www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4420858
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Presentimientos (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, bienvenidos a "Versión española".

Esta noche os invitamos a disfrutar de un programa muy especial

con el amor y la pareja como protagonistas.

(Llanto infantil)

Y los riesgos del amor y la pareja cuando sucede algo tan universal

como único y extraordinario, la llegada de los hijos.

Y lo haremos compartiendo "Presentimientos",

Una película dirigida por Santiago Tabernero.

Santiago Tabernero, amigo querido, buenas noches.

Buenas noches, Cayetana. Buenas noches a todos.

Director y coguionista, junto a Eduardo Noriega,

de esta belleza de película que vamos a ver ahora.

Muchísimas gracias. Además, vienes acompañado...

Muy bien acompañado. ...protagonista.

Marta Etura, buenas noches. Buenas noches.

Bienvenida, de nuevo, a "Versión española".

Muchas gracias, encantada. Siempre es un placer tenerte aquí,

sentadita a mi lado. Además, hoy estamos acompañados

de Sabina del Río. Buenas noches. Hola, buenas noches.

Es un placer tenerte aquí. Además, voy a empezar por ti.

Vamos a contar hoy con la ayuda de Sabina,

que es una profesional, que desde el rigor nos va a ayudar

a entender un montón de temas que plantea la película

y que nos afectan a todos o a casi todos, desde luego.

Eres psicóloga perinatal,

directora de CALMA: Centro de Psicología

y especialistas en Maternidad. Cuentas con más de 15 años

de experiencia y de docencia. Y has escrito numerosos artículos

sobre embarazo, crianza y este libro,

que ya me hubiera gustado tenerlo en la mano hace 11 años,

cuando di a luz. "Ante todo, mucha calma"

que habla, precisamente... Os leo lo que ella ha destacado.

(LEE) "Un libro para vivir sin ansiedad el deseo, los miedos

y las emociones de la maternidad". Casi nada.

O sea, un libro absolutamente fundamental.

Me gustaría que adelantaras a los espectadores alguno

de los temas que incluye la película y por los cuales es interesante

y necesario quedarse a verla hoy, Sabina.

(ASIENTE) Bueno... Creo que es fundamental que la película trata

el tema del puerperio. Esta palabra que, a veces,

suena a chino y que es tan fundamental

que demos a conocer. El puerperio en la mujer,

el puerperio en el hombre, el puerperio en la pareja...

¿Qué significa todo esto? Yo creo que la película

va a hablarnos de qué pasa tras la llegada de un hijo.

(Llanto)

Es por los dientes, ¿verdad?

Pobrecito, es que nada les consuela.

-El puerperio implicaba un montón de cambios emocionales en la mujer

y es un período en el que la mujer está en un estado psíquico

particular. -Qué interesante...

Sí, qué interesante. Nos va a ayudar a entender

el personaje de Marta Etura. Sí.

Santi...

Nos hace mucha ilusión que estés aquí esta noche con nosotros.

A mí también. Eres el creador de algunos

de los programas más innovadores que tiene TVE.

(Música)

Como "Carta blanca", "Entre familia", "Torres y Reyes",

"Alaska y Segura" o "Versión española".

¡Viva la imaginación!

(TODOS) ¡Viva!

¡Viva la televisión!

(TODOS) ¡Viva!

(Motor)

Tú dabas el pistoletazo de salida a este programa...

Hace casi 20 años. Hace casi 20 años,

que es media vida, que hemos crecido.

En un momento dado, decidiste irte para cumplir un sueño,

que era dirigir tu primera película, que fue "Vida y color",

que ya lo pudimos compartir con los espectadores de "Versión española"

y que tuvo una estupenda acogida además.

¿Se puede saber qué estás mirando?

(SUSURRA) Lo guapo que eres.

(RÍE)

¿Qué te cautivó de la novela de Clara Sánchez, "Presentimientos",

para que decidieras que iba a ser tu segunda película?

Bueno, a mí me fascina el mundo literario de Clara Sánchez.

Creo que tiene una habilidad extraordinaria para tratar

los grandes temas, los grandes conflictos

de la sociedad contemporánea, a través de relatos

donde la intriga, los géneros se introducen,

normalmente, en diálogos entre los principales personajes.

En este caso, creo que trataba un tema medular

en el que yo me sentí rápidamente concernido,

que es el tema de las relaciones amorosas,

las relaciones de pareja... Qué sucede cuando,

después del romance, llega la vida cotidiana,

llegan los hijos y, en muchas ocasiones,

el amor sale por la ventana. Sentí que, además, lo hacía

desde una muy original historia, un thriller romántico...

Es difícil hablar de la película sin hacer spoiler.

Por eso, es mejor que el espectador la vea cuanto antes.

Pero nos va a llevar por mundos de misterios donde se van a desvelar

secretos, donde los personajes van a tener que reubicar su relación

con el otro en un reto fascinante. Yo creo que el espectador

puede pasar un rato muy detenido y, a la vez, sentirse

que la película habla de él.

(CONTESTADOR) "Soy Félix. En este momento, no puedo atenderte.

Deja tu mensaje".

(Pitido)

Félix, por Dios, ¿dónde te metes? Marta,

eres una de las actrices más queridas, más populares,

más reconocidas de nuestro panorama teatral y cinematográfico

y siempre es un placer tenerte aquí. Siempre tus trabajos elevan

la calidad de nuestro cine. Y es verdad. Nos hace mucha ilusión.

Muchas gracias.

(Música tensión)

(GRITA)

Nos acompañaste hace unos meses con "Mientras duermes",

de Jaume Balagueró, que era otro estupendo trabajo

que no tiene nada que ver con este y que, realmente, demuestra

la pluralidad de tus aptitudes ante la cámara.

En "Presentimientos", das vida a Julia,

que es la protagonista, es un personaje realmente exigente,

que tiene una tremenda prueba por delante, ¿no?

Cuenta al espectador qué viaje va a hacer de tu mano.

El viaje de Julia es un viaje muy intenso

y es una búsqueda, es un viaje que es una búsqueda

y es muy interesante porque ni siquiera ella sabe

que estaba buscando. Entonces, va a ser un viaje

donde ella, al final de este viaje, se dará cuenta que estaba buscando

y, además, es un viaje en un lugar muy peculiar,

que ahora no podemos contar, que luego hablaremos.

Poco más creo que puedo decir. Creo que es mejor...

(RÍE)

Es una historia que, a poco que hables, haces spoiler.

Es mejor no decir nada, es mejor verla y, luego, lo hablamos.

-Pues se ha quedado en el coche. -No, no se ha quedado

porque he mirado antes de cerrar. Te lo has dejado en Madrid.

-O tú, que también es tu hijo.

¿Qué pasa con el amor cuando llegan los hijos?

¿Cuántas dosis de agotamiento, inseguridades, miedos,

espesan la felicidad de un momento tan extraordinario?

Entre Julia y Félix, la pareja protagonista de "Presentimientos,

surgió la chispa de inmediato, pero no están en un buen momento.

Julia.

-Félix.

(CANTA EN INGLÉS)

Os proponemos acompañarlos en su búsqueda

a lo que un día fueron. Un viaje hacia el sol

interrumpido por nubes negrísimas. Marta Etura y Eduardo Noriega

son Julia y Félix. Junto a ellos, Alfonso Bassave, Gloria Muñoz,

Irene Escolar y un puñado de espléndidas sorpresas.

Que os guste mucho. Os prometemos un interesante coloquio

después de ver la película. Aquí os esperamos. Chao.

(Música)

"Si tú cambias, todo cambia". Dejamos a Julia y Félix

tras ese viaje a los abismos del amor y damos, de nuevo,

la bienvenida a nuestros invitados de hoy.

Santiago Tabernero, buenas noches otra vez.

Buenas noches. Director y coguionista,

junto a Eduardo Noriega, de esta historia tan bonita

que nos ha removido de arriba abajo. Muchas gracias.

Gracias a ti por esta película. Marta Etura, buenas noches.

Buenas noches. Parece que ahora te conocemos

un poquito más, ¿verdad? Bueno, es uno de esos personajes

donde el actor se desnuda física y emocionalmente, ¿no?

Realmente, es un acto de generosidad enorme.

Sabina del Río, buenas noches. Hola, buenas noches.

Psicóloga perinatal, especialista en maternidad,

autora de este libro, "Ante todo, mucha calma",

que nos habla de lo que significa la llegada de un hijo para la mujer,

para el hombre y para la pareja. Y nos vas a ayudar muchísimo

a interrogar a los personajes y al director sobre sus razones.

Voy a empezar por ti, Marta, por el final, más que nada.

Porque el final, realmente, parece que nos da un poco de oxígeno.

Parece que hay horizonte. Parece que los personajes sonríen,

que esa pareja vuelve a sonreír. ¿Dirías que es un final feliz?

Bueno, yo siempre considero que los finales son abiertos

y creo que es lo interesante, ¿no? Dejar al espectador que cree,

que genere en su mente el final que ellos quieran.

Yo creo que es un final que deja la puerta abierta a que ellos vuelvan,

recuperen la felicidad y la chispa que tuvieron cuando se conocieron

o, quizás, no.

O, quizás, esta pareja..., dentro de un tiempo,

todo esto que le ha pasado acaba erosionando la relación.

Cada uno... A mí me gusta que el espectador elija

el final que quiere.

Yo quiero creer que sí, que consiguen recuperar

esa felicidad que tuvieron en un principio

y que esto ha sido un camino difícil por el que mucha gente pasa.

-Pues se ha quedado en el coche. -No, no se ha quedado

porque he mirado antes de cerrar. Te lo has dejado en Madrid.

-O tú, que también es tu hijo.

-La película refleja a la perfección el shock

que supone la llegada de un hijo a la pareja

y creo que la trama habla muy bien, describe muy bien

lo que le pasa a la mujer tras la llegada de un hijo

que, además, en un principio no está muy claro

si es un hijo planeado.

-¿Qué pasa, Julia?

-Que va todo muy rápido. -¿Muy rápido?

-Al principio, cuando ella le dice que están embarazados,

el padre dice "Qué bien, vamos a ser padres",

y ya le dice "Puede".

-¡Pues muy bien! ¿No? Vamos a ser padres.

-Puede.

-Ahí habla de la ambivalencia también,

de "queremos", "no queremos tener este hijo",

y de que una vez llega, supone un shock.

La llegada de un hijo siempre pone todo patas arriba.

-Sí, yo creo que eso también es importante,

que se ve que es una pareja que no tenía planificado

tener un bebé, creo que es distinto, aunque luego las consecuencias...

O sea, luego ese proceso del que tú hablas

pueda traer las mismas consecuencias, pero creo que es distinto.

Una pareja que decide tener un hijo, lo planea, lo planifica

y sabe de la llegada, a de repente una pareja que dice:

"¡Ahí va! me he quedado embarazada, ah", y no entraba en sus planes.

Yo creo que es diferente.

Tú has sido madre, Marta, y has sido madre

después de rodar esta película y no sé ahora

cómo observas tú a Julia. Yo creo que ahora la entiendo más,

lo que pasa es que yo soy muy distinta a Julia.

Yo deseaba enormemente ser madre, estoy feliz con la maternidad,

a pesar de que es muy duro, es agotador y trae,

como tú bien dices, consecuencias en la pareja

porque hay un cambio,

pero yo he deseado muchísimo ser madre y lo estoy viviendo

con mucha felicidad, con agotamiento,

y en ese sentido soy muy distinta a Julia,

pero ahora la entiendo.

Claro, en el momento en el que la hice la entendía

porque una actor siempre tiene que entender

a los personajes que hace, tiene que trabajar por entenderles

y por justificar por qué hacen lo que hacen,

pero no la entendía, me parecía una mujer bastante egoísta.

Y bueno, en este primer mundo,

donde vivimos en el confort,

vivimos en una social privilegiada,

y de repente creo que cuando uno tiene un hijo,

pierde una libertad que tenía antes

y que anhela cuando lo tiene

y cuando hablo de egoísmo hablo de ese egoísmo.

Julia ha perdido una libertad y eso es lo que creo que ella

lo lleva muy mal, esa pérdida de libertad,

de poder hacer lo que quiere en el momento en el que quiere,

y eso lo lleva mal.

Vamos a volver al tema del final para saber tu opinión, Santi,

porque el final sugiere que Félix y Julia

no van a volver a ser los mismos,

pero sí tienen una segunda oportunidad,

da la sensación de que les dais una segunda oportunidad.

¿Hay razones para pensar que va a ser así?

Sin duda, yo creo mucho en las segundas oportunidades.

Uno no nace enseñado

y vivir es un aprendizaje permanente y es lo que le pasa a esta pareja.

Yo creo que la crisis que se produce

en esa primera jornada, cuando llegan al lugar de veraneo,

y que les pone en dos mundos paralelos

que es imposible que se comuniquen.

Les lleva a cada uno desde sus herramientas

a reposicionarse en su relación con la pareja,

a reevaluar hasta qué punto el uno es importante para el otro

y mantienen durante toda la película una lucha conmovedora, yo creo,

por buscarse el uno al otro

en torno a ese concepto, que es el anillo,

la película podría haberse titulado "El anillo"

porque alrededor de esa búsqueda del anillo,

los personajes, tanto Félix como Julia,

de alguna forma establecen su relación con el otro,

que está ausente.

Le creo que al final tienen...

No es un final feliz para nada, es un final abierto,

creo que es esperanzador, creo que lo van a intentar,

que han aprendido o han recordado

que todo lo que les ha pasado parte de un origen, que es el amor,

y creo que no lo van a tener fácil, que lo van a tener que pelear

todos los días, como todas las parejas

que quieran mantener una estabilidad en su relación sentimental.

Es muy bonito este camino paralelo del que hablabas,

porque es una metáfora de realmente, cuando hay cierta incomunicación

con la pareja porque ha ocurrido algo que te distancia,

como aquí es el ser padre y madre. Es muy bonito.

Ella entra en un coma, pero es que a veces entramos

en un coma de relación, en el cual cada uno

está en un camino y es imposible entenderse.

Y es muy bonito eso. Fíjate, en el caso de Julia,

ella se supone que tiene una relación de infidelidad

con un amante, con Marcos,

que ha pasado absolutamente desapercibida para Félix.

-Julia.

-Félix.

-Es más, es que Félix no se ha enterado de nada.

Él mantiene su trabajo, probablemente es un "workaholic" de manual.

Él llega a su casa, espera encontrarse con la cena,

y espera encontrarse con una relación sentimental

más o menos cotidiana

y de repente se le ha escapado, se ha escapado el amor en esa pareja,

se ha escapado el amor en esa relación.

A mí me resulta muy conmovedor,

la pelea titánica que ella hace desde su coma.

Antes no podíamos hablar, ahora el espectador ya ha visto la película

y es una especie de "Alicia en el país de las pesadillas",

es Julia en un lugar donde está absolutamente perdida

intentando recuperar ese amor que desapareció

a través del anillo y cómo aparece en ese coma, en ese sueño,

personajes que ella necesita para sobrevivir.

Por otra parte, Félix, desde esa impotencia

del marido que está ante el cuerpo inerte de su mujer

va informándose de cosas, de secretos,

de historias que le habían pasado absolutamente por alto

y que le obligan por completo a reposicionarse.

Por lo tanto, al final, cuando él descubre

que ella en la gasolinera se ha puesto el anillo,

yo creo que es una satisfacción tremenda para él.

Yo me acuerdo del pleno que rodamos

cuando se dan la mano al final en la última secuencia

y él descubre que se ha puesto el anillo

y siente esa satisfacción...

Yo estaba viendo la secuencia en el combo y me emocioné

porque me parece emocionante lo que hace esta pareja,

buscarse y recuperar la razón para seguir queriéndose.

(Música)

Sabina, tengo la impresión de que Félix y Julia están mal,

no saben muy bien lo que les pasa, emprenden este viaje.

Me gustaría pedirte un primer diagnóstico

de esta pareja protagonista de "Presentimientos".

¿Qué les ocurre?

¿Por qué han destensado las cuerdas de esa relación?

Pues yo en diagnóstico pondría "Normalidad".

Me parece que es una pareja bastante habitual en esta situación

de la llegada de un hijo.

Hablaba Santiago de que desaparecía el amor.

Yo creo que el amor se transforma cuando llega un hijo,

se transforman las necesidades que tiene la mujer

y se transforman...

Bueno, las del hombre, probablemente no se transformen.

Ahí está el problema, en que la mujer

sí que empieza a tener otras necesidades,

porque a la mujer en este periodo lo que le pasa

es que empieza a pensar por su bebé y toda su cabeza se centra

en las necesidades del bebé, y al padre esto no le pasa.

Y es normal, esto por la mujer puede ser vivido

con una gran soledad, una gran incomprensión

y enfada, enfada mucho. Entonces el hombre sigue pensando

en que tiene hambre el bebé y él también.

-Claro, claro. -Decía Félix que quiere

bajarse a tomar una hamburguesa o que hay que cambiar al niño...

Y bueno, esa es la función materna y la función paterna.

Se produce un desacoplamiento en los ritmos.

Y eso lleva a la mujer a sentirse muy sola.

-Yo entiendo que la llegada de un hijo

es un imán que atrae todos los metales emocionales

de la relación, de la pareja. Y es cierto que...

Y también creo que hay una cultura atávica,

venimos de un mundo en el que se nos ha enseñado

que para las parejas la realización máxima

llega con la paternidad, con tener un hijo.

En ese sentido yo creo que tener un hijo

es un elemento vertebrador de la relación,

pero no siempre lo es, porque a veces...

También otro de los tópicos de relación de pareja

en torno a los hijos...

A mí me sorprende mucho cuando las mujeres dicen:

"A mí, lo mejor que me ha pasado en la vida

ha sido tener un hijo". Y dices:

"Oye, que está aquí tu marido delante.

¿Cómo dices que lo mejor ha sido un hijo?"

(RÍE) Me encanta. "Lo mejor ha sido mi marido

y con él he tenido el proyecto de mi hijo".

Entonces creo que a veces una cultura que se centra

en la maternidad y por supuesto, una evolución psicológica y física

que no tiene nada que ver en el hombre y en la mujer

hace que la llegada de un hijo, lejos de vertebrar,

sea un elemento disgregador, yo creo. Porque, Sabina, tú decías

que ella se siente muy sola, pero, ¿y él? ¿Cómo se siente?

Igual. Porque no es por nada,

es por romper una lanza. Yo creo que es una cosa fundamental

de esta película, el viaje que hace Félix

porque se queda solo con su hijo. Entonces, realmente,

esa falta de acercamiento que había tenido al bebé

se provoca en una situación de crisis absoluta

en la cual no hay más remedio que ocuparte de él.

¿Qué viaje crees que hace Félix con el bebé, Marta?

Hombre, yo creo que Félix en ese momento

se pone en el lugar de ella, o sea, por obligación.

De repente, por la situación en la que está,

su mujer está en el hospital, y entonces no le queda más remedio

que ocuparse del niño porque claro, un bebé es 24 horas de atención.

Cuando tienes un bebé depende de ti absolutamente.

Entonces tú tienes que cuidarle 24 horas,

estar pendiente de él 24 horas.

De repente yo creo que él hace ese ejercicio,

que hasta ahora no lo había hecho. Yo creo que lo que les pasa

a Julia y a él es que han dejado de comunicarse.

Creo que eso es lo que llega a romper una relación,

la falta de comunicación. Eso que decías tú,

que él llega de trabajar y quiere cenar y quiere...

Como lo que hacían antes y ella, yo creo que se enfada.

Julia se enfada porque es como "No me ve".

"No me está viendo, que yo estoy agotada, reventada,

que no puedo con... Que el niño ha llorado ya por enésima vez

y yo ya no lo soporto más"...

Y entonces hay ahí un problema entre ellos de incomunicación.

Y efectivamente, cada uno hace su viaje.

Yo creo que el viaje de él es ponerse en la piel de ella.

-El niño se queda con su padre, coño.

¿Verdad que sí, chiquitín, que te quedas con papá?

Ae, ae, ae, ae...

-¡Aaah! -¡Aaaaaaaah!

-Félix, Félix, por favor.

-El hombre es muy importante,

y entrará en escena en otro momento con el bebé,

pero lo que tiene que hacer al principio es apoyar a esa mujer,

que también se siente muy mal,

porque se le ha venido un aluvión de emociones

que tampoco ella sabe manejar.

-Por una parte se siente príncipe destronado en la relación,

y que además no...

Siente cierta perplejidad e impotencia

desde la periferia del hombre,

porque yo creo que es imposible meternos en vuestra piel,

y sentir la intensidad con la que vosotras vivís la maternidad.

(ASIENTE)

-Es una relación compleja, y creo que también para vosotras,

os transforma el cuerpo, y creo que Julia también, lo que le sucede,

es que piensa que deja de estar ya en el mercado del deseo,

que ya los hombres no la van a mirar, que su cotización va a la baja

en cuanto a sexualidad y en cuanto a físico,

y ahí es donde entra el personaje de Marcus,

que la vuelve a hacer sentir una diosa, ¿no?

-Creo que a Julia le pasa un poco lo que hablábamos antes,

no entraba en sus planes tener hijos, y de repente se ve

su falta de libertad, ha desaparecido su libertad,

ha desaparecido el sentirse una mujer deseada o atractiva para los hombres,

se le mezclan, se hace ahí un lío, la pobre, tan grande,

que al final la vida le hace hacer este viaje

un poco para reencontrarse y recolocarse.

-Habrá que tener paciencia.

-¿Paciencia es la receta?

-Félix le pregunta al médico:

"¿Paciencia, esto es todo lo que hay que tener,

es todo lo que se le ocurre, paciencia"?

(RÍEN)

-Pues sí. Pues sí.

Pues sí, paciencia, porque esto pasa,

es un periodo, pero que tras un reajuste de la pareja

e intentar comunicar, eso sería otro de los hitos,

intentar comunicarle a la pareja cuáles son nuestras necesidades,

tanto del hombre hacia la mujer, como de la mujer hacia el hombre.

El hombre suele necesitar atención, pero la mujer, ahora mismo no puede,

pero llegará ese momento en el que puedan volver a estar en pareja.

Luego el tema de la sexualidad, la sexualidad también

queda relegada muchas veces a un segundo plano.

Y...

Y, bueno, yo, si tengo que dar un consejo es paciencia y normalidad,

que es normal que pase esto en las parejas.

¿Es frecuente la depresión posparto?

Sí. Es frecuente de verdad.

Es frecuente de verdad, y es muy importante que lo digamos,

porque no se dice, no se dice normalmente que se pasa mal

en este período. Entonces, en la medida en la que las mujeres

puedan saber que es normal encontrarse tristes, agotadas,

que no tienen ganas de hacerse cargo de su bebé...

Poder decirlo, eso libera mucho.

¿Cuándo crees que es importante pedir ayuda?

Cuando se nos está yendo de las manos, en el tiempo,

cuando pasan por ejemplo más de 15 días de la madre

encontrarse muy mal, sería un buen momento para pedir ayuda profesional.

-Hay algo muy importante que tenemos que hacer lo antes posible:

follar.

-¿Perdón?

-Eso le dice Nicole Kidman a Tom Cruise en la última frase

de la última película de Stanley Kubrick.

(RÍE) Ya pudo morirse a gusto, el cabrón.

(RÍE) -Pero...

Podemos hablar de sexo en la película, ¿no?,

que es un tema muy importante.

Félix y Julia se conocen además con la última película,

con la referencia de la última película de Stanley Kubrick,

"Eyes wide shut", y hay una cita importante,

se conocen en ese quiosco, y acaba la película recordando esa cita:

"Hay algo que tenemos que hacer lo antes posible".

Hay algo muy importante que tenemos que hacer...

lo antes posible.

-En la novela de Clara Sánchez no estaba ese detalle

de la película de Kubrick, y a mí me hizo mucha ilusión incluirlo,

porque me parece fascinante que un señor como Stanley Kubrick,

con una filmografía en la que a través de los géneros

ha recorrido el alma humana por todos sus lados,

en su última película, el último diálogo de "Eyes wide shut"

fuera: "Tenemos que follar más".

Un hombre tan lúcido... (RÍEN)

Conclusión. Su conclusión final,

y después se muere, es: "Tenemos que follar más".

-Hay algo muy importante que debemos hacer lo antes posible.

-¿Y qué es?

-Follar.

-A mí me parece que uno de los aspectos que citaba Sabina, críticos,

cuando llega la maternidad a la pareja,

es que la sexualidad se desvanece.

Y creo que era un elemento importante en la película,

y está tratado por una parte como crisis de comunicación entre ellos,

y por otra parte, en el mundo del coma de Julia...

(CANTA EN INGLÉS)

A través de la felicidad, esa discoteca,

que de alguna forma es un corazón que late en mitad de la noche,

y que atrae su deseo irreprimible por Marcus,

porque ella lo que tiene con Marcus escapa a su razón.

Ella intenta echar a Marcus de su vida,

intenta alejarse de él, pero él no tiene más que hacer un gesto,

y ella vuelve sumisa a las redes de ese deseo que no puede contener.

(Monitor constantes vitales)

Por otra parte, Félix, desde su vida real, desde su drama,

tiene también que reevaluar qué es para él desear a otra mujer,

a través del personaje de Irene Escolar,

que me parece que es una subtrama pequeña dentro de la película,

pero que también tiene mucha enjundia,

creo que es muy bonito, y además, hay una secuencia preciosa de ellos

en el baño de la discoteca, que a él le hace sentirse patético,

y que le lleva, probablemente, a tocar fondo, ¿no?

-¿No te da vergüenza?

Tu mujer en coma, y tú haciendo aquí el gilipollas con una cría.

-Así que yo creo que el sexo, el deseo,

la fidelidad dentro de las relaciones de pareja,

y el fantasma siempre de la infidelidad,

era importante que estuviera dentro de la película.

(Motor no arranca)

(RESOPLA)

(Claxon)

Como tienes niveles de relatos muy distintos,

porque es el real, el coma,

que es el mundo onírico, el mundo de los sueños,

y los flashbacks, como actriz es un reto enorme y muy complejo.

Quiero saber con qué complejidades te encontrabas,

y que nos cuentes cómo lo conseguiste.

Bueno...

Al final es como todas las pelis...

Yo no he tenido todavía la suerte de rodar cronológicamente,

creo que les pasa a muy pocos, entonces ese trabajo

siempre tienes que hacerlo, ese trabajo de puzle,

de saber cuál es el arco del personaje,

y saber dónde está en cada momento, ¿no?

En esta película es verdad que era más complejo

porque tiene distintos niveles, ¿no?

Lo que pasa es que Julia, cuando está en su sueño,

en su ensoñación, en su coma,

no es consciente de que está en un coma,

ella se cree que es su realidad,

y emprende una búsqueda real de su pareja y de su familia.

Lo que comentaba al principio, que ella está buscando algo

sin saber qué está buscando.

Solo al final de este viaje creo que es cuando es consciente

de que lo que estaba buscando era...

Porque esta búsqueda del anillo que tú hablas,

en el fondo es lo único que tiene en ese mundo, que le sostiene,

que le sujeta a su familia es ese anillo,

por eso ese deseo de encontrarlo, de recuperarlo, de tenerlo,

y para ella tiene un simbolismo enorme, que es:

"Esta es mi familia, esto es lo que quiero recuperar".

Solo al final de este viaje es consciente

de que ella quiere volver a recuperar eso.

Se dan cuenta los dos de que el amor es trabajo,

de que han vivido una etapa distinta, difícil, compleja,

y que tienen que trabajarla. Lo que estamos hablando,

que tienen que comunicarse, que tienen que trabajarla,

tienen que tener paciencia,

pero son conscientes solo a lo largo de este viaje.

Entonces, en ese sentido, me tocaba actuar en este coma

igual que si no estuviera en el coma,

porque ella no es consciente de que está en el sueño.

(Música)

(SUSPIRA)

A mí los sueños me parecen un mundo fascinante,

y tú, que eres profesional de esto, ahora nos lo comentas.

Yo lo que sabía en ese momento, cuando rodamos la película,

es que de alguna manera en los sueños

uno realiza lo que en la vida no ha llegado a realizar,

o intenta de alguna manera solucionar

lo que en la vida no puede solucionar.

Es como una válvula de escape del cerebro,

que intenta a través de los sueños solucionar cosas.

Me resulta un mundo tan fascinante...

-Sí, yo creo que la película refleja a la perfección

el universo onírico, el cómo los restos diurnos de personajes

ella los va introduciendo y uniéndolos a sus pulsiones,

a sus deseos, y desde ahí construye la historia.

Yo creo que está perfectamente reflejado

el universo de los sueños. -De los sueños.

-Sí, de los temores y de las fantasías,

de las pulsiones más profundas...

-¿Qué es lo que huele tan rico desde la calle?

-¿Quiere saberlo?

Pase.

-Y lo más sensitivo, porque también me parece

que nos olvidamos de hablar del bebé,

hablábamos antes de quién le hace regresar.

Hay una búsqueda del anillo, pero también al final

lo que la hace despertar es el olor. -Es el llanto, el olor...

-Es lo más sensitivo, el olor, que empieza la película ahí,

que el padre no reconoce a qué huele la habitación...

-Hechos reales.

-Y la madre dice: "Ay, este papá, que no se entera

de que está oliendo a la caca". -A pastel recién hecho.

A la caca del niño.

Fíjate qué olor tan rico para la madre,

acaba siendo un olor rico, que es lo que la devuelve a la vida,

y a la familia. -Sí, sí.

-Está una doble búsqueda por parte de Julia, de...

-Y los llantos también. -Sí, sí.

-El llanto se te mete en el hipotálamo...

-Le hacía de repente en ese mundo... -Claro.

-"¿Dónde está mi hijo?". Y el llanto, el olor,

el mundo sensitivo conectaba este mundo onírico con la realidad.

-¡Julia!

(Llanto bebé)

Julia.

-Yo creo que en el papel de Julia ella ve la incorporación al trabajo

como una salida, como una vía de escape, como un refugio.

Igual que le pasa al personaje de Félix,

que también el trabajo es un refugio

para escaquearse de estar con el bebé, ¿no?

-¿Qué pasa, Julia?

-Necesito salir de aquí,

volver al hotel, aunque sea a media jornada.

-Y no todas las madres quieren volver al trabajo,

y no todas las madres quieren no volver al trabajo

y quedarse con sus bebés.

Ahí se juega mucho la culpabilidad, la presión social:

"Soy una mala madre si dejo a mi bebé con cuatro meses...".

Hablábamos de la lactancia prolongada:

"A ver cómo puedo gestionar la lactancia,

porque he visto en todos los sitios que es lo mejor...

yo quiero, yo no quiero...".

Es un momento de crisis, de manejar una ambivalencia

entre seguir con tu bebé e incorporarte

a lo que la sociedad te dice que tienes que hacer, rápidamente,

olvidando a tu cachorro, que lo dejas con 4-5 meses, un bebé desprotegido.

Y si conectas con tu instinto maternal,

te dice que tienes que estar con él,

pero a la vez te apetece volver a reincorporarte al trabajo,

te sientes muy mal y muy culpable por ello...

Es un momento complicadito.

-¡Por favor! -Vale, señora.

-¡Déjeme salir, son mi marido y mi hijo!

¡Que llevo dos días buscándoles, por favor!

No sé si queréis añadir algo más, se nos va pasando el tiempo.

Eduardo Noriega, que no está con nosotros, Eduardo...

Efectivamente, Eduardo Noriega. Muchos besos,

sabéis que Eduardo fue coguionista de este proyecto,

estuvimos trabajando intensamente en la novela de Clara,

que es una novela de 600 páginas,

que hicimos una reducción al oporto hasta dejarla en 90 folios.

Fue...

Yo creo que además luego él hizo una interpretación muy intensa,

yo creo que muy contenida, porque el personaje está lleno de corsés

en la relación y con su vida. Tiene que ir rompiéndolos

a medida que la historia avanza por él.

Creo que Eduardo hizo un trabajo estupendo,

y me estaba acordando, después de ver la película esta noche,

de tantos colaboradores, de tantos creativos

que incorporaron su talento a la película...

Joan Valent creo que hizo una banda sonora extraordinaria,

que contribuye muchísimo al latido dramático

de cada uno de los mundos de los personajes.

(Música)

Me daba nostalgia de los tiempos de rodaje en Alicante,

con Russian Red, con...

-Con Lourdes. Ay, qué bonito, Russian Red.

Una "bambola".

-Esa versión de "La bambola" que hace, maravillosa.

¡Cómo es de maravillosa!

(CANTA EN ITALIANO)

La dirección de arte, de Laia Colet. De Laia Colet.

Fue un equipo de creativos muy inspirados,

dieron lo mejor de sí, les estoy tremendamente agradecido, claro.

Daros las gracias... A mí me gustaría...

¿Sí? Claro que sí. Sí, lanzar un...

Bueno, lanzar una lanza. (RÍEN)

A favor del padre, que también pasa mucho esto en las parejas,

que las madres nos creemos muchas veces que somos las únicas

que sabemos hacernos cargo del bebé,

y al principio de la película parece así, que el padre no sabe.

En cuanto se le da la oportunidad, lo hace fenomenal,

esto es importante también que lo tengamos en la cabeza las mujeres,

que los hombres son muy capaces,

y que hay diferentes maneras de criar a un hijo,

y que la nuestra no es la única, ni la mejor.

-Qué bien que digas eso, también me ha dado la sensación en el coloquio

como que el hombre no era capaz de cuidar al niño, en absoluto.

Desde luego, en mi caso, el papá de mi hija es un excelente padre,

y en el momento en que yo no estoy,

ella tiene la misma calidad, o incluso mejor de cuidado

que cuando está conmigo. -Diferente, complementaria.

-Diferente, exacto, distinta, es su papá, y es otra cosa.

-Es otra cosa, pero es fundamental.

Estoy de acuerdo, y además creo que en las nuevas generaciones

hay muchos buenos, sensibles y maravillosos papás,

comprometidos y presentes en la relación y en la paternidad.

Sí. -Sí, sí.

Poco a poco, yo creo que películas y debates como este

ayudan también a la reflexión en las parejas y en las familias, ¿no?

Así que... Yo creo que es un tema,

el de las relaciones de pareja

y la paternidad, que está en plena evolución.

Va, indudablemente, a mejor,

y se están rompiendo muchos clichés,

que la película, de alguna forma, todavía refleja ese mundo,

y afortunadamente, dentro de unos años,

espero que la película haya quedado anticuada en ese sentido.

Por ahora, no, en absoluto, en absoluto, todo lo contrario.

Hemos disfrutado muchísimo con ella, y con esta conversación.

Muchísimas gracias. A vosotros.

Marta... Gracias.

Muchas gracias a los tres.

A vosotros. -Muchísimas gracias.

Hasta aquí esta inmersión en el inabarcable mundo de la pareja,

ya sabéis que os esperamos la próxima semana aquí,

en la mejor butaca del cine español reciente.

Un beso muy fuerte, chao.

(CANTA EN ITALIANO)

  • Presentimientos (coloquio)

Versión española - Presentimientos (coloquio)

14 ene 2018

En el coloquio, moderado por Cayetana Guillén Cuervo, participan Santiago Tabernero, director de "Presentimientos", su actriz protagonista, Marta Etura y Sabina del Río, Psicóloga Perinatal.

ver más sobre "Versión española - Presentimientos (coloquio)" ver menos sobre "Versión española - Presentimientos (coloquio)"
Programas completos (57)
Clips

Los últimos 777 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios