www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5325398
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Formentera Lady (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Gracias a su relación con su nieto

Samuel sale de su cascarón de ermitaño

y logra entender que el compromiso con otra vida que no sea la suya,

también puede ser una forma de libertad.

Damos de nuevo la bienvenida a José Sacristán y a Pau Durà.

Pepe Sacristán. Aquí estoy.

Samuel, porque ahora ya hay una simbiosis absoluta,

¿no? con el personaje.

Vuelvo a insistir, haber construido una historia como esta,

donde se manejan elementos y cuestiones tan serias

y haber hecho esta película tan oxigenante.

Pau Durà, buenas noches otra vez, guionista y director

de esta preciosa historia que acabamos de ver,

por si alguien se ha reenganchado más tarde

y la verdad que se nos queda el corazón un poco más tranquilo,

¿verdad? porque el final, de alguna manera, hilando muy fino,

porque teníais que elegir un final realmente

que fuera con toda la contención de la historia,

a ver cómo se rompe esa contención, cómo se da la vuelta,

cómo se apuesta por un final que convenza a todo el mundo

y que no subraye nada.

Yo lo que sí que tenía claro cuando escribía hace tiempo,

es que habría una carrera, ¿no? una carrera como la de Samuel

por las calles de Barcelona detrás del niño.

Por ese sueño que recuerda como sueña de vez en cuando

que corre detrás de su mujer y de la niña

que iban a coger el ferry. Creo que ahí hay una cosa bonita

entre esa carencia, ese momento del pasado,

al cual ha estado evitando durante 40 años

y esa carrera pequeña detrás del niño, detrás de él, ¿no?

-Tengo que decir que incluso en el fondo, Samuel

estaba como un tanto deseando que esto se diera,

deseando que esto ocurriera,

al menos yo lo he enfrentado siempre así, ¿no?

Esta huida hacia delante del hippismo y de las drogas

y todo esto, había siempre ahí un territorio

que no estaba ocupado, que no se resolvía.

-Yo siempre he tenido la idea de que el personaje de Samuel

es un tipo que ha estado evitando la nostalgia durante mucho tiempo

y tirando adelante, viviendo en ese paraíso sin darse cuenta

que el paraíso en cierta forma puede llegar a convertirse

en una cárcel, ¿no? haber evitado, pues cosas, ¿no?

se ha ido haciendo pequeño dentro de la isla,

la isla se lo ha ido comiendo y como un personaje bien le dice,

te has convertido en una isla dentro de otra isla.

Pero él, con la llegada del nieto es cuando ya es incapaz

de luchar contra esa nostalgia, ese dolor por la incapacidad

de regresar, que dicen los griegos que era así,

por la palabra nostalgia que yo creo que es propia de nosotros

desde que nacemos hasta que morimos, nos damos cuenta en un momento dado,

cuando es joven no lo piensa, cuando uno llega, va creciendo

y va teniendo cosas en el pasado pues lógicamente uno trata de tirar

la vista atrás o de evitarlo. Entonces, yo creo que Samuel

ha evitado mucho tiempo y ahora se ve obligado a mirar atrás

y a ver esos momentos de traspiés en la vida,

que también de una manera, con un drama sencillo,

sin cargar mucho las tintas.

La película plantea todo el rato la contradicción entre la libertad

y el compromiso en la vida, porque él en más de una ocasión

pues cuando recuerda cuando su hija y su mujer se fueron

y que fue incapaz de levantarse para ir detrás, ¿no?

y se quedó tocando el banjo y no fue detrás,

esa contradicción constante entre ser libre

o tener un compromiso en la vida con algo y con alguien.

Un concepto de la libertad que es una idea de la libertad,

porque yo pienso que este hombre toca el banjo

toca el banjo y toca y la música del banjo, bueno,

pero llega un momento en que ya las manos,

en cuanto deja de tocar el banjo, deja de oír,

entonces, es que ya no oye nada,

es que ya no hay nada que escuchar.

(Música)

Es muy bonito cómo está construido el personaje de Samuel

a través de la contención absoluta, de los silencios,

sin subrayar nada, como estamos diciendo realmente

y yo creo que ahí has hecho un trabajo muy específico

con el personaje de Samuel, que me gustaría que contaras

al espectador, Pepe, cómo lo compones y cómo lo planteáis.

De entrada, cuando Pau me propuso, pasó un tiempo

hasta que vino otra versión y yo estaba haciendo

"Muñeca de porcelana", en Barcelona y yo me atreví a proponerle a Pau

unas vueltecitas sobre la historieta,

sobre todo, pensando en que este hombre

a la hora de dar este paso de la recuperación

del nieto, de la hija, la recuperación de sí mismo,

en definitiva, se imponía una forma de compromiso

y es el sacrificar la casa y el coche.

(HABLA EN ITALIANO)

-Ulises, se llama Ulises y no le gusta correr.

-Gracias.

Como en ocasiones, la llegada de este muchacho

y él decía "ahora qué hago y cómo me manejo"

es una invitación a decir: "Joder, pues hay otras formas de manejarse",

otra forma de manejarse que se perdió,

se perdió porque el amor por esta mujer y el amor por su hija

es algo que era un motor, que aquello era importante

y que ahora deja de tocar el banjo

y es el silencio absoluto,

insisto, sin que se quiera condenar esa nada como algo pecaminoso

o algo malo, no, no, no, es que es así.

Es bonito eso que dices, que vender a Ulises

y vender la casa, esa sí que es la forma de compromiso,

porque si no, siempre hay vuelta atrás.

Claro y aunque sea gratuito.

-Duda, claro y además el sacrificio para un hombre que al principio

de la película dice: "A mí, donde no pueda ir con estas alpargatas

no me van a ver el pelo". Yo creo que es importante,

a favor de la empatía, porque Pepe también se metió mucho en el guion

a favor de esa empatía, porque es necesaria,

a un protagonista tenemos que entenderlo,

aunque no participemos de sus locuras o de sus cosas,

tenemos que entender por qué sufre este hombre

cuando le llegan estas cosas.

Pero se entiende perfectamente, ¿eh? genera una empatía brutal.

Yo creo que sí.

Le provocaba al director y al guionista en más de una ocasión

diciéndole "este imbécil qué pasa, tocando la bandurria todo el rato".

Explícamelo, ¿no? claro, convénceme.

Diciéndome: "¡Pero, que le han abandonado!

Vale, pues esto, evidentemente, fue un trabajo muy chulo

de buscar esa empatía y no caer en el gran drama,

porque no estábamos buscando esa película, es una película

con un cierto humor, muy mediterránea y muy seria también,

como habéis dicho, los temas que trata son adultos.

-La hija en la cárcel, es decir,

qué parte de responsabilidad corresponde a este tipo,

en qué momento este hombre dejó allí y, sobre todo,

insisto en lo de la no trascendencia,

lo de cómo corre el aire por esta película,

un aire además fresco, en ocasiones divertido,

siendo portador este viento de asuntos como los que se proponen.

(Música)

Pau, me gustaría volver al origen de todo,

a la necesidad que te genera a ti contar esta historia, por favor.

Bueno, hemos estado hablando de que es verdad que Pepe insiste

en que no teníamos ganas de hablar de ningún tipo de familia ni nada,

pero es verdad que nace de un sentimiento muy propio mío,

que es el de la paternidad, eso está claro,

o sea, la semilla es cuando todavía no lo soy, pero la escritura

y todo el proceso es cuando yo he vivido mi paternidad

y doble, además, de dos gemelos,

o sea, quieras o no planea constantemente

ese cariño, ese descubrimiento de ese nuevo amor

que hasta que uno no es padre no lo descubre,

que es el amor hacia un hijo o una hija.

Y por contra, pues lo otro, es decir, como sería

si no pudiera yo vivir esto, por lo que fuese,

igual que le pasa a Samuel que su mujer en un momento dado

dice adiós, muy buenas, aquí te quedas con tu banjo

y con tus drogas, porque fue así y se va con la niña muy pequeñita.

Entonces, eso está en la película, sin duda,

y nace de un lugar muy concreto mío y muy particular y muy personal.

Para mí una de las cosas más bonitas de la película, que yo aprecio

en mayor medida es cuando él, que es un tipo que vive sin luz,

acaba poniéndole luz una mujer, que los personajes femeninos son

como la inteligencia en la película,

o sea, son las que deberían estar más,

lógicamente, en estas historias de perdedores,

entonces, esta mujer le pone luz porque no puede ser que tenga

un niño en casa y entonces, ¿qué hace él en un momento dado,

que ya ha empezado ese viaje nostálgico?

Pues ponerse unas cintas de super ocho

y ver aquella niña correteando por el paraíso,

entre las flores y cómo Pepe, además está inmenso en ese momento,

que no sé si lo que estaba él, no quiero desvelarlo,

pero la primera vez que se rueda esa escena en la que tú estás viendo

las imágenes de tu vida en super ocho,

creo que no funcionó bien y estaba viendo nada, blanco.

No había película en ese momento y es una maravilla,

que maravilla que los actores puedan o podamos llegar a eso,

es decir, a la emoción de ver a este hombre cómo ha empezado

ese viaje que ya será definitivo,

que será iniciático en cierta forma y también crepuscular.

(Música)

Y que arranca en un momento también muy bonito, creo yo,

que es el momento en que la payesa, aquella mujer que en su día tuvo

relación con él, se confunde en un momento, en una frase,

se va 40 años atrás diciéndole "no, qué dices de niño,

tú tienes una niña que tiene seis añitos y se han ido

a la península, pero no te preocupes, que volverán".

La cara de Pepe aguantando ese momento,

ese empujón hacia aquel lugar, y es donde arranca la película

que a mí me interesa, es impagable, ¿no?

-El niño, Mark.

-No, tú tenías una hija muy bonita, rubita,

pero se acaban de marchar a la península ella y su madre.

¿Había una consigna de no cargar las tintas en lo dramático?

Creo que me nace así en todo lo que escribo,

porque sigo escribiendo, me nace así, el cargar las tintas,

no soy particular amante del melodrama ni de la tragedia

en el momento actual, quiero decir, bebo mucho del cine italiano

y del mediterráneo y de un cierto cine que a mí me fascina,

que es como el que bascula entre el drama y la comedia

y no sabes muy bien ahora dónde estás, pero está ahí,

como en la vida. Yo creo que en esta película

era muy importante eso, el contrapeso entre el drama

de una situación muy clara que es una madre que tiene que dejar

a un niño en manos de su padre

y luego el humorismo que representa cómo es ese padre

y todos esos personajes que envuelven y que están alrededor

de ese drama, entonces, yo creo que llevado de una manera,

bueno, es difícil encontrar el tono y creo que lo encontramos,

gracias a la verdad y al realismo.

-¿Qué, Alberto? -Buenísima, la verdad que sí.

-Este año hemos tenido buena cosecha.

Samy, ¿quieres?

Mención especial a los actores secundarios, por favor,

porque todo el reparto está especialmente bien

y todos hacen un personaje que dibuja al personaje de Samuel

a la vez y que completa al personaje

desde distintos puntos de vista.

Sí, era una de las dificultades,

creo yo, cuando es una película de un claro protagonista

como todos estos personajes satélites que van apareciendo,

no crear una película

que solo sirvan para el protagonista, no,

que tengan, además, su personalidad y su alma y tal,

yo creo que está conseguido gracias a esa gente que pude conseguir,

muchos son muy amigos míos y vinieron a Formentera

o lo de Formentera funcionaba muy bien.

¿Dónde vamos a rodar? En Formentera, dos días solo, da igual,

hay poco dinero, da igual, vamos a Formentera,

Claro, hubieras dicho Colmenar de Oreja

y la cosa hubiera sido distinta.

(Música)

Y en el aspecto formal, ¿cuáles eran los parámetros

que te interesaban? ¿cómo querías retratar la isla de Formentera?

Pues queríamos ser lo más fieles posible a esa isla,

no la isla de Instagram, si no la de verdad,

la isla más en este periodo que no es el verano,

porque hay dos islas muy..., hay muchas islas,

pero muy distintas, sobre todo, la del verano de las otras,

entonces, sí que teníamos especial empeño en eso,

en mostrar una isla que estuviese acorde,

que no fuese un disfraz, porque una de las cosas que Pepe me insistía

mucho cuando empezamos con los trabajos de vestuario,

era que no se quería disfrazar, es verdad que podíamos acabar

haciendo un hippy de broma, no, teníamos que buscar al hippy,

bueno, le llamamos hippy porque lo fue en su día,

pero este hombre tan especial tenía que ser de verdad

y no un disfraz, yo creo que la isla, todo lo que envuelve

al personaje, se intentó y creo que se ha conseguido

retratar de esa manera.

Has conseguido reflejar Formentera tal y como es,

en sus rincones, porque realmente la isla, que es un paraíso

en determinados meses del año, también puede ser muy dura

con su climatología y su aislamiento,

valga la redundancia.

Está, ¿verdad? en ciertos planos

esa dureza se puede ver, de ese land rover metido

entre unos campos y unos caminos, ahí ya no ves el mar,

o sea, realmente yo creo que se buscó,

se buscó el retratar esa isla

y cómo va entrando también en un momento un poco más oscuro

cuando el personaje de Pepe va cayendo un poco en su dolor,

en cierta forma, en ese viaje.

-Está el paisaje humano que coincide con un invierno

en lo personal, los inviernos ahí

hibernando allí algunos personajes,

lo residual de aquel tiempo,

de hecho, conocimos allí un tipo que estaba allí de hippy,

que podía haber sido este personaje y que fue ayudante de cámara

en cinco o seis películas que yo hice en un momento determinado

y él dijo: "Yo dejé de hacer esas películas de mierda y me vine aquí

a Ibiza, me fui a la India", bueno, una cosa asombrosa

y tenía dos hijos, se fue a Formentera y era su propia vida

y yo me miraba en él y le compré un libro de relatos de Roald Dahl

y bueno, fuimos todos a comprarle cosas,

que tenía un rastrillo allí, vendía un trozo de batería,

me fijé en él, le miré al fondo de los ojos y me dijo:

"Tengo 60 años y yo ya prácticamente estoy muerto,

esto se ha acabado". Yo siempre pensado que este Samuel

estaba esperando la llamada de algo que le completara,

sin sentimentalismos,

sin retórica y, sobre todo, sin caer en la moral siniestra

de decir la familia que permanece unida y cosas por el estilo.

-Que si, Toni, que este tío es un mito aquí.

-¿Usted es hippy?

-Hasta el forro de los huevos.

¿Y qué significa ser hippy en el año 2019?

Yo no sé todavía qué significaba ser hippy en los 70,

a Chinchón no ha llegado esa corriente.

Mientras estos..., yo le daba al chinchón,

al chinchón dulce mientras los otros se ponían ciegos de otras cosas,

y cuando escuchaban a los King Crimson,

yo escuchaba a Concha Piquer y a Juanito Valderrama,

o sea, que si no es a través de la literatura o del cine,

toda la noticia que yo he tenido de ese mundo es a través

de una información, ni por proximidad siquiera

en ocasiones he tenido conocimiento fiel,

lo digo un poco en broma pero es que a Chinchón

no llegó la corriente hippy

y bueno, mi conocimiento era puramente a través de la literatura

o del cine o de otros medios de comunicación.

Te sirvió realmente encontrarte con este tipo que trabajó en cine

y que es una mera anécdota, pero realmente al empezar a rodar.

Es que fue impresionante, además por físico.

-Viniste al rodaje diciendo, "no sabéis lo que me ha pasado",

y era el primer día.

"Esas películas de mierda...",

y vivió su mundo y le encuentro en Formentera

haciendo yo un personaje que era él, que era él.

-Yo, donde no pueda ir con estas alpargatas todo el año,

a mí no me ven el pelo allí, no.

Tu ópera prima, personaje protagonista absoluto

y cuentas con Pepe Sacristán, rebobina un poco

y recuerda cómo imaginabas que iba a ser trabajar con Pepe

y luego cómo es en realidad.

No la cuentes, la verdad no la cuentes.

-No, no, tener a Pepe como el actor mítico

de grandes películas que yo he apreciado y querido

desde hace tantos años, poder conseguir tomarme un café con él,

que ya fue una maravilla, ya con eso habría dicho:

"Pepe no puede hacer la película, pero ya me he tomado un café

con José Sacristán, hemos hablado durante una hora y una maravilla",

no, al cabo de dos días me llamaste por teléfono y me dijiste:

"Cuando hay que empezar a aprender a tocar el banjo",

esta fue la llamada a los dos días de verle,

o sea, que yo le estoy agradecidísimo.

Y luego el trabajo con él y no soy yo, el equipo,

no sabes lo que disfrutaron estando con Sacristán,

o sea, tenerle a él casi era nuestro motor en el rodaje.

-Posiblemente, lo mejor que me está pasando

es poder trabajar con la gente joven, es lo mejor,

discutir con ellos, compartir con ellos,

aprender de ellos, porque pobre de aquel que en este oficio piensa

que ya lo sabe todo, primero, porque es un coñazo, aburridísimo

y luego, no es cierto o no es cierto y es un coñazo.

pero no solamente el caso de Pau, si no, en fin,

porque afortunadamente es una lista larga de gente joven,

variopinta, con propuestas totalmente distintas

y es, sencillamente, y lo digo totalmente serio,

lo hemos hablado, ¿no? esto es recíproco

y si no lo fuera, peor para mí, esto es recíproco,

lo que yo recibo de cada una de estas ofertas,

el simple hecho de discutir, me autoriza a pensar

pues esta secuencia y por qué aquí no..., todo esto rejuvenece,

todo eso da un sentido,

insisto, después de 60 años, un sentido de cómo estar empezando.

Es que te has convertido en el actor fetiche

de los nuevos directores, de los mejores,

de las mejores películas: "El muerto y ser feliz",

"Magical girl", es una detrás de otra.

Pues esa es la suerte, es una suerte de verdad,

porque además nadie tiene que esperarme, como yo digo,

ni nadie tiene que decir "a ver si se levanta el viejo este",

no, no, a mí nadie me tiene que esperar,

ni a la hora de llegar o a la hora de irme, no,

entonces, todo esto es una suerte para mí.

-Mañana no sé si estaré acá.

-Estar va a estar, depende de usted cómo.

-No seas jodida.

-Sos una jodida.

Lo que quiero que usted haga

es que coja la pistola

y me mate. ¿Ha quedado claro?

Quiero que me mate delante de esas dos personas,

si avisa al camarero, viene la policía y yo salgo vivo

por esa puerta, le aseguro que usted y su familia,

si es que la tiene, van a morir más tarde o más temprano.

(Música)

El título de la película y la banda sonora,

precisamente es una canción de King Crimson,

la banda londinense se fijó precisamente en la isla,

en Formentera, justamente en los 70, ¿cómo das con ella?

Bueno, conocía la banda,

no por mí, porque realmente los grandes seguidores

de los King Crimson ahora tienen pues eso, 75,

que es la edad que tienen ellos, porque Robert Fripp sigue,

de hecho, ahora empiezan una gira mundial de la leche,

porque hacen 50 años.

-A ver si van a Chinchón a tocar.

Bueno, creo que vienen a dos ciudades, Madrid y Barcelona.

Bueno, en todo caso, al principio no se titulaba la película

"Formentera lady", pero luego empecé a pensar que era un buen título,

porque además era hacerle un homenaje a esa banda

que tiene una calle en Formentera que tiene un tema que se llama

"Formentera lady", la letra nos iba muy bien también,

porque retrata muy bien el momento de ese paraíso perdido

y luego era interesante fabular con que el personaje de Samuel

les había conocido, eso para mí pues está muy bien,

el músico que en un momento dado se codeó con una gente

que luego ha hecho un camino de la leche

y él se ha quedado allí tocando el banjo muy bien, porque es bueno,

pero no a esos niveles, entonces, nos pareció interesante,

además, conseguimos tener una parte de ese tema,

que suena en la película, que yo creo que es una guinda

también a la historia.

(Música)

-Venga, vístete.

-Estoy vestido, ¿no lo ves que estoy vestido?

Yo me las pongo, yo me las pongo.

-Venga. -Vale, voy, voy.

Joder, qué prisas.

¿Y cómo fue el trabajo con el niño, con Sandro Ballesteros?

que es totalmente estupendo.

Formidable, porque el muchacho desde las primeras de cambio

parece un adulto, pero sin que fuera un monstruito ni mucho menos,

porque es un crío, un crío encantador y sobre todo,

que tiene mirada, tiene una mirada que la cámara

queda fascinada con él y desde las primeras de cambio

era un compromiso en su trabajo

y un estar que a mí me conmovió

y le apoyé y bueno, éramos muy cómplices,

muy, muy cómplices.

-Y lo bueno es que eso se fue creando a medida que rodábamos

y era bonito porque coincidía un poco con la historia,

el niño no conoce apenas a su abuelo,

entonces, Sandro también no conocía a Pepe,

recuerdas que él decía: "¿Quién es este?"

En el rodaje fueron pasando cosas allí, fue muy bonito.

Se creó una...,bueno,

como que nosotros dejamos que esa relación creciese

y así fue.

Vamos Ulises, que nos pillan las sirenas.

Y otro personaje más es ese coche al que llamas Ulises,

¿por qué el nombre de Ulises y por qué le das esa importancia?

Pues el nombre de Ulises no estaba en el guion y nació

de las conversaciones previas al rodaje con Pepe,

y recuerdo que siempre he tenido en mente también esta odisea

de este personaje, que bueno,

uno piensa que Ulises vagó por el Mediterráneo

durante diez años para volver y este hombre no ha salido

de esa isla y todavía tiene que encontrar esa Ítaca

a la que volver que al final yo creo que es su hija y ese final.

Yo la verdad es que, barajamos unos nombres,

porque yo ya al coche de "El muerto y ser feliz"

le bauticé como Camborio, le puse Camborio

y pensamos también en ponerle a este un nombre

y apareció Ulises por esa cosa del recorrido,

el echar a andar.

Sí, todo tiene su significado y es bonito, vas uniendo las piezas

y son detallitos que van... Y luego cada espectador

hace su película, en todos los debates y coloquios

que hemos ido con gentes de diversos lugares, en festivales y tal,

a mí me fascina la lectura que hacen la gente

y quién encuentra qué en cada cosa,

entonces, es maravilloso, te das cuenta que es así,

que es un placer no tener las cosas claras porque además, las películas,

yo creo que nacen de las dudas también, no de las convicciones,

lo que a mí me gusta arrancar y empezar a escribir o fabular

sobre ello siempre son dudas

y a ver esto hacia dónde irá, no tenemos las respuestas

y la película creo que plantea más preguntas que respuestas,

que eso es siempre más interesante.

Somos primates y no podemos cambiar, el riesgo nos hace sentir vivos,

la aventura, la lucha por la vida,

nada nos divierte tanto como aplastarle la cabeza al de al lado

y comerle el hígado con un poquito de ajo y perejil,

para que resulte civilizado.

Sí has conectado la película con algunos personajes

que tú has hecho y con algunos títulos,

grandes títulos del cine español como "Un lugar en el mundo".

Sí, el personaje este que, si no en el final, en un recodo del camino

se da cuenta de que se ha dejado la mitad por el camino e intenta

recuperarlo e incorporarlo.

Son gente que anda buscando su lugar en el mundo,

estaba claro tanto en una película como en la otra, ¿no?

por razones distintas y motivado por también emociones y pulsiones

distintas, porque la búsqueda del lugar en el mundo

de Federico, de Cecilia

y el mundo en el universo era un recorrido

hacia la solidaridad, hacia el encuentro

con una sociedad mejor, un mundo mejor

y curiosamente, en "Formentera lady",

el lugar en el mundo, este hombre creyó que estaba y de hecho,

lo estuvo durante un tiempo,

pero claro, el recorrido es a la inversa de los personajes

de "Un lugar en el mundo",

es decir, a la inversa puesto que parten de un contacto

con la realidad para mejorarla, mientras que este hombre,

huye del contacto con la realidad

para evadirse a través de las drogas y la bandurria.

Entonces, a partir de ahí, claro, son recorridos distintos,

pero no deja de ser la búsqueda del lugar en el mundo

de cada hijo de vecino.

-Otra vez te digo, no puedo, no sé. -Papá, ¿te he pedio algo,

alguna vez en tu vida, te he pedido algo?

-Yo solo puedo decir que, imagínate, este viaje ha sido una maravilla,

no solo por Pepe, que no quiero insistir,

pero el equipo que tuve al lado,

yo creo que una manera de dirigir, o la que yo intento hacer

es contagiar mi entusiasmo a todos los que están alrededor

para que todos vayamos hacia un lugar, creo que eso se consiguió.

-El director de fotografía, un crack.

-Una maravilla, en fin, que todos fuimos a buscar esa película

que nadie teníamos prevista, porque al final es eso,

es un final, la película después del montaje

es un final de un camino y en ese camino todos han ido metiendo cosas

maravillosas y de nuestras vidas,

entonces yo, para mí es un regalo maravilloso

el poder haberla hecho y aquí con este hombre

y con todo además, quiero también hablar, un poco recordar

a los actores, porque es verdad que hay muchos amigos entre ellos

y agradecerles el haber estado en una película así,

en papeles pequeñitos, ¿no? Nuria Mencía, Ferrán Rañé,

Mireia Ros, Nora Navas.

-Vamos a hacer ahora "Formentera lady 2",

porque resulta que tenía otra hija, que también se quedó embarazada

y ahora va a tener otro nieto.

"Formentera lady 2", el niño ya ha crecido un poquito más.

Pues nos iríamos muchos, pues muchos se apuntarían,

ya te lo digo. Hombre, claro que sí.

Pero el tiempo es el que es, así que nos tenemos que despedir.

A quién se lo cuentas, que el tiempo es lo que es,

ya sé lo que es el tiempo.

Así que muchísimas gracias a los dos por haber estado aquí,

Pepe, es una maravilla tenerte cerca.

Gracias Pau. Muchas gracias.

Ha sido un placer estar aquí, madre mía, es mi primera vez.

Y como director es un...

Un punto de encuentro maravilloso para que os volváis a ver.

Se está muy bien aquí,

este plató es un muy buen lugar en el mundo.

Qué bien eso, que bonita manera de acabar, por favor,

claro que sí.

Pues es un lugar en el mundo que siempre os recibe

con los brazos y el corazón abierto, ya lo sabéis.

Pues a vosotros también os despido y esta vez será hasta septiembre,

cuando arranque nuestra nueva temporada

desde el Festival de San Sebastián.

Felices 20 "Versión española".

(Música)

Cerramos hoy un curso muy especial para nosotros

y queremos agradecer desde aquí todos los reconocimientos

y muestras de cariño que hemos recibido en este año

de nuestro 20 aniversario.

Muchas gracias a los Festivales de San Sebastián y Valladolid,

a Filmoteca Española, a todos nuestros generosísimos invitados

y sobre todo, gracias a vosotros

por vuestra fidelidad de tantos años.

Feliz verano para todos, nos vemos a la vuelta

con ilusiones renovadas y un beso muy fuerte. Chao.

# Happy birthday

# to you. #

Felicidades a "Versión española", porque son 20 años ayudándonos

a conocer nuestro cine, a profundizar en las historias.

Muchas felicidades al mejor programa de cine que hay.

Bueno, felicidades a, ¿cómo se llama el programa?

no, es broma, 20 años, sois ya mayores de edad.

Muchísimas felicidades, he crecido con vosotros,

he evolucionado, he madurado como actriz.

20 años en las pantallas de la televisión pública española,

20 años de títulos, actores, directores, actrices.

Muchas felicidades a "Versión española",

llevo 20 años viéndoos.

# Happy birthday

# to you. #

Para los que como yo, antes de ser actores éramos mitómanos

y nos gustaba la gente que hacía todo eso posible,

muchas gracias.

Formo parte de esa generación de cineastas que hemos crecido

con "Versión española", ir a "Versión española"

desde que hacemos cortos, es el éxito.

He estrenado todo lo que he hecho aquí,

desde mis cortos hasta ahora y espero que en el futuro,

o sea, que muchísimas gracias y muchas felicidades.

Os agradezco tanto que hagáis este programa,

porque no queréis mucho y nos cuidáis mucho cuando venimos.

Felicidades por vuestros 20 años, espero que cumplan 20 más.

Y deseo que los segundos 20 años sean igual de estupendos o mejores.

Y que sean muchísimos más, porque 20 años no es nada.

Por 20 años más y que yo los vea,

que yo los disfrute y que yo, sobre todo, los parodie.

# Happy bithday

# Spanish version. #

Feliz aniversario "Versión española" y que cumplas muchos más.

Por favor, que sigáis siendo tan necesarios.

Cuidando de nosotros, cuidando de nuestro cine

y contando nuestra historia.

Porque gracias a ti el cine español es mejor y los espectadores

que los ven están más vinculados emocionalmente a estas historias.

Y ojalá sigamos viéndonos y aprendiendo mucho de vosotros.

Lo que hacéis vosotros por el cine español y por todos nosotros,

directores, actores, productores, es un trabajo enorme.

Lo que hacéis es mostrar el amor al cine que tenéis.

Hacéis un trabajo muy bonito de investigación

y luego, aquí todo el mundo se siente muy bien.

Que las películas españolas sigan conectando con el público

y que vosotros, desde "Versión española"

podáis seguir contándolo.

Gracias por estos 20 años dedicándonos vuestro tiempo.

Muchisimas gracias.

# Happy bithday

# to you. #

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Formentera Lady (coloquio)

Versión española - Formentera Lady (coloquio)

08 jul 2019

En el coloquio, moderado por Cayetana Guillén Cuervo, participan Pau Durá, director de la película, y su protagonista absoluto, José Sacristán.

ver más sobre "Versión española - Formentera Lady (coloquio)" ver menos sobre "Versión española - Formentera Lady (coloquio)"
Programas completos (83)
Clips

Los últimos 928 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios