www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4858049
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Murieron por encima de sus posibilidades - ver ahora
Transcripción completa

Señores, me temo que han vivido mucho tiempo

por encima de sus posibilidades.

Pero no se preocupen que esto vamos a arreglarlo enseguida.

Las normas son las siguientes.

Tenemos que hacer recortes.

Sabemos que esto es duro,

pero ustedes lo entenderán.

Es un esfuerzo por el bien de todos.

Bien, el tema es el siguiente: estamos en crisis.

Pueden escoger entre recortar o ser recortados.

Pueden ponerse por parejas,

pero para salir de aquí

tienen que cortarse partes de su cuerpo

hasta alcanzar un porcentaje.

Digamos que un 51% estaría bien.

Cada dedo vale un 2%.

Quizás les salga más a cuenta cortarse toda la mano,

que sería un 10%. Matemática pura.

Cada extremidad, 20%, da igual que sean brazos o piernas.

Orejas y nariz, un 5%.

Solo son cartílagos, vuelven a crecer.

Están completamente locos.

Ojo, cada ojo, 15%

y las partes nobles, pues...

entre un 15 y un 25. Depende del tamaño.

El objetivo aquí es salir vivos.

Si consiguen cortar el 51% sin matar a nadie,

les dejamos libres.

Eso es imposible.

Es difícil, pero no imposible.

Bueno, ¿qué prefieren? ¿Recortar o ser recortados?

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Es el que escribe # las canciones de la radio,

# el que te sirve las copas, # el que te vende el diario.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Es el que te coge los bajos # del pantalón.

# Era el cura que te dio # la primera comunión.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Es el que escribe # todos esos libros.

# Es el crítico literario # más leído.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Es el genio visionario # que se inventa el Cola-Cao.

# Es el dueño de Fumasa # y el secretario de Estado.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Es el que pone anchoas # dentro de las aceitunas.

# Es amante de la Infanta # y lo es de más de una.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Traduce los artículos # de "Le Monde Diplomatique".

# Es el que hace los masajes # de Masajes a 1000.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Se inventa los debates # que hacen en Antena 3.

# Es cajero de Ikea # y es teniente coronel.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Es el que redacta # y responde las encuestas.

# Es el gilipollas # que reparte las becas.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España.

# Es el que programa el Teatro Real.

# Es la máxima autoridad # en derecho penal.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre # que lo hace todo en España. #

Voy, voy, voy.

Coge los cubiertos.

Muy bien.

# Es el hombre # que da todas las propinas.

# Es un verdadero artista. # Os voy a dar una pista.

# Os voy a dar una pista.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre... #

-Te están siguiendo, ¿eh? -Ya lo sé, señora, gracias.

# Hay un hombre en España # que lo hace todo.

# Hay un hombre

# en España. #

Este sitio es cojonudo.

¿Cuánto lleva cerrado? Diez años.

Si lo hubieras visto antes,

con tu padre... Las que montábamos aquí.

Una noche... No me cuentes eso, José Javier.

Me da mal rollo.

Solo te cuento que en Suecia tienes 40 hermanos, Miguelito.

¿Por qué lo cerraron?

Los putos ecologistas, que sacaron la ley de costas.

Joder, más ecológico que follar en la playa...

(RÍE)

¿Lo ves? Está destrozado.

Bueno, cuidado, que mira el encofrado.

Yo creo que esto sirve.

No sé, ¿tú crees que aguanta otra planta?

Sí, hombre. Yo creo que aguanta.

No sé a qué estás esperando.

Delante del mar, costa Daurada... Es un chollo.

Mira cómo te has puesto.

Joder, de verdad,

si es que no se te puede sacar de casa, tío.

¿Dónde vas vestido así?

Si me dices que venimos a hacer negocios...

¿Vestido de yuppie de los 90?

¿Tú no has visto a Steve Jobs o a Zuckerberg?

¿O al de Zara? Que ni sabemos el nombre.

Amancio. Todos van vestidos de gente normal.

Fíjate en mí, sin ir más lejos.

¿Ves?

Clavadito a Steve Jobs.

Sí, igualito. Solo te falta el cáncer.

No sé por qué voy mal.

Si pareces un dependiente del Corte Inglés.

Pues nada, chico, haces tú solo el "business" con tu pasta y punto.

Qué más quisiera yo.

No te lo iba a ofrecer si no tuviera mi cuenta retenida.

Pero ¿cómo retenida? Pues eso, retenida o intervenida,

no sé cómo se dice ahora. Bloqueada.

Un juez tocapelotas que instruyó un sumario

por una historia de un socio que no tiene que ver con esto.

Hasta dentro de unos meses me la tienen vigilada.

Pues no lo entiendo. Joder, ni yo tampoco.

¿Qué diferencia hay entre tener las cuentas en Zaragoza o en Suiza?

Todo es Europa, ¿no?

Todo es Europa.

Parece que quieran que volvamos a ser africanos.

Escúchame, chaval, entiendo que lo tuyo es un trabajo

y entiendo también que no hayas conseguido nada mejor

y que de algo hay que comer en este país de mierda.

Supongo que no vas vestido así por gusto.

Yo también llevé uniforme durante muchos de años

y te aseguro que no era más digno que el tuyo.

Hay que buscarse la vida, vale,

pero quiero que te quede clara una cosa:

no vas a sacar nada de mí. ¡Nada!

Si vas a comisión, búscate otro

y, si tienes una lista de desgraciados,

más te vale encontrar a uno mejor que yo,

porque escúchame,

a mí es que me han jodido ya tanto

que lo que menos me avergüenza en este mundo

es que me persiga un payaso como tú.

¿Te ha quedado claro?

Lo único que me das es vergüenza ajena.

Vale.

¿"Vale" qué? Que sí.

¿Que sí qué? Te he dicho varias cosas.

Que, si no es mucha molestia,

le seguiré siguiendo.

Si es que tampoco tengo más clientes.

Joder.

Guau.

Y, ¿los permisos?

Eso ya lo tengo controlado. Ven.

Los de antes también lo tendrían y algo les falló.

Ya, ¿para quién te crees que es la pasta que te pido?

¿Para el alcalde? ¿Manuel Grimau está en el ajo?

Cuando ganó, les pidió una comisión para financiar el partido,

los dueños se negaron y les quitó la licencia.

¿No hay permiso de ocupación?

Esa es la gracia,

comprarlo ahora que no vale nada, que lo van a derribar,

y después ya se hace el permiso.

Está apañado. ¿De cuánto estamos hablando?

50-50.

Tú la pasta y yo el Manolo.

Como en los viejos tiempos con tu padre.

Pero ¿de cuánto?

¿Cuánto llevas en esto?

Nada, si apenas bebo.

A veces, cuando me invitan. ¿Cómo?

No, no, digo que cuánto llevas de oso panda.

Ah, dos o tres meses.

Jodido, ¿no? Qué va.

Soy muy andarín y paseísta. Me encanta.

Fui primero en las pruebas.

Tendrías que estar indignado, ¿o no te das cuenta?

Es la tercera guerra mundial,

pero en vez de bombas, nos tiran cifras y números.

Los de la Troika han perfeccionado la estrategia.

En nuestro tiempo, por mucho menos que esto, habríamos montado...

¿Qué habríais montado?

Nada...

Ponme otra.

No hubiéramos montado nada.

Nos encanta decir que luchamos para dejaros una democracia,

pero ¿cuántos, eh? ¿Cuántos?

Si Franco hubiera tenido los huevos de montar unas elecciones en el 65,

las hubiera ganado, seguro.

Menuda mierda que os hemos dejado.

Nos quejamos de los políticos.

Nos quejamos, nos quejamos y luego nos tomamos otra ronda.

Ellos no tienen la culpa, bueno, no solo ellos.

La culpa es nuestra.

¿Sabes por qué?

La culpa es nuestra porque somos españoles.

Señor Hernández.

Mire que llevo años en esto,

pero nunca había visto nada parecido.

¿Sabe lo que más me preocupa?

¿Sabe lo que más me preocupa de todo esto?

-Supongo que... -Mire, los niños son buenos.

De por sí, son buenos.

No le harían comer mierda a otro niño.

Eso es algo que no se le ocurre hacer a un niño.

¿Entiende lo que digo?

Ese es el problema.

Se trata de una conducta imitativa.

(TARTAMUDEA) ¿Cómo? ¿Imitativa?

Sí, imitativa. Imitativa.

Los niños lo absorben todo, son como esponjas.

Observan lo que ven en su casa

y hacen lo mismo. -Oiga, pero ¿qué me está...?

¿Me está diciendo que lo ha visto en casa?

Porque a mí jamás se me hubiese ocurrido

hacer comer mierda a nadie. No sé cómo se le ocurre, señora.

Usted sabe cuál es el problema, ¿verdad?

Todo viene de lo mismo.

-¿Cómo de lo mismo? -Sí, señor Hernández.

¿Sabe a lo que me refiero?

Mire, yo le he dado

todas las oportunidades que he podido.

Yo creo... La casa...

-Tenemos compradores. -Sí, me lo ha dicho

una vez al mes durante los últimos seis.

No podrá venderla.

No, no, es que hemos vuelto a bajar el precio.

-La agencia nos ha asegurado... -Mire,

me parece que usted debería darse cuenta

de que no puede vivir como hasta ahora.

-Hay escuelas públicas muy buenas. -Sí, buenísimas.

Son más tolerantes con niños como el suyo.

(TARTAMUDEA)

Señorita, es que...

usted no sabe el esfuerzo que yo estoy haciendo

para que mi hijo pueda acceder a un colegio como este.

Pero si yo adoro a su hijo,

pero son órdenes de arriba.

No podemos permitir unos estudiantes que no pagan.

(SOLLOZA)

(Alarma antiincendios)

Señor Hernández,

pero ¿qué está usted haciendo?

(Llanto)

¿Y esas pintas que llevas?

¿Y tú?

¿Así vienes a la tintorería?

Bienvenido, sígame, por favor.

La sopa cara.

Es alucinante este concepto, ¿no? Bueno...

Sitios supercaros, super de lujo,

pero que no se note. Sopa cara... Tiene cojones la cosa.

Como diciendo: "No vaya a ser que les dé envidia

a los vecinos y me peguen".

¿Estás seguro de que no nos ven?

Esa es la gracia. Por fuera es un espejo.

¿Qué? Mira.

(GRITA) ¿Lo ves?

Este es el mismo concepto de la Alhambra.

¿Has estado en la Alhambra? ¿Granada?

No, en Nueva York.

¿Qué tiene que ver la Alhambra? En lo de no fardar.

Esto ya lo inventaron los árabes hace años.

¿No te has fijado?

Por dentro están los palacios, las fuentes, los leones...

todo el lujo imaginable, pero ¿por fuera?

No hay más que ladrillos sin alicatar.

Qué bueno eso, no lo había pensado. Claro.

Y con los burkas pasa igual, ¿no? Con los burkas.

¿Cómo los burkas?

Coño, los burkas, lo del...

Que por fuera no se ve nada,

pero por dentro, a veces, hay unas cositas... ¿no?

No, hombre, no. Los burkas no tienen nada que ver.

¿Sabes quién practica esta misma filosofía?

Faustino Lorenzo.

¿El banquero? (ASIENTE)

Faustino, el mismísimo presidente del Banco Central.

Tiene un barco en la costa Dorada, pero le da vergüenza ostentar.

Si él no puede ostentar, ya me dirás quién puede.

Eso digo yo.

Además, no le gusta ir con seguratas.

Tiene miedo de que se les dispare el arma.

¿Cómo no va a llevar seguridad? Que le da miedo.

Para pasar de los seguratas y de toda la pesca,

se ha mandado construir un barquito que por fuera no parece nada,

pero por debajo es un palacio.

Con su sauna, sus salones, sus piscinas...

Pero ¿eso se puede hacer? Claro que se puede.

Lo tiene amarrado en Calamont.

Estuve en agosto. Es como el palco del Bernabéu.

Si quieres "business", hay que estar.

Qué loco, macho. Por cierto...

¿recuerdas el "business" del apartahotel?

Como para no recordarlo. Alzheimer no tengo todavía.

Bueno, pues es una putada, pero no ha salido.

¿Cómo que no ha salido?

Que nos han dado por culo, que lo van a derribar.

Mira, mira, mira, ¡mira!

¿Lo ves?

(RÍE)

Se iba a derribar igualmente, estaba inservible.

No, no, si lo van a derribar, pero para siempre.

Lo van a hacer Parque Natural,

zona protegida, no podemos hacer nada.

Miguel, por favor, no me mires así, joder.

A mí también me han destrozado.

Nos han jodido a los dos.

Populismo. Populismo puro y duro. A ver, Javier, a ver.

¿Lo podemos recuperar?

¿Nada?

Te lo he dado todo. Piensa que mi reputación

se está yendo a la mierda por alcaldes ineptos como este.

Te lo he dado todo, Javier. Ya está bien.

Tampoco exageres, coño.

Algo suelto te quedará, ¿no?

No me jodas, Miguel. Me estás asustando.

No lo dices en serio, ¿no?

Joder, Miguel,

nadie se lo juega todo a un solo "business"

y menos en uno como este.

Hay que diversificar riesgos.

Joder, Miguel.

# Vente conmigo.

# Sé que está solo y siente frío.

# Ponte conmigo.

# Sé que estás harto y asustado. #

(GRITAN)

# Vente conmigo.

# Te estamos esperando.

# Vente conmigo. #

Aquí te quedas, tarado.

Hasta luego, gracias.

(Gritos)

Hola.

Y yo soy Iván.

¿Tú cómo te llamas?

Julio. Julio.

Bienvenido.

¿Tú a quién mataste?

(TARTAMUDEA) A nadie. A nadie.

Qué raro, ¿no?

Entonces, ¿qué haces aquí?

Seguro que te han traído para que me hagas compañía.

Y, ¿te gusta contar historias?

¿Historias? ¿Cómo historias?

Podemos follar si quieres.

Es un buen sistema de comunicación.

Pero ¿seguro que no mataste a nadie?

(SUSPIRA)

Un accidente, fue un accidente.

Ya decía yo.

A mí me pasó lo mismo.

Compañeros.

Compañero, recuerda que pasado mañana es la asamblea.

Hay que exigir mejoras en nuestras condiciones de vida.

Mañana, tarde y noche. Efectivamente.

No podemos consentir que siempre haya la misma comida.

Hay que exigir una mejor calidad de vida.

¡Mañana, tarde y noche!

¡Señores,

no podemos consentir que cada día nos pongan

el mismo puré de patatas con guisantes!

¡Y no podemos consentir que nos racionen los cigarrillos!

¡No!

Porque somos enfermos, sí, pero tenemos derechos.

Tenemos derecho a fumar cuando y como queramos.

Mañana, tarde y noche. ¿Tú qué quieres?

Solo quiero salir de aquí.

Y, ¿adónde vamos?

No podemos quejarnos todo el día y no luchar contra el sistema.

Aquel es Jordi. ¿Cuál?

El de los tatuajes. Ah.

Él también tuvo un accidente.

Con el otro, Piti.

Ese no está loco, pero le dejan estar aquí.

¡Nos quejamos de que no salimos al patio, pero no luchamos!

Y, ¿tú sí estás loco?

Sí, sí, sí.

-¡Mañana, tarde y noche! -¿Y ese?

Ese es mi mejor amigo.

Y, ¿qué hizo este?

Mató a su mujer. Ah, un accidente.

No, no, no.

Él fue queriendo.

# Aquel día en aquel sueño, # soñando soñé

# que estaba soñando contigo

# bajo un cielo de estrellas mil. # Hay que ver,

# precioso, precioso.

# Sueño que sueño, piel con piel, # calor con calor,

# cuerpo con cuerpo

# y aquel color de tu pelo # y tu piel a la vez

# aún despierto y recuerdo.

(RADIO) # Ojalá # no te hubiera conocido nunca.

# Ojalá no te hubiera conocido # nunca

# para no amarte siempre,

# para no verte sin verte,

# para borrar tu recuerdo

# del que siempre me acuerdo. #

(Móvil)

Hola. ¿Hola?

Y, ¿cuándo es la operación?

Estoy en lista de espera. Y, ¿qué te dicen?

Nada.

Ya sabes que no se mojan.

Te dicen todo lo que puede ir mal, pero que, quizá, sale bien.

Todo lo que yo pueda hacer... Ya lo sé.

No, lo digo en serio.

¿Serviría de algo ir por la privada?

Tengo que ir al baño.

¿Me ayudas?

Oye, que te lo digo en serio. Si hay que pagar algo, me lo dices,

para eso está el dinero.

La tienda me va muy bien

y desde que me dejaste ya no gasto.

(TOSE)

¿Estás bien?

Inmejorable.

Ana,

cuando me dejaste,

¿ya lo sabías?

Señor, bendice estos alimentos que recibimos de tu generosidad.

Da pan a los que tienen hambre

y hambre de Dios a los que tienen pan.

Bendito seas, Señor, por esta comida que vamos a compartir

y que es signo de paz, alegría y fraternidad.

-Amén. -Amén.

Es así.

No le gustan los nuevos. Sois sospechosos.

¿Sospechosos de qué?

De todo.

¿Te encuentras bien?

No, si...

creo que son las pastillas. Me duele la cabeza.

Es por los recortes.

En vez de vigilantes, nos dan más pastillas.

Les sale más barato. Les sale más barato.

Las azules no te las tomes.

Son las mejores, llevan caballo.

Y tú,

¿cómo puedes comerte esta mierda?

No puedo, pero la como. Me sacrifico,

porque no podemos dejar de comer, es lo que quieren,

que estemos débiles. ¿Quién?

¿Cómo que quién?

Mira tú, a ver,

si en vez de ser para mi novia, fuera para un futbolista,

me juego lo que quieras a que tendría ya

el hígado, los dos riñones y hasta tres cojones, ¿eh?

¡Ya estaría jugando, hostias!

¿No te da cosa la cicatriz?

No,

y había que hacerlo.

Ya, eso es lo peor,

que me han abierto para nada.

Súbele el calmante, ¿no?

Da igual.

Duele lo mismo, ya no me hace nada.

Y, ¿ahora qué te pasa, tonta?

Ya verás, cuatro días y en la playa.

No.

Esta vez se acabó.

No, claro que sí.

Tú estás muy fuerte. No.

Ya me lo ha dicho el médico.

Se acabó.

(SUSURRA) Ha estado muy bien.

De verdad.

He sido muy feliz.

Me has hecho la mujer más feliz del mundo.

¿Sabes?

El otro día entró un doctor que no había visto nunca.

Venía con un montón de estudiantes en prácticas.

Y va y me dice:

"Hola, a ver,

tenemos que hacerle un tacto rectal".

Y digo: "No fastidies, si con lo que tengo

nunca me han hecho ninguno".

Y me dice: "Bueno, alguna vez tenía que ser la primera vez".

Y me dice:

"¿Le importa?".

Y digo: "Nada, usted como en su casa".

Y ahí estaban todos los estudiantes, que

como tomando apuntes. Yo no sé qué apuntarían, la verdad.

Va el tío, se pone los guantes, mete la mano, y...

Yo primero pensé que me tomaba el pelo,

que era una prueba o algo,

pero veo que el tío sigue todo serio ahí y le digo:

"Oiga, disculpe,

que se ha equivocado de agujero".

El tío como si no me hubiera oído,

saca la mano y me dice:

"Todo en orden, gracias".

Y se va tan ancho con todos los estudiantes detrás.

Estás como una cabra.

¿Estas son las cosas que te da por imaginar?

Que no es imaginada.

Le pasó a una señora

que conocí el otro día en el quirófano.

En serio, que le pasó de verdad.

Albert,

¿te acuerdas de lo que me prometiste

si algún día...?

¿Lo harás?

# Todo lo que no te di,

# todo lo que me perdí,

# si anduve lejos de ti.

# Todo lo que no te di,

# lo que no quise de ti,

# lo que no te pude decir.

# Todo lo que no te di,

# aquel día en que no vi

# que estaba loco por ti.

# Todo lo que no te di,

# las gracias por estar aquí,

# de haber vivido junto a mí.

# Yo viviré y te haré vivir

# y por mí sabrán de ti

# tú ya eres parte de mí.

# Gracias por estar en mí. #

No, no.

Aquí hacemos las cosas diferentes.

Haga el favor de abrir la boca.

Ya sé metérmela yo solo, gracias.

Esto lo supongo,

pero le he dicho que aquí nos tenemos que asegurar

de que usted se toma la pastilla.

Y yo le aseguro que me voy a tomar la pastilla,

si es que no...

No veo el problema si me la da en la mano.

Haga el favor de abrir la puta boca.

No entiendo qué más te da.

Esta violencia gratuita, no...

¿Que esto es violencia gratuita?

¿Que esto es violencia gratuita?

¿Quieres violencia gratuita?

Abre la boca, abre la puta boca.

¿Quieres violencia gratuita? Pues aquí la vas a tener, querido.

Aquí la vas a tener. ¡Dale agua!

¡Ay!

Compro la calle de Alcalá, pongo otro hotelito

y os enseño otra vez a hacer negocios. Venga.

Uno. ¡Ay, amigo!

Bienvenido a Recoletos, a Hotel Bertoldo,

puede pasar por caja que aceptamos tarjeta de crédito.

¿Tú de qué vas vacilando así al personal?

¡Jaque!

Jaque. Jaque.

¿Jaque? Ni jaque ni jaco. A tomar por saco.

A tomar por culo. Desahuciado, a la calle.

Este tío no nos estará tangando, ¿no?

Es un tanguista.

No estoy tangando, ¿eh? Todo es legal, transparente.

Pero todo es mío, mío.

Ya, pero que todo sea tuyo. ¿Eso no es tangarnos, coño?

No he inventado el mundo ni he hecho las leyes.

Lo único que he hecho es edificar en momentos buenos.

Coño, oferta y demanda.

¡Un tangante!

Oferta y demanda,

pero es abusivo.

Eso digo yo cada día, tenemos que protestar,

que montar un pollo.

En la Edad Media,

los señores feudales, que eran los reyes del mundo

poseían, qué os voy a decir,

un 15% de la riqueza del mundo.

O sea, hablamos que un 5% de la población

tenía el 15% de los recursos mundiales.

Pero, ahora, el 0,08% de la población

posee el 86% de la riqueza mundial.

Estamos mejor, en la edad feudal... Que sí, yo antes vivía mejor.

-Cómo hablas. -El derecho de opinar.

¿Cómo? Mucho mejor.

Prefiero que se follen a mi novia y me den por culo a mí.

Bueno, por lo menos que disfrute y se ría un rato.

¿Qué haces? ¿Qué haces?

Jaque mate.

(CHISTA)

(CHISTA) Julio.

(CHISTA) Eh, Julio.

Julio.

¡Julio!

¿Tú puedes dormir? ¿Tú qué crees?

No, no, creo que no.

¿Sigues despierto? ¿Quieres que te cuente un sueño?

No.

Acabo de tener uno rarísimo.

Iván, déjate de sueños.

¿Por qué no me cuentas cómo llegaste a parar aquí?

Es una historia muy larga.

Es muy tarde.

No, me has despertado, ahora me lo cuentas.

Es que justo en este bar no me deben nada.

En estos sitios siempre se debe algo a alguien,

la cosa es que parezca que es a ti. Tú fíjate en mí,

porque con tu estilo, no vas a cobrar una leche en tu vida.

-Venimos a ver al jefe. -No, no está.

Dile que no se esconda, no tenemos prisa y ponnos una copa a su cuenta.

¿Qué quieres tú, a ver? Mamá.

¿Tú qué estás haciendo aquí? ¿Y tú?

¿Qué te crees que vivimos?

¿Del oso?

Mamá,

tú eres funcionaria, ¿no?

"Mamá, pero tú eras funcionaria ". ¡Del coño soy funcionaria!

¿Qué pasa? ¿Te da vergüenza?

Trabajo y te da vergüenza.

Es un trabajo bonito. Conoces gente.

Es que nunca me dijiste nada.

¿Qué te tengo que decir yo?

¿Cómo he podido yo parir un hijo tan imbécil?

Y seguir en casa a los 40 años, eso no te da vergüenza.

¿Por qué no te fuiste tú de casa?

¿Por qué no te fuiste tú en vez de tu padre?

Di.

¿Para qué te he pagado yo la carrera de ingeniero?

¿No tienes nada que decir?

¿Eh?

¿No tienes nada que decir?

Dime algo, hijo.

Dime algo.

¿O te crees que me gusta estar aquí?

¡Largo!

¿Es que no sabes tú porqué me pongo yo así?

(LLORA)

# No te vayas, mamá. # No te vayas de aquí.

# Adiós, mamá. # Pensaré mucho en ti.

# No te olvides, mamá, # que aquí tienes hogar.

# Si no vuelves pronto iré # a buscarte donde estés.

# No me importa dónde vayas.

# Te encontraré. #

Lo siento mucho.

¡Mañana, tarde y noche!

Es el momento de despertar, compañeros.

No podemos seguir dormidos.

No podemos seguir con nuestras conciencias dormidas.

En media hora, en el comedor.

No, es piki, piki, tiro otra vez.

Sois unos hijos de puta.

¿Qué te pasa? ¿Que qué me pasa?

Que ni uno habéis venido a la asamblea,

me habéis dejado tirado. ¿Qué te has pensado?

¿Que esto es el 15M? ¿Eh?

¿El 15M, pero tú por quién me has tomado?

No sé, una asamblea, esto es lo que harían los del 15M, ¿no?

Perdona, todo lo contrario. 15M, dice,

a mí ni me hables del 15M, esto hubiese sido 15D.

¿Qué me vienes ahora con 15D? 15D, 15 de diciembre, con frío.

¿Qué se puede esperar de un movimiento revolucionario

que se hace en primavera?

Sí, sí, señor, en primavera, ¿eh?

No, en primavera de Praga, primavera árabe.

Yo en primavera siempre estoy con alergia.

No, aquí cuando hay terracitas, cuando hace sol, en los exámenes.

Señores, que sin los exámenes el 15M no hubiese existido.

¿Tú sabes lo que es que te llegue un hijo y te diga:

"Papá, que no voy a hacer el examen".

"¿Cómo que no haces el examen?". "No, porque me voy a acampar

a la plaza con mis amigos, que es guay".

"¿Y el examen?". "No, el examen no, porque es la revolución".

¿La revolución?

La revolución se hizo en Rusia, ¿y cuándo se hizo?

En octubre, sí, señor. En octubre en Rusia hace -20.

Vosotros no tenéis ni puta idea porque no habéis viajado,

pero yo que conozco San Petersburgo,

en San Petersburgo, en octubre, te bajas los pantalones,

vas a cagar y sale una estalactita.

Y con esa estalactita de mierda,

que es entre una espada y un Calipo, tú puedes

rebanar a un tío y partirlo por la mitad.

Claro, ahí van los bolcheviques todo el día rebanando cabezas

de los aristócratas. ¿Aristócratas?

Pero ¿aquí qué?

No, contéstame, ¿aquí qué?

Aquí, se pasan los exámenes y las plazas se quedan vacías,

llenas de botellas y de mierda, pero vacías.

Hasta que llega marzo, y el niño otra vez que no hace el examen.

"Es que es... es el aniversario del 15M, papá".

"¿Cómo que aniversario del 15M?".

Mira...

Sal en diciembre a ocupar la plaza, si tienes huevos.

Mira, basta, me parece muy bien.

¿Y para qué quieres que hagamos nosotros asambleas

y asambleas y asambleas?

Asambleas. ¡Asambleas!

Que no se trata de no hacer asambleas.

Señores, las asambleas son necesarias.

Pero hay que hacerlas con otros objetivos, otro espíritu.

Y, compañeros,

es el momento de pasar a la acción directa.

Es el momento de conseguir lo que queremos,

de pedir lo que queremos, de hacer lo que queremos.

Y hay que hacerlo ya. Yo quiero salir de aquí.

Y si se puede, que me vengan a buscar dos chicas desnudas

en helicóptero.

Yo también quiero salir de aquí, claro que quiero.

¿Pensáis que porque soy de derechas me voy a conformar con lo que pasa?

No, por Dios.

Si es al revés. Precisamente, como soy conservador,

quiero conservar el sistema, pero como estaba antes.

Claro que quiero salir, pero no creo que lo consigamos con asambleas.

Pues a mí lo que me gustaría

es salir a la calle y que me parara la policía.

Y me gustaría negarme a todo lo que me pidieran

y me gustaría que se pusieran nerviosos

y que me amenazaran,

porque en realidad lo que me gustaría es

quitarles las armas y matarles.

Y me gustaría que mucha gente lo viera

y que no se asustara.

Que me aplaudieran,

que me dijeran: "Muy bien hecho, muchacho, se lo merecían

desde hace mucho tiempo, venga, corre, escapa".

Y yo, ahí, saldría corriendo, pero antes de salir de la ciudad,

me gustaría entrar en un banco

y me gustaría robarles todo el dinero.

Y me gustaría que alguien del banco intentara impedírmelo

para poderle matar también.

Y me gustaría que los clientes del banco me dijeran:

"Muy bien hecho, muchacho, lo deberíamos haber hecho nosotros

mucho antes. Venga, escapa". Y yo ahí, con toda la pasta

dentro de la bolsa del súper saltando por los tejados.

Antes de salir de la ciudad, me gustaría entrar

en el edificio del Congreso

o en el Senado

o... en el jodido Parlamento, yo qué sé, me da igual,

entraría a tiros cagándome en la puta con cara de malo.

Político que se mueva,

pum,

pum y pum.

Y la gente:

"Olé y olé y olé".

Me sacarían a hombros a la plaza, todas las multitudes ahí.

Las madres entregándome a sus bebés para hacerse una foto conmigo y...

mira, qué casualidad, el Palacio de justicia.

Voy a cargarme a un par de jueces, ¿no?

Pero a estos no me los voy a cargar a tiros, no,

a estos me los voy a cargar a hostias.

Justicia divina.

La gente ya loca de alegría: "Ahí va nuestro justiciero,

venga, corre".

Y yo qué sé, ya de paso, entro en cuatro oficinas

de cuatro multinacionales que yo me sé y...

eh, sin especular, ¿eh?,

no quedaría nadie vivo.

Yo qué sé, después ya, pues secuestro al presidentazo

de un bancazo de estos y me cagaría en la puta.

Hacerle sufrir, torturarle

y luego, sacar la recortada y... (IMITA ESCOPETA)

Por fin, libre, desnudo.

Fueguito a la gente, ahí.

"Está loco, pero es encantador.

Le queremos".

Eso se puede hacer.

¿El qué?

O sea, todo no, claro,

pero lo de salir de aquí y secuestrar a Faustino Lorenzo

se puede, sé cómo hacerlo.

Claro.

El presidente del banco central, tú tenías juntas de accionistas

con él todas las semanas, ¿no?

Lo digo en serio.

Sé cómo hacerlo.

¿Te pasa algo?

Este hijo de puta se ha metido una sobredosis

como para matar a un caballo.

No tiene pulso, ¿sobrevivirá?

(Música animada)

(Música animada)

(Música animada)

Jordi,

¿qué está pasando?

A ver, ¿tú crees que me merezco esto?

(SUSPIRA) Lo siento.

Te he convertido en un consentido malcriado.

Y si la culpa es mía, ¿qué? ¿Ahora qué hacemos?

No, no respondas.

¿Tampoco sabes lo que es una pregunta retórica?

Te pagué los doctores.

Y tú qué, ¿eh?

¿Cómo me pagas tú?

Yo pagarte, pagarte, no te he pagado.

¿Me lo cuentas o me lo explicas?

¿Y qué pasará si los demás siguen tu ejemplo?

Hombre, no... no se atreverán.

(RÍE SARCÁSTICAMENTE) No se atreverán.

Claro que no se atreverán. No se atreverán ni a respirar

cuando vean lo que voy a hacer contigo.

Jordi,

¿tú estás bien?

Sí, sí. Sin entrar en detalles, sí.

Bueno, pues tienes 24 horas.

O aparece la pasta,

o despídete.

No, hombre, no.

No puedes hundirme, te debo demasiado.

¿Cómo? ¿Qué, qué estás diciendo?

Que te arrastraría. La deuda es demasiado grande.

Si me hundes, tú te vas a hundir conmigo

y el sistema se va a ir a la mierda.

Pero ¿qué te has creído?

¿Que estás en el Consejo de Ministros o...? ¡Reacciona!

A ver, es verdad que he vivido por encima de mis posibilidades,

muy por encima,

pero yo lo asumo.

Asume tú también lo tuyo.

-¿Lo mío? Pero, pero... -Sí, ¿cómo te vas a financiar?

Estás endeudado hasta las cejas.

Tú necesitas unidad financiera,

credibilidad ante el capital

y hundiéndome vas a conseguir todo lo contrario,

credibilidad cero.

Es de lógica.

Jordi.

-¿Seguro que te tomas la medicación? -Sí.

¿Toda?

A ver, todo, todo no te lo voy a poder devolver.

La deuda es muy grande y yo no tengo un pavo.

¿Por qué no me haces una quita? Proponme una amnistía fiscal.

Perdóname la mitad de la deuda o tres cuartas partes

o un 90... -Oye, chaval,

te he aguantado años de mierda porque estabas enfermo, ¿OK?

Te he tratado como a un hijo, ¿no entiendes que no puedo más?

¿Tú lees los periódicos?

¿Qué hacen cuando un banco debe miles y miles de millones

o cuando un país está en quiebra? Le dan más dinero.

Ya.

¿Por qué?

Porque piensan a largo plazo.

Mira, yo tengo 100 papelas, si las quieres, toma 100 papelas.

A la mierda las 100 papelas, me debes los dos huevos, Jordi.

Necesito un rescate. Me puedes intervenir.

Te vamos a matar.

Bueno, pues no le llamemos rescate, llameémosle subvención.

Me puedes inyectar dinero, bajarme la carga impositiva

y así recibirás ayuda exterior.

Claro.

Si al final,

el que más debe es el más rico.

Inyéctame dinero.

Te voy a inyectar una hostia

que te van a dar dos vueltas las cervicales.

Mira, mañana a las 08:00,

se te acabó el cuento,

chaval.

¿Y qué, tío? Si te despide, pues que te despida.

Si llevo yo tres años en el paro, siguiendo cobrándolo ahí

por no hacer nada.

Que te finiquite.

Me va a finiquitar pero para siempre.

Entonces, devuélvele el dinero, coño, ¿cuánto le debes?

Todo. Todo.

¿Y de ese todo tú cuánto tienes?

¿Nada?

¿Cero?

¿Y cuánto puedes recuperar?

Venga, tío, súbete a la moto.

Que no me voy a subir al cacharro ese que se desmonta.

Pero ¿cómo has podido llegar a perderlo todo?

Pues que hice un plan de márquetin erróneo.

¿Un plan de márquetin?

Sí, que me leí un libro, tío.

¿Que te leíste un libro?

¿Entero?

Sí, una letra me llevó a la otra...

Perdone,

¿inflación?

¿Eso qué es? Es que yo no entiendo esas cosas.

¿Inflación qué?

Y...

¿crisis especulativa?

A veces.

"Hice lo que decía el libro.

Mercados vírgenes."

¿Queréis pica-pica del bueno?

Sí.

Vais a aprobar sin estudiar.

Las provincias españolas son 50.

Las más importantes son Cuenca y...

"Pero algo falló.

Se ve que los mercados son imprevisibles."

-¿Qué haces ahí, "colgao"? -(RÍE) Sube.

-¿Qué pasa con mi vértigo? -Súbete a la moto y trepa.

-¡Vamos, joder! -Pero ¿tú no tenías vértigo?

¡Ven!

Esto había que verlo, ¿no?

Pero ¡si tenemos vértigo!

¿Ya te lo has tragado?

-¿El gusano? -Sí.

Pero si no lleva.

-El gusano rojo. -El gusano rojo no lleva gusano.

Esta es la gracia.

-No lo entiendo. -Yo tampoco.

¡No!

Para las próximas olimpiadas.

¡A ver si batimos algún récord!

Ahora ya sí que entiendo cómo te lo has pulido "tó".

¡Eh!

(BALBUCEA) Me lo daría como recuerdo.

Te irán pequeños.

Toma.

# Por el camino

# yo me entretengo.

# Y aunque a veces duela,

# enamorado de la vida.

# Enamorado de la vida,

# aunque a veces duela. #

Joder.

Si van a despertar a "tó" Cristo.

¡"Clavao"! Las cinco en punto.

Se acabó.

No jodas.

¡No jodas que has sido tú!

Mis últimos mil euros.

¡Volando voy!

Hola. ¿Estabas esperando?

-Has tardado en venir hoy. -Es que estaba ocupada.

Va, enséñame una teta, ¡enseña!

(RÍE) No, que lo cuelgas y lo ve todo el mundo.

Soy muy bueno, niña.

Bueno, una, ¿eh?

¡Venga!

¡Sí! ¡Sí!

¡Vamos! ¡Vamos!

-¿Lista? -¡Qué pezoncito!

¡Que tengo muy mala sangre!

-¡Ayuda! -¡Que no grites!

(Gritos)

¡El extintor, el extintor!

¡Quieto! ¡Quieto!

¿Dónde vais?

¡Quieto! ¡Para ahí!

¡Quietos ahí! ¡Quietos ahí!

¡Quietos ahí! Así.

Yo no voy, yo no voy.

No pasa nada. Estoy tranquilo, ¡eh!

¿Queréis que os extinga?

¡Estaremos juntos! Que yo te cuidaré, será una pasada.

¡Es una raza en extinción!

Sí aquí ya me cuidan, hasta he engordado, Jordi.

¿Queréis que os extinga? No, no. ¡Quita!

¡No, no, no! ¡Tranqui! ¡No! ¡No!

# Yo estoy loco. # Estoy muy loco, estoy loco.

# Estoy loco, yo estoy loco.

# Estoy loco, loco, loco, # yo estoy loco.

# Yo estoy loco, estoy muy loco. # Loco, loco, loco, yo estoy loco.

# Estoy loco, estoy muy loco. #

¡Mira, mira! ¡Sin manos! ¡Sin manos!

Escucha, Ramón. ¿Tú estás seguro? Claro que estoy seguro.

¿Y cómo sabes encontrar al banquero? Tengo mis fuentes.

¿Qué? No os fiabais de mí, ¿eh? Pues ahí lo tenéis.

¿Eso?

Pero ¡si es un barco de mierda!

Ese es el concepto, como la Alhambra.

Pues venga tú, al abordaje.

¿Quieres parar ya quieto un poquito?

¡Ay! ¡Perdona!

¡Ahora! ¡Venga! ¡Vamos, vamos!

Pero ¿es que no hemos remado nunca o qué?

Que se crean que venimos en son de paz.

¡Eh! ¡Los del barco! ¿Hay alguien?

¡Ostia, tú! ¡Ostia!

¡Por aquí! Una trampilla, por aquí.

Ya está bien de hacer el tonto, ¿no?

¿Cómo quieres que esté aquí el presidente? ¿En salmuera?

Aquí se está muy a gustito.

(HABLA RUSO)

Sois los músicos, ¿no?

Sí, somos los mariachis. ¿Dónde está el presidente?

¿Los mariachis? Pues ¡viva México!

¿Qué pasa, osos? ¿No están extinguidos ya?

¿Dónde está el madroño?

-¿Qué te crees tú? Por ser famoso... -¡No, no!

-¿Quieres violencia gratuita? -No, no soy famoso.

¿No eres el puto futbolista?

No, me he disfrazado solo para follar.

El famoso es él.

Huele la boca a...

¡Cuidado!

Tú eres Roger, ¿no? El que juega con estos.

Este niño es futbolista.

-Eso parece. -Venga, a ver, ¿dónde te firmo?

La punta del talonario me vas a firmar, chaval.

Oye, tú eres zurdo, ¿verdad?

Fírmame aquí.

Pero no pongas tu nombre, pon el mío. Iván.

¿Pongo Iván? Sí, es que si no, me hago un lío.

A mí me firmas aquí, por favor.

¿Dónde? ¿En la sierra?

¿Y en cuánto dices que están valoradas tus piernas?

Así, a ojo, cien millones de euros.

Tú, enano. ¿En qué te gastas cien millones de euros?

Bueno, a ver. Todo el tema de contratos lo lleva mi padre,

¿sabes? Yo no.

¿Queréis ver cómo se destruyen cien millones en un segundo?

Se ha acabado ya la puta broma, ¿eh?

Se ha acabado ya. ¿Quieres verlo? ¿Quieres verlo?

Tenemos que dividirnos. Dos por allí, tres por aquí.

El que encuentre al presidente avisa al resto.

¡Y lo bien que lo vamos a pasar! (RÍE)

(Música de fiesta)

¿Y nosotros también podemos?

Hola. ¿El presidente?

¿Quién de ustedes es el presidente? ¿Cuál? ¿El presidente de qué?

Buscamos al presidente del banco central.

(SUSURRA) Espera, espera.

¿Por fin han llegado?

¿Son ustedes los aprendices de revolucionarios?

Creo que me están buscando a mí.

Mire usted,

el 0,08% de la población mundial

posee el 86% de los recursos del mundo.

Usted es uno de ellos.

¿De dónde saca esos datos? ¿Cuáles son sus fuentes?

Yo se lo diré.

Del Twitter.

Hoy en día toda la información está en la red.

¿Y la red no la controla nadie?

No se obsesione con los datos.

Úsenlos, pero no se los crean demasiado.

Lo que cuentan no son las estadísticas,

sino las intenciones.

¿Cuáles son las suyas?

¿Cuál es el sistema que pretenden imponer?

Pero ¡qué sistema ni qué ostias!

¿Qué son ustedes?

¿Anarquistas?

-¿Anónimos? -No, no, no.

Nosotros somos personas normales.

Estamos a favor de la propiedad privada, como usted.

Sí, somos liberales. El sistema ya nos iba bien,

pero como antes. Sí. Es el mismo sistema

pero con ajustes técnicos.

Queremos hacer un "reset". Eso es.

Un "reset". ¡Bravo!

Lo que mi compañero quiere decir es que ustedes,

el 0,08%,

puede seguir siendo el dueño del mundo,

pero se tendrá que ceñir al 51% de los recursos.

Pero lo que hay entre el 86% que ahora tienen

y el 51%, pues,

se tiene que repartir. ¡Se tiene que repartir!

¡Se tiene que repartir!

¿Y cómo lo hacemos?

¿Por transferencia?

-Con lo de los sobres, ¿no? -Suponiendo que eso fuera posible,

¿quién les apoya a ustedes?

(RÍE) ¿La opinión pública?

(RÍE) Miren,

ya sé que pensarán que yo no soy quién

para darles consejos revolucionarios,

pero yo también he hecho la revolución.

He financiado unas cuantas.

Y les voy a decir una cosa,

uno nunca lo hace solo.

Se necesita un consenso.

¿Me explico? Un gran consenso.

Para que duren.

¿Con qué capitales cuentan?

Algún país, al menos.

La indignación sin organización no sirve para nada,

es una pérdida de tiempo.

Cuando tengan algo más sólido vuelvan a verme.

Si su revolución me interesa,

les ayudaré.

(Disparos)

(Gritos)

¡Que no se escape!

-¿Y ese ruido? -Estamos encerrados.

Ahora solo quedamos usted y yo.

-Abra la puerta o disparo. -Si lo hace, nunca saldrá de aquí.

La piscina se desbordará y el agua llegará hasta el techo.

A mí ya no me importa,

pero a usted supongo que sí.

Seguro que nunca ha probado un vino como este.

¡El banquero está aquí dentro! Julio, debe estar muerto.

¿Quién? ¿Julio o el banquero?

¡Quita! ¡Quita!

¿Cómo cojones se abre la puerta del banquero?

Muy hombre pegando a las mujeres.

No ha sido una cuestión de machismo.

(LLORA) ¡En la cara!

Bueno, ¿qué prefieren?

¿Recortar o ser recortados?

Hay una alternativa más fácil,

que nos abran la puta puerta, nos entreguen al banquero

y salir de aquí ya, ustedes y los rehenes.

Quieto. Siéntese, ¡coño!

Tarados,

¿por qué no nos matáis de una vez?

¿Quieres dejar de hacer el ridículo?

Siéntate.

A ver, joder. Es que con esa actitud no se puede.

No se puede dialogar.

Traiga un teléfono.

¿Qué pasa? ¿Quieres despedirte de tu mujer?

-Estoy soltero. -Tendremos que hacer unas llamadas

para negociar lo que han pedido.

Ya vamos entrando en razón. Sí, señor.

Bueno,

tienen cinco minutos, y espero que no se les ocurra

hacer una tontería, porque se queda mi amigo

que a tonterías no le gana nadie. Compañeros,

necesitamos hacer una asamblea. Asamblea, asamblea.

Pero ¿con eso respiras bien? Más o menos.

Que tiene agujeros.

¿Mejor? Mucho mejor,

no te reconoce ni tu madre. Venga, va, va, va.

Oye, ¿y qué digo?

¿Cómo que y qué dices? Coño, lo que habíamos quedado, lo del 51%.

¿Y si pedimos el Guernica? ¿Para qué quieres tú el Guernica?

Un Airbus, un Airbus.

¿Nos centramos un poquito, por favor? Si nos dispersamos,

es contraproducente para todos. Hay que mandar un mensaje,

claro, conciso y directo.

A los medios hay que darles el titular hecho.

Vamos allá.

Cuando queráis.

Queremos más.

Sí, sí, queremos más. Más. Más y más.

Queremos más. Queremos más. Queremos más. Todos queremos más.

Todos queremos más. Queremos más.

Queremos más, queremos más. Más, más. Lo queremos, ya.

Ya, más.

Más, ahora.

Está muy bien, está cojonudo.

Que lo podemos repetir, ¿eh?

No, ha quedado estupendo, de verdad.

Id volviendo, que yo voy a mandar el mensaje a los periodistas.

Seguro, ¿eh? La podemos repetir. No, perfecta, perfectísima.

¿"Locos"? No puedo llamar locos a estos subnormales.

No se puede decir locos por la tele, ¿cómo puedo llamarlos?

¿Discapacitados psíquicos, perturbados mentales?

¿Cómo coño llamo...? Terroristas.

Terroristas.

Chicos.

Los cinco enajenados.

Los cinco terroristas enajenados

aseguran que no quieren cambiar el sistema.

De hecho, permitirán...

...que los oligarcas siguieran manteniendo la propiedad

...del 51% del mundo.

Si estos no acceden a sus condiciones,

amenazan con despedazar

literalmente, en pedacitos muy pequeñitos...

...al presidente del banco central, don Faustino Lorenzo.

Recortes lo llaman.

Lo que llaman sistema no funciona como ustedes piensan.

No me diga que usted también cree en teorías conspirativas.

Eso se acabó.

Nuestro mundo es demasiado complicado

para creer en conspiraciones.

Solo un idiota pensaría que es tan fácil.

Es que somos idiotas.

Explíquemelo como si fuese idiota, a ver si me entero.

¿La crisis tampoco es real?

Los dos analistas vieron venir la crisis hace años.

Entonces, ¿qué coño hicieron?

Ese es su error

y ese fue también el nuestro.

Nosotros también, creíamos que podíamos arreglarlo todo,

pero este barco se está hundiendo con todos nosotros dentro.

Deje esa puta mierda de metáforas.

Yo no veo que este barco se esté hundiendo.

Lo que hemos creado es tan complejo que ya ni Dios puede cambiarlo.

-Pero en la Edad Media, la gente... -En la Edad Media,

un hombre entendía el mecanismo de todo lo que hacía.

Ahora no sabemos cómo funciona nada

y todos dependemos de unos inútiles que ni siquiera sabemos quiénes son.

Y nosotros, los dirigentes,

no entendemos una mierda de nada.

Como...

nadie entiende nada.

Ahora me caso.

Disfrute del momento.

Disfrute de este instante y déjese de discursos absurdos.

No se engañe, usted no es como ellos.

(SUSURRA) ¿A quién llamo?

No sé, Gerardo.

Coño, es que solo sirves para una cosa. Iniciativa.

¿Esto no es responsabilidad del Ministro de Interior?

No nos llames ministros, no somos ministros.

-Voy a llamar a presidencia. -No jodas con presidencia.

-Si aún lo van a empeorar todo. -¿Cómo quieres que empeore esto?

Si alguien puede empeorar algo, será el presidente.

¿Por qué no llamas a los de Davos, a tus amigos, a los suizos?

¿Y qué vienen con un ejército de navajitas multiusos?

-Habrá que llamar a los geos, ¿no? -A la Troika.

Entonces, llamemos al jefe del estado mayor.

Llámalo tú, que para eso eres el mi...

No.

Acabo de dimitir.

-¿Cómo que acabas de dimitir? -Pues he dimitido como el papa.

¿Qué vas a dimitir? No lo hiciste ni con las comisiones.

Me da igual. He dimitido.

Oiga, joven...

Mire, ven.

Yo puedo marcharme ya, porque acabo de dimitir.

Uy, qué pena...

-¿Cómo que "qué pena"? -Gerardo, aquí no dimite ni Dios.

-Compórtate como un hombre. -Y llama al ejército.

Me parece que no va a hacer falta, porque están llegando

los helicópteros, ¿no oís? -¿Qué helicópteros?

¿No ves que no van a mandar a nadie a rescatarnos?

Lo que quieren es que nos maten y así seremos mártires.

Entonces, ¿qué propones?

Dame el teléfono.

Sí. ¿Yo? Mal, mal.

A ver, tienes que solucionarme esto ya.

No, ya es ya. No hace falta reunir a nadie.

Pero ¿cómo coño quieres que piense con calma?

No puedo pensar con calma.

¿Qué? ¿Que estáis votando?

¿Qué coño estáis votando, cretinos?

Fernando, no...

ese tonito de pena conmigo, no.

Fernando, no te despidas de mí.

Fernan...

Fernando no tolero que te estés despidiendo de mí.

Déjame.

Y tú vete a negociar con ellos, que inspiras confianza.

Un don que tengo.

Ya, te lo habrá dicho tu asesor de imagen.

Ánimo, Gerardo, estamos en tus manos.

Muchacho.

Por favor.

Mira, no tenemos ninguna responsabilidad

y te confieso algo personal, tengo que ir al baño ahora mismo,

si no, me hago sasa encima.

Susana, ¿tú lo conoces?

-Tenías que haber ido a negociar tú. -Claro que lo conozco.

Es capaz de pegarnos una puñalada por la espalda.

Y la señora está menstruando, un poquito de compasión.

¿Por qué no caga en ese rincón?

Gracias.

Gracias.

Lo mejor es que esto lo arreglemos entre tú y yo.

Póngame con presidencia.

No, póngame con presidencia.

Sí, le llamo por lo de los megacasinos.

A tomar por culo los megacasinos. No, no, se acabó el tema.

Tanto Euro Vegas, Euro Vegas. Euro vagos, por favor.

No, no y si se quieren quedar aquí, que paguen más impuestos.

He pensado en el tema de las drogas

y creo que hay que legalizarlas.

Con las drogas, no se pagan impuestos,

todo dinero negro.

La droga da mucho dinero, da billones de euros,

billones con B de berberecho.

Además, si hubiese crisis, aunque haya crisis, habiendo drogas

la gente no se entera.

Han pasado ya 15 horas

desde el inicio del ataque terrorista

y lo más terrible es la incertidumbre.

Nada sabemos de nuestros niños,

que se encuentran en el interior del barco.

Nuestros pequeños, los más débiles.

Los únicos testigos, los valerosos miembros de la tripulación,

que han conseguido comunicarse con nosotros

arriesgando sus vidas ocultándose en el interior de los lavabos,

llamándonos con sus propios móviles

nos han hecho un resumen de un marco incomparable

de escenas dantescas.

Terribles abusos, quizá violaciones masivas.

Las bolsas internacionales se han desplomado como...

gaviotas muertas

en el mar.

¡Venga! ¡Mátalo ya!

¡Córtalo ya!

¡Toma!

¡No!

¡Hijos de puta!

No es justo eso que dices, ¿eh?

¡No! Esa mano no. ¿La mano de firmar los cheques?

¡Soy zurdo!

Hay que parar la hemorragia, hay que hacerle un torniquete.

¡Espabila!

La amnistía fiscal. Pero ¿qué ejemplo estamos dando

a nuestros hijos con la amnistía fiscal?

¿Se pensaban que iban a ser anónimos?

Desde mañana todos los nombres en la prensa ¿eh?

¡Y que no se pueda duchar! No. Duchar, duchar.

Que no se duchen, que vayan como cerdos.

Van a venir enseguida y nos sacarán de aquí.

Aguanta, aguanta, Gerardo. Que por fin ya llegamos.

Poligamia, sí, señor. Es que parecemos tontos,

es que el único sitio donde no hay es Occidente.

Que haya poligamia. En los hombres, como ha habido siempre, claro.

Y con las mujeres, tampoco se pasen,

pero algo de igualdad.

Abre la boquita.

Así, así, así.

-¿Qué? -¿Qué dices?

-No está claro. ¿Cómo? -Vocaliza.

Nuestro héroe.

Volviendo a la nuestro.

¿Cuál es la solución?

Ninguna.

Somos dinosaurios,

cuando cae un cometa los dinosaurios se extinguen

y solo sobreviven las cucarachas.

El cometa hace tiempo que ha caído.

Ahora lo único que debería importarle

es saber si es lo bastante cucaracha para sobrevivir.

-¿Cómo cucaracha? -¡Dinosaurios!

O cucarachas.

Usted aún está a tiempo de escoger.

Piense en sus hijos.

Piense en el futuro de sus hijos.

¡"Sit"!

¡"Plas"!

(CON ACENTO FRANCÉS) Lo tenían todo a favor, caballeros.

Toda la opinión pública estaba con ustedes,

pero la situación se les ha ido de las manos.

¿Por qué?

Por falta de profesionalidad, señores.

Porque son ustedes unos aficionados.

Por culpa de ustedes han matado a 12 empleados de cajas,

a 12 trabajadores.

¿Qué pensaban?

Ahora los banqueros están escondidos en sus mansiones

y sus imitadores están matando a pobres trabajadores como ustedes.

Han conseguido lo contrario de lo que pretendían.

Han perdido el apoyo popular

y han convertido al presidente en un mártir

de las libertades civiles.

Vale, vale. Perfecto, señora Führer.

Pero, ¿cuál es la oferta de la Troika?

¿Nuestra oferta?

Las cucarachas sobreviven a las langostas.

El trágico ataque terrorista de los panda

sigue convirtiéndose en un fenómeno imitativo

de dimensiones incalculables.

Han surgido grupos de imitadores de la panda de morosos

que actúan en diferentes ciudades, se han producido incidentes

en Bogotá, en Filadelfia, en Zamora, en Moscú.

En México, en Grecia, en Estados Unidos,

en China, en Finlandia, en Rusia, en Japón.

Perdón, me dicen también en Egipto.

En Viladecans ha sido asesinado

el cajero de un supermercado.

Mónaco, Mónaco.

Siguen apareciendo grupos de imitadores

de la banda justiciera.

Con el paso de las horas

el fenómeno está adquiriendo relevancia mundial.

Proliferan por todo el planeta grupos de imitadores

de la banda terrorista de la panda de morosos.

# Yo estoy muy loco.

# Yo estoy muy loco.

# Yo estoy muy loco, estoy muy loco, yo estoy loco.

# Yo es que estoy loco, yo estoy muy loco. #

Jefa, ya sabe que

mientras me paguen, yo hago lo que sea.

Pero por curiosidad, ¿usted es una infiltrada

de la Troika en los pandas? ¿O de los pandas en la Troika?

Arranca.

El pánico y el caos han invadido las redes sociales.

Los panda son ya "trending topic" mundial.

(TODOS) ¡Bien!

# Yo estoy loco,

# estoy muy loco,

# yo estoy loco, estoy muy loco,

# hasta el fondo, como una moto,

# apartar las criaturas # que estoy loco.

# Hasta el fondo, como una moto,

# apartar las criaturas # que estoy loco. #

Y así fue como acabamos con la crisis.

¡Y salvamos a España!

Y todo el mundo encontró trabajo, y subieron los sueldos.

Y no las pensiones.

¡Subieron las bolsas!

En los hospitales no había que esperar.

Y todos estaban tan sanos y felices,

que no se morían. Ahora que la crisis ha acabado.

Y todos estamos forrados,

aprovechen y tengan ustedes... (TODOS) ¡Muy feliz día!

# Yo estoy loco,

# estoy muy loco.

# Yo estoy loco, estoy muy loco, yo estoy loco. #

(Música alegre)

(Música alegre)

(Música alegre)

Versión española - Murieron por encima de sus posibilidades

25 nov 2018

Cinco hombres estresados por intentar mantener su estatus en tiempos de crisis, terminan cometiendo distintos asesinatos. Van todos a dar al manicomio, donde elaboran un plan de escape para secuestrar al presidente del Banco Central y obligarle a repartir mejor el dinero y acabar con la crisis.

Contenido disponible hasta el 23 de octubre de 2026.

ver más sobre "Versión española - Murieron por encima de sus posibilidades" ver menos sobre "Versión española - Murieron por encima de sus posibilidades"
Programas completos (84)
Clips

Los últimos 935 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios