www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4472575
No recomendado para menores de 12 años Versión española - Buscando a Eric - ver ahora
Transcripción completa

¡Enfermera!

Dígame, ¿qué hora es?

(SUSURRA) Las cuatro de la mañana.

¿Las cuatro? Dios... Intente dormir.

Oiga, yo...

De verdad que siento todo este lío, lo siento de veras.

No sé qué me pasó. Eric, nadie resultó herido...

ni siquiera usted. Intente calmarse.

Escuche, tengo... uno de los primeros turnos.

¿Puede darme mi ropa? No irá a ninguna parte.

Todo está bien. Deme mi ropa, por favor.

Llegaré tarde al trabajo. Tranquilo...

No puedo...

llegar tarde al trabajo. Cálmese...

Deme mi ropa, por favor. Tiene que dormir,

intente dormir. No puedo llegar tarde.

(CHISTA)

No puedo. Tranquilo...

Lily, cuánto lo siento...

(SOLLOZA)

Lily, cuánto lo siento...

De acuerdo... Sí, ya lo sé.

Bueno, Eric, tómatelo con calma. Gracias.

Hola, Eric, ¿qué has hecho? Hola.

Hombre, estás hecho una pena. Ya lo sé, ya lo sé.

Vaya susto nos has dado. Estoy bien, estoy bien.

¿Te has roto algún hueso? No, no...

¿Ha dado problemas? No, se ha portado bien.

-Es muy cabezota. -Se ha portado bien.

Para el libro Guinness, ¿eh? ¿Eh?

3000 vueltas a la misma rotonda.

(SUSPIRA)

¿Te cambias de profesión?

De cartero a astronauta. Soñaba despierto.

Ibas en sentido contrario, suerte que no mataste a nadie.

Una noche entera durmiendo y estaré perfectamente.

(RÍE)

¿Y mi coche?

Como tú, jodido.

¿Y la policía?

Hablé con ellos. Tienen que hacer un informe,

pero no creo que vayan más allá... dado tu estado psicológico.

Sí, tío, gracias. Nos vemos.

¡Eric!

Si necesitas algo, lo que sea, llámame, ¿vale?

A cualquier hora, da igual, ¿vale? Sí, hasta luego, tío. Gracias.

Hemos dejado el equipo, la furgoneta llegará en una hora.

Díselo a Ryan, ¿vale? Te dije que no quiero

más mierda tuya aquí. Solo serán unas horas.

¿Cuál es el problema? ¿Cómo coño habéis entrado?

(SUSPIRA) Joder...

Manda cojones...

(Portazo)

(Música molesta)

Eh, ¿les has dado una llave a esos tíos?

¿Qué?

A esos dos payasos, que si les has dado una llave.

¿De qué habla?

(TV) "No se pierdan detalle de lo que están viendo.

En las últimas cinco vueltas...

veremos quiénes acabarán ocupando las primeras plazas.

Nos encontramos en un momento crucial de la carrera.

Falta muy poco para la primera parada.

Todo preparado en la zona de boxes. Vamos a ver si es una parada corta

y recupera algo de tiempo. Una vez que se incorpora la carrera,

conserva la sexta posición con sus rivales persiguiéndole".

¿Qué te he dicho de darle las llaves a la gente?

"Una vez que el tiempo es bueno,

el cambio de neumáticos duros a blandos ha sido beneficioso

para su estrategia". ¿No me oyes?

¡Sí!

"¡Y ahí está! Soportando la presión...".

(Música animada)

¿Quién eres? Solo vivo aquí, guapa.

Ah, eres el padrastro de Ryan. Sí.

Ah.

Ven, siéntate. No te cortes.

(Cadena inodoro)

(Chirrido)

(Clic)

Quiero esa mierda de abajo fuera lo antes posible.

¡Y no te lo repetiré! ¿Vale?

¡Vale! No hace falta que grites.

¡Jess!

Por el amor de Dios, Jess... ¡Son casi las dos! ¡Joder!

Tienes que levantarte para ir a clase.

¿Y qué, tío? Es muy tarde.

Levántate para ir al colegio. Oye, tío, déjame en paz.

Jess, levántate. Quiero dormir. Si estoy en la cama,

será porque no voy a clase. ¡Déjame en paz!

Vale, bueno... Pues te limpiaré esto, ¿eh?

Oye, gilipollas... ¿Quién cojones eres tú?

Oye, Jess, será mejor que arregles esto.

Esto no es una puta fonda. ¡Intento dormir un poco!

Estoy harto, joder...

¿Qué co...? ¿Quién coño eres, gilipollas?

¿Cómo dices? Que quién cojones eres tú.

(GRITA) ¿Que quién cojones soy? Voy a decirte quién soy.

(IRONIZA) ¡Soy el puto servicio de habitaciones!

¿Quieres presentar una puta reclamación?

-¡Eh! ¡Ponla!

-¿Qué pasa? ¡Vete de aquí! Levanta tu puto culo de ahí, Jess,

¡y arregla esta puta pocilga! ¡Vete! ¡Intento dormir!

¡Levántate ya! ¡Que te den, tío!

¡Gilipollas, vete a dormir a tu puta casa

o a donde quieras! ¿Pero qué haces, tío?

¡No soy vuestro criado! ¡Arregla esto de una puta vez!

¡Es mi cuarto! ¡Lárgate! ¡No aguanto más!

¡Cagüen la puta! ¡Estoy hasta los huevos!

¿Qué...? -¡No me jodas!

(SUSPIRA)

(Música)

(Teléfono)

(CONTESTADOR) "Hola, en este momento no estamos en casa. Por favor,

deja tu nombre y teléfono después de la señal y devolveremos la llamada".

(Pitido)

(TELÉFONO) "Papá, soy yo otra vez. ¿Se puede saber dónde estás?

Llámame, por favor. ¿Es que no funciona tu móvil?

¿Sabes que me voy a perder dos clases?

Tengo que ir y yo a recoger a Daisy. Me has dejado tirada, papá.

Estoy muy cabreada.

¿Puedes llamar para decirme que estás bien?".

(Pitido)

(SUSPIRA)

¿Has ido alguna vez a un psiquiatra, Eric?

¿Sabes lo que me preguntó el mío?

¿Cuándo fue la última vez...

que fuiste feliz?

(Música)

"Hoy, en Old Trafford, asistimos al retorno de Eric Cantona,

el futbolista con más talento, más temperamental

y más controvertido de Inglaterra".

(Vítores)

(Música)

"Cantona controla el balón, se adelanta,

busca la oportunidad para disparar y la encuentra.

Una vez más, Eric Cantona marca para el Manchester United.

Va hacia Cantona... ¡Oh!

Kanchelskis... Qué buen pase.

Cantona chuta en plena carrera y pone al Manchester United

por delante en el marcador".

(Vítores lejanos)

(CANTAN EN INGLÉS)

"Cantona...

Sigue Cantona. ¡Ahí está!".

(Música)

"¡Cantona para el Manchester United!

La recupera y llega Cantona. ¡Sí!

¡Eric Cantona marca para el Manchester United!".

(Murmullo)

Ponlo con el correo. Deja el resto.

-Miradle, no tiene ritmo. Está atascado.

Es como una rueda pinchada, no puede seguir.

-Es increíble, ¿verdad?

Hace unos años era el rey de la pista,

era... un gran bailarín. Mírale ahora.

-No quiero parecer cotilla, pero ¿cuánto hace que Chrissie

le dejó tirado? -Siete años.

-Madre mía...

Le abandonó con los dos hijastros, ¿cómo se come eso?

(SUSPIRA) Hola, tíos.

-Hola. -Hola.

-¿Qué haces? -Aquí...

-¿Eso de ahí? -Una lástima, ¿eh?

Pero esto le ayudará. -¿Qué es?

-Esto es la leche. -¿Qué tienes ahí?

-Te lo digo yo.

-¿Has atracado otra vez la sección de autoayuda?

Acabarán echándote de las librerías. -Si abrís vuestras mentes un poquito,

puede que aprendáis algo. Lo que necesita Eric es reírse.

Lo pone aquí. Según esto, la risa es la mejor medicina.

La risa, aunque sea forzada o artificial,

consigue que te sientas muy bien. Al parecer,

levanta el ánimo, produce endorfinas y todo tu cuerpo se siente bien.

-Si yo fuera Eric, preferiría echar un buen polvo.

-¿Te ofreces voluntario? -No.

(RÍEN)

Yo propongo a Jack.

-Lo que haremos será tratar de hacerle reír, ¿vale?

Bajamos todos, de uno en uno. Contadle un chiste,

bailad o lo que queráis con tal de que se ría.

Animad al colega, haced lo que podáis.

-Ya...

(Música)

Hola, Eric. Trabajas mucho.

Oye, ¿sabes quién tiene un aparato de este tamaño?

Así, guapo, bien vestido...

Suele llevar una copa en la mano...

(RÍE)

No funciona. -Qué desastre, no se ríe.

-Hola, Eric. ¿Todo bien? Sí.

Dos monos en una bañera... Ya...

Un mono se vuelve hacia el otro mono y hace... ¡guau!

(RÍE)

Y el otro le dice al primero: "Pon más agua fría, gilipollas".

(RÍE) Lárgate de aquí...

Ah, que te den... Vale, no es tan malo.

Al menos, es mejor que el de Spleen.

¡Lo que tú digas!

-Hola, Eric. Eh.

¿Se te dan bien las adivinanzas? Sí.

Ya...

Un cartero muy cargado. ¿Cuántas letras?

Las de todas las cartas de la saca.

(RÍE)

(LEE) "De pie, frente a tu espejo imaginario...".

Sí.

"De pie, frente a tu espejo imaginario,

piensa en alguien que te quiere e imagina que te ves

a través de sus ojos".

¿Está claro?

(RÍE)

¡Nos riáis, joder, vamos! Es fácil, ¿no?

-¿Hay que conocer a esa persona?

¿Eh? A la persona, ¿tienes que conocerla?

-Si te quiere, tienes que conocerla. ¡Vamos!

-¿Hay alguna forma de prepararse mentalmente para esto?

-Sí, callándote la puta boca.

(RÍE) Yo ya estoy delante de mi espejo.

De pie, frente a un puto espejo imaginario, ¿vale?

-Ya estoy.

(RÍE)

"Piensa en alguien...". Esto va a ser difícil para ti...

"...en alguien que te quiere e imagina que ves

a través de sus ojos". Esto es fácil de cojones.

-Smug le quiere. -No, vamos, hacedlo.

-No, venga. -Vale.

-"A continuación, presiona el pulgar de cada mano

contra el dedo corazón". -¿El de tu mano o el de la de otro?

-Así no, ¿a que no? -No, tu mano. ¡La misma mano!

Es así. Para esta parte, hay que sentarse.

Vamos, vamos, seguid con ello. -Vale.

-¿Vale? Ahora, con los ojos cerrados, respirad lentamente.

(RESPIRAN)

¿Qué es mejor? ¿Coger el aire por la nariz

y soltarlo por la boca o al revés? -Tú respira.

-Respira por el culo si quieres, pero respira.

-Si respiro mucho, me mareo. -Ya vale.

Cierra los ojos, respira despacio y relájate.

Mírate a ti mismo a través de los ojos de alguien

que te quiera con locura. Alguien que te quiera

incondicionalmente, ¿vale? Te quiere muchísimo y respiras.

Pulgar y corazón así. ¿Me seguís? Sí.

¿Estamos todos? -Sí.

-Qué lío. ¿Se supone que esto relaja? -¡Sí!

-Espero que esto no tenga que ver con ninguna secta.

-¿Rollo raro sectario? -¿No puedes callarte un rato?

-No pienso quedarme en pelotas. -¡Cállate!

¡Concentraos de una puta vez! -Tranquilo, joder, tranquilo.

-¡Es él, joder, es este cabrón! Intento hablarle al inconsciente,

no a un encefalograma plano. -Vale, vamos a respirar.

Los dedos juntos. Alguien te quiere, te mira a través de sus ojos.

Te he conducido a la generador de posibilidades,

ahora piensa en alguien que te guste, una persona cuya seguridad

y carisma te gustaría emular, ¿vale? -Vale.

-¿Tenéis a esa personalmente? -Alguien que penséis que es la leche.

Tiene carisma y confianza y queréis emularle.

-¿Pero no hace falta conocerle? -Joder, qué tío más pesado.

-Solo quiero estar seguro. -Smug, ¿en quién has pensado?

-En Sammy Davis.

-Sammy Davis, Jr. -Por... por su confianza.

-Smug está mirando a través de los ojos

de Sammy Davis, Jr.

Bueno, de uno de ellos.

Sammy Davis, Jr.

¿Spleen?

-Fidel Castro.

-Vale, Fidel Castro.

-¿Jack?

-Nelson... Mandela. -Buena elección.

-Muy bien. Nelson Mandela.

¿Travis?

-Gandhi. Sí, señor.

Muy bien. ¿Eric? Eric Cantona. El rey Eric.

Por supuesto. El mejor futbolista que ha habido.

Bien, tío. -Sí, señor.

-¿Sabéis, chicos? -¿Y tú qué, Meatballs?

-¿Yo?

El Viejo Ojos Azules.

El señor Frank Sinatra.

Voy a emular a Fran Sinatra.

¿Eh? Podríamos hacer un dueto.

(RÍE)

Bueno, vaya reunión tenemos aquí, llena de gente fantástica.

Sammy Davis, Jr., Fidel Castro, Gandhi, Nelson Mandela,

Eric Cantona y el Viejo Ojos Azules, el señor Fran Sinatra.

¿Eh? Un buen año...

-¿Estás agarrando a Winnie o qué?

(RÍE)

Necesito ver a Winnie...

¡Winnie!

(Ladridos)

Venga, vamos, acaba con esto, Meatballs.

Eric, ¿qué es esto, tío? Mis cartas, ¿te importa?

¿No las has abierto? ¿Son tuyas Eric?

Pero... menudo montón de cartas. Qué miras mis cartas,

déjalas donde estaban. Ven y siéntate.

Vamos a seguir con el ejercicio. Jack, ¿qué estás haciendo, joder?

¿Son tuyas? ¿Pero aún no las has abierto?

¡Podrían ser facturas!

¡Uh! Por el amor de Dios, no... -La leche...

-¿Qué es esto, Eric? -Eric, ¿qué pasa, tío?

(SUSPIRA) Por el amor de Dios...

-Eh, tío... -Spleen, llama a los chicos.

Tendremos que repartirlas mañanas.

(Música)

(SOPLA)

Un genio imperfecto, ¿eh?

Un cartero imperfecto...

¿Cómo es tu autoayuda, Eric?

¿Algunas vez has pensado en suicidarte?

¿Quién te quiere, Eric?

¿Quién cuida de ti?

Sabes que me dejó hecho polvo y no me lo esperaba.

¿Alguna vez has hecho algo...

de lo que te avergüences?

Bueno... ¿Y tú?

La leche...

¿Qué coño...?

(SUSPIRA) ¿De verdad eres tú?

Sí.

Ah...

A ver, dime algo en francés.

"Je suis...

Eric Cantona". Joder, eres tú.

Eres tú, tío. Espera a que mis colegas sepan esto.

Siguen queriéndote un huevo.

Es Lily, "n'est-ce pas"?

No puedo ni pronunciar su nombre.

No me gusta hablar de ella, Eric. Dilo.

No puedo. Tienes que enfrentarte a esto.

¿Vale?

No puedo.

Sí puedes.

Lily... ¡Mierda!

Siempre es Lily, coño.

(SUSPIRA)

Abre el baúl. No, no puedo.

(HABLA EN FRANCÉS)

¿El qué?

"Sin peligro, no podemos superar el peligro".

(Música)

Vamos.

(Chirrido)

Dios...

(Continúa la música)

Oh, Dios mío...

Dios...

Míranos.

(LEE) "Pareja de Manchester gana concurso de baile de los 50".

(RÍE) "19 de julio de 1979".

Hace 30 años.

Me encantaba bailar.

Rocanrol.

El rollo del tupé y de la ropa.

Esta foto es de la noche que ganamos el concurso.

Una gran noche. Sí...

Vaya, zapatos de gamuza azul.

(RÍE)

Sí, zapatos de gamuza azul. Eh, me los enviaron desde América.

Me costaron una semana de sueldo.

Qué habrá sido de ellos...

¿Sabes...?

A veces, los recuerdos bonitos son "le plus difficile à surmonter".

"Son los más difíciles de superar".

"C'est la vie".

Sí.

Es lo que más cuesta.

"C'est la vie". Sí.

(RÍE)

(SUSPIRA) Fíjate...

Fue una idea muy tonta, la verdad.

El presentador sacaba de las cajas números al azar.

Una caja para chicas y otra para chicos.

Y veías, por primera, a vez a tu pareja en la pista.

(RECUERA) "Dijo: '¡Número 19! Eric, ¿dónde estás?'"

¡Número 19! ¡Eric Bishop!

(Aplausos)

"Me dirigí hacia la pista un poco nervioso.

'Y por las damas...'". ¡Número 1! ¡Lily Devine!

(Aplausos)

"Entonces, me di la vuelta... y apareció ella, como flotando.

Preciosa, deslumbrante... Parecía un poco tímida,

pero se notaba que también era traviesa".

(CANTA EN INGLÉS)

Cómo bailaba... Me dejó con la boca abierta.

Pensé... ¿qué está pasando aquí?

Pero la segunda, el segundo tema fue "It's late",

de Ricky Nelson.

Y yo ya estaba preparado.

(Música)

"La banda empezó a tocar. Yo la lanzaba y la movía

de un lado a otro. Ella iba cada vez más rápido.

Era como si confiara en mí, joder. ¿Entiendes?".

(Continúa la música)

(Aplausos)

"No sé...

No sé si fue el baile lo que nos atrajo cada vez más,

pero...

fue una de esas noches mágicas que sabes que no volverán.

En algunos momentos, no hacíamos nada.

Solo nos sentábamos mirándonos a los ojos.

Nunca he vuelto a hacer eso con nadie.

Solo con Lily Devine".

Y ahora no puedes mirarla a la cara. "Incroyable", ¿no?

Bueno...,

he cometido muchos errores.

Es una losa muy pesada.

¿Te imaginas que tu hija te pide... que veas a tu exmujer diariamente

cuando casi no la has visto en 30 años?

Faltan pocas semanas para licenciarme y me está costando,

voy muy atrasada con mi tesina. Si no la acabo, no me licencio.

Ya... Ha sido muy complicado con Daisy,

así que he pensado...

Cuando la recojas de la "guarde", en vez de traerla a las cinco,

como sueles hacer, ¿puedes quedártela un rato hasta las seis?

Sí, claro que sí. No hay problema, ¿eh, Daisy?

¡Genial! Así podré trabajar un rato más en la biblioteca.

(Llanto bebé)

No te preocupes. Oh, ¿qué te pasa?

Al abuelo no le das ninguna lata. Ven aquí, cielo.

Uh... Hola, chiquitina...

¿Qué te pasa a ti? Vamos a preparar un biberón.

(SUSPIRA) Ven aquí. ¿Tienes hambre?

Mira cuánto sol hace, ¿eh? Ah, gracias, papá.

¿Le toca ya? Vamos allá.

(Voces infantiles)

¿Y a dónde quieres que te la lleve?

A casa de mamá.

Por el amor de Dios, Sam...

Llevo sin verla muchos años, la mayor parte de tu vida.

No, no me pidas que haga eso... Oye...

No puedo, ahora no. Eso no tiene mucho sentido.

Habéis rehecho vuestras vidas.

He hablado con mamá y no le importa.

¿Qué te dijo? Bueno, que es práctico

y lo más fácil.

¿Qué te dijo?

Que estaría bien volver a verte y poneros al día.

Dime qué te dijo exactamente, Sam.

Dijo... "Realmente, ya no tiene importancia".

Me has preguntado, papá.

Cinco palabras.

Realmente, ya no tiene importancia.

Eso dijo.

Y eso es peor que el odio. "Oui".

Mucho peor.

Pues muchas gracias.

Y luego cuando la vi,

la verdad es que se había cuidado mucho.

Su pelo, su estilo, todo.

¡Joder! ¿Te lo recordó todo?

Tú, Lily y la pequeña Sam. Joder, claro.

Como si hubiera sido ayer. Casi 30 años después.

(Música)

Estoy jodido. "Oui".

Totalmente de acuerdo, "Mon ami".

Así que te sugiero un salto desde el edificio más cercano.

Para ti es tan fácil, puto genio imperfecto.

Que juega a fútbol playa. Eres famoso, tienes amigos famosos,

eres un privilegiado, colega. Y mírame a mí.

Hecho un puto pardillo esmirriado. Tú lo tienes todo, todo.

¿Tú crees que mis amigos son mejores que los tuyos?

Todo esto se me escapa de las manos.

Mis colegas me ignoran.

No me fío ni de mí mismo. Me siento como si flotara

y me viese desde arriba dando vueltas

como un perro viejo y sarnoso.

(HABLA EN FRANCÉS)

¿Qué?

"El que prevé todos los peligros, jamás surcará los mares".

El que teme tirar los dados, nunca sacará un seis.

Si no entras en la guarida del tigre, no tendrás a sus crías.

(GRITA) Métete tus proverbios por el culo.

¿Cómo se dice eso en francés? (HABLA EN FRANCÉS)

¿Eh?

Eso no es muy amable.

Estoy hasta los cojones de tu filosofía.

Todavía me acuerdo de las putas gaviotas, joder.

(Música)

Siempre hay más opciones de las que creemos, siempre.

Sí, ¿por ejemplo?

Aféitate.

No puedo verme con ella. Sí que puedes.

(Música)

¿De acuerdo?

(Música)

Eric. Chrissie.

No, Lily. Tu primera mujer.

Perdona, estoy un poco nervioso.

Ha comido hace una media hora.

Hay puré de frutas en el tupper. Los pañales están aquí debajo.

Genial.

También están los biberones y una botella de agua,

por si hace falta. Fantástico.

¿Estás bien, Eric? Sí, bien, bien.

Siento lo del otro día. Me dio un pequeño mareo.

No había dormido bien. Pero sí, estoy bien, bien.

En plena forma. Ya.

Entonces, ¿te parece bien dejarla en mi casa luego

o prefieres que quedemos aquí? Lo que sea más sencillo.

Solo serán seis semanas, ¿no?

Sí, sí. No quería decir eso. Solo...

¿Quieres un té, Lily? ¿Por qué?

Mira, Eric, vamos a llevar esto lo mejor posible por Sam.

Sí. Nos vemos luego, Eric.

Vale. Hasta luego. Adiós, preciosa.

Hola.

Ryan, ¿puedes venir un momento?

Ryan, ¿qué cojones es eso de ahí?

Déjame adivinar. Parece una hormigonera, ¿no?

Sí, ya veo que es una hormigonera, Ryan. ¿Qué coño pinta ahí?

Está descansando un poco. -¿Qué otra cosa va a ser?

¿Un puto car? -Sí, tomando una birra.

La habéis robado, ¿a que sí? Yo no la he robado.

La habéis robado. Que yo no he sido.

¿De dónde ha salido? Bueno, voy a aclarar esto.

Quitadla de ahí ya, por favor. Lo haré cuando pueda.

Aquí está.

Esperad tu momento. ¿A dónde vais?

Vamos al partido. -¿Te vienes, Eric?

Vamos. ¿A qué partido vais?

Al Manchester-Barcelona.

Cuidado con la compra, ¿vale?

La próxima vez te conseguiré una entrada. Zac es la leche.

Tiene uno de los mejores palcos del estadio.

Champagne, de todo. Te encantaría. -Venga, tío, tenemos que irnos.

Vamos, vamos. Ya estamos.

-¿A dónde cojones vas con eso? Tíralo ahí.

¡Coño!

¡Ah! ¡Me cago en la puta! ¡Joder, mierda!

Mi chaleco del trabajo. ¡Cabrón! ¡Joder!

¡A tomar por culo! ¡Me cago en la puta!

¡Joder, joder! ¡Me cago en la puta!

Dios.

Jack Bishop, ferretero.

Ferretero.

Un "Quincaillier". Sí, sí.

Tu padre...

¿Os llevabais bien? Bueno.

Me calló la boca en una ocasión.

Ella me mandó esto poco después de dejarla.

"No puedo quererte más de lo que ya te quiero. Lily".

Jamás le contesté.

Y cuanto más tiempo pasaba, más difícil era.

Hasta que ya no hubo vuelta atrás.

Dile la verdad.

¿Qué le dices a alguien que ha abierto su corazón

de par en par en plan: "Ahí lo tienes"?

Dame eso.

¿Sabes qué? A la mierda.

¡Mierda!

No hay forma de que pueda superar esto.

No puedo verla todos los días.

Acabaré dando vueltas a la puta rotonda otra vez.

Tienes que hablar con ella. No puedo.

No puedes. Pues escríbele. No tengo palabras.

Y...

(Puerta)

Mierda.

Eric. Oh, no, no.

Eric, vamos a tomar una pinta, venga. Ve, Eric.

Eres un tío con suerte. Vete.

Eric, vamos. Venga, date prisa.

Vale, vale. Ya voy. Dejad de dar golpes.

Ahora mismo bajo.

Joder.

No olvides la cartera. Vale.

(Música)

Eh, ¿y esa camiseta?

-Del F.C United, el equipo del pueblo.

-Yo ni me limpiaría al culo con ella. -¿Ah, sí?

-Siéntate, Spleen. Te va a dar un infarto.

-Danos esa pinta.

Escucha, te largaste y nos abandonaste.

-Ellos me abandonaron a mí.

-¿Quién te abandonó, el Manchester, el mejor de la historia?

Somos más de 3 millones y, ¿te abandonamos?

-Sí. -Ya os he contado esto antes.

Como alguien dijo: "Puedes cambiar de mujer,

de partido político, de religión,

pero nunca jamás puedes cambiar de equipo de fútbol".

-Sí, somos un equipo modesto. Tenemos un equipo modesto,

pero no tenemos un cabrón de presidente

que nos vende por cuatro duros. El club es nuestro.

-Tú, eso dependía del Manchester en 1878, ¿sabes?

Se llamaba Newton Heath.

Lo formaban trabajadores del ferrocarril.

Te estás cagando en tu propia historia, ¿sabes?

-No, sigue aquí. Está todo en el corazón, sigue aquí.

-Nosotros nunca moriremos. -Pero si tú nunca vas.

¿De qué estás hablando? -No me lo puedo permitir, colega.

No puedo llevar ni a los críos. -Exacto y esa es la cuestión,

¿no, pringado? -El aparcamiento no miente, miradlo.

Echad un vistazo. ¿Qué coches ves allí cuando hay partido?

Los de los que nos lo podemos permitir.

¿Cuántos carteros conoces que vayan al estadio?

-Vamos en bici con putas cestas en la parte delantera.

(CANTAN EN INGLÉS)

(Risas)

Pero qué hipócrita. -¿Y vosotros? Hombres anuncio.

Nosotros no llevamos patrocinadores en el pecho. Somos como el Barcelona.

-Yo os denunciaría sobre ti.

-Sí, os sentáis aquí cada martes por la noche.

Sois los que hicieron ganar 60 millones a Edward

y los que llenaron los putos bolsillos de Murdoch.

-Entonces, ¿qué estás haciendo aquí? -No tenéis ni puta idea.

Me ponéis enfermo. (TODOS) -Venga ya, gilipollas.

-Me largo. -Que te den por el culo.

Venga ya, si acaba de empezar el partido.

Vamos, Meatballs.

-Lárgate, lárgate. -Que te den.

-¿Vas a pasear al perro?

-Imbécil. -Es un idiota.

-Ya veréis como vuelve.

¡Gol! (TODOS) -¡Gol!

-¿Gol de quién? ¿De quién?

¿Quién ha marcado?

Cabrones. Cabrones de mierda.

-¿Cómo tengo que decirte que no hagas el gilipollas?

-No hago el gilipollas. No.

-¿Vas a hacerlo? -No.

-¿Me oyes? No lo hagas. ¿Eres gilipollas?

-No. -¿No?

-Eso espero. Vete a esa mierda de tu puto jardín.

Guárdala en casa, cabrón.

(Música)

¿Qué hay?

¿Recuerdas que antes podíamos hablar de cualquier cosa?

Ya es un poco tarde para eso.

Dime, ¿qué es lo que quiere de ti? ¿Quién?

El tipo del coche.

Nada. Es un buen tío.

Tan bueno que te da de hostias, ¿no? ¿Eso hacen los amigos ahora?

Ni siquiera le conoces. Ya está arreglado.

Yo solía echarme unas risas con mis amigos.

Yo hago lo mismo.

Mira, Ryan.

Quiero ayudarte, no puedes seguir así.

¿Y qué vas a hacer, Eric?

(Música)

Vamos, chavales. Se está haciendo tarde.

Tus colegas tienen que irse a casa, Jess.

Es la caña. Con eso nadie te ve.

-Mira, ¿has visto eso? Jess, vamos.

Mañana trabajo y tú tienes colegio. Vale, sí.

Se acabó por hoy.

Cinco minutos más y ya está, ¿vale? Cinco minutos.

Qué pasada, colega.

Joder.

Tienes que decir no.

¡No!

Venga, dilo.

¡No!

En francés, ¡no!

No. Con autoridad. ¡No!

No. Más, más, más.

¡No!

¡No! ¡No!

¡No!

Con dos cojones. ¡No!

¡No! ¡No!

¡No! ¡No!

¡No! ¡No!

¡No! ¡No!

¡No! ¡No!

(AMBOS) ¡No! ¡No! ¡No!.

¡No! ¡No! ¡No! ¡No! ¡No!

¡No! ¡No! ¡No! ¡No! ¡No!

¡No!

Papá, ¿estás bien?

No.

¿Te acuerdas del de Nottingham Forest?

No. Oh, venga ya.

Giggs saca el córner.

La cuelga y ahí estás tú esperando y adentro.

No.

Y contra el Manchester City. Hughes se la pasa a Kanchelskis,

Kanchelskis la pone, tú esperas a que llegue

y fácil, como a ti te gusta. No.

Contra el Arsenal. Beckham la cruza, su defensor sale,

la saca con la cabeza, la ves venir, das un paso atrás para colocarte

y de semivolea para dentro. Seaman ni la olió. Vamos.

Esa tampoco.

Dios, dame fuerzas.

Hola, Eric. Hola, guapa.

¿Funciona el ascensor? No, otra vez.

Están para tirarlos. La tercera vez esta semana.

(TARAREA)

Debió de ser increíble. 60 000 personas mirándote,

animándote, coreando tu nombre. Daba miedo, sí.

¿Tú, miedo?

Sí. Anda ya.

Miedo a que acabara.

Me encantaba sorprender al público.

Intentaba hacerles un regalo siempre en cada partido.

A veces no lo conseguía, pero cuando lo hacía...

Se nos grababa para siempre. Sí.

Pero primero tenía que sorprenderme a mí mismo. Arriesgarme.

Los límites los pones tú. Si juegas seguro, no hay riesgo.

¿Entiendes?

¿Te acuerdas del Sunderland?

Eso fue precioso. "Magnifique".

Fue como un baile, una danza. Ese gol me dio cuerda para meses.

Se abre paso entre dos defensas.

McClair se la pasa a Cantona.

Lo ha conseguido. Un gol magnífico de Cantona.

Qué bien la cantó, que se te olvida toda la mierda de tu vida

durante pocas horas.

(Música)

Echo de menos ir al estadio.

El único lugar donde puedes desmelenarte

sin que te detengan. Gritar, chillar, reír.

Incluso llorar. Sí.

Y ver besarse a los ingleses. Ya te digo.

¿En qué otro sitio puedes cantar a pleno pulmón

con todos tus colegas? Es lo que echo de menos, realmente.

Creo que llevo más de 10 años sin ir a ver un partido.

(Gritos)

(Música)

A ver.

Dime cuál fue tu mejor momento.

No fue un gol. Tiene que ser, Eric.

No. Venga, último minuto.

Final de la Copa contra el Liverpool.

Beckham lanza un córner, el portero sale, despeja de puños, va hacia ti,

bota y mientras sube la pegas directamente a la red.

(Gritos)

No. Contra el Wimbledon.

Fue en ese partido. Mientras se acerca el balón

tú ya calculas la trayectoria, piensas en el ángulo, el giro,

el efecto, la velocidad del viento, en todo.

Levantas el pie izquierdo, la paras al vuelo,

bota a 30 cm de tu pierna, te revuelves y la pegas dentro.

La volea más perfecta del mundo.

Es un gol, tiene que ser un gol, Eric.

Fue un pase. ¿Un pase?

Sí.

(Música)

Pues claro. A Irwin contra los Spurs.

¡Sí! ¡Dios!

Sabía lo listo que era. Era ambidiestro.

Me llegó la bola como un fogonazo y le di con el exterior.

Sorprendí a todos.

La cogió en carrera y mi corazón se disparó.

Un regalo. Sí, fue como una ofrenda

al gran Dios del fútbol.

¿Y si él hubiera fallado?

Debes confiar en tus compañeros siempre, si no estás perdido.

Debió de ser duro que te suspendieran.

Nueve meses, menudos cabrones. Ese gilipollas se lo merecía.

Tuve que trabajar duro. Buscar en mi interior.

Necesitaba algo que me llenara cuando estaba solo.

Una meta, ¿sabes?

Es curioso. A veces olvidamos que solo eres un hombre.

No soy un hombre.

Soy Cantona.

(Risas)

Y entonces, ¿qué hiciste para seguir adelante?

Aprendí a tocar la trompeta. ¿La trompeta?

Sí. Te estás quedando conmigo.

No. Es verdad. Escucha.

¿Qué?

(Música)

(Puerta)

Hola, Eric. Lo siento muchísimo.

Siento presentarme así, pero es que tienes el móvil apagado.

Mi madre ha sufrido una caída

y voy a tener que llevarla a urgencias.

¿Puedes quedarte con Daisy un par de horas?

Solo un par de horas para que pueda llevarla.

Sí, claro. Coge el cochecito.

Sí, perdona. Pasa.

No me he dado cuenta. Estoy haciendo té.

Vamos a la cocina. Todavía no he ordenado la casa.

Ven por aquí.

¿El mayordomo está de vacaciones o le has despedido?

Bueno, no es sencillo con dos adolescentes.

Oh, Dios mío.

De todas formas, iba a empezar ahora.

Hola, pequeña. Hola.

(Música)

(SOLLOZA) Sam va a tener que buscarse a otra persona.

Lily. Lo siento, lo siento.

Lily, no te marches así. Lily.

Lily, espera.

(Música)

Jess, Jess.

¿Qué pasa? Ven aquí. ¿Y tu bici?

Detrás, en el patio.

Oye, cuida a Daisy un rato, ¿vale? Pero ¿qué dices?

Que la cuides. No tengo ni idea de cuidar a un bebé.

¿No? Pues aprendes. No sé lo que tengo que hacer.

¿Qué hago?

Está llorando, papá.

Papá.

(Música)

(Puerta)

¿Qué tal está tu madre?

Mi hermano la ha llevado al hospital. Está bien.

Solo tiene magulladuras.

Mira, he pensado

que será mejor que te lo explique todo.

¿Explicármelo? Sí.

¿Explicármelo?

Solo tenía 21 años, Eric.

Acababa de tener a tu bebé.

Te quería como nunca he querido nadie.

Me abandonaste.

Nunca volviste.

Me dejaste y tuve que criar a nuestra hija yo sola.

¿Te parece bien que te explique cómo lloraba sola

antes de dormir todas las noches?

¿Cómo me derrumbé?

Y tuve que reconstruir mi vida.

Vete, Eric Bishop

porque no me interesa.

Ella te odia, ¿vale?

Bueno, ya tenemos algo. No tenemos nada.

Ella tiene razón, se me ha ido la olla.

Los dos somos abuelos, joder.

(HABLA EN FRANCÉS)

¿Qué?

(HABLA EN FRANCÉS)

Mira, estoy un poquito harto de estas gilipolleces, ¿vale?

Vale, no lo traduzco. Por mí perfecto.

A la mierda. ¿Qué significa?

Venga, dilo. No.

Tío, no puedes decir algo y luego quedarte como si nada.

No quiero ser una carga. No eres una carga y lo sabes.

Siempre eres bienvenido aquí, pero dime lo que significa.

La venganza más noble es el perdón.

¿Me va a perdonar?

(Teléfono)

Joder, es Lily.

Nos vemos en el pub. Ya sabes en cuál. Ahora.

Mierda, joder. Te lo he dicho.

Hola, Lily. ¿Quieres tomar algo?

Solo media pinta de sidra. Vale.

Hola.

Quiero una media de sidra, por favor.

Aquí tienes.

Parece que fue ayer. Lo sé, casi no ha cambiado.

Nosotros sí.

Me da mucho miedo hablar de todo esto, ¿sabes, Lily?

Tú cuéntamelo, necesito oírlo.

Cuéntamelo. Vale.

La primera vez que me pasó fue el bautizo de Sam, ¿te acuerdas?

Al principio pensé que era por el calor, por el humo.

Mucha gente en la misma sala.

Todos aquellos apretones de manos y palmadas en la espalda.

"¿Qué planes tienes ahora?

Ahora empieza un partido distinto, hijo."

Y siguieron, y siguieron una y otra vez lo mismo.

Y entonces se acercó mi viejo.

Él no me dio palmadas en la espalda.

Sus ojos pequeños y su lengua afilada.

Entonces, te vi en el rincón con Sam dándole el biberón.

Lo recuerdo porque me lanzaste un beso.

Por alguna razón eso le cabreó y me agarró por la nuca

como hacía cuando yo era un crío.

Zarandeándome como haría el presentador de un concurso

con un concursante.

"Esos besos, ya veremos cuánto duran.

Podías haber ido a la universidad, ahora veremos de qué estás hecho.

Tú te lo guisas, tú te lo comes".

Me sentí como si mi cabeza estuviera en una bolsa de plástico.

Luego empezó a darme con su puto dedo.

Sentí como si estuviera flotando,

como si estuviera saliendo de mi cuerpo.

Ahí estaba yo, atrapado en el techo, mirándome a mí mismo.

Eric Bishop con Jack Bishop, ferretero.

Dándome con el dedo a cámara lenta. Eh, ¿a dónde vas?

Fue un ataque de pánico, Eric.

Son más comunes de lo que crees.

De verdad, tenemos casos en la clínica muy a menudo.

Yo no sabía lo que era.

Media hora después, cuando me calmé, di la vuelta.

Entré y me limité a fingir. Y, ¿sabes qué?

Llevo haciendo eso desde entonces. Fingir, Lily.

¿Pero por qué no me lo dijiste?

Lo borré de mi mente, incluso para mí mismo.

Estaba aterrado. Pensé que me estaba volviendo loco

como mi tío Michael.

Más tarde, te vi dando de comer a Sam.

"No lo sé, no puedo explicarlo, pero no pude con ello.

Simplemente no puede con ello. Me acojoné

y luego el problema llegó hasta tal punto

que temía volver a casa. Temía volver a mi propio hogar".

Yo pensé que ya no me querías. No, no...

Que te arrepentirás de lo del bebé. Qué va.

Yo solo quería que me tocaras, Eric.

Me sentía fea, gorda y me apestaba a leche la ropa.

Me enfade bastante contigo, ¿verdad? Dios, ya lo creo.

No sabía que podía gritar así.

No, ni yo, pero no importa, no te culpo.

Volvía tarde, me emborrachaba...

"Siempre con los colegas por ahí. Excusas".

"Cuántas mentiras me contaste...". "Lo sé".

No solo que te dejara, que lo hice, sino cómo te dejé.

No podía volver, Lily, no podía volver.

(TARAREA)

¿Bien, Daisy?

Claro que sí...

Para abajo... y arriba otra vez.

Muy bien.

Spleen, ¿todo bien, tío? ¿Cómo estás? ¿Vienes?

No puedo. Tengo a la niña. ¿No lo ves?

Eric, ¿cómo estás? ¡Eh, Meatballs! ¿Cómo te va?

¿Cómo estás? ¿Qué tal vas? Muy bien.

Eh, Palomita... Daisy...

¿Qué opinas, Eric? Hola, Dolly.

Vamos cada vez mejor. Nos vamos ya.

-¿Vienes o qué? -Tráete a la niña.

-Vente con la niña. -Súbela.

Sí, ya iré. Iré algún día. Hoy no puedo.

He quedado con Lily, ¿sabes? ¿Con quién?

Lily. ¿Estás de coña?

No. ¿Y cuándo ha pasado?

Charlamos un poco cuando uno entrega Daisy al otro.

Solo eso. Menudo zorro estás hecho.

¿De qué estás hablando, tío? No saques conclusiones raras.

Eh, a mí no me vengas con coñas. (CANTA) "Eric sale con Lily..."

Déjalo, cállate. (CANTA) "Eric sale con Lily..."

No le hagáis caso. Sube al autocar. Adiós, palomita.

Se llama Daisy. Chao, colega.

(CANTA) -"Eric sale con Lily..." ¡Cállate ya!

¿Sabes, Lily?

Siempre te agradeceré que no la pusieras contra mí.

Para serte sincera, me dolía que se lo pasara tan bien contigo.

De algún modo no me parecía justo.

Bueno, a ti te tocó todo lo malo.

Los deberes, las quejas... Yo solo la llevé a ver a Cantona.

Sí y no.

¿Sabes?

Al principio estaba furiosa contigo, pero luego empecé a pensar...

"Madre mía, lo que se está perdiendo este hombre".

(SUSPIRA)

Dios mío, ¿le pasa algo a Daisy?

No, nada, está dormida como una bendita, ¿por qué?

¿Que por qué? Porque estáis juntos. Esto...

Esto no pasa nunca.

¿Habéis estado hablando?

No, nos hemos sentado aquí en silencio, Sam,

porque, bueno, ¿sobre qué tendríamos que hablar tu padre y yo?

No te va morder, papá. Lo sé, lo sé.

Alucino. Solo eso.

Estaba sentado a 10 cm de ella.

Solo quería abrazarla... y no pude...

Cuando aprendes a montar en bici, a golpear un balón,

es para toda la vida. Conmigo no funciona así.

Yo he perdido esa capacidad. Nadie olvida el rock'n'roll.

No he...

Bueno...

No he tocado a nadie desde hace años. No puedo.

Me tocó el brazo. Me cago en la... Me quedé helado.

Bueno, basta de gilipolleces. Hablemos de fútbol.

Cuéntame cosas de Ferguson en Old Trafford.

La expresión "no puedo" no existe.

Vamos a bailar. ¿A bailar?

Yo soy la chica. Vamos. ¿Tú eres la chica?

Joder, espera un segundo, colega. Creo que te has equivocado conmigo.

Ey, ey, ey, ey, eh... Eso es ir demasiado lejos.

No des ni un paso más.

(Ruido)

¿Qué coño...?

("Blue Suede Shoes", Elvis Presley)

¿Sabes, tío?

Nos estamos pasando mucho con esta mierda. Tenemos que parar.

Las mujeres...

Oh... "Les femmes"...

"Elles sont un mystère pour les hommes"...

Trabaja a tiempo parcial para ayudar a su madre y a Sam.

Hace masajes a bebés

y también en la residencia de ancianos.

De verdad, mejora todo lo que toca.

¿Sabes lo que me dijo?

"Me hiciste cambiar, Eric.

Todo lo que me imaginé se desmoronó.

Jamás pensé que tendría que arreglármelas sola".

¿Sabes lo que hago? ¿Qué?

No, no debería contarte esto.

Ahora tienes que contármelo, Lily. Venga.

Pues una vez cada tres meses me meto en internet

y busco un pequeño alojamiento, un sitio bonito,

unas veces junto a un río, otras veces junto al mar

o cerca de una pequeña iglesia.

Y entonces me marcho.

Nunca al mismo lugar,

para que siempre sea una pequeña aventura.

Suena muy bien. Sí...

¿Pero no... no te sientes sola cuando vas esos sitios?

No.

A veces me llevo a un amante.

Oh...

¿Sorprendido?

Bueno... Supongo que es inevitable, ¿no crees?

"Probablement"...

algún estudiante extranjero...

algo tímido, atlético,

fascinado por las delicadas manos de una mujer madura.

Me cago en la puta. Esperaba que fuera un cabrón calvo de Bolton.

Joder...

No me lo creo. Esto es tuyo.

Dios mío, no me lo puedo creer.

Mis zapatos de gamuza azul... Tus zapatos.

(RÍE)

Una noche hice una hoguera en el jardín trasero.

Busqué tus cosas por toda la casa para tirarlas en ella.

Llegó el momento de arrojarlos y...

La verdad es que no pude.

Gracias a Dios.

Eh, aquella fue una buena noche.

La verdad es que... fue la mejor noche.

Me gusta esa mujer.

Sí, ya lo creo. Me gusta mucho, Eric.

Tiene un par de huevos.

De los grandes, sí, señor.

Bueno, llegará un día en que ella me mire a los ojos

y no sienta lástima por mí. Eso es lo único que quiero.

Entrenador personal. Nuevo régimen. Primer día.

¿Qué? Vamos.

(Música)

Para un momento.

De frente y al costado.

De frente y al costado.

Ábrete. Ábrete hacia la derecha...

y ahora salta. ¿Vale? Salta y abre.

Corre.

Salta y abre.

Bien.

Izquierda, salta y abre.

Y otra vez.

Otra vez.

Arriba.

Rodillas arriba.

Sí. Otra vez.

Corre...

y sprinta.

¡Eh!

¿Qué estás haciendo?

¡Eh!

¿Qué haces?

¿A ti qué te parece?

Me mantengo en forma, colega. ¿Qué?

Deberíais intentarlo alguna vez.

¿Estás bien?

Es parte de mi nuevo régimen. Soy un hombre nuevo.

Sí, ya veo.

Venid a mi casa esta noche vosotros dos.

A las siete, más o menos. Y traed a Meatballs también.

"Venga, ábrenos".

-¿Qué pasa contigo?

Sí, entrad. ¿Cuál es la gran noticia?

-¿Cuál es el problema? Bueno, voy a hacer limpieza a fondo.

Hay demasiada mierda aquí. ¿Estás de coña?

Hay demasiadas teles. Tele número uno aquí dentro.

Vale, vamos allá.

-Tíos, a mí esto me pone enfermo. -Señoritas...

-Eh, ¿qué ocurre aquí? -Menuda tía.

¿Qué haces? Eric, sal de aquí. ¿Qué haces?

Esta ya la he visto. Se llama "Rasurar al soldado Ryan".

Eric, vete a la mierda. Déjanos tranquilos.

No puedes mandar a tu padre a la mierda.

Os estáis fumando un canuto y viendo una porno.

Respetadle un poco. ¿Y a ti qué?

Llevaos la tele, tíos. Venga, vamos.

Ya está, nos la llevamos. Nos llevéis mi tele. Es mi tele.

Hay otra en la cocina. Hay demasiadas.

Esta es mi tele. Traje la otra para ti.

Y otra en la habitación de Ryan.

Ni se os ocurra entrar en mi habitación. ¿Qué hacéis?

¡Ponedla en su sitio! ¡Es mi tele!

El cable. Es mi tele, no os la llevéis.

Traje la otra para ti. Gracias, chavales.

¿Para que os la lleváis? Spleen, coge la de la cocina.

Y hay otra en la habitación de Ryan y otra en la de Jess.

No entréis en mi habitación.

Dejad esa en mi cuarto, chicos. ¿Qué? ¿Vas a dejarla en tu cuarto?

Gracias. ¿Qué estáis haciendo?

¿Por qué os lleváis mi tele?

Qué bien huele eso.

Sí, muy bien. ¿Qué es?

Filete, patatas, guisantes, zanahorias y salsita.

(RÍE) Ya era hora, Eric.

Me muero de hambre. Ya te digo.

¿Y nuestros platos?

¿No os lo he dicho? Perdonad, se me olvidó.

Nuevas reglas: si no se trabaja, no se come.

¿Qué?

No he comido nada en todo el día.

¿Y?

Qué bueno. Sigue con tu juego. Me la suda.

Bueno, yo me estoy divirtiendo.

Claro, porque no tienes ni puta idea.

Gilipollas de mierda. Ojalá te atragantes, cabrón.

(TARAREA)

(Marcación telefónica)

(Sonido de descolgar)

(Teléfono)

¿Hola? "Eric.

¿Acabas de llamarme tú?". Sí, era yo, Lily.

"Ah...

¿Y... qué querías?".

Se me ha olvidado lo que iba a decirte.

"Ya...

Y has pensado: 'Mejor cuelgo', ¿no?".

Oh, no, me preguntaba si querías venir el fin de semana por aquí.

A comer. Sam también puede venir... cuando haya terminado.

Solo si quieres... y no tienes plan.

Bueno, si no estás en una pensión junto a un lago...

echando un polvo con tu joven y atlético amante.

(IRÓNICA) "Ja, ja... Muy gracioso, Eric".

No era mi intención, Lily.

"Sí.

Me gustaría.

Pero, te lo advierto, ahora soy vegetariana".

Vale, no hay problema. Nos vemos entonces.

"Genial. Gracias, Eric. Hasta luego".

¡Sí! ¡De puta madre!

(Música suave)

Mierda...

(Música suspense)

¿Sabías algo de esto?

Dime la verdad ahora, Jess. Esta vez te lo digo en serio.

No sé nada, de verdad.

Joder...

¿Qué coño está pasando en mi propia casa?

No lo sé. Oye, a lo mejor es de mentira.

¡Esto no es de mentira, joder!

Ese cabrón del coche negro...

¿Quién cojones es, Jess?

Se llama Zac.

Es un tío chungo y ha estado en la cárcel, papá.

Es muy listo, pero está como una puta cabra.

¿Y esto cuándo empezó? ¿No ibas a decírmelo?

Bueno, intente contártelo, pero... ¿Pero qué? ¡Joder!

Parecía que no te importaba.

(Música suspense)

Mierda...

(Ruido)

(Pasos)

Joder...

¿Buscas esto?

¿Eh?

Dame eso, Eric. ¿Esto?

Es una puta pistola, Ryan.

¿Qué haces en mi habitación? No es asunto tuyo, joder.

¡Esta es mi casa! ¡También es asunto mío!

No tienes ni idea de lo que pasa. ¡Pues cuéntamelo de una puta vez!

Si no se la devuelvo, me la cargo. Nos la cargamos todos.

Ya estás yendo a decirle que se largue.

O quieres que vaya yo, ¿eh? No pienso dártela, Ryan.

¡Que te jodan! ¡Dame la pistola!

¡Que me des la puta pistola, Eric! ¡Y una mierda!

¡No vas a ninguna parte! ¡Déjame en paz!

¿Qué coño haces? ¡A ninguna parte!

¡Que te jodan! ¡No vas a ir!

Mierda... ¡Cabrón!

¡Gilipollas!

Papá, ¿estás bien? No es nada. Mierda... Cabrón...

Tu cabeza. Estás lleno de sangre. Mierda...

Estoy bien, estoy bien. ¿Seguro, papá?

(SUSPIRA) Sí...

(TOSE)

Escucha, voy a llamar a Meatballs.

Me deja usar su coche.

Ve a su casa, que te dé las putas llaves

y vuelve aquí tan rápido como puedas.

¡No pienso dejarte aquí así! Vete, yo no puedo ir.

Si Meatballs me ve, se asustará. ¡Vete! ¡Estaré bien!

Enseguida vuelvo. Sí, y no tardes, Jess.

Mierda...

Esto es como buscar una aguja en un pajar.

Nos puede llevar toda la noche. Lo sé, papá, pero...

(Móvil)

¿Qué es lo que...? ¿Qué es lo que dice?

Que nadie le ha visto. Joder...

(Móvil)

¿Y? Lo mismo.

¿Ha visto este chico? Se llama... Se llama Ryan.

Tiene 19 años. Lleva... Lleva una sudadera azul.

(SORPRENDIDO) ¿Qué?

¿Qué? ¡Ha habido un tiroteo!

Mierda... Joder... En los billares de Back Turner..

Joder, no me digas que le han disparado.

Vamos, papá. O que él ha disparado a alguien...

No creo. Ryan llevaba un chaleco antibalas.

¿Cómo dices? ¿Nunca se lo has visto?

¡Un chaleco antibalas! ¿Me estás tomando el pelo?

Creí que lo sabías. ¿Cómo iba a saber que tenía...?

Me cago en la puta, Jess...

Vale, es la siguiente a la izquierda.

La madre que me parió... ¿Qué ha pasado aquí?

Esos son los billares. Hay hasta una puta ambulancia.

Entra a echar un vistazo, Jess.

Están metiendo a alguien en la ambulancia.

No veo nada, papá. No veo una mierda. Ve a echar un vistazo.

Hay que joderse...

No le veo, papá. No le veo. No hay nadie en la ambulancia.

No se ve nada. No hay nadie.

Mierda, el puto policía no me deja parar.

Los polis van armados hasta los dientes.

¿Ves algo? Vale, la mierda. Llevan más armas que la hostia.

(Ruido)

¿Qué cojones está pasando, Ryan?

No sé qué hacer, Eric.

¿Has disparado a alguien? No.

Primero me dijo que era falsa.

Luego que solo era para defenderse y que yo solo la escondía.

¿Que solo la escondías?

Otra persona pulsa el gatillo...

y a un pobre chico le vuelan la cabeza.

No pensé que eso pudiera ocurrir.

Zac me lo pidió como un favor. Solo por una noche.

¿Te pagó?

Bueno, solo me llevaba a los partidos y a las discotecas.

Me dio 200 libras y a la semana le dije que yo pasaba,

que no quería quedármela más.

Entonces negó con la cabeza y empezó a reírse, ¿sabes?

¿Por qué no la guarda él?

Volverá a la cárcel si le pillan, pero necesita tenerla a mano

y conmigo la consigue en cinco minutos.

¿Y si te pillan a ti?

Me caen cinco años como mínimo. (GRITA) ¡Joder, Ryan!

¡Son cinco años de tu vida, gilipollas!

(LLORA)

Le ha disparado alguien.

¿Un traficante? No.

No tienes ni idea de cómo es Zac. Un tipo le insultó en el club...

¿Me estás diciendo que disparó a alguien solo porque le insultó?

Sí...

Me cago en la puta.

¿Le ha matado? No.

Le dio en la espalda. Vivirá.

¡Hasta aquí hemos llegado! ¡Iremos a la policía ahora mismo!

¡No, no! ¡No podemos, Eric! ¿Y por qué no?

Vamos a la poli y se lo contamos todo.

No, Eric, no podemos. Escucha. Dijo que irían a por Jess.

Créeme. Ya lo han hecho antes. Les he oído hablar.

Por favor, escúchame.

Si hablamos con la policía le echarán los perros a Jess,

le arrancarán la cara a pedazos.

Pero qué cojones...

Mierda... ¿Qué cojones está pasando?

No me lo puedo creer...

Si me largo irán a por Jess.

Así es como funcionan, ¿entiendes?

Hablaré con él.

No puedes hablar con él. No es como tú o tus amigos.

Se la trae floja.

Pero no podemos vivir así. No podemos ir a la policía.

Tú no puedes largarte.

Tengo que hablar con él.

Escucha, Eric, no puedes. Prométeme que no lo harás.

Venga, dame su número. No.

Dame su número. No pienso dártelo.

(GRITA) Ryan, dame su puto número o me lavo las manos y se acabó.

¡El puto número! ¡Ahora!

(Música tensión)

¡Coño! ¿Qué tal, Jack?

Bien. Me llamo Eric. Jack. Jack Nicholson.

"Alguien voló sobre el nido del cuco" y toda esa mierda.

Ya me han dicho que lo has pasado mal últimamente...

Allí con los chiflados y los locos y todo eso.

Qué rumores tan feos.

Escucha...,

tienes que quedarte con esto, ¿vale?

Yo no la he visto y no pienso... ¿Qué tengo que qué?

Oye, oye, no, tío, no puedo. No puedo tocarlo ahora.

Ahí hay más gérmenes que en la polla de un marinero.

Apártala.

¿Sabes cómo me llaman? No.

El profeta.

Veo lo que ocurre en el futuro

y veo que ahora te vas a ir a tu puta casa

con el rabo entre las putas piernas,

vas a levantar la lámina de parqué y vas a dejar eso donde estaba.

Sí, ya lo creo que sí. No puedo. Escucha...

Si no la quieres, vale,

la tiraré por ahí y se acabó la historia.

¿Que la vas a tirar? Sí.

¡Ven, Buzz!

¡Vamos, Buzz, tráelo!

(Ladridos)

Joder, no lo decía en serio, joder.

Joder, vamos. Chico, chico.

¡Quitádmelo de encima! ¿Has cambiado de idea?

¡Joder! ¡Dejadme salir, hijos de puta!

Qué vas a hacer, ¿eh? ¡Hijo de puta!

¡Hijo de puta, sácalo! ¡Muérdele!

¡Muerde ese cabrón! ¡A por él!

Papá...

¿Estás bien?

¿Lista? A comer.

¿Sí? Vamos allá... Abre la boquita.

(IMITA AVIÓN) (RÍEN)

Qué bonita eres. Está rico, ¿eh?

Está bueno, ¿verdad?

¡Ya estoy aquí! Mira. No me lo puedo creer.

¡Vaya! Lo he hecho yo.

¿Lo has hecho tú solo? Sí, no te rías tanto.

No lo ha hecho él. Pues claro que lo he hecho yo.

La receta no es mía, pero lo he hecho yo.

Sí, he tenido que sobornarle para que lo hiciera.

Me habría salido más barato traer al cocinero.

Bueno, al menos lo he hecho yo.

La verdad sea dicha, Jess, tiene una pinta estupenda.

Sí, ya lo creo, está genial.

Mira lo que ha hecho tu tío Jess. Sí, probaré un poco, por supuesto.

Podríamos poner un poco en la batidora y darte a probar,

¿verdad? Bueno, papá, mamá...

Esta va por vosotros.

No sé cómo daros las gracias por lo que habéis hecho.

No lo habría conseguido sin vosotros. No tientes a la suerte.

De verdad, mi tutor me ha dicho que mi trabajo es muy bueno.

Es algo tarde, pero podré licenciarme con el resto.

Gracias.

Cielo, has trabajado muy duro. Te lo mereces.

Gracias. Os lo debo a los dos.

No habría podido hacerlo sin vosotros.

De verdad, gracias.

¿Estás bien, Eric?

Sí, estoy bien.

Es este dolor de cabeza que no se me quita.

¿No será por nosotras? (SUSPIRA) No...

Ha sido un día estupendo, Lily. En serio.

¿Y entonces? (SUSPIRA)

Son los muchachos.

Bah, es una larga historia. Solo...

tengo que averiguar cómo lo soluciono.

Así que algo está pasando.

¿Qué es? (SUSPIRA)

No merece la pena ni hablarlo.

Solo necesito tiempo para aclarar las cosas.

¿Sabes, Eric?

A veces hay que arriesgarse.

Compartir las cosas.

Estoy en ello.

¿Quieres un café?

Sí, vale.

(Estruendo)

"¡Todos quietos, todos quietos!". -"¡No se muevan!".

No me estoy moviendo, no nos movemos.

No me estoy moviendo. No me estoy moviendo.

Estoy quieto. Estoy quieto. No me estoy moviendo.

No me estoy moviendo.

"¡Las manos a la espalda! ¡Las manos a la espalda!".

-"¡No se muevan! ¡Vamos, no se muevan!".

¡Hagan lo que les decimos y no les haremos daño!.

¡No se mueva!

¡No se muevan! No pasa nada, Lily.

Dejadnos, dejadles en paz. (LLORA) Socorro...

Todo está bien, Lily. No pasa nada.

¡Eh, hay un bebé! ¡Tomad!

¡Lily, tranquilízate! ¡Lily, cálmate, cálmate!

Arriba. Arriba. Incorpórese.

-Vamos, de rodillas. Tranquila, Lily.

Vale, ya voy.

De rodillas. Ya voy. Estoy de rodillas.

De pie. Vamos afuera. Camine.

No pasa nada, guapa. Todo ha pasado ya.

-"¡Ya ha salido uno! ¡Uno fuera!".

"¡Déjenme! ¡Yo no he hecho nada!." ¿Qué cojones pasa?

¡Déjenme en paz! ¡Cabrones! ¡Jess! ¡Papá!

(LLORA) "¿Sam, estás bien?".

(GRITA) ¡Papá!

"¿Qué está pasando, joder?". (LLORA) No he hecho nada.

Lily, ¿estás bien, cariño? Lily, ¿estás bien?

Por el amor de Dios... Lily, ¿estás bien?

¿Qué cojones está pasando?

¿Dónde están los chicos, joder? ¿Qué cojones está pasando?

Buscan una pistola.

¿Los chicos están en alguna banda?

No, no seas tonta. Mírame.

¿Hay alguna pistola en la casa?

Si nos has invitado a tu casa, a Sam, a Daisy y a mí

teniendo allí una pistola... ¿Sabes lo que eso significa?

Sí, Lily. Sé lo que significa, claro.

Dime, ¿qué le ha pasado a tu ojo en realidad, Eric?

¿A mi ojo? Sí.

Ya te conté lo que pasó, Lily.

Un pirado me pegó cuando hacía el reparto.

Ya te lo dije. (SUSPIRA INCRÉDULA)

Hola, su hija y su nieta están esperando fuera.

Un coche patrulla las llevará a casa. Si me acompaña, nos vamos enseguida.

Sí. Muy bien. Por aquí.

No lo entiendo. Han levantado los tablones de suelo. ¿Dónde está?

Está todo hecho un desastre.

Han levantado el parqué. ¿Dónde está?

Buena pregunta.

(RÍE) ¿Sorprendidos?

Eric, eres un puto genio. Sorprendido, ¿a que sí?

Ya te digo. También lo estaba el puto pollo.

Es genial. ¡Qué fuerte!

Nunca me ha gustado mucho el pollo, pero este me encanta.

Eres la hostia.

(Móvil)

Es él.

Zac. Pon el altavoz. Ponlo.

Sí, soy yo.

"¿Se han ido ya?".

Sí, ¿cómo lo sabes?

"(RÍE)

Oye, Ryan, ¿aún la tienes o no?".

Sí, aún la tengo.

"Bien.

Escucha, esto se merece una recompensa.

¿Me oyes?".

Sí, sí.

"Bien.

Voy a necesitarla pronto.

Muy pronto".

-Joder...

¿Qué vas a hacer ahora, Ryan?

¿Vas a dejar que ese cabrón dispare otro chaval por reírse de su camisa

y luego vas a escondérsela bajo tu cama?

Y que siga arruinándole la vida a la gente...

A tu hermano. A Sam. A Lily.

Y también a ti.

Sí. Y a mí.

(Móvil)

Si alguna vez conseguimos salir de esta mierda

las cosas van a cambiar mucho por aquí.

Joder, ¿qué pasa ahora?

¿De qué va eso?

Han colgado un vídeo tuyo en YouTube.

¿Quién me ha puesto en YouTube? ¿Tú qué crees? Mejor que lo veas.

El gilipollas de la cámara. ¿Qué está pasando?

¡Por eso tenía una cámara ese cabrón!

"¡Sacadlo de aquí! ¡Sacad a este puto perro de aquí, joder!

¡Dejadme salir! ¡Dejadme salir del coche!

¡No! ¡Dejadme salir! ¡Dejadme salir y quitadme a este bicho de encima!

¡Cabrones! ¡Vamos, sacadlo de aquí! ¡Joder, que se vaya de aquí!

¡Dejadme salir!".

"Estaba ahí sentado con mis dos hijos viendo cómo me humillaban

y era como si estuviera fuera de mi cuerpo otra vez

observándome desde arriba... viendo como me humillaban.

No aguanto más, tío".

No sé qué hacer, Eric. No puedo hacer nada.

(HABLA EN FRANCÉS)

Siempre hay más opciones de las que creemos.

Siempre. Más posibilidades.

Otro afeitado nuevo. Eso ya lo he hecho.

Diferentes posibilidades. Algo distinto.

Pruebas algo y no funciona. Prueba otra cosa. Siempre.

¿Cómo qué?

Tus amigos.

Oh, Dios, yo...

Ni siquiera se me ocurre pensar en contárselo a mis amigos.

Es que... ¿Por dónde empiezo?

¿Tenéis un minuto, tíos? Es algo sobre mi chico.

Veréis, guarda la pistola del psicópata del barrio

que dispara por la espalda a los críos que se ríen de sus zapatos.

Vamos... Qué vergüenza. No sé que pensarían.

Son tus amigos, ¿no? Sí, son mis colegas, claro.

¿Y no crees que se les puede contar todo a los amigos?

Sí, supongo que se puede. Pues confía en ellos.

Devuélvele la jugada.

Puedes dejar la pistola en su casa y llamar a la policía.

Ya, pero... No. ¿Y por qué no?

Porque van a ir a por mí, joder.

La única solución para esto es llamar a la policía.

Eso es imposible. Hay una pistola en tu casa.

-Dejad de comportaros como una pandilla de matones, joder.

-Aquí está.

-¿Todo bien, Meatballs?

¿Cómo estás, tío? Psicópatas.

-Otro libro.

-Se la suda todo. -Ya lo sabemos.

-¿Es el último estudio de Stanford sobre el tema?

-No se puede razonar ni negociar con ellos. ¿Está claro?

Solo puedes joderles vivos. Acojónales.

Hay que hacerles pensar: "Esto no merece la pena, joder".

-Son una banda de matones, ¿no? Matones.

Quiero decir, que tienen músculos hasta en el culo, ¿no?

Y tienen armas... y bates de béisbol y...

-No quiero seguir participando en esta charla de matones.

¿Queréis algo de beber? Voy a pedir.

Sí, una ronda. ¿Cerveza?

Yo repito. Vale, ¿y tú?

Bueno, le diré que queréis lo mismo. Gracias, Eric.

-Insisto en que hay que llamar a la policía.

¡Steve! ¿Me pones una ronda, por favor?

¿Lo de siempre? Sí, lo de siempre, por favor.

Eric... ¿Qué cojones haces aquí?

El que siembra vientos recoge tempestades.

¿Qué?

El que siembra vientos recoge tempestades.

Vientos... tempestades... Sí.

Si son más rápidos que tú..., no intentes adelantarles.

Si son más altos..., no intentes saltar más que ellos.

¿Vale?

Si son buenos por la izquierda, vas por la derecha.

¿Comprendes? Sí, sí.

Bien. Pero no siempre.

Para sorprenderles, primero tienes que sorprenderte a ti mismo.

¿Vale? Sí, sí, sí.

Bien. Sí.

Joder, claro.

Aquí están tus bebidas.

Vale, sí, gracias.

Oye, deja el resto en la barra con mis cuentas.

Vale, gracias. A ti, tío. Joder, claro.

Que voy, que voy. Qué bien, qué bien.

Id cogiendo. ¿Está todo aquí? Sí, sí, sí. Pillad.

Esta lager... -No, la tuya es esta.

-Es verdad. -Toma.

Escuchad.

¿Qué... Qué le da miedo a ese tío?

¿Qué es lo que le da miedo? No sé, los gánsters, otros gánsters.

-La policía. No.

Su abuelita. No.

Dale una paliza de la hostia y aún así sonreirá solo para joderte.

-Los sindicatos. No.

Vamos, ¿qué? -Danos una pista.

Perder prestigio. Le acojona perder prestigio.

Pensadlo bien.

Un niñato como ese hijo puta. Es lo que yo decía.

-Si damos con la manera de avergonzarle...

-Su psique. Su psique. -Dejarle en evidencia.

Algo así. Joder...

YouTube. ¿Qué?

¡YouTube! ¿Qué cojones es eso?

¿Un potingue para el pelo? No, YouTube.

No, tiene razón, tiene razón. YouTube.

¿Cuándo es el próximo partido fuera de casa?

Eh...

(Música)

Bien, allá vamos. Es la A580 de East Lancs que lleva a Worsley Road.

Cógela...

hacia la A572. Hora estimada de llegada las 12:00.

Cambio. ¿Me habéis oído?

¿Estás ahí, Meatballs?

-"Estoy echando una cabezadita".

-¿Dónde estás, Travis? He perdido contacto contigo.

¿Dónde estás, tío? -"Pues dónde voy a estar".

-Meatballs, ¿dónde estás, joder?

La vamos a cagar. Todo está planeado.

¿Y el autocar número dos? -Ahí, gilipollas. Está ahí.

(Gritos)

¿Qué está pasando?

Es un infierno. ¡Los putos yanquis en Baghdag, Spleen!

-¿Qué coño está pasando allí?

¿Qué hacéis?

Dile que vaya más despacio. ¿Qué hacéis?

¡Conductor, más rápido, joder!

-¿Por qué no te sientas de una puta vez, tío?

-"Tranquilo, colega. Estamos a vuestro lado".

-Vale, tíos, seguid el convoy.

A ver, dejad de tocar los cojones. Ya sabéis lo que tenemos que hacer.

Tenemos 45 minutos y no queremos perdernos nada, ¿verdad?

¿Estamos listos? (GRITAN) -¡Sí!

¿Estamos preparados? (GRITAN) -¡Sí!

¡Operación Cantona! (TODOS GRITAN)

(Canticos en inglés)

Eh, un momento. El puto perro.

¿Es muy grande? Grande que te cagas.

Grande que te cagas... Deberíamos haber traído una chuleta.

Dame las salchichas.

(SILBA)

Eh, chico.

(Ladridos)

Venga, cógelo. Cógelo, cógelo, cógelo.

¡Joder, sí que es enorme! Calla, calla.

Bien, pedazo de idiota. Échale... Échale comida.

Vamos... Joder.

Venga, me va a arrancar la mano. Aquí, aquí.

Venga, venga. Coge a ese cabrón. Que se escapa...

Eso es, cogedlo.

Ya está.

Callaos, callaos.

Cartero. Entrega especial.

Vamos...

Joder, Sonny, sujeta bien al perro.

Muchachos...

Operación Cantona.

A divertirse.

(Ladridos)

¡No os cortéis!

(Ladridos)

"¡Vamos!".

"¿Es aquí?". -"Sí, ya hemos llegado".

-¿Pero qué cojones está pasando aquí?

¡Eh!

¡Tú!

"¡Vamos, pringado, sal!".

Avisa a Fenner. -¡Fenner!

-¡Fenner, joder, levántate! -¡Fenner!

-¿Y el perro? -Eh, eh... ¿Por qué gritas?

-¡Mira por la puta ventana! -¿Y el teléfono?

¿Dónde está? -¡Fenner, llama a Buzz!

-¡Fenner! -¿Por qué gritáis todos?

-¿Qué coño está pasando?

-¿Qué, qué, qué?

-¿Qué pasa aquí? ¡Bajaos del puto coche!

Coge el bate, hostias. ¡Eh! Mira por la ventana.

¡Alejados del coche! ¡Eh!

-¿Quién quiere probar mi bate? ¡Vamos! ¿Quién quiere probarlo?

¿Qué estáis haciendo aquí? Os voy a reventar la cabeza.

-Tú, deja de gritar. -Vamos, capullo, vamos.

¡Baja la puta cámara o te mato, cabrón!

-Vas a matarnos a todos, ¿eh?

-Primero te daré a ti, gordo cabrón, y después a este maricón de aquí.

-¿Reconoces esto? -¿Qué mierda?

-Claro que sí. Es tuya. ¿Eh? -Joder... ¿Qué cojones...?

No decís más que chorradas todos vosotros. Venid aquí, cabrones.

-Vale, chicos. Fuego.

¡Fuego! -¿Qué coño hacéis?

¡Toma esto! -Que os jodan.

-Dais pena, joder. -Que os den por el culo.

-Ya está.

Fuera de mi casa. -Vamos, chicos, entrad ahí.

(Gritos)

-¡No os acerquéis! Venid si tenéis cojones.

¡Para ya con la puta cámara! -¿Te suena ahora? ¿Lo reconoces?

-Es una puta pistola. ¿Qué quieres? ¿Qué cojones quieres?

-¿Reconoces que es tuya?

-Es una puta pistola. Hay cientos como esa.

-Es chula de cojones. Chula de cojones.

-¿Reconoces que es tuya? -Que te follen.

-Admítelo de una vez. -Déjame. No. Es una pistola.

No, no la he visto en mi puta vida. Anda y que te follen.

Me cago en la puta. ¡Déjalo ya!

-¿Admites que es tuya? -Que te follen.

-Vamos, chicos.

¡A decorar!

-¡Me cago en la puta, joder! -Admite que es tuya. Admítelo.

-Hazlo ya. Reconócelo.

(Música, gritos)

Vale, chicos. Alto el fuego.

¡Eh! Parad, parad.

Eh, a ver, chicos. Esto es un juicio. Echaos atrás.

-Cabronazo. -¿Qué?

-Vale, gordo de los cojones, la he visto antes.

-¿Y? -Está bien, tú ganas.

-¿Habéis oído, chicos? -¡Sí!

-Señoras y señores,

ante sus ojos

voy a coger esta puta pistola y voy a hacerla pedazos.

-Eh, sobre las baldosas no. Son italianas.

-¡Eh, son italianas! -Sí.

-Puto imbécil.

Cabrón de mierda.

¡Para de una puta vez!

¡Eso es! ¡Más fuerte!

¡Sí! -¡Dale!

-Y a esa familia ni te acerques.

No les mires. No les hables.

Ni siquiera pienses en ellos.

¿Sabes qué pasará si lo haces?

Vamos, capullo. Pensé que leías el futuro.

Bien, yo te leeré el futuro. ¿Vale?

Volveremos por aquí con 10 autocares cargados hasta arriba

y echaremos la casa abajo ladrillo a ladrillo. ¿Eh?

Y esta peliculita que has protagonizado con tu colega...

(RÍEN)

...una sola palabra a Ryan y estará en "BlueTube".

Es YouTube. Se llama YouTube.

¡Vale, lo que sea!

Tú saldrás ahí posando con ese paquetito de nenaza

junto al gilipollas de tu amigo

y todo el mundo se reirá de tu pilila roja.

(RÍEN)

Eso te gusta, ¿verdad? ¿Eh?

Y si intentas escapar... a algo un agujero de Blackpool

o alguna madriguera de las Hébridas exteriores...

te encontraremos.

¡Yo te encontraré! ¿Y sabes por qué?

¡Porque soy un puto cartero!

(Aplausos)

(Canticos)

Tío, de verdad, sido la leche. Esto no lo olvidarán.

Les hemos dejado acojonados.

-Buen trabajo, chicos.

Vámonos al partido y a comprar unas cervezas.

-¿Todo bien, chicos? Qué pasada.

Oye, Eric...

Muchísimas gracias por todo lo que has hecho, tío.

De verdad. Tú me entiendes.

Podría haber hecho cualquier locura, pero tú lo has arreglado todo y...

No es nada. De verdad, de verdad que lo siento.

Está bien, Ryan, está bien. Ya no tendremos más problemas.

Gracias, Eric. De nada, hijo, de nada. De verdad.

En serio... Arreglado. ¿Has hablado con Lily?

No, no me devuelve las llamadas Habla con ella.

Dile... Tú dile lo que ha pasado y seguro que lo entenderá.

Se acabó. Se ha hartado. Además, no la culpo.

Pero no creo que se haya hartado.

Mira, si supiera lo que has hecho para ayudarme...

Eh, os estamos esperando. ¡Llámala!

Sí, sí, sí... Llámala o algo, papá.

Lo haré, lo haré.

Vamos, Cantona, que te duermes, idiota.

No habrás robado nada, ¿eh?

Venga, o nos perderemos el partido.

(Música)

"¡Eh, chicos, somos los mejores!".

Está bien este sitio. Sí...

Hola, ¿qué tal? Bien, ¿y vosotros?

Bien. Oye, no te preocupes, no pasa nada.

Solo queríamos hablar contigo un momento, si no te importa.

Solo un segundo. Está bien, aquí mismo.

Sentaos. ¿Estás muy ocupada?

Sí, tengo mucho trabajo que hacer. Vale, iré al grano...

Hemos venido para explicarte lo que ocurrió de verdad

el día que viniste a nuestra casa. El tema es que...

(Risas, aplausos)

Estoy orgulloso de ti. -¡Papá!

Y yo estoy orgulloso, hija. Y por Daisy también.

Gracias.

Ven, Sam. Los hooligans a los extremos.

-Ven aquí. -Vale, colega.

-¿Y yo dónde me pongo? -Ponte por donde puedas.

¿Ya? Nada de coñas ahí detrás, ¿vale?

Venga, vamos. Es para hoy. Tiene que estar en modo retrato.

Vamos, dispara. Sé lo que me hago.

He hecho un cursillo. -Venga, anda.

-Ya está. Sam y Daisy, vamos.

Sam y Daisy. Vamos, vamos, vamos. ¿Dónde está Jess?

Jess, coge esto, guárdalo. Vamos...

Qué guapa está, ¿verdad?

Me alegro mucho por ella.

Gracias por llamar.

Me ha hecho mucho más fácil lo de hoy.

Es que me daba tanta vergüenza después de lo que ocurrió en casa...

Te juro que no sé qué habría hecho yo, Eric.

Le echaste coraje, lo reconozco.

Y los chicos, por cierto, te quieren con locura.

Sam también.

Algo tienes que haber hecho bien, ¿no?

Quiero sacar una foto a mis padres. Mamá, papá, venid aquí.

Os toca. No... No, déjalo.

Vamos, mamá, quiero una foto vuestra. Vamos...

Vamos. Estamos guapos. ¿Cómo nos ponemos?

En el medio. ¿Aquí?

Oye, papá, ¿qué coño llevas en los pies?

Mis zapatos de gamuza azul. (RÍEN)

¿Creías que no me iba a dar cuenta? Estás loco.

¿Loco? ¿"Moi"?

(Música)

Cuando las gaviotas...

siguen al barco...

es porque creen

que se van a lanzar sardinas al mar.

Muchísimas gracias.

(Música créditos)

Versión española - Buscando a Eric

11 feb 2018

Eric Bishop, un cartero de Manchester y fanático del fútbol, vive agobiado, no tiene tiempo para él. Además de cuidar de sus dos hijastros adolescentes, que pasan de él, ahora su hija le pide que durante unas horas se ocupe de su bebé. Desesperado, pide consejo a su ídolo, a Eric Cantona.

Contenido disponible hasta el 26 de febrero de 2018

ver más sobre "Versión española - Buscando a Eric" ver menos sobre "Versión española - Buscando a Eric"
Programas completos (57)
Clips

Los últimos 777 programas de Versión española

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos