www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5158167
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Las ovejas no pierden el tren (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, bienvenidos a "Versión española".

¿Cómo es y cómo se encuentra nuestra España rural?

¿Hay posibilidad de reconciliación entre la ciudad y el campo?

¿Vivimos en un mundo globalizado,

diferenciado esencialmente por lo urbano y lo rural?

¿Qué es la España vacía?

¿Cuánto territorio ocupa?

¿Qué necesidades tiene?

Con la comedia "Las ovejas no pierden el tren"

de Álvaro Fernández Armero,

abrimos esta noche las puertas al campo,

y lo hacemos al lado de tres expertos invitados.

Damos la bienvenida a Sergio del Molino, buenas noches.

Hola, buenas noches.

Bienvenido. A Cristina Beltrán, buenas noches.

Buenas noches, Cayetana.

Y a Rafael Navarro de Castro. Buenas noches.

Sois grandes conocedores de no sé si decir silenciosa

o silenciada España rural a la que vamos a acercarnos

esta noche a partir de la película. Voy a empezar por ti, Sergio.

Escritor, periodista, columnista, muy conocido por "La hora violeta",

narras una dura experiencia personal generosidad, gracias.

Por "La mirada de los peces",

también hablas de una historia cercana a ti,

de un profesor de filosofía de tu instituto.

"Lugares fuera de sitio".

Esta noche te hemos traído por esta belleza de libro,

"La España vacía. Viaje por un país que nunca fue"

que se ha convertido un suceso editorial.

Enhorabuena por todo eso. Muchas gracias, Cayetana.

Cristina, sigo contigo. Muy bien.

Licenciada en Sociología, tras finalizar el programa

de Doctorado de Antropología Social,

trabajas varios años como profesora de sociología

en la Universidad Rey Juan Carlos. Sí.

Conoces en 1998 al que iba a ser tu pareja, que es tu pareja.

Que era quesero de profesión,

decides dar un cambio absoluto en tu vida,

abandonas Madrid y te vas a vivir Potes.

Ahí han nacido y has criado a tus dos hijos.

Y desde 2007,

tienes la plaza de Agente de Empleo y Desarrollo

para la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia.

Y Rafael, te criaste en una granja,

también eres sociólogo,

trabajaste en el mundo audiovisual en Madrid,

también decidiste un día dar un giro a tu vida,

cambiar el ritmo de la gran ciudad,

vendes tu buhardilla en el centro de Madrid

y te vas a vivir a la sierra granadina.

Desde allí, escribes otra maravilla de libro que tengo aquí a mi lado,

"La tierra desnuda", aquí está.

Es una preciosidad.

Y cuentas a través de los 80 años de la vida de Blas el Garduña,

su protagonista, cuentas cómo ha sido la vida de los campesinos,

que ha sido una forma de vida milenaria

que está a punto de desaparecer. De eso vamos a hablar también.

Me gustaría empezar por algo que ha ocurrido hace muy poco

y que es de plena actualidad.

El pasado 31 de marzo se celebró una manifestación en Madrid

que reunió a más de 100.000 personas bajo el título:

"La revuelta de la España vaciada".

Era promovida por las plataformas Teruel Existe y Soria ¡Ya!

que son las dos provincias más despobladas de España,

a la cual se sumaban otras 20.

Quiero saber qué os pareció el éxito de esa convocatoria

y cómo vivisteis esta reivindicación.

Yo creo que esta manifestación ha sido una catarsis o expresión

de un cambio de sensibilidad en España

que se ha venido notando en los últimos años.

Es verdad que la despoblación no es una preocupación nueva

y la extinción del mundo rural no es una preocupación nueva,

llevamos 40 años dándole vueltas, sobre todo,

desde que ha habido una conciencia de que ese mundo se extinguía.

Es una preocupación muy localista,

que solo se debatía en los lugares en los que se sufría.

Desde un tiempo hemos visto como esa preocupación

parece que mucha gente en las ciudades se ha dado cuenta

de lo que está ocurriendo y todo lo que estamos perdiendo.

Creo que esa manifestación ha sido catártica no solo

para Soria y Teruel y las provincias afectadas,

sino para mucha gente, hijos y nietos de ese éxodo

que están expresando sobre todo esa tristeza

y angustia por ver cómo desaparece un mundo tan íntimo

y tan importante para su identidad.

Pero, también,

para poner sobre la mesa una serie de reivindicaciones

que son muy injustas para esos siete u ocho millones de personas

que viven en la España vacía y que necesitan

una atención y no sentirse ciudadanos de segunda,

que es como se sienten ahora.

Creo que hay que celebrar ya este movimiento, ya era hora.

Yo creo que uno de los grandes problemas del campo

ha sido que los campesinos o los agricultores y ganaderos

no han sabido unirse para reivindicar sus derechos.

De repente, que se junten todos con fuerza y levanten la voz,

reivindiquen, peleen y se hagan ver,

porque han estado no solo ocultos,

incluso tergiversados porque la imagen

que hemos tenido de ellos siempre ha sido a través de otros,

vista desde fuera.

vista desde fuera.

De repente, que levante la voz y digan:

"Aquí estamos y estos son nuestros problemas".

¿Y qué es lo que más te gusta de la película?

¿Qué le puede interesar más al espectador, Rafael?

Seguramente la relación de los urbanitas que llegan al campo

con los paisanos y el descubrimiento de ver lo que es esto.

Lo que más me relaja es estar con el tractor,

no sabes lo que es eso,

es como ir flotando sobre el suelo, es la polla.

La mayoría de las personas que vivimos en entorno urbano

y decidimos dar un cambio e irnos a una zona rural,

en el fondo estamos buscando algo.

Pero, en la mayoría de los casos, lo que encontramos es otra cosa.

Y, los personajes principales de la película,

yo creo que reflejan muy bien ese proceso,

esa búsqueda, esa segunda oportunidad,

ese segundo tren que está lleno de sorpresas.

Además, la película es francamente divertida. A mí me ha encantado.

Tenemos derecho a perder todos los trenes que nos dé la gana.

-Será por trenes...

Es insoportable vivir pensando que es demasiado tarde para todo,

no me da la gana, por favor.

Alberto y Luisa se han ido a vivir al campo,

pero la idílica vida rural muestra pronto su cara menos amable.

Juan, el hermano de Alberto, ni se plantea dejar la ciudad.

Sara, la hermana de Luisa, trata de canalizar su ansiedad

a través de citas con hombres, pero no acaba de encajar con ellos.

Tu cuñada es una máquina sexual.

Los magníficos Raúl Arévalo,

Inma Cuesta, Candela Peña,

Alberto San Juan, Pilar Castro, Jordi Bosch,

Irene Escolar y Kiti Mánver,

dan vida con comicidad a este grupo de personajes en crisis

en busca de su lugar en el mundo.

Subamos a este tren con parada en algunos dilemas actuales

más espinosos.

Ya sabéis que su destino final es este plató

en el que os ofrecemos un apasionante coloquio.

Hasta ahora.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Las ovejas no pierden el tren (presentación)

Versión española - Las ovejas no pierden el tren (presentación)

21 abr 2019

Programas completos (85)
Clips

Los últimos 938 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios