www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4593181
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Rastros de sándalo (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

Con la emoción del abrazo de las hermanas Mina y Sita

regresamos a nuestro plató

y damos la bienvenida de nuevo a Asha Miró.

Bienvenida de nuevo.

Partías de tu propia historia para escribir "Rastros de sándalo"

a cuatro manos con Ana Soler Pont,

la historia en la que se basa la película.

Recuerdo esto por si alguien se ha enganchado con la historia

que hay muchas partes de historia real

que tienen que ver contigo, Asha.

Vienes acompañada de Jordi Folgado Ferrer.

Jordi, buenas noches otra vez.

Hola, buenas. Ahora después de ver esta historia

vemos todo lo que nos contabas al principio.

Recordamos que eres director general de la Fundación Vicente Ferrer,

que lleva casi 50 años trabajando

a favor de los más desfavorecidos en La India.

y solucionando muchos problemas,

haciendo que este mundo sea un poquito mejor.

Asha, adelantábamos en la presentación

que naciste en India,

que llevas viviendo en España desde 1974

porque fuiste adoptada por una familia española.

Has escrito varios libros infantiles,

la novela "Rastros de sándalo"

y la más reciente "Te espero entre el sol y la luna"

que tengo a mi lado.

Una novela histórica preciosísima que recomendamos sin duda,

que has escrito junto a tu marido Pera Cordón.

"La hija del Ganges" fue un bombazo editorial

y después escribiste "Las dos caras de la luna"

en la que contabas tu reencuentro con tu hermana biológica

en La India.

Bueno, traducidos a más de 15 idiomas,

han sido unos sucesos editoriales los libros de Asha.

Cuéntale al espectador qué parte de la historia real, personal,

está incluida en esta ficción.

Bueno, en esta ficción, como acabamos de ver la película

hay momentos de mi vida, hay elementos en que son...

Hay personajes cambiados...

Mi hermana de verdad, la que tengo en La India

es una mujer del campo,

como las que contabas tú antes, Jordi,

que no tiene nada, y en la película está cambiado el personaje.

Lo que sí queríamos dar y es el momento

ese reencuentro en India,

que hemos visto que las hermanas se encuentran

después de todo ese proceso de descubrimiento de su identidad...

Y eso me pasó a mí con mi hermana después de mucho tiempo,

casi 30 años, me reencontré con mi hermana biológica.

Cosas que para mí fue como un regalo del cielo,

encontrarte con la persona

que ha estado contigo los primeros años de tu vida.

Yo siempre digo que la vida es una sorpresa,

que trae cosas que nunca te las esperas.

Y en el 2003 cuando escribí "La hija del Ganges"

yo todavía no tenía conocimiento que tenía una hermana.

Y cuando fuimos a hacer el documental

para ilustrar "La hija del Ganges"

las monjas justo una semana antes

me comentaron que tenía una hermana

y que no habían tenido la suficiente valentía de decírmelo.

Y para mí fue como un shock, cómo puede ser...

que a estas alturas de la historia que me entere de esto.

Y mientras hacíamos el documental, mientras hacíamos el rodaje

la fuimos buscando.

Como decía Jordi antes,

que las mujeres cuando se casan

se van a vivir con la familia del marido,

justo gracias a eso encontramos a mi hermana.

En un pueblo, una aldea perdida en la región de Majadastra.

Fue maravilloso el encuentro.

Creo que fue un regalo de la vida que te da verte con tu hermana,

y de ese amor que no tiene, no tiene fin.

Sabes que a esa persona la has tenido a tu lado siempre.

Aquí fue a la inversa, fuiste tú a India

a conocer tus orígenes, entonces tus padres adoptivos

sí te contaron toda tu historia.

Yo a diferencia que en la película que la niña,

la chica no sabe sus orígenes,

ni sabe que es adoptada y lo que sorprende esto.

Pues yo sí que lo sabía porque justo,

justamente cuando tenía cinco añitos pedí unos padres.

Y cuando... Porque...

estaba en un orfanato con un montón de niñas,

faltaba el cariño, faltaba el amor,

y descubrí que había un personaje,

un señor y una señora que eran los padres.

Y dije quiero eso, no quiero estar aquí

encerrada en este mundo.

Y a madre de Lina le pedí que me lo buscara

y me lo encontró.

"Feliz Navidad y feliz Año Nuevo".

"Familia Vila".

Y tú también has adoptado a una niña, ¿verdad?

Bueno, pues sí...

El círculo se cierra.

Es como que las cosas, cuando das, recibes.

Y la vida vuelve a empezar otra vez.

Y ahora al redescubrir a mi familia biológica

pues una de mis sobrinas nietas estaba enferma

y es Comal, mi hija que tengo ahora.

La adopté, la tengo en casa

y está bien, está perfecta

y forma parte de mi vida.

Asha significa esperanza

y yo sé que la esperanza es para Jordi

un concepto fundamental.

Explícame por qué, Jordi.

¿Porque las cosas se pueden mejorar

definitivamente?

En la vida si no hay esperanza

¿qué es lo que nos queda?

Yo cuando veía la película, caray...

Cómo refuerza la razón de nuestro trabajo.

¿No?

Porque si preguntas...

¿qué es lo que te mueve?

Y cuando ves la película dices: "Ostras".

Refuerza tanto, tanto nuestro trabajo.

Desde el inicio vemos las dificultades del parto.

Cuando la mujer por falta de atenciones fallece.

Yo digo ahora que nuestras mujeres en el campo

nos pedían tener partos seguros.

Hoy tenemos más de 14 000 partos al año atendidos.

Y el parto no es solamente

que disminuya la mortalidad del niño, de la madre...

sino que hay un factor secundario que disminuye

la discapacidad.

Tenemos el 100 por 100 de escolarización en primaria.

Un 70 % de chicas en secundaria.

La vigilancia estricta que tenemos que termina la secundaria

para que las familias no quieran casarlas ya.

Porque nos encontraríamos con matrimonios

de 13, 14, 16 años...

Cuando hemos logrado que las propias mujeres en las aldeas

han tomado la responsabilidad de que nadie

se casará por menos de 18 años.

La película arranca con un concepto muy duro.

Con una frase que es en el parto:

"Es una niña, qué mala suerte has tenido".

Es una niña, qué mala suerte has tenido.

Pobrecita.

¿Por qué es tan duro ser mujer en La India, Jordi,

si perteneces a una familia pobre y vives en un entorno rural?

Porque aparte de la propia

filosofía de vida de India que se mueven por diferentes estatus,

hay muchas dificultades, el gobierno hace grandes esfuerzos

en llegar a todas partes.

Pero la realidad es que hoy aún

las carencias en las zonas rurales son muy grandes.

-Claro.

-Cuando vas viendo que la atención sanitaria

va siendo cubierta... La educación hoy tenemos

más de 20 000 chicos y chicas

en estudios superiores.

Este es el primer paso, un paso muy importante

para que las personas, tanto las chicas como los chicos

tengan un nivel de estudios que les genere

esperanza en el futuro de tener una vida.

Un horizonte. Hablamos para que el espectador

sepa el entorno de zonas donde trabaja la fundación

el 70 % de las mujeres sufre violencia de género,

hay matrimonios infantiles, abortos selectivos,

agresiones físicas y psicológicas, violencia por dote...

Hay malnutrición. Es decir, es un entorno muy complejo

donde trabaja la fundación

desde hace casi 50 años mejorando la calidad de vida

de todas estas personas desfavorecidas y hay

cosas muy concretas que hacéis que quisiera que resumas un poco.

¿Qué acciones completas se llevan a cabo

desde la fundación para apoyar a los colectivos desfavorecidos?

Desde la infancia, hay una protección a la familia,

en temas de nutrición,

en temas de formación,

en temas de liderazgo, que las mujeres se junten,

se agrupen, apoyen, defiendan.

Cursos muchos de concienciación de los derechos que tienen.

Para que puedan ellas en confianza, en seguridad

salir y defender sus derechos.

Esto es un paso muy importante

para que cada uno de nosotros, cada una de ellas

tenga confianza en sí misma.

En el apoyo de unas y otras

para crear pequeñas actividades, pequeños negocios

que redundan en beneficio esencialmente de ella

y de la familia.

Las casas que hace la fundación tienen un detalle

que las hace diferentes,

junto a la puerta hay escrito un nombre,

es el de la mujer de la familia.

Este gesto reconoce la propiedad

y en caso de quedarse viudas, de que el marido las maltrate

o de que cambie de mujer no las echarán de sus casas,

ni a ellas ni a sus hijos.

Hay una cosa que nos encanta

que son las casitas con los nombres de las mujeres

para que sean suyas

si ocurre algo con el marido.

Hemos logrado en el distrito que las mujeres pueden tener

propiedad, pueden hacer negocios.

No ocurre, no está generalizado esto.

"¿Cómo lo habéis logrado?".

Desde el año 80 que estamos trabajando

por los derechos de las mujeres,

fíjate que en el inicio no podíamos hablar con ellas,

primero con el marido, el marido hablaba con la mujer...

Hasta que no se generó una confianza

y que los apoyos que les dábamos

repercutían en el bienestar de ellos. Claro.

Esto ha generado una confianza inmensa.

Claro.

La vaca está enferma.

No podemos hacer nada.

Hay una cosa que aparece en la película,

que es como muere la vaca que es el origen del desastre

y cuando las niñas tienen que ser vendidas.

Vosotros también regaláis una vaca

a las castas más bajas para salir adelante,

una búfala, ¿no es así, Jordi? Sí, fíjate.

No das una búfala, no.

Si ellas la cuidan bien, y la cuidan muy bien,

les genera no solamente un recurso de alimentación,

sino un recurso económico... Claro.

Y ellas con este beneficio al año siguiente pueden comprar otra.

Tenemos mujeres que tienen 4, 5, 10 y 15 vacas

y esto les da un sostén inmenso

y el otro que es muy importante.

Cuando tienes una actividad

no emigras cuando hay problemas,

cuando hay escasez, una sequía. Claro.

No olvidemos que en el distrito en el que trabajamos

las sequías son cíclicas, cada cuatro años, tres años,

hay un año que no llueve nada.

Este año hemos tenido sequía por dos años consecutivos.

Hemos visto que la gente está más estabilizada.

Va poco a poco progresando.

Porque no podemos olvidar que la meta nuestra es

que un día no seamos necesarios.

Esa es la meta.

Y ahora cuando vemos cantidad de aldeas

que casi nos dicen que son autosuficientes.

Los hospitales, los colegios, los embalses.

Los miles de pozos que se han hecho.

Bueno, cuando tu tío Vicente Ferrer estaba activo

el gobierno quiso despoblar esa zona justamente

por culpa de las sequías.

Y el trabajo de la Fundación Vicente Ferrer

ha hecho que los cambios sean tan fructíferos

que sea una zona fértil a pesar de las sequías.

Hay problemas siempre.

Pero en el año 69, 70,

había un dictamen de la Unión Europea

acusando al gobierno de India que era un desierto

que iría a más, que desalojara, se marcharan.

Hoy las personas que le decían a Vicente

vete a casa cuando llegó,

ahora dicen: "Madre mía,

qué suerte tuvimos que no nos hizo caso".

Claro.

Porque parte del éxito del distrito se debe sin duda

al trabajo del gobierno,

pero mucho de la organización también.

Asha veo que te emocionas, se te llenan los ojos de lágrimas...

Quiero que des tu opinión, por favor.

Mira, estaba pensando cuando ha dicho el papel de la mujer...

Yo siempre digo que estoy aquí

porque soy mujer, si hubiera nacido varón

mi familia se hubiera quedado conmigo.

Y cómo es importante que la fundación haga esto

de dar a la mujer ese papel importante en la familia

para que nunca... se pierdan derechos, autonomía...

Que crean en ellas, que tienen ese poder

para transformar el mundo donde viven.

Yo te voy a contar una anécdota.

Mi hermana vino en 2004 a Barcelona.

Me la traje.

Pedí permiso a mi cuñado, a la familia para traerla.

Y me acuerdo que cuando llegó vio esta ciudad,

vio este mundo y decía...

Ella salía de la zona rural.

Imagínate coger un avión, ir a una gran ciudad y llegar aquí.

No se lo podía creer.

Tocaba el interruptor de la luz y decía:

"Pero si tengo luz...".

El grifo, todas esas cosas que vemos tan natural.

"Tengo agua corriente".

Y ella me decía: "Mira, durante estos días

cuando me veas que estoy un poco...

tú cuéntame muchas cosas que yo quiero aprenderlas

interiorizarlas y aceptarlas".

Yo le iba contando todo.

Como las mujeres aquí decidimos

donde queremos trabajar,

con que hombre nos casamos y a quien amamos...

Ella lo escuchaba y veía esa cara que ponía de sorpresa

y decía: "Vale, vale.

Lo he interesado, aceptado y he asumido".

Yo un día

que le conté que las mujeres podíamos hacer un pequeño negocio,

un comercio... Y recuerdo que aquello quedó.

Yo fui después en septiembre

y me encontré con toda la familia, estuve con ella,

todas las mujeres...

Y un día que mirábamos las fotos de este viaje me dice:

"He pensado... ¿Recuerdas que me contaste de las mujeres?".

Digo: "Sí".

"He pensado que entre nosotras queremos hacer uno".

Y les di el dinero

para poder hacer una pequeña granja de pollos.

Y ahí siguen.

Es maravilloso. Lo que decía Jordi

como vas cambiando poquito a poco.

Vas dejando esa semilla y da el fruto

porque ella se quedó con esa historia que había contado

y al cabo de tres meses... venga, me pongo a hacerlo.

Ese cambio, esa revolución que yo siempre digo

cuando fui a la India

después de 20 años de vivir en Barcelona

veía aquello y me estaba revolucionando

por dentro. Decía: "Esto es injusto, no puede ser

que la mujer esté así".

Y te das cuenta gracias a vuestra labor

y todo lo que hacéis cómo la mujer

va tomando partido en la sociedad,

empieza a tener su protagonismo y su lugar. Esto es maravilloso.

Asha, detente, ¿cómo fue la vuelta a tu país de origen?

Después de veintitantos años de vivir aquí

decides ir y ¿qué te pasó?

Mira, tenía ganas de volver a mi país,

pero sin ir de turista.

Quería aportar todos esos 20 años que viví en Barcelona

yo había crecido como persona, me convertí en maestra

y quería devolver todo lo que había aprendido.

Me apunté a un campo de trabajo que se hacía en Setén.

Llegué allí... Bueno, íbamos un grupo, todos preparados.

Nos habían preparado y habíamos visto de todo

para ir bien preparados, sobre todo el alma.

Llegamos ahí y nos quedamos totalmente

esa sensación de decir

"pero ¿dónde me he metido?".

Si nos hubieran puesto un avión en dos minutos volvíamos.

Pero creo que La India lo que hace

es que te das cuenta en dos segundos

habíamos visto la pobreza, la riqueza.

Todo. La ciudad de Bombay que es un caos de tantas cosas,

tantas sensaciones...

Y recuerdo que vino un amigo y nos dijo:

"Si queréis conocer La India y descubrirla de verdad

tenéis que olvidaros de todo, el reloj...

Esta estructura que tenemos occidental

y sentiros, poned los pies en la zapatilla de tu hermano".

Ponerse en la piel del otro.

Y empezar a vivir el momento presente,

no hacer cosas como estamos acostumbrados...

sino a estar, a sentir las cosas,

a disfrutar de cada momento.

Y así lo hicimos.

Ese cambio para mí fue, esa reflexión

fue el inicio de poder descubrir La India,

de descubrir mi papel como mujer.

¿Qué tenía yo todavía de mujer india?

Y me di cuenta que tenía el color y muchas cosas.

Los gustos por los colores...

Fui descubriendo mi historia y también descubrí

que todos aquellos recuerdos que tenía en el alma

al final tenía un color y un sitio.

El orfanato, las monjas...

Y para mí fue como un viaje de reencuentro.

Sobre todo una cosa para las personas que somos adoptadas

tenemos dentro como una herida...

El hecho de que en un momento de nuestra vida nos han abandonado.

Y en cambio cuando llegas ahí y ves el país,

te pones en el papel de tu papá y de tu mamá

y te das cuenta de que no te han abandonado,

sino que te han entregado a una vida mejor.

Y eso te cura ese dolor y hacer ver que bueno...

tienes el pasado más ordenado, más resuelto,

tu propia identidad y puedes empezar a vivir.

Siempre he pensado, he soñado de verdad

de poder llegar a todos los millones de La India,

sin ninguna excepción.

Cuantos más posibles, tanto mejor.

Ahora el deseo es inmenso,

pero también he procurado ser una persona práctica.

Me viene siempre a la memoria una frase de Vicente que dice:

"La pobreza y el sufrimiento no están para ser entendidos,

están para ser resueltos".

Grandes frases de Vicente Ferrer.

Claro, esto lo importante

es que a cada una de las facetas, a cada uno de los problemas

tengamos la solución.

Por esto cuando Vicente empezó

a dedicarse a encontrar solución.

Primero dio vida a al tierra.

Que la gente pueda subsistir. Claro.

Luego una buena red sanitaria para que las personas

puedan tener una atención que de otra manera no tendrán.

Una buena educación

porque es el pilar para poder salir de este pozo tan hondo

que es la pobreza extrema.

Y no puedes olvidar la discriminación de la mujer

y menos a las mujeres con una discapacidad.

Hay que encontrar soluciones a estos problemas.

Si lo miramos todo como espectadores, esto no tiene solución.

Por esto el conjunto de la sociedad ha de tomar parte en testa lucha.

Ahora cualquier habitante tiene garantizada asistencia

en los hospitales de la fundación.

Es el caso del hospital del Batalapali,

que atiende a centenares de personas cada día.

-Las chicas cuando terminan sus estudios

y pueden tener un salario en la capital

de 30 000, 40, 50 000 rupias,

cuando en la aldea sería de 700, 1000, 3000...

Es un salto inmenso.

Inmenso. O de los chicos y chicas

que ya tienen estudios

pero que por el simple hecho de ser de una casta

cuando van a buscar trabajo en la capital

les falta autoestima.

Tenemos la escuela de formación profesional

que en siete, ocho meses,

en unos cursos que hacen de informática, inglés,

o de alemán, francés o italiano.

Y un curso que aquí diríamos coaching,

de autoestima personal.

Cuando terminan este curso van a buscar trabajo

y a los dos meses están todos trabajando.

Y no es solo que están ya trabajando,

es que han tomado la responsabilidad de la alimentación de su familia.

¿Estás bien?

¿Me adoptasteis?

Otra cosa fundamental que plantea la película

y que debemos planear aquí es el tema de la adopción.

En España era muy poco frecuente en los años 70,

que es justamente cuando tú eres adoptada.

A lo largo de la película se habla de esto,

del tabú que había alrededor de la adopción.

Quisiera que contaras el mensaje prioritario

que quisieras dar a la población

sobre lo importante que es la adopción.

Creo que es importantísima la adopción

fijaros que un montón de niños y niñas que están

viviendo en orfanatos y que necesitan

tener una familia, tener un papá y una mamá

que les abrace, que les dé cariño.

Yo digo que tengo dos vidas.

La vida que tengo desde que nací hasta los 6 años,

y mi segunda vida desde que llegué aquí.

Ha sido un cambio brutal porque gracias a la educación

y gracias a unos padres

que han estado al lado yo he crecido como persona.

Y pido a los padres que están en proceso de adopción

o pensando en ello digo

que la adopción es una historia de amor.

Va creciendo entre unos papás que desean un hijo

y un hijo que necesita a unos padres.

Cuando esos deseos se juntan

empieza esa historia de amor y es maravilloso.

Una de las cosas que salen en la película que hemos visto

es como Sita no sabe sus orígenes, no tiene ni idea.

Eso pasaba cuando llegué a Barcelona en el 74

no se podía hablar de adopción.

Era una palabra que era fea.

Que estigmatizaba a la persona. Era un poco tabú.

Los padres lo hacen para protegerla realmente.

Luego la reacción de ella quizá

al espectador le parece un poco dura,

¿no sé si estáis de acuerdo,

porque tiene el punto de vista de los dos.

Tienes la información de los dos lados.

Los padres hacen lo que pueden porque intentan protegerla

de ese estigma. Lo ideal es que todos estén

en su familia, con sus padres. -Lo ideal sería así.

-Es algo que tenemos todo ser humano,

la necesidad de amar y ser amados.

Si te hubiéramos adoptado ahora no te lo habríamos escondido.

-Y en algún momento te lo habríamos dicho.

¿Cuándo?

Hablas de la importancia de adoptar niños más mayores.

En los orfanatos hay muchos niños mayores

que a medida que van creciendo

la oportunidad de ser adoptados se les va terminando.

Y esos son los que han sufrido, los que han estado solos,

han pasado por situaciones muy duras...

que necesitan urgentemente una familia.

Que no les cambien el nombre, porque forma parte de tu identidad

como persona.

No puedes cambiar esa identidad y ese nombre.

Les pido que no pierdan su origen, que vean su país de origen

como su país, que no se olviden del país.

Mis padres a medida que iba creciendo

siempre íbamos viendo películas

y hablábamos mucho de India porque no quería que nunca perdiera

de vista dónde había nacido, de dónde provenía.

Y eso es muy bueno porque te hace

tener conciencia de tu identidad propia.

Eso nunca hay que perderlo.

Creo que una de las cosas importantes también

es volver al país de origen.

Es importantísimo porque esa identidad se refuerza,

te da esa seguridad. También los adoptados necesitamos

tener la autoestima

y esa seguridad de que nuestra historia

ha sido bonita, no ha habido cosas malas,

que nos han querido desde pequeños.

Y es maravilloso cuando vuelves y lo pones todo en orden.

"Querida Teresa, namasté.

Nosotros nos encontramos muy bien,

esperamos que vosotros también lo estéis".

çHay algo muy importante que es necesario hablar

que es del apadrinamiento, Jordi.

El apadrinamiento sin duda,

sin duda es la herramienta más perfecta.

Porque es lo que permite

la vinculación

con un niño o una niña.

Pero esencialmente es la familia y la comunidad.

Porque con esto nos permite

trabajar en todas las áreas en que actúa la pobreza.

Es esencialmente que la persona pueda trabajar,

que tenga una red sanitaria, que tenga educación,

que tenga vivienda.

Porque fíjate que cuando hacemos una vivienda

ningún antepasado suyo ha tenido vivienda.

Y él avanza dos o tres generaciones.

Y no es solamente la autoestima que tú tienes...

"Caray, esto es mío".

Estamos hablando de 25 metros cuadrados,

es muy simple.

Pero la sensación de decir... Tu lugar.

Estoy realizado como ser humano.

Esto es inmenso.

Cada vez que hacemos una vivienda

baja un 40 % la malaria,

baja un 40 % el dengue,

baja un 40 % cualquier enfermedad que se transmita...

No es tener una vivienda y que suba la autoestima.

El apadrinamiento nos permite trabajar

de forma simultánea en todas estas áreas.

Vicente decía: "La pobreza

es un cáncer que tiene muchas ramificaciones".

Y si no somos capaces de extirparlas todas, se reproducen".

También hablaba de que la dignidad pasaba

por tener un lugar donde vivir sin duda.

Es verdad que los 20 euros

que das al mes para apadrinar a un niño

influyen a toda la sociedad,

a todo el esquema social.

Los que vienen a vernos dicen:

"¿Cómo es posible que con 21 euros

que damos podías hacer tantas cosas?".

Y es que con muchas pequeñas cosas se hacen grandes cosas.

Y lo que ha hecho Vicente allí y Moncho también

es crear una estructura que hoy hace

posible decir que erradicar la pobreza extrema tiene solución.

Porque nos llegan miles de personas que nos dicen

por qué no venís también a nuestros distritos.

Menudo ejemplo, sois un referente.

¿Sabes cómo duele cuando sabes cómo lo puedes solucionar,

qué puedes hacer

para que esta persona tenga una vida digna,

crearle esperanza, crearle futuro...

y ves que no puedes llegar?

Pero decimos: "Bueno, si no es hoy, ya llegaremos mañana".

Porque la sociedad es muy solidaria.

El conjunto de la sociedad es muy solidario.

Lo único es que siempre vemos

es que necesita la mano que le dé confianza.

Es verdad, es verdad.

Ahora que le escuchaba me he acordado

de las mujeres en India y mi hermana me ha contado

la vida dura que tienen.

Están en el campo, tienen que levantarse a las 5 de la mañana,

ir a buscar la leña, cada vez más lejos

por el problema de la deforestación.

El agua, el río...

Es esta situación de cómo están viviendo

y la vida dura que tienen y te das cuenta

de lo afortunados que somos, de tener tantas cosas nosotros.

Cuando hice "Las dos caras de la luna"

y me encontré con mi hermana me di cuenta de que el destino...

A mí me podía haber tocado esa vida

y haber sido ella la que estuviera en mi lugar.

Y como el destino hace que las cosas sean de esta manera.

(Música dramática)

Simplemente os pediría un cierre, un cierre,

una conclusión a cada uno,

algo que queráis transmitir antes de irnos.

Dando gracias de nuevo al cine por ser espejo de nuestra realidad

y que nos dé la posibilidad de hablar de temas tan importantes.

¿Con qué queréis cerrar el programa, Jordi?

Con esperanza sin duda, sin duda.

Creo firmemente

en el conjunto de las personas.

A veces la sociedad nos falla,

pero las personas no.

Tenemos una fe inmensa en la persona.

Estoy muy de acuerdo.

Y...

no podemos nunca desfallecer en esto.

Asha.

Diría a los padres en proceso de adopción

o pensando en adoptar que lo hagan,

que no se tiren atrás,

que piensen que en un lugar del mundo hay un niño

o niña que les espera que necesita ese hogar.

Les envío toda la fuerza y energía. para hacerlo.

Que los resultados son maravillosos

y que tu ejemplo es el mejor ejemplo.

Qué ojitos llenos de lágrimas, por favor.

Bueno, muchísimas gracias a los dos

por todo lo que hacéis y por compartirlo con nosotros,

por ser un ejemplo para nosotros

que convivimos. en distintas sociedades

Gracias, Jordi.

Asha, muchísimas gracias por haber estado aquí hoy.

Gracias a vosotros

por habernos acompañado un domingo más.

Os esperamos la semana que viene

con el cine español más reciente. Un beso muy fuerte.

(Música animada hindú)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Rastros de sándalo (coloquio)

Versión española - Rastros de sándalo (coloquio)

06 may 2018

Moderado por Cayetana Guillén Cuervo, participan la escritora Asha Miró -cuya experiencia personal inspira la historia de la película- y Jordi Folgado Ferrer, Director General de la Fundación Vicente Ferrer.

'Rastros de sándalo' está escrita por Anna Soler Pont y Asha Miró, quien se inspira en su propia vida para crear esta conmovedora historia llevada al cine por la directora María Ripoll. Nacida en la India, Miró vive en Barcelona desde 1974, cuando fue adoptada por su familia española. Además de 'Rastros de sándalo', es autora de 'La hija del Ganges''Las dos caras de la luna' y varios libros infantiles.

Jodi Folgado Ferrer, director general de la Fundación Vicente Ferrer y sobrino de Vicente Ferrer, habla de la situación de la mujer en las zonas rurales de la India y del trabajo de la Fundación a lo largo de casi cincuenta años.

ver más sobre "Versión española - Rastros de sándalo (coloquio)" ver menos sobre "Versión española - Rastros de sándalo (coloquio)"
Programas completos (65)
Clips

Los últimos 828 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos