www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4699099
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Lejos del mar - ver ahora
Transcripción completa

Perdón.

¿La calle del Carmen?

Sí, no tiene pérdida, al fondo a la derecha.

Gracias. Nada.

Hola.

¿Está Emilio?

¿Quién pregunta?

Un amigo suyo.

¿Qué quieres de él?

¿Usted es su madre?

Coincidimos en Soto.

Soy Santi.

¿Santi?

¡Ay! ¡Pasa!

¡Pasa, pasa, Santi! ¡Modesto!

¡Ay! Dame un abrazo.

Lo bien que te portaste con mi Emilio.

No te creas que no lo sé yo.

¡Modesto! Pasa.

¡Modesto!

(CON LA BOCA LLENA) Y viene... con el juguete roto,

que cómo lo podía arreglar.

Además de roto, viejo, el juguete no valía pa' na'.

Y le digo:

"Emilio,

eso es pa' tirar".

Y me mira todo chiquitico,

con esos ojos de gatico bebé y me dice:

"¿Tirar de dónde?".

Y obediente, y buen niño,

el que más.

Luego, los amigos que se echó,

a los 14, a los 15.

Los sobrinos de Hortensia, la ferretera de Campohermoso.

A esos no los perdono yo.

Si te hubiera conocido a ti de joven...

Es lo que tiene crecer en un pueblo chico.

Lo que hay es lo que hay,

y tú te haces a lo que hay. Y no hay más.

¿Cuándo le dan el alta?

Ya mismo.

Tiene una poquita de neumonía, pero muy poquita.

¿Neumonía? -Tiene hecho polvo el hígado

de la dichosa hepatitis,

y todo se le complica.

Y tiene una infección en los pulmones.

Una neumonía muy chica, muy chica.

¡Tan chica no será si lo han tenido que ingresar!

Santi, ¿qué es lo que tienes ahí? No, es una...

Me quemé con un soplete en el taller.

Ay, ya está aquí la niña.

¡Hola, princesa!

Anda, hija, que vaya horas.

La hora a la que salgo, ¿qué quieres?

Ay, que te sirvo.

Y saluda, que tenemos invitado. -Hola.

Hola, ¿qué hay? Es Santi,

el ángel de la guarda de tu hermano, en Soto.

¡Ah, el famoso Santi! Sí.

De todas maneras, se avisa, ¿eh?

Bueno, ¿me habéis esperado? No, pues no se me riñe.

Te enfadas si esperas, si no, no.

¿Vas a ir a ver a tu hermano? -¿Cómo no va a ir la niña?

Pues te llevas a Santi.

Tengo curro, pero mañana libro.

Te quedas aquí.

(JUSTA) Sí, si tenemos dos camas.

¿Pero lo habéis hecho con el profe o es un material nuevo?

De mi plastilina también naranja.

¿Los brazos y las piernas eran del mismo material?

No tenía piernas. Ah, ¿no le has hecho piernas?

¿Y la cabeza?

Con color naranja.

Buenos días.

¡Mamá, mamá! -¿Doctora?

Doctora Marina...

Mamá, ¿estás bien?

¿Qué te pasa?

Mamá, levántate.

Mamá. Coge esto.

Niño, ven.

¿Puedes?

Vamos.

(Puerta abriéndose)

¡Oh!

¿Qué pasa, tío? ¿Cómo estás?

Cuidado, cuidado, cuidado. Cuidado.

¡Joder!

Tienes una pinta cojonuda.

¡La Virgen!

¿Pero cuánto tiempo llevo yo aquí?

Si mi compadre y mi hermana no se conocían

y tienen un niño criado. ¿Tú eres mi sobrino?

No. -El hijo de la doctora, chacho,

que se ha desmayado, se la han llevado a Urgencias.

La doctora de los ojicos bonicos.

Mira. ¡Oh!

¿Qué te traigo?

(RÍE) ¡Coño!

Nuestra ventanita al mundo en el chabolo.

Esta foto la tenía yo en Soto.

se la dejé a mi compadre pa' que la cuidara

y me la devolviera al soltarle.

¿Cuándo has salido?

Este miércoles.

Llegó ayer a casa.

He dormido en casa de tus padres.

En tu habitación. (RÍE DOLORIDO)

¡Lucas! Vamos, campeón.

¡Muac!

(Mensaje del móvil)

Qué callada estás.

(Mensaje del móvil)

(Marcación telefónica)

¿Me lo dices a mí o a tu teléfono?

Mamá se ha desmayado.

¿Es verdad eso? No.

Me ha bajado un poco la tensión, eso es todo.

A ver si estás embarazada.

Mira que... Que no, Andrés.

Me han hecho una analítica.

(Mensaje del móvil)

No sé quién está en el periódico, pero igual tengo que ir al cierre.

(Móvil)

¡Joder! ¡Perdón!

Sí, soy Andrés, dime.

Me pillas cenando.

No, si tengo que ir, voy.

El tiempo de llegar, sí.

Hasta ahora.

(Motor en marcha)

Ya está.

9922,

este es tu pin.

9 de febrero.

¿Cómo-cómo hago pa'... pa' llamar a mi madre?

Dime. Eh...

944...

150... 444.

¿Ya está?

Ama.

Ama, soy Santi.

Bien. Bien, bien, aquí en la playa. Bien.

Bueno, qué novedad, ahí siempre llueve.

¿Qué tal tú? ¿Qué tal estás?

¿Qué tal el viaje de vuelta con Asun?

Ya te dije, sí, sí voy... a volver.

Eh... No sé.

Sí, no... Ama, no lo sé...

Espera un momento. ¿Qué hostias haces?

Joder... Ama.

¿Ama?

Pues claro que os quiero, joder.

A mí también se me hace duro, ama.

Sí, sí.

Claro que echo de menos, ¿cómo no voy a echar de menos?

Ama, mamá, no llores.

No.

Dale un beso a Asun. "Agur". Os quiero, "agur. Agur".

¿Qué?

Qué jodido.

Me vinieron a buscar a la salida del maco y...

y volverse otra vez pa' arriba solas pues...

pues es jodido.

Y no me entienden.

No entienden que esté aquí.

¿Qué vas a hacer?

No sé.

Ahora volver pa' arriba pues...

No sé, son muchas cosas.

¿Te vas a quedar aquí?

Siempre has sido muy rarito.

¿Eso de ahí qué es?

Aquí siempre lo hemos llamado El Balneario.

Lo hicieron los de las minas de Rodalquilar.

El Valdemontero me contrataba cuando de chaval "pa" vigilarlo.

Una vez se me colaron unos punkis alemanes.

O sea, ¿eso es de Valdemontero?

De Valdemontero,

del súper Las Negras. Es suyo.

Su abuelo, que era capataz en la mina,

pero no vienen nunca

y siempre tienen jaleo con los okupas en verano.

¿Eso de al lado, eso que se vende?

Eso es pa' las canoas.

Cerró, una ruina de negocio.

Si en invierno aquí no viene ni Dios.

¡Joder! Qué limpio y ordenado está todo esto.

El chabolo siempre es limpio, padre.

Toma, es tuyo, te lo has ganado.

Lo que va de mes currando.

Pero estoy viviendo aquí.

En casa eres mi invitado; en la furgoneta, mi empleado.

Cógelo. Yo lo cojo.

No sabes cuánto me hubiera gustado dártelo a ti,

no lo sabes bien, hijo.

Venga, muchas gracias.

(SUSURRA) La mitad de esto es tuyo.

Yo te lo guardo.

Aquí va lo mío...

y lo tuyo, aquí.

Listo.

Ay.

(Claxon)

(Risas)

¡Cosa guapa mi máquina, ¿eh?!

¡Es de los dos!

¡Es un regalo, toda tuya!

¡No! ¡No, no, es de los dos!

(Motor acelerando)

(GRITA A LO LEJOS)

¡Está to' guapa mi máquina! ¿Eh? ¡Hostia!

(Claxon)

(Claxon)

¡Qué guapa, chacho!

¡Hostia...!

Sí, sí va a haber fiesta, ¡es mi cumple!

No, porque yo he hablado para que no tengas cumpleaños este año.

¡Que tú no cumples! ¡Ay!

¡Hola!

¡Mami!

¿Qué tal, mi amor? ¡Huy!

¿Qué ha pasado, Marina?

No fuiste buscar a Lucas al colegio.

Me avisaron, llamé a Alfonsina, lo llevó al hospital,

pero no estabas.

He salido antes.

Ya. Me lo trajo al periódico.

Mami, ¿a que sí que voy a tener fiesta de cumple?

Claro que sí, mi vida, pero todavía falta.

Oye, ¿quieres ver a la abuela este fin de semana?

¡Sí! ¿Sí?

¿A Madrid? Claro, si te lo dije.

Te dije que íbamos a verla este fin de semana.

Había quedado con Juanjo para tirar unos zarzales.

Vamos Lucas y yo.

Se lo prometí hace tiempo.

¿Qué te iba a decir yo a ti? ¿Sabes la hora qué es?

Sí.

En el Cerro Negro.

Vale.

(SILBA)

Trae dos.

¡Eh!

¿Eh?

Siéntate. Tómate una cervecica. -Quita, hombre.

¿No habrán sobrado jibias o algo de pescado?

¿Y todo lo que te llevamos esta mañana al súper?

Ha volado. Le ha dado a todo el mundo por comprar hoy.

Algo queda.

¿Es este?

Santiago, es de fiar.

Sí, como el otro. -Mi hijo no ha sido de fiar

en la puta vida, fue justa la que te lió.

Yo pago puntual todos los meses.

Y le tengo aquello limpio.

En cuanto me quiera fuera, con que me dé una hora

pa' recoger mis cosas... Media.

Tres cuartos.

¡Punto!

¡Punto!

¡Punto! Mira, Lucas, mira quién está ahí.

¡Abuela! -¡Ay, Lucas, cariño!

¡Ay, ay, ay, ay!

¡Pero bueno! ¡Hola, mamá!

¡Hola, Marina! Hija, ¿cómo no me habéis dicho

nada de que veníais? Sorpresa.

Bueno, mira quién ha venido. ¡Hala, vamos!

Venga, vamos a casa.

(Tictac del reloj)

(Tictac del reloj)

(Vehículo acercándose)

¿Qué hay?

¡Ah!

(SE QUEJA)

(TOSE)

¡Ah!

(SE ESFUERZA)

¡Ah...!

¡Ah...!

¡Ah...!

¡Ah...!

¡Oh!

¡Ah!

¡Ah...!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ay...!

¡Ah...!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah!

¡Ah...!

(JADEA)

¡Ah...! ¡Ah!

¡Ah!

(RESPIRA ACELERADAMENTE)

¡Ay!

(Móvil y vibración)

(Móvil y vibración)

(Móvil y vibración)

(Móvil y vibración)

(Móvil y vibración)

(Llave girando)

¿Qué ha pasado?

¡Hostias!

¿Y esa sangre? Cariño.

Nada. Un trauma de tráfico de última hora,

ya me iba, pero no había nadie y...

(SUSPIRA)

¿Estás bien?

Voy a darme una ducha.

(SUSPIRA)

(Despertador)

¿No lo vas a apagar?

(Despertador)

Llama tú a Lucas.

(Despertador)

(Voces a lo lejos)

Marina, te he estado llamando, ¿dónde estabas?

En... administración. Venga, te acompaño a la ronda.

No, hoy no hago ronda.

¿Y eso?

Porque me voy unos días. He adelantado las vacaciones.

¿Vacaciones? Tú no me fastidies.

No, vacaciones no,

porque Arranz no me ha dejado, pero sí me voy unos días.

Necesito unos días para mí.

¿Para qué? Para mí.

(SUSPIRA)

Ah...

Oh...

(SUSPIRA)

Si Cañete no quiere ir a Sevilla, vas tú.

Que te lleve Samuel y tú pasas la gasolina.

Me llamas al acabar la rueda de prensa,

no quiero cerrar sin saber qué dijo la presidenta.

¿Y si va Cañete? (TV) "Santiago Argote Bengoa".

"Este era el momento en que abandonaba la prisión".

Le llamas, que te lo cuente y luego me dices.

(TV) "Me parece terrible".

"No-no soy capaz... no soy capaz de-de-de verlas

porque me pongo en la piel de los familiares

que han asesinado todos los etarras".

-"Pues yo considero,

igual que mucha parte de la ciudadanía de nuestro país,

que estos son unos delincuentes especialmente crueles

y hay que tratarlos con la dureza

que su actuación requiere".

"Santiago Argote... Bengoa,

un individuo que, incluso, mató a un militar

delante de de su niña de ocho años".

"¿Por qué no le preguntamos a esa niña qué le parece

que salga de-de la cárcel?".

-"Está claro que estamos ante un asesino,

pero es un asesino que ha cumplido con la ley".

(Móvil y vibración)

(Móvil y vibración)

(SUSPIRA)

(Móvil y vibración)

(Móvil y vibración)

(Móvil y vibración)

(Móvil y vibración)

Bueno. A la cama, ¿eh?

Duerme bien, cariño. Te quiero.

Un beso, bichito. Chao.

(TV) "La Justicia española que, contrario a los Derechos Humanos,

que se aplique la Doctrina Parot".

"Por tanto, quienes,

según lo establecido en el Código Penal de 1973,

han cumplido la pena que se les impuso al ser juzgados,

se les han aplicado beneficios penitenciarios regulados,

deben salir de prisión. Es lo que está ocurriendo".

"Esto es algo, Fernando, que habrá que analizar

y que la sociedad que somos tendrá que tomarse con calma".

-"Sí, pero toda toda la calma...".

(Mensaje del móvil)

"...que queramos imponer en el tema,

queda superada por la propia crudeza y dureza de los hechos".

"Oiga, ¿cómo le vamos a pedir calma a las a las víctimas,

a los familiares de las víctimas?".

"Yo no defiendo el resentimiento...".

-"¿Sin calma sin calma se pueden analizar las cosas, Fátima?".

-"Yo creo que no. Necesitamos calma".

"Pero el terrorismo está tan asentado dentro

de la conciencia de la sociedad que es muy difícil,

es muy difícil. Yo creo que..., no sé si alguna vez lo lograremos".

"Yo... Este señor me repugna, no puedo, no puedo".

(MODERADOR) "Pero uno deberá entender...".

(FERNANDO) "No se puede gobernar

con sentimientos,

la ley no se aplica con sentimientos".

"Los sentimientos están claros, son horrorosos,

pero han cumplido con la ley y ya no hay más que hablar".

¡Ay!

Oh...

¡Oh!

(SUSPIRA)

Ah...

(Oleaje)

(Pitido)

(TOSE)

Ah...

(SE QUEJA)

(Puerta cerrándose)

(SE QUEJA)

(Televisión de fondo)

¡Ah!

¡Ah!

(TOSE)

¡Ah!

Oh...

(Graznidos)

¿Conoce usted a Modesto Merchá?

Gracias.

Venga, pues que sean 250.

Hasta luego. -Adiós.

¿Modesto?

Sí. Andrés Velarde,

"La voz de Almería".

¿Me concede un momento? Le quiero preguntar por Santiago Argote,

Santi Erreka, un activista de ETA condenado por asesinato

que salió de la cárcel por la anulación de la Doctrina Parot.

¿Y yo qué tengo que ver con eso?

¿No es usted Modesto Merchá?

¿Y Erreka no trabaja con usted de vez en cuando?

Déjeme en paz.

¿Quién eres?

(Ventana cerrándose)

(Cerrojazo)

(Puerta cerrándose)

(Llave girando)

¿Y tú lo sabías? ¿Lo sabías y no has dicho nada?

Pues me alegro de que se haya ido.

Algo se olerá,

¡valiente hijo puta!

Ojalá se vaya del to'.

Verás Valdemontero cuando se entere.

¿Qué más da?

Si ha estado en la cárcel, algo habría hecho. Ya ha pagado.

"Algo habría hecho".

A ver, que una cosa es

robar o matar a alguien sin querer,

¡o queriendo, coño! ¿Pero esto?

¿Ser un etarra?

Eso no, hombre, no.

¡En mi casa no! ¡Nunca!

¡Ni cerca!

Padre se equivoca, te juro que no hay nadie como él.

Pero de joven...

Hay que pensar las cosas dos veces,

de chico es fácil confundirse.

Luego lo paga uno "toa" la vida.

¿Le preparo algo de comer?

No, gracias, Alfonsina, mi mujer estará al caer.

De verdad, no me cuesta nada. Ahí está.

Mañana por la mañana hago la tarta, vengo después de comer.

Muchas gracias. Buenas noches.

Buenas noches.

¡Hola! Hola, Marina.

Hablábamos del cumpleaños,

que mañana... Alfonsina.

Buenas noches.

Buenas noches. Adiós.

(Puerta cerrándose)

Tengo que hablar contigo, Marina.

Siéntate.

Dime.

¿No te vas a sentar?

No, prefiero quedarme de pie.

Sé que este es un tema del que no te gusta hablar

y siempre lo he respetado.

¿De qué?

Santiago Argote Bengoa...

está libre.

Puede que esté en el Cabo de Gata. Puede.

No estoy seguro. No estás seguro.

Marina, ¿tú entiendes lo que te estoy diciendo?

Puede que el asesino de tu padre viva

a menos de media hora de aquí. ¿Y?

¿Cómo que "y"? Que no sé a qué viene esto, que...

desde cuándo te importa Argote Bengoa,

en 11 años, es la primera vez que lo nombras.

Bueno...,

pensaba que no te gustaba hablar de la muerte de tu padre.

Quería respetar tu dolor. Respetar mi dolor.

Qué valor tienes.

Te has pasado la vida huyendo de esto.

¿Qué coño sabrás?

¿Me has preguntado acaso alguna vez?

(Risas)

¡Bien!

Hola.

Marina, ¿verdad?

Soy Pilar, la madre de Jonás.

Jonás, de... judo.

¿Estás bien? Sí.

Pilar...

Jonás, de judo.

Sí. Marina.

Encantada.

Igualmente.

Andrés, tengo que irme a trabajar. ¿Qué?

Sí. Tú estás bien. Lucas está bien. Tengo que irme.

¿Te importa más tu trabajo que el cumpleaños del niño?

Ni ha soplado las velas.

Luego vuelvo, ¿vale?

¿Desde cuándo lo sabes?

¿Desde cuándo sabes quién soy?

Desde que tenía ocho años.

Chacho, ¿qué? ¿No enciendes el tel...?

Hola, Emilio.

Yo no he visto na', ¿eh?

Yo no he visto na'. Mira qué cosa más bonica.

¡Ay, mis niñas! Mira, mira.

¡Mira, mira, mira!

¡Una top model! 90, 60...

Santi. Sal de ahí.

¿Esto cómo... cómo se hace?

Ayúdame a cocinar un poquico a esta belleza.

Mira qué cosa, mira, Mira qué cosa más bonica.

¡Ay, que te..., ay! Vente pa' acá con el papi.

¡Vente, que te lo voy a dar to'!

¡Huy! Hace ruidico y to', mira, mira. Habla.

¿A ti te parece normal?

En el cumpleaños de tu hijo.

¿Y dónde estabas?

Porque Almudena ha venido y al hospital no has ido.

Marina, o hablamos, o esto se va a la mierda.

¿Qué quieres?

Te he visto cada día.

Llevo 27 años viéndote cada día.

Siempre estás ahí.

Siempre tienes ocho años y siempre me estás mirando con tus...

coletas y tus zapatitos.

Toda manchada de sangre.

Perdona.

Te pido perdón, de verdad. De corazón.

Lo siento.

Lo siento. Te jodí la vida a ti y tu familia.

Y a la mía.

Y a mí mismo.

Joder.

Perdona. Si ya sé que no tengo derecho a quejarme.

No tengo derecho a ser feliz, no tengo...

Joder, son tantos años sin derecho a nada...

22 años en el talego.

22 años.

Poco antes de salir, no sé no sé cuándo exactamente, empezó...

empezó, no sé,

a creer que podía vivir con eso.

Empezaba a...

empezaba a perdonarme.

Yo qué sé.

A coger fuerzas, joder, pa' vivir.

Al salir,

cuando me diste los dos tiros, he vuelto al primer día.

Ya no lo sé.

Ya no lo sé.

¿Qué quieres de mí, Marina?

(Portazo)

Almudena, tú tienes guardia esta noche, ¿verdad?

Sí. Y tú también.

Yo no. La he tenido que cambiar.

Escúchame. Emilio ingresó anoche.

Está en fase terminal.

Cuídamelo, por favor.

¿Vale? Sí. Tranquila.

Marina, ¿te puedes sentar, por favor?

¿Para qué?

Desde que has vuelto, no hemos hablado nada.

¿De qué?

Estás viendo a alguien.

¿Quién es? Almudena, ¿te lo ha pedido Andrés?

Que hables conmigo para que se lo cuentes.

¿Andrés? ¿Por qué Andrés va a pedirme que...?

¿Y tú, Almudena? ¿Tienes que contarme algo a mí?

Hola.

Hola.

Emilio está mal.

¿Qué le pasa?

Que se muere, ¿qué le va a pasar?

(Llaman a la puerta)

(Puerta abriéndose)

Hola.

¿Qué pasa, flaco?

No sabía cómo llamar la atención más.

(SUSURRA)

Hola.

(SUSURRA) No hables, no hables.

¿Este qué hace aquí?

Largo. -Papá.

Ni papá ni hostias. -Roberto, por Dios.

Papá, por favor.

Déjalo, Anabel.

Nos vemos mañana.

Adiós.

Ya está, mi vida. Ya está.

Lárgate.

Aquí no se te ha perdido nada. -Papá.

¡Lárgate y no vuelvas, escoria! -Que estamos en un hospital.

Díselo a ese. -Ay, por favor, baje la voz.

Bajaré la voz cuando se haya ido. ¿Usted sabe quién es ese, doctora?

¿Sabe con quién está?

Con un etarra.

Un asesino de la ETA. -¡Papá!

Vamos, Santi.

Vamos pa' adentro. Vamos.

(Intermitente)

¿Qué haces?

Una sorpresa.

(LEJOS) ¡Vivan los novios!

Te juro que era un sitio muy tranquilo, no esperaba esto.

Bueno.

Mi primer gin tonic.

El primero de mi vida.

No te creo.

Te lo juro. De joven, en la cuadrilla esto no se llevaba.

Y ya luego...

Nosotros no podemos beber alcohol.

Por tu primer gin tonic.

Amargo.

Pues sí, la... la tónica es amarga.

Está bien. Está rico.

Ten cuidadito, que son un peligro.

¿Por qué?

Quiero olvidarme de mi pasado

y ya estar junto a ti...

en el calor de tus brazos... No, no...

...que yo quiero vivir.

Cómo escapar de esta pena.

¡Ay! Que me lleva a morir.

Me atormenta por dentro.

Qué triste sin ti.

Cada lágrima tuya,

cada lamento quisiera borrar.

Toda lumbre de besos.

Todas tus heridas poder sanar.

Adiós, pareja.

Se lo han pasado bien, eh.

La novia estaba encantada.

Sí.

Qué vergüenza, por Dios.

He hecho un ridículo. No.

Un poquito solo.

Oye, tú tenías todo muy recogido esta mañana.

Ajá. ¿Te vas a algún sitio?

Sí.

No sé cuándo, pero sí.

Es que no... no te puedes ir.

¿Por qué?

Porque no.

¡Buh! ¡Ay!

Qué susto.

Bueno.

Gracias por traerme.

¿No me vas a invitar a entrar?

Pero si entras siempre y sales cuando quieres.

Esta vez es distinto, ¿no?

¿Me miras esto?

Sí.

Ahí.

¿Qué tal?

A ver esta.

¿Por qué me has besado?

Para ver qué sentía.

¿Y?

Nada.

Marina... Calla.

No.

(JADEA)

(JADEA)

¿Y mamá? ¿Le puedo dar un beso antes de irme?

No, no puedes.

¿Está dormida? Está en el hospital,

tiene guardia. ¿Acabas de desayunar?

(Risas)

(SUSPIRA)

¿Qué haces aquí?

He venido a hablar contigo.

¿Dónde has pasado la noche, Marina?

¿Es importante?

Lucas ha preguntado por ti.

¿Qué le has dicho? Que estabas en el hospital.

¿Qué quieres que le diga?

Gracias.

Marina, cariño. Por favor.

Andrés, voy a llevarlo a Madrid. ¿A Lucas? ¿Por qué?

Porque prefiero que no viva esto.

Que no viva los gritos, las peleas.

¿Pero qué peleas ni qué gritos, coño?

Si lo dejas en Madrid, es para aliviar tu sentimiento de culpa.

No me siento culpable.

Pues lo eres.

¿Que tienes una historia con alguien o qué?

Vete, Marina.

Vete, por favor.

Y deja que conserve un poquito de dignidad. Ahora.

(Puerta abriéndose)

(Teléfono)

(Teléfono)

(Vehículo acercándose)

(Puerta abriéndose y cerrándose)

¡Asun!

¡Ahí va, la hostia!

La hostia, ¡Santi! No jodas.

¿Cómo estás, tío?

Joder.

Estás igual, hijo puta.

¿Qué hay? ¿Qué?

Venimos enseñarte a usar el móvil.

Parece que no has aprendido.

¿Y la ama, todo bien? Sí.

¿No ha venido? ¿No la conoces o qué?

Cualquiera la saca de allí. -Me "cagüen" la puta.

Tío. ¿Cómo estás, hostias?

¿Cómo estás, tío?

Joder.

La llamé con la excusa de verte a ti cuando salieras.

Quedamos, nos vimos,

nos volvimos a ver y... ya ves.

Quién te lo iba a decir, ¿eh?

Se me hace raro.

Cómo me alegro, Santi, hostia. Cómo me alegro.

¿De qué?

Pues de haber venido aquí.

De estar con tu hermana.

De que hayas salido del "maco", después de tantos años.

22.

Demasiados.

¿Tú has oído un coche?

No.

Tranquilo, Santi, estás libre.

Estás fuera.

Yo puedo volver.

No tengo delitos de sangre.

Nunca te lo agradeceré lo bastante.

Imagino que te pondrían fino.

¡Mikel!

¡Está buenísima!

-¡Tú sí que estás buena!

¿Por qué no te vienes? -¿Yo?

¿Demasiado vasco para bañarte en pelotas?

-¡Exactamente!

(HABLA EN EUSKERA)

Nos guardan la reserva del hotel hasta las 18:00.

Ah.

Ahora, este brazo...

Así.

(Motor en marcha)

¿Qué haces aquí?

Qué recibimiento, joder.

¿Has bebido?

¿Qué quieres?

¿Se puede saber qué haces?

Que tenías tú razón.

¿Razón en qué?

Almudena...

Andrés.

Quieto.

Pasa. Te preparo un café.

Y, después, te vas.

Mamá. ¿Qué, mi vida?

Papá dice que tienes un novio. Ah, ¿sí?

¿Te ha dicho a ti eso?

A la tía Inés.

Los oí.

Bueno. Pero tú no tienes que hacer ni caso.

¿Tú te has lavado las manos antes de acostarte?

Sí. Estas uñitas están un poquito...

A ver que meriende. A ver que yo no he "merendao".

Te quiero mucho, mi amor.

Mucho.

(SUSURRA) Ya toca dormirse, ¿vale?

Sueña cosas bonitas.

Vale. ¿Vale?

Bueno...,

levanta la cabecita. Ay.

(PEDORRETA) (RÍE)

Venga, a dormir, que yo te vea.

Recuerda que te quiero mucho, mi amor.

(SUSURRA) Toma. Gracias.

Has cambiado la cocina.

Perdóname, Almudena. De verdad.

No sabía dónde ir.

Que Marina me va a dejar.

Qué coño, que me ha dejado.

Y estoy seguro de que hay alguien.

Andrés.

Júrame que no se lo vas a contar.

Júralo.

¿Qué pasa, Almudena?

¿Qué te está pasando, hija?

¿Qué me va a pasar, mamá?

¿Es verdad lo que dice Lucas?

Marina, soy tu madre.

Voy a estar de tu lado, pase lo que pase.

Lo siento mucho.

¿Tienes un amante?

A mí me lo puedes contar, todo.

No sé por dónde empezar.

Prueba por el principio.

Por el principio.

A ver.

¿Recuerdas hace un mes

cuando vine, que estaba aquí

tu amiga Casilda? Sí.

Bueno.

Pues estabais hablando de que Santi había...

De que Argote Bengoa había salido de la cárcel.

¿Te acuerdas?

Vive en Almería, me lo encontré por casualidad.

Y le he conocido.

Oh... Marina...

Lo siento, mamá.

Marina...

Lo siento, mamá.

Hola.

Usted es Santiago Argote Bengoa. Santi "Erreka", ¿no?

De "La voz de Almería", quiero entrevistarle.

No doy entrevistas. La historia saldrá igualmente.

Queríamos darle la oportunidad de contar su versión.

(Llaman con fuerza a la puerta)

¿Qué? ¿Te crees que no debes explicaciones a nadie,

hijo de puta? ¡Asesino!

No es tan fácil ser un hombre y dar la cara sin una pistola, ¿no?

¡Hijo de puta!

¡La doctora Marina García Pizarro!

¿Te suena?

¡La tía que te follas!

Huérfana del comandante Adolfo García Sempís.

"Asesinao" de dos tiros a bocajarro el 14 de mayo del 87.

¿Te suena ahora?

Soy el marido de Marina, hijo de puta.

No sabía que tuviera marido.

Pero sigue siendo mejor que te vayas.

Te voy a joder la vida.

Te va a faltar parque pa' esconderte.

(Vehículo acercándose)

Marina... No hagas esto más difícil.

"Te voy a joder la vida, pero no me lo pongas difícil".

Andrés, por favor. ¡Mató a tu padre, hostia!

¡Es el asesino de tu padre! Eso a ti no te importa.

¿Desde cuándo te importa mi vida?

No me no me dejes, no me dejes, por favor. Yo te quiero.

Marina, te quiero de verdad.

Vámonos a casa.

Hazlo por Lucas.

Por favor.

¡Marina, por favor!

¡Te voy a joder la vida!

¡Te voy a joder la vida a ti y al hijo de la gran puta ese!

Ay...

Mi hermana.

¿Tu hermana?

¿Qué hay?

Ya me parecía raro que no contestaras. ¿Eh?

¿Qué andas haciendo?

Hola. Asun. Hola.

Soy Marina.

Veníamos a invitarte, a invitaros a cenar.

No, no podemos. Joder, Santi.

Santi, Anabel ha traído un montón de pescado y unas gambitas.

Cenamos aquí, ¿no?

¿He oído gambas?

No se hable más, ¿no?

Por mucho que les digas que no quieres...

"No me pongas nada, pero nada, ¿eh?",

bueno, pues siempre tienen que poner un poco.

Un poquito del suyo.

Al principio, me ardía la boca.

A mí me gusta el picante.

Pues marcha a México,

allí ibas a ser feliz.

Mira, nunca lo había pensado.

El chacolí de la ama era para ti, ¿eh, Santi?

Nos lo estamos bebiendo nosotros.

¿No quieres un poquito? ¿Eh?

Un poquito sí que puedes. Un poco, eh.

Está rico.

Y el queso, también.

Es Idiazábal.

Es postre. Bueno, allí se come como postre.

¿Vais en serio vosotros?

Asun. Ya me entiendes.

Si queréis vivir juntos...

¿Pero qué dices?

¿Cuánto tiempo lleváis?

Joder, ¿es un interrogatorio esto o qué pasa?

Tranquilo, Santi. No pasa nada.

¡Joder! Estas gambas sí que están buenas.

No las que comemos allí.

Son buenas, sí.

(ASUN) Por Santi.

(MIKEL) Por Santi.

Es de puta madre, ¿eh?

Santi es de puta madre.

Un tío íntegro.

Mikel.

Yo le debo la vida.

No me debes nada.

¿Cómo que no?

¿Íntegro por qué?

Es una historia muy larga.

Tendrás que llevarla a Bilbo y que la conozca la ama.

Asun...

¿Conoces Euskadi?

Os pido un favor. Que no hablemos de Euskadi durante esta cena.

Sí, co... sí...

Sí que lo conozco, sí, estuve...

Estuve en Donosti de pequeña.

¿Fuiste con el cole?

No.

Mi padre estuvo allí un tiempo, trabajando.

¿Ah, sí? ¿Y de qué trabajaba? Asun, ya.

¿Ya qué? Ya, ya te callas.

Estamos hablando... ¡Ya te callas, joder!

¿Y de qué trabajaba?

¡Te callas y os vais! ¡Me cago en...! ¡Os vais!

¿Qué coño te pasa, Santi? ¡Que recojas y os vais!

¡Te lo he dicho varias veces, coño!

¡Os vais, hostias! Deja la copa.

¡Os vais!

Os vais. Venga, fuera. ¿Se puede saber

qué cojones te pasa? Fuera. ¡Fuera, coño!

Asun, os vais.

Iros. Va.

(HABLA EN EUSKERA)

(MIKEL HABLA EN EUSKERA)

(ASUN HABLA EN EUSKERA)

No hace falta que me protejas.

Mikel estaba ahí.

Mikel estaba en la Concha conmigo.

Mikel y yo matamos a tu padre.

Mikel y yo matamos a tu padre.

Ya.

¿Y?

Me parecía una barbaridad que estuviera cenando contigo

y que tú no supieras nada. Ah, eso te parece una barbaridad.

Mikel no pagó por lo que hicimos. Yo sí.

¿Tú sí? ¿Tú crees que sí?

¿Tú crees que así se pagan las cosas?

¿Eh?

Y el dolor de mi madre, ¿qué?

Yo también llevo viéndote la cara 27 años, hijo de puta.

Tenía ocho años, joder.

Tenía ocho años. Iba con mi padre de la mano

y le pegasteis dos tiros.

¡Me lo arrancasteis para siempre, joder!

No se trata de que te perdonen, Santi.

Se trata de conseguir olvidar.

¿Tú crees que de verdad me importa una mierda tu amigo Mikel?

¿Crees que me importa una mierda su vida?

Yo llevo toda la mía soñando con que fuese otra.

No sabes cómo he soñado tener una vida distinta.

Una vida normal.

¿Sí?

Hola, mamá.

Bien, bien. Sí, llegando al hospital.

(Toses)

Pásamelo.

Hola, cariño.

Sí. Sí, sí.

Claro. No te preocupes que te llevo yo o papá, ¿eh?

Pues todavía no lo sé, amor.

Pero, en cuanto lo sepa, te llamo y te lo digo.

Sí. De momento, la abuela.

Sí, no te preocupes.

Le digo que te compre nuevos y los lea contigo, ¿vale?

Sí, mi amor. Te quiero mucho.

¿Lucas?

¿Lucas?

Marina.

¿Qué pasa? Ven.

Vamos.

¿No lo sabías?

¿El qué?

Marina.

Marina, atiéndenos un momentito. Son dos preguntas.

Son dos preguntas, nada más.

Dos preguntitas. ¿Vienes a ver a Santiago?

¿Te imaginas que no hubiera pasado nada?

¿De qué?

De nada.

Que yo no hubiera hecho nada hace 27 años.

No, no me lo imagino.

(Motor acelerando)

(Disparo)

(Disparo)

Versión española - Lejos del mar

18 mar 2019

Un encuentro casual de Marina con el asesino de su padre, en libertad tras cumplir veintidós años de condena, despierta en ella deseos de venganza, que lleva a cabo tras comprobar que se trata de Santi, el terrorista que cometió el crimen delante de ella siendo una niña, y que va a cambiar su vida.

Contenido disponible hasta el 1 de octubre de 2029.

Histórico de emisiones:
18/08/2018

ver más sobre "Versión española - Lejos del mar " ver menos sobre "Versión española - Lejos del mar "
Programas completos (78)
Clips

Los últimos 898 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos