www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5012219
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Libertador (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Ahí dejamos a Simón Bolívar y su último grito de guerra

que anuncia su irremediable final.

Un final, que nos sirve para comenzar el coloquio

hablando sobre el misterio de la muerte de Bolívar

con nuestros invitados de hoy, los historiadores

especialistas en la materia, Enriqueta Vila y Manuel Lucena.

Muchísimas gracias de nuevo, Enriqueta,

Manuel, por haber hecho un hueco en vuestras agendas,

y estar aquí para ayudarnos a analizar este trozo de historia

y a este personaje tan controvertido y tan querido

que fue Simón Bolívar.

Yo empezaría, si os parece, por el final,

por el final de la película

y por el final de la vida de Simón Bolívar,

porque es algo que genera siempre controversia,

analizar qué o quién terminaron o terminó con la vida

del caudillo venezolano, si fue causa de una conspiración,

si fueron causas naturales, como una enfermedad,

como la tuberculosis,

o la apuesta de la película por apostar por algo

más heroico que es esa especie de inmolación elegida

antes que el deshonor de la huida.

Pues el final de la película, tal y como se presenta,

es completamente ficcional, Bolívar, no tiene nada que ver,

no fue amenazado de fusilamiento al final de su vida,

y él muere, por el contrario, refugiado en la casa de un español,

que lo acoge cuando va camino del exilio en Santa Marta.

Así que yo creo que en este sentido aquí es donde la licencia ficcional

de la película, por los motivos que creo que también son muy obvios,

se toma, desde el punto de vista de la historia,

demasiada mano ancha y se va a la orilla fascinante

e imaginativa de la ficción,

pero esto no tiene que ver con la historia.

Hay que decir que seguramente cuando desentierran

los restos de Bolívar en 2010, el propio Chávez, señala

que él tiene la sospecha de que Bolívar ha muerto envenenado.

Y hay que decir aquí que hay dos leyendas,

sorprendentes alrededor de la figura de Bolívar que coinciden

y, de alguna manera, se vinculan a la película

y están, desde luego, ahí muy obvias.

La primera es la de la muerte y la otra es la de hasta que punto

Bolívar tenía ancestros afrodescendientes,

y esas son las dos grandes, digamos, factorías de la imaginación

que pesan en la película,

y el final hay que decir, sobre todo, que no tiene nada que ver

y Bolívar muere por causas, por la tuberculosis galopante

que le amenazaba a una edad relativamente avanzada

para lo que era la edad en la que un militar que había pasado

por tantas campañas en zonas tropicales como él,

encuentra en 1830. ¿A qué edad?

Él muere en 1830, nace en 1783.

Pues 47, muy joven, realmente,

muy joven, pero con una vida muy extrema y muy arriesgada.

Mucha selva, mucha campaña militar, mucha vida irregular,

-Tus enemigos andan regando la voz de que tienes tuberculosis.

A grandes rasgos qué os ha parecido la aproximación al personaje.

Es que Bolívar es un personaje tan difícil,

porque en la misma bibliografía que hay sobre Bolívar, la biografía,

Bolívar es un hombre, como ha dicho Manuel, por supuesto,

muy atractivo, su vida es muy atractiva.

es un político también muy atractivo para América,

y para todo el mundo.

Pero es un hombre que ha sido utilizado continuamente

para cualquier ideología que se presentara en Venezuela,

incluso, en muchos lugares de América.

Entonces, ha servido como paladín de conservadores,

de demócratas, de liberales,

de dictadores,

y ahora es el mito absoluto del bolivarianismo,

Entonces, claro, acercarse a la verdad de Bolívar,

ya es difícil para un historiador,

me imagino que para hacer una película de ficción,

tiene que ser más difícil todavía.

Y por supuesto, con la falsedad de que Bolívar

podía venir de un mestizaje

con algunos antepasados de color, no, no, no.

Vamos, yo creo que de ninguna manera,

Bolívar era de la aristocracia americana en ese momento,

y de la burguesía y era un hombre muy rico.

Después hablaremos de la dificultad que yo veo,

que han tenido o que tienen los bolivarianos

de ubicarlo como su gran héroe,

como lo tienen, vamos, que todo es bolivariano ahora.

Porque lo más difícil es encasillar, lo han encasillado en todo,

pero encasillar a Bolívar en el marxismo es dificilísimo.

Imposible prácticamente, pero así lo quieren hacer.

-Bueno, yo creo que desde el punto de vista del personaje,

tenemos una ficción dramatizada,

con algunos datos históricos.

Calificarlo como cine histórico y adjuntarle el adjetivo,

yo creo que no podemos hacerlo,

porque aquí nos pesa mucho la leyenda, ¿no?

estamos hablando de una película, no vamos a descubrir aquel principio

de la cinematografía según el cual, si uno puede contar la leyenda

y llenarla de historia, tiene que contar siempre la leyenda

y dejar la historia aparte,

porque si no, haríamos otra cosa. Eso es lo dominante en la película,

nos están contando la historia de un personaje fundamental,

pero la opción por la leyenda está claramente formulada.

Y hay razones también políticas y culturales detrás de esta opción,

yo creo que, entre contar a Bolívar, un personaje histórico,

de carne y hueso, que los historiadores

que somos gente bastante aburrida, por lo general

y muy poco edificantes a la hora de contar las cosas,

lo que sabemos es lo que las fuentes nos cuentan y no podemos inventar.

O caer en el lado de la religión política, el bolivarianismo,

yo creo que la opción de la película es por el bolivarianismo,

que por otro lado, tiene muchas explicaciones para poderlo hacer así

Pero la opción por la ficción, por la leyenda,

yo creo que se ha comido el acercamiento a un personaje

que desde luego, está afinando desde el punto de vista histórico.

-Este continente está esperando por un diluvio,

un diluvio que finalmente lo inunde de libertad,

y somos nosotros quienes vamos a traer ese diluvio,

y ese diluvio comienza hoy.

Yo os quería consultar una cosa, que creo que eso forma parte

de la leyenda, del mito, y quisiera entender

que también del personaje real, que hablaban de su elocuencia,

de su capacidad de oratoria, del aliento en los discursos.

¿Dónde está su virtud

en esa capacidad de oratoria, Manuel?

Bueno, yo creo que Bolívar es un personaje ilustrado,

y en ese sentido, tuvo una educación

un tanto irregular, un tanto parcheada,

y lo que sí no podemos discutir es que Bolívar tenía don de palabra,

hacía unos discursos estupendos,

estaba pensando en el momento del final,

poco antes del final heroico que nos presenta

la película ficcional, él escribe algo tan terrible

como: "El que sirve a una Revolución, ara en el mar".

Una frase que se repite mucho alrededor de ese Bolívar crepuscular

que la película, yo creo que ahí se acerca a él

pero también se aleja, porque no encaja con la visión del héroe,

porque Bolívar es un perdedor, yo creo que hay que empezar por ahí,

los grandes sueños de Bolívar de la independencia política

de la unidad hispanoamericana, terminan,

y él vive esos años finales, esos dos años finales de su vida

con una enorme angustia y con un enorme drama.

Yo creo que ahí el papel de la historia y del historiador,

también es el de rescatar el genio de Bolívar, que decía un amigo mío

venezolano, por encima de lo que la ficción,

la impostación o la religión política nos importan.

Porque ahí hay carne, hay un personaje, hay ideas,

hay una época de cambios. Está lleno de claroscuros

la figura de Bolívar, su relación con la *

esto que nos han contado de que le encantaban

los afrodescendientes y la libertad de los esclavos,

para nada, esto es otro mito reciente,

la relación con las mujeres era muy complicada,

yo creo que Bolívar en estos tiempos no tendría un pase, ni mínimo,

aunque aparece su relación con María Teresa,

su esposa española de origen venezolano,

y con la fantástica Manuelita Sáenz, que esta sí era una mujer de poder.

El personaje de Manuela es maravilloso, ¿eh?

No sé si se acerca a la realidad, pero...

Es mucho mejor el personaje en sí, que como sale en la película,

¿Todavía es mejor? Maravillosamente interpretado por Juana Acosta.

Tal como nos lo presenta la historia a mí me parece más interesante

de lo que lo pone en la película.

Pero sí era una mujer así de competente y maravillosa, ¿no?

Ella era una criolla quiteña independiente,

muy consciente de su capacidad, metida en política,

Como decía una novela hace unos años, "La esposa del doctor Thorne",

había tenido un marido inglés,

y, entre comillas, el marido inglés que le toleraba toda clase

de deslices, decían las lenguas de triple filo,

y lo que pasa es que ella estaba acostumbrada a una vida política

de una ciudad como Quito, en la cual ocurrían cosas todos los días,

estaban informadísimos. La idea de lo colonial,

por supuesto aquí tampoco funciona, en la América Hispana se leía,

se escribía, se conocía todo, se estaba al día de las cosas,

había élites políticas, la Ilustración española hispana

es una Ilustración brillantísima, todo eso está ahí detrás,

y yo creo que el personaje de Manuelita Sáenz a mí me gusta mucho

y la actriz lo hace de una manera extraordinaria, aunque hay que decir

que una de las muchas cosas que no se cuentan

alrededor de la figura de Bolívar

es que él pidió en sus últimas voluntades que la gran Colombia

se ocupara del futuro cuando él sabía que iba a morir,

de Manuelita Sáenz, y no le dieron pensión, no la cuidaron,

y ella muere sola, desolada,

en Perú, y es otro de los muchos dramas de Bolívar,

ni siquiera después de muerto le hicieron caso.

-Por siglos y siglos hemos sido humillados,

y hemos sido aplastados por botas muy pesadas.

Los españoles han querido desvanecer el deseo de libertad de esta tierra,

pero han fracasado.

Han fracasado porque ese deseo de libertad es una semilla

que yace dormida en la tierra,

y que está esperando por una lluvia que la haga germinar.

Él que lucha por ese pueblo, que ha sido masacrado, no sé qué,

vamos a ver, no te digo que no, por supuesto,

pero siguieron, después de la Revolución de Bolívar,

los mismos masacrados, siguieron y siguen,

es decir, que no nos engañemos, la Revolución de Bolívar

que, además en la película hacen mucho hincapié en eso,

pero yo creo quizá más en la película, como dice Manuel,

que en la realidad. Él quería, por supuesto,

la libertad de su país, como dice muchas veces en la película,

pero una libertad de su país que no incluía

como ha dicho Manuel, ni a los esclavos negros,

que después se dio cuenta él, cuando se mete en la selva,

entonces va cambiando, y al final de su vida, cambia,

y defiende más a los débiles, pero al principio, no, no, no.

Entonces, no era un pueblo que estaba machacado

y él vino a liberar al pueblo, el pueblo que estaba machacado,

siguió machacado. Ahí iba yo a la siguiente pregunta,

a esto concretamente.

Fue una obra inconclusa,

la obra de Bolívar, ¿qué es lo que él quería conquistar,

qué consiguió, y qué se le quedó en el camino? Enriqueta.

Se le quedó en el camino muchísimas cosas,

casi todo, Manolo antes ha señalado muchas,

él tenía una idea panamericana,

que no se había expresado nunca y siempre pensó en eso,

ahora, su mentalidad era muy nacionalista,

entonces, eso entra un poco en contradicción,

y con esa contradicción al final él, un poco se desilusiona,

porque ve que no ha conseguido ninguna de las dos cosas.

-Otra de las frases de Bolívar, del Bolívar crepuscular,

que yo insisto, es el más interesante,

"Hemos ganado la independencia a costa de todo lo demás".

Él lo dejó escrito.

Era una persona de una pluma y una contundencia retórica enorme.

Hay que decir también que los indígenas

estuvieron contra la independencia.

Bolívar forma parte de una élite blanca, criolla,

muy antipeninsular, muy antiespañola en el sentido literal,

los mulatos, los pardos, la gente de color,

los afrodescendientes querían

en primer lugar, conseguir la libertad de la esclavitud,

y por supuesto, eran agentes políticos importantísimos,

la República de Haití, la primera República negra del mundo,

así proclamada, tiene lugar en 1804,

hay un modelo de libertad política por encima del color de la piel.

Y Bolívar tenía miedo a dos cosas:

Al Jacobinismo y la Pardocracia.

Es decir, a un gobierno en el cual desde fuera

las élites regionales, locales,

no tenían capacidad de autogobierno,

y por supuesto esto de que todo el mundo fuera igual, en absoluto.

Los excesos de la Revolución Francesa inicial,

la Revolución del Caribe, le daban pánico y hasta el fin de su vida

Bolívar fue muy consistente en mantener esos dos temores.

El espíritu de independencia, ¿surge en las clases altas?

-Por supuesto. -Por supuesto.

Esa pregunta es muy interesante, porque estás en el momento exacto

en que la libertad y el color de la piel se mezclan

en el mundo occidental, en el mundo atlántico,

y ya estamos saliendo de la sociedad del antiguo régimen,

en el cual tú tienes un color de piel y ya tenías un estatuto,

y eso no se discutía más, en principio, entre comillas.

En este momento, por el impacto de la Revolución Haitiana,

y la enorme crisis política en el centro del Imperio español,

que luego se dispersa hacia todos los reinos de Indias,

los territorios americanos, se empiezan a mezclar cosas,

como cuál es el estatuto de una persona que va votar,

lo comentábamos antes con Enriqueta, ¿un zambo puede votar?

¿un indígena puede votar? ¿un blanco peninsular puede votar?

¿un criollo puede votar? que tan ciudadanos somos,

¿y las mujeres? ¿qué pasa con las mujeres?

¿son ciudadanas las mujeres? ¿van a votar o no?

Ese es el momento increíble en el cual Bolívar aparece

como un líder político que tiene que manejar estas cuestiones,

buscar alianzas y lograr lo que se ha decidido lograr

en lo que es el gran personaje, que es la libertad política

del Nuevo Mundo, insisto, bajo el modelo de EE.UU.

¿Cómo se las apaña Bolívar para movilizar a la población?

quiero decir, si estamos subrayando que ese impulso a la independencia

surge en las clases altas y él tiene que arrastrar,

tiene que contagiar ese espíritu a las clases bajas,

¿eso cómo lo consigue Bolívar desde vuestro punto de vista?

Esto también es muy interesante la pregunta, pero voy a decirte,

cómo Bolívar y todos los criollos empiezan a rebelarse,

y es porque, yo creo que marca un punto la Revolución de Haití,

por supuesto, la República de Haití, pero también un punto de miedo

a la República de los esclavos negros,

porque había muchos esclavos todavía y sobre todo,

en la parte norte de Sudamérica, una barbaridad.

Entonces, a eso le temía. Claro, claro.

Los criollos americanos tienen pánico a formar parte de Francia,

porque en esa idea de Francia

como a la manera haitiana, una sociedad igualitaria,

eso es la última línea roja que ellos no pueden cruzar.

Eso es la muerte. Y estamos en abril, 1810,

Cádiz está a punto de caer en manos francesas

y qué casualidad, justo entonces,

el movimiento de juntas autonomistas americanas se pone en marcha.

O sea, ellos dan golpes de estado autonómicos, para entendernos,

precisamente para evitar a toda costa

un desarrollo político de sociedades igualitarias.

Yo no voy a ser lo mismo que la gente

que tiene color de la piel quebrado, como se decía antes.

¿Qué era la gran Colombia, Manuel?

La gran Colombia ahí acaba como último gran proyecto,

en el cual el debate de la ciudadanía conduce

por lo menos a una construcción republicana,

ya no hay Monarquía, hay República,

y por lo menos se abre el debate

sobre qué es eso que vamos a llamar ciudadano,

y recordemos ahí que cuando se proclama

la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano,

una cosa es el hombre y otra el ciudadano, hombres somos todos,

seres humanos, pero ciudadanos son poquitos,

son los que son hombres, los que tienen dinero,

los que tienen una cierta edad y una cierta educación.

Ese es el debate modernísimo, en el cual hay que decir que Bolívar

estuvo implicado.

-Muy importante también, porque antes ha dicho Manuel

algo de las mujeres y los hombres de color,

y todo eso y los indios, y lo de las mujeres es curiosísimo

y lo de los esclavos negros, tú fíjate que la muy liberal

Constitución de Cádiz,

no le dio el voto, no consintió el voto a la mujer,

ni liberó la libertad de los esclavos,

porque eran dos temas que en América no se podían tocar

en ese momento, era muy difícil.

Bueno, a mí me parece que fue por eso, lo de los esclavos negros

lo tengo bastante estudiado,

y fue cuando llevaron a la Asamblea General,

una vez que llevaron dos proposiciones

para la libertad de los negros,

del tráfico de negros, se negaron completamente,

hubo que silenciarlo y en la Constitución no aparece,

ni la libertad de los negros, ni que las mujeres pudieran votar.

Y por supuesto, nada de mezclas.

¿Cuáles eran las principales causas del descontento con la metrópoli?

El estado de guerra permanente y la dificultad para comerciar,

no había comercio libre, y luego, la España ilustrada,

recupera mucho poder,

crea un ejército, introduce mecanismos de gobierno directo,

y eso no le gusta nada a los criollos americanos.

-Esto es una guerra para destruir la frontera

que nos impusieron los españoles

y unificar el continente,

esto, sobre todo, es una guerra por el espíritu americano.

Yo creo que hay que decir de una vez que en 1800

el 56 por ciento del territorio de los actuales EE.UU.

formaba parte del Imperio español, por ejemplo,

y que en realidad, más allá de la historia de la fracasología

y el desastre y no sé qué,

que todo esto es falso desde el punto de vista histórico,

el Imperio español era una estructura muy sólida,

había durado tres siglos, el balance de poder

y la Constitución Atlántica funcionaban muy bien,

y la nación española, la evolución de un Imperio

a una nación española de ambos hemisferios,

españoles americanos y españoles peninsulares

estaba perfectamente en marcha,

y esa es la nación de la Consitución de Cádiz,

lo que ocurre es que eso produce en un contexto de guerras civiles,

un enorme desorden

étnico, social, político,

y ahí es donde al final, personajes como Bolívar,

que por ejemplo, declara la guerra civil en 1813,

hay un lado oscuro de Bolívar, el decreto de guerra o muerte,

españoles o canarios, o conmigo o contra mí,

esa es una parte siniestra de la figura de Bolívar,

que actúa como un ingeniero social de la muerte y del conflicto,

esa parte hay que ponerla también sobre el tapete.

En estos escenarios posibles,

logra salir adelante un personaje como Bolívar.

Estaba pensando que en ese dibujo de protagonista heroico

por el que apuesta la película, que trata bien a las mujeres,

que es infinitamente atractivo,

que es un orador brillante y elocuente,

que es comprensivo, empático, todo eso.

Y de hecho, lo fue. Por eso quiero saber

de ese dibujo qué queda vivo

para llevarnos a la cama

una bonita impresión o no del personaje.

En la biografía se cuenta tal y como tú has dicho,

es un hombre muy polifacético y además, con muchas virtudes,

con grandes defectos también, como todos los hombres,

y es primero, un hombre, después una leyenda,

un héroe y después un mito,

Bueno, yo creo que con lo que me quedo es con lo que comentaba antes

de mi amigo venezolano que me hablaba de rescatar

el genio de Bolívar de la leyenda,

y entender que hay una complejidad étnica, cultural,

que estas simplificaciones que nos venden las mitologías no funcionan,

y que en realidad, casi que hay un Bolívar para cada uno,

pero más allá de eso, hay un personaje que merece la pena

leer, rescatar y entender.

Y yo sí creo que el mensaje

de la importancia de las Instituciones,

Bolívar se dio cuenta que había fracasado haciendo una gran Colombia

y creando instituciones, ahí hay un mensaje muy fundamental,

y otro para mí tiene que ver con la puesta en marcha

del debate de la ciudadanía, ¿qué es esto de ser ciudadano?

¿cuáles son las emociones políticas?

¿cómo se movilizan las comunidades políticas?

¿qué se puede hacer y cuáles son los límites de la política?

-Perdón, yo no sé si Manuel estará de acuerdo conmigo

en que yo lo que veo es que la personalidad intelectual

de Bolívar es lo que menos cuidado está en la película.

Y tenía una personalidad intelectual muy profunda,

estaba muy bien educado, escribía perfectamente francés,

estaba magníficamente preparado,

y además escribía muy bien, y dejó unas cosas escritas...,

bueno, y la correspondencia de Bolívar,

son sesenta volúmenes o no sé cuántos.

-Bolívar no es nadie en 1810,

es un viudo joven,

pero cuando él llega a Londres, la misión que busca

el reconocimiento de la junta autonomista de abril de 1810,

y se encuentra la Biblioteca de Miranda y se vuelve loco,

y se lo quiere leer todo y lo aprende todo,

Bolívar tiene un matiz o tiene un fondo de personaje

que ha leído la novela del siglo XVIII,

que sabe que uno puede construir su propio biografía

a partir de las referencias vitales e intelectuales.

Sí, su propia identidad con esas herramientas.

Y se tiene que inventar, porque él es un viudo,

se ha quedado sin su vida, no sabe que hacer consigo mismo,

no se aguanta mucho tampoco, eso también está ahí.

Pero esa idea de hacer de mí mismo mi propia obra de arte,

me parece que es otro matiz de Bolívar muy interesante.

Como todos sabemos, en la actual Venezuela,

que pasa un momento muy delicado,

se ha utilizado el término bolivariano para nombrar

y decidir el régimen que empezaba con Hugo Chávez

y que ha continuado Nicolás Maduro,

y bueno, quiero saber para vosotros qué significa hoy

el término Revolución Bolivariana.

Nada, vamos nada.

Quieren ponerle Revolución Bolivariana

por lo mismo que se llama, Bolívar, como te digo, ha servido

para todas las ideologías, los dictadores eran

más bolivarianos que nadie, y era su mito

y al que se acogían para ser dictadores.

Por eso digo que Bolívar, que yo creo que fue un gran hombre,

a mí me parece que han querido hacer un mito tan polifacético,

y un mito no puede servir para todo.

Claro, no puede servir para todo.

Un mito tiene que representar algo.

Exactamente.

Conociendo un poco, habiendo leído algo de la figura de Bolívar,

él se hubiera opuesto a ser un adjetivo,

él era más sustantivo, él quería ser un líder y lo fue.

-Por siglos los españoles nos mantuvieron divididos y débiles,

y ahora nosotros después de 15 años de cruenta guerra

en la que ser derramó la sangre de nuestro pueblo,

¡vamos a hacer lo mismo!

La otra cuestión es que hay una Revolución fallida,

hay un desmontaje institucional tremendo,

y hay un análisis contemporáneo de Venezuela

como petroestado, en el cual esa estructura institucional

se convierte en inviable, tristemente hay una enorme

cantidad de recursos que se utilizan de manera inadecuada.

Hay mucho más dinero, en Venezuela entró mucho más dinero

por el petróleo que por el Plan Marshall en Europa,

este tipo de comparaciones son dramáticas, tristísimas

a la hora de entender lo que está ocurriendo en Venezuela ahora.

No sé si queréis añadir algo más, algo que creáis útil, fundamental

porque se nos va acabando el tiempo y no quisiera despedir

sin saber si os falta algo o no.

Agradeceros a vosotros el interés por una película

que tenga que ver con la historia de las culturas en español,

de un país que formó parte de la comunidad de hablantes

y la comunidad de referencia cultural española,

yo creo que es muy importante este programa,

lo agradezco muchísimos, sé que tiene muchos seguidores

en América también, y yo lo que quiero es animar

a seguir en esta línea, a poner en contacto nuestra ficción

con nuestra historia y recuperar tantos grandes temas como hay.

No necesitamos más colonización mental y cultural,

necesitamos acercarnos a lo nuestro.

Sí, señor Manuel, que bonitas palabras.

Tienes toda la razón. No sé si quieres añadir algo,

si echas de menos algo.

Yo también querría decir como Manuel que agradezco a este programa

que nos hayan invitado hoy a dos historiadores

a que analicemos la vida de un personaje tan controvertido,

porque es muy importante darle realce a un personaje como Bolívar,

que indudablemente fue un personaje importantísimo,

y que es muy desconocido, y como ha dicho Manuel,

estoy de acuerdo y a mí me parece que la gran historia común

que tenemos con América, tiene que ponerse más,

porque para eso los norteamericanos han sido unos genios,

absolutos, entonces, su historia la han contado,

bueno, la sabemos por el celuloide tanto como por los libros,

han idealizado su historia y nosotros no.

Y la gran historia que hemos formado las dos comunidades

durante mucho tiempo, a mí me parece muy importante,

aunque haya ahora muchos americanos que no estén de acuerdo

y otros que sí, pero bueno, eso siempre pasa.

A mí me parece que es muy importante que nosotros

sigamos queriendo contar nuestra historia como fue en realidad,

no hay que ocultar nada.

Yo os doy la enhorabuena.

Pues muchísimas gracias a los dos, de verdad ha sido un placer

escucharos y sé que el mismo placer

ha sido experimentarlo para nuestros espectadores,

gracias por haber encontrado un hueco en vuestra agenda.

Yo creo que ha sido muy útil,

un verdadero servicio público vuestra presencia aquí.

Gracias a los dos.

Y muchas gracias a vosotros también por acompañarnos,

ya sabéis que la próxima semana tenéis una nueva cita

para seguir conversando en torno al mejor cine español reciente.

Un beso muy grande. Chao.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Libertador (coloquio)

Versión española - Libertador (coloquio)

25 feb 2019

En el coloquio, moderado por Cayetana Guillén Cuervo, participan dos expertos historiadores americanistas, Enriqueta Vila y Manuel Lucena. Con su ayuda, situaremos a Simón Bolívar dentro de América y del resto del mundo y descubriremos qué queda de su obra y pensamiento en los complicados momentos que vive Venezuela.

ver más sobre "Versión española - Libertador (coloquio)" ver menos sobre "Versión española - Libertador (coloquio)"
Programas completos (85)
Clips

Los últimos 938 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Cinéfilo

    ¿Por qué no se subió la película "Líbertador" como de costumbre?

    25 feb 2019