www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5270459
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Cantábrico: Los dominios del oso pardo (coloquio) - ver ahora
Transcripción completa

Pues después de las cumbres nevadas volvemos al calor del plató

asombrados por la increíble biodiversidad

que habita tan cerca de nosotros

y con muchas ganas de hablar con nuestros invitados.

Joaquín Gutiérrez Acha, hola otra vez.

Buenas noches.

José María Morales, productor, hola de nuevo.

¿Qué tal, Cayetana?

Y Carlos de Hita, hola otra vez. Buenas noches, ¿qué tal?

Técnico de sonido y guionista. Una mezcla extraña, ¿verdad?

Extraña y maravillosa,

con un resultado como el que acabamos de ver,

de una belleza absoluta.

Habéis gestado un documental

que habéis tardado dos años en rodar.

Tres años en total. Tres años de vida

para esta pequeña joya que acabamos de ver.

Realmente, cuando estás al otro lado ves

que hay secuencias impagables,

absolutamente imposibles de compartir con el ser humano

sin espantar a ese ser vivo

que tiene que mostrarte su intimidad.

Entonces, como espectador te preguntas si es fortuito,

como en el caso del apareamiento del urogallo,

por ejemplo, si requiere

de mucha posproducción o preproducción, espera...

¿Cómo se hace? ¿Cómo es?

Hay muchas secuencias

que están escritas antes de empezar a rodar.

Hacemos un planteamiento de lo que será el trabajo,

pero es verdad que luego las cosas no son como las escribes.

Al final la naturaleza te regala momentos que no has previsto

y otros están bastante estudiados dentro de lo que cabe.

Contamos con naturalistas, con gente que nos apoya,

que nos lleva a los sitios

donde quizá podamos encontrar cosas y rodarlas.

En el caso de los urogallos hay un equipo de gente

que sabe dónde están, cómo llegar a ellos,

necesitamos un montón de permisos,

son animales que están en grave peligro de desaparición.

Y el factor suerte que está ahí.

De repente, estás semanas que no ves nada

y un día lo regalan todo.

Es muy difícil volver a encontrar urogallos en este estado.

"Un documento único,

una imagen irrepetible en los bosques cantábricos,

donde los urogallos han emprendido un viaje,

probablemente irreversible, hacia la extinción."

Hay un elemento fundamental en una producción de este tipo,

no es tanto un despliegue extraordinario de medios,

que también,

sino un despliegue extraordinario de tiempo.

Joaquín lo dice. Él tiene escrito lo que quiere rodar y contar,

su preguión o su guión auténtico,

pero eso puede pasar el primer día, el quinto

al décimo o al mes que viene.

La auténtica herramienta para un documental de estos

es el tiempo, es el tener la paciencia de estar allí

hasta que pase lo que tiene que pasar.

Yo estaba muy preocupado, porque tardamos en hacerlo...

¿Cuánto tiempo, Joaquín? Nos salió muy al final.

Yo pensé que no íbamos a tener urogallos.

-Es uno de los emblemas de la cordillera.

-Sin urogallos imagínate lo que hubiera sido.

También hay un elemento de mucho trabajo,

pero también un poco de suerte. Será difícil volver a hacer

una secuencia con tantos urogallos en el mismo plano.

Muchas secuencias muy asombrosas:

el parto de la víbora, el mirlo atravesando la cascada.

Me gustaría que os entretuvieseis en alguno de ellos

explicando al espectador cómo se ha hecho.

Desde la preproducción hasta la posproducción.

Elige un momento, Carlos. (RÍEN)

O tres. Lo primero que hay que aclarar,

que mucha gente se sorprende, hablo del trabajo de campo,

es que la grabación de imagen y la de sonido

va cada una por su lado.

Nosotros vamos juntos, pero cada uno por nuestro lado.

Cuando Joaquín y su equipo grabaron los urogallos,

yo grababa otros urogallos,

porque mis requerimientos como sonidista son distintos

a los suyos como cámara.

Hay que acumular muchas piezas.

Ellos graban planos, yo grabo sonidos.

Muchas fichas que después se sincronizan en el estudio.

¿Por qué? Muy sencillo, yo tengo que estar más cerca

porque mi micrófono

no es tan eficaz como su teleobjetivo.

Mi secuencia...

Yo elegiría la de los urogallos por muchas razones.

Acústicamente es la más compleja, en la tele suena bien,

pero en una sala de cine, el bosque está a escala uno-uno.

Es decir, eso que suena suena como en la realidad

y, además, el urogallo es una especie en estado crítico,

que posiblemente se extinga en el Cantábrico,

es casi irreversible, de manera que esa secuencia

es casi una secuencia de arqueología documental.

Yo creo que esta película tiene otra cosa

que es esos animales pequeños.

Hay una historia, que yo creo que es fantástica,

que es la primera vez que se rueda,

que es la de la mariposa hormiguera oscura.

Yo tengo mucho orgullo, yo creo que hay que decirlo,

porque la nueva serie importante, hecha por Alastair Fothergill,

el gran productor de naturaleza británico,

que ha hecho todas las grandes series de la BBC,

acaba de hacer una para Netflix que se llama "Nuestro planeta".

Ahí está, no te digo que copia, pero, de alguna forma,

toma esta secuencia nuestra para contarla él otra vez,

muy bien contada también.

Yo tengo mucho orgullo de que haya sido Joaquín

el que ha inventado... Cuando me contaste esto le dije:

"Joaquín esto es imposible de rodar".

"El insecto que se crio en la oscuridad

se renueva ahora con la luz solar."

Hay un momento muy importante en el campo,

y mucha paz para rodar y es cuando te das cuenta

de que los animales saben perfectamente que estás ahí,

son mucho más listos en ese sentido que tú,

y por alguna razón y de no sé qué manera

saben que no eres un problema.

Entonces, te ignoran y se dedican a hacer su vida.

No eres una amenaza. No, no eres un peligro.

No es que tú estés camuflado, te ven de sobra o te huelen,

o te sienten no sé cómo.

Evidentemente, tú no te escondes de un lobo o de un lince

o de un armiño, que tienen un olfato finísimo,

pero el bicho, no sé por qué, sabe que tú no eres un peligro,

entonces empieza a actuar,

se desinhibe y empieza a hacer sus cosas.

Ese es el momento que aprovechamos para filmarlos

con esa espontaneidad que se ve en este montaje.

Eso a mí, además de que es muy eficaz a la hora de trabajar,

me da una satisfacción tremenda, el saber que esos bichos saben

que yo no soy un problema para ellos.

Qué bonito esto que dices.

Los lobos estaban muy cerca, saben que estamos ahí, de sobra,

pero no les importa.

No hay un seguimiento de estos lobos en absoluto.

No se podía nadie imaginar que iban a hacer esto.

No hay nada absolutamente preparado.

El hecho de que sucediera y estar ahí

fue una casualidad, fue un regalo.

-Pero la suerte te tiene que pillar trabajando.

Puedes tener mucha suerte, pero, si no estás ahí, te da igual.

-Claro.

-La suerte y la inspiración te tienen que pillar en el sitio.

Esa planta carnívora, por favor, ¿podéis explicar su historia?

Además, hacéis alusión a Darwin.

"Quien llegó a escribir que una planta carnívora

era un misterio más interesante

que el origen de todas las especies."

Está en una escala de tiempo diferente.

Para ver una planta hacer algo

tenemos que trabajar de otra manera.

No podemos quedarnos mirándola, porque no vamos a ver nada,

de manera que hay que trabajar con el "time lapse",

empezar a hacer fotos cada X tiempo

y esas fotos se repiten cada minuto, tres, cuatro, cinco...

Entonces cuando unimos todos los fotogramas

hacemos que la planta camine

o que haga sus movimientos naturales.

Es muy difícil. Estas, concretamente,

no son plantas carnívoras que, si cae una mosca, se cierran,

que las hay por otras partes del mundo,

pero no es este caso, y es muy lento.

Todos estos filamentos llenos de bolas,

que se van cerrando, que como dice muy bien Carlos,

es como un estómago abierto

que disuelve las sustancias de ese insecto.

Para ver eso hay que meterse

en esa escala de tiempo de las plantas

y para eso hay que recurrir

a técnicas de rodaje no convencionales.

No es sacar una cámara y ponerse a rodar.

A partir de ahí podemos ver el movimiento de todo esto.

-¿Qué tardaba en cerrarse? -Un día, un día y medio, dos.

"Las aguas están muy frías, entre 5 y 7 grados centígrados."

Hay una parte, que es fantástica,

que, además, no se conoce, se conoce muy poco,

por los vironeros, cuéntalo un poco.

Es un... Cuéntalo, que tú lo cuentas muy bien.

-Son salmones, sexualmente adultos, pero que son muy pequeñitos,

entonces se llaman vironeros.

No han salido al mar,

pero tienen la capacidad reproductora de un adulto,

pero compiten con los adultos,

porque se cuelan entre la hembra cuando va a poner huevos

y ponen los huevos... Es una fecundación externa.

La hembra pone huevos y el macho echa el esperma.

Entonces, al final estos son salmones, muy pequeñitos,

que no llegan al tamaño, compiten con salmones muy grandes,

tienen la misma capacidad de reproducción,

pero fecundan un porcentaje elevadísimo.

Es una especie de estrategia, el no crecer,

el quedarse sin salir al mar, no arriesgar

y dedicarse a fecundar hembras.

-El vironero es un término asturiano.

-Sí.

-No te cuento cuando se dobló la película al inglés

buscando cómo se decía en inglés "vironero".

-El que lo hizo, lo... -Porque no hay una traducción.

-No. -Y es un problema

cuando se habla de animales y plantas autóctonas

y se traduce a otro idioma, así se mete la pata como se mete,

con nombres totalmente absurdos.

Eso fue también una pequeña historia paralela.

Si hablamos de naturaleza, lógicamente tenemos que hablar

de Félix Rodríguez de la Fuente que ha sido una figura tan querida.

Todos hemos crecido con sus imágenes.

Él fue el que acercó a los niños de España

y a varias generaciones a la naturaleza,

pero han cambiado las cosas y la manera de rodar la naturaleza.

Ahí es donde quería, Joaquín y José María,

que me hablarais de eso, de cómo hemos evolucionado.

Primero, la referencia absoluta, Félix Rodríguez de la Fuente,

que, gracias a él,

cómo nos ha cambiado la vida a mucha gente.

Referencia absoluta y amor incondicional.

A mí hay otra persona que me gustaría citar,

porque ha sido la persona

que me ha ayudado desde un principio

y que estuvo en el anterior programa,

Joaquín Araújo, que es el maestro de los maestros.

Yo creo que es un hombre supersabio y un gran naturalista.

Hay mucha gente.

Yo creo que España...

Tenemos uno de los países con mayor biodiversidad del mundo

y hay gente muy buena.

No resulta demasiado difícil, si se tiene suerte,

acercarse a un cervatillo en cualquier monte español

donde abunden las reses cervunas.

Antes el conductor del programa tenía mucha importancia.

Es decir, conducía los programas él.

Todos hemos dicho muchas veces

que sin Félix los programas no eran lo mismo.

Era él, era una personalidad espectacular,

una forma de llegar a la gente,

de meterles en los huesos lo que quería decirles

y así, conmigo por lo menos, ha tenido todo el efecto,

porque a partir de ahí...

Ahora la naturaleza habla por sí sola.

Conductores como Félix o David Attenborough

son muy complicados.

Es muy complicado que salgan figuras como estas.

"Sucesores de Félix",

yo creo que no hay nadie que suceda a Félix.

Aquí cambian los tiempos,

las maneras de rodar son diferentes.

Ahora tenemos tecnología que antes no había,

suficiente para entrar en el mundo secreto de los animales

y que lo cuenten ellos.

Yo creo que es mucho más interesante

dejar hablar a los animales,

aun dando alguna explicación a la gente,

como las que da Carlos, que está muy bien, y explica

la compleja conducta de esta mariposa hormiguera,

que se hace pasar por hormiga, se la llevan al hormiguero,

las engaña a todas, se las come... Pero eso hay que contarlo,

porque eso solo en imágenes no lo entendemos,

pero otra cosa es la figura, la presencia del conductor

en el programa hablando como Félix lo hacía

o este grandísimo David Attenborough.

Los rinocerontes negros son famosos por su humor,

bastante gruñón.

Nosotros lo hacemos de otra manera, lo hacemos con tecnología,

que los animales hablen por sí solos,

que yo creo que en este caso es más que suficiente,

porque las cosas que tienen que contar son espectaculares.

La desaparición de las especies, la degradación del medio

nos preocupa profundamente a todos.

Parece ser que la única solución seria

que se ha encontrado para evitarlo es la sensibilización

de los ciudadanos de este único planeta que tenemos.

Félix hablaba de sensibilización y lo hacía muy a menudo.

¿Tú crees que películas como esta ayudan a sensibilizar?

Sin ninguna duda. Realmente son necesarias.

Necesarias, absolutamente. Yo creo que volvemos a lo mismo.

Defender o conservar lo que no conocemos es muy difícil.

-Pero eso lo contaba ya Cousteau. -También.

-Para amar algo hay que conocerlo

y para divulgarlo, de alguna forma, tienes que estar ahí.

-Es fundamental. -Cousteau fue la referencia.

-Y luego dar a conocer el legado que tenemos.

España es espectacular.

Ahora estamos haciendo una nueva película

y no tiene nada que ver ni con "Guadalquivir",

ni con "Cantábrico" y seguimos, no te digo inventando animales,

pero siguen ahí

y aparecen animales nuevos, que nunca había rodado,

y todo eso hacérselo llegar a la gente es algo necesario.

-Yo te puedo decir mi historia, que es una más.

Yo estoy en esto, y esto no es solo grabar.

Llevo 40 años pegándome por la defensa de la naturaleza

porque vi una película.

Es decir, efectivamente, los documentales, las charlas,

la comunicación

son lo que crean esas afinidades, esas lealtades.

Yo vi una peli, de Félix, por supuesto, vi luego muchas más,

y a partir de ahí no pude hacer otra cosa.

Creo que es esencial que los medios de comunicación,

lo decía al principio, y sobre todo el cine,

el cine es el principal creador de estados de ánimo de este mundo.

Es esencial que apoye esta batalla.

Además, yo creo que ya no hay documental o serie de televisión

que no incluya un mensaje sobre lo que estamos perdiendo.

Esto está al servicio de una causa, por decirlo así,

y ese mensaje está implícito en todas las grandes series

y en estas películas, por supuesto.

No es sencillamente decir "qué bonito es esto",

sino también un toque de atención.

Como hemos comentado,

esta semana se ha celebrado el Día Mundial del Medio Ambiente

y la cumbre de este año se centra en la contaminación.

Según la ONU, el 90 % de la población mundial

nos vemos afectados por la contaminación atmosférica.

¿Qué quisierais comentar a esta afirmación?

Pues yo creo que un poco lo que todos sabemos,

es decir, el cambio climático

ya no es un problema que afecta a unos cuantos científicos,

nos afecta a todos.

La extinción de las especies, otro tema gordísimo,

deriva todo de la misma cosa,

la extinción de las especies es una...

Sobre todo, insectos,

que se conoce poquísimo del mundo de los insectos,

y parece que hay una extinción masiva.

Estamos en un momento...

Y todos, esto nos concierne a todos.

Yo creo que esta es la otra cosa que nos une

y que no debemos dejar de dar a conocer.

A lo mejor nuestra...

No es misión, porque es un placer hacer esto,

pero conocer lo que tenemos para poderlo defender.

Para mí es fundamental.

Habéis hablado antes del urogallo cantábrico,

que está en peligro de extinción,

pero hay muchos otros animales autóctonos que también lo están,

el oso pardo, la mariposa hormiguera,

la víbora de Seoane.

¿El ecosistema cantábrico está especialmente amenazado?

Bueno, yo no sé exactamente. Creo que no.

Desde luego, no sé,

nuestra visión, rodando la película,

es que hay muchas zonas protegidas,

sí es verdad que los azotes de los incendios forestales

están devastando zonas increíbles,

zonas donde nosotros rodamos osos que se han ido,

las veíamos arder de un día para otro.

Entonces, el ecosistema como tal no,

pero sí, la mano del hombre está pegando duro

en algunas zonas del Cantábrico.

Hay que tener cuidado

porque todos esos bosques tardan muchos años en salir,

volver a nacer y volver a colocarse

y en el punto en el que los hemos dejado

es verdaderamente triste.

Creo que hay bosques impresionantes,

que siguen estando presentes esos bosques de hayas, de robles,

pero sí es verdad que, sobre todo,

el tema de los incendios forestales,

que han azotado el Cantábrico últimamente...

-Yo creo que hay que hablar positivamente también,

no todo es negativo, de la cantidad de gente

que está haciendo cosas muy positivas.

A mí me gustaría citar a la Fundación Oso Pardo,

que nos ha ayudado muchísimo en los rodajes

y todo el trabajo fantástico que hacen,

no solo en la preservación del oso,

sino la comunicación de lo que es el oso

a todas las comunidades que viven cerca.

Hay mucha gente haciendo cosas muy buenas.

El oso pardo es el hilo conductor de la película,

el emblema del Cantábrico,

pero eso no le salva de estar amenazado.

Hay un estudio del CSIC,

publicado en la revista Global Change Biology:

hasta un 50 % de los osos pardos

pueden desaparecer debido al calentamiento global.

¿Qué podemos hacer de una manera

directa, pequeña, concreta para ayudar?

Yo creo que las pequeñas acciones de todos

son las que hacen que se mueva el mundo.

-Y seguir a la gente que lo hace bien,

por ejemplo, la Fundación Oso Pardo,

que realmente es un trabajo de 25 años seguidos,

luchando, no solo la Fundación Oso Pardo,

hay más fundaciones, hay más gente,

pero nosotros quizás hemos estado más próximos a su trabajo,

y es impresionante,

porque es no solo defender al oso pardo...

-Es crear conciencia para que se proteja al oso.

Decir que el oso pardo no tiene depredadores naturales,

su único enemigo es el ser humano.

Entonces, estamos hablando de la conciencia.

El gran problema del oso ahora... Bueno, habrá muchos.

Ya no es la caza, porque eso se ha controlado,

la caza furtiva.

Lo que han conseguido estas fundaciones

es estigmatizar al furtivo, es decir, ya no está bien visto

decir en tu pueblo que te has cargado un oso.

Eso es muy importante. Claro.

Pero, por ejemplo, la falta de frutas silvestres,

como consecuencia de la pérdida de abejas que polinizan

y hacen que haya más frutos,

la transformación del hábitat porque los veranos son muy largos.

Todo ese tipo de cosas,

a los animales que están muy adaptados a un calendario,

cuando esas cosas se trastocan, los bichos no responden bien.

El oso es uno de esos animales. -De ahí que esas fundaciones...

-Esas fundaciones están repoblando con colmenas por el monte...

Están haciendo de todo para intentar reproducir

las condiciones naturales

que permitieron que esos animales existan.

Eso no es un zoo,

no se trata de echarles de comer todos los días.

Se trata de crear conciencia.

Tú más de una vez has comentado lo importante que es

que se vean los documentales en los colegios,

para crear un estado de alerta y una conciencia.

Ahora mismo hay un movimiento de gente joven

preocupada por el medio ambiente

que han seguido a esta niña tan mediática.

Qué alegría. -Han influido en los resultados

de las elecciones en Francia y Alemania.

Eso es. Claramente a favor de los verdes.

Hay una conciencia cada vez mayor.

Yo estoy convencido de que en España la hay

de una forma clarísima y cada vez mayor,

y de muchos estratos que no diríamos que lo hacen.

Yo creo que está muy extendido y me parece muy importante esto,

porque este planeta es uno solo y nos lo jugamos.

-Para mí esto de los chavales con 15 y 20 años protestando

es la gran noticia de los últimos tiempos.

Sí, lo es.

Porque había una especie de endogamia, siempre los mismos,

siempre las mismas cosas, y, de pronto,

ves que las chicas y los chicos salen de los institutos a exigir.

-Que la presión venga desde abajo. -Es absolutamente nuevo.

-Es maravilloso, es una savia nueva,

que ya, por fin, vienen a tomar el relevo.

Como esto es un programa de cine,

me gustaría buscar algún referente cinematográfico,

si es que los tenéis, si los habéis tenido.

Hay una escena muy potente de estos señores,

no hay casi seres humanos en el documental,

pero estos hombres

que están pescando bonito en una tormenta

nos remiten a una secuencia

de una película de Roberto Rossellini,

de "Stromboli, terra di Dio". Sí, señora.

No sé si tenéis alguna referencia para que podamos ilustrarla

y que se nos caiga la baba un poco.

Yo te diría "Nanook, el esquimal".

A mí hay una secuencia que me enseñó mucho

lo que significa la sonorización de un ambiente

y es en "Apocalypse now", cuando se bajan de la lancha

en la selva y algo va a pasar y no sabes el qué

y al final ataca un tigre.

Si os fijáis

en cómo está construida la atmósfera sonora,

da miedo a base de grillos.

Solo se oyen grillos, insectos. -Qué bueno.

-Hay una tensión insoportable,

y la tensión te la dan esos sonidos,

no la música ni lo que dicen, sino ese sonido.

Para mí eso es un referente, casi una obsesión,

dar miedo o crear tensión con esos sonidos.

-Al final, esto trata de contar historias.

Sí. Son películas, son historias.

Ahora estamos acabando y llevamos dos años de rodaje

de la película que acabaremos en julio,

la de la "Dehesa".

Esta se va a ver el próximo año, pero es un placer,

porque es un ecosistema único en el mundo

y yo creo que va a interesar bastante.

Podríamos despedirnos, por favor, con una breve reflexión de cada uno

sobre lo que significa la naturaleza para el ser humano

y la responsabilidad y la conciencia

que tenemos que tener hacia nuestro entorno.

Yo acabo de tener un nieto y lo que quiero es que mi nieto

tenga una vida y que disfrute de ver

los animales en libertad que hemos podido ver nosotros,

que tenga un sitio donde se pueda respirar,

donde pueda tener una relación con la naturaleza,

que yo creo que cada vez el hombre va encontrando más

su lugar en la naturaleza y que tenga esto.

Esto es lo que pretendo.

-Yo creo que, como realizadores, artífices de documentales,

a mí me gustaría que no se quedara en eso

para las generaciones que vienen detrás de nosotros.

Es decir, que no vean estampitas de lo que fue esos bosques

o esos animales que teníamos y que aparecen en los documentales.

Yo creo que tienen todo el derecho a conocerlos personalmente,

a saber que están ahí

y, si quisieran dedicarse a esto que nos dedicamos nosotros,

pudieran hacerlo, pero no decir:

"No me puedo dedicar porque no tengo futuro,

porque aquí no hay naturaleza que filmar".

Yo creo que tienen todo el derecho a tener.

Y eso es obligación nuestra.

Debemos conservar hasta el último día

lo poco o lo mucho que nos queda y dejárselo a estos niños

para que, en un futuro,

si quieren dedicarse a esto, puedan hacerlo.

-A mí otra reflexión que me gusta, menos alarmista,

y es el concepto de última frontera.

Yo creo que es un concepto acuñado en EE. UU. en el siglo XIX.

Decían que la conciencia americana, que el ciudadano americano

necesitaba la idea de la última frontera,

de que hay algo más allá.

Nuestra cultura, nuestra forma de ser,

nuestra forma de ver la vida necesita saber

que hay algo más allá que lo que tenemos delante.

Ese algo más allá, esa última frontera

está muy cerca, en el Cantábrico, está en una dehesa

o en el río Manzanares,

pero debemos conservarla para seguir siendo humanos.

Pues muchísimas gracias a los tres por vuestro trabajo,

por compartirlo con nosotros

y por hacer que el mundo sea un poco mejor

gracias a vuestras películas. -A ti, Cayetana.

-A vosotros. Gracias, de verdad.

Con estas palabras nos despedimos

a la espera de poder contemplar los secretos de las dehesas

y muy agradecidos por haber aprendido un poco más

sobre nuestro hogar,

sobre nuestros compañeros de hábitat

y sobre su enorme importancia también para nosotros mismos.

También gracias a vosotros

por habernos acompañado una noche más

y ya sabéis que nos vemos en siete días

para compartir el mejor cine español reciente.

Un beso muy grande. Feliz semana.

Versión española - Cantábrico: Los dominios del oso pardo (coloquio)

10 jun 2019

Un documental, nominado al Goya, que muestra cómo viven los osos pardos. Hablamos con sus responsables Joaquín Gutiérrez Acha, José María Morales y Carlos de Hita de la enorme complejidad del rodaje -que recoge momentos tan impactantes como una cacería de lobos o el apareamiento de los urogallos-; del incalculable valor de nuestra naturaleza; de la necesidad de preservar y cuidar los montes en un contexto de crisis medioambiental… Y del célebre maestro Félix Rodríguez de la Fuente, pionero en enseñar la importancia de la biodiversidad.

ver más sobre "Versión española - Cantábrico: Los dominios del oso pardo (coloquio)" ver menos sobre "Versión española - Cantábrico: Los dominios del oso pardo (coloquio)"
Programas completos (81)
Clips

Los últimos 926 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos