www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4019761
No recomendado para menores de 12 años Versión española - La Playa de los ahogados (Presentación y coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Muy buenas noches, empezamos con una estupenda noticia.

El próximo viernes se estrena "No sé decir adiós".

El debut de Lino Escalera

y una de las grandes triunfadoras del Festival de Málaga.

Nathalie Poza, Lola Dueñas y Juan Diego

encabezan el reparto de esta dura aproximación

a las relaciones familiares.

Ahora sí arrancamos "Versión española"

con cine policíaco en estado puro.

El cadáver de un pescado aparece en una playa gallega.

Todo un reto para el inspector Leo Caldas y su ayudante.

el agente Rafael Estévez.

El impresionante paisaje gallego, abrupto y misterioso

envuelve un caso en el que tendrán que lidiar

con el enigmático carácter de sus habitantes.

Pero el domingo por la mañana vieron a Castelo salir al mar.

Podría... ¡cuidado con los pies!

"La playa de los ahogados" forma parte de la famosa trilogía

de Domingo Villar sobre el inspector Leo Caldas.

La novela cayó en manos de Gerardo Herrero

que sintió un flechazo inmediato y decidió llevarla a la pantalla.

Buenas noches, Gerardo Herrero. Buenas noches.

Bienvenido. Encantado otra vez.

Queridísimo Gerardo Herrero porque como director y productor

de las grandes películas

del cine español.

Sin ti el cine español hubiera sido infinitamente más pobre

y desde luego ha sido nuestro padrino siempre.

Muchísimas gracias por estar siempre apoyándonos, Gerardo.

Y por estar atento a nuestros ruegos y preguntas.

Gracias por todo y por venir. Me emocionas.

Te lo digo de verdad. Tengo que actuar para no emocionarme.

No lo tenía preparado pero he dicho

vamos a decir lo que pensamos y sentimos porque realmente

eres para nosotros un personaje clave en todos estos años.

Así que bienvenido de nuevo.

Y bien acompañado hoy por dos actores que no habían venido.

Antonio Garrido, Luis Zahera, bienvenidos los dos.

Muchas gracias. Es vuestra primera vez aquí.

Ya teníamos ganas. -Sí, ya teníamos ganas.

Teníamos ganas de pillaros porque la verdad que hacéis

trabajos estupendos. Tú eres el agente Estévez hoy en persona.

Vas a estar a las órdenes de Leo Caldas toda la película.

Y, Luis, tú eres un persona clave

en una enmarañada investigación que nos va a tener con la boca abierta.

Gerardo, muchas veces has abordado

lo complejo que es adaptar una novela al cine.

¿Qué te llamó la atención de esta película cuando cayó en tus manos?

¿Por qué decides que sea parte de tu filmografía?

A mí me pasa el libro mi amigo Felipe Vega.

Me dice que hay un libro que seguro que me va a gustar

y te va a interesar. Fue un flechazo inmediato.

En cuanto terminé el libro llamé a Domingo Villar a decirle que

me interesaba adaptarlo.

Me parece un gran libro. Una gran novela policiaca española.

Después a mi Galicia me entusiasma, me encanta. Es un paisaje

brutal. Me encantan los gallegos.

Son como son con todos sus tópicos y no tópicos.

Y me siento muy a gusto siempre en Galicia.

Aquí la gente abre la boca para no decir nada.

Perdón. Que a veces se me olvida que es uno de ellos.

Antonio, hablábamos mientras no nos escuchaban los espectadores

que somos del club que diversifican el trabajo y hacen de todo.

Así que te hemos visto tocar todos los palos como presentador,

en series como "Amar es para siempre" o "El caso".

Tenías un estupendísimo personaje aquí en esta cadena.

¡Maldigo el día en que me presentaste a la cabrona esa!

En películas como "El camino de los ingleses" y muchas más cosas.

Siempre hay que elegir cositas, pero las profesiones son ya muy largas.

Aquí interpretas a un fiel escudero

de Carmelo Gómez, de Leo Caldas.

Tienen caracteres antagónicos y son una pareja muy curiosa.

Joder, vaya casita, ¿no? -¿Te gusta?

¿Cómo definirías a esta peculiar pareja de investigadores

para que se queden a veros? Son dos tipos

que son... Rafa Estévez

tiene auténtica pasión y devoción por su superior,

que es Leo Caldas, lo que pasa es que no se entienden.

Porque tienen formas de pensar completamente distintas.

A Rafa Estévez le pasa una cosa en la película

que él piensa que todos los demás son unos marcianos

cuando el marciano de verdad es él.

El único que está fura de contexto

aquí es Rafa Estévez que es el único que no es gallego.

A Rafa le pasa que ve a los demás personajes

que son gallegos como los raros,

cuando el que es raro para todos en realidad es Rafa.

Cómo va de "morao"... Está todo el día, chaval...

Tenía reventado el tarro. Al final tenía un tumor

como un kiwi. Luis,

realmente tus composiciones

en tus personajes nunca pasan desapercibidas.

Tu estilo es especial.

Tienes mucha capacidad para componer.

"Concursante", "Que Dios nos perdone",...

Digo de las más recientes, pero que son

grandes interpretaciones. No fue asesinada.

Fue un infarto.

Y aquí interpretas a un pescador pues que

es muy introvertido y calla mucho

pero sabe mucho también.

No vamos a decir más.

¿Qué se va a encontrar el espectador?

Te dejo la responsabilidad si no añade nada Gerardo.

A mí es una película que cuando leí el guión es el peso del...

todos tenemos un pasado.

En el caso de mi personaje es un pasado terrible

que es lo que se investiga en este policiaco y

la factura que te puede pasar que haya ocurrido algo...

más o menos turbio en tu vida.

Aquí están pasando últimamente cosas muy extrañas.

Para echarse uno mismo al mar, cuánto miedo debía tener.

¿Miedo de qué?

¿Quién será el asesino? ¿Quién miente mejor?

¿Quién dice la verdad sin tener que pronunciarla?

Atentos a la investigación de este tándem de sabuesos,

rastreadores, Caldas y Estévez.

Quizá alguien se adelante a su ingenio, lo dudo.

Junto a Carmelo Gómez y Antonio Garrido

y el infalible Luis Zahera aquí presente

Amar Novas, Pedro Alonso, Celia Frigeiro

y Celso Bugallo.

Todos forman un cuadro costumbrista que esconde en su interior

un profundo latido de thriller.

Dejaos envolver por la bruma fantasmagórica de este policiaco

con marcado acento gallego.

Que no se os escape ninguna pista. Nos vemos a la vuelta. Chao.

(Música)

(Música)

"Hasta que suba la marea",

una gran frase que da por concluida la investigación.

Caldas conversa amigablemente con Arias,

el falso culpable.

Ambos saben que el mar, testigo de todo,

acabará borrando la huella de los muertos

y guardará para siempre en su seno la memoria de los vivos.

Buenas noches de nuevo,

Gerardo Herrero, director y productor

de esta estupenda historia que acabamos de ver.

Qué bonito texto. Sí, señor.

De Sergio Catá, uno de nuestros compañeros.

También hace unos vídeos para el programa maravillosos.

Antonio Garrido, buenas noches de nuevo. Luis Zahera,

buenas noches. Buenas noches.

Gerardo, iba a empezar hablando del paisaje gallego

que realmente es uno de los protagonistas de la historia.

Tiene un peso específico tremendo. Y has rodado allí

distintas películas: "Heroína", "La mujer invisible",...

¿Cómo es rodar en Galicia?

El único problema para rodar es que cambia mucho la luz

y el tiempo. Eso hace que sea más difícil.

A favor tienes el paisaje,

el vivir allí que es una maravilla.

La gente que se dedica al cine en Galicia es estupenda.

Los gallegos en general es gente muy dispuesta a ayudar

a nivel de todo tipo de permisos

y situaciones. Y después tiene un paisaje muy espectacular.

Y el estar allí viviendo y trabajando es un placer.

Nosotros partimos de una novela que está basada en sitios reales

que el escritor ha puesto en su novela,

los ha situado. Y le pedí que me los enseñara personalmente.

Los fuimos a ver, localizar, para intentar respetar

el mayor número de localizaciones que están escritas en la novela.

¿Eso son hembras preñadas?

Son. Pero no es por compasión.

El mar en Galicia no es el Mediterráneo.

Y hay ese plus de sufrimiento.

Thriller, policiaco, donde hay algo horroroso

donde hay algo denso, turbio, oscuro y, claro, marca.

Yo lo que hablaba con Gerardo cuando hablábamos del personaje

que está consumido por aquello que ocurrió,

es una persona que le consumió aquello.

Que le consumió... ¿Por culpa?

Sí, efectivamente.

Muere una chica en la flor de la vida y...

estás alrededor de aquello y...

la factura que te pasa eso. Y aparte el mar,

esa dureza de los marineros, ese día a día

que se juegan la vida, que cualquier día puede ser el último.

Ya no te digo un percebero o una cosa de estas...

Si jugarlo por ahí...

Y a ti que eres de allí, ¿te parece que está bien contada?

Sí, sí. Me gusta las palabras que dice

de los gallegos. Somos, no sé...

Creo que el gallego es muy de solucionar, muy de acoger a la gente.

Muy echado para adelante. No sé...

Soy más crítico que Gerardo con Galicia

porque llevo allí toda la vida, sufrí más el tiempo...

Más las vicisitudes gallegas, pero...

sí, completamente de acuerdo.

¿Y por qué decías que era complejo dirigirle?

Ha llegado el momento en el que el espectador va a saberlo.

No voy a desvelar todos los secretos...

porque le acabas quitando misterio a las cosas.

Él es un actor muy peculiar

en relación a los demás porque va componiendo su personaje

poco a poco y no te lo cuenta.

Tú lo tienes que descubrir. Te obliga a un reto de descubrir

en qué está de acuerdo.

En eso a pesar de sus críticas a los gallegos es muy gallego.

No te contesta nunca lo que tú esperas

que te conteste para saber si vas por la buena dirección

o no lo que le estás diciendo. Yo no sabía

si lo que le decía estaba de acuerdo o no. Yo le digo a Antonio,

una cosa e inmediatamente me contesta

y sé que eso es así o no es así, igual que a Carmelo.

O le gusta o no le gusta. Pero él no te lo dice.

Tienes que ir modelando lo que te va ofreciendo.

Tienes que ir transformando lo que te cuenta como actor.

Y ver que ese personaje que entendió rápidamente porque

conoce bien Galicia y conoce bien los marineros.

Los marineros en Galicia están muy instaurados en la sociedad.

Hay mucha gente que vive del mar, que ha vivido del mar.

En todos los pueblos encuentras kilómetros de costa.

Está muy integrado el mundo de los marineros. Hay lonjas

donde se vende el pescado como antiguamente.

Y la historia oculta de la película,

ese naufragio del pasado,

él no es culpable, pero tiene parte de la culpa

porque ha callado, ha mentido,

han vivido de la mentira un grupo de marineros

que al final aunque él no haya sido el que haya

asesinado a esa chica y por lo tanto

no tiene nada que ocultar, lo tiene por no haber denunciado eso.

Han cometido un delito.

Tienen una cierta culpabilidad.

Y escribieron la palabra "asesino". -No sé qué escribieron,

pero en el mío nadie escribió nada.

Humildemente yo creo que soy un actor caótico, es decir,

soy un poco caótico. -Está bien que lo reconozca.

Lo que te quiero decir pues cada toma ocurren cosas,

no sé.

No hace una toma igual.

A los actores que son eso les pone muy nerviosos.

Claro, el compañero tiene que estar ahí...

Esto se convierte en un análisis de las personalidades.

Ahora vamos con él, tú no te preocupes.

A mí me pasan cosas, por ejemplo,

con alguien de la familia gallega mía y

le dices: "¿Quedamos para cenar?" Y te dice: "Paco llega a las 22".

Me encanta. Esa no es la respuesta a la pregunta

Yo te he preguntado: "¿Quedamos a cenar" y tú dices:

"Paco llega al aeropuerto a las 22".

Tengo que entender que vas a ir a recoger a Paco.

Por lo tanto a las 22 no puedes y cenaremos como pronto a las 23.

O que no es buena noche para cenar, que mejor otro día.

Tú ya decides si vas a cenar a las 23 o no reservas

o no vas a cenar.

Te hacen ese reto. Eso es lo que te hace Luis todo el tiempo.

Aquí la gente abre la boca para no decir nada.

Perdón. Que a veces se me olvida que es usted uno de ellos.

¿Cómo trabajas junto a Carmelo Gómez

esta relación casi familiar de dos personajes tan distintos?

El primer reto era hacer un tipo tan grande como Carmelo.

Grande.

Leo Caldas es un tipo grande.

Tiene una potencia... -Esa voz.

Carmelo se planta de pie y ha llegado Carmelo.

Entonces echarle la pata en el buen sentido a Carmelo Gómez

era complicado.

En el sentido de tener esa personalidad potente.

Después Leo Caldas es reflexivo y Rafa Esteve

es todo de tripas.

Lo siente todo aquí y reacciona automáticamente.

A mí me pasaba en lo personal

que siempre he admirado mucho a Carmelo Gómez.

Siempre. Me parece uno de los grandes.

Entonces para mí trabajar con él era un premio.

Eso llevado a los personajes era lo mismo.

Porque Rafa Esteve admira lo listo que es Leo Caldas.

Es lo mismo.

Por ahí fui trabajando esto.

Aparte que Carmelo e un gran compañero.

Y te da siempre lo que le pides y más y está siempre por la labor.

Es muy curioso eso que cuentas. Y lo de la fisionomía

es una de las cosas que queríamos preguntarte,

que hemos puesto en común.

Normalmente las parejas de investigadores

suele haber uno más gracioso,

más flacucho, más torpe.

Más antihéroe. Son más distintos de cuerpo y de voz.

Y tú eliges a dos actores que son

no iguales pero sí parecidos. ¿Cuál fue el motivo de esa elección?

Hacer lo contrario a los demás.

Precisamente pensé que era una cosa interesante

que fueran iguales y parecidos y no jugar siempre

al tópico del policía blanco, el policía negro,

alto, bajo, el policía de una manera y la contraria... Me parecía

más interesante que sus físicos

fueran parecidos

y que no hubiera tanta diferencia de físicos

para no jugar ese contraste porque ya en sí mismo

el contraste del gallego

con el contraste de su personaje.

Que digamos que fue mi única gran pelea con el autor.

Con Domingo. Curiosamente en la novela

es un maño.

Que también tiene su personalidad la gente de Zaragoza.

Entonces yo al elegir a un andaluz

en un momento determinado quería

que lo hiciera un andaluz para que le diera

humor a la película,

para que tuviera humor. Él tiene humor y es alguien

vitalmente humor.

Me cago en los muertos del marinero, sus supersticiones y su puta madre.

¿Qué te pasa? -Me ha escupido en la bota.

Independientemente que sea andaluz, aragonés...

la principal característica es que es el único que no es gallego.

Sí. Eso es lo que queríamos contar.

El único tipo aquí que no es gallego.

Era lo importante.

Los demás no tenemos culpa que no tenga más vida que el trabajo.

Tú has trabajado más veces con Carmelo.

Es uno de tus actores fetiches.

Como los serbios pasen por aquí los alrededores de Sarajevo...

a cuchillo.

"Territorio comanche", "Silencio en la nieve".

¿Cuál fue la excelencia de Carmelo en la película que no tuviera

en las demás que ha hecho contigo?

Hace un trabajo extraordinario siendo capaz de hacer la película

a la vez en castellano y gallego. Porque rodó una versión en gallego.

Teniendo en cuenta que es de la frontera de León con Galicia

tiene un componente, conoce bien a los gallegos,

pero hace un esfuerzo bastante duro

y complicado de estar todo el tiempo

mientras estamos rodando teniendo

que estar estudiando el guión en gallego, hacerlo en gallego.

Que creo que también le servía para interpretar un personaje

que es muy peculiar porque Leo Caldas está muy definido en la novela.

Y tenía que respetarle esa relación con el padre,

ese lado tranquilo, nunca grita, nunca chilla.

Siempre analiza, desconfía.

(HABLA GALLEGO)

No lo sé, Leo.

(HABLA GALLEGO)

(HABLA GALLEGO)

A mí me parece un actorazo y es una pena que

esté retirado para el cine. El cine español necesita

que Carmelo vuelva a trabajar y a actuar.

Porque creo que solo quiere hacer teatro y no hace...

Eso ha dicho, pero bueno...

Lleva tiempo cumpliéndolo. Pensaba que no iba a cumplirlo tanto tiempo

y que no iba a desaparecer tanto del cine.

Creo que el cine español no debe permitir y debería hacer algo

para que vuelva. Ofrecerle algún papel que no pueda rechazar.

Seguro que ocurre.

Ya sabes que los actores nos morimos de tristeza

renunciando a las cosas

y luego va a ir haciendo mella en su corazón.

Es un tipo muy sensible y que lo va a echar de menos.

Hace tiempo que no se le ve, que no se sabe de él...

No hay relación. Está muy oculto.

Sí, está muy subido a las tablas y haciendo

también estupendos personajes, pero bueno.

Tengo esperanza de que sí, que lo eches de menos y no pueda más.

Que su ímpetu vaya por otro lado también.

Tú tienes todas las secuencias con Carmelo, ¿no, Luis?

A mí me pasaba un poquito lo que decía Antonio

que trabajar con Carmelo es...

Carmelo es un poco mayor, pero lo recuerdo de...

verlo en teatro con Flotats, del montón de películas

que ha hecho Carmelo y...

Me gustaba, el recuerdo que tengo del personaje es que

es un poco...

Te decía una cosa de palabra pero con la mirada...

Era que te miraba por dentro. Tiene Carmelo una cosa impresionante

en cuanto a los interrogatorios, como que

escrutaba mi personaje.

Y era increíble que decía una cosa pero miraba otra.

Me parecía muy increíble, muy difícil, muy...

de prestidigitación.

Coincido completamente en las palabras

de que cuando trabajas con un grande

esto es como el ping-pong, la pelotita te vuelve muy bien.

Y está muy agradable todo.

Todo suena muy bien, ping-pong, ping-pong.

¿Va a marchar otra vez? -No, quedaré por aquí.

Hasta que suba marea.

Hasta que suba marea.

Quisiera que me contarais lo de la versión en gallego y castellano.

¿Esto cómo es? ¿Se hacen dos tomas?

¿Y una en cada lengua?

Te haces todas las tomas en una lengua

y cuando ya la tienes terminada

lo vuelves a hacer en la otra lengua.

¿Dos veces se rodó la película? Sí.

¿De verdad me lo estás contando?

La parte que era en gallego. Porque él no habla en gallego.

Solo las escenas que era en gallego se rodaba

en castellano y gallego. -Era curioso.

Para no doblarlo. Claro.

La dificultad era para Carmelo porque los gallegos no la tienen.

Son bilingües de todo.

Hay cosas mejor en gallego y cosas mejor en castellano.

(HABLA GALLEGO)

El mundo de los marineros que están en la lonja

es más interesante en gallego que en castellano.

Porque es como hablan ellos.

¿Tú sueles vivir parte del año en Galicia, Antonio?

Sí, yo ahora la mayor parte del tiempo

vivo en Santiago de Compostela.

Porque mi mujer y mi hijo son de allí.

A mí me pasa una cosa curiosa porque cuando me llama Gerardo para

la peli.

"Miera que te quiero ofrecer un personaje para una peli...".

Y me cuenta las características...

"Pero tú sabes que estoy viviendo en Santiago".

"No, no lo sabía". Estoy viviendo en Santiago

y lo que le pasa al personaje de Rafa me está pasando a mí.

Un poco.

Yo siempre digo que la vida rima.

Y en este caso rimó.

Y poco a poco voy entendiendo.

Los gallegos son gente muy respetuosa.

Son muy respetuosos.

Cuando decía que es muy fácil rodar allí, es muy fácil

porque te pones a rodar y nadie va a molestar. Si pueden te ayudan.

Si está en su mano te ayudan. De entrada es ayudar.

Y en líneas generales son así. Yo allí estoy encantado.

¿Y la lluvia qué tal?

La lluvia... -La lluvia compostelana.

Hay que reconocer que a veces parece Mordor

porque está siempre cubierto.

¡Rafa! -¡Ven aquí, coño!

¡Ven aquí!

A mí me ayudó el carácter de este tipo,

cómo es, cómo se mueve.

Había sacado Loquillo un disco en directo.

Y a mí la música de Loquillo en directo

me movía mucho a Rafa.

Y durante toda la peli yo estuve yendo y viniendo a Santiago

a Nigrán muchas veces.

Y en el coche iba escuchando siempre

a Loquillo en directo. -Cada loco con su tema.

Y me daba mucho este rollo del personaje,

del pecho para arriba, el tío...

Esta cosa de echado para adelante, visceral...

Poco reflexivo, todo lo contrario que Leo.

Rafa es echado para adelante. Y por ahí fue surgiendo todo.

¿Qué quieres, Exley?

Solo quiero resolver esto.

El caso está resuelto.

No.

Quiero hacerlo bien.

¿Aunque signifique pagar las consecuencias?

(ASIENTE)

Está bien, listillo, te ayudaré.

Tendríamos que trabajar tus modales.

Con educación obtendrías mejores resultados.

Ponte el cinturón, por favor. -Eso ha estado bien.

¿Te ha dolido?

Cuando hables me respondes con respeto como yo te hablo a ti.

Me la suda que seas tartaja, que hayas tenido infancia difícil.

¿Por qué me has quitado la pistola? -Era una broma.

No te lo perdono. -No justifica que me pegues.

No me gastes bromas de estas y no te pegaré.

Nuevas reglas, los cazamos de la manera que sea, incluso a su manera.

¿Me habla usted o el titiritero que le manipula?

Los dos.

Tú no buscas el retiro por dictamen médico,

tú estás loco de verdad.

Para mí no es un castigo, no quiero ser un héroe.

Lo tuyo es sacarle dinero a putas y a bares.

¿Quién te ha dicho eso? -Tengo buen oído.

¿Qué más has escuchado? -¿No te parece suficiente?

Me ha pintado como toxicómano incurable

solo porque ocasionalmente tomo cocaína al 5%.

Al 7%. -Al 5%.

¿O cree que ignoro que ha estado rebajándola a espaldas mías?

Como médico además de como amigo

repruebo enérgicamente ese hábito.

¿Necesitas ayuda, Margie?

No, no te preocupes.

No son más que náuseas.

¿Y tenemos que esperar a una orden? ¡No, vaya mierda! ¡No!

Escúchame, necesitamos un motivo para llamar a esa puerta.

¡Piénsalo!

¿Vale?

Está bien, tienes razón. Estoy hecho un lío.

Cuando tienes razón, tienes razón.

Bueno, ya no tenemos por qué discutir.

Desde luego hay casi un subgénero dentro del género

de parejas de detectives a lo largo de la historia del cine.

Parejas de detectives de todos los tipos.

Lógicamente igual que un género necesita respetar

los estereotipos y características para que ese género se reconozca

y ciertos clichés que hay que seguir

también hay que intentar no repetirse para no hacer

una burda imitación de cosas muy conocidas.

No sé en ese sentido cómo lo vivisteis vosotros.

No lo sé. Si tengo que poner nombres no sabría ponerlos.

Sin querer uno va tirando de su disco duro,

de su banco de datos, y tenemos referentes de lo que hemos visto.

A lo mejor no eres consciente que estás haciendo algo igual que...

tal personaje. Pero en su momento lo viste, te gustó,

y sin querer estás tirando de ahí.

Pero yo en ningún momento utilicé o pensé

esto se parece o puede tirar por aquí.

En mi caso no.

Yo con mi caos... (RÍE)

Con Luis no te puedes imaginar contestando a eso...

En mi caso era aguantar el chaparrón, es decir,

en cuanto a culpables hay...

Si rebobinamos todos los culpables de las películas

intentan aguantar el chaparrón. La película a mí

cuando la vi y leí el guión me gustan mucho estas películas

la palabra que dijiste antes, enmarañadas.

Que hay que tirar de un cordel y me recordaba,

yo soy de la generación de primera y segunda cadena y el cine americano

de género policiaco

aquellos Humphrey Bogart...

Me imaginaba mucho así a Carmelo y a Antonio.

Aquellas parejas que se hacían.

Esa atmósfera.

Ese tono. El cine de investigación

ha dado a parejas de policías míticas.

Sin ninguna duda. Hay montones de parejas.

La verdad es que también, antes lo has dicho,

he estado pensándolo, pero no creo en este caso...

Yo veo mucho cine. Veo muchas películas.

Y veo sobre todo muchas series.

Mis influencias pueden ser muchas, pero a mí me sigue

de vez en cuando yo vuelvo a rever las películas

policiacas del cine clásico.

Con Robert Mitchum, Friz Lang siempre lo he puesto de ejemplo.

De vez en cuando vuelvo a ver sus películas.

Necesito alimentarme de ese cine, de esa puesta en escena

más tranquila donde las cámaras no son...

Me encanta Tarantino, pero no podría hacer películas como él.

No me siento a gusto con ese ritmo narrativo ni con esa precisión.

No se ofenda vaquero, solo quería llamar su atención.

Ya, pues... la tiene.

Tienes mucha experiencia de la adaptación de la novela al cine.

Has adaptado "Territorio comanche", "Malena es un nombre de tango",

"El misterio Galíndez", "Silencio en la nieve",

y eso es lidiar con los autores como nos cuentas ahora mismo.

¿Cómo es el trabajo con el escritor o escritora

en este proceso?

Supongo que tú has estado muy encima de todo.

Un director tiene que estar encima,

sobre todo si has generado el proyecto.

No es que haya venido el productor y me ha dicho aquí está el guión...

Al momento que estás en la gestación estás años con un proyecto

y estás incorporado a la escritura.

Hay alguna crítica que hago a los directores alguna vez

que asumen el papel de ser coguionistas

y realmente hay un guionista el que lo ha escrito.

Algunos firman los guiones y son más del guionista.

Fuera de eso a mí me encanta trabajar con los escritores.

Creo que me siento muy a gusto, estoy disfrutando mucho.

Domingo se involucró mucho.

Es posiblemente de los autores que he trabajado

el que más se involucra porque

Almudena por ejemplo no le gusta nada involucrarse.

Ahora estoy intentando que se... en un proyecto que intento trabajar,

...vincule más al guión.

Y no es fácil. Arturo sí le gusta mucho

hacerlo. Yo siempre les digo, si vosotros

no queréis que se haga, no lo vendáis porque

este proceso tiene unos cambios, unas modificaciones

que tienen que ver con la narración, con el punto de vista del director,

con las posibilidades de los actores.

Y nunca van a ser iguales

que vuestras novelas las películas que hagamos.

¿Cómo dirige Gerardo? ¿Cuál es su filosofía de rodaje?

Creo que te deja hacer. Te propone cosas,

esto va por aquí y después te deja hacer.

Te deja hacer y muchas veces que te dice:

"No".

Llegas allí y le dices que has pensado y te dice: "No".

Pero normalmente de deja que le vayas proponiendo muchas cosas.

Por lo tanto se agradece.

Que te deje jugar, que te deje proponerle cosas.

E incluso cuando él te propone cosas

y lo tiene muy claro, aún así

en la peli ha habido momentos de vale lo voy a hacer como dices que lo haga

pero déjame que lo haga como digo y después tú eliges.

Eso es una cosa que me interesa y si el actor me hace la propuesta yo

le dejo que lo haga porque a lo mejor tiene él razón y yo no la tengo.

Has venido a verme, de modo que has de querer algo.

Cuando trabajé con Harvey Keitel

que fue una relación que para él fue buenísima

y siguió llamándome muchas veces para ver cuando volvíamos a trabajar.

Para mí fue muy complicada.

Y yo sufrí mucho con él porque no te obedecía.

Es un actor que en primer lugar en esa lectura

del guión que me gusta tanto hacer

le importaba tres narices. Le obligué en Toronto a hacer una lectura

del guión con todos los actores. Y estaba

cada dos por tres llamaba por teléfono,

no ayudaba nada al resto de los actores...

Y durante el rodaje me di cuenta que cada cinco tomas

él tenía que irse a lavar el pelo.

Es una cosa... A lavar el pelo.

Cuando llegabas a la toma cinco

se levantaba y se iba a lavar el pelo. Yo al principio

la primera vez que me lo dijo, primero no me dijo qué iba a hacer.

Me dijo que tenía que ir al maquillaje.

¿Y Zahera es el raro?

Zahera al lado de Harvey Keitel...

Y se iba lavar el pelo.

¿Pero se lo lavaba de verdad?

Se lo lavaba de verdad. El brillo

si yo montaba dos tomas distintas

no iba a ser igual. -Hay cosas que es mejor no contar.

No le gustaba nada que le dijera cómo lo tenía que hacer.

Nada. Era desesperante porque él decía que yo le pagaba

y que él lo tenía que hacer.

Que por qué le tenía que decir tantas cosas cuando le explicaba

las cosas que tenía que hacer.

Yo ya fui a decirle, Harvey, te quiero pedir un favor,

voy a decirte yo lo que quiero que hagas.

Ha sido tan complicado trabajar contigo que te quiero pedir un favor.

Y me dice cuál es. Que hagas exactamente

lo que yo quiero que hagas.

Desde que abras la puerta te voy a hacer cada movimiento.

Le hice todos los movimientos, donde se sentaba,

donde se levantaba, donde decía la cosa,

donde dejaba el vaso. Me pasé

toda la noche pensándolo todo para poderlo hacer

como si fuera un actor representando el papel.

Y se lo hice y lo hizo. El último plano es tal cual.

Y si quieres yo después te lavo el pelo.

Y durante dos años me llamaba constantemente

para ver cuando hacíamos otra película.

Yo que sufrí mucho con él... Nunca se sabe.

Chicos, se nos está terminando el tiempo,

ya nos tenemos que marchar. Siempre parece que va a ser más largo.

Es cortito. Pero el tiempo es el que es

que diría mi jefe en "El ministerio del tiempo".

Es así.

Así que nada... Te iba a preguntar a ti que

eres un gran experto en el rodaje de cortometrajes.

Sabes que nosotros después de la película y el coloquio

emitimos un cortometraje seleccionado para nuestro concurso.

Y entonces te quería preguntar

cuál es tu experiencia en cortometrajes últimamente

y cómo ves el mundo del corto ahora mismo.

Yo últimamente reconozco que no los hago.

Los cortometrajes como tengo una idea un poco marciana,

como que hay una edad para hacerlos porque son extenuantes.

La verdad es que son unas condiciones duras.

Es complicado.

Son más caóticos que tú mismo.

Son pero vamos...

Diametralmente.

Y algo menos. Como entrenamiento sí me encantaba.

Soy una persona bastante activa y la verdad es que

que sí hice bastante cortometraje, pero lo tengo un poco...

marginado.

No puedo con tu repre, con tu hermana.

No puedo con tu madre, no puedo más.

Soy un poco como Carmelo ahora.

Yo el tema del cortometraje me cuesta más.

He de decir que no voy a hacer más cortos.

Tampoco es definitivo, pero...

Un gallego no te va a decir que es definitivo.

Me vas a decir que el vuelo llega a las 22 de la noche.

Claro.

Y luego no llega a esa hora.

Muchísimas gracias a los tres A ti.

por haber compartido una estupenda película. Hemos pasado una noche

fantástica, los espectadores también, seguro.

Y nada más, que sigáis haciendo buen cine

para vernos aquí en "Versión española".

Muchas gracias. -Ojalá.

Ojalá, Gerardo.

Ahora llega la hora del cortometraje en "Versión española".

Finalmente Carmela, la abnegada cuidadora de su madre

durante tanto tiempo

encuentra la fuerza necesaria para emprender su nueva etapa.

Estupenda reflexión sobre la herencia familiar

y el enfrentamiento a la vejez.

Enhorabuena a Iñaki Elizalde y a su equipo

por la valentía y ambición

de su planteamiento y su magnífico pulso dramático. Nada más.

Buenas noches a todos. Ya sabéis

que nos vemos el próximo domingo para seguir compartiendo

el mejor cine español reciente.

Muchas gracias por estar ahí. Un beso muy fuerte. Chao.

Papá, ¿tú sabes lo que tienes?

Sí. -¿Quieres que hablemos?

Ahora no que estoy viendo eso.

Lo que le pasa a mi padre es que no lucha.

Si me pasara a mí yo lucharía.

Los dos iguales sois.

Y yo en medio como siempre.

Tenemos que hacer lo que nos dijo el primer médico.

Tranquilo.

  • La Playa de los ahogados (Presentación y coloquio)

Versión española - La Playa de los ahogados (Presentación y coloquio)

14 may 2017

Cayetana Guillén Cuervo presenta la película "La Playa de los ahogados" y un coloquio sobre la misma, al que asistirán el director de la película, Gerardo Herrero, y dos de sus protagonistas, Antonio Garrido y Luis Zahera.

ver más sobre "Versión española - La Playa de los ahogados (Presentación y coloquio)" ver menos sobre "Versión española - La Playa de los ahogados (Presentación y coloquio)"
Programas completos (54)
Clips

Los últimos 758 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos