www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4527979
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Marsella (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

Con el sacrificio de una madre por amor a su hija,

termina este viaje a las sentimientos maternos

que hemos realizado

con esta hermosa película de Belén Macías.

Regresamos a plató para hablar de este sacrificio

y de todo lo que plantea "Marsella". Damos de nuevo las buenas noches

a la actriz Goya Toledo,

a Patricia Moya, acogida desde los nueve años por su familia actual

y a Pablo Rodríguez Hoyos, director general de Familia

y Políticas Sociales de la Junta de Castilla y León.

Goya, bonita mía. Buenas noches de nuevo.

Buenas noches. Qué personaje tan precioso haces.

Qué historia tan bonita y María... Y qué difícil.

Pablo, Patricia. Buenas noches.

Cualquier final iba a ser desgarrador y doloroso.

¿Crees que había una solución mejor?

¿Que esta es la mejor solución para las tres?

No lo sé. Yo creo que es la mejor solución que encontró

el personaje de María, ¿no? Para su hija, pero es muy doloroso

para Virginia también. Porque Virginia entiende al final

que esa madre puede cuidar de esa hija,

con otro tipo de vida, pero lo importante aquí para la niña

es lo emocional, ¿no? Y para ella era fundamental

que esa niña, emocionalmente tuviera a alguien que la cuidara

y su madre biológica, estaba ya preparada para eso.

Pero bueno, es lo que acabas de decir,

cualquier solución que se tomara era dolorosa.

Qué difícil esa frase, perdona,

es que yo las veces que he visto la película...

Porque eres la madre de nuestra hija.

"Porque eres la madre de nuestra hija".

¿No te resultó difícil como actriz decir eso?

Sí, me resultó difícil, pero al mismo tiempo,

teníamos tanta conexión ya María y yo

y rodamos casi al final de la película.

A mí me parece un momento muy bonito de su monólogo cuando ella le dice:

"Toma el móvil, grábame", todavía no se da cuenta

que Virginia ya la ha visto como madre y ya ha visto

que esa niña puede estar protegida por ella,

pero claro ella está en su lucha de saber que no puede darle

lo que está viendo que nosotros sí podemos, ¿no?

Pero que ella también lo puede dar,

pero no se siente preparada para ello.

Es una evolución muy bonita por parte de las dos, ¿verdad?

Pablo, ¿qué te parece el final? ¿Te parece un final realista?

¿Un final posible?

Lo que importa en los finales es siempre que la decisión

sea la más segura, definitiva y estable para el interés del niño,

que pasa algunas veces porque siga con la familia de acogida

u otras que pasa porque vuelva con su familia biológica

o en el mejor de los casos, si ya no cabe otra opción,

que vaya a una familia de adopción.

Pero es verdad que al final, lo que tenemos que intentar

entre todos es que la temporalidad de las decisiones

que afectan a los niños, sean y duren lo menos posible

porque eso es lo importante. Ellos necesitan un apego,

una afectividad y una seguridad.

La seguridad se la dan las familias,

pero al final también ellos quieren saber dónde terminará

siendo su apego definitivo.

Necesitan esa seguridad para tomar decisiones también ellos.

Hazme el favor de recordar al espectador

qué es el acogimiento familiar, Pablo.

El acogimiento familiar es una de las medidas protectoras

que utilizamos las comunidades autónomas

cuando un niño tiene que ser separado de su familia

por distintas circunstancias.

La potencialidad y el objetivo sobre todo que persigue

un acogimiento familiar es que el propio niño, a la propia niña,

pueda estar en un ambiente estable que le preste unos vínculos

y unos afectos y un apego, que es muy importante,

especialmente en los niños pequeños, y hay momentos en la vida

que la familia biológica no puede hacerlo.

Entonces, ¿dónde puede estar mejor un niño?

¿Dónde crecemos todos los seres humanos?

En un ambiente familiar. Por tanto, el acogimiento familiar

suple muy bien esa carencia.

Y las diferencias más básicas e importantes con la adopción...

En la adopción la expectativa de la familia de adopción

es obviamente atender también a niño,

pero con un objetivo claro, su paternidad y maternidad.

Es decir, tener un hijo propio.

Patricia, tú viviste la separación de tu familia biológica

con seis años. Me gustaría saber qué te ha parecido la película.

¿Te has sentido identificada en algunos aspectos con la niña?

¿Está bien explicado? Yo creo que sí,

que explica muy bien lo que la niña puede sentir cuando le separan

primeramente de... Bueno, en mi caso fue de la familia biológica,

en el suyo es del acogimiento.

Entonces, sí que es como la niña ya ha creado un vínculo afectivo

con esos padres, ¿no? Con Virginia en ese caso, sería.

Entonces, el que de repente, sin previo aviso,

por decirlo de alguna manera, la arranquen de ese vínculo,

yo creo que es duro, pero como todo niño cuando le quitan algo,

lo que realmente tiene.

Goya, ¿cómo fue tu proceso de investigación?

De preparación emocional y más técnico, quiero decir,

porque hay cosas que son así y las instituciones y la ley

las plantea así. Pues como actriz,

sabes que nosotros indagamos mucho siempre en los temas

que tenemos que interpretar.

Aquí tuvimos muchos ensayos Belén, María y yo.

Hubo un día de ensayos que fue muy interesante,

que Belén hizo de jueza y nos pidió a María y a mí

que la convenciéramos por qué necesitábamos que la niña

estuviera con nosotros. Individual, yo no vi

lo que tuvo con María ni María lo mío,

y Belén salió de ahí diciendo: "¿Qué hago? ¿A quién de las dos,

como jueza, le doy la niña?", porque las dos teníamos el amor

a esa niña y además piensa que educar a un hijo es dificilísimo,

darle a un niño lo que necesita para que se forme

y para que tenga seguridad en sí mismo cuando crezca

y para que sea una persona independiente.

Todo eso ya es un mundo siendo una familia normal,

teniendo un hijo, sin tener esto añadido de la acogida o la adopción.

Te crea muchas cuestiones y yo creo que es muy valiente

la familia de acogida cuando toma esa decisión porque es muy difícil.

Es muy difícil y muy gratificante y muy necesario hacerlo,

pero no es nada fácil.

-Por eso yo creo que las administraciones,

en concreto en nuestra comunidad autónoma, Castilla y León,

nos preocupa mucho la preparación del acogimiento familiar

en los tres vértices del triángulo que son:

el niño y la niña, la familia biológica y la familia de acogida.

No es fácil el acogimiento familiar, pero hay que hacerlo fácil.

Hay que apoyar a las tres partes.

Para eso hay que crear recursos y apoyos y prepararles

para el acogimiento en su inicio y en su final.

El final es muy importante. La despedida es muy dolorosa.

Cuesta mucho despedirse de un niño en acogida.

Cuesta al niño y a la niña,

o cuesta a la familia de acogida.

Por eso, es importante esa preparación

y hay que modularlo muy bien y hay que hacer transiciones

con apoyos que por un lado, para que pueda volver

a la familia biológica hay que prepararla con apoyos.

Hay que preparar a esa familia, porque si el objetivo es

que el niño o la niña vuelva con ellos,

ellos tienen que estar preparados y capacitados.

De ahí la importancia que haya programas

de intervención familiar. Pero hay que preparar al niño.

Hay que explicarle a un niño qué es un acogimiento familiar

en función de su edad y hay que decirle que va

a una familia para que no tenga un conflicto,

una lucha interna que a veces se produce,

un conflicto de lealtad

con su familia biológica y con su familia acogida,

porque parece que está traicionando a alguien.

Y eso hay que evitarlo.

-Señora, ¿podemos hablar?

No, espera aquí.

Patricia, según tu experiencia, ¿qué cuestiones hay que garantizar

básicamente a un menor que por los motivos que sea

no puede vivir con su familia biológica?

Yo creo que lo fundamental es el apego.

El apego es con lo que una persona crece,

con lo que una persona aprende a ser persona y a poder moverse,

porque en definitiva, las bases fundamentales,

el pilar fundamental es el apego y el saber que vas a tener

a una persona siempre que te pase algo,

siempre la vas a tener ahí, poder apoyarte en ella.

(LLORA)

(SUSURRA) Ya está, ya está.

¿Te acercaste a ese mundo de alguna manera, Goya,

para entenderlo? Sí, indagamos mucho.

O sea, pregunté mucho, vi mucho, leí mucho sobre el tema.

De hecho, hay libros que son, que lo comentábamos el otro día,

un padre de acogida que bueno, una historia extensa que pasó

y que los padres se separaron y le llamaron porque necesitaban

tener una reunión con él y resulta que cuando llegó allí

le quitaron a su hija que tenía tres años.

O sea, no le explicaron más. Que eso es un tema brutal.

Yo con eso me impresioné mucho.

Por eso digo que... No digo que sean todos los casos,

pero eso es un caso que él cuenta. -No, desde luego, eso es el tema

que hace más difícil el acogimiento.

Tener a todo el mundo bien preparado para tomar las decisiones adecuadas

en cada momento en interés del niño. Siempre hablamos de la mochila.

En esa mochila van unas vivencias, unos sentimientos,

unas dificultades también. -Lo que me parece y le parecía

a Virginia también, y era el tema que a ella le preocupaba,

era que la niña pasa de tener una casa

y olvídate de ser... Que tenía una vida cómoda,

yo hablo de lo emocional. Pasas de tener lo emocional con una...

Sabes que tienes tu madre biológica, pero llevas cinco años emocionalmente

con otra familia y de la noche a la mañana,

pasas la primera noche con otra familia que no es

la que llevas acostumbrada los últimos cinco años de tu vida

y ahí es donde ella decía: "Por favor, que alguien me escuche,

que sea progresivo", porque yo creo que eso puede ser muy traumático

para un niño. -Por eso hay que medir muy bien

en los momentos en los que se debe producir estas transiciones

y buscar los apoyos necesarios para que sean progresivos.

Yo quería hablar de eso con Patricia.

El nexo con la familia biológica. ¿Qué importancia le das, Patricia?

Porque tú, a día de hoy sigues con tu familia de acogida

y están en proceso de adoptarte y quiero saber

qué importancia le das a tener comunicación

y tener cerca a la familia biológica o no.

Te digo que cada caso es especial, para empezar.

Entonces, cada persona lo va a vivir de una manera completamente distinta

a la que yo la he vivido, porque cada niño, como dice Pablo,

lleva una mochila distinta, ¿no?

Mi mochila es distinta a cualquier otra que yo haya conocido.

Entonces, para mí creo que es muy importante el hecho

de tener contacto con la familia biológica por el hecho

de que sabes de dónde vienes y sabes, de esa manera vas a saber

dónde estás con una familia de acogida.

O por lo menos, es lo que a mí me ha pasado en mi caso.

Ya te digo que cada caso es completamente distinto

y a cualquier persona que le preguntes,

si conoces alguna familia de acogida, te va a decir una cosa distinta.

Yo he vivido, el contacto que he tenido

ha sido con mis tíos y con mi hermano biológico,

no ha sido tanto como con mis padres. Entonces, ya te digo,

es importante por el hecho de que tú sabes que vienes de un sitio

y eso no lo vas a perder, porque están ahí,

porque es tu familia biológica pero por otro lado, sabes que...

Como ellos no pueden estar, hay una familia de acogida

y son los que sí que van a estar y los que te van a apoyar

en situaciones difíciles, o es lo que me ha pasado a mí.

-Es muy importante muchas veces no forzar la situación.

Y muchas ocasiones, los acogimientos no conseguimos

que haya una relación de familia biológica

con familia de acogida. No pasa nada, no hay que forzar.

Porque eso, sí no es constructivo ni favorable para el niño,

no se hace. Ahora bien, si el niño tiene derecho

y es importante que el niño tenga relación con su familia biológica,

hacemos otro tipo de intervenciones que permiten ese contacto.

A través de puntos de encuentro u otro tipo de recursos

que evitan el contacto familiar entre las dos partes,

porque hay muchos de los acogimientos que formalizamos

las administraciones desgraciadamente,

la familia biológica no lo entiende, no lo comprende,

no asiente a ello.

A veces ven como un enemigo a la familia de acogida.

¿Prefieren una residencia? Prefieren un centro muchas veces.

Un centro. Por eso tenemos

un papel importante todos, pero la sociedad,

de hacer entender a todo el mundo lo que es el acogimiento familiar.

-No me voy a bajar.

-Venga, Sara, deja que se venga con nosotras.

Por favor, por favor. -No.

-Por favor.

Es el único favor que te pido. Por favor. Venga...

-La niña al final estaba encantada con estar con sus dos madres.

-Pero respecto a lo que has dicho, que también lo planteamos mucho,

hasta qué punto la familia está pensando en sí misma

o está pensando en el niño.

Que no es que demuestren qué familia es mejor,

lo que pasa que en este caso, en la película,

Virginia estaba poniendo a su hija adoptiva

en manos de su madre biológica,

que lo que le ha llegado de su madre biológica

es que es una alcohólica, que ha tenido problemas con la droga,

que la niña se ha tirado por la ventana y de ahí pasa

a que esa noche esa niña, pase la noche con esa mujer

y que esa noche, la niña llame diciéndole:

"Mamá, estoy sola". O sea... Y luego encima como giro de guion

está el tema de la droga en el coche.

Exacto. Son una serie de cosas...

Ya partiendo que la niña, la primera noche que está con su madre

o la segunda noche que está con su madre,

llama a su madre de acogida diciéndole que esta sola

en un motel en la carretera,

que al final lo que importa es lo emocional

y al final lo que importa es la niña. -Yo creo que es eso.

-O sea, ya los demás se olvidan de sí mismos

porque claro, cada uno tiene su versión

de lo que es cuidar al otro. -El mensaje es ese.

Yo creo que no tiene... Patricia.

Hay una frase que expone María prácticamente al final de la película

y es que dice que ella había estado pensando mucho tiempo

cómo iba a ser y qué cosas iba a hacer

cuando la niña volviese con ella, pero que no había pensado

que si eso era bueno o no para la niña,

que en muchas ocasiones es lo que realmente hay que pensar,

tanto desde la familia biológica como desde las administraciones.

Yo creo que es lo que realmente hay que pensar

el interés superior del niño. -Por supuesto.

-Si realmente, pues eso, si con cinco años es lógico

que se vaya de la noche a la mañana con la familia biológica.

Que yo no digo que no,

pero es que muchas ocasiones, no se trabajan las tres partes.

-Lo pensé todo.

Todo.

Todo menos una cosa.

Recuperarla era muy bueno para mí,

pero para ella no.

Cuando la niña se da el golpe, está por el pasillo del hospital

y le preguntan: "¿Es alérgica? ¿Qué medicamentos toma?",

dices: "No puede ser verdad", no ha preparado el historial médico,

no sabe quién es la niña, alguien se lo tiene que contar.

Eso se produce. -De hecho, había escenas

que no están en la película, que era en la administración,

que mi personaje Virginia, le decía: "Pero si no sabe nada de mi hija,

no me ha preguntado nada de... No sabéis nada de mi hija".

-¿Es alérgica a algo? -¿Tienes alergia a algo?

-A las gambas.

Me salen manchas por todo el cuerpo. -¿Tiene alguna enfermedad importante?

¿Pero es usted su madre? -Sí.

-Mejor que llamemos a Virginia. -No, cariño.

-Ella sabe todas las respuestas. -Te he dicho que no, mi vida.

-Llévala al Box 3.

-Hay muchos tipos de acogida.

Yo me acuerdo cuando estaba investigando me sorprendió una

que es la acogida exprés y había una familia que ella siempre

tenía una cuna en su habitación.

Entonces, si tiene que acoger a un niño recién nacido

igual por tres días, cuatro, hasta que coloquen al niño en una familia.

Ese es otro tipo de acogida también,

no tiene que ser una acogida de por años.

-Yo creo que el mensaje también... Ya que lo dices, Pablo,

vamos a detenernos ahí, por favor. Para entender un poquito mejor,

cuéntanos modelos existentes de acogimiento,

perfil de los menores que son susceptibles de ser acogidos

y las posibles familias.

Una de las cosas que nos ha avanzado la ley,

es que las administraciones podemos tomar decisiones

de acoger a niños muy rápidamente

para no tener que esperar mucho plazo

y el niño tenga que estar en un centro

esperando a esa toma de decisiones.

Desde el mismo momento en que el niño se separa de su familia,

podemos tomar decisiones de acogimiento familiar.

Eso significa que la modalidad de acogimiento familiar

también ha cambiado. Una es lo que hace referencia Goya

del acogimiento urgente, sobre todo para niños pequeños.

Es decir, hay un tipo de familias que están disponibles

para en cualquier momento acoger a niños.

Esos son los acogimientos urgentes.

Estamos pensando en niños pequeñitos, a veces son recién nacidos.

A veces son niños de un año, de dos.

Porque la ley, otra de las grandes mejoras que hizo es,

nos obliga a las administraciones públicas

y a los profesionales, a que los niños de menos de tres años

tengan que estar con una familia de acogida

si no pueden estar con su familia biológica.

Es decir, que no vayan a centros,

salvo que no haya otras circunstancias que no te lo permitan

y eso hace que tengamos después otras dos modalidades de acogimiento.

Lo que es más carácter temporal, lo que antes llamábamos simple,

que está pensado en dos años como máximo

y luego el permanente, para esas situaciones en las cuales

el niño ya no tiene ni posibilidad de retornar con su familia biológica

ni cabe que vaya a otra familia con fines de adopción.

Es decir, que pueda ya permanecer definitivamente

con la familia de acogida con la que está.

-Me gustaría vivir contigo.

Siempre.

-De acuerdo.

-Los niños. ¿Cómo son los niños?

Los niños son todos, cada uno distinto.

Son diferentes, como la vida,

pero es verdad que un niño de protección,

aparte del cuidado que necesita de una familia de acogida,

la familia de acogida también tiene como una función reparadora.

¿Por qué? Por esa famosa mochila.

Cuanto más grande es el niño, la mochila más grande también.

Y tiene unas vivencias, a veces desafortunadas,

unos sentimientos, unas necesidades.

Por tanto, un mensaje que también podríamos dejar claro hoy aquí

en el programa es qué familias pueden ser acogedoras.

En principio todo el mundo puede ser acogedor.

Ahora bien, no todo el mundo puede ser acogedor para todo tipo de niños.

Hay que ver luego las necesidades que tienen los niños

y las capacidades que tienen las familias.

-¿Dónde vives? -Con Samanta, la peluquera

cerca de la plaza. -¿Y es parienta tuya?

-No, me acoge los fines de semana.

-¿Qué hacemos con las familias de acogida?

Pues tenemos una formación muy básica para todo el mundo,

pero luego muy específica en función de los niños que acogen

y luego, lo que más valoran en muchas ocasiones las familias de acogida

es los grupos de apoyo y autoayuda.

Es decir, poderse juntar y contar sus problemas.

-Eso es fundamental. -Escucharse y oír

cómo lo resumen unos y otros con un profesional que lo dirige

y eso es de una riqueza que es lo que más valoran y aporta.

Cada vez se habla de una cosa. Pues de drogas,

o de la adolescencia, o de los problemas de conducta,

cosas de este tipo.

Y tener un teléfono de emergencia también les da mucha seguridad.

Y una cosa, Patricia, ¿qué función cumplen las asociaciones

como esta que dirige tu madre de acogida, ¿ADAMCAM se llama?

Sí, ADAMCAM. ADAMCAM, que es de apoyo

a las familias de acogida. Que tanto los padres como los niños

hallen un momento en el que se juntan

y los padres cuentan las preocupaciones de:

"Pues a mí me ha pasado esto", o "Yo no sé cómo afrontar esto",

o "A ver si desde la asociación me podéis ayudar

para hablar con la administración de alguna manera".

Creo que es un poco de apoyo entre todos.

(Música)

Yo quería escuchar a Patricia, no sé, desde el corazón.

¿Qué ha sido para ti lo más complejo?

¿Cómo recuerdas tu evolución, tu adaptación?

En general, yo creo que el proceso de acogimiento

es complejo tanto para la familia como para el niño

por el hecho de que la familia se está adaptando al niño

y el niño se está adaptando a la familia.

Como ya he dicho antes, cada caso es completamente distinto.

En mi caso, al tener unas vivencias, puesto que salgo con nueve años

y yo ya conocía a esa familia porque eran los papás

de un compañero mío de clase, quieras que no es distinto

porque yo, lo digo siempre, pasas de ser una compañera y amiga

a ser una hermana. Hum...

Entonces, claro, para mí el modelo de familia,

yo no sabía exactamente lo que era una familia.

Entonces para mí fue muy difícil eso y fue difícil

porque no en todas las comunidades es igual.

Lo digo, no en todas las comunidades los procesos

ni el trabajo del acogimiento con las familias es igual.

Entonces, para mí fue difícil porque yo no quería traicionar

a ninguna familia. ¡Ah!

Claro es que eso es un tema... -Sí, lo que decías.

-Yo no quería traicionar a ninguna familia

en el sentido de yo decía: "Es que yo ya tengo una familia

porque ya tengo a mi familia biológica,

a mis tíos, que habían ido a verme o a mi hermano,

que habían ido a verme a la residencia".

Y decía: "Vale, y es que ahora tengo otra familia".

Entonces no sabía muy bien en qué posición ponerme,

no sabía cómo actuar, y lo que yo siempre digo

y que la gente se sorprende es que yo no sabía abrazar.

Yo no sabía dar un beso. Claro, uf...

Claro, todas esas cosas las aprendes con la evolución, como dices tú,

y durante el paso del tiempo en una familia de acogida.

Por eso yo insisto mucho en el apego. En el apego con la familia.

Insisto, de verdad, es muy bueno el apego que tienen las familias

con los niños y es normal que a veces digan:

"Es que eres la madre de mi hija", porque es lo que piensas,

que es tu hija. -Claro.

-Aunque a veces se retorne a la familia biológica,

pensar siempre desde el punto de vista positivo de los niños

en el sentido de decir: "Esta persona va a llegar más lejos

porque ha estado conmigo, que yo he sido su familia

durante equis tiempo".

-Claro. Y pasa mucho en las familias que acogen

este tema de pensar que el niño tenga el conflicto

de su familia biológica y su familia en acogida.

-Vamos, que te esperan.

-Vamos, Claire.

-Lo que les queda a las familias de acogida

y eso es lo que tiene que animar a la gente,

es todo lo que te aporta un niño o una niña que viene de fuera,

te enriquece muchísimo.

Te da dificultades, pero te enriquece mucho.

Pero luego, lo que te queda es:

"He participado del desarrollo vital de esta persona".

-Sí, eso es lo fundamental. Eso es tan grande, tan grande...

Ambas partes. -Exacto.

Porque ya no es "Le compré", "Le llevé".

-No, no, no. No.

Es un "Ha estado conmigo desde los ocho hasta los doce años

en una etapa de su vida vital". Es que es "Le abracé", "Le escuché".

Y te quedas con...

Y le di lo mejor de mí. De mí.

...con todos sus recuerdos. Nosotros hacemos un álbum,

un libro de vida. Es decir, los niños que están en acogimiento

tienen que ser como cualquier otro niño,

que tiene su álbum de fotos. No por ir de una familia a otra

no tiene pasado. Su identidad.

Su identidad, sus recuerdos de cada momento.

-Esa es una cosa que yo eché en falta porque yo

de los cero a los seis años yo tengo muy poquitas fotos,

las poquitas fotos que me hayan dado mis tíos y mi hermano.

Luego, de los seis a los nueve, sí, en el centro te hacen un álbum

con el tiempo que has pasado allí, momentos especiales,

Halloween y cosas así y luego, ya en una familia,

evidentemente la que es mi familia, cuando te vas de viaje o lo que sea.

Pero sí que echaba un poco en falta eso,

el hecho de no tener recuerdos y no saber cómo era,

cómo era la vida porque a lo mejor sí que me hubiese ayudado

a más cosas y a entender más cosas. -Es una forma de construirte.

Sobre todo, a comprender las razones de por qué, yo creo.

Supongo que una de las principales, la transformación más importante

es entender las razones por las cuales no podías estar

con tu familia biológica. Sí.

-Claro, eso es lo que más. -Claro.

¿Por qué? Ese es el dilema.

-En función de la edad hay que explicárselo a un niño

y hacerle partícipe de ello.

-Mi pregunta es ¿tienen prioridad los padres de acogida

si quieren adoptar a la niña? -No.

¡Ah! ¿Ves? Ese es otro tema.

Es que es tremendo. -Es que es distinto

porque en cada comunidad es distinto.

Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, sí.

Tiene prioridad la familia de acogida mientras que en Castilla y León

y en el País Vasco y en otras comunidades es distinto.

Entonces yo expongo aquí que no entiendo el por qué

esa diferencia entre comunidades si al final somos el mismo país

y los niños son los mismos, da igual que vivan donde vivan.

Pero ¿por qué? ¿Por qué se establece que no tenga prioridad

aun siendo la familia de acogida

y aun escuchando que el niño quiere quedarse ahí?

Sí, hay que valorar muy bien todos los casos,

pero de entrada y por principio,

son dos listas, son dos situaciones muy dispares.

La familia de acogida su expectativa no es adoptar,

su fin tiene que ser y es

el de acompañar a ese niño o niña durante un tiempo

para que cuando llegue esa reinserción con su familia

o tenga que ir con otra familia esté preparado.

Si alguien quiere adoptar, no sería familia de acogida,

tendría que ir a la adopción.

Las familias de acogida por eso siempre decimos

que tienen que tener muy claro su rol.

-Claro, claro, por supuesto. -Son para otro fin.

Porque si no siempre el apego llevaría a la adopción.

-Claro, tampoco es malo. Hablamos desde el punto de vista

de las emociones, lógicamente, y en un caso como el de Patricia,

que nos acompaña hoy, con un acogimiento permanente

y que ahora sus padres están tramitando la adopción,

imagínate que no se les da prioridad.

Es que se te ponen los pelos de punta.

Son casos distintos también, porque yo...

Vamos, la tramitación de la adopción ha sido cuando yo he cumplido

la mayoría de edad. Bien.

Pero, insisto, cada comunidad funciona de una manera distinta

y entonces, en la Comunidad de Madrid,

sí que se le da prioridad a la familia que ha estado en acogida,

mientras que en otras comunidades no.

Se nos ha terminado el tiempo. Me están haciendo señales.

Es un tema que realmente hubiera dado para muchos coloquios,

estamos realmente agradecidos por ayudarnos a entender

la fórmula de protección de la infancia

a través del acogimiento familiar, que es tan desconocida

en nuestro país y que necesita visibilidad.

Así que muchísimas gracias por tu rigor en la información,

por compartir con nosotros tu experiencia tan íntima

y tan personal que seguro que ha llegado

al corazón de todos los que han estado escuchándonos.

Patricia, gracias por tu generosidad.

Gracias a vosotros por la oportunidad porque así es donde realmente

se demuestra lo que es el acogimiento y se da a ver,

yo creo que es lo que falta. Gracias, cariño.

Y muchísimas gracias, Goya. No, gracias a vosotros.

Por tu interpretación y por tu interés al investigarlo

y por tu aportación hoy aquí también,

que ha sido una maravilla, gracias. Dime, Pablo.

Yo quería añadir una cuestión solamente.

Respecto a la película,

lo importante que a veces son las películas con sus mensajes,

y la utilidad que tienen, además del entretenimiento,

de la pedagogía que puede hacer de cara a todas las personas.

Y también tengo que decir es que es una película

que utilizamos en nuestras sesiones de trabajo con familias de acogida.

-Qué bien. -Por tanto, doblemente satisfechos

de poder haber participado en el debate,

pero porque la película lo merecía y los que habéis participado en ella.

-Muchas gracias.

De nuevo subrayamos el valor del cine.

Y gracias a Belén Macías por esta aventura.

Y a vosotros, os despido solo hasta el próximo domingo

para seguir viendo y comentando el mejor cine español reciente.

Un beso muy fuerte, chao.

(Música créditos)

  • Marsella (coloquio)

Versión española - Marsella (coloquio)

18 mar 2018

Belén Macías dirige esta película sobre la lucha de dos madres (la biológica y la de acogida) por el cariño de una hija. Nos acompañarán en el plató la actriz Goya Toledo, Patricia Marín (hija en acogida hasta los 18 años) y Pablo Rodríguez Hoyos (Director General de Familia y Políticas Sociales de la Junta de Castilla y León)

ver más sobre "Versión española - Marsella (coloquio) " ver menos sobre "Versión española - Marsella (coloquio) "
Programas completos (64)
Clips

Los últimos 820 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos