www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4750845
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Truman (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Con el corazón encogido y felices a la vez de compartir esta noche,

en San Sebastián damos la bienvenida a los tres animales

que nos acompañan esta noche.

Cesc Gay, director de la película, buenas noches de nuevo.

Ricardo Darín, buenas noches.

Javier Cámara, buenas noches.

Después de ver esto ya os conocemos mejor.

Quiero saber cómo os preparas seis para esto.

Tuvo una lista de muy buenas ideas.

No inició las conversaciones

y las lecturas con nosotros con ningún tono sacro

ni demasiado dramático.

La encaró con mucho humor y una energía muy elevada.

Nos ayudó a encarar esta historia de principio a fin

con la energía muy arriba.

Siento que estamos muy orgullosos de lo que hicimos.

No me extraña. Javier. Yo

No me extraña. Javier.

Yo me remonto a aquellos días de ensayo, de charlas entre los tres.

Fue muy interesante porque nos íbamos conociendo.

Ricardo y yo hablamos de qué nos parecía Cesc.

Ha pasado mucho tiempo ya.

Cesc ha apostado por una comedia

en la que cada final de escena tenía un gag.

Él decía que necesitaba que respirara por ahí.

Cada escena tenía lagunas donde la gente podía decir:

"Ah".

Ricardo le dijo: "Quítalo. Quita todo eso".

-Son muchos años juntos.

Nos fuimos poniendo cada vez más económicos.

Confiamos en las miradas, en los silencios.

La prueba más clara de eso fue que cuando vimos a rodar,

la demostración más clara de lo que había ocurrido

es que todo el equipo estaba absolutamente compenetrado

de lo que ocurría.

Nadie estaba solamente cumpliendo con su rol técnico.

Todo el mundo estaba apoyando a los demás.

¿Qué piensas de lo que cuentan tus actores?

Tú tienes que ser inteligente en saber qué te aportan los jugadores.

Yo siempre he intentado, no solo con los actores,

con un director de fotografía, un director de arte,

tu coguionista, la vesturista...

Yo escucho.

Cuando alguien me dice algo que suma...

Me parece que sería un imbécil si no hiciera eso.

Todo lo que te aporta tu equipo...

Es mucha gente la que te ayuda.

-Nosotros fuimos muy valientes desde el inicio.

Lo sabes bien como actriz,

al por apropiarnos de esta historia y de los personajes,

tuvimos la sensación que nadie sabía más de ellos que nosotros mismos.

Eso fue un poco irreverente de nuestra parte,

pero él tuvo el pulso necesario

y la paciencia para dejarnos venir y poder seleccionar.

Tener paciencia.

-Hubo muchas cosas que compró y otras que no compró.

Teníamos claro que el título tendría que ser otro, es el perro real,

que se llamaba Troiler.

-Yo he llegado a la conclusión de que él tenía razón.

Tuvo razón con la selección del perro.

Yo estaba convencido de que el perro tendría que ser callejero,

diminuto, de esos que no tienen ningún valor, entre comillas.

Cesc decía que quería que fuese otro tipo de perro.

Cuando a apareció Troilo...

(Música)

Podemos rodar cinco tomas o seis.

Yo ya sabía que les salía a ellas de forma natural.

Al final, te pones a montar y tienes una paleta de colores fantástica.

Al final, tienes que escoger.

El montaje es el lugar en el que haces el cóctel.

Ya está bien de mentir.

¿Que habéis aprendido en este viaje?

¿Qué aprendisteis con lo que Cesc os planteaba

y vuestra experiencia y vuestro propio dolor?

Es posible no apelar a tu propio dolor en esta experiencia.

Yo aprendí a ser mejor actor con él.

Qué bonito.

Había días que Ricardo venía en bicicleta al rodaje.

Llegaba en bicicleta.

¿Os acordáis de la escena de "Belle epoque"

cuando salen todas las hijas al balcón y la madre canta?

El día empezaba así, era una fiesta.

-Llegaba a maquillaje y ya había montado una fiesta,

y vamos a hacer una escena hiperdramática

y veníamos de la fiesta de maquillaje.

Nos mirábamos y teníamos los ojos llenos de lágrima.

Nos decía que no quería que lloráramos ahí.

Todo el mundo hicimos un trabajo de sube y baja

bastante gratificante y aleccionador.

El dolor ha sido una herramienta para el equilibrio

que querías encontrar.

Hacer esta película con actores más dramáticos,

hubiera sido muy rígida.

-Hubiera sido iraní.

-Quería alguien que pudiera expresar humor.

Tú enfocas así tus trabajos.

Creo que la intensidad no la soportas.

Necesitas tratar los temas más importante con livianidad.

En los momentos más dramáticos

la gente dice cosas increíbles.

-¿No son un poco pequeñas? ¿Entran todas las cenizas ahí?

-Se quedan reducidas a muy poco.

-Creo que es una película catártica.

Encontramos una manera de surfear esta historia, sumérgenos en ella.

Salimos mejorados como personas.

-Suministren todas las drogas que fuera, ¿de acuerdo?

-Me parece que el personaje es muy valiente.

Ha tomado una decisión y la han editado mucho.

Ha estado mucho tiempo solo.

No quiere que se hable de eso, quiere disfrutar de la vida.

Quiere despedirse como se merece.

-Tienes razón. Cada uno...

-Cada uno se muere como puede.

-Hay unas cosas que Cesc se permitió decir en voz alta

y son muy, muy interesantes.

"Cada uno se muere como puede".

Eso es una maravilla.

Y tiene varias.

-Es lo que yo veía cuando por primera vez en frente algo así.

Yo decidí contar esta historia desde la amistad.

La podría haber contado desde el perspectiva de una mujer,

en un entorno familiar.

Yo pensé que los hombres te permiten un humor en un terreno más facil.

Menos intenso.

Es el amigo que está.

El amigo que, desde la contención absoluta escucha todo.

Estoicamente.

-El trabajo no fue difícil.

Fue muy bonito.

Cesc me dio una clave muy concreta.

En la primera escena el conflicto de este personaje se va a la mierda.

Él le dice que se olvide en la escena con el doctor.

Mi personaje se queda sin conflicto.

Yo le dije que no sabía cómo hacer las próximas 90 secuencias.

Él me dijo que yo lo que quiero es salir corriendo.

"Tú has venido cuatro días.

Podrías haber venido un mes,

pero has venido cuatro días

porque tienes un pánico tremendo a enfrentarte a esto.

Quieres irte, pero ya.

No quieres enfrentarte a la decrepitud,

al dolor, a un montón de cosas".

El espectador lo está viendo.

Está viendo un ser valiente enfrentarse a eso.

A mí me resulto muy fácil.

De repente lo admiré.

En las escuelas de arte dramático te dicen que tienes que respirar.

¿Qué has aprendido de Javier, Ricardo?

Acabo de descubrir que le otorgaron un rol en el que no quería hablar.

¿Para qué es?

Ese perro que tiene tanta importancia.

¿De dónde sale el amor incondicional?

Pensé: "Qué absurdo acudir a la vida de un hombre

que se va a morir y lo sabe, y su única preocupación es su perro".

Eso le dio algo muy bonito y con un poco de humor.

-Eso le da mucha altura al personaje y a la historia.

Que todo el mundo esté preocupado por equipo,

y el tipo solo esté preocupado por su perro.

-Peleé mucho este final en escritura.

No salía, no salía.

De repente, Tomás dijo...

Es lo que tiene un proceso de trabajo.

Las fichas van encajando

Las fichas van encajando.

(Suspira)

(SUSPIRA)

Váyanse, por favor.

¿Te puedo contar una cosa que no he contado nunca?

Mi padre, cuando supo que estaba enfermo,

buscó quien se quedaba con su perro.

Se llamaba Georges, como el perro de "La fiera de mi niña".

Ricardo tiene dos hijos y cuatro perros. Yo no lo sabía.

Otro tema muy importante es que cada uno se muere como puede

Otro tema muy importante es que cada uno se muere como puede

y que cada uno vive la pérdida como puede también.

Ahí también pones el foco.

Hay una diversidad de personajes que son el mapa geográfico de Julián.

Cada uno reacciona de una manera.

Ahí reside el humor.

Hay muchas escenas...

-¿Estabas comiendo aquí?

-Nosotros acabamos de entrar, no te hemos visto.

-Todo el mundo tenía que relacionarse

con esa situación de alguien que se va a morir.

Eso genera una sensación muy extraña.

Me estaba dando cuenta mientras hablaban ellos.

Ellos estaban juntos cada día en el set.

Cada día venía un actor distinto.

Eso generó una extraña unión entre ellos como personajes.

Era muy gratificante.

Los recibiríamos como en nuestro salón.

-Lo que pasó con cada uno de ellos.

No había participado en el juego, pero entraban a la primera.

Se respiraba la atmósfera que ya se había construido.

-Lo que pasó con Agatha o con Natalie,

ellas son una pareja que quieren tener a ese perro,

pero no saben el conflicto.

Puede ser una escena pasajera panda ellas.

Pero el conflicto está por detrás.

El conflicto está en la soledad de este hombre

despidiéndose del perro y el público siendo espectador

cuando los demás no son ni espectadores.

-Va a estar bien aquí.

¿Reflexiona hasta y sobre qué hubierais hecho por vosotros

si hay que dejarlo todo atado y facilitárselo?

Creo que lo que impera dónde estás.

-Yo soy un cobarde.

Yo lo fui con la muerte de mi padre.

Fui muy cobarde.

No me quise enfrentar a todo aquel terror.

Me pasa un poco...

Ni siquiera fui tan valiente como el abrazo que le da el a su hijo.

De repente, no se habla, nos hice, pero todo está implícito.

Yo veo esta película y digo:

"Ojalá no vuelva a hacer eso nunca más.

Ojalá me atreva a dar un abrazo y a crear una situación de calma"

Poder decir: "Lo has hecho muy bien".

-El advenimiento de la muerte propia

o los seres queridos modifica nuestra mirada sobre la vida.

Creo que en ese sentido "Truman" es especialmente recomendable.

Es como una celebración de la vida,

en realidad.

Un chico puso una cosa muy interesante

cuando se estrenó la película Buenos Aires.

Un chico que conocí por la calle.

Había puesto una cosa tan bonita que la recuerde.

Dijo: "Tengo 25 años.

Fui a ver una película sobre la muerte

y aprendí un montón sobre la vida".

Así es.

Luego hay una cosa que la película deja muy clara.

Te llevas lo que dejas.

Durante toda la historia el espectador te está echando de menos.

Estás intentando gestionar la pérdida.

Hay recuerdos de ti.

Esto no tenía que durar dos meses.

Esto tenía que durar tres días.

El espectador tiene la sensación de que es va ya.

Se lo dice en la escena del whisky.

-Y una mierda.

-¿Sabes lo que me ha costado el billete?

¿Cuál de las reacciones de ese mapa geográfico o sorprende?

Me gusta mucho la escena de Elvira Mínguez cuando

se encuentran la calle.

Es la sensación que tiene la gente cuando la persona no está.

De repente sale por detrás:

"Mi mujer y mi mejor amigo aquí hablando".

Me gusta la cara que se te pone cuando alguien dice:

"¿Qué tal?".

Me gustan esos pequeños momentos

en los que te puedes mirar con alguien con dolores.

Ella puede decir: "No puedo más, llevo mucho tiempo".

-Ayudaba a varias cosas en la estructura de la película.

(Música)

Dolores es un espejo para Javier de lo que el no termina de enfrentar.

Dolores está ahí y es mujer,

está más cerca de lo de evolucionar, no se esconde.

En esa pelea lleva mucho tiempo.

Está dejándose la energía en un grupo que no le hace caso.

-Tiene que lidiar con un tipo de las características de Julián.

Hay que lidiar con ese tipo de personajes.

Yo he conocido algunos parecidos, y no es fácil.

-Estuve buscan todo a actrices españoles,

y no encontrada.

No porque no pudiesen estar estupendas,

sino que cuando pensé en Dolores,

que la había conocido por casualidad,

pensé que una Argentina estaba más cerca de él.

El hecho de que seas actor

y subirte al escenario te mantenga vivo,

lo veo como un homenaje a nuestra profesión.

Me parece que el personaje

iba bien con una profesión como la vuestra.

Yo le planteé hacer una cosa de teatro más aburría

y él me dijo que le disfrazar

a punto esa escena con Jesús Gómez es muy bonita.

Parece un payaso triste, todo des maquillado.

Tiene que ver con nuestro trabajo, que a pesar de lo que sea,

te subes al escenario.

Eso es lo que te mantiene vivo. Cuando te bajas, empiezas a morir.

¿Qué pasa?

-Yo diría que te acaban de echar.

-Me estoy yendo a la mierda.

-Ricardo Darín y Javier Cámara.

-Hace tres años que "Truman"

inaugurada la sección oficial a concurso de este festival.

Tuvo una gran acogida, Concha de Plata,

mejor interpretación masculina.

-Nos dieron una cada uno, no la partieron.

-Yo la estoy demandando, quiero que hables con tus abogados.

-Por cierto, tengo varios premios días en casa.

De repente dije: "No, si ya tengo uno".

Os lo juro, se me había olvidado.

Tengo un premio en casa que es de él.

"Era para Ricardo, se lo llevaste, se lo recogiste...".

-Tengo un montón de cuentas tuyas que dejaste sin pagar.

-Es verdad.

¿Qué valor le da y a vuestra participación en este festival

como lanzamiento de "Truman" para los espectadores?

Para nosotros es muy importante.

Es un festival que yo adoro.

Siempre nos han tratado muy bien.

También por lo que ocurre alrededor de la ciudad

y la gente de la ciudad.

Es un avidez por el cine.

Es muy emocionante.

Tener la suerte de tener una buena recepción

en un festival estas características es un puntapié inicial maravilloso.

Ha gustado mucho tu película.

¿Has leído todo lo que...?

Yo el viernes después de la inauguración

de médico a cotillear y era todo bueno.

Hay varios festivales San Sebastián

ha apoyado muchísimo a películas y cineastas

que han copado mucho los grandes festivales.

Llevaban mucho tiempo estando ahí.

Por fin tenemos el ego bien colocado.

Primero, porque nuestras películas se ven en el extranjero.

Después, porque estamos pagando las deudas razonables

de países que llegan de otros países y habla nuestro mismo idioma.

San Sebastián ha hecho eso también, y la hecho muy bien.

Sigamos haciéndolo.

-Sé fehacientemente de esfuerzos que se hacen en todos los órdenes,

no solo emocionales e intelectuales,

incluso presupuestarios

para mantener esa idea que describe Javi

de convocar siempre a la gente está trabajando.

-Yo no sería nadie fin San Sebastián.

San Sebastián seleccionó

una película muy rara que hice con 24 años en Nueva York.

La puso en Zabaltegui y eso hizo que me llamara un productor

y después hiciera "Krámpack".

Para mí ha sido el festival.

El día que arrancó "Hotel Room" en cambió todo.

Estamos todos muy contentos de ese premio.

Va a seguir necesitando de mujeres tan incombustibles como tú.

Muchas gracias.

Ha luchado mucho por el cine, l o ha amado tanto.

Es una trabajadora incansable.

Tiene un amor por el cine

y una mano izquierda maravillosa para llevar equipos a sus hombros.

Es una madre en el rodaje, una madre coraje.

Tienen que lidiar con unas situaciones muy complicadas.

Ha dado oportunidad a muchos hombres y mujeres cineastas.

Ha producido mucho con Argentina.

Está abriendo terreno y campo vaya donde vaya.

Esther es el futuro del cine español.

Es una mujer que está preparando

a un equipo de mujeres increíble.

-Soy productora y mujer.

No sé cuál de las dos empezó antes, creo que mujer.

Ahora el límite para mí es muy difícil.

No sé dónde acaba una cosa y empieza otra.

-Ha sido muy reivindicativa en su discurso y muy emocionante.

Es una forma muy bonita de acabar el programa de hoy,

con Esther García.

Es una noche muy importante para "Versión española".

Vosotros hacéis que sea más importante.

Por favor, gracias, Cesc, Ricardo, Javier.

Felicidades.

Queremos despedirnos con el maravilloso

recibimiento que dio el festival a "Versión española".

Muchas gracias a todos por acompañarnos

en estos primeros 20 años.

No queríamos empezar

esta edición de festival sin celebrar los 20 años

del programa de televisión

"Versión española".

Queremos celebrar dos datos históricos.

Primero, que un programa de televisión aguanté noten a 20 años.

Primero, que un programa de televisión aguante 20 años.

Dos, que en Donostia se haga un homenaje

a la versión española de algo.

(Aplausos)

Felices 20, "Versión española".

Buenas noches, soy Cayetana Guillén Cuervo

y esto es "Versión española".

(Música)

Lo que más me gusta de trabajo en general es poder interrumpirlo.

(Música)

Luis García Berlanga, buenas noches.

Buenas.

Bienvenido.

(Música)

Este punto es esencial.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Truman (coloquio)

Versión española - Truman (coloquio)

23 sep 2018

Versión española' estrena este domingo su 20ª temporada desde el Festival de Cine de San Sebastián con la emisión de 'Truman', una película de Cesc Gay por la que sus protagonistas, Ricardo Darín y Javier Cámara, se alzaron con el premio exaequo a la Mejor Interpretación Masculina en el certamen en 2015. Director y actores compartirán coloquio con Cayetana Guillén Cuervo, presentadora del programa de la 2.

ver más sobre "Versión española - Truman (coloquio) " ver menos sobre "Versión española - Truman (coloquio) "
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 834 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios