están en relaciones heterosexuales

no cuentan con eso, entonces dicen:

"Ay, qué bien, vamos a abrir la relación".

Pero no tienen la costumbre

de estar contracorriente todo el rato".

Y de repente abren la relación y se encuentran al entorno

dale que te pego, no, que no, que no...

que mal, que por ahí no.

Y, claro, cuesta mucho el que tú vayas

por la carretera en dirección contraria y tú diciendo:

"No, que voy bien, que no me estoy equivocando".

Tienes que tener una fe considerable para que sigas

y no dudes el algún momento.

¿De verdad creía que podíamos seguir así, los tres?

Mira, Fran, yo no me complico la vida.

A mí me gustaba follar con los dos, y a ti también.

Lo que pasa es que no quieres ser feliz, quieres ser normal.

Ser simplemente no ser heterosexual en un pueblo de este país

puede ser muy problemático.

No te quiero ni contar si encima te atreves

a tener una relación diferente,

una relación abierta, una relación sexual

que no sea monógama o que sea una relación sexual

no convencional.

Nosotros en el programa cada vez que hablamos de estos temas

lo que más recibimos son mensajes de gente que viven

en un pueblo de Teruel, en una capital alejada,

donde dice que el visibilizar todas estas situaciones

lo que hacen es normalizar su propia vida.

Ten en cuenta una cosa y es que estamos educados

en una sociedad en la que las cosas que sucedan

de las puertas de tu casa para adentro.

Es decir, tú puedes ser lesbiana pero que no se entere mi vecina

y no se entere nadie, no vaya a ser que me pregunten

por la calle a mí, que soy tu madre.

Eso es una de las premisas más fuertes de esta sociedad.

Y otra, si nosotros santificamos a los mártires...

Perdonadme. Aquí, si tú vas a sufrir

para conseguir lo que quieras todavía,

pero lo tienes que pasar mal.

-Imagínate un pueblecito pequeño y el caso de Jose,

sitúala en un pueblecito pequeño,

chica con dos chicos...

Una chica con dos parejas...

Complicado. Yo lo veo complicado el que consiga llevarlo adelante.

(OFF) "En el pueblo situado en el valle

el trío era conocido como 'Los tres locos',

pero estaban bien vistos".

-Lo veo bastante en consulta, sin embargo.

A veces no desde el poliamor, a veces es a escondidas.

Pero una chica con dos chicos... En la tradición parece que son

los chicos los que están con dos chicas.

Cuidado que las consultas cuentan muchas cosas.

Es muy probable que no hablemos.

Efectivamente, de puertas para adentro.

No lo decimos. Es todo de puertas para dentro.

Me acuerdo cuando decía la infidelidad en mi consulta.

Lo que veo y hablo con mis compañeros la infidelidad

está muchísimo en las mujeres.

La mujer va y lo cuenta allí,

pero no alardea de tener una aventura.

¿Se siente culpable?

Antes más, y ahora menos.

La idea del bienestar,

de que merece la pena disfrutar de la vida...

Esto que decía ella del sufrimiento,

que la única forma de crecer es sufrir...

Sufriendo crecemos porque nos protegemos,

aprendemos lo que no tenemos que hacer.

Pero eso de las sensaciones positivas, de experimentar alegría...

La única emoción positiva que existe, que sea innata,

con la que nacemos todos es la alegría.

Es una emoción que nos dice: "Estoy contenta

independientemente de lo que pasa a mi alrededor".

Es la emoción que te ayuda a avanzar.

Hoy en día estar contenta tiene tanto peso como dejar de estar mal.

Antes había más sentimiento de culpa.

Tenías que trabajar la culpa eternamente.

Y ahora se parte de que es un proceso, lamento hacer daño,

pero en cualquier caso quiero seguir avanzando.

Yo hago mucho hincapié en la idea

de que el bienestar supone desarrollo y crecimiento,

y que la vida lo es.

Según tú, ¿cuáles son las principales barreras,

los principales retos que se enfrenta alguien

que decide comenzar a caminar hacia una evolución

en la que está el poliamor?

Los tiempos.

Los tiempos, la sincronicidad porque a veces

nos pasa en relaciones convencionales,

donde mis tiempos piden una cosa y tus tiempos, otra.

Y cómo combinar los tiempos de tres personas

puede resultar bastante difícil.

La mirada del otro, que nos haga sentir culpables o avergonzados.

(OFF) "Los tres comenzamos a salir juntos.

Frecuentábamos lugares públicos sin la menor preocupación.

Cuando nos encontrábamos con algún camarada o amigo,

Carmen presentaba a Juanito como un familiar,

evitando cualquier sorpresa".

Verdaderamente obstáculos hay bastantes.

También hay aspectos positivos que hemos comentado que es

poder ser yo, liberarme, aprender a dialogar,

aprender a expresarme...

Entonces yo creo que hay una serie de ingredientes

con independencia de los ingredientes de una relación, hay unos hitos,

que no son solo en relaciones de poliamor, un poco en todas,

que hacen bastante...

que se ha estudiado además, que sabemos que funciona.

Hay relaciones que tienen que llevarlas más.

Una de ellas, un hito muy importante es saber dar las gracias.

Gracias.

Gracias por vuestro amor.

Gracias...

-Es decir, en estas relaciones... Valorar al otro,

no solamente dar las gracias. Valorar

no significa qué guapo estás o qué bien te queda esto,

o qué guapa estás.

Sino mostrar auténtico interés por lo que el otro hace.

Si me cuentas que has hecho esto

y me paro a escucharte, esa escucha...

Estas parejas necesitan escucharse muchísimo más.

Y necesitan decirse darse gracias por lo que consiguen mucho más.

Necesitan perdonarse por los errores mucho más.

Porque hay tres personas involucradas.

Dar y recibir, hasta qué punto necesito...

A ti te lo he dado, tú seas recíproco conmigo,

sin embargo va a ser recíproca la otra persona...

Digamos ese como errores más...

como lo primero que te sueles encontrar, es

esta idea de abramos la relación, tengamos una relación poliamorosa

y error number one es

pero, "ah, venga, lo ponemos en práctica",

Y no han dibujado qué es esa relación abierta.

Relación abierta qué es.

¿Que viene alguien a dormir a casa todas las noches?

¿Que vas a casa de alguien?

¿Tenemos una crianza en grupo?

De repente te das cuenta de que no has hablado nada de nada

y que no sabes hacia dónde estás yendo.

Simplemente lo que decía Isabel, no sabes

dónde estás tú y qué quieres tú en medio de ese proyecto.

-A veces lo sabemos experimentando.

-Prueba-error, hasta que das.

-Pero sí tienes que tenerte muy en cuenta

el factor de yo qué deseo, yo qué quiero...

Un poco del lenguaje personal, la palabra tiene mucha importancia.

Las relaciones desde el momento en que no solo es el contacto físico,

ya no es solo sexo, ya no es solo estamos fusionados.

A partir de la separación la palabra es la herramienta,

ya es la forma de conocerte, conocer.

-En el poliamor una de las reglas que se dice:

"Sobre todo es básico: comunicación, comunicación, comunicación".

Se tiende a pensar que yo tengo que hablar muchísimo,

todo el rato... Y es, no, no, no, no...

Va de escuchar, no de que hables.

Va de que sepas dónde están las otras personas

que están contigo en la relación, es que, párate,

lo que dice, escucha... Dónde está...

Y solemos pensar en dale, dale, dale y tenemos que estar...

todo el mundo poniendo en esta relación, en vez de...

escuchar, que es un ejercicio que se hace poco.

-Es un matiz fundamental.

Las parejas dicen: "Quedemos para hablar".

Yo les digo: "Quedar para escuchar".

Es buenísimo. Quedad para escuchar.

Es la clave.

La única emoción de mi vida es el haberos conocido.

Si me voy con vosotros no lloraré.

Os curaré cuando estéis heridos, y remendaré vuestros calcetines.

Haré todo lo que me pidáis excepto una cosa:

no quiero veros morir.

Me perderé esa última escena.

¿Es más habitual una mujer y dos hombres que...

que un hombre y dos mujeres?

Yo tengo distorsionada la visión, la gente que viene a mí

es que pueden ser tres lesbianas, pueden ser tres chicos...

Era por partir de la película, hemos hablado de este ejemplo,

pero quería saber qué es lo más habitual.

Lo que sí he visto es que en eventos

relacionados con poliamor muy multitudinarios

hay más chicas que chicos.

Que parece raro, pero tiene toda la lógica.

O sea, ellos tienen a toda la sociedad detrás

para engañar todo lo que quieran,

y siempre les van... A ver,

dicho de otra manera, si eres chico y estás con tres chicas,

te dan una palmadita en la espalda... -Qué machote.

Exacto. Y si es la chica con tres chicos...

Espera, explícame esto porque de primeras me suena mal

que estés con tres a la vez.

La promiscuidad en las mujeres no está consentida.

-Claro. -Partimos de esa base.

-Hay una mayor apertura.

Es más fácil cuando es un chico con dos chicas,

que las chicas comuniquen entre ellas.

Es más fácil que luego tengan relación entre ellas.

Por lo que veo es más difícil cuando es una chica

con dos hombres, los hombres quieran relacionarse.

No sé.

Cada uno hace lo que puede.

Haríamos 15 o 20 programas con este tema,

porque realmente nos interesa muchísimo a todos.

Es un placer escucharos.

Os agradezco muchísimo, os agradecemos muchísimo

que hayáis compartido con nosotros todo vuestro conocimiento

y sabiduría, experiencia que por supuesto es un grado.

Y nada, os seguiremos los pasos.

Cola en todos los lugares

para hablar con vosotros y escucharos.

Gracias, gracias a los tres.

Gracias a vosotros. -Gracias a ti.

Ha sido realmente una maravilla. Enriquecedor.

Te van a salir más maridos, que lo sepas.

(RÍE)

¡Tú qué sabrás!

Si yo te contara... ¡Tú qué sabrás!

Muchísimas gracias a los tres.

Y a vosotros, pues gracias también.

Os despido hasta la semana que viene.

Sabéis que nos encontramos aquí para compartir

el mejor cine español más reciente.

Hasta entonces, un beso muy fuerte.

(Música créditos)

¿Por qué una mujer no puede tener dos maridos?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Castillos de cartón (coloquio)

Versión española - Versión española - Castillos de cartón (coloquio)

10 jun 2018

En el coloquio, moderado por Cayetana Guillén Cuervo, participan tres grandes profesionales, expertos en relaciones personales: Celia Blanco, periodista y conductora del programa Contigo dentro, de la Cadena Ser, Isabel Serrano, psicóloga especialista en terapias relacionales y Miguel Vagalume, activista de las identidades, prácticas sexuales y relaciones no convencionales.

ver más sobre "Versión española - Versión española - Castillos de cartón (coloquio) " ver menos sobre "Versión española - Versión española - Castillos de cartón (coloquio) "
Programas completos (65)
Clips

Los últimos 836 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios